Cine

El caso Nolberto llega al cine

Posted on

Carlos Melián. Foto: Cortesía del entrevistado
Carlos Melián. Foto: Cortesía del entrevistado

El joven cineasta cubano, Carlos Melián, prepara su primer largometraje tras haber participado en varias ediciones de la muestra de jóvenes realizadores, con obras des­tacables y arriesgadas como  5 minutos, Reunión de padres y Pizza de jamón.

“El caso Nolberto llegó a mí porque quería hacer un filme que le gustara a mi papá, es decir una pe­lícula donde sucedieran cosas, proyectada más bien hacia un espectador medio. Por otra parte siempre he sido aficionado a la novela negra de Raymond Chandler y Dashiel Ham­met, a ese héroe de-sencartonado, que creo está muy cercano a mí y a la realidad cubana actual. Quería diseñar un personaje que sobre todo siempre estuviese en una posición ética hacia su entorno, y en ese sentido el género noir tiene mucho potencial”, afirma este pe­riodista y realizador desde su ciudad natal, San­tiago de Cuba.

—¿Puedes adelantarnos el argumento de la película?

—Se trata de un investigador institucional, expolicía, al que le en­cargan encontrar a una mujer que se tenía como trabajadora intachable, y que ha desaparecido. Nol­berto, mi investigador, en un acto de fe, confía en que ella no se ha ido de la ciudad como los demás, y no está equivocado, solo que en la marcha de la película va encontrando que no era tan buena como pensaba. Pero tan poco era esencialmente mala. Ahora mismo el pro­­yecto está en fase de desarrollo y reescritura del guion gracias a un apoyo recibido en la Sección Ha­cien­do Cine de la 14 Muestra Joven del Icaic.

—Realizar el primer largometraje es una decisión muy importante en la carrera de cualquier cineasta. ¿Qué te impulsó a dar ese paso?

—Luego de Pizza de jamón pen­sé que el formato de corto no me permitía desarrollar toda la complejidad que necesitaba. En una película me gusta más indagar en el alma del personaje, que decir algo que ya sé. Las cosas que ya sabemos son muy cerradas, muy pobres, prefiero lo que no conozco. Indagar en aquella película, por ejemplo, me costó que no me quedara como corto ni como largo, y al final tuve que sacrificar material y se sintieron esas carencias. En general el corto dejó de serme atractivo.

—¿Qué crees que haya aportado realmente a tu formación la muestra de jóvenes realizadores?

—Buena parte de lo que soy ha sido gracias a la Muestra y me gusta defenderla por eso. No soy graduado de cine de ninguna de las escuelas y facultades cubanas, así que este fue el espacio que tuve para ver, hacer contactos, aprender a conformar proyectos y a soñar con que podría dedicarme a esto aun siendo de provincia y desde provincia.

—¿Qué significa ser hoy un cineasta joven en Santiago de Cuba?

—En Santiago de Cuba hay mu­cho desconocimiento sobre las disciplinas que rodean al audiovisual específicamente hablando de cortos y largos de ficción, y de documental también. Entre las otras artes los realizadores somos minoría entre la minoría. Creo que incluso en la misma TV local se manifiesta la carencia de una Facultad de las Ar­tes de los Medios de Comu­ni­cación. En mi caso siempre he necesitado de profesionales que he traído de La Habana, porque el mundo actual exige elaborar productos competitivos que revelen calidad técnica, y que puedan recuperar, al menos, la inversión hecha. Me preocupa establecer siempre un enfoque responsable hacia la profesión, buscando que sea sostenible, algo que está a tono con los propios lineamientos que Cuba se impone ahora. Creo que hace falta incentivar la cultura de la realización en todo el país, el imaginario de esas zonas, es un patrimonio que está virgen, sin voceros portadores. Santiago, en este caso, es una ciudad muy interesante, con mucho potencial.

—¿Percibes diferencias entre ha­­cer cine en el oriente cubano y la capital?

—Hay una diferencia bastante interesante. El audiovisual que se hace en provincias es más libre y diverso en cuanto a los temas. His­torias que son inimaginables, por ejemplo, entre los jóvenes realizadores de la capital. Muchas de las historias que cuenta, por ejemplo, el Movimiento Au­diovisual de Nuevitas, Camagüey, tiene que ver con historias que se cuentan en esas propias comunidades. En Villa Clara hay otro brote de realizadores, pero de animación. En Puerto Padre, Las Tunas, vive uno de los mejores animadores que tiene Cuba ahora mismo, Marcos Menéndez, con premios y reconocimientos internacionales. A veces aun cuando el resultado final es muy pobre, los filmes de provincia tienen fuerza, personalidad. Esto me parece un comportamiento social muy interesante, por una parte revela desatención institucional, pero por otra revela libertad, creatividad.

—¿Para cuándo crees que estará listo El caso Nolberto?

—El guion está bastante adelantado. En general creo que será una batalla dura hacerla. Primero porque la quiero hacer en Santiago, y eso no será fácil, hay que enamorar a funcionarios tanto de aquí como de allá que se van a ver ante una situación nueva. En segunda porque necesito fondos para hacerla y con mi distancia de la capital será difícil acceder a ellos. En tanto es necesario hacerla en Santiago porque es sobre un hombre que no quiere abandonar su ciudad. La emigración de profesionales es una sangría que el interior del país sufre mucho más. Este proyecto, la creación de puestos laborales que creará, será nuestra forma de responder a este fenómeno, así que es mu­cho más que una película.

 

Fuente: Granma.

Declaración de los cineastas cubanos: La Ley de Cine a que aspiramos #Cuba

Posted on

Declaración de los cineastas cubanos: La Ley de Cine a que aspiramos

Cineastas Cubanos en la asamblea del 30 de Mayo de 2015 donde se leyó la declaración

Declaración de los cineastas cubanos:  La Ley de Cine a que aspiramos

Desde el primer encuentro que sostuvimos, hace ya más de dos años, nuestra legítima decisión de actuar como gremio y la demanda de una Ley de Cine enfrentaron incomprensiones y suspicacias. Se pasó por alto que había comenzado una reestructuración del ICAIC de la que no éramos parte y que, seis años antes, habíamos presentado al VII Congreso de la UNEAC un pormenorizado informe en el que exponíamos la urgencia de remodelar el sistema del cine cubano, proponiendo un conjunto de medidas concretas para eso.

Así llegamos al VIII Congreso de la UNEAC, donde quedó evidenciado el retroceso del trabajo de esa organización que debe representarnos y una predisposición expresa frente a la necesidad de la Ley de Cine por la que abogamos. Tampoco esa vez se tuvo en cuenta que estábamos trabajando, en ese y otros temas, junto con la presidencia del ICAIC y la propia Comisión Nacional de Implementación de los Lineamientos, y que existía pleno consenso acerca de la importancia de esta Ley. Lo sucedido en el Congreso, la posición asumida por la UNEAC y la pragmática y agotadora metodología de trabajo de la propia Comisión Nacional de Implementación de los Lineamientos, nos dejaron clara la importancia de abrir al debate público los temas realmente cruciales para nuestro cine y nuestra cultura en el presente, dado que nuestros propósitos estaban siendo tergiversados o, por lo menos, mal interpretados.
La cultura se hace con los artistas, en sintonía con el patrimonio espiritual y popular de una nación; es ajena al verticalismo y exige de una participación real que la haga parte efectiva de la construcción de una sociedad. Por eso, nuestro reclamo de una Ley de Cine es el reclamo por el verdadero papel que la cultura toda debe tener en ese rediseño nacional del que queremos ser parte.

Se nos ha explicado que en el país están teniendo lugar cambios estructurales por los que se debe esperar; se nos dice que la Ley de Cine es el final de un proceso precedido de la aprobación de un grupo de objetivos parciales; se nos expone que la elaboración de una ley sigue un protocolo muy complejo, que solo es posible con la participación de todas las instancias del Estado, e, incluso, se nos ha dejado entrever que hay leyes y
asuntos más urgentes que el nuestro. No estamos de acuerdo. Creemos que el propio trabajo que hemos compartido con el ICAIC y otras instancias del Estado evidencia la urgencia de articular el conjunto de nuestras necesidades y demandas en un sistema único del cual el propio ICAIC sería una parte esencial. Por lo tanto, es imposible una efectiva reestructuración de nuestro Instituto de Cine si no comenzamos por entender su función y lugar dentro de ese nuevo contexto.

Consideramos que es un error insistir en el tejido de esa sábana de retazos al que conduce la adopción de cada medida por separado, medidas que se hace complejo elaborar y aprobar, precisamente porque no son parte de un diseño integral. Es un error pretender que la sumatoria de esas medidas puntuales es la que va a definir el sistema al que aspiramos, cuando en realidad es el diseño previo del sistema quien debe otorgar sentido cultural y estratégico a cada paso que demos. Esta es la única manera para que ese lugar hacia el que queremos avanzar quede claramente expuesto a la vista de todos.

Ya en el orden práctico, la inexcusable lentitud en las respuestas que esperamos ha evidenciado que la Ley de Cine, pese a la complejidad que entraña su diseño, es el mejor camino para hacer entender lo que necesitamos. La mayor prueba la ofrece esa década que llevamos esperando por la creación de un marco legal de funcionamiento para las productoras independientes, responsables de la mayor parte del cine que hacemos, y en las que se inserta la mayoría de los jóvenes cineastas. Todos nuestros interlocutores nos aseguran tener plena conciencia de la importancia de resolver esta anormalidad, pero en el fondo existe una obvia dificultad para asumir el modelo de propiedad que ese reclamo entraña y, desde luego, hay inquietud por los contenidos que estas productoras generan y seguirán generando. Pero también pesa el hecho de que no se entiende el lugar de estas productoras dentro del sistema del cine cubano, ni los diferentes modelajes culturales y estratégicos que, para cada uno de los actores de ese sistema, una Ley haría posible.

A partir de estas y de otras consideraciones, nos queda claro que las opciones de trabajo y de diálogo que hasta aquí se nos han ofrecido no nos sirven para expresar cabalmente nuestros propósitos. La ausencia de resultados concretos evidencia su incapacidad para dar respuestas a tiempo frente a la gravedad de los problemas acumulados. Pero también son la prueba de que es un error reducir la complejidad de esos problemas a fórmulas de trabajo que no nos permiten desarrollar cabalmente nuestras inquietudes y propuestas. La Ley de Cine es el mejor terreno para hacernos entender. Por eso, aunque los pasos inmediatos siguen siendo la legalización de las productoras independientes y la implementación del Fondo de Fomento, la elaboración de nuestra propuesta de Ley de Cine se convierte en un objetivo prioritario para el nuevo grupo de trabajo que se derive de la elección libre y abierta que a continuación concretaremos.

La puerta vuelve a quedar abierta para el ICAIC, el MINCULT, la UNEAC y todas las instancias del Estado sin las cuales es imposible la aprobación de una Ley de esta naturaleza. Este será el mejor contexto para lograr un consenso verdadero. Mientras que este diálogo real no tenga lugar más allá del ICAIC y del propio Ministerio de Cultura con quienes ahora trabajamos, seguiremos expuestos a errores como el cierre por decreto de las salas 3D, la censura anónima de obras como Regreso a Ítaca, la reticencia a que se hable de la Ley de Cine en nuestros medios, o el desmesurado debate institucional que el paquete semanal desata. Simplemente, el propio Estado carece de un sistema cultural que asuma y articule el funcionamiento de esos actores que conforman la dinámica audiovisual y cinematográfica.

Las prohibiciones y censuras son la más clara evidencia de la ausencia de estrategias verdaderas en zonas tan sensibles de la producción y el consumo del arte en el presente. Un déficit con graves consecuencias culturales, sociales y políticas. Y no estamos hablando aquí del lugar previsto para la cultura en el rediseño nacional, sino del deber que le asiste a la cultura de ser parte activa de ese propio rediseño, en tanto cada medida que se toma en el terreno económico, político o social tiene un impacto cultural directo o indirecto. Es decisivo entonces recolocar la cultura y el debate continuo que ella propicia en el lugar que le corresponde. La Ley de Cine a que aspiramos apunta directamente en ese sentido.

Centro Cultural Cinematográfico Fresa y Chocolate, 30 de mayo de 2015

Fuente: Tremendo Explote. 

Cartelera del 17 Festival de Cine Francés en Cuba: Este domingo tres estrenos en La Habana

Posted on

17ma edición del Festival de Cine Francés en La Habana

Los cubanos abarrotaron este fin de semana varios cines de La Habana, sede principal del XVII Festival de Cine Francés en Cuba, que en esta oportunidad rinde homenaje al realizador galo Francois Truffaut.

El festival, que comenzó el 2 de mayo y se extenderá hasta el próximo 25 de este mes, comenzó anoche en la habanera sala Chaplin con el estreno de “Como hermanos”, película presentada por su director Hugo Gelin y los jóvenes actores Francois-Xavier Demaison y Pierre Niney.

Este domingo, se presenta en el Cine Charles Chaplin -sede del Festival- “Príncipes y princesas (todas las edades), a las 2:00 P.M. “La jaula dorada”, contará con la presencia del director Ruben Alves, 5:00 P.M. Y a las 8:00 pm, ruedan “Brook, el funambulista”, con el director Simon Brook.

Nimey es conocido del público cubano por ser el actor que recién encarnó al diseñador de modas Yves Saint-Laurent en la película del mismo nombre, por esa interpretación ganó este año el Patrick Dewaere, premio que honra al fallecido actor y distingue a los jóvenes intérpretes del ámbito francófono.

Otro galardón similar lo alcanzó en el 2012 con la cinta de Gelin con la que además estuvo nominado al Premio César.

El programa del Festival de Cine francés está compuesto por 16 largometrajes: 10 de ficción, 2 de animación y 4 documentales, los que en su mayoría reúnen treinta nominaciones o Premios César, así como otros galardones. Asiste también una delegación de artistas, productores y especialistas del cine compuesta de Pierre Niney, François-Xavier Demaison, Hugo Gélin, Ruben Alves, Simon Brook, René Bonnell, y Christophe Barratier, el fundador del Festival.

“Les Quatre Cents Coups” (Los 400 golpes, 1959), “Jules et Jim” (Jules y Jim, 1962), “Le Dernier Métro” (El último metro, 1980) y “Vivement Dimanche” (Confidencialmente tuya o Vivamente el domingo, 1983) son la cintas que se exhibirán en homenaje a Truffaut, quien nació en París el 6 de febrero de 1932 y murió en octubre de 1984 en Neuilly-sur-Seine, Francia.

La sala Chaplin, Riviera, Cine 23 y 12, Multicine Infanta (sala1 y 2) estarán abiertas para el público amante del cine galo, que tendrá en esta ocasión la oportunidad de disfrutar como cada año un programa de excelencia de lo más reciente producido en ese país.

Otras sala cinematográficas como: “Glauber Rocha”, en la Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano; la Casa “Víctor Hugo”, la Casa “Walfredo Piñera”, del Centro Cultural Félix Varela ambos en el casco histórico de la Habana Vieja; la Escuela Internacional de Cine y Televisión, de San Antonio de los Baños (EICTV); la UNEAC, el Instituto Pedagógico “Enrique José Varona”; en Ciudad Libertad funcionarán como subsedes del evento, espacios que facilitan a los cinéfilos de cualquier parte de la ciudad, acercarse a esta nueva propuesta que brindan los organizadores del evento.

Como es tradición la sección de homenaje está dedicada al destacado crítico, actor y director Francois Truffaut , uno de los iniciadores del movimiento de la Nueva Ola en Francia.

Felizmente el Festival de Cine Francés en Cuba, brinda la oportunidad de ver buen cine en todo el país.

20 largometrajes en cartelera

17ma edición del Festival de Cine Francés en La Habana

Obras maestras de François Truffaut

  1. Los 400 Golpes / Les Quatre cents coups (Dama, 1959)
  2. Jules y Jim / Jules et Jim (Drama Románico, 1962)
  3. El último metro / Le Dernier Métro (Drama, 1980)
  4. Confidencialmente tuya o Vivamente el domingo / Vivement Dimanche (Suspenso, 1983)

Nuevos largometrajes en cartelera

  1. Como hermanos / Comme des frères (Comedia, 2012)
  2. La jaula dorada / La cage dorée (Comedia, 2013)
  3. La cocinera del presidente / Les saveurs du palais (Comedia Biográfica, 2012)
  4. Camille regresa / Camille redouble (Drama, 2012)
  5. Renoir (Drama Biográfico, 2012)
  6. Paseando con Moliére / Alceste à bicyclette (Drama, 2013)
  7. La batalla de Solferino / La bataille de Solférino (Drama, 2013)
  8. Adiós Berthe, El entierro de la abuela / Adieu Berthe, L’enterrement de mémé (Comedia, 2012)
  9. El ejercicio del poder / L’exercice de l’etat (Drama, 2011)
  10. El lobo seductor / Le grand méchant loup (Comedia romántica, 2013)
  11. El día de los cuervos/ Le jour des corneilles (Animación, 2012)
  12. Príncipes y Princesas / Princes et Princesses (Animación, 2000)
  13. Michel Petrucciani (Documental, 2011)
  14. La casa de la radio / La maison de la radio (Documental, 2013)
  15. Brook por Brook, retrato íntimo/ Brook par Brook, portrait intime (Documental, 2002)
  16. El funambulista: Clase magistral de Peter Brook / The Tightrope (Documental, 2012)

Los 400 Golpes / Les Quatre cents coups (Dama, 1959)

Les Quatre cents coups

Los 400 Golpes / Les Quatre cents coups de 1959, dirigida por François Truffaut fue nominad al Oscar como mejor guión original y ganadora en esa categoría en el Festival de Canes.

Con sólo doce años, Antoine Doinel se ve obligado no sólo a ser testigo de los problemas conyugales que sus padres no se atreven a afrontar, sino también a soportar las exigencias de un severo profesor. Un día, asustado porque no ha cumplido un castigo que el maestro le ha impuesto, decide hacer novillos con su amigo René. Inesperadamente, ve a su madre en compañía de otro hombre; la culpa y el miedo lo arrastran a una serie de mentiras que poco a poco van calando en su ánimo. Deseando dejar atrás todos sus problemas, sueña con conocer el mar y traza con René un plan para escaparse.

Jules y Jim / Jules et Jim (Drama Románico, 1962)

Jules et Jim

Jules y Jim / Jules et Jim, de 1962, también dirigida por François Truffaut es una dama romático que transcurre entre en la segunda década del siglo XX, donde  Jules (Oskar Werner) y Jim (Henri Serre) se convirtieron en dos inseparables amigos que un día se enamoran de la misma mujer, Catherine (Jeanne Moreau). Uno de ellos finalmente se casa con ella. Obra capital del cine francés de los sesenta, un hermoso canto al amor y la pasión

El último metro / Le Dernier Métro (Drama, 1980)

Le dernier métro

Durante la ocupación de París por las tropas alemanas, un grupo de actores trata de sacar adelante una obra de teatro. Nadie sospecha que, en el sótano del edificio, se oculta el director del grupo, un hombre de origen judío que desde su escondrijo dirige la obra a través de las indicaciones que da a su mujer, que es la protagonista.

Confidencialmente tuya o Vivamente el domingo / Vivement Dimanche (Suspenso, 1983)

Vivement Dimanche

Julien es acusado del asesinato de su mujer. Su secretaria, que está secretamente enamorada de él, convencida de su inocencia, empieza a investigar por su cuenta para descubrir al verdadero culpable.

Como hermanos / Comme des frères (Comedia, 2012)

Comme des frères

Como hermanos / Comme des frères, de Hugo Gélin, que abre el Festival, estuvo nominada a los premios César en Opera prima y Actor revelación para Pierre Niney, quien además fue candidato al premio Lumiere en la misma categoría.

Desde que Charlie ya no está, la vida de tres hombres, Boris, Elie y Maxime, cambió completamente: los tres sentían un amor singular por ella, quien les pidió realizaran juntos un viaje a la casa que Charlie adoraba en Córcega, pero de pronto se dan cuenta que solo les une una cosa, la misma mujer.

La jaula dorada / La cage dorée (Comedia, 2013)

La cage dorée

La jaula dorada / La cage dorée, de Ruben Alves, obtuvo el galardón del público en los Premios del Cine Europeo, y fue candidata a la mejor Opera prima en los Premios César.

Maria y Jose Ribeiro viven desde hace treinta años en una pequeña portería en un buen barrio parisino. Esta pareja de inmigrantes portugueses son queridos en el barrio entero, pero cuando surge la posibilidad de volver a Portugal, nadie quiere dejarlos marchar

La cocinera del presidente / Les saveurs du palais (Comedia Biográfica, 2012)

Les saveurs du palais

La actriz Catherine Frot, por su actuación en Los sabores del palacio / La cocinera del presidente / Les saveurs du palais, de Christian Vincent, fue candidata a los Premios César y Lumiere.

Filme inspirado en la extraordinaria historia de la cocinera privada del presidente francés François Miterrand, prestigiosa chef que se convirtió en la responsable de las comidas presidenciales en el Palacio del Elíseo.

Camille regresa / Camille redouble (Drama, 2012)

Camille redouble

Camille regresa / Camille redouble, recibió 13 nominaciones para el Premio César, incluyendo Mejor Película y Director, el Premio Sacd en el Festival de Cannes, el Premio Variety Piazza Grande en el Festival de Locarno, los premios Lumiere en la categoría de Actriz revelación a Judith Chemla, Julia Faure e India Hair, y un Premio Lumiere especial para Noémie lvovsky, directora y actriz.

Camille es una madura actriz alcohólica, a punto de divorciarse. La noche del 31 de diciembre se desmaya, y al despertar ha regresado a 1985 y es nuevamente una adolescente. Así, vuelve a ver a sus padres y a sus amigas de la escuela. Varias cosas sucederán en torno a su 16 cumpleaños, conocer al amor de su vida, el embarazo de su única hija y la muerte de su madre. Esto último quiere evitar que suceda, ¿pero lo demás también, sabiendo cuál es el futuro?

Renoir (Drama Biográfico, 2012)

Renoir

Renoir, de Gilles Bourdos, fue nominado como Mejor filme, Mejor Director, Mejor actor para Michel Bouquet, y Mejor actriz para Christa Theret, en los Premios Lumiere.

El consagrado pintor Auguste Renoir, en el ocaso de su vida, está atormentado por la pérdida de su esposa, los dolores artríticos y la noticia de que su hijo Jean ha sido herido en la guerra. Sin embargo, cuando una joven entra en su mundo, el pintor se siente dueño de una nueva energía, y la bella Andrée se convertirá en su última modelo. Jean regresa a casa para reponerse y también cae bajo el encanto de la joven pelirroja. A pesar de la oposición del padre, se enamora de la joven indomable y empieza a desarrollarse el gran cineasta en que se convertirá.

Paseando con Moliére / Alceste à bicyclette (Drama, 2013)

Alceste à bicyclette

Paseando con Moliére / Alceste à bicyclette, de Philippe le Guay como guionista y director, obtuvo tres nominaciones para los premios César: Mejor actor, para Fabrice Luchini, Mejor partitura original, y Mejor guion original.

Serge Tanneur, gran actor, retirado durante años de su profesión y alejado de la vida mundana, recibe la visita de un actor de moda, Gauthier Valence, quien es muy popular gracias a una serie de televisión, y desea que Tanneur interprete junto a él la pieza teatral El misántropo de Molière.

La batalla de Solferino / La bataille de Solférino (Drama, 2013)

La bataille de Solférino

Con La batalla de Solferino / La bataille de Solférino, de Jusstine Triet, el actor Vincent Macaigne conquistó el premio Astor de plata en el Festival de Mar del Plata, en Argentina, y la película fue nominada a la Mejor Opera prima en los premios César, y candidata a premios en los certámenes de Göteborg y Zurich.

El 6 de mayo de 2012, Leticia, reportera de televisión, cubre las elecciones presidenciales en la calle Solférino, mientras su ex marido le exige ver de inmediato a sus dos hijas. Es un domingo de locos en París: ¡dos niñas lloronas, un niñero exhausto, un nuevo novio necesitado, un abogado gruñón y Francia dividida entre dos candidatos!

Adiós Berthe, El entierro de la abuela / Adieu Berthe, L’enterrement de mémé (Comedia, 2012)

Adieu Berthe, L'enterrement de mémé

Adiós Berthe, El entierro de la abuela / Adieu Berthe, L’enterrement de mémé, de Bruno Podalydés, fue nominado a Mejor guion original en los premios César, y participó en la Quincena de los realizadores del Festival de Cannes.

Armand siempre soñó convertirse en mago, pero solo logró ser farmacéutico. Es casado, pero no se decide a dejar a su mujer para vivir con su amante. Un día fallece la abuela Berthe, y a partir de ahí todo se va a complicar

El ejercicio del poder / L’exercice de l’etat (Drama, 2011)

L'exercice de l'etat

El ejercicio del poder / L’exercice de l’etat, de Philippe le Guay, obtuvo 11 candidaturas para los premios César y ganó en las categorías Mejor guión original, Mejor sonido y Mejor actor de reparto para Michel Blanc ; recibió además el premio Fipresci de la sección un Certain Regard, en el Festival de Cannes.

Al ministro de Transporte Bertrand Saint-Jean lo despierta en plena noche su secretario personal para comunicarle que un autobús ha caído por un barranco, y no tiene más remedio que dirigirse inmediatamente al lugar del accidente. Comienza así la odisea de un político que debe moverse en un mundo cada vez más complejo y hostil: luchas de poder, caos y crisis económica.

El lobo seductor / Le grand méchant loup (Comedia romántica, 2013)

Le grand méchant loup

El lobo seductor o La verdadera historia de los Tres Cochinitos / Le grand méchant loup (ou La véritable histoire des trois petits cochons), de Nicolas Charlet y Bruno Lavaine. Tres hermanos llevan una vida feliz, o al menos eso creen. Un día su madre sufre un accidente. Es entonces cuando Henri, Philippe y Louis comienzan a replantearse el sentido de sus vidas. Un mar de dudas crece en las vidas de estos cuarentones de Versalles, que entonces abren la puerta a lo inédito, a lo prohibido, a la aventura… ¡al lobo feroz! De la casa de paja a la de madera, ¿podrá el lobo, tan grande como atractivo, desalojar a nuestros tres hermanos? ¿Será la casa de piedra del mayor tan sólida como parecía? ¿Y si, al fin y al cabo, la vida de adulto no fuera exactamente un cuento para niños?

El día de los cuervos/ Le jour des corneilles (Animación, 2012)

Le jour des corneilles

El largometraje de animación El día de los cuervos/ Le jour des corneilles, de Jean-Christophe Dessaint, recibió mención honorífica en el Festival de Gijón, España.

Un niño ha crecido en el bosque educado por su padre, el gigante Calabaza. Éste le previene que nunca salga del bosque, pues si eso ocurre, desaparecerá. Un día el pequeño descubre que cerca de su hogar está el mundo de los hombres, a los que desconoce, y se ve forzado a pedirles ayuda.

Príncipes y Princesas / Princes et Princesses (Animación, 2000)

Princes et Princesses

Príncipes y Princesas / Princes et Princesses, de Michel Ocelot. Narra seis historias breves en el cine de príncipes y princesas provenientes de seis partes del mundo, contadas a través de la magia de las sombras chinas.

Michel Petrucciani (Documental, 2011)

Michel Petrucciani

El documental, Michel Petrucciani, de Michael Radford, fue nominado al Premio César al Mejor documental del año; es un material biográfico sobre el pianista francés de jazz Michel Petrucciani (1962-1999), quien a pesar de su discapacidad física se convirtió en un artista de talento y fama internacional.

Fue nominada como mejor documental para los Premios César en 2011.

La casa de la radio / La maison de la radio (Documental, 2013)

La maison de la radio

Igualmente La casa de la radio / La maison de la radio, de Nicolas Philibert, obtuvo el Premio al Mejor documental en el Festival de Valladolid y estuvo nominado al Premio Grierson en el Festival de Cine de Londres y al Premio César en su categoría.

Inmersión durante veinticuatro horas en la famosa emisora Radio France para descubrir lo que no se suele ver a primera vista: los misterios y entresijos de un medio cuya materia y sonido permanecen invisibles.

Brook por Brook, retrato íntimo/ Brook par Brook, portrait intime (Documental, 2002)

Brook por Brook

Brook por Brook, retrato íntimo/ Brook par Brook, portrait intime. Un retrato íntimo del director Peter Brook por su hijo, Simon Brook.

El funambulista: Clase magistral de Peter Brook / The Tightrope (Documental, 2012)

The Tightrope

Peter Brook, el funambulista / Brook, Sur un fil… / The Tightrope, de Simon Brook. Por primera vez en 40 años, Peter Brook, director emblemático del teatro contemporáneo, se ha comprometido a abrir la cortina en el lado oscuro de su trabajo y entregar los “secretos” de sus métodos. Al entrar en la intimidad de un taller de investigación y de la improvisación para el que ha reunido a su alrededor un grupo de actores y músicos, esta película inusual y el personal nos invitan a experimentar sobre un alambre…

 

Fuente: Cubadebate.

Asesor cultural pide que la TV cubana sea competitiva

Posted on

Por AFP

El asesor cultural del gobernante cubano Raúl Castro, el ex ministro Abel Prieto, pidió el jueves a la televisión nacional que haga competencia mediante una “programación coherente” a los “paquetes” de programas extranjeros que se venden en ‘memorias flash’ en la isla.
Los “paquetes”, como se denominan popularmente en Cuba, contienen programas pirateados de televisoras extranjeras, principalmente de cadenas latinas de Estados Unidos, que circulan de forma ilegal pero tolerada en toda isla, vendidos por particulares a unos 20 centavos de dólar.

“La respuesta no está en prohibir el paquete de audiovisuales que muchos difunden mediante memorias flash, sino en hacerle competencia con una programación coherente con nuestra identidad cultural y los intereses políticos del país”, dijo Prieto, citado por el periódico regional Vanguardia.

Estos paquetes, que son adquiridos semanalmente en miles de hogares cubanos, incluyen dos o tres capítulos de una telenovela, programas de participación, partidos de béisbol de las Grandes Ligas y videos musicales, entre otros.

Los cubanos no tienen acceso a la televisión de otros países, salvo a la red multiestatal Telesur, y sólo los extranjeros residentes, entidades oficiales y hoteles pueden contratar antenas parabólicas.

Los paquetes comenzaron a circular hace meses y se convirtieron rápidamente en una adicción para miles de cubanos.

La televisión cubana también transmite películas norteamericanas sin pagar derechos, pues el embargo estadounidense prohíbe a todas las empresas de ese país, incluidos los estudios de Hollywood, hacer negocios con Cuba.

El viernes pasado la TV cubana transmitió en horario estelar el filme 12 años de esclavitud, que recientemente ganó el Oscar a la Mejor Película.

 

Fuente: Cartas desde Cuba.

Los peligros de Chala

Posted on Actualizado enn

Alguien la calificó como lo mejor del cine cubano en los últimos años. No sería capaz de tanto, eso es asunto de los críticos especializados, pero ciertamente Conducta de Ernesto Daranas ha conmovido por su manera de abordar los problemas de la educación cubana y por la naturalidad de la actuación de los niños, en particular de Armando Valdés quien encarnó a “Chala”.

Es un filme, creo, que deberían ver todos los maestros de Cuba pero ¿los infantes también? Quizás los de una edad similar a los que aparecen en la pantalla, sí, aunque enfrentarlos a un material de ese tipo sin la debida mediación y debate podría crear un efecto contraproducente.

Más de una vez se ha hablado de la acción legitimadora de determinadas actitudes que, ante los públicos, ejercen los medios. Si porque todavía hay quien piensa que por verlos en la televisión o el cine es, per se, correcto y por ende digno de imitarse.

El propio Armando, confesó a la prensa que le costó trabajo desprenderse de la piel del personaje y su madre aseguró que el joven hubo de pasar un proceso de “desintoxicación” para eliminar de su conducta cotidiana, las expresiones y frases propias de Chala.

Entonces ¿podría ocurrir que quienes tengan la misma edad del ficticio niño visto en Conducta o problemas similares, después de ver la cinta terminen imitándolo o lleguen a pensar que ser mal hablando, fajarse en la escuela y pelear perros tiene su encanto porque a fin de cuentas luego hacen películas sobre eso?.

El entusiasmo mal disfrazado de campaña podría terminar pasándonos la cuenta si partiendo del criterio de que si lo hecho el equipo al mando de Ernesto Daranas es una joya del celuloide entonces empecemos a exhibirla sin orden ni concierto a menores de 12 años bajo la justificación con que si trata sobre infantes ellos debería verla.

No se trata de subestimar la capacidad de niños y niñas de quinto o sexto grado, quienes en esta época son muchos más avispados que generaciones previas. Mas ¡ojo! Ningún mensaje comunicacional, como una película, tiene una sola lectura. Una advertencia de la cual debería tomar nota quienes eventualmente vean la cinta en alguna copia pirata en casa.

Quizás alguien note extremistas o puritanas estas líneas pero ahora mismo mucha gente cree que Brasil es tal y como lo pintan las telenovelas de O Globo, por tanto la exhibición de Conducta a los públicos más jóvenes tendría un efecto más constructivo para todos si se acompañara de la discusión del intercambio con sus mayores. Así, creo, ganarían todos.

Jorge Perugorría y la vigencia de la película Fresa y Choclate

Posted on

Fernando Ravsberg

“El resultado cinematográfico fue una película entrañable” Foto: Raquel Pérez

“El resultado cinematográfico fue una película entrañable”.

La película Fresa y Chocolate cumple 20 años convertida ya en un clásico del cine que fue capaz de tocar la fibra de los cubanos enfrentándolos a sus propios prejuicios. Nació de una novela de Senel Paz y fue dirigida por Tomás Gutiérrez Alea (Titón) y Juan Carlos Tabío.

La película es un canto a la diversidad que sacudió la conciencia nacional, conectándose con el espectador para mostrarle todo el dolor y el sufrimiento que provoca su propia homofobia. En la sociedad cubana siempre habrá “un antes y un después” de Fresa y Chocolate.

Para el papel protagónico eligieron un joven actor, Jorge Perugorría, quien tuvo ante sí el enorme reto de interpretar a un intelectual gay doblemente discriminado, debido a sus preferencias sexuales y a su pensamiento crítico respecto de la ortodoxia soviética.

Jorge Perugorría -“Pichi” para los cubanos- nos recibió en su casa en las afueras de La Habana y nos confesó que durante la filmación sabian que estaban haciendo una película necesaria, pero muchas veces se preguntaban: ¿ustedes creen que pongan esto en los cines?.

P: ¿Por qué Fresa y Chocolate tuvo esa enorme repercusión?

El impacto de Fresa y Chocolate se produce por la necesidad del país y del cine cubano de abordar un tema que hasta ese momento había sido tabú. Éramos conscientes de que estábamos haciendo una película necesaria y ese era nuestro combustible.

Aparte del tema tratado, yo creo que el resultado cinematográfico fue una película entrañable. Nunca se me olvidara el estreno en el Festival de Cine del 93, fue una proyección mágica, ahí yo descubrí hasta donde el arte podía conectarse con el espectador.

Y después cuando presentábamos la película en Europa, en EEUU, en Japón y la gente se asombraba de que hubiéramos podido hacerla en Cuba. Hasta ese momento nos habían percibido como un bloque, como los coreanos o como la peor etapa del stalinismo.

La película fue estrenada en los cines de la isla en 1993 pero la TV cubana la mantuvo censurada durante 20 años.  Foto: Raquel Pérez

La película fue estrenada en los cines de la isla en 1993 pero la TV cubana la mantuvo censurada durante 20 años.

La película rompió esquemas y demostró que Cuba estaba llena de contradicciones, de personas que pensaban diferente, practicaban religiones distintas, y, aunque tuvieran sus problemas, esa gente existía y constituían una sociedad llena de matices.

P: Realmente yo también me pregunto cómo pudieron hacer esa película.

No fue fácil pero fue determinante que el proyecto lo dirigiera Tomás Gutiérrez Alea, el maestro del cine cubano. El proyecto nace de a poco y se hace muy difícil de censurar después de  la publicación de la novela de Senel y la premiación del guión en el Festival de Cine de La Habana.

De todas formas, durante la filmación, cuando tocábamos temas difíciles, nosotros preguntábamos en broma, ¿ustedes creen que pongan esto en los cines?.

P: Sí la pusieron en los cines pero la TV tardó 20 años en emitirla.

Esto demuestra que hay un divorcio entre la política cultural de este país y los medios de difusión masiva. Hay dos políticas, la de los artistas donde hay mucha más libertad y el filtro que determina lo que va a la TV, la radio o la prensa plana.

Es increíble que haya pasado pero la gran pregunta que me hago yo es ¿quién determinó que el pueblo cubano no estaba preparado para ver Fresa y Chocolate y quien decidió que 20 años después ya podía asimilarla?.

P: Que significó para ti como actor?

Mucho, yo soy de la generación del personaje que encarné y la propia construcción de “Diego” me enriqueció como persona, me abrió nuevos horizontes, me aportó mucho porque era un personaje que tenía una tremenda formación cultural, fue un proceso de aprendizaje.

Antes mi sueño era hacer teatro, alguna película cubana, soñaba algún día trabajar con Titón, Tabío o Solá pero nunca se me había pasado por la cabeza tener una proyección internacional y de pronto se me abrieron las puertas del cine europeo y latinoamericano.

Perugorría sostiene que “aún no hemos llegado como sociedad a ese abrazo final de Diego y David”.   Foto: Raquel Pérez

Perugorría sostiene que “aún no hemos llegado como sociedad a ese abrazo final de Diego y David”.

P: Te marcó como actor hacer el papel de un gay?

Después de hacer Fresa y Chocolate, Titón me dijo en broma “ahora vamos a filmar Guantanamera para reivindicarte” porque en esa nueva película me dio un papel de camionero, machista y con una mujer en cada provincia.

Yo no tenía ningún prejuicio, venía del teatro y allí se es tolerante con la sexualidad de las personas. Pero uno vive en una sociedad machista y el país sigue teniendo prejuicios en ese tema y ha cambiado poco a pesar de todos los esfuerzos que se hacen.

P: 20 años después como vez a Fresa y Chocolate?

Lamentablemente la película tiene todavía mucha vigencia en aspectos que uno quisiera que fueran cosas del pasado. Este país está inmerso en cambios pero todavía debemos seguir aprendiendo de Fresa y Chocolate.

 

Aún no hemos llegado como sociedad a ese abrazo final de Diego y David, esa reconciliación respetando las diferencias entre dos personas que piensan distinto pero que pueden convivir e incluso ser amigos.

 

 

Tomado de Cartas desde Cuba

 

 

 

Juan de los Muertos y el Goya de la discordia

Posted on

 

 

Recientemente el filme cubano Juan de los Muertos se alzó con el premio Goya de mejor película iberoamericana del 2012. La noticia ha causado cierta polémica, y de ello le comentamos en el siguiente trabajo del periodista Eric Caraballoso Díaz:
 


Juan de los Muertos y el Goya de la discordia

Confieso que me gustaría verla de nuevo. Una vez o incluso dos, no bastan para calibrar del todo una película. Aún así –o tal vez por ello–, fue una verdadera sorpresa conocer que Juan de los Muertos, la película cubana de zombis dirigida por Alejandro Brugués, obtuvo el premio Goya como mejor película iberoamericana.

Diversas y encontradas reacciones ha generado esta noticia. Mientras unos congratulan a los ganadores y, por extensión, al cine hecho en la isla, otros se preguntan cómo ha sido posible y consideran la decisión de los Goyas como resultado de una soberana miopía en lo que al cine latinoamericano respecta. Y lo más curioso, todas esas reacciones han tenido lugar no fuera de Cuba sino dentro de ella.

Lo sensato, creo, es analizar el hecho con claridad, sin demasiados apasionamientos. Lo primero es que, como no he podido ver a sus contrincantes –la argentina Infancia clandestina, la paraguaya Siete cajas, y la mexicana Después de Lucía– no tengo elementos suficientes para establecer un juicio de valor. Así que puede que sí: que en opinión no mía –que a fin de cuentas sería la de una sola persona–, sino de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España, Juan de los Muertos haya sido en efecto la mejor película iberoamericana del año.

Lo segundo: ¿por qué muchos opinan, aún contradiciendo el criterio de los académicos españoles –que no por académicos y españoles tienen que estar necesariamente en lo correcto–, que esta película no merece ganar un galardón como el Goya? En ese mar de criterios parece haber de todo.

Están los que la estiman poco profunda, ligera, “menor” para un premio de esta naturaleza. Parece que abundan los que no imaginan que una comedia, de zombis por demás, pueda derrotar a un drama categórico, con explícitas y hasta densas honduras humanas. Pero, ya sabemos, el humor tiene también sus honduras.

Tampoco faltan los que, aun defendiendo la comedia como género, piensan que Juan de los Muertos apuesta por el estereotipo y por el chiste grueso y contextual, y da de lado al humor más “inteligente”. La inteligencia, sin embargo, encuentra muchas maneras de manifestarse, aún más desde la parodia y el estereotipo.

Y están también los que no le perdonan a la cinta su visión cáustica de la Cuba actual, los que opinan que ofrece una imagen distorsionada de la realidad de la isla y se ceba de los problemas existentes para lograr relevancia extra-artística. Pero este criterio, aunque tenga algo de cierto, es al final igualmente extra-artístico, y limita la posibilidad de todo realizador –en este caso Brugués– de mostrar en su obra el prisma de su subjetividad.

Extra-artístico es igualmente el criterio que margina el filme por no haber sido producido mayormente por el ICAIC (Instituto Cubano del Arte y la Industria Cinematográficas) y por demostrar las cotas de pujanza e irreverencia que pueden alcanzar las productoras cubanas independientes. Esa opinión es incluso contraproducente con los aires de democratización audiovisual que –si no impulsados al menos no restringidos por el propio ICAIC– soplan hoy en la isla.

Por mi parte, repito que la noticia me tomó por sorpresa, pero no por ello dejé de celebrar este nuevo triunfo del cine cubano. El Goya es un lauro prestigioso, de los que no se entregan a la ligera, y es, sin dudas, un espaldarazo para todo cineasta y para todo país.

Esta es la cuarta vez que Cuba se alza con el galardón en esta categoría y, aunque pensar en los antecedentes –antes lo consiguieron cintas de indiscutible valor como La Bella del Alambra, Fresa y chocolate y La vida es silbar– no cierra precisamente las puertas a la polémica, tampoco puede olvidarse que cada tiempo, sin desterrar la historia, establece sus propios paradigmas.

Pero por sí o por no, y antes de seguir avivando la discordia, confieso que me gustaría ver de nuevo Juan de los Muertos. Porque, como creo que ya dije, una vez o incluso dos, no bastan para calibrar del todo una película.

 

 

 

Tomado de FaceBookRadio Siboney