IPS

Televisión cubana, entre lo dicho y lo hecho

Posted on

Internautas se interesan por las transformaciones de la programación televisiva, aunque para muchos han resultado insuficientes.

2e1abb0378a484af906ffe76429bee29_XL Por Redacción IPS Cuba

Desde marzo del pasado año la dirección del Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT) publicó las actualizaciones que tendrían lugar en la parrilla de los cinco canales con alcance en todo el país.

“A partir de las sugerencias y de las quejas del público, de los estudios del Centro de Investigaciones del ICRT, y de las opiniones de nuestros artistas y técnicos, estamos en un proceso de cambio de programación”, aseguró al periódico Trabajadores Omar Olazábal Rodríguez, vicepresidente del ICRT. “Hemos hecho un análisis de las propuestas actuales y encargamos proyectos a realizadores destacados. También nos hemos propuesto hacer modificaciones a algunos de los programas actuales”, precisó.

Según Eunice Peña Sardiñas, jefa de la División de Dramatizados de la Televisión Cubana todos estos reajustes deberían estar respaldados por otros en ámbitos más internos, sin contar el cambio en la mentalidad de algunos realizadores, técnicos y funcionarios.

No obstante, varios periodistas y numerosos internautas han criticado la escasa profundidad de las anunciadas reformas y reiterado la necesidad de lograr propuestas más atractivas para que alcancen los índices de preferencia demandados.

En uno de los más recientes trabajos de Paquita de Armas, habitual en temas culturales, la periodista se preguntaba por ¿La televisión que queremos?, interrogante a la que respondieron decenas de usuarios y manifestaron su insatisfacción al constatar que ni siquiera la programación de verano (tradicionalmente mucho más llamativa) había logrado cautivarlos.

Según Estely, lectora de Cubadebate, la televisión merece respeto solo si cumple el objetivo para la que fue creada. En su opinión “la misma no está a la altura que nuestro pueblo merece, existen programas que cumplieron su función en momentos determinados pero no como para seguir ofreciéndolos actualmente todos los días”, asegura.

“La televisión es ya una televisión de enlatados y da pasos firmes a una televisión de bodrios de telenovelas”, considera el usuario Jonas y agrega que nada cambiará “si pensamos que se trata de un programa mejor u otro peor. Se trata de cambiar toda la concepción de una televisión que ya está agotada y atrincherada en el facilismo y la mediocridad”, sostiene.

En Cuba las señales televisivas se transmitieron por primera vez en octubre de 1950. La nación caribeña fue pionera en el ámbito latinoamericano, junto a naciones como Brasil, Argentina y México. Durante el siguiente decenio “el sistema televisivo cubano creó una alta competitividad sustentada en las nuevas tecnologías, las estrategias de marketing y de comunicación, el sistema de estrellas y la programación”, afirma la especialista Mayra Cué Sierra.

Tras el triunfo revolucionario en 1959, la televisión varió su objetivo social y estableció su deber en la formación de valores, la orientación revolucionaria y político- ideológico a todos los niveles, así como en la transmisión de una programación que se acoplara a los intereses, gustos, hábitos, nivel cultural y estilo de vida de la población territorial, acorde a lo expresado en la política del ICRT.

En tal sentido, la investigadora Juana Irene Horman Furé ha demostrado que, “pese a la inserción actual en nuestra sociedad de múltiples expresiones audiovisuales generadas por las nuevas tecnologías, para millones de cubanos ver televisión es una preferencia y necesidad condicionada por diversos factores materiales y objetivos que exponen al uso de este medio como una de las prácticas culturales de mayor relevancia”.

De ahí la trascendencia que muchos internautas le otorgan al análisis de las ofertas televisivas. Sobre todo si se tiene en cuenta la imposibilidad de acceder con regularidad a propuestas alternativas, en muchas ocasiones solo disponibles para quienes poseen equipos reproductores de video (DVD o VCD) o computadoras.

Una de las insatisfacciones más reiteradas se refiere a la promoción de un espacio muy esperado sobre béisbol internacional que nunca llegó a transmitirse durante la etapa vacacional. “Esto atenta directamente contra la credibilidad de ese medio y eso es funesto. Pero, a pesar de todo, soy de los que creo que en la TVC todavía hay calidad humana suficiente como para hacerla decorosamente”, destaca Elio Soto.

Para Sebastián la calidad de la programación se limita a una cuestión de ingresos. “El gran problema de la televisión y el cine es que no se pueden sostener por sí mismos. Debemos lograr que los medios audiovisuales puedan generar recursos para reinvertirse a sí mismos y apoyar a las empresas y grupos que están empezando a salir; cambiar el formato inerte en el que está, que desde niño es el mismo, solo que con más canales; dejar espacio a la creatividad de la juventud, y que se estimule la competencia sana para los que con sus recursos puedan expresar sus logros e incentivar a otros”, propone.

Sin embargo, Aneli Polacase piensa diferente. “Cambiar la TV no es, en lo fundamental, un problema de presupuesto: el punto flaco de la TV está en las cabezas que realizan y en las que dirigen y toman decisiones. Es muy fácil decir que el enemigo hace productos engañosamente bien facturados para vender su ideología: lo difícil sería hacerle entender a algunos que nosotros deberíamos hacer lo mismo, empaquetar ‘bellamente’ nuestros mensajes, encantar, hipnotizar, manipular, en el buen sentido de la palabra. No basta con digitalizar un estudio: hay que grabar, encuadrar, concebir con otros derroteros, y no apostar por una estética de palo que, en el mejor de los casos, tendrá la nitidez de la alta definición”, insiste.

La televisión es el medio de comunicación que mayor influencia tiene dentro de los hogares cubanos, el acompañante de todo el desarrollo de las actividades domésticas y rutinarias y el que debiera representar las matrices culturales de una ciudadanía con altos niveles de formación. Por lo que para “jugar su verdadero rol, en una sociedad como la nuestra, debe viajar al mismo ritmo de la sociedad, en sintonía con ella y el mundo, pero sin dejar de ser auténticamente nuestra”, opina Euclides. “Debe ser reflejo de nosotros mismos, de cómo queremos ser, pero sobre todo, de cómo queremos que sean las generaciones que nos siguen, porque en sus manos está la permanencia de nuestros principios más legítimos”, subraya.

 

(Tomado de Chiringa de Cuba)

Posicionamiento de los blogs cubanos

Posted on

Una radiografía al posicionamiento y la visibilidad de la blogosfera cubana.

e9b503b6a99eb644398b0092505cda89_L Tomado de IPS Cuba

La web es un espacio en continua expansión. Ante el elevado y variado número de sitios web, los de mayor visibilidad son los que logran captar la atención de más internautas. Incrementar la visibilidad se ha convertido, entonces, en un área de gran importancia, conocida como posicionamiento web.

En el ciberespacio, los blogs -una de las aplicaciones más significativas de la Web 2.0-, constituyen plataformas con un notable dinamismo en su crecimiento. Las técnicas utilizadas para visibilizar los sitios web tradicionales son similares a las empleadas para lograr un mayor reconocimiento de los blogs. Estos últimos, por sus propias características, están en desventaja ante páginas web de amplio reconocimiento; sin embargo, en nichos particulares, pueden lograr un impacto similar o superior a recursos más generales.

El posicionamiento de los blogs se puede realizar por diferentes vías, pero destacan como las más importantes la promoción en redes sociales (SMO) y la optimización para motores de búsqueda (SEO).

Los motores de búsqueda son la principal puerta de acceso a la información existente en Internet. Es por ello que la aparición de un sitio web entre los primeros resultados potencia su visibilidad. Estadísticas reportan que los mayores porcentajes de las búsquedas que se efectúan en la red se realizan en Google.

 

La promoción en redes sociales como técnica de posicionamiento web gana cada vez más adeptos dada la importancia que han cobrado estos escenarios de comunicación. A través de la difusión de los contenidos en comunidades virtuales y ambientes “2.0” es posible aumentar el número de visitantes. Estas acciones son realizadas, comúnmente, por profesionales en el rol de Community Managers y Social Media Editors.

La web cubana compite bajo los mismos presupuestos que el resto del mundo para posicionar sus contenidos. Asimismo, la blogosfera de la isla, que se va convirtiendo en un entorno cada vez más notable de generación de informaciones y procesos de deliberación e intercambio, lucha por alcanzar mayores niveles de visibilidad, aunque las condiciones tecnológicas del país dificultan este propósito.

Problemáticas para el posicionamiento de los blogs cubanos 

Las dificultades en el acceso a la red y el desconocimiento de estrategias de posicionamiento son las principales causas que atentan contra la visibilidad de los blogs cubanos. Las bitácoras de la isla se encuentran alojadas en espacios fuera de la red nacional, en plataformas como WordPress y Blogspot, aunque existe un grupo de profesionales, fundamentalmente pertenecientes a la prensa, que alojan sus páginas en la plataforma Blogcip.

Los instrumentos que permiten estudiar el comportamiento y características de quienes visitan los blogs son esenciales. Entre estos se destaca Analytics de Google; sin embargo, el acceso a este servicio desde Cuba ha sido limitado recientemente por Google, debido a las restricciones del bloqueo estadounidense.

Otra vía es Piwik, pero su uso está limitado, sobre todo, a los blogs que residen en redes nacionales. Plataformas como WordPress o Blogger ofrecen datos sobre los visitantes, pero esta información es menos rica que las ofrecidas por las herramientas antes mencionadas.

El desconocimiento de las tendencias existentes en el posicionamiento web limita las posibilidades de visibilización de los blogs cubanos. Por ejemplo, el buscador de Google, para el cual se aplica la mayoría de las técnicas de SEO, en actualizaciones recientes de sus algoritmos de búsqueda tiene en cuenta, entre otros aspectos, la velocidad de descarga de las páginas web, la originalidad de los contenidos y la información semántica asociada a estos.

La velocidad de descarga afecta en el posicionamiento de las bitácoras alojadas en servidores de la isla, dado el exiguo ancho de banda que poseen las instituciones del país. Igualmente, numerosos blogs nacionales poseen diseños muy cargados y por ello también son penalizados según los algoritmos de Google. De manera similar, son penalizados los blogs que replican información de otros sitios, una práctica común en los procesos de producción de la web cubana en sentido general.

Finalmente, la anotación semántica es otra cuestión desaprovechada por los blogueros antillanos, aun cuando existen herramientas concebidas para ese fin en las distintas plataformas.

Otro elemento importante en el posicionamiento es la difusión social, para la cual resulta determinante el acceso continuo a las aplicaciones de la web “2.0”. No obstante, este acceso es aún más restrictivo para los gestores de blogs residentes en Cuba, pues en muchas instituciones se prohíbe el acceso a sitios de redes sociales como Facebook y Twitter.

Paralelamente, existen blogs que luego de lograr determinada visibilidad migran hacia otra plataforma. Esta migración casi siempre conlleva a un cambio en la URL del sitio y, por tanto, la pérdida de todos los enlaces que referenciaban al sitio bajo la dirección antigua. En el algoritmo de Google, el enlazado ocupa un lugar esencial, así que la pérdida de estos enlaces incide directamente en el posicionamiento web de la bitácora.

Blogs con buen posicionamiento 

Pese a las dificultades mencionadas, la blogosfera cubana ha logrado tener ciertos niveles visibilidad en la red, fundamentalmente en las temáticas relacionadas con la realidad nacional.

Desde el exterior de la isla, los blogs más visitados coinciden con los que mayor promoción reciben desde importantes medios de prensa internacionales. Así, el blog con mejor posicionamiento web es Generación Y. Además de este espacio, y por motivos similares, son altamente visibles sitios como Sin Evasión o Boring Home Utopics. Estos blogs tienen en su mayoría al sitio Voces Cubanas como plataforma de lanzamiento.

Otros blogs que han logrado una buena posición en el tema Cuba son La Joven Cuba, El Blog de Yohandry o Cambios en Cuba. Igualmente destacado resulta Cartas desde Cuba, un espacio muy citado en las redes sociales.

Existen, además, otros blogs que lograron un buen posicionamiento y se han podido mantener, a partir de que, como expresara Andy Warhol, todo el mundo tendría sus “15 minutos de fama” obtenidos a partir de la difusión de alguna información notoria sobre Cuba, rápidamente difundida en las redes sociales y luego replicada en web tradicionales.

Un ejemplo de ello es el blog Chiringa de Cuba, cuya repercusión se disparó a partir de la publicación de una información sobre la red social nacional, pero dada su actividad en las redes sociales y la construcción de una agenda alternativa sobre el país ha logrado mantener sus niveles de consulta.

En la sociedad cubana es cada vez más importante la discusión sobre las temáticas de género y diversidad sexual. Ese debate se ha hecho eco tanto dentro como fuera de las fronteras nacionales y se ha trasladado al espacio virtual. A partir del abordaje de estas problemáticas han logrado una importante visibilidad las bitácoras personales Negra Cubana Tenía que Ser y Paquito el de Cuba.

De la misma manera, en el tratamiento de temáticas deportivas resultan significativos blogs como Palco Deportivo y Columna Deportiva.

Además, espacios que se acercan a la fotografía o el cine han logrado también buen posicionamiento en su ámbito. Tal es el caso de Fotos desde Cuba y Cine Cubano La Pupila Insomne.

 

La sociedad cubana, paulatinamente, ha de abrir sus posibilidades en el espacio virtual y esto estará dado por las mejoras futuras de la infraestructura tecnológica y el derribo de barreras socio-políticas que inciden en la apertura y extensión del acceso a Internet y a sus principales aplicaciones.

 

 

(Tomado de IPS Cuba)