Venezuela

Internet en Cuba sigue siendo uno de los más caros del mundo

Posted on

cable-fibraoptica-rutaLa población cubana no cuenta con el acceso deseado a internet. La instalación de un cable submarino de fibra óptica entre la isla y Venezuela no logró resolver el problema. El acceso a la red en Cuba sigue siendo uno de los más caros del mundo.

Marin Mizuno, empresario nipón que vive en Cuba por razones de trabajo, tiene que explicar a sus colegas y amigos por qué casi siempre está ‘offline’. “Aquí por la calle no hay internet. De los pocos que tienen internet, lo tienen en el centro de trabajo o algún lugar específico. Y no hay Skype, no hay video. Lo que hay es un correo lento y eso. Entonces le tengo que explicar, ¿no? ‘Mira, yo estoy aquí, no es como allá, hay muchos problemas'”, dice Mizuno.

A pesar del alto precio del servicio (entre 6 y 14 dólares por hora, un coste casi prohibitivo para los cubanos), la calidad de la conectividad a la red en el país es extremadamente baja. Las capacidades del país entero en el área de internet son comparables con las de un gran cibercafé de una capital europea. Cuba dispone de un ancho de banda mínimo de tan solo unos 320 megabits por segundo por vía satelital. Incluso en los locales mejor equipados, bajar un video es totalmente imposible y abrir una foto puede suponer unos 15 minutos o más.

El cable submarino de fibra óptica tendido desde Venezuela en 2011 tenía que convertirse en la principal arteria de comunicaciones en la isla, aumentando en 3.000 veces la velocidad del tráfico de internet. Sin embargo, hasta ahora los internautas cubanos no han podido disfrutar del anhelado alivio. Las autoridades afirman que lo más difícil y costoso, que es el fomento de la infraestructura de comunicaciones en la nación antillana, está por delante.

“Será necesario ejecutar inversiones en la infraestructura interna de telecomunicaciones y aumentar los recursos en divisas destinados a pagar el tráfico de internet con el propósito de lograr el crecimiento paulatino de un servicio que brindamos hoy en su mayoría gratuitamente y con objetivos sociales”, según lo comunicó en enero de 2013 la estatal Empresa de Telecomunicaciones de Cuba S.A. (Etecsa). Desde entonces, no hubo más noticias.

Los llamados disidentes cubanos y políticos estadounidenses suelen responsabilizar al Gobierno cubano de limitar el acceso de los ciudadanos a la red. Sin embargo, especialistas cubanos, a su vez, afirman que es Washington quien desde hace tiempo bloquea la navegación de los isleños por el ciberespacio.

“El origen del problema de la conexión en Cuba tiene que ver con las relaciones Cuba- EE.UU. Washington se negó a darle la conexión a internet. Cuba fue uno de los últimos países que se enlazó en el año 96 a la red porque era una prohibición expresa del Gobierno norteamericano. Cuando se le da el permiso a Cuba, es con una gran “percha política”, con grandes limitaciones”, detalla Rosa Miriam Elizalde, editora de la página web de noticias Cubadebate.

Mientras tanto, los lugareños tratan de saciar su sed informativa con los instrumentos que les son accesibles de momento. Por ejemplo, la enciclopedia Ecured, muy reconocida hoy en la isla, que contiene miles de artículos sobre todo tipo de asuntos, lanzó en 2013 su versión digital para teléfonos móviles. “Nosotros nos dimos a la tarea de realizar una versión portátil de enciclopedia para que aquellas personas que no tenían acceso al sector cubano de internet pudieran también consultar la enciclopedia sin necesidad de estar conectados a la red nacional”, cuenta Ruslán, uno de los coordinadores de Ecured.

Texto completo en: http://actualidad.rt.com/sociedad/view/92959-internet-cuba-lujo-eeuu

 

 

Anuncios

Perdimos nuestro mejor amigo

Posted on

Hugo Chávez durante una conferencia en Miraflores, el 14 de mayo de 2004.  Foto: AP

“Ni siquiera él mismo sospechaba cuán grande era”, afirma Fidel en este artículo. En la imagen, el Presidente Hugo Chávez durante una conferencia de prensa en Miraflores, el 14 de mayo de 2004. Foto: AP

El 5 de marzo, en horas de la tarde, falleció el mejor amigo que tuvo el pueblo cubano a lo largo de su historia. Una llamada por vía satelital comunicó la amarga noticia. El significado de la frase empleada era inconfundible. Aunque conocíamos el estado crítico de su salud, la noticia nos golpeó con fuerza. Recordaba las veces que bromeó conmigo diciendo que cuando ambos concluyéramos nuestra tarea revolucionaria, me invitaría a pasear por el río Arauca en territorio venezolano, que le hacía recordar el descanso que nunca tuvo.

Nos cabe el honor de haber compartido con el líder bolivariano los mismos ideales de justicia social y de apoyo a los explotados. Los pobres son los pobres en cualquier parte del mundo.

“Déme Venezuela en qué servirla: ella tiene en mí un hijo.”, proclamó el Héroe Nacional y Apóstol de nuestra independencia, José Martí, un viajero que sin limpiarse el polvo del camino, preguntó donde estaba la estatua de Bolívar.

Martí conoció el monstruo porque vivió en sus entrañas. ¿Es posible ignorar las profundas palabras que vertió en carta inconclusa a su amigo Manuel Mercado víspera de su caída en combate?: “…ya estoy todos los días en peligro de dar mi vida por mi país, y por mi deber —puesto que lo entiendo y tengo ánimos con que realizarlo— de impedir a tiempo con la independencia de Cuba que se extiendan por las Antillas los Estados Unidos y caigan, con esa fuerza más, sobre nuestras tierras de América. Cuanto hice hasta hoy, y haré, es para eso. En silencio ha tenido que ser, y como indirectamente, porque hay cosas que para lograrlas han de andar ocultas…”.

Habían transcurrido entonces 66 años desde que el Libertador Simón Bolívar escribió: “…los Estados Unidos parecen destinados por la Providencia para plagar la América de miserias a nombre de la Libertad”.

El 23 de enero de 1959, 22 días después del triunfo revolucionario en Cuba, visité Venezuela para agradecer a su pueblo, y al gobierno que asumió el poder tras la dictadura de Pérez Jiménez, el envío de 150 fusiles a fines de 1958. Dije entonces:

“…Venezuela es la patria de El Libertador, donde se concibió la idea de la unión de los pueblos de América. Luego, Venezuela debe ser el país líder de la unión de los pueblos de América; los cubanos respaldamos a nuestros hermanos de Venezuela.

“He hablado de estas ideas no porque me mueva ninguna ambición de tipo personal, ni siquiera ambición de gloria, porque, al fin y al cabo, la ambición de gloria no deja de ser una vanidad, y como dijo Martí: ‘Toda la gloria del mundo cabe en un grano de maíz.’”

“Así que, por tanto, al venir a hablarle así al pueblo de Venezuela, lo hago pensando honradamente y hondamente, que si queremos salvar a la América, si queremos salvar la libertad de cada una de nuestras sociedades, que, al fin y al cabo, son parte de una gran sociedad, que es la sociedad de Latinoamérica; si es que queremos salvar la revolución de Cuba, la revolución de Venezuela y la revolución de todos los países de nuestro continente, tenemos que acercarnos y tenemos que respaldarnos sólidamente, porque solos y divididos fracasamos.”

¡Eso dije aquel día y hoy, 54 años después, lo ratifico!

Debo solo incluir en aquella lista a los demás pueblos del mundo que durante más de medio siglo han sido víctimas de la explotación y el saqueo. Esa fue la lucha de Hugo Chávez.

Ni siquiera él mismo sospechaba cuán grande era.

¡Hasta la victoria siempre, inolvidable amigo!

Fidel Castro Ruz

Marzo 11 de 2013

12 y 35 a.m.

 

EMOTIVA CRÓNICA PERSONAL DE CRISTINA SOBRE LA DESPEDIDA A SU AMIGO CHÁVEZ

Posted on

 

 

“Tango 01. El martes pasado ni bien me avisaron lo de Hugo decidí viajar de inmediato a Caracas. Florencia me acompaña. No podía esperar. Infinita tristeza: nuestro compañero, el amigo de Argentina, había emprendido la partida. Al menos, eso creí. Llama Evo, pregunta cuando viajo: ¡ya! Le noto la voz muy triste. Llama Pepe, pregunta si vamos juntos. Claro. Viene con su compañera Lucía. Llegamos miércoles a la madrugada. Elías Jaua, canciller venezolano, me avisa que a las 11hs. saldrá el cortejo… desde el hospital rumbo a la Academia Militar, a la que piensan arribar a las 16hs. SU ACADEMIA. Allí donde una vez cenamos en la Cumbre de países africanos y la Celac. El acto protocolar para Presidentes será el viernes. Le aviso que en esta ocasión lo mío no es protocolar y me iré el jueves. No vine a despedir un Presidente, sino a un compañero y a un amigo. El mejor amigo que tuvo la Argentina cuando todos le soltaron la mano. Le guste a quien le guste. Pepe me dijo en el avión, cuando viajábamos, que no recordaba en la historia un gobernante tan generoso.
Miércoles al mediodía. Veo a Evo acompañando a Hugo, Nicolás y todo el Gobierno en medio de una marea roja y tricolor. ¡Cómo me gustaría estar ahí! No puedo: el calor, mi hipotensión crónica y el médico me lo prohíben. No aguanto más en el hotel, voy a esperarlo a la Academia. Luego de horas finalmente llega. En la entrada, un tumulto indescriptible. Pido permiso a los soldados y subimos con mi hija a un banco de madera para verlo llegar. Cuánto dolor. Siento que me alcanzan otros momentos. Cuando hacemos con Evo, Pepe y Lucía la primera Guardia de Honor del Féretro, no lo miro. Sólo quiero recordarlo vivo. Porque está vivo. Lo compruebo definitivamente el jueves por la mañana. Cuando miles y miles comienzan a acercarse a la capilla ardiente. Niños, mujeres, hombres, jóvenes, ancianos, discapacitados, soldados, trabajadores, médicos, docentes, familias. SU VENEZUELA. Algunos lloran, lo saludan, muchos se cuadran, gritan que nunca morirá. Estoy allí, frente a ellos, me saludan con el puño sobre el corazón o con un beso, me llaman por mi nombre, me extienden su mano. No se necesita más para entenderse, hay un código en común. Hombres como Chávez no se mueren nunca. Vive y vivirá en cada venezolano y venezolana que dejó de ser invisible y se tornó protagonista. Este hombre les abrió la cabeza. Ya nadie se las podrá cerrar, jamás. Antes de partir me acerco y sin mirarlo toco la bandera que está sobre el féretro. Me despido, por ahora. Nicolás Maduro y Cilia, su mujer, me acompañan hasta la puerta de la Academia. Miles y miles de hombres y mujeres que saludan. Otra vez la marea roja y tricolor que grita: ¡Queremos ver a Chávez! Repiten una y otra vez. ¿No les dije? Chávez está Vivo. Para siempre.”

 

 

 

Fuente: Facebook.

 

 

 

Los cojones de Chávez

Posted on

 

Por: NegraCubana

 

 

Estaba frente al televisor aquel sábado que Chávez nos hizo saber de la recidiva del cáncer. Eran más de las 10 de la noche y ponían en la TV cubana la película del sábado, espacio habitual que buena parte de la población espera. Por la interrupción del filme supuse que se trataba de una noticia demasiado importante como para limitar momentáneamente el disfrute de quienes consumen dicho espacio.
Ahí estaba Chávez, cojones en mano (no encuentro otro modo de decirlo), explicándonos sobre su estado de salud. Pero lo que ahorita mismo me hace erizar, es la transparencia y valentía con que este hombre declaró, sin hacerlo, que se iba a morir. Aún en vida, entregó el mando del país a Nicolás Maduro. Por eso, no tengo duda, Chávez sabía que iba a morir.
Ibbaé  Comandante!

 

 

 

#Venezuela en el Segundo Taller.

Posted on

La Habana, 12 de febrero de 2013 (VP). -Un momento que captó la atención de los presentes y generó un debate enriquecedor en la primera sesión del Segundo Taller Internacional de Redes Sociales y Medios Alternativos fue el Panel Especial sobre las campañas mediáticas contra Venezuela.

Con una conducción de lujo, integrada por el diputado Darío Vivas, primer vicepresidente de la Asamblea Nacional, los comunicadores Tatiana Aular, Mario Silva, Pedro Carvajalino y el diputado Julio Chávez, presidente de la Comisión del Poder Popular y Medios de la Asamblea Nacional. protagonistas excepcionales del momento histórico que vive la República Bolivariana de Venezuela, expuso, entre otras ideas, que para el Comandante Hugo Chávez, la red social Twitter es una importante herramienta. De ahí que creara su cuenta @chavezcandanga, que hoy alcanza más de 4 millones de seguidores.

Los delegados venezolanos comentaron que no existe consorcio de los medios que no esté asociado a los grandes centros de poder. Quedó demostrado que la población venezolana ha cambiado y los medios opositores han perdido credibilidad porque el pueblo es mayoría. El panel recalcó el concepto que Chávez ha llamado “Guerra de Cuarta Generación”, donde las armas son los medios y su objetivo único son los pueblos.

Conocimos de primera mano cómo en Venezuela se creó una estrategia de comunicación para articular las redes sociales y la estrategia de los movimientos sociales. La llaman “guerrilla comunicacional” para enfrentar a la derecha en sus mismos espacios, con la mayéutica y la confrontación directa con los sectores de la derecha. Los representantes reconocieron que precisan de “más realismo mágico y rebelión creativa”. Venezuela avanza hacia la soberanía tecnológica, la democratización de las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones y ha reducido la brecha digital.

Con franqueza resonante pudo escucharse juicios tales como que “la izquierda habla muy bonito pero aburre”, y se acotó: “excepto Chávez que llegó directo a la masa y no aburre”.

Percy Alvarado Godoy, delegado de Guatemala presente en el evento, propuso dar un voto a favor de la salud del Comandante Hugo Rafael Chávez Frías y enviar una muestra de solidaridad a la dirección de la Revolución bolivariana y a su pueblo, además de condenar la campaña de comunicación contra Venezuela.

A este ritmo el II Taller Internacional de Redes Sociales y Medios Alternativos continuará sesionando hasta el 13 de febrero de 2013. Nuestra red de blogueros y twitteros se mantiene activa utilizando la etiqueta #conCubaenred, asociada al usuario @ventanapolitica.

 

Se comieron el cable…

Posted on

 

 

Por Luis Ernesto Ruiz Martínez.

Una de las cosas más difíciles en este mundo es caerle atrás a un rumor o a la fuente que lo generó. Por eso mejor ni intentarlo y limitarnos a ofrecer nuestros puntos de vista, aunque la mayoría de las veces implica desmentir o aclarar falsos argumentos. Ayer parecía que volvía a salir a flote el “cable de la discordia” luego de las revelaciones de renesys.com que dieron lugar a la nota que muchos publicamos. Leyendo ese artículo encontré los comentarios que enseguida saltaron sobre el tema y que evidencian desconocimiento de la realidad cubana.

 

No acostumbro a dar respuesta a cuanto argumento ofensivo contra la isla navega por Internet, pero siempre que puedo aporto mis opiniones cuando de acceso a Internet se trata, porque me toca bien de cerca ese problema. Para muchos en el mundo el gobierno cubano es el “culpable” de que nosotros no tengamos un mejor acceso a la red de redes, ignorando fuentes norteamericanas que confirman la negativa de Washington a que Cuba se conecte a la infinidad de cables de fibra óptica que nos rodean. Claro, es más “rentable” acusar al gobierno de los Castro de opresor, antidemocrático y de violador de los derechos de los cubanos.

Esta es una de las recurrencias en los comentarios que sobre el particular se ofrecen a diario cuando el tema de Internet o el famoso cable Cuba-Venezuela salen a relucir. La otra gran mentira que aparece en los comentarios emitidos en la nota de renesysk es sobre los beneficiaros del servicio de Internet en la isla. Se lee textualmente: “it seems to be an improvement on Cuban Internet provider Services, switching from an unstable and low speed satellite internet connection, into submarine wire connection. but the ironic of this is, in cuba the internet is for tourist use only. is not a benefit for all the cubans living in the island”. Les ayudo. Para ese comentarista es una ironía que se produzca la transferencia de tráfico de satélite al cable cuando en Cuba el servicio de Internet es “solo para uso de los turistas”.

Esto merece un comentario bien personal. Mis colegas de la universidad aplaudirán este argumento que sigue pues saben que soy un crítico ferviente de los problemas de conectividad que enfrentamos en todas las universidades cubanas. Es verdad que existen problemas de configuración dentro de la isla para favorecer un uso más racional del servicio de navegación, pero de ahí a decir que es “exclusivo de turistas” es una MENTIRA como un rascacielos. A esto me he referido en anteriores post y aprovecho para reiterarlo.

En Cuba, bloqueda, con limitaciones financieras y materiales, con infinidad de trámites burocráticos, funcionarios (a diferentes niveles) que no tienen una visión clara del problema y muchos otros etcétera, seguimos apostando por el uso social de Internet como fuente de información y enriquecimiento espiritual y profesional. Puedo dar fe de ello por la cantidad de computadoras que en el sector de la educación tienen posibilidades de acceso. Es muy cierto que las condiciones tecnológicas del equipamiento y de la disponibilidad real de navegación se ven afectadas a diario, pero la voluntad política de mejorarlo no ha faltado.

Aspiro a mejores vientos en este año 2013 que promete muchos más cambios en Cuba. Estoy seguro que los vecinos del “norte revuelto y brutal” están mucho más preocupados por una presencia mayor de cubanos y cubanas conectados a Internet.

 

He dejado para el final una frase que leí en los comentarios que inspiraron estas letras: “The worst scenario for Castro is every people in the Cuban net accessing videos and info from the outside world”(El peor escenario para Castro es que cada persona en la red cubana acceda a videos e información desde el extranjero). A los que siguen creyendo ese cuento de hadas, les confirmo que cada día seremos más los que lo hacemos. Afortunadamente las fuentes de información de que disponemos se diversifican y tenemos mejores condiciones para comprender que el mundo “de afuera” está acabando con la esperanza.

 

 

(Tomado de Visión desde Cuba)

 

 

La historia de un cable contada por Cubadebate

Posted on Actualizado enn

 

Ruta del cable submarino

Por Arián Jesús Pérez Pérez

 

De niño escuché numerosos cuentos que siempre comenzaban “Había una vez”, o “Erase una vez…” De grande dejaron de gustarme los cuentos, tal vez porque a cada rato me querían “meter un cuento” y “esconderme la bola” con algunas materias o temas que despertaron mi interés. Confieso que siempre he sido un fanático de Cubadebate, y aunque algunos intentos ( y hechos) de censura hayan debilitado un poco mi fe, lo visito diariamente para enterarme sobre qué es lo que Cuba debate.

Entonces, sin divagar más, contemos la historia de un cable desde la perspectiva de Cubadebate, un sitio que define su postura como “Contra el Terrorismo Mediático”. Claro, no se trata de cualquier cable. Es uno que ha costado 70 millones y que mejoraría la conectividad de la isla la bobería de 3 000 veces. La primera referencia concreta me llega desde el artículo “El cable submarino Cuba-Venezuela: resumen de mentiras sobre Internet en el diario La Vanguardia”, del periodista y director de la webtv Cuba Información, José Manzaneda. En el mismo y según sus propias palabras, la periodista cubana Rosa Miriam Elizalde hace una brillante disección de los principales elementos de manipulación del texto de La Vanguardia. Los puntos son:

  1. Cuba no puede conectarse a la malla de fibra óptica submarina por virtud de las leyes injerencistas del bloqueo.
  2. El escaso ancho de banda satelital para todo el país, igual o inferior a un centro de trabajo en otro país, un hotel o un cibercafé, está decidido por los Estados Unidos.
  3. Cuba ha establecido como política el uso social y colectivo de Internet, priorizando las universidades, los centros culturales y de salud, los medios de prensa y los más de 600 Joven Club de Computación.
  4. Los precios de Internet para turistas en Europa son más caros que los de los hoteles de Cuba.
  5. El canal de fibra óptica que conectará Cuba y Venezuela es para Cuba una gran esperanza. Mejorará la calidad de la navegación en la Isla y, con el tiempo, dará la posibilidad de extender el servicio de Internet a los hogares cubanos.

Excelente. Concuerdo en todo con este artículo fechado el 12 de julio de 2007. Quiere decir que desde hace más de cinco años Cuba debate sobre el cablecito. Habla el informático, pero también el doctor, el panadero y el cuentapropista con un familiar cumpliendo misión internacionalista, o simplemente emigrado a otro país. Uno siempre quiere saber de la familia y esta noticia hace soñar con más facilidades de comunicación.

En septiembre Cubadebate vuelve a mencionar muy de pasada el cable, y Rosa Miriam Elizalde deja claro una vez más que Cuba no es enemiga de Internet y que por eso firmó un contrato con Venezuela para tender en próximos años un cable submarino de más de 500 kilómetros desde La Guaira hasta Santiago de Cuba. En realidad son más de mil 600 kilómetros, pero un borrón se le va al mejor escribano.

En octubre Cubadebate se hace eco de una información hecha pública por el Ministerio venezolano de Ciencia, Tecnología e Industrias Intermedias, en la que se da a conocer que el cronograma para el inicio del proyecto de cable submarino entre Venezuela y el Caribe se iniciaría el miércoles 14 de octubre. De acuerdo con la valoración venezolana se trata de una obra estratégica porque aumenta las capacidades del país suramericano en el manejo de tráfico internacional y de aterrizaje de cable en el país.

Según la institución, el cable atravesaría 1 630 kilómetros entre la zona de Camurí, cercana al puerto de La Guaira en el estado de Vargas, y la playa Siboney, a las afueras de Santiago de Cuba, para lo cual se hizo una inversión de 63,4 millones de dólares. El 14 de octubre un artículo titulado “Venezuela comienza hoy instalación del cable de fibra óptica con Cuba” hacía pensar que la cosa marchaba. Se estimaba para 2011 la puesta en funcionamiento del cable.

El día 30 Rogelio Polanco, embajador cubano en Venezuela, decía que Cuba se beneficiaría por el acceso con menos costo a Internet y al servicio de telecomunicaciones. Un día más tarde el vicepresidente de la empresa mixta Telecomunicaciones Gran Caribe S.A., Waldo Reboredo aseguró que la puesta en funcionamiento del cable submarino sería el primer paso en la búsqueda de la independencia en las comunicaciones de la región con respecto a Washington. Según el artículo, que tomaba como fuente a Prensa Latina, “fuentes oficiales” afirmaron que el cable estaría operativo en el primer trimestre de 2011 con el propósito de avanzar hacia la independencia tecnológica latinoamericana. Recuerden, afirmaron.

Ya el 7 de enero de 2010 el cubano de a pie quizás podría sospechar que no todo es color de rosa. Haciéndose eco una vez más de la noticia, Cubadebate citaba las declaraciones hechas a Juventud Rebelde por Ramón Linares Torres, viceministro primero del MIC, quien explicó que:

Si bien fórmulas como el tendido del cable de fibra óptica entre Venezuela y Cuba, como parte de los acuerdos derivados de la Alternativa Bolivariana para los Pueblos de nuestra América (ALBA), cuando entre en funcionamiento proporcionará una mayor calidad en las infocomunicaciones, no significará necesariamente una extensión de las mismas.

Linares Torres no continuó ocupando su cargo a partir de agosto de 2011.

El 27 de mayo de 2010 nos enterábamos de que el barco Ridley Thomas había llegado al puerto de Santiago de Cuba para continuar un sondeo encaminado a definir con exactitud la ruta del cable submarino. El 8 de octubre el viceministro cubano de Informática y Comunicaciones, Alberto Rodríguez anunciaba que comenzaría a funcionar en julio de 2011 con el objetivo de lograr mayores avances y multiplicar la rapidez en la calidad de los servicios de comunicación y se mejoraría el servicio de infocomunicaciones “para enfrentar los desarrollos futuros”.

Alberto Rodríguez no continuó ocupando su cargo a partir de agosto de 2011.

Días más tarde se anunciaba que el tendido del cable comenzaría en enero de 2011. Granma calificó al proyecto de Cuba y Venezuela como “integrador”, debido a su “especialización” y a “los elementos políticos y estratégicos que confluyen en él”. En ese sentido, el diario mencionó factores como las aguas territoriales, el bloqueo económico y comercial que desde el triunfo de la Revolución en 1959 Estados Unidos aplica Cuba y “la necesidad de quebrantar la histórica dependencia de ambos países en la esfera de las telecomunicaciones”.

El 11 de enero se aseguraba que en la ciudad de Santiago de Cuba se creaban las condiciones para recibir el cable y que en la playa santiaguera de Siboney, un grupo de técnicos intensificaba las labores para iniciar la instalación e infraestructura imprescindibles, incluido un centro de comunicaciones.

Un día más tarde, haciendo eco a Granma, el artículo decía textualmente:

Es una noticia que alegra en especial a Cuba y a otros países del Caribe y de Centroamérica que podrían, a partir de mediados de este mismo año, 2011, tener los beneficios de la utilización de ese cable en el sector de las telecomunicaciones, algo imprescindible en el mundo de hoy para un despegue económico y social.

El 18 de enero llegaba la fibra óptica a Venezuela para comenzar su instalación, el 22 se anunciaba el comienzo de la instalación. El 9 de febrero Wilfredo Morales, presidente de la Empresa de Telecomunicaciones Gran Caribe, anunció a Telesur que ya el cable había llegado hasta Santiago de Cuba. En el acto de oficialización de la llegada del cable submarino se encontraban el Comandante de la Revolución Ramiro Valdés Menéndez, Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Medardo Díaz, Ministro cubano de Informática y Comunicaciones y Manuel Fernández, Viceministro de Telecomunicaciones de la República Bolivariana de Venezuela.

El 8 de abril Rosa Miriam Elizalde responde a la siguiente pregunta (entre otras)

-Cuba ha sido blanco de esa política estadounidense de cara a internet ¿cómo mirar a la Revolución cubana ante la ciberguerra que se le hace?

Aquí un fragmento de su respuesta:

Cuba ha dado un paso muy esperanzador para el futuro de la Internet cubana: el cable submarino que nos une con Venezuela. Sabemos que el cable no es la solución mágica a nuestros problemas de conectividad, pero sí que mejorará las comunicaciones y que, al beneficiar a muchos, se cumplirá también en nuestro caso la regla consabida de que los valores en red se fortalecen.

Finito. Desde el 8 de abril de 2011, hace casi 21 meses, Cubadebate no habla de lo que realmente Cuba debate. ¿Donde está el cable? Sin embargo (y ojalá que un día sin bloqueo), algo se sabe. El 26 de mayo de 2012 Silvio Rodríguez, uno de los máximos exponentes de la Nueva Trova en Cuba, reproducía en su blog una entrada titulada “Cable óptico Venezuela-Cuba: ‘operativo’ pero no funciona”. En los subtítulos se puede leer: Estaba supuesto a multiplicar por 3 000 la velocidad de Internet en la Isla, pero de momento nadie en Cuba se ha dado cuenta.

El jueves 24 de mayo, el ministro venezolano de Ciencia, Jorge Arreaza, les había dicho a periodistas extranjeros en una conferencia de prensa efectuada en la sede del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación en Caracas, que el esperado cable submarino de fibra óptica que llevará Internet de alta velocidad a Cuba ya está operativo.

Dependerá del gobierno de Cuba para qué lo utiliza, ¿no? Por supuesto eso es un asunto soberano de ellos, pero sí sabemos que está en plena operación el cable submarino.

El ministro dio más detalles agregando:

Firmamos hace pocos meses todos los protocolos restantes, todas las medidas de seguridad necesarios con el gobierno de Cuba.

¿Cuántos medios en Cuba replicaron la noticia? Consultemos al oráculo de Google, quien rápidamente nos dirá que ningún medio oficial se hizo eco de la noticia. Seguro que el tema no es importante para los cubanos, por eso es que en cualquier huequito del .cu la gente aprovechó para meter la noticia, pero nunca hubo una noticia oficial.

Y yo, mirando desde adentro, me pregunto ¿para qué quiere Internet el cubano y por qué le preocupa tanto el cable?

Anteriormente mencionaba la necesidad imperiosa que tenemos de comunicarnos con nuestros semejantes. Aunque mucha gente mala en todo el mundo quiere hacerle cosas malas a Cuba, también hay mucha gente buena en Cuba con familiares por todo el mundo. Para nadie es un secreto que las tarifas de acceso a Internet en los lugares habilitados al efecto en Cuba, podrán ser más baratas que en Europa, pero aún así son demasiado caras para el pobre y agujereado bolsillo nacional. Aunque el que más o el que menos tiene un pariente “afuera”, como podría parafrasear Adalberto, no todos los de “afuera” tienen muchas posibilidades para enviar dinero a los de “adentro”, pero así y todo, siguen siendo familia.

En Cuba hemos formado a decenas de miles de personas en temas relacionados con la informática, desde los bebés que ya en el círculo pueden ver una computadora, hasta los ingenieros de la UCI pasando por los cursos de Joven Club. Todos en algún momento han oído hablar de Internet, incluso algunos han podido saborear su aguamiel de alguna manera, pero seamos claros, el mayor porciento de la población en Cuba solo tiene idea de qué pudiera ser Internet gracias a las series de TV. Esa amplia mayoría piensa en ella como un Santo Grial que todo lo sabe y que nunca se equivoca, aunque la práctica demuestra que esa visión no se acerca a la dura y cruel realidad.

El cable preocupa porque mucho se habló y ahora tal parece que se hundió. Las bolas corren y ya se sabe que las bolas nunca son la mejor opción para estar informados de algo, mucho menos sobre Cuba. Yo personalmente prefiero leer las cosas en Granma o Juventud Rebelde, me siento más tranquilo.

Y aunque Francisco Rodríguez, Jefe de información del semanario Trabajadores, convocó hace bastante a los blogueros que participaron en un encuentro de blogueros en Cuba, a tratar entre todos “de encontrar el cable submarino de fibra óptica, muy pocos se unen a la “tarea”. Mientras tanto, como dije una vez, ¿quién me tira un cable?

Por todas las razones arriba expuestas, tengo algunas preguntas, dudas que me vienen a la mente al leer Cubadebate y sobre los que TODA Cuba DEBATE:

  • Sí el cable ha costado casi 70 millones
  • Si mejoraría la conectividad 3000 veces
  • Si Cuba no puede conectarse a la malla de fibra óptica submarina por virtud de las leyes injerencistas del bloqueo.
  • Si Cuba ha establecido como política el uso social y colectivo de Internet, priorizando las universidades, los centros culturales y de salud, los medios de prensa y los más de 600 Joven Club de Computación.
  • Si el canal de fibra óptica que conectará Cuba y Venezuela es para Cuba una gran esperanza. Mejorará la calidad de la navegación en la Isla y, con el tiempo, dará la posibilidad de extender el servicio de Internet a los hogares cubanos.
  • Si el cable hace soñar con más facilidades de comunicación.
  • Si Cuba no es enemiga de Internet
  • Si el cable es una obra estratégica que beneficiaria a Cuba con el acceso con menos costo a Internet y al servicio de telecomunicaciones.
  • Si es el primer paso en la búsqueda de la independencia en las comunicaciones de la región con respecto a Washington.
  • Si “fuentes oficiales” afirmaron que el cable estaría operativo en el primer trimestre de 2011 para enfrentar los desarrollos futuros.
  • Si este proyecto es integrador, debido a su especialización y a los elementos políticos y estratégicos que confluyen en él.
  • Si sus beneficios permitirán algo imprescindible en el mundo de hoy para un despegue económico y social.
  • Si el 9 de febrero de 2011 el cable había llegado hasta Santiago de Cuba.
  • Si Cuba ha dado un paso muy esperanzador para el futuro de la Internet cubana: el cable submarino que nos une con Venezuela
  1. ¿Por qué Cubadebate nunca más ha mencionado el cable?
  2. ¿Por qué los revolucionarios cubanos debemos escuchar los chismes de corrupción y malos manejos que nos llegan a través de la contrarrevolución sin tener argumentos para rebatirlos?
  3. ¿Cuando nos enteraremos por “fuentes oficiales” que ha pasado?

 

Recuerden, el cable tiene una vida útil de 25 años. El tiempo corre.

 

 

(Tomado del Blog Desde Adentro de Cuba)