Cambio de Moneda

¿Juguetes o rascacielos?

Posted on

Imagen tomada de Internet
Imagen tomada de Internet

—¡Mi madre! ¡Qué cosa es esto!—, reaccionó el hombre al estrellarse contra el precio de la muñeca que pretendía comprarle a su hija por el Día de Reyes. Tomó el rosado estuche, lo miró, dio unos pasos en la tienda, antes de regresarlo a una montaña de cajitas que burlaban el bolsillo de los curiosos.

La escena retorna cada año sin reparar en la fantasía propia de la fecha, ese instante en que el niño descubre el regalo en algún recóndito lugar de la casa. Actúa el mercado, ajeno a los distintos niveles de adquisición en la sociedad cubana, como si el derecho a obsequiar, a disfrutar de la sonrisa del pequeño mientras “desarma” el juguete, resultara privativo de unos pocos. No tiene sentido la dolorosa impotencia de un padre ante un simple peluche.

Quienes lo consiguen, muchas veces aplazan la satisfacción de necesidades, tal vez más importantes. Otros desisten de la idea, desmontan la magia del trineo, los reyes y el regalo traído en la madrugada para afrontar su condición. Es triste, peligroso, que asumamos esa circunstancia como irremediable, natural.

Una simple mirada a los estantes o vitrinas de las tiendas recaudadoras de divisa en Cienfuegos, deja en shock a cualquier economía hogareña. Les cuento:

– Estuche con Barbie y utensilios de cocina: 17,60 CUC (440 CUP)

– Estuche de herramientas: 7,40 CUC (185 CUP)

– Muñeca (¡una sola muñeca!): 7,30 CUC (182,50 CUP)

– Osito peluche color azul: 5,85 CUC (146,25 CUP)

Tampoco la calidad marca la diferencia. Conozco el caso de una amiga que gastó 3 CUC (75 CUP) en un estuche con tres robots. Ella esperaba algo especial, pero los muñecos apenas movían los brazos, ni siquiera podían mantenerse de pie. Similar estafa soportó también mi hermana. Compró una Barbie a 2 CUC (50 CUP) casi sin pelos en la cabeza. Le dijeron que era zombie.

Lo peor es la falta de opciones. Si hace poco la red de mercados industriales garantizaba la venta de muñecas, carritos y pelotas de goma —a propósito de la habitual celebración—, hoy carecen de ofertas para el sector infantil. Pareciera que a nadie le importa complacer a un grupo etario, potencialmente consumidor.

Quizás en un plazo no tan largo, bien pudiera el país promover inversiones que favorezcan la construcción de fábricas dedicadas al universo lúdico, o al menos, propiciar el emprendimiento o gestión privada en esta rama. No solo sería rentable, cubriría un vacío significativo en el mercado nacional, sumiso —incluso en el sentido ideológico— a cuanto se produce afuera.

De perpetuar lo inasequible, no habrá otra salida que el absurdo desaliento de los padres antes los caros juguetes, como si fueran a comprar un rascacielos para obsequiarlo en el Día de Reyes.

Fuente: 5 de Septiembre.

Se alista el Banco Central para la unificación monetaria #Cuba

Posted on

Foto: Tomada de Cubadebate

LA HABANA.—La eliminación de la dualidad monetaria y cambiaria en el país representa hoy una tarea de alta responsabilidad para el sistema bancario de la nación, dijo en esta capital Ernesto Medina, mi­nistro-presidente del Banco Central de Cuba (BCC).

Al dialogar con la AIN sobre cómo se prepara la referida institución para el “día cero” de esa medida, Medina comentó que conformaron un grupo de trabajo, que labora de conjunto con los organismos de la Administración Central del Estado que intervienen en el proceso.
Comentó que indudablemente las entidades financieras deben respaldar la implementación de la unificación monetaria, lo cual demandará de un esfuerzo logístico, para todos los pasos que hay que dar en tal sentido.

Es lógico que de establecerse el peso cubano como única moneda, y a partir de que los precios minoristas mantendrán el presente nivel, se necesite de mayor cantidad de circulante, incluso, se valora la posibilidad de emitir billetes de más alta denominación, precisó.

De igual forma, subrayó Me­dina, buscamos potenciar la utilización de las tarjetas magnéticas, me­diante el establecimiento de Ter­minales de Puntos de Venta (los llamados POS) en determinados centros, y así evitar el uso de efectivo y facilitar las operaciones.

Puntualizó que en tal sentido se trabaja con el Ministerio de Comer­cio Interior, la Unión Eléctrica, la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba, entre otros organismos y entidades, para incorporar esos sistemas informáticos en las oficinas comerciales.

El titular refirió que actualmente el BCC coordina con FINCIMEX, empresa dedicada a la compra e instalación de los puntos de venta, y que ya cuenta con un grupo de estos dispositivos, cuyo valor es de 300 dólares cada uno.

Insistió en que la eliminación de la dualidad monetaria en Cuba no afectará el estado de las cuentas bancarias, pues estas se convertirán de forma automática, con el propósito de proteger a los clientes.

Mencionó como otras acciones que desarrollan hoy, la del estudio de los indicadores que miden la     circulación monetaria, “los cuales ofrecerán los síntomas de hasta qué punto resulta correcta o no la circulación existente en la población y en el sistema empresarial”, abundó.

Asimismo, acotó Medina, el sistema bancario está enfocado en medidas de carácter macroeconómico, pues las instituciones financieras deben disponer de activos para ponerlo en función de las nuevas capacidades de créditos a de­mandar por la economía.

De acuerdo con opiniones de expertos, la unificación monetaria, política recogida en el Lineamiento número 55, deviene proceso necesario en pos de alcanzar la máxima efectividad de las demás acciones que emprende el país dentro la actualización de su modelo económico.

 

Fuente: Granma.

¿Rusia y China ya tienen lista la tumba del dólar? Gazprom quiere colocar eurobonos en yuanes

Posted on

Gazprom, la empresa de gas más grande de Rusia, está considerando la posibilidad de colocar sus eurobonos en yuanes durante la primera mitad de este año. Expertos señalan que se trata de la mejor opción para Rusia, a fin de evitar posibles sanciones.

Una fuente de Itar-Tass en los círculos bancarios dijo que Gazprom “siempre está teniendo en cuenta todas las opciones” y “para esta empresa es interesante colocar los eurobonos en yuanes, ya que esto amplía la base de potenciales inversores”.

Las empresas rusas ya han recurrido a préstamos en la moneda de la República Popular China. En particular, los bancos VTB, Gazprombank y Rosselchozbank ya colocaron eurobonos denominados en yuanes.

Si Rusia se niega a utilizar el dólar, sería un golpe bastante doloroso para el orgullo estadounidense

Los corresponsales del portal de noticias ruso ‘Vesti Finance’ afirman que “en las condiciones de posibles sanciones por parte de Occidente, China se ve, probablemente, como la mejor solución para Rusia”. “China tiene enormes reservas de dinero, por eso resulta un lugar más que oportuno para colocar los títulos. Es más, los bonos serán denominados no en dólares y euros, como siempre, por lo tanto las sanciones de EE.UU. y Europa no van a perjudicar a la empresa”, explican los expertos.

Según sus palabras, los intentos occidentales para presionar a Rusia sólo aceleraron el desarrollo de las relaciones ruso-chinas y ahora ambos países pueden crear una poderosa unión, donde una parte es dueña de vastos recursos naturales, y la segunda necesita de estos recursos y tiene el capital.

Si Rusia se niega a utilizar el dólar, sería un golpe bastante doloroso para el orgullo estadounidense. Rusia es un exportador importante, y por lo tanto el uso del dólar en el comercio con Rusia es muy grande. La pérdida de esa parte tangible es poco probable que sea una buena noticia para EE.UU.”, concluyen en ‘Vesti Finance’.

 

Fuente: RT Actualidad.

Mi vida post CUC

Posted on

CUC - CUPPor Ruslán Olivares (ruslan.olivares@jovenclub.cu).

Dicen por ahí que ya estamos en el conteo regresivo hacia el Día Cero, la fecha en que desaparecerá de la circulación el CUC tras años de dualidad monetaria.

A mí, en realidad me importa poco. Yo soy de aquellos que nunca ha recibido ni una remesa ni un estímulo en CUC y que ha tenido que aprender a sobrevivir al día y por adelantado; teniendo, cada vez que termina un mes, más deudas que América Latina.

Para mí la eliminación de la doble moneda es transparente, pues no alterará mi monotonía en lo más mínimo, como antes no la alteraron la posibilidad de hospedarme en un hotel, comprarme u carro o viajar sin tener necesidad de pedir permiso a las once mil vírgenes; pues mi mismo, quiera o no, sigue sin poder entrar a los hoteles, cogiendo guaguas y sin moverse de aquí. A veces pienso que los derechos de nada les sirven a los que no pueden ejercitarlos.

La doble moneda se irá, y con ella tal vez se darán el piro algunas incomodidades como las colas de CADECA para comprar una u otra, en dependencia de si se necesita una libra de boniato o un desodorante; o la inexplicable firma del contravalor de la divisa en la nómina para erogar el pago del estipendio alimenticio, que la administración te carga en vez de asumirlo; como si el trabajador no tuviera suficiente con pagar sindicato, MTT y diversos etc. Pero yo seguiré ganando lo mismo, o quizás hasta menos si a alguien se le ocurre en el ínterin del cambio revaluar el CUP para no tener que cargar los futuros presupuestos con estipendios alimenticios, estímulos y primas que en la actualidad reciben algunos trabajadores; entonces, como siempre perdemos los de abajo, ya la equivalencia de los CUC que recibimos en la actualidad por estos conceptos no sería sobre la base de 25, sino sobre alguna tasa cambiaria que alguien establecería a la baja.

Y sería hasta mejor, porque nos ahorraría a muchos el impacto psicológico de tener que interactuar con algunas verdades muy duras que hasta el día de hoy permanecen camufladas en la existencia de la doble moneda, como el hecho de que una buena parte de los trabajadores laboramos por poco menos que un plato de mala comida, pues no tiene otra lectura que un trabajador reciba como estipendio alimenticio (por una comida) 14 CUC, que serían unos 350 pesos al cambio actual; mientras que se le paga por concepto de salario una cifra semejante para poder satisfacer el resto de sus necesidades y las de su familia.

 

Fuente: El Colimador.

Mercados agropecuarios: Cambiaron todas las preguntas

Posted on

Por: Malvy Souto
Mercados agropecuarios: Cambiaron todas las preguntas

La supuesta reconfiguración de un mercado agropecuario cubano, noticia del día en la prensa cubana, deja una fuerte dosis de escepticismo. La diversidad en la comercialización de alimentos, no desemboca en la tan esperada diversidad del sistema precios.

Ahora los puntos de venta, los mercados minoristas en sus cuatro variantes, más los cuentapropistas –carretilleros o tarimeros-, tendrán luz verde para vender sus productos según la oferta y la demanda.

El mecanismo regulatorio nacerá de un mercado que, ya en este punto, sufre los efectos de la inflación. El horizonte cercano apunta, entonces, a un doble encarecimiento del producto agropecuario.

Un asesor económico gubernamental comentaba hace algunos días que al Estado no le toca regular precios, si se tiene en cuenta su política de descentralización en el sector agropecuario; al tiempo que refería la necesidad de que el propio consumidor asumiera el control de la calidad a la hora de decidir ante la oferta.

Pero, qué hacer ante un mercado que establece un precio único para un producto, sea de la calidad que fuere, o ante un cubano de altos ingresos que se permita costear el producto, sea al precio que fuere?

Con esta iniciativa de comercialización ganan los productores, quienes reciben el estímulo necesario para continuar aportando desde el campo cubano, ganan los intermediarios, por razones obvias; pero pierde, el consumidor, sin un salario a la altura de las necesidades básicas, ni un sistema de precios a la altura del salario.

Según el doctor en ciencias económicas, Omar Everleny Pérez, el cubano gasta entre el 70 y el 80 por ciento de su salario en la compra de alimentos”. ¿Cuánto gastará a partir de ahora?

El jefe del grupo de Política Agroindustrial de la Comisión Permanente para la Implementación y Desarrollo de los Lineamientos, Roberto Pérez Pérez, aclaró que aún cuando la transformación resulta imprescindible para los productores, quienes podrán comprobar de una manera directa y transparente las ventajas económicas que ofrecen las nuevas formas de comercialización; en un corto plazo no se incrementará la oferta del producto, ni la tan ansiada disminución de los precios.

Ante esta realidad, uno de los paliativos será la fijación de un costo tope para ocho productos en 2014: arroz, frijoles, papa, maíz seco, boniato, naranja, toronja y tomate; a la que se añade el chícharo, según declaraciones de Pérez Pérez.

El listado suscita, desde ya, controversias.

¿Por qué la toronja figura entre los alimentos priorizados?, ¿acaso tendrá más consumo que la malanga? Y, ¿qué pasa con la cebolla y el ajo, insustituibles en los fogones cubanos? Alarma pensar que se seguirá pagando de 10 a 15 CUP por una cebolla blanca o quizás más.

Dejar al tiempo, al mercado y a las lógicas de control social, la regulación de los precios agropecuarios puede ser un camino; pero, una vez más, el consumidor queda desvalido ante los actores económicos cubanos.

No sería insensato pensar en el diseño de un sistema actualizado para su protección, como tampoco sería insensato aumentar el salario real, en función de una pirámide, que hoy yace invertida.

 

Fuente: OnCuba.

Sonó el pistoletazo de arrancada hacia unidad monetaria en Cuba

Posted on Actualizado enn

https://kokacub.files.wordpress.com/2013/10/ce3d1-atletismo_pista_carriles_de_salida.jpg

 Al fin parece haber comenzado, en concreto, el camino hacia el fin de la dualidad monetaria en Cuba. Ese, quizás, sea el mensaje más claro de la Nota Oficial sobre la más reciente reunión del Consejo de Ministros. Por eso es fue inexacta la cadena Telesur cuando dijo que la Mayor de las Antillas había anunciado que terminaría con la actual dualidad monetaria en su economía. De hecho la voluntad política de hacerlo era manifiesta en casi todas las intervenciones del presidente Raúl Castro desde bien temprano en su mandato. Si bien es cierto que la Nota no dice todo lo que probablemente se esperaba, tampoco sería correcto decir que no da ninguna información o que deja las cosas como están.

El texto oficial empieza planteando una situación reiterada e igual de definitoria. Tanto desde la academia como desde el gobierno se señala al quid de la cuestión no en si hay una o dos monedas circulando sino en la baja capacidad de compra que tiene el peso cubano (CUP) por las deformaciones estructurales de nuestra economía.

_____________________________

“Tampoco las diferencias sociales vienen dadas por la doble moneda, sino por la fuente y las condiciones de adquisición de una de esas monedas. Los que reciben CUC de una fuente que no es el trabajo, están en mejores condiciones, desde el punto de vista de las oportunidades y de las capacidades para adquirir bienes y servicios, que los trabajadores dependientes de un salario en peso”.

Oneida Álvarez (profesora del Centro de Estudios de la Economía Internacional (CIEI), de la Universidad de La Habana) [i]

____________________________

Entonces ¿por qué es imprescindible la unificación monetaria como dice la Nota? La explicación esta en el nudo gordiano de la contabilidad en el mundo empresarial doméstico. Allí persiste el tipo de cambio de uno por uno entre el peso (CUP) y el convertible (CUC) sin embargo a la hora de realizar las transacciones el primero vale 24 veces menos, entonces el empresario es obligado a tener una doble contabilidad y tampoco podrá sabrá a ciencia cierta cuáles son costos, ni medir la rentabilidad.

Así, no sorprende que sean justamente las personas jurídicas quienes primero sentirán la puesta en vigor de esta ruta sin retorno a la unificación monetaria. De hecho ya ese sector empresaria comenzó a sentir los cambios desde el establecimiento del CUC como la única moneda convertible con la que se podía operar dentro del país, medida luego hecha extensiva a la población. No es que tener el resto de las divisas o sea el dólar o euros, fuera un delito, sino que la que se emplearía en las transacciones en divisas sería solo el CUC.

Entonces hemos leído otra cosa sino la confirmación de una estrategia ya aplicada que tiene a la empresa socialista como prioridad a fin de eliminar el verdadero dolor de cabeza que para estas significa hoy trabajar con dos monedas.

_____________________________

“Entramos en la dualidad monetaria mediante un Decreto Ley, al día siguiente todo el mundo podía tener dólares en la casa, pero salir de ella después de 16 años, no es tan fácil, pues tiene un costo y una elevada complejidad”.

José Luis Rodríguez, ex ministro de Economía) [ii]

 _____________________________

Igualmente la Nota es consistente con el planteamiento de que la desaparición del peso convertible será un proceso gradual, haciendo la aclaración, para nada despreciables relacionadas con los subsidios y los depósitos bancarios pues cualquier tipo de pánico en estas esferas alteraría el frágil equilibrio económico interno.

Sin dudas la verdadera información nueva es el anuncio de la puesta en vigor del cronograma de ejecución de las medidas que conducirán a la unificación monetaria y cambiaria.

O sea que de los planes ya se está pasando a las acciones. Aunque, todo sea dicho, la Nota deja varias interrogantes en relación a cuáles son los plazos previstos o quiénes serán los encargados de aplicar sobre el terreno cada una de las medidas.

El sentido común indica que los ministerios de Finanzas y Precios, de Economía y Planificación así como el Banco Central deberán tener un rol protagónico en este asunto. Pero lo visto hasta ahora hace pensar que cada paso será pensado y repensado y dependerá mucho de cómo se muestren los signos vitales de la economía en los próximos años.

Se estima que el 23 por ciento de trabajadores estatales cubanos[iii] reciben algún tipo de estimulación monetaria en divisas. De manera que no sería tan descabellado pensar que probablemente este sea el sector escogido para continuar extendiendo el referido pago en las tiendas recaudadoras de divisas con tarjetas magnéticas denominadas en CUP.

No obstante eso dirige la mirada hacia un sistema todavía incipiente que requerirá, creo, de ostensibles mejoras en la tecnología que lo soporta para que pueda crecer sin perder calidad y velocidad en las transacciones. De lo contrario sería más perjudicial que beneficioso.

Aun con las carencias señaladas es una señal sumamente alentadora que el Gobierno Revolucionario haya, al menos, dado a conocer la transición de las palabras a los hechos porque terminar con la doble moneda, es claro, no resolverá de un plumazo los problemas de la economía nacional; pero todo el mundo está de acuerdo en que harán más fácil entenderlos, ya bien desde un hoja de contabilidad o al momento de meter la mano en el bolsillo.

NOTAS


[i] Oneida Álvarez, intervención en espacio Último Jueves de Temas, véase Cabeza de turco, ¿hasta cuándo? de Tania Chappi Docurro. En_ revista Temas febrero 2013. (pdf). o En_  http://www.temas.cult.cu/ujueves/resUJfebrero13.pdf
[ii]José Luis Rodríguez. intervención en espacio Último Jueves de Temas. El Período Especial veinte años después. En revista Temas no. 65. Enero marzo de 2011_p 76, La Habana, 2011.

[iii] Véase La pregunta de cada día. En http://temas.cult.cu/blog/201307/resena-ultimo-jueves-julio/

Empieza la unificación de las monedas en Cuba

Posted on

 

Empieza la unificación de las monedas en Cuba

El Consejo de Ministros de Cuba puso en vigor el cronograma para unir las dos monedas nacionales y sus dos tasas de cambio. Una nota oficial publicada por el diario Granma explica que el tema de la eliminación de la doble moneda fue analizado en la reunión mensual del gobierno de la Isla, el sábado 19 de octubre de 2013.

Las medidas en ejecución deberán conducir al “restablecimiento del valor del peso cubano y de sus funciones como dinero, es decir de unidad de cuentra, medio de pago y de atesoramiento.”

Las fechas o períodos del cronograma de unificación no se han publicado. Tampoco se anuncia un cambio en las tasas de cambio.

El primer paso anunciado es “la elaboración de las propuestas de normas jurídicas, los diseños de los cambios de los sistemas informáticos encargados de los registros contables y los ajustes en las normas de contabilidad.” Esta fase del proceso incluirá ”la capacitación de las personas que acometerán la ejecución de las diferentes transformaciones.”

Los cambios ocurrirán inicialmente en el área de las personas jurídicas (empresarial), “a fin de propiciar las condiciones para el incremento de la eficiencia, la mejor medición de los hechos económicos y el estímulo a los sectores que producen bienes y servicios para la exportación y sustitución  de importaciones.”

Parece que los titulares de cuentas bancarias no deberán temer por su dinero. “El proceso de unificación monetaria respeta los principios de que la confianza ganada por las personas que han mantenido sus ahorros en los bancos cubanos en CUC, otras divisas internacionales y CUP, se conserve intacta (…)”

El gobierno de Cuba asegura que las dos monedas mantendrán “su total respaldo.”

La nota oficial da a entender que se experimentará  el pago en pesos cubanos en sitios donde actualmente se utiliza el peso cubano convertible. “Se podrán efectuar pagos en efectivo en CUP por el equivalente calculado a la tasa de cambio de CADECA de 25 CUP por 1 CUC.”

La nota oficial explica que el proceso de unificación iniciado será tanto para las personas jurídicas (empresas) como naturales (ciudadanos).

Además de tener una economía con dos monedas nacionales, en Cuba,  existen dos tasas de cambio para esas mismas monedas: una oficial, de 1 peso cubano (CUP) por un peso cubano convertible (CUC), para las empresas, y una para las personas naturales, en las Casas de Cambio (CADECA), donde 25 pesos cubanos equivalen a un peso convertible.

La nota oficial concluye anunciando que las autoridades cubanas darán más detalles en el futuro, según avance el cronograma de unificación.

 

Fuente: OnCubaMagazine.

Fuente: Granma.

 

Doble circulación monetaria: un gato sin cascabel

Posted on

Doble circulación monetaria: un gato sin cascabel

 

La doble circulación monetaria en Cuba suele ser una de las grandes preocupaciones para la población. Sin embargo, pocos reconocen en ese asunto la punta de un iceberg estructural en materia de economía.

El Último Jueves de febrero, la revista Temas lo dedicó a debatir, al menos en principio, sobre ese gato sin cascabel que es la doble moneda.

Los invitados, o al menos la mitad concurrente, fueron la Doctora Oneida Álvarez, profesora de Economía de la Universidad de La Habana y el ingeniero Carlos Fernández Aballí, profesor del Instituto Politécnico “José Antonio Hecheverría”, este último, comercializador por “cuenta propia” –privado– de ajo deshidratado a sectores que operan en divisas.

Luego de dos horas de un rico debate, varias fueron las conclusiones que pudimos redondear los presentes.

A principios de los noventa, al quedarnos sin los subsidios ni el monomercado soviéticos, el producto interno bruto cayó en más de un 30 por ciento, lo que dejó en un abismo devaluatorio al peso cubano –que comúnmente llamamos “moneda nacional” y se conoce por las siglas CUP. Al bajar su poder adquisitivo, el gobierno tomó la medida de despenalizar la tenencia y uso de divisas en el país y optar por una moneda –con poder de compra semejante a la divisa de cambio internacional: el dólar– que permitiera la entrada a Cuba de monedas fuertes con las que comercializar en el extranjero y sostener un poco la debacle económica que se vivía. La doble moneda fue solo una consecuencia de la crisis.

Según la Doctora Oneida Álvarez, lo que podía ser una situación pasajera –en el caso de la doble circulación monetaria–, se convirtió en una realidad perenne debido a la falta de estrategias para que la medida fuera solamente momentánea.

Sin embargo, el problema de la doble moneda no está en que si “una vale más y otra menos”. La doble moneda, como aclararon los especialistas, altera el valor de cambio del trabajo de los cubanos –aun con sectores fuertemente subsidiados–; disfraza la eficiencia del sector estatal, debido a la desigual tasa de cambio (para las empresas: 1CUC = 1 CUP; para la población 1 CUC = 24 CUP), lo que genera, a su vez, una doble contabilidad donde se distorsionan los costos, la rentabilidad y la sobrevaloración del CUP alcanza magnitudes poco realistas.

Todo esto genera desiguales relaciones de competitividad para determinados productos, como el ajo deshidratado de Carlos Fernández Aballí, que adquiere diferentes tasas de cambio a la hora de su comercialización.

Para el cubano de a pie, groso modo, la doble moneda no es el problema, sino el poder adquisitivo de su salario, de sus ingresos, los cuales cada vez más deben alejarse de las vías convencionales para su obtención, y situarse en espacios que le permitan una coherencia entre la cantidad de trabajo entregado y el valor remunerado del mismo.

Para un cambio en este ámbito, la economía cubana cuenta actualmente con varias desventajas, como la falta de liberación de sus fuerzas productivas –a lo que el presidente Raúl Castro hizo alusión en su discurso de reelección en la Asamblea Nacional del Poder Popular–; la devaluación de su infraestructura productiva y urbanística; así como cuantiosos gastos sociales, a veces sin base sostenible, lo que crea más problemas que soluciones en términos de liquidez.

Varias fueron también las sugerencias para la transformación requerida.

De las soluciones debatidas en el encuentro, las principales fueron: lograr una reducción de la vulnerabilidad externa en el sector de la economía cubana donde las exportaciones logren un mayor valor agregado y se alcance para ello una creciente productividad del trabajo, lo que debe, en consecuencia, ser estimulado suficientemente. Con este fin, la inversión extranjera será fundamental, pues los niveles actuales de generación de plusvalías en Cuba no posibilitan fuertes acciones inversionistas que desarrollen sectores claves de autosostenimiento y exportaciones como la agricultura y la industria. Otro punto necesario será la tecnología, que permita niveles productivos suficientes para generar ganancias y competitividad.

Igualmente se sugirió la necesidad de un cambio en la política monetaria actual –basada en la estabilidad de los precios– para que genere niveles equilibrados entre dinero circulante cantidad y calidad de los bienes en las redes de comercio.

Es imprescindible, además, propiciar políticas que eleven las posibilidades de competitividad de los productores privados entre ellos mismos y con las empresas estatales, así como acabar de poner en funcionamiento las cooperativas no agropecuarias, que serían el germen de la pequeña empresa en Cuba y podrían generar encadenamientos productivos con los que pueda llegarse a economías estables y organizadas, al menos a niveles básicos en el sector privado, el cual puede y debe, necesariamente, unirse al estatal como las “empresas” que de hecho son.

Para esto deberá cerrarse la “brecha de cambio” entre la empresa estatal y la privada –o cuentapropista– en busca de igualdades en las relaciones comerciales de ambos.

Un punto interesante que se debatió fue el de acabar de destinar, coherente e inteligentemente, el potencial científico-técnico cubano a los sectores productivos, donde poca presencia tiene –de la posible– el más de 1 millón de universitarios graduados en la isla. Desde psicólogos hasta ingenieros deberían enfocar sus conocimientos en áreas que “produzcan”, para lo que urge al Ministerio de Trabajo y Seguridad Social planificar con mayor eficacia y perspectivas reales de futuro las ubicaciones laborales de sus adiestrados y posteriores profesionales.

El ingeniero y profesor Carlos Fernández Aballí sugirió, como parte de su última intervención, la necesidad de “ir a la pequeña y mediana industria y agronidustria de alta tecnología” buscando niveles sostenibles de producciones de calidad.

La eliminación de la doble moneda en Cuba, gato sin cascabel al fin y al cabo, radica, sobre todo, en la necesidad de un cambio de paradigma económico nacional donde las producciones cubanas y demás factores que intervienen en la generación de riquezas materiales logren proveer un mayor poder de adquisición a los salarios reales cubanos. Pero en lo que el palo va y viene… Último Jueves debatió.

 

 

Fuente : On Cuba Magazine

 

 

 

Dos monedas, el debate y un apagón

Posted on

ultimo-jueves 

Por Alexei Padilla, especial para ¨La Chiringa de Cuba¨

Collage de fotos: Beatriz Palo

La pertinaz lluvia del más reciente frente frío, dejó anegadas varías calles de la capital, mas no impidió que más de 200 personas nos reuniéramos en la galería de arte del Centro Cultural Fresa Chocolate para debatir en torno a uno de los temas que más motiva la polémica en todos los escenarios imaginados a lo largo y ancho de la Isla.

A la existencia y persistencia de una dualidad monetaria en el contexto económico de Cuba, estuvo dedicado el espacio “Último jueves”, convocada por la revista Temas y conducido por su director Rafael Hernández.

Rafael que encarnando todo lo jovial, jodedor y hasta lo irónico que puede ser un cubano, presentó a los invitados y advirtió que se trataba de una discusión reflexiva, franca y abierta, no del “chance” para hacer catarsis de cuanto mal nos asedia en nuestra convulsa cotidianidad.

La doctora Oneida Álvarez, profesora de Economía de la Universidad de La Habana y el ingeniero Carlos Fernández Aballí, profesor del Instituto Politécnico “José Antonio Hecheverría”, fueron los panelistas de una mesa que quedó coja por la ausencia de dos de sus patas: un representante del Ministerio de Economía y Planificación y un funcionario de la Fiscalía General de la República. Este último hablaría sobre los efectos de la doble moneda en el comportamiento del delito.

La interrogante del por qué la adopción del Peso Convertible (CUC) como moneda paralela al Peso Cubano (CUP) marcó el inicio del diálogo. La Dra. Álvarez explicó que el colapso de la Unión Soviética provocó que el producto interno bruto de Cuba cayera en más de un 30 %, de ahí que la moneda nacional sufriera una brutal reducción de poder de compra. La adopción de la moneda convertible fue tan solo una de las disímiles consecuencias directas del fin de los subsidios soviéticos a la Mayor de las Antillas que debió salir a flote en un mar revuelto y sin viento a favor.

 

El ingeniero que además dirige un negocio por cuenta propia, y que parece ser el pionero en nuestro país de la elaboración de ajo deshidratado, se refirió a las batucadas que la existencia de los monedas causa en las vidas de millones de compatriotas que reciben como promedio 25 dólares mensuales por concepto de salario. En ese punto la profesora acotó que no debía olvidarse el alto nivel subsidio que tienen muchos productos y servicios.

Otros de los aspectos abordados son las deformaciones que este peculiar fenómeno ha traído. Recordemos que en el sector empresarial 1 CUC = 1 CUP, mientras que para la población 1 CUC = 24 CUP.

El ingeniero narró los tropiezos que como pequeño emprendedor ha enfrentado escollos a la hora de vender sus productos a entidades del turismo que le ofrece un trato mucho más lucrativo a empresarios extranjeros, acción que desestimula el desarrollo del sector empresarial privado en una nación que gasta centenas de millones de dólares importando alimentos, muchos de los cuales pueden obtenerse en su suelo.

Raúl Garcés, profesor de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana y único rostro visible del programa de televisión Mesa Redonda, presente en el debate, preguntó si se observaba en el horizonte el día en que tal cuestión fuera resuelta. La investigadora lamentó no trabajar en las instituciones que ejecutan la política económica del país ni poseer una bola de cristal pero aclaró que solo será posible ir cerrando ese abismo, en la medida en que aumente la productividad, la competitividad la exportación de bienes con valor agregado, el ahorro externo e interno; misión imposible sin la implementación de tecnología y más presencia de inversión extranjera. Agregó también que entre el sector empresarial estatal y el privado debe ocurrir un encadenamiento. El tema de cómo elevar la productividad y la eficiencia con los mismos salarios insuficientes es uno de los mayores dolores de cabeza de este círculo vicioso.

Los integrantes del público fueron cuestionadores e incisivos en sus interrogantes y planteamientos. Uno de ellos arrancó risas y aplausos cuando calificó el contexto económico nacional como esquizofrénico. Un escritor de ciencia ficción con pinta de conductor de una Harley Davidson, alegó que nada pasaría si una de los dos monedas desapareciera, porque al final el problema está, según él, en los bajos salarios y el alto costo de producto esenciales, y no en “papelitos” de tal o más cual color.

Varias intervenciones giraron no solo alrededor de la descentralización de las empresas -a lo que la profesora agregó que más que de eso se precisa de empresas autónomas- sino también del poder político, disparo que provocó muecas, encogimiento de hombros y hasta expresiones de “le cayó comején al piano”. En esa cuerda otra persona expresó que si países como Ecuador y Bolivia estaban muy atrasados, hoy esa realidad es distinta, y lo es en gran medida por la participación real que los pueblos de ambos países tienen en sus economías, por eso llamó a tomar como ejemplo el nuevo constitucionalismo latinoamericano, que ha dado más empoderamiento a la ciudadanía. En Cuba sigue primando un sistema de representatividad simiente de una clase burocrática decisora en todos los ámbitos de la nación.

Una de las críticas más severas a la política económica actual fue que mientras se aprecia el impulso que se le da a los negocios que no son de carácter familiar y por ende contratan empleados para explotar su fuerza de trabajo, iniciativas como las cooperativas no agropecuarias, donde realmente se socializan los medios de producción y las ganancias, no parecen recibir el mismo aliento. Fomentar la explotación es una expresión capitalista, concluyó.

El encuentro tuvo, para variar, hasta un pequeño apagón, incapaz de detener en intercambio que concluyó con el elogio a panelistas e invitados. Si bien no encontramos la panacea para resolver la locura de la dualidad monetaria en Cuba, sí hicimos gala de que es posible la confrontación de ideas no siempre coincidentes, con madurez política, civismo, respeto y tolerancia. Sigo lamentando que los medios de comunicación de propiedad estatal, carezcan de espacios de debate similares al convocado por Temas, una ausencia que ojalá no perdure tanto como las dos monedas.

Hoy leí algunos comentarios en la página de Facebook de Último jueves y no creo que tan nefasto haya sido el debate. Baches, definitivamente hubo, pero ojo, que no es allí donde se encuentra la solución del problema. Estamos recogiendo los frutos de un modelo económico obsoleto, ineficiente e inadaptado a las condiciones actuales. Quizás una de los misterios a descifrar sea la ausencia de los “compañeros del Ministerio de Economía y Planificación y de la Fiscalía General de la República. No voy a caer en especulaciones…

 

 

Fuente: La Chiringa de Cuba

 

 

MN tiene pesadillas

Posted on

 

Tomado del blog: Los otros ojos de Eva

MN se volvió una chica retraída en los 90. No soportó la crisis. No comprendió el derrumbe. Le fue espinoso digerir el escenario: los productos que invadieron el mercado y la nueva moneda. Cuanto fue, se deshizo ante las necesidades de la gente. Anda triste desde entonces. Ha sido incapaz de recuperar su autoestima. Se debate entre preguntas, a veces, inexistentes.

Demacró el aspecto. Se acostumbró demasiado a ser la piltrafa, la responsable del mal servicio y de las peores ofertas. La etiquetaron, para siempre, en el lado de lo inservible. Y así arrastró la dependencia a través de los años, convirtiéndose, cada vez más, en un fantasma de sí misma, en una negación que no terminará nunca.

Hubo épocas en las que hablaron de la unificación, y se le vio más contenta, pero nada fructificó. Lo más triste para MN fue aceptar que ella sola no podía sostener la economía del país; lo más decadente: ceder el terreno a una rival 25 veces más poderosa. Pero, ¿qué podía hacer? Hoy, no solo la atormenta esa derrota, sino el estado paupérrimo al que condenaron todo producto, o instalación, donde se consuma con ella.

MN tiene pesadillas en las cuales la invade un ejército de CUC, y junto con ella, la tienen decenas de cubanos que como yo, ni siquiera hemos pensado en resistir el ataque. Perdimos la batalla hace mucho tiempo, desde el momento en que se marcaron las diferencias y se definieron lo extremos. No estoy hablando solo de la calidad de las ofertas que por razones obvias no pueden ser iguales, sino del entorno —o las circunstancias— cada vez más abismales entre ambas monedas.

  ¿Acaso es norma escrita, en algún sitio que desconozco, la apatía que caracteriza a casi la totalidad de los locales estatales donde se comercializa con la moneda nacional? ¿MN tiene adherida por defecto la condición del mal gusto, mala higiene, productos que se rompen antes del mes de uso? ¿Las desatenciones, el poco ánimo durante el servicio, el déficit y la baja calidad, son también parte del convoyado?

No hay comparaciones viables. Creo, tampoco, explicaciones que justifiquen tales desatinos o el por qué están hoy tan arraigados. Que se convirtiera en patrón una MN desaliñada, no significa que haya que aceptarlo. Se pueden tener pocos recursos pero ello no acredita la desazón.

MN piensa, cada vez más frecuente, en suicidarse. Tiene, debajo del colchón, una soga, y toma café, mucho, para no dormir. MN se mira frente al espejo y solo descubre arrugas. MN se coloca las manos en la cabeza y escribe en un diario que guarda sobre el mantel de la cocina; MN redacta historias sin puntos finales.

La vista de MN se pierde entre las moscas de las mesas y las ofertas descuidadas, luego se arranca una pestaña, pide un deseo y se imagina entre la pulcritud de las cafeterías de los hoteles.

La Moneda Nacional tiene pesadillas en forma de CUC. Constantemente.

Anuncia Cuba nuevas medidas migratorias (+ Reflexión)

Posted on

cuba-passport Definitivamente Cuba está comenzando a ser un país normal. Aún con ciertos matices de cuestionamiento, pero creo que finalmente ya vamos transitando por el camino correcto. Anoche Cuba y sus emigrados recibieron otra buena nueva, y es que los llamados “balseros” y “desertores” podrán regresar a la patria una vez cumplida la penalización de 8 años tras haber cometido la infracción, una medida hasta cierto punto justa si se mira desde la óptica gubernamental, que se arroga el derecho de conservar su capital humano ofrecido de manera gratuita a todos los ciudadanos cubanos.

Eso está bien, pero de lo que sí no se habló anoche fue la ironía que resulta que los cubanos aún tengamos que pagar un pasaporte en 100 CUC cuando más del 80% de la población que trabaja para el Estado cobra un salario estándar en moneda nacional que no alcanza ni para la mala alimentación de los primeros 15 días del mes. Eso sin contar los costos que conlleva per cápita un viaje al extranjero si hablamos de dinero para pasajes, alojamiento, y dinero de bolsillo. Por eso es que por ahora no creo muy factible la migración de los cubanos, a no ser que sea por razones de trabajo temporal o definitiva, opción que para llevar a cabo se está efectuando en estos momentos en Cuba con el dinero de las casas, carros y otras pertenencias de valor vendidas, y no con el ahorro y esfuerzo de largos años de trabajo, como supuestamente debería ser. En fin, que la asignatura de la doble moneda, aunque muchos no lo quieran ver así, es la tarea pendiente del gobierno cubano para que pueda existir entonces una verdadera reconciliación con la emigración nacional.

Carlos Alberto Pérez
“La Chiringa de Cuba”

Anuncia Cuba nuevas medidas migratorias

Escrito por YF

Parte de la intervención de Homero Acosta Álvarez, secretario del Consejo de Estado, en el programa especial sobre la Ley de Migración, transmitido esta noche por la Televisión Cubana.

La primera medida que podemos anunciar en este momento, es que se normaliza la entrada temporal al país de quienes emigraron ilegalmente después de los Acuerdos Migratorios de 1994, los que salieron de una manera irregular con posterioridad a los Acuerdos Migratorios de ese año 1994, hoy están imposibilitados indefinidamente de volver al territorio nacional, y mediante esta medida podrán volver siempre que hayan transcurrido más de ocho años desde que ocurrió el hecho que dio origen a la prohibición.

En igual situación estarán los profesionales de la salud y deportistas de alto rendimiento que abandonaron la misión en el exterior e hicieron negativa de regreso o salieron ilegalmente del país posterior a 1990, e igualmente si han transcurrido más de ocho años de este hecho.

Ahora, ¿quiénes están exceptuados de este tratamiento?, quienes salieron a través de la ilegal Base Naval de Guantánamo, en este caso por razones de defensa y seguridad nacional.

Johana hacía alusión a los Acuerdos Migratorios y uno de estos acuerdos contempla que las personas que entren a Estados Unidos por el enclave militar de Guantánamo el gobierno de Estados Unidos debe entregarlos a las autoridades cubanas, y si bien han entregado algunos en ocasiones, no han devuelto a otros, y en estos casos se impide que regresen por razones de evitar un conflicto:  esto es un enclave militar, hay razones de defensa que aconsejan, por el momento, que estos no puedan regresar al país.

Otra medida sería ampliar las causales de repatriación, quiere decir que las personas que residen como emigrados en el exterior, a quienes salieron del país con menos de 16 años de edad y a otras personas por razones humanitarias, entre ellas quienes requieran regresar para hacerse cargo de familiares desvalidos en Cuba o existan otras razones fundadas.

El proceso de repatriación ha ido incrementándose en los últimos tiempos, y muchas personas que hoy tienen la condición de emigrados por distintas razones han estado regresando al país y han sido acogidos.  En la Resolución del Ministro del Interior se fijan los términos y los trámites que han de seguirse para este tema.

Y, por último, también regularizar las visitas al país de los ciudadanos cubanos que emigraron de manera ilegal cuando eran menores de 16 años.  Aquí no se exige el término de los ocho años, se trata de personas que no tenían la voluntad, eran menores de edad y fueron arrastrados a esta aventura ilegal por mayores o se confabularon también con otras personas que los llevaron a esa aventura y se considera que no tenían la voluntad, la posibilidad de decidir en ese momento y, por tanto, pueden retornar al país aun cuando hayan salido de manera ilegal.

Estas serían las nuevas medidas que anuncia el Gobierno Revolucionario para seguir intensificando y profundizando la relación con la emigración cubana, hacerlo y ratificar el principio de que Cuba seguirá apostando por una emigración legal, ordenada y segura.

Otros datos explicados en el programa especial sobre Ley de Migración:

  • Desde el año 2000 hasta el 31 de agosto del 2012 del total de cubanos que solicitaron el permiso de salida temporal o definitiva, recibieron este permiso el 99,4%, apenas al 0,6%, y por razones fundadas no se le autorizó este permiso.
  • Desde el año 2000 hasta el 31 de agosto de 2012 viajaron al exterior por asuntos particulares 941 953 cubanos, una cifra cercana al millón.  De estos no regresó al país, no retornó apenas el 12,8%, un total de 120 705 personas.
  • Un tercer dato, sobre el cual se ha hablado también mucho, el tema de los universitarios.  En este período, de esa cifra cercana al millón del total de viajeros, 156 068 eran graduados universitarios.
  • Los que no regresaron: 17 153, el 10,9% del total de los universitarios. Son datos que ilustran cómo a pesar de los mecanismos que hoy eliminamos, el permiso de salida y la Carta de Invitación, cifras importantes de cubanos, incluidos graduados universitarios han viajado al exterior y en su inmensa mayoría regresan al país.
  • Las principales modificaciones se concentran fundamentalmente en la eliminación del permiso de salida y la carta de invitación; por tanto, se expedirá pasaporte corriente a todos los ciudadanos que deseen viajar al exterior por asuntos particulares, los autorizados a residir en el exterior y los emigrados.
  • Igualmente, todos los ciudadanos cubanos mayores de 18 años podrán obtener el pasaporte y los padres o representantes de los menores que también pueden, en este caso, viajar.
  • Otras de las medidas que se flexibilizan es extender hasta 24 meses la permanencia de las personas en el exterior por asuntos particulares y, también, cuando existan causas justificadas que imposibiliten el regreso de esa persona en ese término se podrá autorizar extenderlo por más tiempo.
  • El tiempo que pueden estar los cubanos sin considerarse emigrado estando en el exterior, que se extiende desde los 11 meses que hoy están establecidos, hasta los 24, también es muy positivo, es un mayor tiempo que las personas pueden estar en el exterior, trabajando, visitando a su familia y retornar, sin convertirse en emigrados.
  • Es bueno significar que durante estos 24 meses no existe la prórroga de estancia, la prórroga era la prórroga de los permisos, una vez que se eliminan los permisos, por supuesto, se elimina la estancia.  O sea que en estos 24 meses que las personas puedan estar en el exterior, no requieren solicitar prórroga de estancia ni, por supuesto, pagarla tampoco, si no la está pidiendo, mucho menos la tiene que pagar, es después de 24 meses que aquellas personas que les interese extender su permanencia deben hacer la solicitud de prórroga o solicitar la residencia en el exterior.  Este es el procedimiento general de la forma que funcionaría.
  • Los varones que estén sujetos a la Ley del Servicio Militar deberán cumplir con lo establecido en la Ley 75 de Defensa Nacional para el cumplimiento del servicio militar.  Es necesario y así está previsto que deben cumplirlo.
  • Los extranjeros que residen de forma temporal son aquellos extranjeros que tienen un vínculo con alguna actividad de las que rectorea el Estado:  técnicos, científicos, deportistas, artistas, agentes de negocios, representantes comerciales, son personas que están en Cuba, se mantienen en Cuba para atender estas actividades.  Y hay otros, que son los permanentes, que son aquellos que se establecen con carácter permanente, que emigraron de su país y se establecieron en Cuba y residen con carácter permanente.  En ambos casos se elimina el permiso de salida.  Los residentes temporales y permanentes, también, a partir de que se empiecen a implementar las medidas a partir del 14 de enero del 2013, para salir del país solo requerirán presentar el pasaporte del país de donde es ciudadano y su carné de identidad de extranjero, expedido por las autoridades de Inmigración y Extranjería.  Son los únicos requisitos, no requieren tampoco permiso para salir.
  • Los temporales podrán permanecer hasta seis meses en el exterior y los permanentes hasta un año, práctica que acoge la mayoría de los países.
  • Para regresar al país, ellos podrán hacerlo dentro de este término, cada vez que lo deseen, pueden de regresar, volver a viajar, y se va manteniendo así esa dinámica.  Si alguno requiere un término superior, a seis meses en un caso, al año en el otro, podrán solicitar también una prórroga de estancia en el exterior.  Si no lo hiciera, ah, bueno, se considera que esa persona no va a seguir residiendo ni de forma temporal ni permanente en Cuba y causaría baja en el Registro Nacional de Extranjería.  Sus viajes sucesivos los harían normalmente como cualquier extranjero que quiere visitar el país, vendrían como turistas, vendrían por otras razones.
  • Ahora, hay otra categoría de extranjeros que no son residentes permanentes ni temporales, fundamentalmente son los visitantes, que es donde están los turistas, los transeúntes, que son los que viajan por asuntos personales; los que vienen en tránsito, los tripulantes.  Estas personas, de acuerdo con su motivación de entrada, entrarán y saldrán del país normalmente.
  • El caso que usted preguntaba son los transeúntes, son aquellos extranjeros que vienen por asuntos personales, pueden venir de forma temporal por 30 días, hacer prórroga por 30 más.  Hay algunos que solicitan una prórroga superior, hay casos que solicitan la residencia permanente porque quieren establecerse en Cuba, y así va funcionando el mecanismo migratorio del país y las regulaciones migratorias.

Nota:

Participaron en el programa Homero Acosta Álvarez, secretario del Consejo de Estado; María Esther Reus González, ministra de Justicia; el coronel Lamberto Fraga Hernández, segundo jefe de la Dirección de Inmigración y Extranjería, y Johana Tablada de la Torre, subdirectora de la Dirección de Estados Unidos del MINREX.

Estas son notas del Blog de Yohandry que pueden ser utilizadas por todos los amigos.

Relacionados:

Programa Especial transmitido por la Televisión Cubana sobre la Ley de Migración (I, II, III y IV) 

 

Cuba ensaya nuevos usos de las tarjetas de débito

Posted on

 

En el experimento, una botella de aceite de 2,5 CUC vale 60 CUP En el experimento, una botella de aceite de 2,5 CUC vale 60 CUP Jorge Luis Baños – IPS

Miles de trabajadores y jubilados en Cuba reciben sus salarios y retiros respectivamente en tarjetas magnéticas.

La Habana, 6 sep.- Personas en Cuba que disponen de una tarjeta de débito en pesos cubanos (CUP) pueden adquirir productos –por un precio equivalente- en tiendas estatales donde se compra solo en pesos convertibles (CUC), como parte de un experimento que se desarrolla al menos en la capital.

Fuentes cercanas a la redacción de IPS Cuba aseguraron que en comercios como el conocido establecimiento de La Época, en el municipio habanero de Centro Habana, y en el supermercado de 70, en la barriada residencial de Miramar, se experimenta con el nuevo uso de la conocida popularmente como “tarjeta magnética”, de cara a problemas provocados por el sistema de la doble moneda.

“A veces se quiere comprar algo y solo se tienen los pesos cubanos. No resulta siempre fácil ir a cambiar por CUC. Esto pudiera evitar un poco algunas consecuencias negativas de tener dos monedas”, dijo un trabajador de La Época que pidió no ser identificado.

Con la crisis económica que vive la isla caribeña desde inicios de la década del 90 del siglo XX, se establecieron servicios y tiendas, accesibles solo para quienes contaran con dólares y posteriormente con CUC, moneda divisa de circulación interna equivalente a la estadounidense.

Durante años, productos de primera necesidad como jabón, pasta dental y detergente solo se expedían en esa red minorista.

Sin embargo, en los últimos tiempos se intenta fortalecer el complejo de tiendas en CUP, sobre todo con productos de factura nacional, como parte de la reforma económica encauzada por el presidente Raúl Castro desde 2007.

En el contexto de ese proceso, se desarrollaron, de diciembre de 2010 a febrero de 2011, debates en las secciones sindicales y comunidades cubanas sobre el documento base de las transformaciones, titulado “Proyecto de Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución”. Entonces, la población identificó como un problema económico al sistema de doble moneda.

La banca cubana –de carácter estatal- no ofrece tarjetas de crédito, pero amplía las utilidades de las de débito con las que se pueden pagar servicios como el telefónico, eléctrico y de agua y, más recientemente, cambiar de CUP a CUC, por la tasa oficial de 25 CUP por 1 CUC.

Este tipo de dispositivo, con depósitos en pesos cubanos, lo tiene en Cuba personas jubiladas o trabajadores del sector estatal cuyo centro laboral cuenta con ese mecanismo para el pago salarial. (2012)

 

(Tomado de IPS Cuba )

 

La estafa del siglo

Posted on


“Nadie vive más esclavizado que aquéllos quienes falsamente creen ser libres.”

Johann Wolfgang von Goethe.

Por: Roberto G. Peralo

Suplantando la mala calidad de las ofertas cinematográfica de esta época, he tenido que ir buscando otras fuentes de esparcimiento en mis pocos tiempos libres. Hace unos días llegó a mis manos a través de los “circuitos de estrenos en Cuba”, que son mucho más rápidos y eficientes que los de Hollywood, algo que agradecerle al bloqueo, un documental titulado “Zeitgeist.Addendum”

El mismo nos cuenta de forma muy didáctica y comprensible el complejo laberinto de las finanzas norteamericanas. ¿cuál es el mecanismo que está detrás de la creación del dólar? ¿cuál fue la causa de la crisis financiera actual? ¿cómo Estados Unidos resuelve los problemas de su crisis económicas? Son preguntas que sin pretender presentártelo como la verdad absoluta si te da una visión más objetiva de lo perverso que es el sistema de economía de mercado.

El documental nos explica que cuando el gobierno de los EEUU decide que necesita dinero. Llama ala Reserva Federal(FED) y solicita, un ejemplo, 10 billones de dólares. La FEDresponde comprando bonos del gobierno por ese valor. Así que el gobierno toma unos trozos de papel, los pinta con aspecto oficial, y los llama bonos del tesoro. Entonces les asignan un valor a estos bonos de 10 billones de dólares y se los envía ala FED. A su vez,la FEDproduce también un montón de trozos de papel. Sólo que esta vez, les llaman billetes dela Reserva Federal. Dándole también a su papel un valor de 10 billones de dólares.

La FEDtoma entonces estos billetes y los intercambia por los bonos. Una vez el intercambio se ha realizado, el gobierno toma los 10 billones en billetes dela Reserva Federal, y los deposita en una cuenta bancaria. Y, desde el momento de su depósito, los billetes se convierten oficialmente en moneda de curso legal, añadiendo 10 billones a la oferta de dinero de los EEUU. ¡Y ahí lo tenemos! 10 billones de dinero nuevo han sido creados.

Por supuesto, este ejemplo es una generalización, ya que, en realidad, esta transacción ocurriría electrónicamente, sin usar papel en absoluto. De hecho, sólo el 3% de la oferta de dinero de los EEUU existe en moneda física. El restante 97% existe esencialmente sólo en computadores.

Los bonos del gobierno son por definición instrumentos de deuda, y cuandola FED compra estos bonos con dinero que básicamente ha sido creado de la nada, el gobierno está de hecho prometiendo devolver ese dinero ala FED. Enotras palabras, el dinero se ha creado de una deuda. Esta asombrosa paradoja, de cómo dinero o valor puede ser creado de una deuda, o una obligación, al continuar con este ejercicio. Así pues, el intercambio se ha realizado y ahora hay $10 billones depositados en la cuenta de un banco comercial.

Aquí es donde realmente esto se pone interesante, ya que, basándose en el principio de la reserva fraccionaria, ese depósito de $10 billones pasa a ser instantáneamente parte de las reservas del banco. Igual que cualquier otro depósito. Y, en cuanto a los requisitos sobre reservas según aparecen en “Mecánica Moderna del Dinero”: “Un banco, por requisito legal, debe mantener reservas iguales a un porcentaje establecido de sus depósitos”. Esto se cuantifica después declarando: “Bajo las regulaciones actuales, el requisito de reserva para la mayoría de las cuentas de transacción es del 10%”. Esto significa que con un depósito de 10 billones, el diez por ciento, un billón, es retenido como reserva. Mientras los otros nueve billones son considerados reserva en exceso, y pueden ser utilizados como base para nuevos préstamos. Ahora, es lógico asumir, que estos 9 billones son literalmente sacados de los existentes diez billones depositados.

Sin embargo, en realidad éste no es el caso. Lo que en realidad sucede, es que los nueve billones son simplemente creados de la nada además de los diez billones de dólares depositados. Así es como la oferta de dinero se expande. Como se expone en

“Mecánica Moderna del Dinero”: “Por supuesto los bancos” no hacen realmente efectivos los préstamos con el dinero que reciben como depósitos. “Si hicieran esto, no se crearía dinero adicional. “Lo que hacen al conceder préstamos “es aceptar pagarés

– contratos de préstamos-, “a cambio de créditos – dinero – “para las cuentas de los prestatarios.”

En otras palabras, los nueve billones pueden ser creados de la nada, simplemente porque hay una demanda por un préstamo por esa cantidad, y porque hay diez billones depositados para satisfacer los requisitos de reserva. Ahora asumamos que alguien entra en un banco y pide prestados los recién disponibles 9 billones de dólares. Lo más probable es que a su vez esa persona tome el dinero y lo deposite en su propia cuenta bancaria. El proceso luego se repite. Ya que esos depósitos se convierten en parte de las reservas de los bancos. El 10% se separa y a su vez el 90% de los nueve billones, o sea 8,1 billones, están ahora disponibles como nuevo dinero generado para nuevos préstamos. Y, por supuesto, esos 8,1 billones pueden ser prestados y redepositados creando 7,2 billones adicionales, después 6,5 billones… 5,9 billones… etc… Este ciclo de depósito- creación de dinero-préstamo, puede técnicamente continuar hasta el infinito. El resultado matemático es que cerca de 90 billones de dólares pueden crearse a partir de los 10 billones originales. En otras palabras: Por cada depósito realizado en el sistema bancario, puede crearse una burbuja de nueve veces el monto de dicho depósito.

¿Necesitado de dinero? Pídale al atento Bank of America una taza de dinero instantáneo tranquilizador. D-I-N-E-R-O en forma de un conveniente préstamo personal. Así que, ahora que comprendemos cómo se crea el dinero por este sistema bancario de reserva fraccionaria, podría ocurrírsenos una pregunta lógica pero de difícil respuesta: ¿Qué es lo que le da valor a este nuevo dinero creado? La respuesta: el dinero que ya existe. El nuevo dinero esencialmente le roba valor al dinero existente, ya que el monto total de dinero va creciendo independientemente de la demanda de bienes y servicios. Y como la oferta y la demanda deben equilibrarse, los precios suben, disminuyendo el poder adquisitivo de cada dólar. Esto generalmente se conoce como inflación. Y la inflación es esencialmente un impuesto oculto a la gente. ¿Cuál es el consejo que uno generalmente recibe? Es éste, aumenten la moneda. No dicen: degraden la moneda. No dicen: devalúen la moneda. No dicen: Estafen a las personas que están a salvo. Dicen bajen los tipos de interés.

El engaño real es cuando distorsionamos el valor del dinero, cuando creamos dinero de la nada, no tenemos más ahorros, y sin embargo sí existe lo que llamamos “Capital”. Así que, mi pregunta se reduce a esto: ¿Cómo diablos podemos esperar resolver los problemas de inflación, esto es, el aumento de la oferta de dinero, con más inflación? Por supuesto no se puede. El sistema de reserva fraccionaria y su expansión monetaria asociada, es inherentemente inflacionario, ya que el hecho de aumentar la oferta monetaria, sin existir una expansión proporcional de bienes y servicios en la economía, degradará siempre la moneda.

De hecho, un rápido vistazo a los valores históricos del dólar americano, comparado con la oferta monetaria, confirma este punto de forma definitiva. La relación inversamente proporcional es obvia. Un dólar de 1913 equivale a 21,60 dólares del 2007. Eso significa un 96% de devaluación desde que se creóla Reserva Federal.Y si esta realidad de inflación perpetua y estructural parece absurda y autodestructiva, esperen un segundo, ya que “sinrazón” es quedarse cortos respecto a cómo opera realmente nuestro sistema financiero. Puesto que en nuestro sistema financiero el dinero es deuda, y deuda es dinero.

Qué interesante es que las tendencias sean virtualmente las mismas. Ya que cuanto más dinero hay, más deuda hay. Cuanta más deuda hay, más dinero hay. Para decirlo de manera diferente, cada dólar en su billetera es adeudado a alguien por alguien. Ya que, recuerde, la única manera en que el dinero se crea es mediante préstamos. Por tanto, si todos en el país pudieran pagar todos los créditos incluyendo al gobierno, no habría un solo dólar en circulación. “Si no hubiera deuda en nuestro sistema monetario, no habría dinero alguno”.

En un mundo en el que el 1% de la población posee el 40% de la riqueza del planeta. En un mundo en el que cada día mueren 34.000 niños de pobreza y enfermedades evitables, una cosa está clara. Hay algo que funciona extremadamente mal. Y, tanto si somos conscientes de ello como si no, la sangre vital de todas nuestras instituciones establecidas, y por tanto de la misma sociedad, es el dinero. Por tanto, entender esta institución de la política monetaria es crucial para entender por qué nuestras vidas son como son.

Desafortunadamente, a la economía se la considera un tema aburrido y confuso. Interminables torrentes de jerga financiera, asociados con matemáticas intimidantes, que rápidamente disuaden a la gente de intentar entenderla. Sin embargo, la verdad es que la complejidad asociada con el sistema financiero es una simple máscara. Diseñada para ocultar una de las estructuras sociales más paralizantes, que la humanidad ha soportado nunca.

(Tomado de Cubano1erPlano)

Hegemonía del dólar en el sistema monetario internacional terminará a más tardar en 2025

Posted on

17 MAYO 2011  / AFP

dolar1

La hegemonía del dólar en el sistema monetario internacional se acabará a más tardar en 2025, cuando ocupará su lugar un sistema tripolar que también incluirá al euro y el yuan, afirmó el martes el Banco Mundial en un informe sobre “La nueva economía mundial”.

“Actualmente el euro es una fuente creciente de competencia internacional para el dólar”, escribe en ese informe la institución con sede en Washington.

Por otra parte, y “dado que las economías emergentes representan un parte cada vez mayor de la economía mundial y participan cada vez más activamente en el comercio y las finanzas transfronterizas, sus monedas, en particular el yuan o ‘renminbi’ (su nombre oficial) inevitablemente jugarán un papel más importante”, agrega.

“El escenario más probable para el sistema monetario internacional es un sistema con múltiples divisas, centrado en torno al dólar, el euro y el renminbi”, se puede leer en el documento.

“En el marco de ese escenario, el dólar perdería su posición incuestionable de divisa internacional dominante de aquí al 2025, dejando un amplio lugar para el euro y el auge del renminbi”, señala el Banco Mundial.

Francia ha hecho del avance hacia un sistema monetario multipolar una de las prioridades de su presidencia del G20, que concluirá en una cumbre en Cannes en noviembre.

“El rápido auge de las economías emergentes implicó una conmoción, que hace que los centros de crecimiento económico se hayan redistribuido a través de los países desarrollados y en desarrollo: estamos realmente en un mundo multipolar”, afirmó el economista jefe de la institución, el chino Justin Lin, citado en el comunicado.

(Con información de AFP)


Cuba restablece paridad entre el peso convertible y el dólar

Posted on

14 MARZO 2011

oro-dolar1Acuerdo No. 30/11 del Comité de Política Monetaria del Banco Central de Cuba
En el año 2005, tomando en consideración el contexto económico y financiero internacional, así como un conjunto de factores de carácter más específico que influían positivamente en el desempeño de la actividad económica del país, se adoptó la decisión de revaluar en un 8 % la tasa de cambio oficial del peso convertible (CUC) con relación al dólar estadounidense (USD) y demás monedas extranjeras. Vale recordar que desde el año 1994, fecha del surgimiento del peso convertible y hasta el 8 de abril del 2005, la tasa de cambio del peso convertible con relación al dólar estadounidense se mantuvo invariable en 1 CUC x 1 USD

La propia dinámica de nuestra economía en los años posteriores, agravada por los daños y pérdidas ocasionados por los huracanes ocurridos en el año 2008, así como los efectos de la crisis económica internacional, caracterizada por una gran volatilidad de los mercados monetarios, nos obliga a replantearnos la conveniencia de mantener una tasa de cambio del peso convertible frente al dólar estadounidense y demás divisas, que no se corresponde con las necesidades económicas del país en las condiciones actuales.

El análisis de todos estos factores ha determinado que el Comité de Política Monetaria del Banco Central de Cuba considere oportuno devaluar en un 8 % la tasa de cambio del peso cubano convertible con relación al dólar estadounidense y demás monedas extranjeras, o sea restablecer la paridad entre el peso convertible y el dólar estadounidense.

Esta decisión significa un paso discreto dirigido a propiciar una mejoría en el balance de divisas del país, pues constituye un estímulo a la actividad exportadora y al proceso de sustitución de importaciones; lo cual unido a una mayor efectividad de la planificación, de los procedimientos utilizados para la asignación de las divisas, superior racionalidad en el manejo de la emisión monetaria y el incremento de la productividad y la eficiencia en la economía nacional, favorecerá el establecimiento de condiciones más propicias en nuestras relaciones financieras externas.

Como se informó en el Sexto Período Ordinario de Sesiones de la Séptima Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular, durante el año 2010 continuaron disminuyendo las limitaciones que nos vimos obligados a imponer a finales del año 2008 en los pagos desde los bancos cubanos a los suministradores extranjeros y al propio tiempo se han logrado significativos avances en la renegociación de la deuda con nuestros principales acreedores.

Tomando en cuenta lo anterior, a partir del 14 de marzo del 2011 la tasa de cambio oficial del peso convertible con relación al dólar estadounidense quedará fijada en 1 x 1 en todo el territorio nacional, tanto para las operaciones cambiarias realizadas por el sector empresarial, como para las que realiza la población a través de CADECA.

Es preciso aclarar que se mantendrán los márgenes comerciales aplicados en la actualidad a las operaciones cambiarias. El objetivo de estos es cubrir los costos de las instituciones financieras que brindan estos servicios.

De igual manera, continúa vigente el gravamen del 10 % aplicado a quien desee comprar pesos convertibles con dólares estadounidenses en efectivo, como compensación por los costos y riesgos que origina la manipulación de estos últimos como consecuencia del irracional e injusto bloqueo económico, financiero y comercial, impuesto desde hace más de medio siglo por el gobierno de Estados Unidos a Cuba.

Esta decisión no afecta la tasa de cambio actual del peso cubano con relación al peso convertible en CADECA, que se mantiene fijada en 24 pesos cubanos para las operaciones de venta de pesos convertibles por la población a CADECA y 25 pesos cubanos para las operaciones de compra de pesos convertibles por la población a CADECA. Tampoco modifica la tasa de cambio oficial del peso cubano contra el peso convertible, utilizada en la contabilidad del sector estatal, que establece que un peso cubano es igual a un peso convertible.

Ernesto Medina Villaveirán
Ministro-Presidente
Banco Central de Cuba
12 de marzo de 2011