Social

Otra demanda a #ETECSA…. no escampa! (+Carta)

Posted on Actualizado enn

Asunto: Hola ETECSA, conversemos sobre Nauta

 
Ilustración: Mayo Bous / Cachivache Media.

To: atencion.usuarios@etecsa.cu

CC: cachivachemedia@gmail.com

From: Rachel D. Rojas

Por esta ocasión, aunque tengo muchas otras quejas (y confieso que alguna vez he incitado a una demanda colectiva en su contra), solo quiero conversar sobre uno de sus más pequeños hijos. Y no, no son los puntos públicos de wifi, ETECSA, porque no vengo a hablar de antropología. Le escriboprecisamente por esa misma vía sobre el acceso a su servicio del correo Nauta desde celulares. Como usuaria…

Unable to connect.

Ok, volvamos a empezar, calmada. Mejor, así me ahorro la parte de la demanda, que el diablo son las cosas.

Mire, ETECSA, ya sé que me pidió asegurarme de estar conectada a la red. Claro que encendí los datos móviles en el teléfono, no me subestime. De hecho, cada vez que miro las flechitas iluminadas asumo que mi saldo se está intentando conectar con un servidor que le cobra la propina antes de ofrecer servicio alguno, no importa si el mensaje se envía o se recibe.

Y debo decir, ETECSA, que no veo por ninguna parte el consejo contrario, el de apagar esos mismos datos que recomienda encender. Conozco a quien ha perdido más de 10 CUC en un día por olvidarlo, mayormente en dispositivos diseñados para mantenerse enviando y recibiendo “paquetes” de información todo el tiempo. En mi caso, todo hay que decirlo, no ha llegado a ese extremo. Pero no hablo solo por mí…

Ah, ya, la red no está funcionando. Qué pena, justo en el momento en que iba a decirle que muchas de las aplicaciones para sistema operativo Android están configuradas para actualizarse automáticamente una vez puedan acceder a alguna red.

En el caso de Nauta, que solo ofrece servicio de correo mediante datos, estas aplicaciones “ven” la red, y le están diciendo todo el tiempo “compañero servidor, búscame esta actualización ahí”. Iba a comentarle, aunque seguro lo sabe, que justo ese “psss, servidor, atiende pa’ acá” y su consecutivo “yo no entender que tú decir, aplicación ingenua”, nos cuesta dinero a los usuarios.

Técnicamente hay paquetes de datos de un lado para otro, solo que se trata de una serie de “permisos” y “negaciones” que a nosotros no nos resuelven nada. También configuré, por cierto, el modo de decirle a las aplicaciones que, por favor, no se conecten hasta que yo les diga. Pero algunas de ellas se hacen las suecas, aunque seguramente son gringas. Debe ser por eso.

Igual, no debiera ser tan dura con ETECSA y su servicio. En definitiva, este solo lleva dos años funcionando y el pasado abril contaba con más de 1,3 millones de usuarios. Además, debo reconocer que me alegró mucho la idea de poder enviar y recibir correos, vital para mi trabajo, desde cualquier lugar y en cualquier momento. ¡Podría trabajar a mi ritmo! Podría decirle a cualquier amigo conectado que mande información sobre cualquier tema en el cuerpo de correo y como texto. Podría… ¡podría hacer tantas cosas! Dadme un correo y moveré el mundo, aun cuando desde nauta solamente pueda enviar un mismo mensaje a 20 destinatarios.

Todo comenzó cuando a finales de mayo de 2013 ETECSA, a través de la jefa de su Dirección Central Comercial y Mercadotecnia, Tania Velázquez,anunció en conferencia de prensa la ampliación de los servicios de Internet en Cuba, los cuales se comercializaron bajo la marca Nauta y ofrecieron diferentes modalidades, entre ellas el correo nauta.cu. Por aquel entonces, solo se podía acceder al correo desde aquellas primeras 118 salas de navegación, que por demás tenían bastantes restricciones. Recuerdo que una vez me senté en una computadora en la que no se podía copiar ni pegar.

Luego, en marzo de 2014, la empresa anunció la posibilidad de acceder a los correos nauta.cu desde cualquier móvil que tuviera como requisito permitir la transmisión de datos y alguna aplicación de correo electrónico.

Pero me voy distrayendo.

Mire, le comentaba sobre el correo. Desde el comienzo, como usted conoce, hubo fallos técnicos que la condujeron a la primera de las suspensiones temporales. Eran los tiempos en que los futuros clientes hacían cola por horas en las oficinas de la empresa para activar (y pagar) la cuenta, sin si quiera estar seguros de que su teléfono era compatible. Los que poseen dispositivos BlackBerry, por ejemplo, nunca pudieron acceder a esta red. Yo no tuve de esos, pero sí quería un mejor teléfono, ETECSA, y los que usted comercializa son muy caros y de poca calidad, por eso le pedí a un amigo en Estados Unidos que me comprara uno (que para mi fortuna funcionó).

¿Recuerda esos días en que algunos “usuarios avanzados” cobraban entre dos y seis CUC por la configuración de los celulares en las puertas de sus oficinas? Es el segundo paso necesario después de la activación de la cuenta, y perdone que le insista en el proceso, ya sé que debe haber sido difícil que sus propios trabajadores no supieran cómo hacerlo. Claro, entiendo que todo era nuevo y que no se habían preparado con tiempo para la gran demanda que les cayó encima. Cosa buena esta, por cierto, porque usted debe haber comenzado a ingresar mucho más efectivo y eso le permitiría mejorar su infraestructura tecnológica, a pesar del bloqueo.

Ups, esto se bloqueó de nuevo. Qué casualidad. Y eso que estaba a punto de explicar que conozco bien los esfuerzos de la empresa, de cómo trabaja incansablemente para mejorar la infraestructura de la red, de los servidores, etc. Sí, porque este es un tema muy serio.

Pensaba ponerle que así y todo, en siete días de funcionamiento se registraron 1. 900 clientes, lo cual propició que la empresa aumentara a 65 las unidades comerciales en las que los usuarios podían activar ese servicio. Estábamos avanzando, ¿no?

Tengo que recordar nunca más hacer uso de esa preguntica al final de una afirmación. A ver, sí, guardar en borradores… Sigo.

Meses después, circuló un documento desde su sitio web que explicaba cómo hacer la configuración según los modelos y marcas de algunos teléfonos. Lo malo es que no todos tienen internet para acceder a él, pero no se preocupe, que cumplí con el deber de copiarlo a todo el que lo necesitó a mi alrededor.

El problema, ETECSA, es que al menos al principio, para muchos de nosotros aquello parecía estar escrito en chino. En lo personal (búrlense, ingenieros, no me importa), aprendí a fuerza de golpetazos que el “Simple Mail Transfer Protocol” POP3 (Protocolo de Oficina de Correo o “Protocolo de Oficina Postal”) más primitivo, unidireccional es mejor con el nauta en Cuba que el IMAP (Internet Message Access Protocol), porque este es más dinámico y está sincronizando información todo el tiempo. Y eso gasta dinero, mucho dinero, ETECSA. Sé que hará el esfuerzo para que esto se resuelva.

También comprendí, déjeme contarle, que los servicios en internet que un niño de cinco años podría configurar, los intuitivos, los de excéntricos índices de usabilidad, los de “una cuenta en cinco clicks” o “a prueba de bobos” tienen un precio sobre la privacidad de las comunicaciones. Pero le confieso que no me importa en lo absoluto siempre que no tenga que aprender sánscrito para enviar y recibir correos sin que expire injustamente mi saldo.

Pensándolo mejor, este último párrafo a ETECSA no debe interesarle mucho. Al contrario, no quiero que piense que la estoy comparando con Google ni otro servicio parecido, en caso de que encuentren algo parecido.

No lo digo por nada malo, sino porque son muchas las especificaciones que una debe seguir para usar el correo nauta. A veces aturden: que si el saldo consumido no es el de la cuenta, es el de la línea telefónica, que si los correos no deben pesar más que 100 Kb o tener adjuntos, porque si no es mejor ir a una sala de navegación (¿cómo me voy a poner a “pesar” cada correo que recibo o mando? ¿Alguien tiene idea de cómo hago eso?), que si los horarios para conectarse mejor, que si no debo usar colores, subrayar o marcar en negritas, que si hay fallas en el servicio y no me entero…

¡Las fallas! Este es otro tema.

En un foro online realizado en junio de 2014, su ya mencionada Directora Central de Comercial y Mercadotecnia, Tania Velázquez, respondió a una forista que si la cuenta nauta bloquea los teléfonos y es tan lenta, se “deberá revisar el equipo con el que cuenta para conectarse, ya que no es una queja generalizada. La rapidez del acceso se debe a las condiciones de la red móvil en el momento de la conexión”.

He revisado mi equipo 100 veces, de verdad, pero si hay alguna falla en la red, que no sea culpa de mi dispositivo ni de alguna mala configuración de mi cuenta, debería enterarme rápido, para no gastar (más) dinero en vano. Perdone que me ponga reiterativa con el dinero, sé que hay cosas más importantes. Y lo siento, pero no estoy segura de que no sea una queja generalizada. No piense que desconfío, seguro que los canales de comunicación han estado fallando también.

A propósito, déjeme felicitar a la empresa por la valentía de responder preguntas en internet, en tiempo real, desde alguna redacción periodística. Y no estoy siendo sarcástica; ojalá otras hicieran lo mismo, quizás mediante alguna estrategia offline, para que podamos participar más. También fue muy generoso de su parte cuando me compensó por las pérdidas ocasionadas en noviembre pasado…

Pero es que el servicio, de hecho, siguió fallando. Ese mismo mes, la función de la empresa fue analizada en el parlamento cubano y… bueno, nada nuevo salió a relucir en los reportes. Y a comienzos de este año se reestablecieron las fallas, aunque ETECSA se mantuvo trabajando… Para ser justa, esa aventura solo duró un día. Claro, ya que estamos en esto de la justicia, debo mencionar que ese día también fue el cumpleaños de una amiga que vive en otro país y no pude escribirle. Tremenda puntería la de… mi amiga.

No sería mala idea ofrecerle un pequeño timeline de las últimas fallas:

Primero fue noviembre de 2015; luego enero de este año (al otro díaquedaron resueltas); en enero también respondieron por las fallas de noviembre del pasado año; en marzo anunciaron otra interrupción del servicio; para abril fortalecieron la plataforma, pero en julio estuvo nuevamente cerrada por mantenimiento. Aunque esto suena un poco pedante, y no quiero que ETECSA se lleve esa impresión. Además, casi termina el mes y no ha habido ningún otro fallo. Lo que sí debo salir de este apartamento al final de un pasillo interior si quiero que mi teléfono se conecte a la red de una buena vez.

Le informo de las pérdidas de saldo porque usted lo pone como un derecho en el contrato que firmamos. Ahí también dice que usted debe responder en un término de 30 días cualquier reclamación. Y no es que le esté reclamando nada. Abogo por el diálogo respetuoso entre usted y sus clientes, que únicamente contamos con sus servicios para comunicarnos. Solo que, en mi humilde opinión, en ese documento deberían incluirse otras cláusulas.

Fraternalmente suya.

Qué gracioso, dice que mi mensaje no pudo ser enviado. Ya, ni me digan, sé que sienten las molestias ocasionadas.

Fuente: Cachivache.

Anuncios

¿Juguetes o rascacielos?

Posted on

Imagen tomada de Internet
Imagen tomada de Internet

—¡Mi madre! ¡Qué cosa es esto!—, reaccionó el hombre al estrellarse contra el precio de la muñeca que pretendía comprarle a su hija por el Día de Reyes. Tomó el rosado estuche, lo miró, dio unos pasos en la tienda, antes de regresarlo a una montaña de cajitas que burlaban el bolsillo de los curiosos.

La escena retorna cada año sin reparar en la fantasía propia de la fecha, ese instante en que el niño descubre el regalo en algún recóndito lugar de la casa. Actúa el mercado, ajeno a los distintos niveles de adquisición en la sociedad cubana, como si el derecho a obsequiar, a disfrutar de la sonrisa del pequeño mientras “desarma” el juguete, resultara privativo de unos pocos. No tiene sentido la dolorosa impotencia de un padre ante un simple peluche.

Quienes lo consiguen, muchas veces aplazan la satisfacción de necesidades, tal vez más importantes. Otros desisten de la idea, desmontan la magia del trineo, los reyes y el regalo traído en la madrugada para afrontar su condición. Es triste, peligroso, que asumamos esa circunstancia como irremediable, natural.

Una simple mirada a los estantes o vitrinas de las tiendas recaudadoras de divisa en Cienfuegos, deja en shock a cualquier economía hogareña. Les cuento:

– Estuche con Barbie y utensilios de cocina: 17,60 CUC (440 CUP)

– Estuche de herramientas: 7,40 CUC (185 CUP)

– Muñeca (¡una sola muñeca!): 7,30 CUC (182,50 CUP)

– Osito peluche color azul: 5,85 CUC (146,25 CUP)

Tampoco la calidad marca la diferencia. Conozco el caso de una amiga que gastó 3 CUC (75 CUP) en un estuche con tres robots. Ella esperaba algo especial, pero los muñecos apenas movían los brazos, ni siquiera podían mantenerse de pie. Similar estafa soportó también mi hermana. Compró una Barbie a 2 CUC (50 CUP) casi sin pelos en la cabeza. Le dijeron que era zombie.

Lo peor es la falta de opciones. Si hace poco la red de mercados industriales garantizaba la venta de muñecas, carritos y pelotas de goma —a propósito de la habitual celebración—, hoy carecen de ofertas para el sector infantil. Pareciera que a nadie le importa complacer a un grupo etario, potencialmente consumidor.

Quizás en un plazo no tan largo, bien pudiera el país promover inversiones que favorezcan la construcción de fábricas dedicadas al universo lúdico, o al menos, propiciar el emprendimiento o gestión privada en esta rama. No solo sería rentable, cubriría un vacío significativo en el mercado nacional, sumiso —incluso en el sentido ideológico— a cuanto se produce afuera.

De perpetuar lo inasequible, no habrá otra salida que el absurdo desaliento de los padres antes los caros juguetes, como si fueran a comprar un rascacielos para obsequiarlo en el Día de Reyes.

Fuente: 5 de Septiembre.

¿A quién creer? (+Letra del año)

Posted on Actualizado enn

¿A quién creer?

LA HABANA. Finalmente, la esperada Letra del Año, proveniente de las más altas instancias de los representantes de los ritos afrocubanos que nos dejaron los esclavos africanos y que por primera vez  los dos grupos  que las emitían han decidido unirse para lanzar una sola Letra que no se preste a equívocos ni confusiones. Se trata de la Asociación Cultural Yoruba de Cuba y la Comisión Organizadora para la letra del Año Miguel Febles Padrón.

Quienes la lanzaban en las primeras horas de cada año, siempre advirtieron de su carácter universal, que mucho ojo, que no era solo Cuba, sino también el resto del mundo.

Parece que algunos no se han enterado bien y ya se preguntan a quién creer: si a los economistas y ministros que hablaron durante la pasada sesión de la Asamblea Nacional del Poder Popular o a los “babalawos” porque una de las predicciones que más ha llamado la atención es que mientras esos caballeros que manejan números y cifras nos han pintado un nada favorable panorama para este 2017, incluyendo al Parlamento y al Presidente de la República, las caracoles lanzados sobre un terciopelo rojo apuntan a la obtención de dinero y bienes económicos, par de cuestiones que en épocas de decrecimiento sólo aparecen en sueños.

Gobernará, según la Asociación Cultural Yoruba de Cuba, Ogún, el dios de la guerra, acompañado de una deidad muy estimada en la población, Yemayá, la diosa de la fecundidad.

De acuerdo a “traducciones” de las formas y maneras de caer los caracoles, “la profecía favorable de suerte grande proveniente del cielo, suerte que normalmente se manifiesta primeramente a través del desenvolvimiento y la obtención de dinero y bienes económicos, suerte que es firme y segura gracias a Olofín.”

Así las cosas, como solía decir un periodista viejo conocido, resta ver cómo transcurrirá el año con la Letra bajo la almohada tal y como hacen desde simples ciudadanos hasta personalidades de la cultura, el deporte y la política por citar tres ejemplos. Todos, sin excepción, creyentes y folcloristas, no dejan de verter algo de ron al suelo para honrar al “santo”… Y también contrastar los informes de las autoridades, realmente preocupantes, con las predicciones de los babalawos.

A continuación reproducimos la Letra del Año 2017

LETRA DEL AÑO 2017

Predicciones de Ifá para Cuba y el mundo.

Signo regente: Baba Egiobe.

Ogbe Roso.

Otura Aira.

Profecía: Iré Aye Oyale Tesi Lese Olofi (Bien de desenvolvimiento económico, firme y seguro que otorga Olofi).

Onishe Olofi. Rogarle a Olofi, con varias frutas y dos velas.

Onishe Ara. Sarayeye al pie de Ogún con dos palomas y tiras de 9 colores, y demás ingredientes.

Divinidad que gobierna: Oggún.

Deidad acompañante: Yemaya.

Bandera: Bandera verde y azul.

Ebbo: Un gallo, 7 machetes, basura de la orilla del mar, cascarilla, eku, ella, awado, oti, omi, oñi, todo tipo de miniestras, y demás ingredientes.

Refranes del signo:

  • Un solo rey gobierna un pueblo.
  • Ningún sombrero puede ser más famoso que la corona.
  • Ni de ancho ni de largo, la mano puede ser más grande que la cabeza.
  • La sabiduría, la comprensión y el pensamiento, son la fuerza que mueve la Tierra.
  • Todo lo tengo y todo me falta.
  • Es un error no aprender de los errores cometidos.

En este signo nace:

  • El principio de todas las cosas.
  • Aquí habla la voluntad.
  • Los vasos sanguíneos y la linfa.
  • La unidad y lucha de contrarios.
  • La separación y la discordia.
  • Se formó el agua y las palmas.

Obras del signo: Mojarse el cuerpo con agua añilada y regar agua añilada, dentro de la casa, dejándola por un rato y después baldear la misma

Plantas del signo: Granada, ceiba.

RECOMENDACIONES:

  • Que debemos ser muy organizados en todos los aspectos de la vida, para garantizar una mejor forma de vida.
  • Hay que actuar con justeza y buena conducta para evitar bochornos, ya que esto conllevaría a reacciones adversas que afectarían las relaciones interpersonales.
  • Debemos este año darnos un pargo a la cabeza previa consulta con sus padrinos.
  • Evitar el consumo de estupefacientes y el exceso de ingestión de bebidas alcohólicas.
  • Se recomienda vestir de blanco.
  • Hay que acudir a los mayores, y respetarlos para tener siempre la bendición de los mismos, y de Olodumare.
  • Cuidarse de enfermedades en las vías respiratorias, en el aparato digestivo, sistema cardiovascular, los pulmones, la vista, los riñones, la columna vertebral y las enfermedades de transmisión sexual.
  • Debemos mantener la unidad, tanto familiar como religiosa.
  • Hay que buscar la fuerza en la razón y no la razón por la fuerza.
  • Se debe prestar esmerada atención a la posible proliferación de hechos de corrupción, robo y dilapidación de los erarios públicos.
  • Prestar especial atención a los fenómenos climatológicos, que conlleven a pérdidas, tales como penetraciones del mar, sismos, lluvias, inundaciones, huracanes, etc.
  • Hay que incrementar la atención a la educación de los niños y los valores del género humano.
  • No se deben ingerir comidas atrasadas y frutas arenosas con el fin de evitar problemas digestivos.
  • Exige ser humildes y sencillos, evitar la soberbia, el genio y la mala forma para con los demás.
  • Velar por la higiene en todos los órdenes.
  • Incentivar los hábitos laborales, el sentido de pertenencia y el amor al trabajo en todos los sectores sociales.
  • Incentivar los cambios económicos y socioculturales entre países.
  • Comprometernos solo a aquello que seamos capaces de cumplimentar.
  • Evitar delegar en otros lo que es nuestra responsabilidad realizar.
  • La protección en áreas costeras evitando la contaminación por desechos y desperdicios que afectan el ecosistema y la salud de las personas.
  • Insistir en la organización del trabajo y la familia, que nos permita alcanzar acuerdos, evitando la violencia.

Nota: en aras de esclarecer cualquier duda, se recomienda, acudir a los mayores.

Fuente: Progreso Semanal.

PROHIBIR: Malas costumbres de funcionarios estatales en #Cuba

Posted on

La manía de prohibir que tenemos los cubanos sin saberse las leyes o las normas, es un mal a erradicar urgente, pero tiene un camino largo, bien largo.

Julio C. M. editor del blog.

Públicamente privado

fotografiar

“¿Qué van a hacer ustedes?”, fue la pregunta al presentar nuestra credencial de prensa e intentar acceder al Cementerio de Reina, en Cienfuegos, para tomar unas fotografías. “Deben venir con una carta de Comunales; aquí nos prohibieron que las personas del Periódico, televisión y todo tiraran fotos”. Evidentemente, la regulación solo limitaba a nuestro gremio, pues ya dentro, y cámara en mano, una pareja de turistas lograba instantáneas del lugar. “Sí, porque sus fotos no son para hacer propaganda, nos explican en la entrada. Lo de ustedes es periodismo y en la empresa de nosotros eso lo ‘articulan’ como chisme, brete…”. Divertidas, más que ofendidas, asumimos el absurdo: ¿y si no nos hubiésemos presentado?

Una experiencia similar, un tanto más extrema, vivió hace unas semanas el colega Boris García Cuartero, de Perlavisión, cuando intentaba reportar desde la Feria agropecuaria en la Calzada. “Llegamos a grabar el desorden en la cola del quiosco de Cartoqui. Mi propósito era hablar de la falta de civismo, además de nuestro desordenado y desabastecido mercado interno (…) y llegó un miembro de la Brigada Especial diciéndome que le entregara el carné del camarógrafo y el mío y lo acompañara al carro de la patrulla. Yo no tenía por qué grabar eso, me dijo, y tampoco podía publicar las imágenes; él así lo consideraba. Mi respuesta siempre fue que él carecía de autoridad para decidir qué podía o no grabar. Por suerte, me reconoció otro policía, de lo contrario me hubieran detenido. El lunes me llamaron del MININT para ofrecerme disculpas”.

Y si un periodista, con un respaldo institucional y la reconocida función de informar, denunciar o exponer, encuentra en su ejercicio tamañas arbitrariedades, ¿qué defensa le queda al ciudadano común cuando, en espacios públicos o de uso colectivo, enfrenta situaciones como estas?

“Quedé sorprendido hace unos días en el Bazar Guanaroca (perteneciente a la cadena TRD) cuando una empleada casi me fue arriba, pues ‘no podía hacer fotos dentro de la tienda’, relataba en una carta al Periódico un lector. Yo retrataba unos adornos para que mi suegra, en cama, escogiera el de su preferencia y adquirirlo. Le pregunté a la empleada dónde decía eso, lo de no poder fotografiar y por qué. ‘No se puede’, insistió ella y gritando a voz de cuello, con gesto desafiante, llamó a la gerente. Esta, muy correctamente, repitió el ‘está prohibido’ y entonces la llevé al cartel con los derechos y deberes de los consumidores, demostrándole que allí no decía nada al respecto. ‘Es una orientación interna porque algunos extranjeros filmaban para publicarlo en Internet y desprestigiar al país’, concluyó. ¿Será secreto militar lo de esa unidad? ¿Estaría yo filtrando al ‘enemigo’ los productos de las TRD?”.

Prohibiciones como la anterior se repiten en los establecimientos de Cimex y Caracol, espacios de obligada visita para los usuarios en la búsqueda de los artículos indispensables en su cotidianidad. Las respuestas coinciden: no se puede y, en el mejor de los casos, precisa el burocrático trámite de los permisos.

Ahora, en cada uno de los ejemplos antes mencionados ¿no es de dominio público todo lo referente a precios, imágenes e información sobre el objeto a fotografiar?

Defensa, sí, ¿permitida?

Para empezar, en ninguno de los casos antes referidos aparece una indicación gráfica anunciando tales restricciones; como sí las tienen las instituciones bancarias, por ejemplo. En la actualidad, cuando el obturador de un teléfono celular es prácticamente imperceptible, violar “lo establecido” constituye casi un juego de niños. Prohibidas o no, las imágenes publicadas en las redes sociales sobre los más disímiles espacios hablan, en bien y en mal, de nuestro país.

Sin embargo, algunos pujan por mantener su feudo. Según Benito Rangel Beltrán, director municipal de Servicios Comunales, la normativa con el Cementerio de Reina era una indicación de “arriba” aunque, al avanzar el diálogo, terminó reconociendo lo contrario: fue su decisión personal. Tiene un carácter general, no atañe exclusivamente a los periodistas, dijo, si bien en la práctica solo nosotros estamos obligados a cumplirla.

A su criterio, “la prensa hoy en día para construir no está, está para destruir”, y ellos “no prohíben ni esconden nada, solo necesitan conocer los intereses detrás de la fotografía”, aclaró. En cambio, nadie conoce ni pregunta los “intereses detrás de la fotografía” de los visitantes extranjeros o cualquier personal no periodístico de visita en el lugar. ¿Quién asegura que sus instantáneas no se utilicen como propaganda? Por cierto, ahora hablamos de un cementerio; pero bajo la administración de Comunales están también los parques, prados, calles, avenidas… ¿También en ellos requerirán autorizaciones las fotografías si otro funcionario así lo decidiera?

A la espera de las respuestas de TRD y Caracol, a cuyas divisiones provinciales enviamos cartas solicitando explicaciones desde el martes 13 del presente mes y aún no recibimos noticias, apelamos a la réplica de Cimex. Jorge Luis Álvarez Álvarez, al frente de dicha sucursal en Cienfuegos, expone el punto de vista institucional.

En el caso de dichas Tiendas Recaudadoras de Divisa, la prohibición la sustentan instrucciones ministeriales. De acuerdo con Álvarez Álvarez, “tenemos regulaciones internas que, independientemente de tratarse de espacios públicos, incluye este particular sobre la toma de fotografías y filmaciones de videos al azar, pues en un momento determinado pueden debilitar la seguridad o el control interno”.

Ante la gravedad de las razones por él enunciadas, encuestamos sobre cómo afectaría una foto la seguridad y el control interno. “Puede aparecer algún nivel de brecha o vulnerabilidad que en algún momento determinado alguien pueda utilizar o se pueda modelar, esa es la palabra científica y por ahí ocurrir algún hecho extraordinario o alguna indisciplina. Para los clientes quizá sea un poco molesto; pero les queda la opción de coordinar con la dirección de la entidad, al menos te da la posibilidad de hacerlo”. Similar acontece con las cafeterías, espacios más abiertos y varias de ellas con servicio de WiFi.

Más allá de cuanto dificultan tales regulaciones a la gestión comercial y atentan contra la satisfacción del cliente, aparece otro sin sentido: si la intención es no divulgar fuera de Cuba cuestiones en apariencia privada o íntima, ¿cómo se justifican las tiendas en Internet de Cimex y TRD donde publican fotografías, precios e información de los artículos en venta?

Ni coherentes ni convincentes son los argumentos que sostienen hoy dichas restricciones, en cualquiera de las esferas mencionadas. Quizá al decretarse respondían a un contexto; pero si los detalles están a la vista de todos, y literalmente hasta se pueden tocar, ¿qué diferencia hace una fotografía? ¿Dónde está el secreto a proteger?

En cuanto al tratamiento con la prensa, los obstáculos resultan más desconcertantes, máxime al violar derechos establecidos por el Buró Político del Comité Central del Partido Comunista de Cuba: “garantizar el rápido acceso de los periodistas a las fuentes de información, con las únicas limitantes de lo establecido por la ley del control del secreto estatal y las orientaciones específicas de la dirección superior del Partido”.

Si mañana alguien demuestra que los productos de una tienda, feria o las esculturas de un cementerio atentan de forma directa contra la seguridad del país, ofreceremos disculpas. Hasta entonces, todo parece tratarse de un mal intento de restringir lo que, por derecho y lógica, es público.

Contradictoriamente, datos económicos de carácter interno aparecen a la vista del público. Foto: 5 de septiembre.

Contradictoriamente, datos económicos de carácter interno aparecen a la vista del público. Foto: 5 de Septiembre.

precios-trd-cienfuegos

¿Por qué prohibir las fotos dentro de las tiendas, si en Internet aparece la información detallada de cada artículo?

Fuente: Cubadebate.

Perdidos en la diana

Posted on

Ilustración de Carralero

 Apenas se tiene un pie dentro de la Universidad, la incertidumbre sobre el futuro laboral persiste casi hasta la fecha misma de graduación. Lo digo por experiencia propia. A mí llegaron a dibujarme la posibilidad (real) de trabajar como maestro en algún centro educativo, incluso fuera de la enseñanza superior. «Será donde el país los necesite», nos decían de forma lapidaria.

Con tales relámpagos, imaginen el desconcierto. El destino de quienes apostamos por estudiar Periodismo no lo determinaban las decisiones ni el desempeño docente del alumno. Las aspiraciones personales carecían de valor ante la estrechez arbitraria de las opciones.

Por suerte, mi generación no acabó tan mal. El éxodo de profesionales de los medios de comunicación dejó espacio para todos, aunque algunos fueron ubicados a kilómetros de distancia de su casa, desprovistos de transporte para el viaje diario de un municipio a otro. Sí, en estos términos operó la garantía de empleo.

Todavía recuerdo aquella comiquísima reunión de quinto año, después de los «machetazos» por concretar los lugares del escalafón. De pronto, apareció ante nosotros el principio de «territorialidad», que le impedía al mejor estudiante del grupo optar por su sueño dorado, y lo obligaba a conformarse con una plaza en la pequeña emisora de su pueblo. No les cuento todos los detalles, pero a punto estuvo el muchacho de devolverle los relámpagos a la decana.

Historias similares perturban la esperanza de los graduados universitarios a lo largo del archipiélago, al chocar con la verdadera circunstancia de su perfil laboral, muchas veces distante de los conocimientos adquiridos durante la carrera, y de la vocación adolescente que los llevó a elegirla.

Lo peor es que tales desafueros tienen un amparo legal en el Código de Trabajo, sometido a debate en las agrupaciones sindicales, sin tomar siquiera como referente los criterios del sector estudiantil (específicamente de las enseñanzas técnica y superior), inmediata fuerza productiva en cuya formación se invierten millones de pesos.

El artículo 89 de su Reglamento precisa que la ubicación laboral debe corresponderse, primero, con las necesidades de la producción y los servicios, y segundo, con los estudios cursados, siempre que no resulte «imprescindible» situar al recién egresado en un cargo distinto a su especialidad, acorde o no con las particularidades de su profesión. Ya lo afirma un viejo dicho: «en la ley está la trampa».

Bajo esta norma, la mayoría de las ofertas de trabajo lucen poco llamativas frente a las lógicas ambiciones de un joven que inicia su vida proletaria, para colmo consciente de que el salario a cobrar no le alcanzará para comprar la ropa de moda, mantener el celular o darle un gustico a su pareja. Si acaso, aportar algo a la economía familiar.

Conozco varios casos que deberían suscitar una discusión seria sobre la política de empleo existente: agrónomos dedicados a la

compra-venta de CD, cibernéticos en el negocio de las bisuterías, filólogos en la cría de cerdos, arquitectos en función de fotógrafos, ingenieros automáticos en la reparación de celulares, licenciados en Lengua Inglesa en el comercio de artesanías…

Honestamente, tampoco creo que constituya un propósito del Estado cubano desvirtuar el gasto en la educación universitaria, sobre todo cuando tanto se habla de fortalecer la empresa socialista. Sin embargo, en la base de la pirámide las disposiciones no andan por buen camino.

Al margen de las condiciones objetivas (la escasa remuneración), al adiestrado le toca padecer el mal del último que llega, o sea: trabajar en las tareas menos atractivas de cualquier entidad, situación que afronta en rol de cordero para no ver perjudicada su evaluación.

Otro elemento cuestionable es el proceso de demanda, supuestamente elaborado a partir de la necesidad de fuerza calificada, según las exigencias del desarrollo socioeconómico. Lo regula la Resolución 8 de 2013, del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, mecanismo que en ocasiones se trastoca, pues las políticas del país van por un rumbo, y las «necesidades» por otro.

El descontento o la frustración resulta el pago final a un grupo nada despreciable de graduados universitarios. Podrán decir que miles de jóvenes trabajan en el sector estatal, y otros tantos en las nuevas formas de gestión. Pero en la frialdad de esos números jamás hallaremos el desajuste de la diana en el entorno laboral cubano.

Mientras se acoteja (si lo hace), habrá quienes resistan o esperen el cambio, y habrá quienes continúen apostando por encontrar la felicidad en un empleo para el que nunca estudiaron.

Fuente: Revista Alma Mater.

La necesidad de trabajar en equipo en el mundo digital.

Posted on

 

En este artículo quiero mostraros una vez más uno de los puntos dados en el curso online gratuito de Google Actívate, en concreto el curso de Productividad Personal en la Era Digital, espero que con los artículos que suba al blog os entre la curiosidad de querer realizar ese curso tan productivo. ¡Empezamos!

Mujer mirando fotos de personas interconectados

El trabajo en equipo en el entorno digital.

En ocasiones nuestros planes, nuestros proyectos… no los podemos realizar de manera individual, requieren de otras personas para poder ser llevados a cabo, es aquí donde entra en juego el trabajo en equipo.

La evolución de las tics ha cambiado radicalmente la forma en que trabajamos en equipo, la falta de presencialidad sin duda alguna

genera inconvenientes, no podemos reunirnos de manera física con los miembros del equipo, pero también genera muchas ventajas.

flechas de color azul que muestra de forma gráfica que existen diferencias entre grupo y equipo

Antes de entrar en materia hay que diferenciar entre lo que es un grupo y lo que es un equipo, porque para poder ser considerado como tal se tienen que cumplir algunas características:

En un grupo los objetivos son independientes e individualizados (cada uno tiene su propio objetivo) mientras que un equipo son de carácter común (¡Todos a uno!).

En el grupo el compromiso es mas bajo mientras que en un equipo el compromiso es elevado ya que si uno flojea o cojea todo el equipo se verá influido por ello, las personas están por y para el equipo.

En un grupo las tareas se suelen distribuir de manera igualitaria (todos la misma cantidad de trabajo) mientras que un equipo se suelen distribuir en base a las capacidades y habilidades de sus integrantes.

En un grupo hay independencia mientras que un equipo hay interdependencia lo que hace una persona repercute en todos los demás.

Por último en un grupo la evaluación se suele hacer teniendo en cuenta el resultado mientras que un equipo se hace atendiendo tanto al proceso como al resultado.

Tabla que muestra las funciones de trabajar en grupo y trabajar en equipo

Hay que destacar un concepto central para entender lo que es un equipo y es la sinergia que se puede definir como la acción conjunta de todos los miembros del equipo. ¿Qué hace? que el todo resultante sea mayor a la suma individual de las partes, por tanto, para tener desarrollada la competencia en equipo en el ámbito digital debemos tener en cuenta las características de:

  • Objetivos comunes, compartidos e interdependientes.
  • Interacciones sinérgicas de colaboración y participación.
  • Compartir recursos, experiencia, conocimientos y desarrollar a través de la colaboración eficientes.

 

Herramientas digitales para el trabajo colaborativo

En este artículo vamos a hablar de herramientas colaborativas en entornos digitales que posibilitan el trabajo en equipo. La primera pregunta que tenemos que hacernos es por qué debemos utilizar estas herramientas. Lo primero que hay que destacar es la reducción de costes, imaginar por ejemplo el caso de querer llevar a cabo una reunión entre el equipo, ya no tenemos que desplazarnos de un lugar físico a otro, podemos hacerlo cada uno desde nuestra casa o en nuestra oficina.

Esto también nos da mayor flexibilidad a la hora de realizar cualquier tipo de trabajo, no dependemos ni del tiempo ni del espacio. También estas herramientas facilitan la gestión del conocimiento, antes muchas veces lo que generaba una reunión, se quedaba ahí, cómo se dice las palabras se las lleva el viento mientras que con estas herramientas podemos almacenar y construir colaborativamente el conocimiento y por último se da una transparencia, todo queda registrado si queremos, y se puede mostrar a los demás.

Hay muchos tipos de herramientas pero vamos a centrarnos en dos tipos básicos, por un lado las herramientas de comunicación y por otro lado las herramientas de gestión del conocimiento.

En primer lugar las herramientas de comunicación, las cuales nos permiten comunicarnos internamente entre los miembros del equipo y también hacer una comunicación externa, vamos a citar algunos ejemplos de herramientas:

En primer lugar tenemos las redes sociales cómo puede ser Google plus, Facebook o Twitter, si que es cierto que estas herramientas están normalmente más orientadas hacia la comunicación exterior pero también es posible su uso para una comunicación interna por ejemplo, con los círculos de google plus o con los grupos de Facebook podemos establecer una comunicación con un grupo específico de personas, también tenemos el caso los blogs, como Blogger o WordPress, plataformas más conocidas, donde los blogs están más orientados a hacer una comunicación externa, mostrar lo que el equipo va haciendo, resultados de noticias etc.

Si que hay ejemplos también de uso interno, con un carácter más coorporativo, en este lugar tenemos los foros, una herramienta que con el paso del tiempo ha ido cayendo en desuso, pero que también tiene el uso de categorizar las conversaciones por temáticas, por áreas, por materias, etcétera. La plataforma más conocida es PHPBB.

Por último tenemos herramientas de comunicación en tiempo real, tenemos los ejemplos claros de Google hangout y Skype, estas herramientas permiten que ya no tengamos que hacer una reunión para comunicarnos de forma presencial, sino que podemos estar cada uno en un lugar del planeta y comunicarnos de manera asíncrona.

En segundo lugar las herramientas que permiten la gestión del conocimiento, tenemos las wikis, que son sitios que podemos tratar colaborativamente documentos, enlaces, imágenes… el ejemplo más claro Wikipedia, es el mayor macroproyecto de conocimiento compartido, y por último hay que citar también a Google drive que es una aplicación basada en web que permite crear carpetas, documentos, imágenes en línea etc de manera compartida.

 

Plataformas integradas

Este último apartado se explicará a través de un vídeo, que enseña en concreto una plataforma gratuita de forma sencilla y sobre todo gratuita que te permitirá trabajar con un grupo de personas ya sea desde la distancia o no.

(Proyect manager del programa lanzaderas de empleo y emprendimiento solidario) en los cursos de Google Actívate.

 

Fuente: Alex Castro.

SNet: La primera comunidad inalámbrica en Cuba (+ Fotos, Infografía y PDF)

Posted on

 

Canal USB-15

Si observas con interés, detenimiento, algunos barrios de La Habana, tal vez te percates que hay tendederas vacías que nunca supieron de sábanas blancas. Puede que veas colores —a veces gris, otras azul— en cables que se cruzan de un lado a otro, sitiando, enlazando, a miles de viviendas por ambos lados de la calle. En un país lleno de realismo mágico, no es difícil transmitir los sueños de aquellos cubanos nacidos en los ’90 a través de un trozo de goma y alambre, y asombrarte en el intento cual José Arcadio. Pero el resultado de esta enredadera de ideas, deseos, conocimiento, juego… concebido por aquellos que amaron al fontanero gordiflón de las tuberías, tiene mucho más de mágico que Macondo.

A solo unos pasos del malecón, a un costado de la Tribuna Antiimperialista, un gran edificio se eleva por encima de casi toda la ciudad. Su importancia mágica, muy a distancia de lo real, es que guarda dentro de sí un nodo de la red clandestina alternativa de La Habana. Tal vez, aquellos desconectados no acaben de entender por qué mágica; y es que cómo podríamos llamarle (y usemos a Silvio por esta vez y todas las que vienen) a este amasijo de cables que Snet (red de la calle) ha logrado traer a nuestras vidas para soñar la anhelada conexión, interacción, informatización de la sociedad cubana. Esta es la historia de SNet, la intranet que ha construido todo un canal comunicativo alterno y de entretenimiento solo para cubanos.

Andy García (DanCuba), estudiante de la Universidad de las Ciencias Informáticas (UCI) y usuario asiduo, resume qué es la red y cuál es su principal función en nuestro país: “SNet es lo que se llama a nivel mundial una comunidad inalámbrica, que funciona bajo un principio de soberanía tecnológica. En el caso de Cuba tiene características peculiares, pues se gesta como alternativa a la falta de conectividad a múltiples redes, no solo internet; todos sabemos que no existe una buena conectividad a las redes nacionales”.

 World of Warcraft.

World of Warcraft.

Pre-SNet: Cuando Mario descubrió las tuberías

El “fin del mundo” no fue el único hecho remarcable para los cubanos del nuevo milenio. En los primeros años del 2000 comenzó a entrar al país los componentes necesarios para formar una red. Los amantes de los videojuegos clásicos de Nintendo, Sony y Sega, buscaban un reto superior al que suponía el modo multiplayer de la consola, el cual solo podía ofrecer partidas hasta cuatro jugadores. Las nuevas tecnologías que llegaban al país, reajustaba todo el escenario gamer de la isla, tal y como debió ser el mundo de cumplirse la profecía.

Ángel Esteban Díaz, Organizador General del nodo principal RoG (Republic of Game), cuenta que las historias independientes de SNet fueron sucediendo de manera similar. Pequeñas redes surgieron a medida que los equipos en el país lograron alcanzar los requisitos mínimos para enlazarse entre sí.

“En el 2000 aparecieron las primeras laptops con tarjetas wifi, y los que sabíamos un poco más de informática nos dimos cuenta que podíamos conectarnos de manera directa entre dos personas. Comienzan a llegar a Cuba los primeros AP (punto de acceso inalámbrico), y nos fuimos uniendo para jugar”, agregó Lázaro (el Lachi) Sánchez, Organizador General del nodo principal Comunidad Playa y miembro del Equipo Técnico de SNet.

El StarCraft fue el punto de inicio –continúa- y era preferible jugarlo por wifi, pues por modem gastaba mucho teléfono. Esta red comenzó como una vía de entretenimiento, videojuegos.

Por su parte, Alejandro Cueto, Organizador General del nodo principal Comunidad Sur, relata que la evolución de SNet podría verse como círculos, cuyo diámetro se fue ampliando en la medida que la tecnología fue mejorando hasta llegar a hacer mejores enlaces cuando esos radios coincidian.

El Lachi resalta que el camino tecnológico pre-SNet fue lento y trabajoso, pues muchas veces los equipos que tenían no soportaban una alta cantidad de usuarios conectados al mismo tiempo.

“Nosotros empezamos con tarjeticas de Red, AP TRENDnet, unas cositas azulitas chiquiticas que no llegaban a cuatro cuadras. Después llegaron el Tp link, que eran equipitos para mesa. Llegaron los equipos Wikiti, junto a una característica (Compliant CT) que permite canales no estándares. Eso ayudó muchísimo porque no interferíamos con ninguna de las otras redes wifi de las entidades del país”, concluyó el encargado del nodo de Playa.

De una forma similar sucedió durante esos años en Comunidad Sur, Habana del Este, RoG (Santa Fe, Jaimanitas, Miramar), Vedado, GNtK (La lisa- Marianao) y demás territorios de la capital.

SNet quedaría estructurada en nueve pilares principales: ROG, GNTK, Playa, Vedado, Nuevo Vedado- Wifinet, Comunidad Sur, Cerro, Habananet (Centro Habana- Habana Vieja) y Habana del Este con unos 20 mil usuarios interconectados.

No obstante, no todas las referencias que se tienen de los inicios de SNet apuntan a los videojuegos, también hubo lugares donde primó el conocimiento, y la necesidad de un método alternativo a los canales tradicionales de comunicación a los que no se tenía acceso por falta de internet.

Al respecto, DanCuba recuerda que Centro Habana no “surge como una red de juegos, sino como una red de intercambio de información fundamentalmente para resolver el tema de seguridad informática y la actualización de antivirus. La diversificación de los servicios dentro de la red ha provocado que una parte de nuestros usuarios ya no sean gamers, y en mi caso desde que me conecté a SNet jamás he jugado”.

Parte del equipo de administradores. Foto: Snet.

Parte del equipo de administradores. Foto: Snet.

Next Level: Jefes de nivel

La experiencia adquirida durante varios años por cada uno de los administradores parecía encontrarse ahora con un nuevo reto. De puntos aislados, más o menos concurridos, se integraban entonces en una nueva red que transformaría los modos de hacer y sus vidas para siempre. Noches de insomnio dirían algunos, mientras que otros tratarían de estirar su tiempo en puja franca con las leyes de la física.

Luego de establecidos los primeros pilares, se impuso entonces nombrar a los  “capitanes” que organizarían todo el nuevo enjambre de señales que surcaban los cielos de La Habana.

“Al surgir SNet se conocía solamente el cinco por ciento de las personas; te hablo de los administradores. Cuando nos unimos como red nos dimos cuenta que éramos unos 300 en esas funciones y las discusiones se extendían muchísimo pues no nos poníamos de acuerdo”, rememoró Ángel Esteban Díaz, Organizador General del nodo principal RoG.

Entre tanto, el Lachy opina que los cambios se tuvieron que hacer porque en ese tiempo, “teníamos administradores que solo lo eran, porque habían invertido dinero en la red. Además, muchas veces no tenían el conocimiento técnico necesario para asumir este nuevo momento”.

Es importante señalar que los pilares no se fundan por población, sino porque existía un grupo de personas que tenía capacidad organizativa y tecnológica para asumir la responsabilidad de un pilar. De todas esas personas, se decidió escoger por cada red que se había unido, un organizador y dos técnicos.

“Estas últimas personas con mayor conocimiento informático y con mayor disponibilidad de tiempo para trabajar para SNET”, señaló Ángel.

A esto habría que agregarle, apuntaron más adelante el grupo geeks, que cada servicio y sub-nodos creados con posterioridad, también contarían con personal dedicado al monitoreo de la red.

“Nosotros creamos algo básico que funciona en el mundo entero, personas que están a cargo de los usuarios, otros que responden por los sub-nodos, y organizadores por pilares que representan a toda esa red. Así funciona una empresa, así lo hicimos nosotros”, concluyó el encargado principal de RoG.

Otro de los aspectos más novedosos fue la implementación de un grupo de reglas para todos los usuarios de la red, las cuales señalan sus creadores tiene un aspecto educativo.

“En marzo de 2015 hicimos una serie de reuniones. De ahí salieron nuestras reglas, al igual que las sanciones. Son pautas que no están escritas en piedra porque todo puede ser sometido a modificaciones, pero sería de la misma forma, entre todos los administradores”, resaltó Alejandro Cueto, Organizador General del nodo principal Comunidad Sur.

Descargue las reglas de SNet en PDF (503 Kb):Reglas Generales y Código de Sanciones de SNet

Entre las normas se encuentran que está prohibido el uso de SNet para atentar contra el orden interior, la seguridad del país o la estabilidad del Estado cubano; se prohíbe igualmente ofrecer o difundir servicios dentro de la red como Internet, TV o Radio extranjeras, Pornografía o servicios de carácter lucrativo. Así como quedó refrendado que SNet no es un espacio de debate político o religioso.

“Cada nodo tenía las reglas antes de unirnos. Más o menos eran las mismas. Lo que hicimos fue estandarizar eso, sobre todo en el tema de las sanciones. Algunos administradores eran más rigurosos que otros, incluso con la expulsión directa”, añadió Cueto.

Entre tanto Ian Pedro advirtió que estas eran una necesidad.

“Hay que tener en cuenta que a medida que SNet fue creciendo, se da la posibilidad de que entre cualquier tipo de persona. Al inicio, los que estábamos eran personas por lo general tranquilas. Con el auge de la propia red te podías encontrar con todo tipo de persona. Esto fue otra de las razones que nos obligaron a perfeccionar las reglas, concluyó.

La creación de SNet no fue un camino de rosas. Cerca de diez años, varios decomisos nebulosos, roturas por “desastres naturales” y la situación económica imperante durante los primeros años de vida de la red callejera, fueron solo el inicio de las dificultades que enfrentaron estos geeks. Mas, nada pudo frenar los deseos de adentrarse en esta Matrix cubana, y sentir en carne propia, el universo de sensaciones que deja una tremenda partida de World of Warcraft.

Espere próximamente a través de Canal USB, la continuación de este trabajo en el que indagaremos sobre los servicios que ofrece esta red, los mecanismos de financiamiento, el estado legal bajo el cual opera esta iniciativa y sus proyecciones a favor de la informatización del país.

Así se armó Snet:

Primeros pilares de SNet. Infografía: Snet

Primeros pilares de SNet. Infografía: Snet

Algunos portales de la Red de la Calle

14329414_10209513528732586_970936012_o.png

Portal Wifinet.

14359699_10209513533972717_311959876_o.png

Portal RoG

14359734_10209513539452854_1652667975_o.png

Portal Habananet/ Snet.

14374776_10209513539812863_900026674_o.png

Portal Habana del Este/ Snet.

14375260_10209513544012968_2106327443_o.png

Portal GNTK/ Snet.

Fuente: Cubadebate.