Derecho e Informática

XIV Congreso Internacional de Información

Posted on

Palacio de Convenciones de La Habana, Cuba, 31 de octubre al 4 de noviembre del 2016

Telf. (537) 202-7591 y 202-6011 ext. 1511, Emails: info@idict.cu ykatia@palco.cu, Sitios Web: www.congreso-info.cu,   www.congreso-info.com, Facebook

 Estimado colega:

El Instituto de Información Científica y Tecnológica (IDICT), del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente de la República de Cuba (CITMA), tiene el placer de convocarlo a participar en el XIV Congreso Internacional de Información, Info’2016, que sesionará del 31 de octubre – 4 de noviembre de 2016, en el Palacio de Convenciones de La Habana, Cuba, bajo el lema general:“Información, Evolución y  Sostenibilidad“. Este evento se desarrollará en el marco de la II Convención de Ciencia y Tecnología.

Coordinadores: Yarina Amoroso Fernández, Armando Plasencia Salgueiro

Temática: Derecho, Open Data, Big Data e Internet de las cosas

Alcance: Las tecnologías emergentes proporciona muchos beneficios a la sociedad al permitir la creación de nuevas herramientas y nuevas formas para el acceso a la información y la interacción entre las personas. Sin embargo como sucede con muchos avances tecnológicos al ser tecnologías disruptivas suelen desafiar los límites éticamente aceptados y jurídicamente establecidos. Para pensar el Derecho de la sociedad tecnológicamente avanzada desde la Sociocibernética se convoca al Taller: Protección de datos y tratamientos masivos de información. Open Data, Big Data e Internet de las Cosas.

Tópicos:

  • El Derecho e Internet de las Cosas: imbricación y protección legal
    • Gestión de Información Personas-Cosas
    • Gestión de Información Cosas-Cosas – Robótica
    • Gestión de Información Personas-Personas
    • Computación en la nube
    • Ciudades inteligentes
  • Gobierno de la información
  • Los derechos en el internet de las cosas
  • El impacto del Big Data en la protección de datos
  • Infoética y Derecho de la Información
  • Protección por diseño
  • Tecnologías libres: protección legal
  • Contratos y servicios: solución de conflictos y buenas prácticas

Comité científico

Nombres y apellidos; Institución; País

MSc. Yarina Amoroso Fernández Sociedad Cubana de Derecho e Informática, Cuba (Coordinadora)

Dr. Armando Plasencia Salgueiro Instituto de Cibernética, Matemática y Física, Cuba

Lic. Pedro Urra Peláez Universidad de La Habana, Cuba

MSc. Guillermo Alvarez Bestard Instituto de Cibernética, Matemática y Física, Cuba

Dra. Julia Shichkina  Universidad de Rusia, Rusia

MS.c. Julio César Díaz Vera Universidad de las Ciencias Informáticas, Cuba

Dr. Alejandro Barrios Universidad de la Plata, Argentina

Laura Nahabietan, Universidad de Uruguay

 

Fechas importantes

1 de junio de 2016: última fecha de envío de resumen

16 de julio de 2016: Último día para el envío de los trabajos completos y de la hoja curricular (no más de 200 palabras).

Hasta el 30 de septiembre de 2016: Publicación de resultados de la evaluación académica

14 de octubre: Publicación definitiva del programa académico

Más información: Congreso Info 2016. 

 

Fuente: Unión de Juristas de Cuba.

Cuba potencia estudios y uso de las #tecnologías abiertas.

Posted on

Al desarrollar capacidades informáticas en el país, Cuba genera alternativas para superar la obsolescencia programada y sobreconsumo de aparatos electrónicos.

Al desarrollar capacidades informáticas en el país, Cuba genera alternativas para superar la obsolescencia programada y sobreconsumo de aparatos electrónicos.

Foto: Jorge Luis Baños/ IPS

La Habana, 9 feb.- Entre las iniciativas cubanas para promover los estudios y usos de tecnologías abiertas destaca un intercambio entre especialistas cubanos, convocados por el estatal Instituto Cubano de Investigación Cultural (ICIC) “Juan Marinello” y la Universidad Paris 8, de Francia.

El curso “La informática crítica. Informática y sus falsas promesas de modernidad”, a cargo de la investigadora Natalia Calderón, se realiza del 8 al 10 de este mes, en las sede del ICIC, como parte del acercamiento entre las instituciones.

Esta acción educativa se propone que las y los participantes consideren la informática desde un enfoque de economía política de la comunicación, planteado por el teórico francés Armand Mattelart.

Además, invita a reflexionar cómo el lenguaje pro tecnología oculta la existencia de clases sociales, por ejemplo, con términos como los “nativos digitales”, o desde la imagen del “geek”, construida racial y sexualmente desde lógicas dominantes.

Intercambio

Previo al curso, también en el ICIC, tuvo lugar un conversatorio entre especialistas y representantes de grupos y organizaciones, institucionales e independientes, que promueven el desarrollo de la tecnología libre en la isla.

Las intervenciones coincidieron en que Cuba puede aportar al movimiento de software libre desarrollado en naciones avanzadas tecnológicamente, a partir de favorecer el incremento de investigaciones, la articulación de políticas públicas para fomentar la informática nacional y la socialización del empleo de la open source tech.

El investigador Hamlet López, del mencionado centro, consideró que los estudios sobre el software libre en Cuba han permitido conocer las potencialidades, contradicciones y dificultades que atraviesa la sociedad en la actualidad.

No obstante, advirtió la necesidad de ampliar la cultural digital de los ciudadanos y ahondar en la dimensión cultural del acceso y empleo de software libre.

Al respecto, Natalia Calderón destacó que alrededor del software libre se desarrolla “un movimiento social en el cual se apoya la creación de bienes sociales comunes”.

La experta resaltó que “una nueva definición del software libre resulta urgente”, al tiempo que instó a pensarla desde Cuba, a partir de estimular una visión más abarcadora de la cultura digital.

La jurista Yarina Amoroso, presidenta de la Sociedad Cubana de Derecho Informático, recomendó entender con mayor amplitud el término usuario, al tomar en cuenta que el desarrollador construye su código fuente en espacios públicos y privados.

Estimó que “el software libre constituye fuente de libertad y de derechos civiles”.

Lamentó la ausencia en Cuba de articulaciones para discutir estos temas, en tanto exhortó a “generar espacios para conocer, discutir, tomar decisiones y crear políticas públicas alrededor del software libre”.

Insistió en proteger el código fuente, mediante el Derecho Informático, y el modelo de desarrollo de software libre, a fin de evitar la apropiación de este producto o servicio que puede convertirse en privativo.

En tal sentido, Pablo Mestre, coordinador del Grupo de Usuarios de Tecnologías Libres en Cuba, refirió la necesidad de leyes y licencias para legitimar en el país el desarrollo del software libre.

Pendiente

Mientras Pedro Urra, profesor de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana, valoró que en Cuba no existe una apropiación del software libre, sino que este se encuentra importado en el contexto nacional.

A su juicio, “este fenómeno tendrá sentido cuando se incorpore a los procesos de desarrollo sostenible de la sociedad cubana”.

El constructor de Infomed, la mayor intranet cubana para el sector de la salud, reconoció que resultó una solución tecnológicamente viable el montaje de la red del Ministerio de Salud Pública, utilizando por primera vez en el país el software libre.

Sin embargo, contrapuso como ejemplo la utilización de estos programas con fines comerciales sobre todo en el sector no estatal de la economía, que ha implementado servicios de instalación y actualización de determinados programas, en particular de la tecnología celular.

Para Urra, ello demuestra “las disociaciones entre el discurso político y la práctica social” respecto a la utilización de las tecnologías libres. “Faltan investigaciones empíricas que arrojen conocimientos positivos acerca del fenómeno en Cuba”, señaló.

Asimismo, el experto afirmó que el nivel de participación aquí en la construcción de códigos abiertos es poca. “Si somos capaces de alinear y articular el movimiento de tecnologías abiertas a nuestro proyecto emancipatorio, Cuba hará aportes notables a la comunidad de software libre”, indicó.

La nación caribeña desarrolla una política de fomento de la informática nacional, encaminada a lograr su independencia frente a multinacionales dominantes en este sector. Con el propósito de incentivar el conocimiento y usos de software libre, se han ejecutado iniciativas estatales como la creación de la Universidad de Ciencias Informáticas.

Asimismo, se aplican sistemas operativos de producción nacional como Nova, que permite seguir usando computadoras viejas, y Novadroid, para tabletas y teléfonos.

Sin embargo, el país figura entre los de más baja conexión a Internet en el mundo. (2016)

Fuente: IPS Cuba.

Retos legales del marketing digital

Posted on

marketing_mx

Por Joel Gómez Treviño

Varias veces al año salen al mercado nuevos y mejores dispositivos electrónicos, desde los tradicionales teléfonos inteligentes y tabletas, hasta drones, pantallas holográficas y dispositivos de vestir. Cada avance tecnológico representa una nueva oportunidad de hacer marketing de una manera novedosa, pero sobre todo, muchas veces abre una posibilidad de llegar a más gente en menor tiempo. De ahí la esmerada atención que se le ha puesto a los fenómenos informáticos del “big data” y el “internet de las cosas”, tanto por sus beneficios como por sus riesgos.

Debo reconocer que el derecho siempre irá varios pasos atrás de la tecnología. Los procesos legislativos son lentos por naturaleza, y usualmente los diputados y senadores están más preocupados por otro tipo de temas; legislar sobre temas tecnológicos no es una de sus prioridades.

En algunos países se dice que las mejores oportunidades para hacer negocios (particularmente los “disruptivos”) se dan cuando no están regulados. Tal vez sea cierto, la gente puede hacer mucho dinero con negocios innovadores o disruptivos que no están regulados, pero… ¿a costa de qué? En muchas ocasiones estos negocios se aprovechan de vacíos legales -o incluso de la ausencia total de regulación- para crecer desmesuradamente, a veces pisando a muchos en el camino.

Ante este panorama legal incierto o de lenta implementación, ¿podrían los marketeros tener un código de ética en la adopción de nuevas tecnologías como medio o estrategia para hacer publicidad? ¿Qué elementos podría tener ese código de ética? ¿Cuáles serían los retos legales a superar? A continuación comparto algunas ideas, traducidas en “derechos del consumidor en la era digital”:

El consumidor debe:

  • Conocer qué información tratas de él (datos personales).
  • Saber cómo obtienes dicha información, a través de qué medios o procesos.
  • Comprender de manera detallada para qué usas esa información, así como poder negarse a determinado tratamiento.
  • Entender si compartes o transfieres dicha información con terceros.
  • Autorizar (otorgar su consentimiento) de manera inequívoca el que trates sus datos personales para determinados fines, así como la transferencia de los mismos.
  • Poder revocar de manera inmediata su consentimiento para evitar que sigas tratando sus datos personales.
  • Ejercer sin dilación sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en el tratamiento de sus datos personales.
  • Tener garantías de que adoptarás todas las medidas de seguridad necesarias –tanto físicas como técnicas y administrativas– para proteger sus datos personales contra robo, pérdida, alteración, uso, acceso o tratamiento no autorizado.
  • Tener garantías de que usarás siempre sus datos de manera confidencial y que respetarás la ley aplicable, así como cualquier otro acuerdo al que hayas llegado con él, a través de tu aviso de privacidad.
  • Poder acudir ante cualquier autoridad competente en caso de que sus derechos sean vulnerados.

¿Estás listo para enfrentar estos retos?

Fuente: Observatorio Iberoamericano de Protección de Datos.