Facebook

Twitthab en Cuba reconfigura formas de socialización

Posted on

Credenciales del Twitthab

Publicado originalmente en OnCuba

Fotos: Beatriz Verde Limón

Fuertes uniones virtuales y ya personales comienzan a caracterizar parte las redes sociales en Cuba. La segunda edición del Twitthab –evento principalmente habanero– reunió a las cuatro de la tarde de este viernes a más de cincuenta twitteros y blogueros en el parque Villalón del Vedado capitalino con el objetivo de acercarse más y coordinar mejor sus acciones.

Los trovadores Vicente Feliú, Fidel Díaz Castro y Eduardo Sosa, además de Kenia Serrano, presidenta del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP), asistieron como invitados especiales, denotando la importancia y alcance que tienen hoy quienes administran blogs y cuentas de Twitter en la isla.

La abierta convocatoria de participación atrajo igualmente, en garantía sui géneris de heterogeneidad, al Jefe Adjunto de la representación diplomática de Estados Unidos en La Habana (SINA), Conrad Tribble, al ex-agente y periodista cubano Manuel David Orrio, y al corresponsal de la BBC en Cuba, Fernando Ravsberg, quien asistió en funciones de periodista.

Blogueros y twitteros en La Habana

Los objetivos planteados por su organizador Alejandro Cruz (@Cubano1erPlano) fueron sacar al contacto personal las relaciones construidas desde la virtualidad.

Sin embargo, el matancero Harold Cárdenas Lema, uno de los administradores del blog La Joven Cuba –recientemente “reconectado” luego de aparecer sus editores en una foto con el Primer Vicepresidente cubano Miguel Díaz-Canel– opinó que “la blogosfera cubana tiene la suficiente madurez para hacer cosas en conjunto, para “mover”. Debemos dar un paso más y lograr mayores ambiciones.

En Cuba la escasa conexión a internet media entre los niveles de información y las posibilidades comunicativas de la sociedad. Las políticas gubernamentales han priorizado “conectar” a los sectores de la educación superior, la prensa y otras instituciones que por su importancia económica o política así lo precisan.

Recientemente Díaz-Canel aseguraba públicamente la importancia de las redes sociales en el escenario político y educativo cubano. Al respecto, Fernando Ravsberg opinó en entrevista a OnCuba que los blogs “o influyen o no hay cambio en la prensa (cubana)… La única presión que puede venir es la de los blogs (y) va a venir cuando crezca el acceso a internet y la gente lea tu blog porque te cuenta lo que dijo el Vicepresidente que medios oficiales no lo dicen”.

Fernanado Ravsberg

Fernanado Ravsberg entrevista a Roberto G. Peralo, editor del Blog La Joven Cuba

 Desde estos círculos “conectados” un grupo mayoritariamente joven han penetrado en redes sociales como facebook, twitter y han creado sus propias bitácoras personales: blogs. A través de estos espacios comparten sus realidades y analizan la sociedad cubana y los cambios que en ella se realizan, a la vez que, como asegurara el Viceministro de Cultura, Fernando Rojas, en entrevista a La Joven Cuba, “son actualmente la prensa alternativa que necesitamos, al menos en embrión.

Durante el par de horas que duró el Twitthab, las intervenciones de los presentes se enfocaron, sobre todo, en los mensajes cubanos que se emiten en la red y la necesidad de mejorarlos, a la vez que multiplicar este tipo de encuentros “fuera de la @”.

Fidel Díaz Castro, también director de la revista El Caimán Barbudo, mostró su alegría de “conocer, sobre todo a jóvenes, que no están sometidos a esquemas, y que además no vienen de negar el pasado, que desechan lo que no sirve y toman lo bueno”.

Fidel Díaz Castro Director de El Caimán Barbudo

A la derecha, Fidel Díaz Castro

 El fenómeno de las redes sociales, y sobre todo el impacto de los blogs en el ámbito informativo nacional, afianza cada día más su influencia en los sectores institucionales. Ejemplo de ello fue el evento las “Bloguerías de Mayo”, de las recientes romerías holguineras, que contó con importante cobertura televisiva y donde sus organizadores acordaron ampliar la convocatoria para el año siguiente.

Cubanos al fin –y ello implica que aun en reuniones “formalmente” informales no desplieguen todos sus criterios– el Twitthab continuó en el malecón habanero con profundos y más abiertos análisis de la prensa cubana actual, sus políticas informativas y los cambios estructurales de la economía y la sociedad que vive el país. Los blogs en ese escenario fueron la piedra angular de muchas reflexiones.

Twitthab La Habana

El piquete de twitteros y blogueros reunidos

Tras este segundo encuentro de twitteros y blogueros cubanos, y con la propuesta de crear de un blog, una cuenta de Twitter y una página en facebook donde confluir y “conectarse” cuantos lo deseen, Cuba da los primeros pasos en una reconfiguración de sus formas de socialización.

En las redes y más allá de ellas, un grupo creciente de cubanos construyen mensajes desde sus realidades más cercanas y pluralizan las visiones de un país demasiadas veces sin matices.

 

Tomado de Esquinas.

 

La negación de la negación

Posted on

 

Facebook-fue-la-página-más-bloqueada-por-las-empresas-en-el-2010 Por: Alejandro Cruz

Editor del Blog: www.cubano1erplano.com

Vista la Resolución 127-07 (Reglamento de Seguridad Informática), dada en La Habana, a los 24 días del mes de Julio de 2007, quiero referirme a uno de los tantos artículos que la componen y que creo es una de las limitantes más importante que restringen la presencia de productos y servicios de entidades estatales cubanas en internet.

En virtud del ARTÍCULO 72: Se prohíbe la colocación de páginas o sitios Web, desde entidades estatales, en servidores extranjeros que ofrecen estos servicios de forma gratuita.

Hoy obstaculizar esta posibilidad es estar en contra de las lógicas de funcionamiento de la Web 2.0. La Web 2.0 permite a los usuarios interactuar y colaborar entre sí como creadores de contenido generado por usuarios en una comunidad virtual, a diferencia de sitios web estáticos donde los usuarios se limitan a la observación pasiva de los contenidos que se han creado para ellos. Ejemplos de la Web 2.0 son las comunidades web, los servicios web, las aplicaciones Web, los servicios de red social, los servicios de alojamiento de videos, las wikis, blogs, mashups y folcsonomías.

Facebook y Twitter constituyen las dos redes sociales más grandes que existen dentro de la red de redes, sumando entre ambas la cantidad de más de 1,455 millones de usuarios en total. Según las estadísticas, Facebook es considerado el tercer país más grande del mundo, con más de 955 millones de usuarios registrados y ambos trabajan en una plataforma de usuario gratuita.

Estas Redes Sociales adquieren gran importancia ya que cuentan con un capital humano muy diverso y con cierto poder adquisitivo que le permite adquirir bienes y servicios, por lo que se hace casi obligatorio para cualquier institución que posea recursos tangibles participar en estos espacios. Facebook es un punto de encuentro entre la oferta y el consumidor, donde de forma gratuita se puede lograr diferentes objetivos:

Incremento de la visibilidad y marketing gratuito: (Facebook no está en usarlo como un simple canal de publicidad, sino en saber interactuar con la red con un toque más humano que genere más interés en sus usuarios.)

Atención y idealización de clientes: (son una gran oportunidad para fidelizar a clientes. Simplemente haciendo ‘clic’ en el botón de “me gusta” un usuario no solamente expresa públicamente que le gusta el titular de la página (una marca, un profesional, etc.) sino que además se suscribe a recibir las publicaciones de esa página)

Feedback de usuarios en tiempo real: (La gran ventaja es que con una comunidad suficientemente grande se van a poder detectar las reacciones prácticamente en tiempo real (la mayoría se producen en cuestión de horas), y así analizar y reaccionar a las opiniones de los usuarios que hagan comentarios, todo de forma inmediata, sin costos y sin engorrosos estudios de mercado o encuestas a clientes.)

Imagen: (Esto es muy simple: con el número de usuarios que hay y el peso que han adquirido las redes sociales, estar o no estar es una cuestión de imagen muy simple porque simplemente no puedes no estar. Punto. No estar no sería meramente una cuestión de renegar al enorme potencial comercial de poder contactar con toda esta gente, sino que cada vez más, no estar será sinónimo de una marca desfasada que no está al corriente de los tiempos.

Afortunadamente en nuestro país con la apertura a las nuevas modalidades de trabajo (Trabajador por Cuenta Propia), los emprendedores que utilizan las Redes Sociales para promocionar sus negocios no están sujetos a esta resolución, por lo que es muy común encontrar en la red una pequeña extensión de esta nueva modalidad de promocionarse, desarrollarse y crecer. Ej: (La Clínica del Celular-Cuba, AlaMesa, W3BSolution, Apple In Cuba)

Cuba cuenta con un elevado desarrollo turístico, biotecnológico entre otros, y poder contar con un espacio de publicidad para los productos y servicios en el exterior se convierte en una tarea titánica, fundamentalmente por lo difícil que resulta la financiación de una campaña de promoción en diferentes mercados internacionales por lo que ya es hora de insertarnos de forma coherente en la red de redes, solo se requiere del sentido común y una resolución más atemperada al momento que se vive.

Es de vital importancia eliminar prohibiciones como ésta que nos impiden avanzar de forma sistemática y en beneficio de la sociedad, utilizando las herramientas disponibles gratuitamente que ofrece la Web 2.0.

 

Espero llegue el día que pueda encontrar en Facebook paginas que muestren al mundo los grandes avances tecnológicos que ponen a Cuba en el nivel más alto, como potencia medica. Como me comentó un amigo que deseaba encontrar en Facebook una campaña sobre el Heberprot-P y que en esta página, se mostraran infografías, videos, así como comentarios y anécdotas de todo aquel que ha utilizado el medicamento y la manera en que este lo ha ayudado a resolver su problema, o por ejemplo encontrarme una página de Facebook en diferentes idiomas del Hotel Nacional de Cuba, publicando de forma regular las promociones de las diferentes temáticas del mismo, así como, eventos, talleres, encuentros, fotos y sus variadas ofertas e interactuando en tiempo real con el cliente, teniendo de primera mano cualquier detalle que favorezca o afecte la imagen del hotel, solo al alcance de un clic.

 

 

 

 

 

La batalla de la izquierda y las redes sociales

Posted on

La batalla de la izquierda y las redes sociales  Las nuevas tecnologías, internet, las redes sociales han llegado a la ciudadanía con una aureola de democratización, participación e igualitarismo que conllevó una fascinación progresista unida a la ya de por sí inherente de la tecnológica. No solamente se trataba de aparatitos, formatos y soportes fascinantes tecnológicamente -como toda tecnología innovadora-, sino que además resultaban -en tanto que igualitarias y baratas- libertadoras en la medida en que parecía que rompían el monopolio de la difusión de los grandes grupos de comunicación y las grandes empresas. No se podía pedir más. No negaremos que parte de todo esto es verdad, pero no basta con esa conclusión, existen muchos más elementos en torno a las nuevas tecnologías de los que debemos estar alertados y preparados; y es necesario poner en tela de juicio ese mito progresista respecto al nuevo fenómeno comunicacional.

 

Debemos de plantearnos si las redes sociales son un elemento de socialización o, por el contrario, de aislamiento. Ya sabemos que el 39% de los usuarios de redes pasa más tiempo socializado a través de estos canales que con otras personas cara a cara. Y en cuanto a las motivaciones que les llevan al uso de las redes y los contenidos y temáticas que les ocupan, el exhibicionismo de la intimidad, la vanidad y el egocentrismo priman en redes como Facebook por encima del interés por formarse cultural o intelectualmente. Se piensa que los formatos de estas redes son un fenómeno de revolución popular de signo progresista, pero, como en la mayoría de los productos culturales promovidos por el mercado moderno, el dominio sigue siendo de la frivolidad, un estudio de Twitter mostró en 2012 que los picos de actividad coincidieron con los goles de la Eurocopa, cuando los usuarios usaban la red social para celebrarlo1. El futbolista Fernando Torres tenía 318.714 seguidores en Twitter y lo único que había escrito en la red era un tuit, en inglés, medio año antes diciendo algo así como “Todavía no he empezado en Twitter, pero esta es mi página oficial y ya está lista para cuando llegue el momento oportuno”. De modo que había cientos de miles de personas siguiendo a alguien que no decía nada.

 

La importancia que se da a las redes sociales es tal que se dice que algunos medios seleccionan a sus colaboradores y columnistas según el número de seguidores que tienen en las redes sociales. El profesor francés Salim Lamrani demostró que la bloguera anticastrista de fama mundial Yoani Sánchez, colaboradora en numerosa prensa europea, había inflado su Twitter con miles de seguidores falsos.

 

El supuesto igualitarismo democratizador de las redes sociales ha tenido, no se puede negar, elementos positivos, como el fin del oligopolio de la agenda y la selección informativa de los grandes medios, pero también tiene su cara negativa. Se trata de la ausencia de brújula que nos oriente para distinguir lo valioso de lo irrelevante, lo riguroso del rumor, lo verdadero de lo falso, el especialista del improvisador, el análisis del brillante del comentario de bar. Que yo pueda pontificar sobre política con la misma autoridad que Kissinger o de economía con la misma contundencia que Friedman nos puede enorgullecer a los críticos del control de la información por parte de los poderes, pero no supone necesariamente sustituir el pensamiento dominante del establishment por el pensamiento alternativo crítico. La catarata de internet nos ofrece sin distinción el estudio riguroso, el dato valioso, el argumento elaborado, la tesis consparanoica sin fundamento, la cifra falsa, la suplantación de un testigo, el megalómano mentiroso, el vanidoso cansino, la trivialidad banal. No quisiera que se me confundiera y se pensase que estoy defendiendo el elitismo, la historia está repleta de supuestos especialistas y doctos que sólo eran unos mediocres pero, para cambiar y mejorar el mundo, es necesario orientarse en la niebla y el vocerío estruendoso puede ser tan estéril que también puede colaborar con la reacción e impedir el cambio. Mi propuesta no es renunciar a las redes sociales ni a otras muchas opciones que nos abre la red, sino tener claras sus limitaciones e intentar rectificar la deriva de sus contenidos y el perverso uso mayoritario que la ciudadanía le está dando.

 

Un objetivo ideológico

 

Hemos de considerar que si bien la aparición de internet ha supuesto una libertad de información -y de desinformación- sin precedentes y el fin del oligopolio de la distribución de esta información, en la red siguen siendo desproporcionadamente poderosos los mismos que fuera de ella. Las grandes empresas desarrollan métodos de presencia e influencia abrumadora sobre el contenido de internet: a través de colaboradores pagados en foros y webs, mediante influencia en buscadores, inversiones en diseños y tecnología que desarrollan sus proyectos en internet. Tampoco olvidemos que lo más leído en la red en cuanto a información siguen siendo los grandes medios tradicionales, incluso son los más referenciados en las redes sociales. Según datos del Instituto Nielsen NetRatings publicados por Le Monde y citados por Ignacio Ramonet, “de entre los doscientos sitios web de información online más visitados de Estados Unidos, los medios tradicionales representan un 67% del tráfico” y “el 80% de los enlaces que encontramos en las webs informativas, los blogs o las redes sociales norteamericanos remiten a medios de comunicación tradicionales”. Concluye Ramonet que “en internet, el fenómeno de la concentración de información y de la escasez de pluralismo, aunque de naturaleza diferente, no es menos importante que en la prensa tradicional”2.

 

Por otra parte, y recordando a Guy Debord, el formato espectacular de imagen, color, movimiento, interacción y superficialidad de la información actual ya es, en sí mismo, ideología: “El espectáculo es la ideología por excelencia, porque expone y manifiesta plenamente la esencia de todo sistema ideológico: empobrecimiento, servidumbre y negación de la vida real”.3

 

Son numerosos los elementos de ideologización que encontramos en los nuevos formatos y el nuevo patrón informativo que se está imponiendo. Para empezar los motores de búsqueda ya incorporan un sesgo reaccionario y conservador. Sus criterios priman lo mayoritario, lo popular, el consenso dominante, no solo a la hora de priorizar las temáticas, sino también las tesis sobre esos temas, los autores, los portales informativos. En una biblioteca uno encontraba el libro del pensador reaccionario al lado del pensador rupturista, en cambio Google nos ofrece los primeros diez enlaces del autor y el medio dominante y el alternativo o contracorriente aparece mucho después. Los grandes medios pueden disponer de técnicos y complejas estrategias informáticas para lograr un buen posicionamiento en los motores de búsqueda, en algunos casos incluyen en sus contenidos determinadas palabras claves que saben que son las más buscadas por los internautas. Tenemos así otra nueva forma de adulteración de la información que se intoxica para triunfar en Google.

 

Propietarios

 

Para aproximarnos al ideario de los principales interesados en el nuevo modelo informativo tecnológico podemos hacer un somero repaso de los accionistas de las principales empresas, es decir, quienes financian y reciben beneficios de este modelo.

 

En primer lugar tenemos al gigante Google, que cotiza en el Nasdaq y es propietario, entre otras empresas y servicios, de Youtube y de Motorola Mobility. Entre sus accionistas, junto a los fundadores Sergey Brin y Larry Page, se encuentra Eric Schmidt, miembro del Club Bilderberg, fue el presidente y director general de Google hasta abril de 2011. También Ram Shriram, antes directivo de Netscape y de Amazon. Entre los inversores institucionales, básicamente se encuentran grandes fondos de inversión de capital riesgo como FMR LLC, The Vanguard Group, Inc., State Street Corporation y otros más.

 

En cuanto a Facebook sabemos que recaudó unos 18.000 millones de dólares con su salida a Bolsa, esa operación la gestionó Morgan Stanley, que estuvo al frente de la operación junto Goldman Sachs y JP Morgan. Su fundador, Mark Zuckerberg, posee el 18,4% de la compañía. Entre los principales accionistas y directivos se encuentra Goldman Sachs, un banco que, como se recordará, estuvo implicado en la crisis financiera de Estados Unidos en 2008. También estuvo involucrado en el origen de la crisis financiera de Grecia de 2010-2011, ya que ayudó a esconder el déficit de las cuentas griegas del gobierno conservador. Otro accionista de Facebook es Erskine Bowles (también es miembro de la junta directiva), fue alto cargo de la administración Clinton y ahora de la de Obama como presidente de la Comisión Nacional de Responsabilidad Fiscal y Reforma. Además es miembro de la junta directiva de General Motors , Morgan Stanley y Norfolk Southern Corporation. También tenemos a Sheryl Sandberg, quien trabajó para Google y el Banco Mundial. Fue jefa de gabinete en el Departamento del Tesoro en la Administración Clinton. Pertenece al directorio de empresas como Walt Disney y Starbucks. Y Reed Hastings, director ejecutivo de Netflix, un proveedor de internet estadounidense, y miembro del consejo de administración de Microsoft, además del de Facebook.

 

La mayoría de los accionistas de Twitter proceden de firmas de capital de riesgo como Spark Capital, Union Square Ventures, Kleiner Perkinsm Benchmark Capital, Institutional Venture Partners, T. Rowe Price, y DST Group. La empresa está obsesionada con que no sean más de 500 para no tener que cotizar en bolsa y no hacerlos públicos. Se sabe que entre los accionistas de Twitter se encuentra el príncipe saudí Alwaleed bin Talal, quien anunció en diciembre de 2011 que había adquirido una participación de 300 millones de dólares. Skype ha sido comprada recientemente por Microsoft y Tuenti es propiedad en su mayoría de Telefónica.

 

A todo lo anterior podemos añadir los intereses empresariales de los consorcios de fabricación de teléfonos móviles, la industria de la informática y las operadoras de telefonía e internet. En conclusión, una vez más, detrás de las empresas de los nuevos formatos de comunicación, están los grandes grupos de inversión mundiales junto con algunos multimillonarios de la nueva economía, es fácil deducir la ideología que promoverán.

 

Censura

 

La propiedad privada de las empresas tecnológicas y sus soportes tecnológicos modernos les permiten todo tipo de censura que, asombrosamente, es aceptada por ciudadanía y los poderes públicos. Se considera a redes sociales como Facebook y soportes como Youtube ejemplos de logros en la democratización de la información sin percibir que se trata de empresas privadas que, mediante un teclazo desde sus centros de control, pueden eliminar un contenido díscolo y hacer desaparecer a un usuario con la resignación de una sociedad que nunca se plantea que estamos ante un ataque a la libertad de expresión. Facebook veta imágenes que no le gustan y expulsa de sus páginas a colectivos que le parecen indeseables. En junio de 2012, Facebook censuró una portada de la revista de humor española El Jueves alusiva a Merkel y Rajoy y comunicó al administrador que la había colgado que se le sancionaba con 30 días sin poder subir contenidos a la red social.4 Si la revista se seguía distribuyendo con normalidad en los quioscos y, en cambio, en la red social Facebook no se permitía y se sancionaba al usuario estábamos sufriendo, de manos de las redes sociales, un retroceso de la libertad de expresión.

 

Las noticias de grupos sociales que ven eliminada su página de Facebook son constantes, en abril de 2011 diferentes colectivos que protestaban en el Reino Unido contra los recortes de su gobierno denunciaron el cierre de sus páginas en esta red5. Ese mismo mes unos activistas españoles del 15M denunciaban que el anuncio de su manifestación, con más de veintitrés mil asistentes confirmados, era borrada de varias de sus páginas.6 Youtube elimina vídeos bajo cualquier argumento insostenible, como sucedió con la cuenta del portal Cubadebate por un vídeo que denunciaba el apoyo financiero que recibía el terrorista Luis Posada Carriles7, autor intelectual de la explosión de un avión civil cubano que provocó la muerte de 73 personas. Algunos usuarios también denunciaron que les borraron vídeos de Youtube, al igual que su cuenta de usuario, argumentando que violaban derechos de autor cuando se trataba de imágenes de televisiones públicas que las emitían y las cedían para libre uso.8 Las denuncias de los afectados por esas acciones nunca tienen gran trascendencia ni ninguna viabilidad legal puesto que son empresas privadas que, desde su casi monopolio del servicio y con una imagen internacional de comunicación libre y gratuita, aplican la censura con regularidad. Por su parte, los internautas cubanos denunciaron que Google ha vetado a los habitantes de ese país el uso de su servicio Google Analytics, a través del cual los administradores de páginas web conocen las estadísticas de accesos. En cambio la empresa sí puede seguir utilizando esos datos para sus cálculos y negocios.9 Es ingenuo creer que nos van a dejar su logísticas, es como si un grupo de Panteras Negras se quisieran reunir en un local de McDonalds.

 

El modelo de funcionamiento de las redes puede ser claramente reaccionario y conservador. Obsérvese, por ejemplo, que en Facebook aparece siempre la opción “me gusta”, pero no existe la correspondiente “no me gusta”. “Se trata de impedir, obviamente, la sanción de marcas y productos que puedan ser futuros anunciantes o inversores. Pero también se inscribe de lleno en ese ciberoptimismo por el que se incita a la producción constante (inteligencia colectiva) y se desprecia la crítica y, sobre todo, la inacción, la huelga, la renuncia”.10

 

Ciberactivismo

 

“El riesgo de internet es pensar que se vive la democracia en directo, cuando sólo es una democracia virtual. Internet no es más que la continuación de la utopía de querer hablar directamente con todo el mundo; el problema es pensar que eso va a resolver nuestros problemas reales”11.

 

Nuestro activismo político se despeña por una pendiente hacia la virtualidad de los manifiestos y firmas en la red, el sexo ha alcanzado la higiene absoluta y la desinhibición total gracias al mundo virtual, los amigos no están en el bar sino en el facebook, seguirán contabilizados aunque mueran mañana. Las autopistas son virtuales porque son las “autopistas de la información”. Pero mientras sucede todo esto, las guerras y las hambrunas nada virtuales con sus muertos no virtuales y los armamentos y criminales que las provocan, tampoco virtuales, siguen existiendo. Del mismo modo, nuestro salario y nuestras prestaciones sociales nos las están disminuyendo de forma real, mientras seguimos conectados al mundo virtual. La ofensiva tecnológica-virtual parece diseñada para sacarnos de la realidad auténtica y meternos en una realidad virtual con el objetivo de neutralizarnos. Existen juegos en internet para niños -y adultos- en el que el sistema te premia con “créditos” para comprar objetos virtuales previo envío de SMS con un coste en euros reales. Es decir, cambian con toda impunidad dinero real por dinero virtual. Del mismo modo actúa gran parte de la revolución tecnológica: nos roba nuestra vida real, sobre todo si puede ser potencialmente crítica y subversiva, y nos la cambia por vida virtual. Ese es uno de los objetivos de la denominada brecha digital, mientras los empobrecidos del mundo mueren de hambre, los que tienen para comer son aprehendidos y llevados al mundo virtual, el mundo feliz de Aldous Huxley donde no tendrán por qué preocuparse de los pobres. Toda esta catarata tecnológica tiene como objetivo principal el aislamiento del individuo.

 

Exponer esta tesis en Cuba, donde sus ciudadanos sufren grandes dificultades para el uso de internet debido al bloqueo de Estados Unidos que impide que la isla acceda con normalidad al ciberespacio puede parecer inoportuno, pero yo vengo de una Europa abducida por las redes y creo necesario advertir a los cubanos de esa posibilidad.

 

Espectáculo y alineación

 

Los nuevos soportes y formatos están desarrollando un modelo informativo superficial y simplista de la realidad y del pensamiento. Si lo analizamos desde el punto de vista ideológico, estaremos de acuerdo en que la superficialidad sintoniza más con un ideario que no pretenda cambiar las estructuras de poder vigentes, que fomente el acomodo de los ciudadanos al modelo dominante. En cambio, un ideario que pretenda desarrollar el análisis inductivo, el pensamiento crítico, que ponga en tela de juicio las estructuras de poder, requiere una información y un pensamiento más elaborado, más profundo y argumentado.

 

Redes físicas

 

Frente a las redes virtuales, debemos apostar por construir redes reales. Para ello, el primer paso es reconocer que las virtuales nunca pueden sustituirlas, tanto si pretenden fortalecer lazos de amistad como si buscan organizar a la ciudadanía socialmente para cualquier objetivo. Las redes de internet son precarias, coyunturales e impiden establecer lazos firmes entre sus miembros. Aunque resulte una obviedad, no hay que dejar de insistir en que los “amigos” de Facebook no son amigos. Unas redes firmes, sólidas y duraderas requieren personas que se encuentren físicamente en el mundo real, que se enfrenten a situaciones de la vida real en lugares físicos, cara a cara, que discutan sobre problemas comunes, objetivos y planes de acción. Todo ello sin la mediación de máquinas. Las redes sociales y el mundo virtual han socavado el histórico derecho de reunión y lo han sustituido por un hecho social alucinatorio: la falsa conciencia de reunión, la ‘ilusión de reunión’. La conciencia espectadora, presa de la pantalla, tras la cual ha sido deportada la propia vida, sólo encuentra interlocutores ficticios que desemboca en un autismo espectacular12. En palabras premonitorias de adónde nos ha llevado internet, Guy Debord afirmó que “la ‘misión histórica de instaurar la verdad en el mundo’ no pueden realizarla ni el individuo aislado ni la muchedumbre atomizada”. Y, hoy, cada uno de nosotros, frente a nuestro ordenador, no somos otra cosa que muchedumbre atomizada. La alternativa según Debord era el Consejo Obrero como forma desalienada de la democracia. Sí, un término, el de Consejo Obrero, que puede parecer arcaico, pero que no es otra cosa que el encuentro físico de seres humanos oprimidos con el objetivo de liberarse y de cambiar el mundo. Vicente Romano, en su Ecología de la Comunicación, plantea que hay que “reivindicar, proteger y fomentar los espacio experimentales, los lugares públicos, contra la retificación (red, tejido) telemática de la sociedad”13. En su opinión, “es menester el entorno natural y social vivo, en vez de los sistemas tecnológicos rígidos en los que los seres humanos están fijos en el sentido del diálogo persona-máquina. Para ello reivindica “espacios sensorialmente perceptibles en donde pueda desplegarse la profusión social y humana al instante”. Romano los denomina “lugares del tiempo”, y son “lugares del encuentro, de entrar en contacto: mercados, plazas, campos deportivos, patios, cafés, iglesias, etc.” Es importante insistir en que la comunicación no presencial es imaginaria. La presencia real, en cambio, es física, orgánica, material. Estamos donde estamos, y en ningún otro sitio, e interactuamos donde estamos de verdad. Tendemos cada vez más a atenuar la diferencia que existe entre esos dos tipos de presencia.14 El escritor Isaac Rosa nos puso el ejemplo de las movilizaciones de los mineros españoles en el verano de 2012: ·

 

Mientras nosotros escribimos posts y tuits de denuncia contra los recortes (yo el primero), ellos se encierran en los pozos, paralizan el tráfico, levantan en pie de guerra comarcas enteras, y finalmente echan a andar por la carretera. Mientras nosotros pintamos ingeniosas pancartas y componemos simpáticos pareados para gritar en manifestación, ellos se enfrentan a cuerpo con la Guardia Civil. Mientras nosotros retuiteamos y damos miles de “me gusta” para apoyar las reivindicaciones de los colectivos más castigados, ellos van pueblo por pueblo dando y recibiendo abrazos, compartiendo comidas y techo. Mientras esperamos al próximo aniversario para volver a tomar las plazas, ellos se plantan en la Puerta del Sol tras haber hecho suyas las plazas de todas aquellas localidades por las que pasaron.
La lección está clara: ante el ataque total contra los trabajadores, estos no son tiempos de hashtag, sino de barricada. Frente a la solidaridad efímera de la red social y la indignación inofensiva, son tiempos de caminar juntos, de compartir encierro o marcha, de encontrarse en las calles, de abrazarse como ya no nos abrazábamos, como estos días se abrazaban los mineros con quienes los esperaban a la entrada de cada pueblo.15

 

Con este evento Cuba ha demostrado ser nuevamente pionera. Al reunirnos aquí ha convertido en tangible y real el mundo virtual que yo estoy criticando. Aquí algunos se han calificado de “cibermambís”, pero yo quiero precisar que los cubanos lograron su independencia de España con mambís reales, si se hubieran quedado en cibermambís, todavía gobernaríamos los españoles. Y Fidel Castro no vino en un “cibergranma” vino en el Granma, un barco físico y real.

 

Jugar en terreno enemigo

 

Nadie deberá pensar que vamos a negar el gran avance que ha supuesto internet en numerosos aspectos. Desde el ámbito de la educación al de la comunicación entre las personas y, por supuesto, en el periodismo. Especialmente, y ese logro nunca debemos olvidarlo, para terminar con la exclusividad informativa que tenían las grandes empresas. La generación puente de periodistas críticos que conocimos la profesión antes de internet y después, podemos constatar la dificultad que teníamos antes para difundir algún texto y lo sencillo que es ahora. Hace veinte veinte años no conseguíamos un medio donde colocar nuestra información, ahora lo difícil es conseguir que el medio pueda ser descubierto por los lectores. En cualquier caso, una de las paradojas a las que nos enfrentamos ante las nuevas tecnologías, los modernos hábitos de la información y las redes sociales es que, por muchas críticas que les señalemos, no podemos mantenernos al margen porque nos veríamos barridos del panorama. Muy a nuestro pesar, nos vemos obligados a jugar en un terreno enemigo y empobrecedor pero si no lo hiciéramos nos encontraríamos expulsados del juego directamente. Esto es muy importante para Cuba, necesitada de mejorar sus servicios de conectividad y desarrollo tecnológico.

 

Si alguien cree que pretendo que el lector abandone su tablet, sus redes sociales, su iPhone o cualquier otro artilugio de los cuales parece que reniego, se equivoca. Mi intención no es otra que adjuntar una especie de advertencia de efectos secundarios, peligros de sobredosis, medidas de prevención y recomendaciones para el buen uso. Podríamos establecer un paralelismo con respecto a otros entornos perversos, como el de las armas. Los movimientos populares, los regímenes democráticos y participativos no pueden estar a favor del uso de la violencia y del armamento, pero no pueden permanecer en el tablero internacional sin medios de defensa porque serían derrocados inexorablemente. De ahí que debemos responder a quienes nos califican de incoherentes e hipócritas a los que criticamos las modernas tecnologías y sus formatos comunicacionales y al mismo tiempo las utilizamos. Efectivamente, es como ese pueblo pacífico, humano y solidario que odia las pistolas, pero que sabe que las necesitas para defenderse. Yo mismo uso mi teléfono móvil como la mayoría de los ciudadanos, envío SMS, mantengo un blog, dispongo y consulto mi cuenta de Twitter; no se trata de cargar contra la tecnología, sus ventajas son indiscutibles y su presencia y utilización inevitables. La cuestión no es hacer que desaparezca, sino qué hacer y cómo con lo que existe. El hecho de que algunos denunciemos sus elementos adversos, intentemos desmitificarlas y advirtamos del daño que pueden estar causando no deben impedir que las utilicemos, porque, como ya hemos señalado, están aquí, no podemos renunciar a ellas y además apreciamos sus ventajas. Lo mismo que no podemos exigir a un ecologista que no viaje en avión a ver a su familia que vive a dos mil kilómetros o al comunista que no se coma una mariscada, tampoco los que nos preocupamos por la involución de la información con los nuevos formatos y tecnologías vamos a volver a la máquina de escribir o renunciar a internet. No somos la versión moderna de los ludistas ingleses que se oponían a la revolución industrial en el siglo XIX. Nuestro objetivo es intentar nadar y avanzar en este océano que nos ha tocado vivir y, para ello, buscar propuestas e iniciativas viables y que permitan combinar lo positivo de nuestros tiempos con los valores intemporales. Incluso en los contenidos supuestamente irreverentes y subversivos de nuestros medios alternativos debemos recordar que solo pueden tener sentido si tienen como objetivo la transformación del mundo, de otro modo, como también nos descubrió Debord, estarán condenados a convertirse solo en espectáculo.

 

1“Eurocopa 2012: Twitter celebra los goles de la televisión”. Periodistas 21, 2-7-2012

http://periodistas21.blogspot.com.es/2012/07/eurocopa-twitter-celebra-los-goles-de.html

2Ramonet, Ignacio. La explosión del periodismo. Clave Intelectual, Madrid, 2011.

3Debord, Guy. La sociedad del espectáculo. Pre-Textos, Valencia, 2010

6 Barrapunto.com, 12-4-2011 http://barrapunto.com/~manje/journal/35852

10Baños Boncompain, Antonio, Posteconomía. Hacia un capitalismo feudal, Barcelona, Los libros del lince, 2012

11Citado por Rivière, Margarita. La fama. Iconos de la religión mediática. Crítica, Barcelona, 2009.

12Debord, Guy. La sociedad del espectáculo. Pre-Textos, Valencia, 2010

13Romano, Vicente. Ecología de la comunicación. Hiru, Hondarribia, 2004

14Benasyag, Miguel y Del Rey, Angélique. Nunca más solo. El fenómeno del móvil. La oveja roja. Madrid, 2007

 

15Rosa, Isaac. “Soy minero”. Eldiario.es, 11-7-2012 http://www.eldiario.es/zonacritica/2012/07/11/soy-minero/

 

 

 

 

(Tomado de Pascual Serrano)

 

 

 

 

Ciberguerra y su uso por el Gobierno Norteamericano.

Posted on Actualizado enn

Por el Gu@jiro de Cienfuegos.

El 4 de febrero de 2013, The New York Times, dijo “Las agencias de inteligencia estadounidenses tienen la potestad de buscar en redes informáticas internacionales potenciales ataques contra EE.UU. Además, informa que si el presidente lo ordenase, podrían realizarse ataques con códigos destructivos”.

Por su parte el Gobierno de Obama creo el Cyber Command, dirigido por el contralmirante Samuel Cox, su plantilla actual es de 900 personas y podrá alcanzar los 4,900 efectivos. En su estructura aparecerán tres nuevas divisiones, “Ciberfuerzas nacionales” (protección de las principales redes informáticas civiles), “Ciberfuerzas de combate” (apoyo a operaciones militares en otros países) y “Fuerzas de ciberdefensa” (protección de los sistemas del Departamento de Defensa).

Se ha podido saber que Obama aprobó el uso de las armas cibernéticas en una ocasión, cuando ordenó secretamente ataques cibernéticos contra las instalaciones de enriquecimiento nuclear iraníes, destacó el rotativo, que además señala que este tipo de ataques contra Irán son ejemplo de cómo las infraestructuras de un país pueden ser destruidas sin necesidad de ser bombardeadas.

Y por supuesto para echar más leña al fuego y justificar el despliegue norteamericano en el ciber espacio, no podían faltar, las siguientes declaraciones: El secretario de la defensa León Panetta dijo recientemente “que los Estados Unidos se reservan el derecho de usar la fuerza militar contra una nación que lance un ataque cibernético contra el país”; otro pretexto más para sus andanzas guerreristas en el mundo que habitamos.

Estamos en la era de otro tipo de guerra silenciosa, que por callada no es menos peligrosa.

 Exclusivo para KOKACUB@ por el Gu@jiro de Cienfuegos.

 

Japón pide ayuda a ‘hackers’ en la lucha contra el cibercrimen

Posted on

 

La Policía de Japón planea empezar a colaborar con los llamados ‘hackers éticos’, conocidos en la jerga de Internet como ‘sombreros blancos’, para combatir el creciente número de cibercrímenes.

Los ‘hackers éticos’ son expertos en seguridad informática que se especializan en pruebas de penetración y en otros métodos de controles para garantizar la seguridad de los sistemas de información de una organización. Con la ayuda de estos especialistas, Japón espera conseguir más información sobre los delitos informáticos, en especial sobre la propagación de virus.

Aunque algunos policías ya están en contacto con ciertos ‘hackers’, este es el primer esfuerzo organizado que la Agencia de Policía Nacional hace para implicar a estos expertos en la lucha contra la piratería informática. Asimismo, la Policía nipona está considerando establecer relaciones con compañías y universidades privadas involucradas en la esfera de la comunicación con los mismos fines.

Cabe recordar que a finales del año pasado, el país asiático, junto con los otros miembros de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), anunció un plan de desarrollo de una red de ciberdefensa y la reciente decisión puede ser el inicio de tal desarrollo.

Estados Unidos también está involucrado en una iniciativa similar. Las autoridades estadounidenses prometieron brindar a sus ciudadanos libre acceso a varias bases de datos para que utilicen sus habilidades informáticas con el fin de facilitar la vida cotidiana de la población, una idea que recibió el nombre del ‘Día Nacional del Hacking Civil’. Con estos métodos, el país trata de luchar contra la amenaza cada vez más real de los ciberataques.

 

 

(Tomado de Ventana Política)

 

 

EE.UU. busca legalizar el espionaje en la red.

Posted on

CISPA, polémico proyecto de ley

 

 

La CISPA, el polémico proyecto de ley sobre la seguridad cibernética, será retomada en la Cámara Baja del Congreso estadounidense la próxima semana. Sus autores citan una serie de ataques cibernéticos contra bancos y medios.

El presidente del Comité de Inteligencia de la Cámara de representantes, Mike Rogers  y el republicano Dutch Ruppersberger, tratarán de reiniciar los debates el próximo miércoles.

El proyecto de la ley de Intercambio y Protección de Información de Inteligencia Cibernética (CISPA) mantendrá la redacción de la primavera pasada, cuando fue aprobado por la Cámara pero rechazado por el Senado en agosto.

En el caso de que sea aprobada, la CISPA  permitirá tanto a compañías privadas como al Gobierno federal acceder a conversaciones personales realizadas a través de Internet y escuchar de forma subrepticia a los estadounidenses con el pretexto de la seguridad cibernética.

Varios funcionarios y organizaciones han criticado a la CISPA por dar demasiada información privada al gobierno.

La organización sin fines de lucro ‘Fight for the Future’ (Lucha por el Futuro) ha colocado una petición ´en línea´ que insta al electorado a que llamen a los teléfonos de los miembros del Comité de Inteligencia, presentados en la página, para expresarles su oposición al proyecto.

Fuente: http://actualidad.rt.com

 

(Tomado de Ventana Política)

 

 

 

 

#Venezuela en el Segundo Taller.

Posted on

La Habana, 12 de febrero de 2013 (VP). -Un momento que captó la atención de los presentes y generó un debate enriquecedor en la primera sesión del Segundo Taller Internacional de Redes Sociales y Medios Alternativos fue el Panel Especial sobre las campañas mediáticas contra Venezuela.

Con una conducción de lujo, integrada por el diputado Darío Vivas, primer vicepresidente de la Asamblea Nacional, los comunicadores Tatiana Aular, Mario Silva, Pedro Carvajalino y el diputado Julio Chávez, presidente de la Comisión del Poder Popular y Medios de la Asamblea Nacional. protagonistas excepcionales del momento histórico que vive la República Bolivariana de Venezuela, expuso, entre otras ideas, que para el Comandante Hugo Chávez, la red social Twitter es una importante herramienta. De ahí que creara su cuenta @chavezcandanga, que hoy alcanza más de 4 millones de seguidores.

Los delegados venezolanos comentaron que no existe consorcio de los medios que no esté asociado a los grandes centros de poder. Quedó demostrado que la población venezolana ha cambiado y los medios opositores han perdido credibilidad porque el pueblo es mayoría. El panel recalcó el concepto que Chávez ha llamado “Guerra de Cuarta Generación”, donde las armas son los medios y su objetivo único son los pueblos.

Conocimos de primera mano cómo en Venezuela se creó una estrategia de comunicación para articular las redes sociales y la estrategia de los movimientos sociales. La llaman “guerrilla comunicacional” para enfrentar a la derecha en sus mismos espacios, con la mayéutica y la confrontación directa con los sectores de la derecha. Los representantes reconocieron que precisan de “más realismo mágico y rebelión creativa”. Venezuela avanza hacia la soberanía tecnológica, la democratización de las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones y ha reducido la brecha digital.

Con franqueza resonante pudo escucharse juicios tales como que “la izquierda habla muy bonito pero aburre”, y se acotó: “excepto Chávez que llegó directo a la masa y no aburre”.

Percy Alvarado Godoy, delegado de Guatemala presente en el evento, propuso dar un voto a favor de la salud del Comandante Hugo Rafael Chávez Frías y enviar una muestra de solidaridad a la dirección de la Revolución bolivariana y a su pueblo, además de condenar la campaña de comunicación contra Venezuela.

A este ritmo el II Taller Internacional de Redes Sociales y Medios Alternativos continuará sesionando hasta el 13 de febrero de 2013. Nuestra red de blogueros y twitteros se mantiene activa utilizando la etiqueta #conCubaenred, asociada al usuario @ventanapolitica.