La Chiringa de Cuba

¡GANADA la pelea por las congas!

Posted on

Me da mucha alegría leer noticias como estas. Sobre todo tras una crítica etapa donde la prensa, especialistas, peñas deportivas, blogs y redes sociales, así como el pueblo en general, expresamos de múltiples maneras y en diversos escenarios nuestro dolor e indignación con la Comisión Nacional de Béisbol, en referencia a la regulación de las congas en los estadios del patio nacional.

Y me alegra doblemente porque volveremos a gozar sin pausa de una buena pelota a ritmo de conga, y porque como nuevo escenario, tras las reacciones del pueblo ante arbitrariedades e injusticias, al parecer en las altas esferas se está siendo receptivo y proactivo, algo que en alguna medida es una noticia muy alentadora. Si recordemos el reciente suceso con Robertico Carcassés, podemos tener un cercano ejemplo de lo que hablo, y ojalá que suceda muy pronto algo parecido con los cines 3D, cuenta aún pendiente en el tintero de la opinión pública nacional, y que de alguna manera tendrán que solucionar a corto o largo plazo las autoridades competentes.

Pero en lo que estábamos, ¿por qué decide en tan breve tiempo la Comisión Nacional de Béisbol revisar su impopular decisión sobre las congas en los terrenos? ¿Cuánta importancia se le está dando en la Cuba de hoy a la opinión del pueblo?

Estas son dos preguntas sobre las que valdría la pena reflexionar, sobre todo en un momento donde para muchos, aún seguimos estancados en el tiempo. Por cierto, discrepo con eso, pues podrán haber muchos incapaces de ver poco más allá de su frontera visual, o de destacar lo que realmente brilla en el futuro de esta nación y su proyecto de país, sin embargo, yo creo en la metamorfosis de mentalidades obtusas y cerradas, en la voluntad de una juventud ávida de una Cuba mejor para todos, y en la transparencia de aquellos que a pesar de equivocarse continuamente, sabrán tener la oportuna inteligencia de rectificarse a tiempo.

Carlos Alberto Pérez

¨La Chiringa de Cuba¨

SNB53: Regulaciones para las congas

La Comisión Nacional de Béisbol acaba de dar a conocer su circular no. 7 de la actual campaña beisbolera en la que, entre otros aspectos, establece adecuaciones la decisión sobre la presencia de congas en los estadios durante los juegos de la Serie Nacional.

Este acápite de la Circular 7 señala:

1.- REGULACIONES CON LAS CONGAS Y OTROS.

Las congas se colocarán en un área de los jardines derecho o izquierdo, a una distancia de 35 metros a partir de los extremos finales de ambos dogout en dirección al LF y RF. En esas áreas pueden tocar durante todo el juego.

En los estadios que no tengan esas condiciones, habilitarán una tarima, de lo contrario tendrán que tocar entre inning.

Se mantiene lo establecido en la circular nº 4 de tocar entre inning a aquellas congas que no quieran ocupar el área de los jardines.

 

Fuente: Chiringa de Cuba.

 

La Cuba que nunca quise (+ fotos)

Posted on

guaguero

Por Carlos Alberto Pérez

Si algo incuestionable tiene Cuba es lo bien organizada que está. De eso a nadie le caben dudas; como tampoco de que existen las más impensables leyes y regulaciones a todos los niveles, un proceso que ha tomado al Estado más de medio siglo construir y que por diversas razones, en la actualidad  pocos eligen respetar o cumplir.

El problema emerge cuando el desgaste económico de la isla, causado por el injusto bloqueo impuesto por los Estados Unidos así como por la errada administración de un Estado de economía centralizada, ha hecho mella en una estrategia económica  mayormente empírica que no ha dado ni cerca de la diana en más de medio siglo de fórmulas erradas. Esto, como efecto dominó, al mismo tiempo dio al traste con una larga lista de consecuencias negativas para millones de cubanos entre la que distingue por su expansión a todo el territorio nacional bajo impacto negativo, que determinadas instituciones y autoridades hayan bajado la guardia ante comportamientos inmorales y antisociales, observándose como resultado a largo plazo fallidas prácticas en el orden social, cuyas dinámicas incluso se cuestionan pero no siempre se combaten.

Y si digo cuestionan es porque constantemente se escuchan reclamos de todo tipo, ya sea en plena calle como en nuestros medios de comunicación, pero lo cierto es que a pesar de estar más que reconocida la problemática, poco se ha avanzado en el rescate de valores que tanto necesitamos los jóvenes. Una solución que se impone con urgencia si se tiene en cuenta que seremos nosotros, quienes mañana tendremos que sortear el difícil reto de guiar este país hacia aguas más prósperas y seguras.

“Es frustrante vivir en un país donde todo está escrito y regulado, y sin embargo, el relajo parece estar tan legalizado como la propia ley que lo prohíbe”, me reveló en tono decepcionante un anciano que presenciaba cómo el chofer del ómnibus P-4 que nos trasladaba, fumaba y cantaba como si estuviera en la sala de su casa. Sonaba además un estrepitoso alarido de reggaetón en todo el ómnibus, y para rematar tenía casi encima de sus piernas a una hermosa dama que parecía robarle, peligrosamente para todos, la mayor de todas sus atenciones.

No es un hecho casual, sucede con diferencia de matices casi todos los días. Pero hay más. Si vas a la farmacia, la muchacha que despacha te dice con total desfachatez: “te debo los 60 centavos del vuelto mi chino”, y se voltea sin darte tiempo a reclamar el dinero que es tuyo y que con todo descaro te está robando, cuando se sobreentiende que su administrador debe garantizar a diario todo tipo de billetes y monedas para fraccionar los cambios de los clientes. Si vas a hacer las compras en una tienda en divisas, no es raro encontrarte como respuesta un parco “no hay bolsas de nylon” acompañado de un gesto de indiferencia. Lo irónico de todo es que a escasos metros de la puerta de la misma tienda, te encuentras varios revendedores ambulantes que casualmente tienen a la venta la jabita de nylon que te tocaba gratis, (dicen que muchas veces estos personajes actúan en combinación con el tendero o gerente de la tienda, es decir, que prácticamente te obligan a comprar afuera lo que adentro te tocaba gratis). Pero si tu hijo(a) se antoja de una golosina y precisamente el dulce que quiere no existe en esa tienda donde te acaban de multar, búscala en los merolicos de la esquina al doble o triple de su precio original, pues nadie sabe a ciencia cierta qué arte tienen estos negociantes no estatales para acaparar y revender ilegalmente decenas de productos estatales en las vías y avenidas más confluidas de La Habana, sin que a nadie se le ocurra indagar el origen de algunos de estos productos o sencillamente, que algún ingenuo comience a halar la soga mágica que sostiene las verdades de ambas puntas.

Seguir poniendo ejemplos de casos similares a estos, de administraciones a la deriva o de inspectores corruptos, sería hacer de este el post el más largo y aburrido escrito en casi tres años de incansable vuelo. No obstante, como creo que se entendió la idea, aquí les dejo en fotos la historia de otro ciudadano X que también se cree dueño de un ómnibus estatal, y que sin explicación alguna a los pasajeros que lo abordamos en la tarde de ayer, fuera de todo pronóstico detuvo el bus en pleno recorrido al parecer, para saldar alguna deuda personal o sencillamente hacer las paces con algún tormentoso amor…

  guaguero_1 guaguero_2

 Fuente: Chiringa de Cuba.

Míster Tribble responde… (+ invitación formal)

Posted on Actualizado enn

428719_10200747270539112_857867931_n

A forma de comentario, en el anterior Post titulado Aclaración necesaria a Míster Conrad Tribble sobre TwittHab, el Jefe Adjunto de la Sección de Intereses de Estados Unidos en La Habana Míster Conrad Tribble, respondió de la siguiente manera:

Conrad dice:

13 mayo, 2013 a las 10:06 PM

Carlos Alberto,

Primero que nada, me alegro que a usted (y aparentemente a muchos) le gusto mi camisa. :)

Gracias por la “aclaración” – no hubiera esperado que mi presencia provocara tanta reflexión. Me acusa de mucho, relata algunas sospechas que tal vez la historia difícil entre EEUU y Cuba hayan producido. Pero la verdad es muy a menudo lo mas sencillo. Si, soy diplomático de la SINA, pero si también, mi interés en abrir un dialogo con blogueros y tuiteros cubanos es real. Dialogo a pesar de diferencias políticas u ideológicas es lo esencial de la diplomacia.

No me sorprendió por nada el hecho de que los tuiteros me acordaron una bienvenida respetuosa — los cubanos son así y eso supe. Por eso me gusta tanto el pueblo cubano, a mi tal como a la mayoría de norteamericanos.

Usted dice que “aprendió” de mi presencia el viernes. Cuenteme — que aprendió? Tengo mucho curiosidad!

Si no hubiera tenido a dos hijos en casa, con quienes tuve que ir a cenar, me habría quedado mas tiempo. He participado en numerosos Tweet-ups como el #Twithab y usted tiene todo razón — lo mas importante sale de las conversaciones informales – a veces, sí, acompañadas con guitarra y vista al mar.

Espero que tendremos la oportunidad en el futuro no tan lejos de continuar este dialogo.

Saludos!

Conrad

Respuesta a Míster Conrad Tribble

Señor Conrad Tribble:

Un saludo ante todo y el agradecimiento por tomarse su tiempo al comentar en este blog. Creo que definitivamente su visita al TwittHab, como a la blogosfera cubana, ha desatado una ola de reacciones que más que nada, encuentro verdaderamente interesante.

Y es que nunca antes, al menos que sepa yo, un funcionario de tan alto nivel de la SINA se había detenido con tanto interés ante un encuentro informal de jóvenes cubanos, y mucho menos había sido casi sin proponérselo el visitante de lujo. Eso sin contar su activa participación en la red, la cual evidentemente está siendo muy provechosa por estos días.

Ahora bien, como usted mismo dice, la ¨historia difícil entre Estados Unidos y Cuba¨ es motivo suficiente para destapar cualquier tipo de alarma, sin temores de por medio claro está, pero cuando un diplomático de su nivel cambia su agenda y de pronto se interesa por cosas tan ¨aparentemente poco trascendentales¨, como un encuentro de blogueros y tuiteros en medio de un parque de La Habana, no puede negar que resulta en alguna medida un acontecimiento fuera de lo común. ¿Tiene esto precedentes en cualquier otro país del mundo Mr. Tribble?

Estoy casi seguro que no. Por ello, la historia de su país contra el mío Mr. Tribble, no deja más opción que quedar a la espera de alguna jugarreta disfrazada de buenas intenciones (la cual usted asegura que no es así), más eso no suele ser suficiente cuando por más de 50 años el gobierno que usted representa no se ha cansado de acosarnos tanto política como económicamente, una política de hostigamiento que a estas alturas del siglo XXI casi todos condenan y aún ustedes mantienen arbitrariamente. Entienda entonces Míster Tribble, que es un joven de 31 años el que le habla, alguien que mucho ha visto sufrir a este país precisamente por acciones de políticos como los que usted hoy representa (no digo que sea su caso, pruebas de ello no tengo), pero el pasado habla por sí solo y la vida nos ha enseñado a no ceder tan fácilmente, a ser precavidos, a obrar con suficiente tacto e inteligencia.

Entonces señor Conrad, lo que le quise decir con mi anterior post es que aquel grupo de jóvenes que usted conoció el pasado viernes, como muchísimos en este país, no se creen tan fácilmente cualquier cuento de ¨muchachos vamos a ser amigos¨. Ojalá y así fuera, de veras le digo, pero por mucho que usted incluso quiera, recuerde que por encima de todo usted tiene una misión y un objetivo en este país, que no es precisamente ser un catalizador de buena voluntad entre ambos países.

Me preguntaba qué aprendí, y le respondo que mucho más de lo que usted imagina. Pero lo que más me llama la atención es precisamente la notoriedad que su oficina ha decidido darle abiertamente a los jóvenes que desandamos la red en Cuba, un acto que me confirma lo tanto que han decidido apostarle ustedes a la nueva generación de nativos digitales en esta isla. ¿Por qué será?, me tocaría preguntarle a usted. Como también me pregunto, ¿por qué no me habló en su comentario sobre la Doctrina del ¨Poder Inteligente y Poder Blando¨ a la que hago referencia en el anterior post? Sería interesante escuchar su posición al respecto Míster Tribble.

De hecho, lo invito a seguirle el vuelo a esta chiringa, a debatir desde este espacio sobre Cuba, Estados Unidos, el deporte, la música, el medio ambiente, en fin, sobre todo lo que le parezca interesante, siempre y cuando se respeten todos los criterios divergentes y distintos puntos de vista. Así podríamos lograr un verdadero ¨diálogo a pesar de diferencias políticas e ideológicas¨ como bien usted sugiere.

Pero…no espere al próximo año para volvernos a encontrar Mr. Tribble. Tanto mis compañeros del Twitthab como yo, estamos en la red todos los días. Be our guest.

Un saludo revolucionario.

Carlos Alberto Pérez
¨La Chiringa de Cuba¨

 

 

Articulos relacionados:

Twitthab en Cuba reconfigura formas de socialización

Aclaración necesaria a Míster Conrad Tribble sobre #TwittHab

Cuando se fue la cámara empezó el #Twitthab

Las conclusiones de Conrad Tribble sobre el #Twitthab 2.0

I have a dream