Raúl Castro

Asesor cultural pide que la TV cubana sea competitiva

Posted on

Por AFP

El asesor cultural del gobernante cubano Raúl Castro, el ex ministro Abel Prieto, pidió el jueves a la televisión nacional que haga competencia mediante una “programación coherente” a los “paquetes” de programas extranjeros que se venden en ‘memorias flash’ en la isla.
Los “paquetes”, como se denominan popularmente en Cuba, contienen programas pirateados de televisoras extranjeras, principalmente de cadenas latinas de Estados Unidos, que circulan de forma ilegal pero tolerada en toda isla, vendidos por particulares a unos 20 centavos de dólar.

“La respuesta no está en prohibir el paquete de audiovisuales que muchos difunden mediante memorias flash, sino en hacerle competencia con una programación coherente con nuestra identidad cultural y los intereses políticos del país”, dijo Prieto, citado por el periódico regional Vanguardia.

Estos paquetes, que son adquiridos semanalmente en miles de hogares cubanos, incluyen dos o tres capítulos de una telenovela, programas de participación, partidos de béisbol de las Grandes Ligas y videos musicales, entre otros.

Los cubanos no tienen acceso a la televisión de otros países, salvo a la red multiestatal Telesur, y sólo los extranjeros residentes, entidades oficiales y hoteles pueden contratar antenas parabólicas.

Los paquetes comenzaron a circular hace meses y se convirtieron rápidamente en una adicción para miles de cubanos.

La televisión cubana también transmite películas norteamericanas sin pagar derechos, pues el embargo estadounidense prohíbe a todas las empresas de ese país, incluidos los estudios de Hollywood, hacer negocios con Cuba.

El viernes pasado la TV cubana transmitió en horario estelar el filme 12 años de esclavitud, que recientemente ganó el Oscar a la Mejor Película.

 

Fuente: Cartas desde Cuba.

Anuncios

Fidel Castro explica lo que le dijo Raúl a Obama

Posted on Actualizado enn

Fidel Castro explica lo que le dijo Raúl a Obama
Ni el presidente de Cuba ni el de Estados Unidos han hechos comentarios sobre las palabras que intercambiaron durante el memorial de Nelson Mandela en el estadio Soccer City de Johannesburgo, Sudáfrica.

El ex presidente cubano Fidel Castro debió sentir tanto curiosidad como cualquiera de los millones que vieron el saludo en vivo por televisión. La ventaja que tiene, por encima de esos millones, es que él es hermano de uno de los involucrados en el llamado histórico apretón de manos. Por eso, ha podido publicar un artículo mencionando el episodio.

“Mister President, I’m Castro” fue lo último que le dijo Raúl a Obama, al retenerlo por unos segundos, a lo que Obama respondió diciendo sí con la cabeza. Si consultan este video, entre el segundo 27 y 29, se ve al presidente cubano gesticular algo similar a la palabra “Castro.”

Fidel escribió un artículo titulado “Mandela ha muerto ¿Por qué ocultar la verdad sobre el Apartheid?”, donde expresa lo siguiente:

“El papel de la delegación de Cuba, con motivo del fallecimiento de nuestro hermano y amigo Nelson Mandela, será inolvidable. Felicito al compañero Raúl por su brillante desempeño y, en especial, por la firmeza y dignidad cuando con gesto amable pero firme saludó al jefe del gobierno de Estados Unidos y le dijo en inglés: “Señor presidente, yo soy Castro”.

Una fuente cercana a la presidencia del Consejo de Estado cubano, consultada por este periodista, afirma que Obama le respondió “I know, I know” (Lo sé, lo sé.) También comentó que Obama había comenzado el saludo o terminado la conversación con un “My pleasure, Mr. President” (El placer es mío, señor Presidente).

Aunque el trío fotográfico de Barack Obama con la primera ministra danesa Helle Thorning-Schmidt y con el británico David Cameron amenazó con robar el show,  el apretón de manos entre Raúl Castro y el presidente de Estados Unidos reubicó al tema Cuba entre las prioridades de la prensa norteamericana durante la semana posterior al saludo.

 

Fuente: On Cuba.

Furor en las redes sociales por breve apretón de manos entre Obama y Raúl (+ Foto y Video)

Posted on

 

Barack Obama estrecha la mano a Raúl Castro en el memorial de Nelson Mandela. Foto: EFE

Barack Obama estrecha la mano a Raúl Castro en el memorial de Nelson Mandela. Foto: EFE

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, estrechó la mano al presidente de Cuba, Raúl Castro, en lo que se ha convertido en una imagen histórica producida en el memorial a Nelson Mandela, celebrado este martes en Johannesburgo, afirma EFE.

Raúl Castro sonrió mientras Obama le daba la mano mientras se dirigía al estrado del estadio Soccer City, en un gesto sin precedentes. Esta es la primera ocasión en la que ambos mandatarios se saludan públicamente, tal y como captaron las cámaras, añade la agencia oficial española.

El presidente estadounidense ha sido el primero de varios mandatarios internacionales que han tomado la palabra en el adiós a Mandela, fallecido el pasado jueves.

El presidente de Cuba, Raúl Castro, y la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, entre otros, también participarán en los discursos.

En la red social Twitter, la imagen se convirtió en viral poco después de que fuera captada por las cámaras.

Más de 100 post por minuto se sucedieron en la red social Twitter tras el apretón de manos.

Más de 100 tweets por minuto se sucedieron en la red social Twitter tras el apretón de manos.

(Con información de EFE)

El momento captado por las cámaras de la CNN

Fuente: Cubadebate.

Empieza la unificación de las monedas en Cuba

Posted on

 

Empieza la unificación de las monedas en Cuba

El Consejo de Ministros de Cuba puso en vigor el cronograma para unir las dos monedas nacionales y sus dos tasas de cambio. Una nota oficial publicada por el diario Granma explica que el tema de la eliminación de la doble moneda fue analizado en la reunión mensual del gobierno de la Isla, el sábado 19 de octubre de 2013.

Las medidas en ejecución deberán conducir al “restablecimiento del valor del peso cubano y de sus funciones como dinero, es decir de unidad de cuentra, medio de pago y de atesoramiento.”

Las fechas o períodos del cronograma de unificación no se han publicado. Tampoco se anuncia un cambio en las tasas de cambio.

El primer paso anunciado es “la elaboración de las propuestas de normas jurídicas, los diseños de los cambios de los sistemas informáticos encargados de los registros contables y los ajustes en las normas de contabilidad.” Esta fase del proceso incluirá ”la capacitación de las personas que acometerán la ejecución de las diferentes transformaciones.”

Los cambios ocurrirán inicialmente en el área de las personas jurídicas (empresarial), “a fin de propiciar las condiciones para el incremento de la eficiencia, la mejor medición de los hechos económicos y el estímulo a los sectores que producen bienes y servicios para la exportación y sustitución  de importaciones.”

Parece que los titulares de cuentas bancarias no deberán temer por su dinero. “El proceso de unificación monetaria respeta los principios de que la confianza ganada por las personas que han mantenido sus ahorros en los bancos cubanos en CUC, otras divisas internacionales y CUP, se conserve intacta (…)”

El gobierno de Cuba asegura que las dos monedas mantendrán “su total respaldo.”

La nota oficial da a entender que se experimentará  el pago en pesos cubanos en sitios donde actualmente se utiliza el peso cubano convertible. “Se podrán efectuar pagos en efectivo en CUP por el equivalente calculado a la tasa de cambio de CADECA de 25 CUP por 1 CUC.”

La nota oficial explica que el proceso de unificación iniciado será tanto para las personas jurídicas (empresas) como naturales (ciudadanos).

Además de tener una economía con dos monedas nacionales, en Cuba,  existen dos tasas de cambio para esas mismas monedas: una oficial, de 1 peso cubano (CUP) por un peso cubano convertible (CUC), para las empresas, y una para las personas naturales, en las Casas de Cambio (CADECA), donde 25 pesos cubanos equivalen a un peso convertible.

La nota oficial concluye anunciando que las autoridades cubanas darán más detalles en el futuro, según avance el cronograma de unificación.

 

Fuente: OnCubaMagazine.

Fuente: Granma.

 

Hablando con mami, clarito, clarito…

Posted on

raul-castro-miguel-diaz-canel 

Por Carlos Alberto Pérez

Cada día que pasa hablar con mami se me hace más que difícil. De recia vocación comunista mi madre a sus 68 eneros no aguanta la más mínima crítica al sistema, y peor que eso, defiende a ultranza hasta lo mal hecho, siempre y cuando se esconda tras ello el más mínimo símbolo de lo que para ella Revolución significa.

Yo, que fui militante de la UJC hasta mis 30 años y considero haberlo hecho lo mejor que pude, he llegado a ser para ella en ocasiones hasta ¨un medio gusano, un disidente¨.

Así como lo leen, mami no cree ni en quién ella misma parió, y aunque conoce bien a este que hoy la cita, cuando me pongo un poco intranquilo no me deja pasar una. Mucho menos acepta mis tempestivos arranques, pues generalmente vienen con una verborrea contemporánea a la que ella no está acostumbrada, y según puedo advertir, se le llegan hasta botar los ojos y casi inconscientemente detiene la respiración hasta que me escucha concluir mi frase en ristre. Según ella, cuando yo me envalentono mejor es no dejarme terminar. Y me pregunto: ¿Es así como mi madre pretende que los jóvenes de hoy seamos punteros en la defensa de la Revolución, expresando actitudes dignas de lástima como esa, y peor aún, renegando una vez más de la manzana en su cabeza?

Anoche sucedió nuevamente. Volvimos a chocar criterios, generaciones y visiones futuras. Cuba puede provocar todo eso y mucho más, incluso dentro de las más unidas familias. Pero esta vez sucedió de manera diferente, porque la disidente fue ella, aunque apuesto que su orgullo no le permitió siquiera darse cuenta. Y es que aferrada a la vieja escuela, mami, ni porque fue el mismísimo Raúl Castro quien lo dijo, está en desacuerdo con que los mandatos presidenciales sean limitados a dos períodos de 5 años. Así de aferrada y testaruda es mi vieja, y no la culpo, porque fue lo que vio y vivió durante toda su vida política.

Ahora que la generación histórica está cediendo el mando, a muchos les costará vislumbrar un liderazgo distinto a las figuras que desde niños conocimos en los cuadernos de historia, y evidentemente esto ya está causando algunos traumas. Por eso casi puedo entenderla.

Yo personalmente después de Raúl no veía a nadie capaz de echar palánte este país como realmente nos hace falta. Y disculpen mi ignorancia política, pero un día dije que prefería meterme a disidente de verdad antes de que Machado Ventura fuera mi presidente, y por suerte, eso ya nunca será posible. Seguiré siendo entonces un joven revolucionario, un rojo comunista.

 

Ahora el Parlamento eligió a Miguel Díaz Canel, que bastante mal me caía un tiempo atrás, pero confieso que mis razones eran eminentemente personales desde su época como Ministro de Educación Superior. En aquel momento derogó arbitrariamente los cambios de carrera de las SUM, y mi esposa siguiendo el procedimiento de cursos anteriores perdió un año de su carrera solamente porque el hombre de los ojos claros así lo dispuso.

La perreta Díaz Canel me duró hasta hace apenas unos pocos meses, cuando hablando con unos amigos me ilustraban sobre sus resultados como dirigente en las dos provincias que dirigió, y de lo querido que allí era por todos. Varias anécdotas de primera mano lograron hacerme sentir hasta un cierto grado de simpatía por el Dos. Y más temprano que tarde pude darme cuenta de lo errado que siempre estuve, y que la pasión me tuvo cegado todo este tiempo. Hoy, que reconozco mi error, le auguro el mejor de los caminos a mi próximo presidente.

Cierto es que, dirigente de vasta experiencia, conocido por su sobriedad, sencillez y cultura, así como objetividad al mando, por donde ha pasado el ahora primer vicepresidente de Cuba ha dejado una huella positiva que promete a la hora de dirigir un país. Dicen que siendo Primer Secretario del PCC en Villa Clara hacía colas en las pizzerías con short y chancletas para calibrar los servicios gastronómicos, y que pasaba las tardes disfrazado en las terminales intermunicipales tocando con la mano las tristes realidades que allí se viven.  Yo, desde que lo vi ascender como lo hizo hace unos años atrás, nunca dudé que lo estuvieran preparando como el futuro líder joven de la Revolución cubana, y este domingo Raúl y el Parlamento no me dejaron equivocarme.

Ojalá y Raúl pueda culminar su último mandato con mejores resultados que los alcanzados hasta el momento, y que alcance a ver por muchos años más el resultado de su obra continuada por el joven pero experimentado Díaz Canel. Cuba hoy más que nunca lo necesita, y aunque a mami le moleste, el cambio generacional quedó dictado desde este domingo, y ahora nos toca a nosotros trazarnos nuestro propio camino.

Como dijera alguna vez alguien que ahora grito por citar: ¨Gracias por el pasado, el futuro es nuestro¨.

 

 

Fuente: La Chiringa de Cuba.

 

 

 

Luces, cámara y un poder sin heridas de bala

Posted on

 

Por Claudio Pelaez Sordo Miguel Díaz-Canel

Si yo fuera director de cine escribiría urgentemente un guión, para una película futura, sobre la vida de un cortador profesional de caña que llegó a Presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular en Cuba. El protagonista llevaría por nombre Esteban Lazo Hernández. Y de más está decir que sería un filme basado en una historia real.

Historia real que tuvo su máxima expresión este domingo 24 de febrero cuando los 602 diputados presentes del Parlamento cubano eligieron a los máximos responsables del Consejo de Estado y al nuevo Presidente de la Asamblea.

De antemano ya se conocía que Ricardo Alarcón no saldría de presidente del Parlamento, pero una bola –como le decimos los cubanos a los rumores que andan por la calle- auguraba que sería Esteban Lazo el sustituto. Y así fue.

El negro de origen humilde, cortador de caña desde muy joven, obrero en el molino y secadero de arroz de Jovellanos, al decir del ratificado Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Raúl Castro Ruz, es el nuevo Presidente de la Asamblea. Para desvelo de algunos y consuelo de otros.

 

Y lo que sí resulta un gran desvelo –alentador por cierto- y pone a todos a la expectativa es que los hombres que recibieron balas sobre sus cuerpos en la guerra de guerrillas ceden espacio a quienes han crecido con la Revolución. Comienza a cobrar mayor protagonismo los nacidos al amparo de la Revolución, muestra de ello es que el 61.3 por ciento de los diputados nació después de su triunfo en 1959 y que el posible Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros en el 2018, Miguel Díaz Canel, tiene casi la edad de la Revolución.

Esa nueva generación sobre la cual empieza a caer el poder tiene el cometido de saldar las cuentas pendientes para una sociedad que se erigió como la más democrática del mundo, pero se quedó anquilosada a consignas. Y el no avanzar significó un retroceso.

Quienes comienzan a tener un poder cada vez mayor, resultado de sus méritos partidistas y ciudadanos, deben saber que la miel del poder intentará mostrarse cada vez más dulce. No se empalagarán quienes luchen por ideas justas y dejen a un lado la gloria y los honores.

Sin dudas, Cuba ha cambiado en sus últimos cinco años, más que en cinco décadas. Pero lo más curioso –y alentador también- es que los cambios no han venido a raíz de la muerte de ninguna de sus figuras históricas.

Estos, al fin, han cedido a los reclamos de un pueblo que más que la ley de emigración, o la venta y compra de casas, le interesa aún más, qué llevarse a la boca todos los días, que el profesor no falte en el aula de su hijo, ni que el médico se sienta sobreexplotado en su guardia nocturna.

 

La solución o no de estos problemas por la nueva generación que está llegando al poder, sin heridas de combate, a paso de ¿elefante?, pudiera ser otro argumento para un filme con un final perestroiko o martiano.

 

 

Fuente: Tremendo Explote

 

 

 

Raúl Castro: “La mayor satisfacción es la tranquilidad y serena confianza que sentimos al ir entregando a las nuevas generaciones la responsabilidad de continuar construyendo el socialismo” (+ Fotos)

Posted on

Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.

Discurso pronunciado por el General de Ejército Raúl Castro Ruz, primer secretario del Comité Central del Partido y presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, en la clausura de la Sesión Constitutiva de la Asamblea Nacional del Poder Popular, en su Octava Legislatura, y del Consejo de Estado, celebrada en el Palacio de Convenciones de La Habana, el 24 de febrero de 2013.

Compañeras y compañeros:

En una fecha como hoy, el 24 de febrero de 1895, se reinició la lucha por la independencia con la fusión de los fogueados mambises de la primera guerra y los pinos nuevos, bajo el liderazgo del Partido Revolucionario Cubano y de Martí.

Me corresponde asumir nuevamente ante ustedes y todo nuestro pueblo el honor de presidir el Consejo de Estado y el Gobierno.

En este sentido, creo que no es ocioso reiterar lo afirmado dos veces en este Parlamento, cito: “A mí no me eligieron Presidente para restaurar el capitalismo en Cuba, ni para entregar la Revolución. Fui elegido para defender, mantener y continuar perfeccionando el socialismo, no para destruirlo”.

En concordancia con los acuerdos del 6to Congreso, será preciso armonizar los postulados de la Constitución de la República con los cambios asociados a la paulatina implementación de los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución.

Entre las modificaciones que nos proponemos introducir a la Constitución se encuentra la de limitar a un máximo de dos períodos consecutivos de cinco años el desempeño de los principales cargos del Estado y del Gobierno y establecer edades máximas para ocupar esas responsabilidades.

Al propio tiempo, no resulta saludable estar reformulando continuamente la Carta Magna de la Nación y comoquiera que efectuar una reforma constitucional nos tomará necesariamente un tiempo prudencial, ya que si bien algunas cuestiones pueden modificarse por el propio Parlamento, otras más importantes requieren además la ratificación por el voto favorable de la mayoría de los ciudadanos en referendo; deseo esclarecer que en mi caso, con independencia de la fecha en que se perfeccione la Constitución, este será el último mandato.

En esta sesión la Asamblea Nacional eligió al compañero Miguel Díaz Canel Bermúdez Primer Vicepresidente del Consejo de Estado y posteriormente aprobó su designación como Primer Vicepresidente del Consejo de Ministros.

Consideramos que en las circunstancias que vive el país y se ha visto obligado a desenvolverse durante más de medio siglo de Revolución, debe garantizarse en la cúspide del poder estatal y gubernamental la unidad ejecutiva frente a cualquier contingencia por la pérdida del máximo dirigente, de manera que se preserve, sin interrupciones de ningún tipo, la continuidad y estabilidad de la nación.

Esta decisión reviste particular trascendencia histórica porque representa un paso definitorio en la configuración de la dirección futura del país, mediante la transferencia paulatina y ordenada a las nuevas generaciones de los principales cargos, proceso que debemos concretar en un quinquenio y actuar en lo adelante de manera intencionada y previsora, a fin de  evitar que se nos repita la situación de no contar oportunamente con suficientes reservas de cuadros preparados para ocupar los puestos superiores del país y asegurar que el relevo de los dirigentes constituya un proceso natural y sistemático.

El compañero Díaz Canel no es un advenedizo ni un improvisado. Su trayectoria laboral acumula casi 30 años, comenzando en la base, en la profesión que estudió, y tras haber cumplido el Servicio Militar en unidades coheteriles antiaéreas de las FAR, impartió docencia en la Facultad de Ingeniería Eléctrica de la Universidad Central de Las Villas, donde se le propuso como cuadro profesional de la Unión de Jóvenes Comunistas y más adelante, considerando los resultados alcanzados, fue promovido al Partido, ascendiendo gradualmente a mayores responsabilidades, entre ellas, Primer Secretario del Comité Provincial en Villa Clara, por espacio de casi una década y después en Holguín durante seis años.

Es miembro del Comité Central del Partido desde 1991 y del Buró Político en el 2003. Cumplió misión internacionalista en Nicaragua. Es graduado del Colegio de Defensa Nacional.

En el año 2009 pasó a desempeñar funciones gubernamentales, primero como Ministro de Educación Superior y a partir del 2012, Vicepresidente del Consejo de Ministros a cargo de la atención de diferentes organismos vinculados a la educación, la ciencia, el deporte y la cultura. Por otra parte, participa semanalmente en la Comisión Económico Financiera del Gobierno y en la Comisión del Buró Político para el control de la implementación de los acuerdos del 6to Congreso.

Mención aparte merece la conducta de los compañeros Machado Ventura y Colomé Ibarra, quienes tuvieron la iniciativa de ofrecer sus cargos en el Consejo de Estado en favor de la promoción de la nueva generación.

En el caso de Machado Ventura, con excepcionales cualidades como dirigente y ser humano, modestia y consagración al trabajo, destacada trayectoria revolucionaria por cerca de 60 años, combatiente de la Sierra Maestra y fundador del Segundo Frente Oriental “Frank País”, donde creó y desarrolló 20 hospitales de campaña y 11 dispensarios distribuidos en zonas montañosas en toda la provincia de Guantánamo y en parte de las de Santiago de Cuba y Holguín que abarcaba este frente guerrillero. Participó en múltiples acciones combativas, siendo herido en una de ellas; partiendo también del prestigio, preparación, experiencia y la vitalidad que conserva, así como su capacidad real de continuar aportando en la dirección de decisivas actividades, la Asamblea Nacional lo eligió para ocupar una de las vicepresidencias del Consejo de Estado.

Asimismo, se mantiene como miembro del Consejo de Estado el compañero Abelardo Colomé Ibarra, quien desde muy joven se sumó a la lucha revolucionaria en su natal Santiago de Cuba, participando en la sublevación del 30 de noviembre de 1956, bajo las órdenes de Frank País, que lo seleccionó para integrar el primer refuerzo al naciente Ejército Rebelde en la Sierra Maestra.

Al igual que Machado Ventura es fundador del Segundo Frente Oriental “Frank País”, herido en dos ocasiones en combate contra las tropas de la tiranía, destacándose por su valor, lo que le mereció ascender desde soldado hasta el grado de Comandante.

Luego del triunfo de la Revolución ha ejecutado con éxito, humildad y lealtad las tareas encomendadas, entre las cuales debo resaltar el cumplimiento de delicadas misiones internacionalistas, posteriormente llevó a cabo el desarrollo de la siempre competente Contrainteligencia Militar, contribuyó de manera decisiva a la primera victoria sobre las fuerzas invasoras en Angola, al frente de la Misión Militar Cubana, de 1975 al 1977 y ha desempeñado, entre otros, los cargos de Viceministro Primero del Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias y Ministro del Interior.

La actitud de Machado Ventura y Colomé Ibarra no es casual ni debe sorprender a nadie, es una demostración concreta de su genuina fibra revolucionaria, en la que no hay cabida a la vanidad y el interés personal, ni mucho menos el aferramiento a cargo alguno. Esa es la esencia de la generación fundadora de esta Revolución. Así actuó Fidel hace cinco años, dando un ejemplo enaltecedor. Así confiamos que también sean las nuevas generaciones.

Al hablar de estos temas es oportuno recordar lo expresado por Fidel, hace exactamente 15 años, ante la Asamblea Nacional el 24 de febrero de 1998, en cuanto a la primera regla o rasgo que debe caracterizar a un cuadro revolucionario, cito: “No ambicionar nunca cargos, que los hombres lleguen a los cargos que les correspondan por sus méritos, por su trabajo, por sus virtudes, por su patriotismo…”.

El Consejo de Estado elegido en esta sesión de nuestro Parlamento es un reflejo de cómo comenzamos a hacer realidad los acuerdos del 6to Congreso del Partido en materia de la política de cuadros. De sus 31 miembros el 41,9 por ciento son mujeres y el 38,6 por ciento son negros y mestizos. La edad promedio es de 57 años y el 61.3 por ciento nació después del triunfo de la Revolución.

Ya son dos las vicepresidentas del Consejo de Estado y persistiremos en la voluntad de que siga creciendo la representación femenina en este órgano y en todas las instituciones del país.

De igual forma, la Asamblea Nacional fue renovada en un 67,26 por ciento, las mujeres elevaron su participación hasta el 48,86 por ciento y los negros y mestizos al 37.9. El 82,68 por ciento de nuestros diputados posee nivel superior de educación y la edad promedio es de 48 años.

De las 15 provincias del país, en 10 resultaron electas mujeres para presidir las Asambleas Provinciales del Poder Popular, el promedio de edad en estos cargos es de 47 años y todos poseen nivel universitario.

Estos datos corroboran la calidad del proceso electoral cubano y las potencialidades que tienen los órganos del Poder Popular y esta Asamblea como órgano supremo de poder del Estado, para ejecutar las importantes potestades fijadas en la Constitución.

Precisamente a esta legislatura le corresponde una fecunda e intensa labor legislativa en el fortalecimiento de nuestra institucionalidad, en especial de cara a la implementación de los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución, proceso que tiene la primera de las prioridades y en el cual, como expliqué en la pasada sesión de la Asamblea Nacional, nos comenzamos a adentrar en cuestiones de mayor alcance, complejidad y profundidad.

Nos llena de sano orgullo y satisfacción que el Parlamento cubano sea encabezado, a partir de hoy, por el compañero Esteban Lazo Hernández, miembro del Buró Político, un negro de origen humilde, cortador de caña desde muy joven, obrero en el molino y secadero de arroz de Jovellanos, municipio donde integró el Comité Municipal del Partido. Con enorme esfuerzo y sin abandonar sus responsabilidades partidistas obtuvo el título de Licenciado en Economía.

Posteriormente ocupó el cargo de Primer Secretario del Comité Provincial del PCC en Matanzas y luego en Santiago de Cuba y Ciudad de La Habana.

Lo mismo podemos decir en los casos de los nuevos vicepresidentes del Consejo de Estado, Díaz-Canel, de Mercedes López Acea, la eficiente primera secretaria del Partido en la capital y de Salvador Valdés Mesa, representante directo de la clase obrera, quien en su condición de miembro del Buró Político, pasará a atender a la Central de Trabajadores de Cuba (CTC), además de otras funciones que se le asignarán por la vía partidista.

Todos ellos surgieron del pueblo y como el resto de los miembros del Consejo de Estado constituyen un ejemplo fehaciente de cómo se han llevado a la práctica las palabras de Fidel el 16 de abril de 1961, en vísperas de la invasión mercenaria por Playa Girón, cuando dijo: “esta es la Revolución socialista y democrática de los humildes, por los humildes y para los humildes”. Hoy estamos demostrando que así lo seguirá siendo para siempre.

Es asimismo motivo de legítima felicidad contar con una juventud identificada con los valores éticos y los principios de justicia social, que está preparada en todos los sentidos, inclusive militarmente, para defender y mantener en alto las banderas de la Revolución y el Socialismo.

Ciertamente quienes tuvimos el honor de acompañar a Fidel en los inicios de la gesta revolucionaria y en la lucha insurreccional contra la tiranía, hemos tenido el privilegio, junto al pueblo heroico, de ver con nuestros propios ojos la obra consolidada de la Revolución; sin embargo la mayor satisfacción es la tranquilidad y serena confianza que sentimos al ir entregando a las nuevas generaciones la responsabilidad de continuar construyendo el socialismo y con ello asegurar la independencia y la soberanía nacional.

Lo hacemos teniendo definido por el Congreso del Partido el rumbo para actualizar el modelo económico cubano y alcanzar una sociedad socialista próspera y sostenible, una sociedad menos igualitaria, pero más justa, principios estos que sirven de fundamento para la conformación del programa de desarrollo hasta el año 2030, en fase de elaboración.

Ello será posible porque los Lineamientos de la Política Económica y Social son fruto, en primer lugar, de los amplios y democráticos intercambios con el pueblo, que los hizo suyos, reformulándose el 68 por ciento de la propuesta inicial como resultado de la consulta popular.

De la misma forma fueron respaldados por el Parlamento, en cuyas sesiones ordinarias se rinde cuenta, dos veces al año, sobre la marcha del plan de la economía y del proceso de implementación de los citados lineamientos.

Similar análisis se efectúa sistemáticamente en los plenos del Comité Central y de los comités provinciales y municipales del Partido, con la participación de dirigentes administrativos locales.

Estos métodos de consulta directa con la población que se han desarrollado en más de 50 años del proceso revolucionario y que proseguirán perfeccionándose antes, durante y después de adoptar las decisiones más trascendentales para el futuro del país, constituyen un factor adicional para la tranquilidad y esperanza hacia el futuro que experimentamos los integrantes de la dirección histórica de la Revolución, ya que además de fortalecer de manera permanente la unidad y apoyo del pueblo, garantizará rectificar oportunamente los errores que podamos cometer.

En Cuba nunca a nadie se le permitirá soslayar que tal y como expresa la Constitución en su artículo No. 3,cito: “la soberanía reside en el pueblo, del cual dimana todo el poder del Estado”.

En virtud de ello, previo a la celebración de los futuros congresos del Partido, deberá llevarse a cabo un proceso de consulta popular, cada vez más profundo y organizado, de modo que el Programa actualizado de la Revolución que se apruebe refleje siempre, en todos los asuntos vitales de la sociedad, la opinión de la población.

A aquellos que dentro o fuera del país, con buenas o malas intenciones, nos alientan a ir más rápido, les decimos que continuaremos sin prisa, pero sin pausa, con los pies y los oídos bien pegados a la tierra, sin terapias de choque contra el pueblo y sin dejar a ningún ciudadano desamparado, superando la barrera del inmovilismo y la mentalidad obsoleta en favor de desatar los nudos que frenan el desarrollo de las fuerzas productivas, o sea, el avance de la economía, como cimiento imprescindible para afianzar, entre otras esferas, los logros sociales de la Revolución en la educación, la salud pública, la cultura y el deporte, que debieran ser derechos humanos fundamentales y no un negocio particular.

Al mismo tiempo, nos proponemos mantener el enfrentamiento a las indisciplinas e ilegalidades de todo tipo, incluyendo el combate a las manifestaciones de corrupción que atentan contra las bases mismas  de nuestro sistema social, partiendo de que sin la conformación de un ambiente de ORDEN, DISCIPLINA Y EXIGENCIA en la sociedad, cualquier resultado será efímero. En la reunión de este Parlamento, en la primera quincena del mes de julio, trataremos a profundidad este bochornoso asunto de las indisciplinas e ilegalidades.

Pasando a temas de carácter internacional, no puedo dejar de mencionar que el pasado 28 de enero, en el 160 aniversario del natalicio de José Martí, Cuba asumió la Presidencia de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) y tendrá la responsabilidad de organizar en nuestro país su próxima Cumbre en el año 2014.

Este es un hecho de particular relevancia que reivindica la lucha del pueblo cubano por su soberanía y autodeterminación, demuestra cuánto han avanzado América Latina y el Caribe hacia la definitiva independencia y expone el aislamiento y fracaso de la política de bloqueo económico y mediático de  Estados Unidos contra nuestra nación.

La Presidencia Cubana de la CELAC actuará con prudencia y determinación para potenciar lo que nos une en el camino común de paz, desarrollo, justicia social, democracia con participación verdadera del pueblo, garantía para el ejercicio de TODOS los derechos humanos por TODAS las personas, soberanía sobre los recursos naturales y disminución de la desigualdad social y la pobreza.

Tendremos que cuidar nuestra unidad dentro de la diversidad e impedir que se nos divida. Sabemos que la consolidación de esta organización enfrentará recios obstáculos, derivados del injusto e insostenible orden internacional, la crisis económica global, la agresiva política de la OTAN, las amenazas y consecuencias de sus guerras no convencionales y el intento de un nuevo reparto del mundo; la existencia de enormes arsenales nucleares y novedosas armas, así como el cambio climático.

La inequidad en la distribución de la riqueza en el continente es la principal debilidad y a la vez el mayor desafío que enfrentamos. En la América Nuestra con más unidad, integración y justicia social, nada podrá detenernos.

Aprovecho la ocasión para reiterar, en nombre de esta Asamblea y del pueblo cubano, la felicitación al Presidente Rafael Correa y la Revolución Ciudadana, que él encabeza, por su resonante victoria electoral el pasado domingo.

Llegue al Presidente Hugo Chávez Frías el abrazo fraternal y deseos de recuperación de su salud. A la Revolución Bolivariana, al pueblo venezolano y a sus dirigentes ratificamos toda la solidaridad de esta Asamblea Nacional y de nuestros compatriotas.

A más de un mes de su entrada en vigor, las nuevas regulaciones migratorias están en completa aplicación sin contratiempos, con una favorable acogida por parte de la población y la abrumadora mayoría de la emigración cubana.

Proseguiremos demandando la liberación y el regreso a la Patria de nuestros Cinco Héroes, a quienes trasmitimos el fraterno saludo, reconocimiento y compromiso de este Parlamento y de todo el pueblo.

Para terminar mis palabras y sobre todo pensando en el porvenir de la Patria, creo que la mejor manera de hacerlo es con la brillante definición del concepto Revolución formulado por su Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, el 1º de mayo del año 2000 en la Plaza de la Revolución, cito:

“Revolución es sentido del momento histórico;

es cambiar todo lo que debe ser cambiado;

es igualdad y libertad plenas;

es ser tratado y tratar a los demás como seres humanos;

es emanciparnos por nosotros mismos y con nuestros propios esfuerzos;

es desafiar poderosas fuerzas dominantes dentro y fuera del ámbito social y nacional;

es defender valores en los que se cree al precio de cualquier sacrificio;

es modestia, desinterés, altruismo, solidaridad y heroísmo;

es luchar con audacia, inteligencia y realismo;

es no mentir jamás ni violar principios éticos;

es convicción profunda de que no existe fuerza en el mundo capaz de aplastar la fuerza de la verdad y las ideas.

Revolución es unidad, es independencia,

es luchar por nuestros sueños de justicia para Cuba y para el mundo, que es la base de nuestro patriotismo, nuestro socialismo y nuestro internacionalismo” (fin de la cita).

¡Que esta magistral definición sirva para siempre de guía a todas las generaciones de patriotas y revolucionarios cubanos!

Muchas gracias.

Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.

Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.

Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.

Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.

Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.

Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.

Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.

 

 

 

(Tomado de Cubadebate)