nuestra cuba

DE LA CIÉNAGA QUE NO ME PERDÍ (I)

Posted on

Pensé seriamente en no ir, lo confieso. Hoy doy mil gracias por haber estado, por haber tomado el lado de la intuición, el corazón, el cariño, el embullo y no el de la razón o los pendientes. De lo que me hubiese perdido de no haber ido!!!!

lap_5305

 Primero, de haber montado en un tren regular, por primera vez. Caballero, el que no se ha montado en un tren no sabe lo que es la vida, esa experiencia hay que vivirla para sentirla. Es exhuberante, exhorbitante, irritante …todos los ante.

Yo nunca olvidaré el guantamero en el que viajé por primera vez con sus gentes tiradas en el pasillo entre vagón y vagón, su cucherro, los férreos olores, la bulla, los llantos y gritos de los pregoneros y sobretodo la diversa y módica oferta que brinda a los aventureros consumidores: que va desde todo de tipo de productos alimenticios, entre los que se encuentran aguachinganga teñida que te venden a cinco pesos como refresco gaseado de cola; hasta aguardiente y viña, esta última por solo diez pesos la botella; y lo mejor cascarilla, huesos, o gajos de vencedor y alicates de uñas.

Además de no haber ido me hubieso perdido de aprender, de escuchar a los bien saben y viven y experimentan con blogs y redes sociales en Cuba como la Chiringa, el Koka, la people de la Joven Cuba, la Tuny…,etc.etc.. Sí, porque a este viaje yo fui a aprender y a otras cosillas… pero sobretodo a aprender y experimentar.

También me hubiese perdido de escuchar serias, acertadas, oportunas, medio que filosóficas y acaloradísimas pero amigables discusiones y yo diría que hasta un poco que disertaciones, entre jóvenes de a pie, como gusta decir, sobre el futuro de nuestro país, de nuestra Revolución, de nuestra Cuba, sobre lo que debemos y nos toca hacer a los jóvenes de hoy para garantizar el mañana y para preservar lo que hoy tenemos, sobre sociedad, economía, historia, periodismo, el día a día.

Faltar me hubiese privado de tres noches sin sueño muy bien empleadas en:

Noche uno: viaje en tren de 14 horas con punto clímax al avistar la Bahía de Matanzas y las luces de la ciudad bajo los destellos de la luna en el encuadre del pequeño de la ventanilla de aquel trasto..ohhh paraíso, mi sangre pudo nuevamente circular; breve caminata y bienvenida de un puente de película, tras montarnos en coche crujiente que creímos nos dejaba a medio camino.

Noche dos: tomadera, con sustancia extraña e inflamable preparada por Kmilo (el adorable químiko de la tropa) y más tarde completada con otras botellas compradas en Pálpite y bailadera y/o gozadera fuera de los límites habituales en el ranchón o plaza (no sé bien como llamarle) del poblado, hasta las no sé que horas de la madrugada, con concierto de Pesadilla y otras clásicos olvidados.

Y sobretodo de mi primer, delicioso e insuperable chapuzón nocturno en el mar, con agradable brisa, picaduras de mosquito (en cantidad) y caminata de diez kilómetros incluidas, todo bajo la luz de la luna llena.

No ir me hubiese quitado además el ver, bailar, joder, abrazar, besar, jugar, recibir y el ser recibida con lemas, bombos y platillos, por amigos ya conocidos, a quién admiro por su talento y cualidades y por lo que hacen en las redes sociales a pesar de las carencias, como el súper trío compuesto por la incomparable y sagaz Tuny, la laboriosa Yurislenia y la pequeña pero aplastante Carmen Luisa y el dúo dinámico del noble caballero de brillante armadura Kmilo y el pícaro e innovador Rodo, siempre con juegos nuevos y viejos para ofrecer; Mary Romero, la imparable; el locote de Arnaldo; la dulce y sensible Betsilla y los chicos de La Habana; Diane y Joy, los tortolitos, el Koka, Claudio; Darío, que hizo gala de su virtuosismo en las pistas de baile, entre otros.

Pero sobretodo me hubiese quitado el conocer e interactuar, así en físico con extraordinarios blogueros y colegas a quiénes solo había visto en pantalla como la Chiringa (Carlos Alberto, para los que no lo saben); la siempre cumpleañera Susana y el atrevido Raúl, de la tropa de los Tinajones; la atenta Thaidi (Esposa del Koka); la experta en el juego del asesino Albita (novia de Darío) y todos los demás.

Si por casualidad hubiese faltado no hubiese tenido la oportunidad de interactuar estrechamente los osados y virtuosos artistas del Conjunto Artístico Comunitario Korimakao que, con sus casas a cuestas, en guerrilla, como nosotros los blogueros, han revuelto y transformado la Ciénaga en paisaje naturalcultural.

Con aquellos que buscan y trabajan más de doce horas diarias por un arte nuevo, libre y completo, también compartimos otros puntos en común, como la realidad de con poco, muy poco, mucho se puede hacer y revolucionar y mejorar; que lo establecido no puede ser barrera para lo bueno, para el talento, para la belleza, la sensibilidad y los sentimientos, la voluntad y el esfuerzo.

De haber estado ausente me hubiese quitado el priveligio de explorar paisajes naturales paradísiacos como la Salina de Brito o la Cueva de los Peces, de volver a Zoplillar, al Museo de Playa Girón y al Memorial confeccionado por Kacho en recordación al aniversario de la Cena de Nochebuena de los Carboneros con Fidel. También me hubiese quitado la caminata de tres kilómetros o más, no estoy segura de cuántos fueron exactamente, bajo un muy picante sol, detrás de la súper nice e inteligente guía Patricia, en la búsqueda del laguito-charco de las clarias carboneras.

Hoy ya sé que de no haber ido a la Ciénaga con los Turquineros, Nicheros, Cocodrileros, Blogueros Viajeros me hubiese perdido de las picadas de mosquitos, de reír, bailar, desentonar, caminar, intercambiar, polemizar, de crecer, amar, revolucionar y evolucionar.

 

 

Fuente: Bella Cuba.

 

 

 

Encuentro de blogueros cubanos: ¿críticos u oficialistas? (+ Video)

Posted on


Encuentro de Blogueros Cubanos en Revolución. Foto: David Vázquez Abella/Cubadebate

Por Vladia Rubio

El Encuentro de Blogueros Cubanos en Revolución, recién concluido en Matanzas, evidenció el riquísimo potencial de creatividad e inteligencia que puede acompañar desde las redes sociales el andar de esta isla mayor.

Entre el viernes y sábado últimos, se reunieron en la Universidad de Matanzas más de 60 blogueros de todo el país convocados por los muchachos del blog La Joven Cuba, quienes, haciendo honor al nombre de su bitácora, rompieron silencios y promovieron un debate franco, desde la orilla de los que aman y construyen.

Antonio Guiteras ya lo había dicho: “Un movimiento que no fuese antiimperialista en Cuba, no era una Revolución”, y este movimiento de blogueros, también por su razonada postura antiimperialista, evidenció estar en revolución.

Originales ponencias, intervenciones y debates mostraron cómo inteligencia y lealtad puede ser un potente binomio para dinamitar esquemas, prejuicios y pasividades, en función de revelar nuestra Cuba con sus claridades y sombras, que son, de conjunto, las que la hacen creíble y también defendible.

Muchos y sin cortapisas fueron los temas aflorados en la reunión: las dificultades de conectividad, tecnologías obsoletas, el desconocimiento por algunos de las herramientas para el bien comunicar -entiéndase manejo de técnicas periodísticas-, censuras y autocensuras, obsoletas prohibición en algunos servidores como el de bloquear la palabra sexo frenando así el acceso al necesario conocimiento científico sobre este tópico, y también soluciones de solo corta y pega que hablan más de formalismo que de compromisos nacidos de un auténtico sentir.

Se comentó sobre la urgencia de crear estrategias, como red, para multiplicar y potenciar los mensajes generados en esta blogosfera cubana, cuyo motor, quedó bien claro en el evento, no son mandatos ni indicaciones ni “orientaciones del organismo superior”, sino un genuino sentir por la nación y su destino, el mismo que animó a aquella Joven Cuba de los años 30.

Fue muy interesante también constatar en el encuentro de Matanzas el diálogo entre blogueros de diferentes generaciones, que evidenció cómo los almanaques no son obstáculo cuando se trata de defender causas justas. No importa que aquellos que quieren ver a Cuba convertida en apéndice norteamericano cacareen hasta el cansancio que quienes defienden la Revolución son “oficialistas”, en los intercambios durante la reunión quedó bien subrayada la paradoja: “a nosotros nos llaman “oficialistas”, sin embargo, a los que se conectan desde las embajadas o reciben dinero de la USAID les llaman “independientes”.

A partir de enunciados tan generales como la “Inserción de la comunidad universitaria en la blogosfera” y “Los blogs como espacio de participación y debate público en Cuba” emergieron muchas propuestas valiosas, que ojalá tengan un seguimiento: desde el empleo de la radio cubana como multiplicadora de los mensajes de las bitácoras, hasta la ayuda que pueden brindan los estudiantes de Periodismo a los alumnos de otras facultades, interesados en proyectarse desde los blogs.

Pudo también constatarse que en esta era de la Web 2.0 urge para los blogueros, y también para otros comunicadores del patio, la existencia de una mayor coordinación horizontal e integración, porque, como apunta la Declaración final del evento “Nuestra mayor fortaleza es nuestra diversidad de miradas e intereses; somos un país.”

Y desde ese convencimiento, los asistentes a la reunión subrayaron asimismo que no hay nada más revolucionario que la verdad para proteger y perfeccionar el socialismo cubano, a la par que se promueve el pensamiento crítico, ese que calificaron de necesario y útil.

Mariela Castro, Vicente Feliu y Enrique Ubieta fueron algunos de los nombres conocidos que tomaron parte en el encuentro, donde igual estuvieron virtualmente presentes los cinco héroes cubanos antiterroristas, quienes, mediante carta enviada por René González, subrayaron que “las nuevas tecnologías pueden convertirse en un instrumento revolucionario, pero primero necesitan rescatarse, y quienes tenemos el potencial de hacer revolución hemos de descubrir sus capacidades y aprender a utilizarlas.”

Mensajes de la FEU y de la UJC igual llegaron al plenario de esta reunión de jóvenes comprometidos con la transparencia, con su porvenir, quienes ratificaron que, aun con tanto viento en contra de conectividad y tecnología, la blogosfera cubana se mueve… y tiene grandes reservas para hacerlo aún mejor.

(Tomado del blog de Yohandry)

(Tomado de Cubadebate)