@twitturquino

Respuesta para Claudio, de Tremendo Explote: ¿Qué es Blogosfera Cuba?

Posted on

Por Rodolfo Romero Reyes

Después de mucho reflexionar, defiendo la idea de que Blogosfera Cuba es una comunidad. Aunque no convivimos, algunos ni nos conocemos y muchos no hacemos vida juntos, tenemos cosas en común. Es una comunidad que agrupa a diversos grupos (valga la redundancia) y también a otros blogueros y blogueras que andan por ahí, solitarios y andantes. ¿Cuántos grupos? No sabría. Algunos lo son por determinación geográfica: los de Granma, que se reunieron hace poco, los de Pinar del Río con Mary Perdigón a la cabeza… y otros trascienden el espacio fronterizo, como La guerrilla impulsada por Karina y su pelotón suicida. Todos ellos somos Blogosfera Cuba. Porque así nos conocen, porque así bautizamos una revista y porque un día así decidimos nombrarnos.

Cada grupo tiene su vida propia. Se reúnen, se leen, hacen cosas juntos, sin que nadie, más que ellos, decidan lo que tienen que hacer. A veces se mezclan e intercambian experiencias. Hay blogueros como Chiringa que pertenece al grupo de La Habana, pero también se siente parte de La Guerrilla. Hay otros que, a lo mejor, no se sienten parte de ninguno.

Entonces, tu pregunta, Claudio: ¿en qué fecha se fundó eso que -a lo mejor erróneamente pero con mucha pasión y sentido de la unidad- llamamos comunidad Blogosfera Cuba? No tiene una fecha fija porque las comunidades no se crean, no se fundan como los partidos. Surgen y se van organizando poco a poco, con discusiones, meteduras de patas, pero también con mucha pasión y mucho sacrificio. Me atrevería a decir que Blogosfera Cuba se conformó en un amplio periodo que incluye desde el primer Twitthab hasta la última guerrilla en Viñales o el encuentro de blogueros en Granma. Es cierto que 2013 fue un año importante para estos 169 miembros que voluntariamente se sumaron a un nombre porque allí creyeron encontrar unidad en su diversidad. ¿Por qué? Bueno, porque en 2013, el 10 de mayo, surgieron los perfiles en FB y Twitter, porque el 9 o el 10 de julio nació la revista y porque luego, en septiembre, tuvimos un sitio con extensión .ORG. ¿Cuál de las tres es LA FECHA? Ninguna. Fue un proceso acumulativo. Ahora, no está mal que escojamos un día para celebrar un cumpleaños. ¿Será mayo, julio, septiembre? A mí, en lo personal, me da lo mismo.

Eso sí, no creo que nadie deba verse como el fundador o la fundadora de la comunidad, como tampoco nadie debe autocalificarse como el creador de la revista, o del sitio. Tampoco existen coordinadores generales y siempre diré que es un error hablar en nombre de Blogosfera Cuba. La forma de mejorar la página en FB, el sitio o la revista, no es criticando desde afuera o salirse del proyecto grupal para querer brillar con luz propia. La solución está en meter las manos allí, en un espacio que, desde su creación, se dijo, sería de todos. Hagámoslo entonces.

Y si alguien por el título de este post pensó que este texto iría en torno a alguna polémica entre Claudio y yo, lamento decepcionarlo. Solo aproveché una pregunta que él hizo en Viñales. Claudio y yo somos CAUSA y estamos “jurados en el mismo charco”. Cuando eso ocurre, las discusiones no mancillan, al contrario, siempre enriquecen. Espero que después de tantas discusiones, aprendamos de Céspedes y Agramonte, salvando la distancia, y seamos capaces de ceder o de sumar. Y ojalá, cada uno de nosotros se lleve la revista al barrio, postee su post en el sitio web y comparta cosas en el grupo de Facebook. Quizás así nos sentiremos parte de un sueño colectivo que no nació en el Martin, ni en Turquino, ni en el Blogazo… nació el día que cada uno de nosotros decidió abrirse un blog para escribir sobre Cuba.

 

Fuente: Letra Joven.

Conversación con Bertha Mojena del blog “Apuntes desde Cuba”

Posted on

https://i2.wp.com/lh3.googleusercontent.com/-v9qOUGh5aM0/AAAAAAAAAAI/AAAAAAAAAMQ/ihgj5L-NgV8/s512-c/photo.jpg

Con Bertha, de “Apuntes desde Cuba”, hablamos sobre el nacimiento de Blogosfera Cuba, sobre su blog, sobre la participación de las mujeres en la blogosfera cubana, etc..

 Luisa Cuevas Raposo. Cuéntanos como nace Blogosfera Cuba.

Bertha Mojena. La comunidad Blogosfera Cuba surge inicialmente de un grupo de jóvenes que tenían acceso a internet, a las redes sociales y crearon sus propias plataformas personales para dar su visión de Cuba al mundo. Estos jóvenes tuvieron además inquietudes para conocerse desde el punto de vista personal y empezaron a realizar actividades fuera del ambiente virtual, en espacios sociales, públicos y en actividades en ámbitos sociales.
Quizá uno de los ejemplos más reciente fue el año antepasado el encuentro que se llamó el 1er Encuentro Nacional de Blogueros, en la Universidad de Matanzas, impulsado por el blog Joven Cuba, que son 3 jóvenes universitarios que lanzaron la idea de reunirse blogueros de todas las provincias del país o al menos una selección de quienes tuvieran interés en hacerlo.
Desde el punto de vista logístico no podían juntarlos a todos y la Universidad de Matanzas le dio el espacio para que se reunieran ahí durante 3 días. Compartieran, discutieran sobre la blogosfera cubana, sobre contenidos, cómo ayudarse en términos de acceso a internet, de programas informáticos, cómo mejorar las conexiones tecnológicas desde las que cada uno se conectaba y podía bloguear …
¿Qué les unía a todos esos jóvenes desde el punto de vista de los contenidos?, incluso desde el punto de vista ideológico. A todos les une, que es también el referente inicial de Blogosfera, les une Cuba, dar una visión de Cuba al mundo y no es la visión fuera del ámbito de los medios tradicionales de prensa, tanto cubanos, que quizás no abarcan a toda la sociedad cubana desde todas sus expectativas, desde todas las aristas, problemáticas, diversidad y heterogeneidad que es la sociedad cubana actual, que además es tan compleja de entender y que quizás se quedan un poco por debajo los medios tradicionales nuestros.
Y por otro lado los medios tradicionales extranjeros, los grandes medios de prensa que tanto tergiversan la realidad cubana, tanto la manipulan y tantas campañas mediáticas se hacen eco de ellas para generarlas desde el exterior.
De ahí surge una primera declaración de blogueros cubanos sobre estos temas, sobre lo que los unía. Y hubo también posiciones respecto al caso de los cinco cubanos prisioneros en EEUU, o respecto a determinadas exigencias al Ministerio de las Comunicaciones, o a determinadas entidades gubernamentales cubanas para dar mayor apoyo a este grupo de jóvenes que están hoy en la red y que tienen esa posibilidad desde el punto de vista tecnológico, de los contenidos, etc..
El ejemplo más reciente es en mayo de 2013 que nos reunimos en el Parque Villalón de La Habana un grupo grande ya de blogueros. Eso nos dio la posibilidad de ponernos rostro a las personas que solo nos conocemos desde el punto de vista virtual, de tener iniciativas, lo mismo se canta con una guitarra que se toma ron, que se canta trova cubana, … y nos damos cuenta de cuantas cosas nos unen.
De ahí salimos hasta el Malecón o vamos a Copelia a tomar helados y hacemos muchas cosas también en el ámbito social.
Lo más interesante de este grupo es que ese primer paso para lo que luego fue en términos virtuales la comunidad Blogosfera Cuba, que ya tiene más de 160 blogs hoy, nos dio la posibilidad de darnos cuenta que podemos estar reunidas personas de muchas edades, de profesiones diferentes, de formas de pensar no siempre en la misma línea o no al menos con la misma profundidad de conocimiento respecto a determinados temas, pero que seamos capaces de establecer entre todos un diálogo, un intercambio profundo de criterios, un intercambio respetuoso.
Y también de dar al mundo esa diversidad que cada uno ofrece desde su posición, desde profesión, desde lugar donde vive, que procedemos de muchos lugares de Cuba aunque hay un grupo grande en la capital del país, esa visión de la Cuba que queremos, de la Cuba que construimos y de la Cuba que queremos que sea mejor para el futuro, para nuestros hijos, …

LCR. ¿Y piensas que vuestras opiniones tienen alguna influencia?

BM. Si, es también una manera de incidir en determinadas organizaciones del país desde el punto de vista gubernamental, estatal, de establecer un diálogo con la política, con la economía del país. De tratar de mover determinados debates que en estos medios tradicionales no se mueven por falta de espacios, no solo virtuales o físicos en los periódicos sino incluso físicos desde el punto de vista social. Y generar un debate que mucho le hace falta a nuestra sociedad y no solo a Cuba, creo que al mundo actual en que vivimos tan complejo.
Ese es el objetivo de Blogosfera Cuba. Creo que es un objetivo muy noble, porque es que los pocos que estamos desde Cuba en la red, lo aprovechemos en función de construir ese futuro mejor para todos.

LCR. ¿Y como superáis los problemas de conectividad?.

BM. Efectivamente una de las limitaciones que todavía tenemos, hay sectores en el país que están priorizados y en Blogosfera Cuba creo que tenemos un reflejo de eso. Por ejemplo tenemos un grupo grande de periodistas ya sea periodistas de mayor experiencia, jóvenes recién graduados o estudiantes de periodismo.
Hay jóvenes del sector de la cultura, hay jóvenes de las universidades o profesores universitarios, hay jóvenes del Joven Club de computación, … es decir de las entidades que evidentemente tienen un mayor acceso a la conexión o a determinadas facilidades tecnológicas dentro del país. Blogosfera Cuba es un reflejo de eso. Pero nos une también la lucha por intentar que esa poca conexión que tenemos se use de la manera más efectiva posible, sin incidir cada uno en el otro.

LCR. ¿Qué contenidos en concreto trata tu blog?

BM. Por ejemplo mi blog es un blog que como periodista al fin que soy, y que tengo un compromiso social y además tengo mucha identificación ideológica con el proceso que defendemos, escribo mucho informaciones sobre cosas que ocurren en el país, sobre política, sobre temas de integración latinoamericana o sobre cosas que nos conmueven de algunos de estos temas. Escribo menos de temas tecnológicos de los que no tengo tanto conocimiento, o de temas de economía. Más del ámbito social, del pedacito ese donde cada uno vive, y también de cosas personales, de mi bebé, de cuando se levanta por la mañana, de la sonrisa que me brinda, del lugar donde lo cuidan para yo poder trabajar, y entonces esas cosas, que además llaman la atención, dedicarle un post a un amigo, a otro bloguero porque es el aniversario del blog (que tratamos de celebrarlos porque son como los hijos nuestros), y entonces por ahí andamos.

LCR. De la mayoría de los blogs, ¿sus contenidos son de este tipo que me estás contando?.

BM. Si, en Cuba si vamos a hablar de una blogosfera cubana, … a nosotros se nos tilda mucho de oficialistas, de que estamos relacionados con el gobierno, solo por el hecho de que estamos a favor del proceso socialista y se ha tratado, incluso en los medios de prensa extranjera, de establecer una contraposición muy fuerte entre los blogueros “oficialistas” que somos nosotros y los que ellos llaman disidentes.
Nosotros hemos tratado de defender el término de “disidente”, disidentes somos nosotros, que disentimos de determinados criterios, lo que pasa que lo hacemos con respeto, con profundidad, con argumentos.
Con los blogueros a los que ellos llaman disidentes, hemos tratado siempre de establecer una distancia y una contraposición con ellos. ¿Por qué?, porque a ellos les pagan por hacer lo que hacen, por difamar al país en que nacieron, y entonces eso es lo que nos diferencia de ellos y lo que nos une a nosotros. Ellos reflejan una Cuba que no es la que nosotros queremos reflejar, a pesar de que entre nosotros hay heterogeneidad de criterios, contradicciones, etc..
Nos une esa Cuba que queremos reflejar que no es la que ellos reflejan todos los días. Eso no quiere decir que la Cuba que ellos reflejan no haya cosas en las que no haya determinado nivel de objetividad, o determinadas realidades muy específicas, lo que pasa es que ellos la generalizan, la hacen catastrófica, le dan una dimensión muy grande y van desde el hueco que hay en la esquina, hasta cosas que son muy puntuales y tienen soluciones puntuales y lo satanizan todo. Eso es lo que nos diferencia de ellos. Los disidentes somos nosotros que sale una ley nueva en el país, y somos capaces de establecer un debate y si no estamos de acuerdo decirlo públicamente y exponer nuestros criterios … El país está en movimiento, lo está en los últimos dos o tres años a partir del congreso del partido y la conferencia nacional; han salido muchas leyes, muchos cambios, regulaciones, resoluciones, … hoy mismo amaneció Cuba hablando por primera vez de la unificación monetaria, … y entonces por otro lado estaba diciéndose que La Habana había sido escogida entre las 8 nuevas ciudades del mundo moderno, y esas cosas que cada día nos atrapan, esa es la Cuba que nosotros reflejamos.
Y tratamos de solidarizarnos mucho como comunidad, con un grupo importante de blogueros de otras partes del mundo o personas que utilizan estas plataformas para causas nobles de la humanidad, ya sea en América Latina o en otras partes del mundo. En España tenemos relación con muy buenas personas, con Paco Arnau, con Javier Couso, … muchas que están constantemente colaborando con nosotros, escribiendo para medios cubanos y colaboramos con ellos. Por ejemplo en el caso Couso hemos trabajado mucho. O con redes como muy importantes como Blogosfero en Brasil con quienes tenemos una relación muy importante.

LCR. ¿Entonces tenéis también relación con otras comunidades de blogueros en el mundo?

BM. En Cuba se han desarrollado dos eventos de medios sociales, alternativos y redes sociales, organizado por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba y ha sido el Minrex el que en nombre del gobierno cubano ha acogido a este grupo de jóvenes blogueros cubanos cuando incluso no existía la comunidad Blogosfera Cuba para solidarizarse y tener intercambio de conocimientos y criterios con estas personas que desde otras partes del mundo, sobre todo de América Latina, se unen en función de causas nobles. Es decir, cómo utilizar los beneficios de las tecnologías en función de causas nobles en términos de contenidos.
Cuba es uno de los países que más solidaridad ha dado al mundo, sin embargo en estos términos de tecnología y de movimientos sociales nos falta, como país, quizás en las redes, quizás cuando la ciudadanía cubana participe más en las redes eso pueda ser efectivo.
Llevar lo que están pasando los 3000 médicos cubanos que fueron a Brasil y la polémica enorme que se está generando contra ellos. O los que llegan a Ecuador, o los que han pasado en Venezuela los últimos meses con la gran inflación que ha habido, con la desestabilización a partir de la muerte del comandante Chavez y la violencia que se generó. Ahí estuvieron los médicos cubanos y nos faltó que esos médicos que están ahí reflejen su propia visión y no nosotros a partir de historias que nos cuentan, que nos dicen, porque prácticamente en todas las familias cubanas ha habido un médico que ha cumplido misión.
Y por qué nosotros no podemos solidarizarnos en un momento determinado con “yo soy 132” de México, o con los indignados españoles, … esas cosas aún nos faltan, articularnos más en función de causas comunes que no solo sea la causa de Cuba.

LCR. ¿Hay muchas mujeres en Blogosfera Cuba?.

BM. Si, hay muchas mujeres y cada vez se integrarán más. Además le damos un toque muy bonito a la comunidad, porque dentro de ella, sobre todo en los viajes que se han hecho, la escalada al Pico Turquino, Topes de Collantes recientemente, Nicho en Cienfuegos, … los lugares históricos, en los que se debate mucho sobre los blogs y después se llevan experiencias allí, pero sobre todo se conoce Cuba, esa Cuba que defendemos. Martí dijo una vez que “subir lomas hermana hombres”, y esas cosas también se ha logrado a partir de ahí. Y entonces nos hemos dado cuenta de que esos hombres jóvenes, nos cuidan, nos protegen, nos tienen como las hermanas a las que hay que dar la mano y extender una flor. Nos enseñan y son incapaces de una falta de respeto con las mujeres.
Hay también un grupo de mujeres de ámbito académico, incluso de la propia Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana, que nos enseñan a la comunidad el resultado de un grupo de investigaciones en términos de nuevas tecnologías, en términos de penetración de internet, en términos de Cuba, que es muy bueno. Hacen análisis desde el punto de vista científico, posicionamiento, visibilidad, etc. de los blogs, que le dan esa otra visión.

LCR. Pero temas más concretos de género, discriminación, el tema del machismo, …

BM. Hay algunos, pero la mayoría de los blogs no son sobre un tema específico. Hay un blog que se llama “Negra cubana tenía que ser” , que es un blog muy conocido internacionalmente, que es de Sandra Alvarez y que hasta hace poco fue miembro de Blogosfera Cuba. Durante mucho tiempo defendió sobre todo estos temas del racismo.
Hay menos blogs sobre el tema de género, aún cuando en el ámbito social cubano se habla y se discute mucho sobre el tema del género y la comunicación. Sobre todo en el sector periodístico. Pero en su mayoría los blogs son de la sociedad cubana en general. Hay blogs dedicados a temas infantiles, pero en su mayoría son así, unos más políticos, otros más sociales, otros más personales, otros tratan de enlazarlo todo como yo por ejemplo.
Qué pasa con esto, yo creo que la realidad cubana, como la de todas partes del mundo, tiene tantas aristas que las puedes abordar desde tantos puntos de vista, que tratamos de dar lo que nosotros defendemos y queremos llevar al mundo, desde cualquier visión.
Hubo un momento en que uno creía que solo se hacía Revolución subiéndose a una tribuna con la bandera cubana y diciendo viva Fidel y viva Cuba, y cuando yo digo que mi niño, cuando cumplió un año, estaba vacunado contra 14 enfermedades, gratis, eso es hacer Revolución, y no hizo falta mencionar Revolución, ni Socialismo, ni nada de eso. Pero es también parte de esta lucha y es lo que queremos reflejar. O que cuando inició el 1º de septiembre la escuela asistió a su círculo infantil donde está desde las 7,30 de la mañana hasta las 18,30 que yo lo pueda recoger, y me cuesta 40 pesos cubanos al mes y se lo dan todo, almuerzo, comida, merienda, hasta la ropita, … eso es hacer Revolución y no lo tengo que demostrar necesariamente ni en palabras ni sobre una tribuna. Hasta poniendo las fotos se puede hacer.

LCR. ¿Y tenéis muchas limitaciones técnicas para acceder a internet, poder actualizar los blogs, …?

BM. Limitaciones tenemos muchas, el ancho de banda y las conexiones utilizan muchos recursos propios de la web como el tema de los videos o de las galerías de fotos, que eso mueve mucho hoy en el mundo. Los cubanos desde aquí dentro muy pocos podemos ver youtube por el ancho de banda, pero de todas formas lo defendemos y lo llevamos adelante.
Yo, con un grupo de periodistas amigos, laboro para un canal en youtube que se llama “Cuba Hoy”, que tiene más de 2 millones y medio de reproducciones ya, el segundo más visto desde el exterior después de Cubadebate. Y fue inicialmente la idea de un grupo de amigos que nos juntamos un día y dijimos, vamos a producir materiales para la web, y no todos son producidos por nosotros que poquito a poquito hemos ido adquiriendo cámaras.
Inicialmente lo que hacíamos era poner materiales en video de noticias o de otras cosas que tomábamos del noticiero nacional de la televisión cubana y que necesitábamos trasladarlo a la web porque el propio noticiero no tenía forma de hacerlo. Y era necesario que estuvieran ahí porque hay temas que estamos convencidos de que si no los decimos nosotros, no los va a decir nadie. Del bloqueo no va a hablar nadie en el mundo, y de Los Cinco no va a hablar nadie en el mundo y de que se incluya a Cuba en la lista de los países terroristas, si no hablamos nosotros no va a hablar nadie, o sí lo van a hacer pero en otro sentido. Y entonces esos temas de alguna manera tienen que estar y si es iniciado por nosotros, mejor.
Creo que nos falta en estos temas de las campañas mediáticas, articularnos mucho mejor de una manera espontánea para, en vez de esperar estar siempre a la defensiva, poner nuestro propio criterio …

LCR. … mensajes en positivo …

BM. … si, y poner nuestro propio debate, no dejar que siempre lo pongan ellos para después entrar a discutirle …

LCR. … si, te iba a decir que yo colaboro en Cubainformación, no sé si lo conoces, y nuestra pelea es esa, que allí todo se manipula, todo se tergiversa, lo que decías antes de los blogueros tipo Yoani que pueden decir una verdad, pero la dicen de tal manera que se entienda justo lo contrario de lo que está sucediendo en Cuba …

BM. … Yoani no ha hecho ningún intento por acercarse a nuestra comunidad porque sabe que no tendría nada que hacer. Yoani quizás internacionalmente tenga algo de eco, pero a lo interno de Cuba, Yoani se levanta todos los días y con una facilidad tremenda dice que uno de sus mayores impulsos para hacer lo que hace es la solidaridad que recibe del pueblo cubano y la gente que le dice estamos contigo, hazlo, y yo no sé de donde saca esas cosas.
Uno llega aquí a las escuelas, a la universidad, y no es solo porque la gente no tenga internet, lo mismo pasa con las Damas de Blanco, es que se han desacreditado de tal manera que nadie les cree.
El cubano por naturaleza yo creo que es rebelde, muy rebelde, y tiene mil defectos y podrás estar o no de acuerdo con un proyecto social, pero creo que hasta los que viven en Miami y una muestra más es los que están regresando, sienten el tema de la soberanía, de la independencia, que cuando les tocan un pelo viran.
Y esta gente se vende de una manera tan descarada, tan abierta, que yo no creo que ningún cubano que se sienta cubano, no importa a qué proyecto social responda, que les siga.
Por eso cuando el gobierno Obama sale, mucha gente, incluso aquí en Cuba y en el mundo festejó, y nosotros alertamos, es otro rostro, otro color, pero es lo mismo, no nos hagamos ilusiones. Lo que si estamos convencidos es que no va a haber nunca, ningún gobierno norteamericano, de ningún partido, que conciba en su mente convivir con la Revolución Cubana.

LCR. El problema es que el proyecto cubano, con todos sus defectos, sus carencias, con todo lo que te puedas imaginar, aún así les sigue molestando y si les sigue molestando es por algo …

BM. .. que haya determinados niveles de acercamiento, que el gobierno cubano haya dado pasos en los últimos tiempos para que haya ciertos niveles de acercamiento … bueno, si, cuantas veces el gobierno cubano se ha sentado a debatir, establecer una mesa de diálogo, temas que llevamos mucho tiempo proponiéndolo y no han querido como el mismo caso de Los Cinco.
Y fíjese si le preocupa, que en mayo cuando nos reunimos en el Parque Villalon, ahí estuvo el segundo jefe de la SINA (Sección de Intereses de EEUU en La Habana). Se acercó, oyó a los blogueros y de repente empezó a hablar, de las cosas que nos unían, la cultura, el béisbol, la música, las mujeres bonitas, … y sí, estamos dispuestos a debatir con vds., a conversar, incluso del caso de Los Cinco, pero no ahora.
Y entonces, el día antes del 12 de septiembre, previo a la gran campaña que se generó por la libertad de Los Cinco, a esa cosa tan linda que hizo este pueblo con el tema de las cintas amarillas, sale el jefe de la SINA invitando a los miembros de la comunidad Blogosfera Cuba a reunirse el 12 de septiembre a las 3 de la tarde dentro de la SINA, a dialogar con nosotros.
Por qué no dialogar en el Minrex nuestro con la presencia de los diplomáticos nuestros y de los blogueros o de quien quiera. ¿Por qué?, porque él sabía que si nosotros estábamos el 12 a las 3 de la tarde dentro de la SINA, esa iba a ser la noticia del día. Y ahí mismo se iba a acabar la campaña.
El problema es que ellos han apostado mucho al tema de la juventud cubana; ellos apostaron primero a las acciones terroristas, después apostaron a quitarle la vida a Fidel, después a la intervención directa en Girón, después a millones de cosas y ahora apuestan simplemente porque cuando falle la dirección histórica del país, la nueva generación no cumpla la función que debe cumplir en mantener un proceso.
Y es lo que están haciendo, constantemente pasando la mano y pasando la mano para atraerlos, el smart power, el poder inteligente que desarrolló Obama y eso incluso intentan hacerlo con los miembros de nuestra comunidad.
Eso es lo que nos diferencia del resto de blogueros, que no lo lograron, y han dado pasos de muchas maneras, desde las más a las menos diplomáticas.
Si, nosotros somos muy críticos, la juventud de por sí es así, pero eso no significa que no estemos defendiendo el proyecto social.

 

Fuente: NODO50.

Quimiqueando en Santiago (un post de Kmilo)

Posted on

 

Por Kmilo Santiesteban Torres

Más o menos esta fue mi experiencia a grandes rasgos. No puedo reparar en todas las vivencias, tengo tiempo de máquina limitado.

Optimismo

Les diré que de este viaje me enteré por cuenta de mi hermano Rodolfo, alrededor de un mes y algo, antes de la fecha. Siempre mi posible presencia estuvo sujeta a un fallo de alguien, a lo que yo respondí con el mayor egoísmo del mundo: “siempre hay un pendejo” (así dije literalmente). Semanas después me dio la buena noticia, por fin iba a estar en el punto más alto de mi país, toda una prueba de rigor que me había jurado pasar de alguna forma este mismo año.

Pasajes

Pasaron las semanas después del notición y no nos habíamos puesto de acuerdo sobre el tema del pasaje, aunque ya tenía cierto norte, puesto que había realizado algunas llamadas a la terminal de ferrocarriles y decididamente ésa era la opción, sin dudas barata y fácil de coger (sólo 5 días antes, ir y sacarlo). Debo decir que generalmente me muevo en occidente y cuando he ido a oriente no he tenido que luchar el pasaje, de ahí mi desconocimiento e ingenuidad al creerle a la operadora que recibió mi llamada.

Exactamente 5 días antes me dirigí temprano a La Coubre y percibí rápidamente que allí nuestras opciones se reducían a los famosos camiones Habana – Santiago (la muerte en ruedas) que salían de ese mismo lugar.

Día 10

La llegada a la terminal fue antecedida de una carrera de 40 metros (ojalá planos) al monta que te quedas, con los maletines arriba y sacando el dinero en movimiento – ¡Dayron Robles ni Dayron Robles! -. Apto seguido sudé como un cerdo y, bueno…. ¡maldito P- 15!

Dentro del camión los asientos parecían dos railes de línea dispuestos paralelamente y otros dos con cierta elevación a sólo 25 cm (pobres rodillas). Supe inmediatamente que cuando el sueño me ganara, mi cabeza chocaría con la espalda del pasajero del frente – así fue, con varios –.

Me fui meando desde la partida hasta casi la salida de Matanzas (y de lo otro, candela, de Matanzas hasta Santiago). Nos mojamos alrededor de 5 o 6 veces, pero lo cómico es que los dos primeros aguaceros los disfruté como un niño chiquito, incluso intentaba imitar a un guitarrista de rock duro haciéndome el loco subido en el rail. Esto lo hacía para animar al Rodo, aunque debo confesar que ya en por Camagüey cuando yo tenía cara de pocos amigos, los papeles se invirtieron, y el Rodo se burló de mí, haciendo lo mismo.

Santiago 4:00 am

¿Qué coño hacemos ahora?

Rodo hizo una llamada a la coordinadora principal –que resultó ser Karina– para saber qué hacer. Mi estirpe guerrillera llegó a sugerir quedarnos en los bancos de la terminal de ómnibus hasta las 6:00 am, turnándonos la guardia sobre las mochilas. Por suerte hubo una mejor idea y, bueeeeeeno, el caso es que la mañana nos cogió acostados con los maletines en la cabeza en el pasillo central de la entrada de la universidad (dormimos hasta en los butacones del rectorado). Es totalmente cierto eso que dice el cartel de que Santiago es hospitalaria. Todos los que nos vieron nos trataron muy bien, incluso nos brindaron café.

Blogueros

A decir verdad sabía poquísimo de lo que era ser bloguero, sólo lo asociaba con personas descontentas parcial o totalmente con el sistema, que parloteaban en la red sin objetivo definido -vaya hablar mierda-, concepto que Rodolfo se encargó de cambiar durante el viaje.

El caso es que terminaba de bañarme y secarme, cuando entré en la habitación a todo tren –y en toalla- sin darme cuenta de la presencia de unos compañeros que habían llegado… y ahí comenzó todo. Sentados en mi cama estaban los holguineros Karina, Johnny, Dianet, Elizabet y una muchacha de Santiago de cuyo nombre no logro acordarme.

Después de la extensa caminata por la ciudad (Rodo, Dianet y yo) por culpa de la del medio, conocimos a Arnaldo, Betsy y realmente no sé en qué momento antes de la comida fue que aparecieron los camagüeyanos Alfredo, el profe, Alberto, Carmen Luisa y Yurislenia. Me dí unos tragos e intenté dormir. Ah! NO DORMÍ.

En la noche apareció el resto del grupo, conformado por: Sheila, su novio el tunero, su cámara, María Antonieta (¡qué largo!), María de los Ángeles (¡más largo!) y Yumey. En la mañana hicieron entrada otros tres aventureros: Itzván, Shely y Carlos, este último con rasgos que lo asemejan a esa gente que sale en el noticiero en reportes de Afganistán (nota de edición: Camilo no quiso decir directamente lo que él y yo hablamos el primer día sobre el parecido de Carlos a uno de los hijos de Muamar Al Kadafi).

Mula

A priori el campismo me pareció bien, con la excepción de la lejanía de los baños, (créanme, peligrosa, sobre todo a las tres de la mañana después de 3 natillas de chocolate) y además realmente el paisaje es de ensueño. No entendía el descontento de algunos de nosotros, aunque tengo que aceptar que yo soy lo que por aquí llaman un vikingo, un talibán, a la guerrilla siempre.

Ah! ¿A quién se le ocurre en un sitio de recreación de ese tipo quitar la corriente a las 12, básicamente a partir de esa hora es la cosa se pone buena y cómo va a estar cerrado el bar por tanto tiempo (la 1era noche)?

Morones

He estado varias veces en algunas zonas rurales en Pinar del Río, Granma, Holguín pero sobre todo en las dos primeras. Siempre busco lugares donde haya aunque sea un charco para nadar. Sólo les digo algo: este lugar se ganó el millón de dólares. Sencillamente no le sobraba ni le faltaba nada, si llega a tener una piedra más esa zona, se jode la cosa. En mi afán de seguir explorando secundé a Rodolfo en la idea de llegar río arriba a un mejor lugar, dando riendas sueltas a mi Indiana Jones interior.

En uno de los pasos del río muyyyyy pero muyyyy profundo perdí uno de mis tenis, no, mejor que eso, los dos y, caritativamente, una linda camagüeyana me brindó sus chancletas, pero yo tengo el pie muy pequeño y no me servían (ja,ja,ja, ja). A partir de ese momento ya era un híbrido entre Indiana Johnnes y Mowgli porque en mi andar de antílope se notaba mi alegría. La vuelta sí fue un lío, pero nadie me vio quejarme.

Turquino

El día anterior a la subida un trabajador del campismo nos dio una amena charla acerca de diferentes peculiaridades de la región y, al final, indicaciones concernientes a la subida. Yo borré de mi memoria la mayoría, lo que si recuerdo esto: “acuéstense temprano, no tomen hoy en la noche y no lleven mucho peso en las mochilas”. Ja,Ja,Ja! Las dos primeras me las llevé a cuajo, sin embargo, la última recomendación no la oyeron ni Karina, ni el Rodo, ni Dianet, ni el Johnny porque cargué durante al menos 6,5 Km en mis espaldas a una persona de 12 años envuelto en jabas. Bajé tres libras.

Antes de salir del campismo vi en mi cabaña a Yurislenia (¿qué pasa en Camagüey con los nombres cortos?) pidiendo un ibuprofeno y subestimé su petición basándome en cuestiones de género. No debí hacerlo. Tuve la suerte que todas las barbaridades que dije en el camino solo las oyó Rodo, que es mi Freud de vez en vez, vaya nos turnamos y es efectivo. La misma Yuri, dijo que los tres primeros kilómetros eran los matadores, mentiraaaaaaaaaaaaa, son toodooooooooooooooss.

Siempre supe que habría algo de dificultad pero no en ese grado. Vi caras rojas y extrarrojas, cansancio en grado superlativo al igual que voluntades gigantescas, párpados a media asta y sonrisas estruendosas como la mía. Justo en la mitad del trayecto, allá en la cima vi al Martí del Turquino (en ese momento me dije – sí coj…….-). Sería interesante preguntar cómo lo subió Celia con su padre, porque debe haber sido de madre.

Me sentí grande y orgulloso de haber realizado esta hazaña con este grupo de personas.

Ya de bajada yo y el Rodo nos mandamos. En el medio del camino encontramos a Betsy desfallecida junto con el guía, que se había quedado con ella por si acaso. A partir de ahí y hasta el kilómetro 3 fue nuestra compañera, de ahí en lo delante de nuevo fuimos “el Che y Granados” (así nos llamó un buen amigo de aquí al saber lo del camión).

Me caí tres veces, dije muchas malas palabras y llegué hecho tierra.

Se me olvidaban los camagüeyanos de las Salinas de Nuevitas. Gente buena de verdad. La que más me divertía era una rubia chiquitica que era la sal.

Marcos, Alfredo y el puerco

Parece que Marquitos, puede asar el puerquito, pero Alfredito lo hace mejor… y gratis.

Resulta que llegando al campismo por alguna razón que desconozco, se le rompió unas sandalias a Betsy. Entonces, su buen amigo Arnaldo removió el terreno con tal de solucionar el problema. Encontró a un trabajador del centro, Marcos, personaje que al parecer tenía varios talentos. Arregló el calzado de ella, incluso una de  mis chancletas que intentando bailar breakdance se rompió. No sé si le cobró algo a Arnaldo pero a mí no. El hombre se mostraba bastante servicial.

Estando en La Poza de los Morones, los camagüeyanos nos sugirieron comprar entre todos un puerco para la ultima noche en el campismo. Todos accedimos.

El Johnny fue el representante de nosotros en la búsqueda del animal y en todo respecto a eso, después me sumé a lo que fue la limpieza de bicho (la parte sucia del juego). Sumidos algunos en olor a sangre y lo que no es sangre, pelo…, asomó la pregunta: ¿Quién asa el puerco si todos estaremos en el Turquino?

La respuesta era obvia: Alfredo.

Ahí iba la segunda: ¿Alfredo sabe asar puercos?

– ¡No! –

Ante tal situación Arnaldo me propone tantear a Marcos. Había que lograr que asara el puerco gratis, o por lo menos asesoría personal continuada a Alfredo. Haciendo un derroche de sabiduría popular, poder de persuasión, adulación extrema y Ron Paticruzado lo logramos.

Al  llegar, estaba el asesor medio tomado y el operario aburrido frente al gran chicharrón (por decirle algo). Marcos se perdió molesto por algo y eso no me gustó, pero no fue culpa nuestra, según me dijeron.

Aparentemente hizo el trabajo totalmente gratis, digo aparentemente porque en un tremendo mareo se nos quedó parte del puerco en una bandeja en la pista de baile y puede ser que haya sido él mismo quien, en la madrugada, nos afanó el resto del animal. (¡Piénsenlo!). No obstante a ello cuando vuelva allá, lo busco y la primera botella de Paticruzado que compre será para él.

La cena fue genial. Todas las muchachas estaban preciosas (MUY), eran sencillamente el complemento nocturno de lo real-maravilloso de toda la ocasión. Lo único malo fue que la mayoría del grupo se fue a dormir temprano.

¡Gran noche!

Preocupación

A la mañana siguiente me despertó alguien intentando despertar a Arnaldo, pues los matanceros y nuestros camagüeyanos, se irían con los salineros.

Se suponía que temprano debía recogernos la guagua que nos había llevado, pero en realidad esto no sucedió. Yo feliz. Me decía – ¡sí, más tiempo fuera!- . Pocos minutos después me díi cuenta de mi egoísmo al ver a Itsván preocupado por su regreso.

Se había roto ya el grupo, quería irme, de allí por lo menos. Ya desde ese momento empezaba la nostalgia…

El tunero llegó a tiempo, tal parece que era un asunto serio.

Esa noche, reducidos y algo cansados todavía, fuimos hasta un reparto llamado Ferreiro a comer (aparecieron hamburguesas), reímos y di gracias por la cálida acogida que me dio el grupo, sin siquiera saber en la mayoría de las ocasiones de los temas que debatían, vaya casi sin nexos de ningún tipo. GRACIAS.

Hasta luego blogueros

La noche anterior me despedí de Mary y Yumey, puesto que se iban muy temprano, en la mañana de Elizabet. Seríamos yo y el Rodo los próximos despedidos, pero no fue así. La hora del vuelo era a las 8:30 pm, no las 6:30 pm y afortunadamente hicimos otra sudorosa caminata con el resto de lo holguineros por algunos lugares de la ciudad.

En la terminal de ómnibus nos despedimos de Karina, Dianet y el Johnny (apareció la muchacha que no fue, la de Santiago) sin todavía darme cuenta que todos ustedes habían llegado, y para quedarse.

No soy muy extrovertido que digamos, ni tan emotivo pero sépanse muy queridos desde Guanabacoa, la villa de Pepe Antonio, de Rodolfo y de Kmilo.

Nos vemos. ¡Seguro que sí!

 

Comentarios (a tono con los blogs)

(Tunas)

Itsvan: Yo pensé que era el único que tenía buena retentiva para los programas de la televisión cubana. ¡Ah! De vez en cuando veo también animados japoneses y de la Marvel. Es importante no perderse ese pedacito que nos hace recordar la infancia. Cuídate y engorda.

(Holguín)

Shely: La primera imagen de mi día 11/ 07/ 12 no fue agradable (¿se acuerdan Jonny y Rodolfo?), tú fuiste la segunda y lo salvaste. A partir de ahí creo en las segundas oportunidades. Tienes mucho ímpetu y fuerza en la mirada. ¿Por qué los químicos tienen que ser siempre asociados con un laboratorio, una bata blanca, despiste mortal y muy flacos o muy gordos, además de sedentarios, eh?

Carlos: (te conté por aquí caballo) Eres tenaz y a la vez paciente,  cualidades admirables. Lo de tus rasgos es porque veo mucha televisión.

Karina: Tu poder de dirección a esa edad no es usual, eres líder nata. Sé que mucha gente te ayudó en todas coordinaciones pero realmente echaste pie en tierra. En ingeniería hay un precepto que dice: “lo perfecto es lo opuesto de lo bueno”; todo fue genial. Eres de las mujeres que saben lo que quieren y lo buscan, ojalá y eso se pegara. Lo de Malinche no se repetirá.

Elizabet: Tú eres el entusiasmo con ojos azules y pelo rubio, y la alegría de todo un continente en sólo 1 sesentialgo corto. ¿Por fin qué pasaba con Cienfuegos?

Dianet: ¡Dios! Eres toda ternura, algo tímida y tienes un acento comiquísimo. Espero verte.

El Johnny: Te pareces en la forma de ser a muchos de los amigos con los que conviví en la residencia estudiantil de la CUJAE, es por eso que me caíste tan bien desde el inicio. Sé siempre así.

(Camagüey)

Alfredo: Compadre no hablé mucho contigo pero créeme, fue una hombrada quedarte con ese puerco asándose todo el día. Yo me hubiera vuelto loco.

Turquinauta: ¡NO JODAS QUE 47 VECES! Hombre serio y cómplice a tiempo completo de nuestra aventura.

Carmen, Tunie y Lenia: ¡Es que me canso escribiendo sus nombres! Las veo como la versión femenina de los tres mosqueteros, o como los equipos de ciclismo de ruta, ayudándose. Son muy singulares, y un todo muy seductor.

Alberto: Puedes parecer un poco seco a primera vista pero nada, chévere cantidad y sumamente consciente. ¡Gradúate bien!

(Santi Spíritus)

Yumey: Te me das realmente un aire a Isis Flores. Un poco callada al inicio, sólo solo al inicio. El campismo sí me pareció especial.

Mary: De hablar muy pausado, delicada y aparentemente algo fuera de training con las lomas, pero que nadie se coma un cable: las apariencias engañan. Como cualquier mujer seguramente te gustan los tragos suaves y degustables, pero yo sé que no le tienes ningún miedo a chocar con un Paticruzado.

(Matanzas)

Betsy, la cantante: Eres muy cariñosa y sencilla, quizás algo despistada pero nada  todos tenemos un poquito…

Arnaldo: No pudiste haber escogido mejor tu carrera, usted es un caballo. Si usted le llega a decir a Marcos que traiga el puerco, él lo trae sin dudas. De la gente que echá palante todo el tiempo con uno (no de la gente que echa palante a uno, jajaja).

(La Habana)

Sheila, el novio tunero y su cámara: Ustedes dos por favor no se pierdan las próximas aventuras, pero antes que ustedes, su cámara. Por lo que más quieran, la cámara, LA CÁMARAAAAAAAAAAA. Cuídense mucho.

Rodolfo: Bueno caballero, este es mi hermano de mil andanzas (malas y buenas) desde hace 13 años. Parecería que no tenemos mucho que ver, sin embargo es todo lo contrario, somos el Yin–Yan, nos complementamos. Siempre ha confiado en mí.

PD: Faltan otras cosas que no conté, tengo que trabajar, saludos y hasta pronto blogueros.

 

Los quiere, Kmilo

 

 

(Tomado de Letra Joven)

 

 

 

Esto no es noticia

Posted on

Treinta días atrás, una veintena de jóvenes conquistó el punto más alto de Cuba. El hecho no es ni fue noticia.

Es común que la generación más joven de la Isla se proponga ascender al Pico Turquino. Sin embargo, por primera vez, la convocatoria surgió en las redes sociales: blogueros y twiteros de casi todo el país fueron los protagonistas de este viaje “por los Cinco…, para juntar y amar”.

Aunque, generalmente, los “movimientos” de los cibernautas en Cuba despiertan interés en la prensa “de aquí y de allá”, el encuentro escapó a los ojos mediáticos. De esta iniciativa no habló El Nuevo Herald ni los medios “nacionales” cubanos, quizá porque los cazadores de noticias no percibieron alrededor del ascenso el apadrinamiento del Comité Central del PCC o el apoyo del hada madrina, que con dinero todo lo puede, Yoani Sánchez.

¡Cuán ilusos son! No comprenden que acciones tan espontáneas como esta (sin subsidios, financiamiento o gratuidades) son las que sostienen Cuba. El día que los cubanos desvanezcan los deseos innatos de sentir y hacer por su país, la Revolución estará perdida.

 

 

(Tomado de Cuba en Letras)

 

 

Versión libre de un tema de Tony Ávila

Posted on

 

Dedicado al maestro Joaquín Sabina

 

 

 

Hay gente que va a La Mula y no come mangos,
y no come mangos, aunque va a La Mula.

Hay gente que va pal río y pierde chancletas,
y pierde chancletas, pero va pal río.

Y hay gente que va al campismo y no come puerco,
y no come puerco, aunque va al campismo.

Y hay gente que sube lomas y no ve la cima,
y no ve la cima, pero sube lomas.

Y hay gente que tiene un blog y no escribe ná,
y no escribe ná , aunque tiene un blog.
Pero es que pá que haya mundo y humanidad,
dime si no es verdad, tiene que haber de tó.

Y hay gente que llega a tiempo, y no se mata,
y aunque no se mata, siempre llega a tiempo.

Y hay gente que da zapatos en pleno río,
y allí en pleno río, dona sus zapatos.

Y hay gente que deja huella, allí en el Turquino,
y allí en el Turquino, dejamos la huella.

Y hay gente que está en la cima, y hay gente que está en la cima, y hay gente que está en la cima, y no fue a la loma,
y no fue a la loma, y se cree en la cima.

Y hay gente que tiene un blog pá polemizar,
y con dignidad, mantiene su blog.
En cambio hay quien vive siempre pá criticar,
y para censurar, a los que tienen blog.

 

Pá que haya mundo y humanidad,
tiene que haber de tó.
Gente que parte de madrugá,
tiene que haber de tó.
y que después se quedan botá,
tiene que haber de tó.
Gente que toma malta ná má,
tiene que haber de tó.
Gente que se quiere cantidad,
tiene que haber de tó.
Gente que vive para twittear,
tiene que haber de tó.
Otro que en Facebook siempre estarán,
tiene que haber de tó.
-¿Y tú declaración dónde está?,
tiene que haber de tó.
-No tengo nada que declarar,
tiene que haber de tó.
Y tú no me vayas a citar,
tiene que haber de tó.
Mira que seguro explotarás,
tiene que haber de tó.
Creo que mi nick lo voy a cambiar,
tiene que haber de tó.
Mosa, mosa, para variar,
tiene que haber de tó.
Y ahora sí que voy a terminar,
tiene que haber de tó.
Vamos pal nicho a celebrar,
tiene que haber de tó…

 

 

 

 

 

@twitturquino: un reto cumplido

Posted on

Aquí los dejo con las crónicas de Karina y un sin fin de amigos de la red.

kokacub@

El encuentro y el viaje (+Fotos)

Tengo todavía demasiado a flor de piel las emociones como para escribir el post que merece este viaje al Turquino. Confieso que viajé a Santiago con el dolor de los que no podrían estar, pero a medida en que se fue formando el grupo me fui convenciendo de que sería una empresa inolvidable.

 Johnny y Dianet en la yutong rumbo a Santiago

En la Universidad de Oriente nos acogieron con una sonrisa. A  ellos nuestro primer agradecimiento. Claro, Rodolfo y Camilo,  nuestros más intrépidos turquinautas, pues viajaron de la Habana  a Santiago de Cuba en camión soportando torrenciales aguaceros  y luego el frío de la madrugada con las ropas mojadas; bueno,  ellos, tuvieron que esperar un poquito por la hospitalidad,  porque a las 4 de la mañana era bien difícil que alguien les dijera  dónde estaban los cuartos en los que íbamos a descansar.

Después se nos unieron Betsy y Arnaldo, los matanceros que  habían llegado el día 10 y que junto a Chely y Carlos descubrieron  la ciudad mientras esperaban. Más tarde aparecieron los  camagüeyanos: Carmen Luisa, Yurislenia, Albertico, Rafa el  Turquinauta mayor y Ernesto, el chofer. Ya la tropa estaba casi a  la mitad.

Por los holguineros Elizabeth hacía de anfitriona mientras Dianet  llevaba a los muchachos de la Habana a gestionar su regreso y  Johnny y yo veíamos la guagua que nos trasladaría al campismo. Este es nuestro segundo agradecimiento, a los compañeros de transporte en Holguín y Santiago, que tan amablemente nos dieron la mano para hacer posible esta aventura.

En la noche la Casa de la Prensa de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC) en Santiago fue nuestro cuartel general y Lourdes Palau, su presidenta, nuestra hada madrina. Con ella contactamos a través de la UPEC de Holguín y rápido nos prepararon una excelente comida, se convirtieron en gestores de pasajes de retorno para las spirituanas Mary Romero y Yumey que llegaron sobre las 10 pm, y hasta en comité de recepción para los que llegaron en la noche en avión: Sheyla, Reinier y María Antonieta.

Esa primera noche en Santiago bailamos, tomamos helado, hicimos la primera reunión, sí porque las reuniones no podían faltar y era necesario ponerse de acuerdo en algunas cosas; y hasta hubo un grupito, autodenominadado pelotón suicida, que se quedó hasta media madrugada conversando, jugando, conversando.

La partida al día siguiente fue un tanto demorada y al final fue bueno, porque István, el tunero, llegó justo al momento de irnos.

Restos del Oquendo, buque de la escuadra del Almirante Servera

La carretera hacia La Mula, el campismo, es un espectáculo. Está en muy malas condiciones, pero hay que ver esa combinación de mar y montañas y a cada lado fragmentos de la historia de nuestro país, ya sea en los restos de un barco hundido en la guerra de 1898, los cementerios creados por los campesinos de la zona por la imposibilidad de acudir al médico, antes de 1959, y los monumentos de los combates de esas últimas guerras de liberación.

Por el camino varias canciones. Vieja y nueva trova se unieron a Buena Fe y hasta canciones infantiles y rancheras. “También me dijo un arriero, que no hay que llegar primero, si no hay que saber llegar”, cantábamos y todos reíamos, porque sin lugar a dudas emprender la escalada al Pico Turquino lleva esa filosofía. También hubo versiones como: “Hay quien va a la loma y no va al Turquino, y no va al Turquino, pero va a la loma. Hay quien tiene un blog y no escribe nada, y no escribe nada. Pero tiene un blog”. Así llegamos al campismo.

Allá nos esperaba una sorpresa. Un grupo de jóvenes trabajadores de la salina de Nuevitas, en Camagüey, hicieron entrada un poco después que nosotros y se convirtieron en nuestros compañeros y amigos. Hicieron el viaje sobre la cama de un camión al sol; 15 horas dando rueda conquistaron la admiración de todos, porque lo de menos era el viaje, sino la alegría con la que llegaron, las energías. Junto a ellos bailamos esa noche y no se quedó nadie sin dar cintura.

Del Turquino en los tiempos del cólera

Posted on

Por Rodolfo Romero Reyes

AGUA

Sin pasajes y a solo 24 horas de la cita en Santiago, estuvimos a punto de desistir. En nuestras casas los consejos habían sido muy claros: no se les ocurra tomar agua, que lo del cólera es algo serio. Teníamos el compromiso de llegar, éramos los únicos representantes de La Habana en la cita twitturquina, no podíamos hacer otra cosa que ir para La Coubre e intentar resolver.

Montamos en un camión que vociferaba a gritos: ¡Santiago! ¡Santiago! ¡Arriba, Santiago!Cuando casi estuvo lleno nos dijeron la primera mentira del viaje: en doce horas llegamos a la ciudad héroe. Seguramente pensaron: inexpertos e inocentes habaneros.

Desde que llegamos a Villa Clara empezó a llover. Entonces todos descubrimos que caía más agua dentro que fuera del camión. El aguacero duró aproximadamente 5 horas y tuvo cuatro intervalos escampados en los que pensamos, ilusamente, que el agua cesaría. Me cambié de pulóver en tres ocasiones porque el frío iba torturando mis pulmones.

Tenía toda la ropa de interior mojada y el pantalón de mezclilla pesaba una tonelada. Entonces recibí un sms de una amiga que, al saber que iba rumbo al Pico Turquino, me alertaba: Rodo, cuídate que dicen que por allá el tiempo está malo. Leí el mensaje en voz alta para mis nuevos compañeros de viaje. Un señor, que luego se quedaría en Las Tunas, no pudo evitar la expresión. ¡No jodas, malo, ni malo, malísimo está esto! Si es por mí ahora mismo le caigo a pedradas al camión y al camionero.

Cuando a las cuatro de la mañana despertamos al custodio de la Universidad de Oriente, éramos dos viajeros pasados por agua. Olvidamos los consejos familiares y calmamos la sed con la primera tubería que encontramos en uno de los baños. Estuvimos así, entripados, hasta las 9 de la mañana en que nos abrieron la habitación que serviría de hospedaje. ¿Hay agua?, preguntamos. Es que estamos locos por darnos un baño. -Sí, sí, dijo amablemente la señora, aquí nunca falta, dense una ducha que se ve que necesitan descansar. Cinco minutos después tocaron a nuestra puerta los holguineros para interrumpir nuestro brevísimo descanso.

TIERRA

Dos días después, cual guerrilleros cubanos en selva boliviana, empezamos el entrenamiento previo para subir el Turquino, o mejor dicho, el “Tarquino”, nombre original de la elevación en honor a uno de nuestros primeros pobladores.

Entre piedras y más piedras, seguimos el cauce del río La Mula, hasta llegar a los Morones. Nadamos, posamos para fotos aventureras, dejamos escapar chancletas río abajo y algunos –imprudentes- fuimos arrastrados por la corriente y golpeados en las grandes rocas.

Al día siguiente subimos a la cima del Pico. Nos acompañaban un grupo de salineros y radioaficionados camagüeyanos que con sus lemas improvisados hicieron más divertida la escalada. El desafío con la montaña siempre es un nuevo reto. Nos convencimos una vez más de que subir montañas hermana hombres. Rendimos tributo a José Martí y ante él nos comprometimos; no existía un mejor lugar.

Algunos cantamos, y para mi sorpresa muchas fueron canciones revolucionarias, de combate, de esperanza. Alguien recordó aquello que fue himno cuando el Tercer Congreso de los pioneros. “Y en la cima del Turquino, / he visto a mi Patria entera, / ahí empiezan los caminos / y ahí ondea mi bandera”.

De regreso el camino se hizo más áspero. El agua más escasa. Las manos más amigas. La tierra, más ardiente, más caliente, más santiaguera.

FUEGO

Primero, Camilo, mi hermano, quien después me aseguró que había estado en la mejor excursión de sus 24 años. Después, y para que nadie se ponga bravo, empezaré desde occidente, donde comenzó mi travesía.

Otra vez me encontré con Sheila y con su novio de Puerto Padre. Empezamos en Rotilla y terminamos ahora en el Turquino. Eran tres: los dos mencionados y una súper cámara fotográfica que nos arrancaba las carcajadas más impensables en los momentos más tensos y agotadores.

De Matanzas llegó Arnaldo, pachanguero y amigo, quien el último día y en su apuro dejó su toalla y se llevó las chancletas del Jonny, un pellizco de Dianet y un abridor de Camagüey. A su lado, iba Betsy, quien por segunda vez intentó subir a la cima. Esta vez se quedó en el Pico Cuba, pero no importa, dice que volverá otra vez.

Mary y Yumey, las espirituanas tenían la única cabaña con confort de todo el campismo La Mula. Cabaña que fue testigo de charlas románticas con custodios, olvido involuntario de cierto “tacacillo” y del roce obligatorio y colectivo contra una de las paredes del baño.

En Las Tunas descubrí que Elpido Valdés vivirá trescientos años, que ser padre es una vocación especial y que bajo ningún concepto podemos “encasquillarnos”.

De paso por la tierra de Agramonte soñé con el cariño más honesto, con la sonrisa más inspiradora y con la perseverancia más persistente que jamás hubiese conocido. Una triada femenina perfecta para subir, reír, dar chucho e incluso compartir una cerveza. También conversé con Albertico, con el chófer –de cuyo nombre no puedo acordarme- y con el Rafa. Con ellos aprendí que el periodismo es incansable, que manejar es un arte y que un funcionario del Partido puede reír, bailar, divertirse y subir 47 veces el Turquino.

La última escala de este viaje es en Holguín. Empezaré primero con los padres de Giovana: Carlos y Chely, explorador y cantante, firmeza y dulzura, amantes y amigos. Continuaré con Elizabeth, el gran enigma, a quien, luego de varias investigaciones, le descubrimos tres de sus secretos: 1) mantiene una dieta a base de maltas y galleticas cómicas, 2) utiliza una escoba para descender en las partes más agrestes de la montaña y 3) ella es quien actualiza el blog de Yoandry Fontana. Por último, me quedan tres expedicionarios más: Dianet, la niña grande, Karina, la joven soñadora y responsable, y El Jonny, el mejor logístico del Ejército Libertador.

Por supuesto no podía faltar una muchacha a la que besé por primera vez en la total oscuridad de la noche y con quien contemplé, discretamente y a su lado, todas las estrellas de la playa. Hoy debo confesar que le hice el amor en la orilla del río, escondidos de unas vacas, y que recorrí su cuerpo con mis más sinceras caricias. En este viaje al Turquino, me entregué en cuerpo y alma a una dama encantadora: la Sierra Maestra.

AIRE

Dicen que muchas cosas de las lleva el viento y llevados por el viento, o si lo prefieren por un vuelo de Aerocaribbean, regresamos de la gesta turquinera hasta la capital de todos los cubanos.

En lo personal, estos días se me fueron volando, pero yo también volé con ellos. Llegamos alto, bien alto, en un encuentro que superó las expectativas de muchos. Hablamos de muchos temas en espacios informales, conversamos de blogs, de la Moringa, del CFO, del Turquino en los tiempos del cólera, de nuestros miedos y sueños, de nuestras familias, del Che, de las escuelas y las hazañas de algunos en preescolar, de las ganas de hacer y fundar, de Cuba y del futuro.

Y todo esto lo hicimos sin cámaras transmitiendo on line, sin presiones de arriba, sin declaraciones que firmar o esclarecer, y sin ninguna cobertura mediática, más allá de nuestras propias bitácoras.

 

Respiré aires de amigos, aires martianos y revolucionarios, aires inolvidables que hoy me alientan a seguir camino, a tener un blog y a escribir un post que quizás, con suerte, no se lo lleve el viento.

 

 

(Tomado de Letra Joven)

 

 

SER COMO EL CHE

Posted on Actualizado enn


 Por el Gu@jiro de Cienfuegos.

Acabado de llegar a mis manos, he devorado un artículo muy necesario en todos los tiempos y que nos puede enseñar mucho de nuestras raíces históricas y sobre todo de una figura que hoy está más vigente que nunca.

Me atrevo a revotar este escrito realizado por Milena Hernández del Centro de estudios Che Guevara, una de las voces más autorizada para hablar de nuestro Che, que ya anuncio seguir el tema.

Sería mi deseo satisfecho, sí  nuestros cibernautas, que tras exitoso ascenso al Pico Turquino, lo atesoraran en su memoria y recuerdo, para seguir como siempre en la batalla de difundir nuestra realidad revolucionaria.

 

Los dejo con el anunciado escrito.

 

Por Milena Hernández.

Centro de Estudios Che Guevara

El reloj marca las ocho de la mañana. Una gran multitud de niños y niñas se amontonan y forman según los grados para entonar a coro las notas del himno nacional. El grupo de 4to A realiza el matutino correspondiente a las efemérides del mes de junio. Con gran emoción cantan una canción dedicada a Antonio Maceo y a Ernesto Che Guevara. Antes de partir a las aulas una frase recorre el patio: Pioneros por el comunismo ¡Seremos como el Che! Horas después se les ve salir del recinto escolar. Despeinados, con la pañoleta al revés, la camisa por fuera y los tirantes de la saya enroscados vuelven a sus casas para terminar el día. ¿Cuántos de ellos se habrán preguntando en algún momento -incitados o espontáneamente-: qué significa ser como el Che?

Ernestico, el Pelao, Fúser, Ernesto, el Che, el Guerrillero Heroico. Aunque pocos lo saben todos ellos son parte de la historia del niño que una vez fue Ernesto Guevara de la Serna. Hijo de Celia de la Serna y de Ernesto Guevara Lynch nació en Rosario, Argentina, el 14 de junio de 1928. Una pequeña casita de madera construida por el padre en plena selva misionera fue el hogar de la joven familia. Años después comenzarían a cambiar de domicilio en busca de un ambiente propicio para la salud del pequeño, quien desde temprano comenzó a padecer asma. No fue esto sin embargo impedimento alguno para que rodeado de hermanos y amigos, su infancia se desarrollara entre juegos, deportes, mascotas, gustos y aficiones, en un contexto que particularizó la historia de su país y en general, del mundo entero.

La dedicación de sus padres y el empeño que mostraron en la educación de sus hijos se vio claramente reflejada en Ernesto. Estudia francés de la mano de su madre, ajedrez por medio de su padre, y pasa largas horas devorando los clásicos de Julio Verne, Emilio Salgari, Alejandro Dumas y Jack London. Más adelante, cuando apenas afloraban los primeros indicios de su adolescencia, lee Sigmund Freud, José Ingenieros, Platón, Aristóteles, Bacon, Russell. Es para ese entonces un joven al que el fútbol, la literatura, el estudio, los experimentos, la fotografía y los intereses más variados integran su rutina y sus más intensas jornadas en las que el humor inteligente y el sentido crítico de “lo cotidiano” dan paso a la investigación, la exploración, la búsqueda, los viajes.

Las provincias más pobres del norte argentino lo ven pasar en una bicicleta que se anuncia gracias a un motorcito marca Micron que le ha instalado; única compañía y testigo de los más de 4000 kilómetros que anduvo por sus carreteras, sus pueblos y sus hospitales. Un diario no recuperado en su totalidad narra los secretos y los más íntimos pensamientos de aquel que se sabe inconforme con lo que ve, y que presiente en su interior la inminencia de nuevos descubrimientos sociales. A la par se concentra en la profundización de sus lecturas, amplía unas libretas a las que titula Cuadernos Filosóficos y en ellos organiza nombres de filósofos, relaciona conceptos con escuelas de pensamiento, sintetiza la vida de algún que otro personaje histórico. En resumen: lee, estudia, amplía su universo cultural y con todo ello, junto a una mochila que tiene más libros que comida sale en busca de la realidad latinoamericana.

Los estudios de medicina que comenzara en Buenos Aires allá por el año 1947 habrán de esperar seis inolvidables meses. Durante ese tiempo él y su amigo Alberto Granado inician el año 52´ recorriendo el continente americano. Las vivencias que experimentara lo mismo en Chile, Perú, Colombia, Venezuela son garabateadas en un diario y reelaboradas en forma de crónicas narrativas en un texto que llamaría Notas de Viaje, y que revela -entre muchas otras cosas- los extraordinarios cambios que experimentara en su interior al conocer América por dentro. La amplitud de su formación cultural, cultivada con deleitación de artista, su capacidad para expresar lo vivido por medio de la literatura, la fotografía y la vivencia misma se entrecruzan por segunda vez al año siguiente. Se gradúa de médico en tiempo récord y en julio de 1953 inicia un nuevo y definitivo recorrido. En esta oportunidad lo acompañará Calica Ferrer, viejo amigo de la infancia.

Recorren Bolivia, Perú, Ecuador… Ernesto redefine su plan inicial de reencontrarse con Alberto en Venezuela y se orienta hacia Centroamérica. Visita junto a su nuevo acompañante Gualo García, Panamá, Costa Rica, Nicaragua, El Salvador y finalmente Guatemala. En las páginas de su nuevo diario titulado Otra vez es posible advertir el impacto que el proceso revolucionario desarrollado en ese país provocara en el joven. Allí, al tiempo en que amplía sus estudios de Filosofía, en particular la teoría marxista, conoce a un grupo de cubanos exiliados asaltantes del Cuartel Moncada, en especial a Ñico López. Conoce a Hilda Gadea, exiliada peruana que sería su primera esposa y madre de su primera hija. Poco tiempo después viaja a México en compañía de quien sería su amigo y compañero Julio Roberto Cáceres Valle “El Patojo”, con quien comparte trabajo como fotógrafo en las calles.

Un alegre reencuentro marcaría el resto de los acontecimientos. En junio 1955, gracias a la acción de Ñico López conoce a Raúl Castro quien propiciaría el encuentro con Fidel días después de su llegada a la tierra de los mayas. Desde entonces y ya para siempre quedaría Ernesto, apodado cariñosamente por los cubanos como el Che, vinculado a la historia de la Revolución Cubana. Los sucesos acontecidos con posterioridad son tal vez más conocidos por nuestros niños y jóvenes: su incorporación a la expedición del Granma en su condición de médico, su participación directa como combatiente en la Sierra Maestra, sus acciones como Comandante al mando de la segunda columna que creara Fidel, la fundación del periódico El Cubano Libre y de Radio Rebelde entre muchas otras acciones. Es así que con frecuencia encontramos al Che Guevara y a Camilo Cienfuegos en la memoria colectiva de nuestro pueblo asociados con la invasión a occidente al mando de las columnas 8 y 2 respectivamente. En ese sentido es quizás la ofensiva de Las Villas y la histórica batalla de Santa Clara la gesta más conocida y más admirada de Ernesto Che Guevara por nuestros escolares.

Sin embargo, mucho más hay en la vida, en la obra y en el pensamiento de tan especial ser humano, cuya formación no culmina en enero del 59` sino que se extiende de formas inusitadas a los más disímiles lugares, con las más diversas responsabilidades, con las más increíbles muestras de amor, de esperanza y de fe en el porvenir. Comienza así una etapa sumamente enriquecedora para el pueblo de Cuba entero. Para el Che Guevara serían los años venideros una auténtica escuela revolucionaria en las que su preparación política y su formación filosófica se unirían a su humanismo militante, su antiimperialismo, su anticolonialismo y su latinoamericanismo, en el tremendísimo esfuerzo que realizara para construir -de la mano de Marx, Engels, Lenin, Fidel, Martí- el período de transición en un país que marcaba un antes y un después en los procesos de liberación en el continente americano.

En sólo seis años Che asume una gran multiplicidad de tareas de gran impacto nacional e internacional. Es nombrado Jefe Militar en la zona de La Cabaña en la Habana, le otorgan la ciudadanía cubana por nacimiento en reconocimiento a sus méritos, funda la revista Verde Olivo, realiza disímiles misiones representando a nuestro país en el exterior, ocupa el frente del Departamento de Industrialización del Instituto de la Reforma Agraria (INRA), es nombrado presidente del Banco Nacional de Cuba y presidente del recién creado Ministerio de Industrias. En medio de tanto trabajo y dedicación encontró siempre un espacio para la lectura, el debate, la reflexión crítica. Publica en esos años un sin número de artículos y algunos libros, inicia las jornadas de trabajo voluntario en el país, impulsa con su ejemplo las enseñanzas más profundas de la teoría marxista e introduce al (auto) análisis constante de su quehacer revolucionario a escala global una filosofía que se apellida praxis.

Como en una secuencia fílmica de esos inolvidables años, en junio del propio 59 se casa con la combatiente Aleida March. Nacerían de esa unión cuatro hijos: Aleidita, Camilo, Celia y Ernesto.

En abril de 1965 se dispone a cumplir nuevamente su misión como revolucionario al servicio de los pueblos del mundo. Parte hacia el Congo belga con el objetivo de fortalecer el Movimiento de Liberación allí presente. Al no lograrse el propósito, luego de permanecer oculto unos meses en Tanzania y Praga -donde aprovecha para estudiar y analizar la experiencia congolesa en su totalidad- Che regresa clandestinamente a Cuba.

Se prepara en una zona de Pinar del Rio con un reducido grupo de combatientes para continuar su proyecto de liberación continental en Bolivia. La gesta culmina de manera fatal por motivos varios. El 8 de octubre de 1967 libra el Che su último combate en una zona conocida como la Quebrada del Yuro. Al día siguiente es asesinado en una escuelita del poblado de La Higuera y enterrado en una fosa común. Treinta años después, un 28 de junio de 1997 especialistas cubanos y argentinos, con el apoyo de las autoridades bolivianas, encuentran sus restos junto a otros compañeros enterrados en Valle Grande.

A la luz del presente, de esto que pudiera llamarse fríamente “historia”, se desprenden no pocas lecciones susceptibles de ser objeto de estudio en cualquier ciclo y/o nivel de enseñanza. Sin embargo, la mejor de todas -si se quiere- tendría lugar allí donde el compromiso y el apego a la verdad se adhieren al rescate del pensamiento y de la acción profundamente altruista de Che Guevara, allí donde los sueños se convierten en realidad de la mano de quien se entregara plenamente por el bien de la humanidad toda. Con todo ello, ser como el Che resultaría palpable desde su comprensión integral, desde el todo y no simplemente desde una de sus partes, desde el proceso y no desde el resultado, desde lo colectivo y no simplemente desde lo individual, desde lo que nos identifica y también desde lo que nos diferencia, desde el sentido y no desde la consigna, desde lo asumido y no desde lo asignado.

El ser consecuente, el amor al otro, la confianza en el hombre, la responsabilidad frente al estudio y al trabajo, la crítica como elemento consustancial al ejercicio revolucionario, la solidaridad sencilla y cotidiana, el internacionalismo profundamente voluntario y el «ser capaces de sentir en lo más hondo cualquier injusticia cometida contra cualquiera en cualquier parte del mundo» es el homenaje más auténtico que se le pudiera hacer a Ernesto Guevara de la Serna en el ejemplo y en la voluntad férrea que significa el enunciar generación tras generación el famoso lema de nuestros pioneros.

Que sean escolares sencillos diría el Apóstol en sus Versos, depende en buena medida de lo que como pueblo seamos capaces de inculcarles. La admiración, pero también la posibilidad de ser uno mismo al tiempo en que asumimos, producimos, recreamos, enseñamos lo más valioso de nuestra identidad como cubanos a través de los valores que nos legaran la vida y la obra de nuestro querido Guerrillero Heroico, también Ernestico, el Pelao, Fúser, Ernesto, el Che, más que una necesidad es una obligación moral de todos los que creemos que un mundo mejor será posible siempre que dotemos de sentido y llevemos en el corazón a hombres que como el Che Guevara lo dieron todo por el porvenir de nuestra América.

 

Gu@jiro de Cienfuegos / @: guajiro100fuego@gmail.com

Al Pico Turquino por los Cinco, por Cuba, para juntar y amar

Posted on


Esta no puede ser una declaración, después del esfuerzo de todo el trayecto hablar de declaraciones, más allá del brutal cansancio que sentimos, sería mentirnos a cada uno de nosotros. ¿Por qué estamos aquí? ¿Por qué venir de tan lejos, dando estas sacudidas a nuestros flacos bolsillos y a contrapelo del transporte en verano; simplemente para retarnos, para subir, quizá por primera vez, al punto más alto de Cuba? Los que ya han vivido la experiencia no es eso lo que buscan, pero ¿qué buscan?

Me gusta creer que cada quien vino con sus motivaciones personales. Nosotros, los del periódico holguinero, pensamos en los 50 años de una publicación que no vimos nacer, pero que hemos aprendido a querer desde que comenzamos a formar parte de ella y que nos reta todos los días. Cada quien trajo hasta esta cima sus realidades, sus sueños, sus fantasmas; pero igualmente todos vinimos también para encontrarnos, para juntar y amar, como decía Martí.

“Escasos, comos los montes, son los hombres que saben mirar desde ellos, y sienten con entrañas de nación, o de Humanidad”, también dijo ese gigante que con solo 16 años entendió que el que lleva luz se queda solo, porque es más cómodo vivir bien en la paja caliente y con la avena que da el amo. Los que aquí vinimos, tenemos voces diferentes, pensamientos diferentes, pero estamos unidos por el deseo de hacer cada día mejor a esta islita que se reveló contra la paja caliente y la avena, y escogió la estrella que ilumina y mata.

No es fácil construir una Cuba mejor, no solo por las ambiciones que pesan sobre ella, las mentiras bien pagadas o las complejidades de un mundo que se fracciona todos los días más. Es difícil, sobro todo, porque cada vez son más los que renuncian a sentir con entrañas de nación para buscar el sueño personal, los que miran hacia otro lado o los que renuncian a decir la verdad. Y creo que por eso estamos aquí, porque a veces los buenos también necesitan saber que no están solos, que somos muchos los que persistimos en construir la utopía de una sociedad en la que el hombre piense en sus semejantes como sus hermanos, más allá de las diferencias. Vinimos para estrechar la mano del amigo, ese al que descubrimos tan cercano a través de las redes, pero cuyo abrazo no sentiremos jamás mediante códigos. Y porque sabemos que juntos somos más fuertes: más fuertes para seguir luchando por Cuba, por cualquier hombre en el mundo, por cualquier casa.

Esta no puede ser una declaración, en todo caso un mensaje de amor, de amistad, un puente para unirnos también por cinco hombres que por sentir con entrañas de Humanidad, renunciaron a su propia vida para defender la nuestra, la de muchos. Las declaraciones tienen otro lenguaje, otra naturaleza, pero si una declaración necesitáramos hacer desde este sitio de Cuba, es la de no descansar hasta que René González, Gerardo Hernández, Ramón Labañino, Antonio Guerrero y Fernando González, estén de nuevo en su Isla, con su familia.

Llegar hasta aquí ha sido difícil no solo por la subida escarpada y por los kilómetros que aún nos faltan de regreso. El camino ha tenido otros escollos y personas que han quedado con el corazón anhelante en alguna parte de la travesía. Con todos ellos hacemos también esta profesión de fe, este compromiso: continuaremos uniendo, juntando; seguiremos yendo contra la corriente y sembraremos solidaridad donde otros planten egoísmo, gritaremos Cuba allí donde traten de silenciarla y seguiremos defendiendo la verdad, esa que se pinta de gris, verde, rojo y violeta; y no solo de blanco y de negro como algunos piensan.

Y aunque esto no es una declaración, permítanme desde lo más alto de nuestro país, desde este Pico Turquino que nos ha hermanado para siempre, invitarlos a una promesa, la de abrazarnos nuevamente, el día que los Cinco estén de vuelta. Aquí dejo abierta la trinchera y pongo a disposición de ustedes mi blog, que es mi modesta arma.

(Tomado de Espacio Libre)

Turquino en cuenta regresiva

Posted on


La cuenta regresiva para el viaje al Pico Turquino comenzó a caminar. Apenas nos faltan 8 días para irnos hacia la base de campismo Río La Mula.Ya presenté a los orientales de esta gran aventura, pero desde allá hasta acá hemos tenido bajas y altas, por lo que debo introducir a dos nuevos amigos.

A la guantanamera Arlín también el trabajo por el 26 de julio la ha absorbido. Por si fuera poco, los colegas del semanario Venceremos están igualmente de 50 aniversario, así es que a pesar de su embullo, el viaje al punto más alto de nuestra geografía queda postergado para ella. Se unen sin embargo dos muchachos: Yasel Toledo, estudiante de tercer año de Periodismo, colaborador de La Joven Cuba y bloguero; el otro es Sergio Torralbas, estudiante de quinto año de medicina y quien se encargará de la salud de todo el equipo, para los que están preocupados por nuestra integridad física. Yo confío en él, así es que espero que todos los demás lo hagan.

Y ahora sí hablo de los del centro de la Isla. María de los Ángeles Romero es de Sancti Spíritus, para los que no se familiarizan con el nombre les cuento que ella es @maryjc1609 en twitter y su blog esFomento en vivo. Aún no la conozco del todo, pero ya me admiran su seriedad, independencia y constancia. A ella le agradecemos la presencia de Yumey, una colega de la radio espirituana. Giselle Morales, la dueña de Cuba profunda, no podrá hacer el viaje con nostros.

Lamentamos también la ausencia de Leydi Torres y sus Botellas al mar; ha sido una de las principales entusiastas de este viaje desde sus inicios, hasta la nombramos jefa de cabaña, pero al parecer esta vez no será.

En Matanzas los chicos de La Joven Cuba nos tienen en ascuas. Claro, como ahora son millonarios (en visitas a su blog, no vaya a ser que Yoani Sánchez se alarme y piense que alguien le ha quitado alguno de los premios que le tocan en la asignación de este año), quizá piensen que demorarse en confirmar les da más prestancia. Para ser justa el problema es que se termina el curso enla Universidadde Matanzas y además los pasajes para esta zona del país se complican mucho en tiempo de vacaciones. Vamos a esperar a que nos den la sorpresa Harold y Roberto y el 11 aparezcan en Santiago junto a Betsy Benítez y su guitarra, para hablar de cocodrilos y quién sabe si de un viaje a Playa Girón.

 

(Tomado de Espacio Libre)

Veranito en el Turquino – @twitturquino

Posted on


Ya comienza el veranito y al menos en Holguín no se anda con chiquitas: el calor es casi insoportable o quizá sería mejor decir que es cómplice, así cada quién se ve obligado a escoger el río, la piscina o la playa. A mí julio y agosto me verán trabajando, aunque tengo mi pedacito de playa, de río y de verano, reservado con buenos amigos que ahora me tienen corriendo de un lado a otro, bueno, nos traen corriendo, pero el resultado valdrá la pena.

Les cuento: el 14 de julio subiré el Pico Turquino. Me perdonan si en algún momento confesé aquí mismo y en voz alta, que no subiría nunca más. No es que la experiencia haya sido mala, nada de eso, es que la loma se las trae, como dice uno de los que me acompañarán en la aventura. Ya se los presento.

Dianet es uno de los puntales de este viaje. A pesar de todas sus responsabilidades en el ¡ahora!, un periódico al que le celebraremos el 50 aniversario desde la mayor elevación de Cuba, ha sabido con su paciencia y su dulzura, dar orientación a los desorientados; y hay muchos cuando se trata de reunir a blogueros, twiteros y facebuceros de todo el país.

Holguinera desde la raíz, hoy no paraba de celebrar, junto a Aracelys, el poder entrar a las respectivas administraciones de sus blogs en wordpress, después de la enemistad entre esta plataforma y mozilla. Cuba en letras, el espacio de Di en la red y Holguineros, el de Chely, como le decimos a Aracelys, son visiones diferentes de una misma realidad, la primera más lírica, la segunda más antropológica; así de diversas son las bitácoras cuyos dueños participan en esta excursión.

De Holguín son también Elizabeth, @BellCub@, con su alegría a prueba de huracanes, y nuestros informáticos y facebuceros Johnny y Héctor. Todos son novatos en esto de subir lomas y hermanar hombres y aunque hay quien ha tratado de atemorizarlos, ninguno se ha dejado desalentar;  desde el comando central de nuestra ciudad de los parques contribuyen a mantener el contacto con el resto de los amigos, a los que en su mayoría solo conocen a través de las redes.

De aquí voy a saltar a Santiago, para presentarles a la tropa de la tierra caliente. Al Pico Turquino se asciende por Granma y por Santiago de Cuba, hasta allá iremos nosotros. Pero de cómo es el ascenso y de estos nuevos muchachos, les cuento en el próximo post.

Nota:

Escribí dos cosas sobre mi viaje anterior, aquí están: Despedida yConozca a Cuba primero, pero…

(Tomado de Espacio Libre)

Periodistas, Twitteros y Blogueros cubanos en el Pico Turquino: @twitturquino (+ twitter cubano)

Posted on Actualizado enn

@twitturquino

Los blogueros, twitteros y participantes en otras redes sociales se reunirán de nuevo para intercambiar experiencias y hacer más efectiva la presencia cubana en el ciberespacio.

Se estima que participen unas 40 personas, entre periodistas, comunicadores sociales y otros colegas de la blogosfera cubana. Contaremos con compañeros de La Habana, Matanzas, Sancti Spíritus, Villa Clara, Camagüey, Las Tunas, Guantánamo, Santiago de Cuba y Holguín.

MI TWITTER CUBANO
MI TWITTER CUBANO

KOKACUB@