Mes: marzo 2016

Transparencia de cara al VII Congreso del Partido

Posted on

 

No hay nada como una sociedad civil comprometida y colaborativa con su futuro. Comparto plenamente la opinión de mi amigo y militante Francisco (Paquito).

Julio César M. editor de Kokacuba

 

Carta abierta a Raúl Castro o Aplazar hasta julio el VII Congreso del Partido

La Habana, 27 de marzo de 2016
Año 58 de la Revolución

 

A: Compañero Raúl Castro Ruz,
Primer Secretario del Comité Central
del Partido Comunista de Cuba

 

Desde hace ya dos meses comencé a trasmitir mi preocupación, principalmente en el espacio de participación que me corresponde como militante, a propósito de la organización previa del VII Congreso del Partido Comunista de Cuba, cuyas sesiones están previstas del 16 al 19 de abril próximo.

En lo esencial, mi insatisfacción radica en la falta de discusión de sus documentos centrales —hasta hoy secretos—, tanto en las organizaciones de base del Partido, como con el resto de la ciudadanía, lo cual califiqué también públicamente como un retroceso en relación con anteriores procesos políticos.

Hasta el momento, no solo nunca obtuve ninguna respuesta directa o convincente a mi inquietud, sino que recibí por las más diversas vías las opiniones y el respaldo de otras personas, militantes y no militantes, que tienen la misma apreciación negativa sobre este procedimiento.

Además, conozco al menos de un municipio en esta capital donde el tema fue objeto de una seria discusión de sus secretarios generales. No obstante, mi intención no es asumir la representación de nadie, porque no domino en realidad en qué medida este pueda ser o no un planteamiento colectivo.

De cualquier forma, el Partido y usted nos enseñaron que una preocupación ciudadana, aunque sea la de una sola persona, puede, debe y tiene que recibir toda la atención y análisis que merezca.

Por tal motivo, en fecha reciente hice —donde me correspondía— una propuesta concreta: aplazar la realización del VII Congreso del Partido Comunista de Cuba para el 24, 25, 26 y 27 de julio del 2016.

Esta postergación de solo tres meses podría permitir dedicar los meses de abril y mayo a discutir los documentos centrales del Congreso con toda la militancia del Partido, y también con el resto de la población cubana. Quedaría todavía el mes de junio para procesar, estudiar, mejorar e incorporar planteamientos.

Como ventaja estratégica, ya conocen los documentos las mil personas que son delegadas y delegados, además de las diputadas y los diputados a nuestro Parlamento, así como cientos de dirigentes del Partido en sus diferentes estructuras intermedias de dirección, quienes podrían preparar y conducir con rapidez y profundidad este análisis en la base.

Sin dudas, un debate como este, amplio y participativo, permitiría perfeccionar tales documentos programáticos y les conferiría más legitimidad aún al próximo Congreso y sus acuerdos, a partir de un mayor consenso social.

Entiendo que esto podría resultar complicado desde el punto de vista práctico, pero usted mismo nos insiste con frecuencia en que debemos ir “sin prisa, pero sin pausa”.  Es cierto que no poseo toda la información que la dirección de la Revolución maneja, pero ahora mismo no veo motivo para apresurar un proceso político tan decisivo para el futuro de nuestra patria, si todavía sus preparativos no maduraron lo suficiente.

Por último les pido a usted y a la dirección del Partido que disculpen si hay alguna incorrección de método en el modo que ahora empleo para también hacer pública esta sugerencia. Si lo consideran una indisciplina imperdonable, estoy dispuesto a responder por ella.

Mi humilde intención es tratar que esta inquietud les llegue sin intermediarios, y tal vez contribuir a motivar un debate al respecto entre el resto de la militancia y de la sociedad cubana, cuando resta tan poco tiempo —menos de un mes— para la fecha en principio prevista para la realización del Congreso.

Cumplo así, además, con mi palabra de hacer todo lo que esté a mi alcance para trasmitirles esta grave preocupación, compromiso que asumí ante un colega militante de larga data y hermosa trayectoria, quien con sentidas palabras y golpes de puño sobre su pecho, hace poco echaba de menos un Congreso más cercano, de su Partido de toda la vida.

Revolucionariamente,

Francisco Rodríguez Cruz
Militante

Tomado del Blog Paquito el de Cuba.

Fidel Castro: “No necesitamos que el Imperio nos regale nada”

Posted on

 

“Somos capaces de producir los alimentos y las riquezas materiales que necesitamos con el esfuerzo y la inteligencia de nuestro pueblo”, escribe el expresidente cubano Fidel Castro.

En el marco del histórico viaje del presidente estadounidense a Cuba, el expresidente de este país Fidel Castro ha publicado un artículo, titulado ‘Hermano Obama’, en el portal Cuba Debate en que critica las palabras pronunciadas en la isla por Obama. “Mi modesta sugerencia es que reflexione y no trate ahora de elaborar teorías sobre la política cubana”, se dirige Fidel Castro a Obama.

“Vine aquí para dejar atrás los últimos vestigios de la guerra fría en las Américas. Vine aquí extendiendo la mano de amistad al pueblo cubano”, cita las palabras de Obama en su artículo el líder de la Revolución Cubana. Castro vuelve a citar a Obama cuando este afirmó que “ambos [países] vivimos en un nuevo mundo colonizado por europeos” y que “Cuba, al igual que Estados Unidos, fue constituida por esclavos traídos de África; al igual que Estados Unidos, el pueblo cubano tiene herencias en esclavos y esclavistas”, lo cual, admite el exmandatario cubano, es “enteramente novedoso para la mayoría de nosotros [cubanos]”.

Sin embargo, concluye Fidel Castro, las poblaciones nativas no existen para Obama. “Tampoco dice que la discriminación racial fue barrida por la Revolución; que el retiro y el salario de todos los cubanos fueron decretados por esta antes de que el señor Barack Obama cumpliera 10 años”, sentencia el exlíder cubano.

“Nada podrá justificar aquel alevoso ataque”

En su artículo, Fidel Castro recuerda los trágicos sucesos sufridos por los cubanos el año 1961, cuando “apenas un año y tres meses después del Triunfo de la Revolución, una fuerza mercenaria con cañones e infantería blindada, equipada con aviones, fue entrenada y acompañada por buques de guerra y portaviones de Estados Unidos, atacando por sorpresa a nuestro país”. “Nada podrá justificar aquel alevoso ataque que costó a nuestro país cientos de bajas entre muertos y heridos”, opina el líder de la Revolución Cubana.

“Corríamos el riesgo de un infarto al escucharlo”

El expresidente cubano critica también uno de los llamamientos de Obama en Cuba: “Miremos el futuro, mirémoslo juntos, un futuro de esperanza”. “Se supone que cada uno de nosotros corría el riesgo de un infarto al escuchar estas palabras del Presidente de Estados Unidos”, escribe Fidel Castro.

El exmandatario cubano recuerda en su artículo a las víctimas de “los ataques mercenarios a barcos y puertos cubanos, múltiples actos de violencia y de fuerza, un avión de línea repleto de pasajeros hecho estallar en pleno vuelo, invasiones mercenarias”.

“No necesitamos que el imperio nos regale nada”, concluye Fidel Castro. El expresidente cubano remata afirmando que los cubanos “somos capaces de producir los alimentos y las riquezas materiales que necesitamos con el esfuerzo y la inteligencia de nuestro pueblo”.

Mi modesta sugerencia es que reflexione y no trate ahora de elaborar teorías sobre la política cubana

Hito histórico

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, estuvo en Cuba de visita oficial entre el 20 y el 22 de marzo. Se trata de un hito histórico, ya que es el primer mandatario norteamericano que acude a la isla en más de 80 años.

Leyes anticubanas

Pese a la suavización del régimen de sanciones que ha comenzado el presidente Obama, aún quedan varias leyes importantes que forman parte del embargo unilateral de EE.UU. contra Cuba, sin cuyo levantamiento será imposible alcanzar logros esenciales en el proceso de normalización.

Por ejemplo, en 1992 EE.UU. adoptó la llamada ley Torricelli que, además de establecer medidas para limitar el transporte marítimo a Cuba, prohíbe el comercio con el país caribeño a las empresas subsidiarias de compañías estadounidenses establecidas en terceros países.

Fuente: RT Actualidad.

Infraestructura de internet en #Cuba y soberanía #tecnológica

Posted on Actualizado enn

 

Mapa de los cables submarinos en América Latina. Infografía: Nick Browning, Markus Krisetya, Larry Lairson, Alan Mauldin / TeleGeography

Los cubanos queremos –necesitamos– internet. Y pronto. Como para ayer. Para mejorar nuestras conexiones comerciales, económicas, culturales; para estar un poco menos anclados en el siglo XX. Y eso es imposible mientras no exista una infraestructura de telecomunicaciones que permita un acceso amplio de las grandes mayorías, lo cual no lograremos aunque convirtamos hasta el último parque de nuestro país en un punto de acceso wifi. Para ello hacen falta los miles de millones que el país no parece estar dispuesto a erogar por el momento, o buscarnos unos compañeros de travesía que puedan ayudarnos sin que el favor salga demasiado caro.

En el pasado reciente, directivos de Google, el omnipresente poder de la internet Occidental, han manifestado el interés de la compañía en convertirse en dicho compañero de ruta para Cuba. El pasado 21 de marzo, incluso, el presidente norteamericano Barack Obama, durante su visita a Cuba, declaró a la televisora ABC News que Google expandirá el acceso a Internet de nuestro país y que la empresa tiene una propuesta concreta para comenzar a establecer más acceso a Wifi y banda ancha en la isla (anuncio que hasta el momento no ha provocado ningún pronunciamiento por parte del gobierno cubano. Según fuentes consultadas –que pidieron no revelar su nombre– el gobierno no ha firmado ningún acuerdo). Con o sin él, nos parece un asunto de vital importancia cómo se diseñará el desarrollo de la infraestructura de telecomunicaciones en nuestro país. Es por eso que decidimos lanzar un cuestionario a Niv Sardi, hacker de software libre y fundador del proyecto Butter; Pedro Miguel, periodista y editorialista del periódico La Jornada, y Amauri Chamorro, Comunicador Social con experiencia en varios movimientos sociales del continente. Ellos, desde sus respectivas experticias, dan cuenta de cómo sería este proceso y cuáles son las trampas de camino al Santo Grial de nuestro tiempo.

1- ¿Qué implicaciones tiene para Cuba (en materia de soberanía tecnológica) poner su infraestructura de telecomunicaciones en manos de compañías como Google y Facebook?

Niv Sardi (NS): Primero debemos ver un poco de historia de las telecomunicaciones y cómo se hacen los negocios en ese ámbito. Históricamente, los “servicios de telecomunicaciones” se limitaban al teléfono. Toda la plata que se podía hacer era a partir de la llamada, no habían muchos más servicios agregados; analizaban la cantidad de llamadas y de conexiones que necesitaban, dividían eso entre la cantidad de personas que querían conectar, y tenían el precio por minuto viable,estableciendo un promedio de la duración de las llamadas de la gente. Ese era el modelo antiguo.

Después se agregaron informaciones y otros servicios de pago con lo que aumentó el valor de la llamada, y con ello la factura de fin de mes del abonado. Con el surgimiento de internet el valor se movió de la infraestructura hacia las aplicaciones que corren sobre esa infraestructura. Las aplicaciones necesitan de la infraestructura de las telecomunicaciones para funcionar, pero los que extraen el valor de esa infraestructura de telecomunicación son las empresas de contenido, de aplicaciones llamadas OTT (Over The Top).

Hoy en día compañías como Facebook, Google, Twitter y Amazon, no operan redes de telecomunicaciones al hogar de las personas. Ellos crean otros tipos de redes, con las que extraen cada vez más el valor no vinculado a lo que aparece en la factura del abonado. Finalmente, la gente contrata un operador porque el valor para ellos está en estas aplicaciones OTT, pero no hay conexión financiera entre el operador de red (que permite la conexión) y el proveedor OTT (que atrae el cliente al operador de red).

El abaratamiento de la tecnología de conectividad hace que hoy tenga mucho sentido para estos operadores patrocinar zero-rating (banda liberada) hacia sus servidores, y que traten incluso de conectar a las personas que se comprometen a usar sus servicios (el proyecto internet.org de Facebook es un claro ejemplo de esto).

Entonces uno tiene que entender por qué ahora esas empresas están interesadas en tener a Cuba conectada. Ahí yo me pregunté por qué no están interesadas en tener a Haití conectado. El sueldo promedio de Haití es 15 dólares por mes; el sueldo promedio indicado de Cuba son cerca de 30 dólares por persona. Pero eso es Cuba: allí las personas tienen garantizado un montón de servicios básicos, como salud, educación, comida, por lo que tienen una capacidad de gastos mucho más importante que en Haití. Eso nos hace entender bastante bien por qué, no solo ideológicamente sino también estratégica y comercialmente, Cuba es interesante para esas empresas: porque son un montón de gente que pueden gastar mucha plata para un contexto caribeño.

En lo que respecta a la cuestión de la independencia tecnológica, no sé cómo van a negociarlo. Probablemente ellos ofrezcan su infraestructura y pedirán que esta les pertenezca en suelo cubano; habrá que ver si dejan cláusulas que permitan a empresas cubanas competir y sacar una infraestructura propia. Otros temas a analizar son cómo será la gobernanza de precios, si van a traer un contrato pre-hecho; si van a tener libertad de poner el precio y luego controlarlo por el mercado; las restricciones a la interoperabilidad, es decir, si mañana Google viene y pone fibra alrededor de toda la Isla qué deber tienen ellos de garantizar la conexión con fibra de Etecsa, o una empresa brasilera o cualquier otra que quiera entrar a las redes cubanas.

Todas estas son cuestiones que se deben tener presente. El riesgo de esto es estar dependiente y atado a un solo proveedor, porque atenta contra la posibilidad de que, si mañana Cuba crece y se integra a la economía mundial –en el sentido de que crezca su capacidad de gasto internacional hoy limitado por el bloqueo–, pueda entonces hacer sus propias reglas sin desechar lo que se va a hacer ahora para salir del apuro. Un desafío de la Revolución es asegurar que las reglas de conectividad estén en acuerdo con su política de inclusión; esa inclusión no interesa a estas empresas, ellas solo miden retorno.

Resumiendo, todavía hay muchas incógnitas pero yo miraría con atención las cuestiones de quién regula el precio, quién regula el acceso, quién regula la cantidad de personas incluidas, cómo son las capacidades de interoperabilidad, con otros detalles técnicos menores. Cualquier empresa externa que tenga el control de esta infraestructura tendrá un gran poder político y económico. Si mañana Google se enoja y se quiere ir de la isla y cae toda la infraestructura, se genera un tremendo problema.

Pedro Miguel (PM): La decisión de permitir que transnacionales como Google y Facebook controlen y operen tramos importantes de la infraestructura de telecomunicaciones conlleva riesgos graves para la soberanía de cualquier país. Es fundamental considerar que los intereses de tales empresas están alineados con los de sus inversionistas y que estos, en caso de conflicto, siempre terminan por invocar la protección política, diplomática y económica del gobierno de Estados Unidos, lo que a su vez puede abrir un margen para presiones injerencistas de toda suerte. Toda cesión de control en áreas estratégicas (telecomunicaciones, industrias extractiva y energética, transporte, industria alimentaria, etcétera) conlleva un debilitamiento de la soberanía nacional.

Amauri Chamorro(AC):Hay que entender primeramente algunas cosas. ¿Quién será propietario de la infraestructura que ellos entregarán, entre software, middleware y hardware? ¿El pueblo cubano o Google y Facebook? ¿Será código abierto? ¿Habrá transferencia tecnológica para la soberanía en la infraestructura? Estas son cuestiones indispensables que deben ser respondidas para poder tomar una decisión.

Realmente, ni Facebook ni Google realizarán la transferencia de tecnología suficiente para que el pueblo cubano sea soberano. Es un riesgo incalculable para Cuba, que dependan de empresas norteamericanas para conectarse con el mundo. Quedan expuestos a las presiones de políticos de EE.UU. que podrán presionar fácilmente a estas empresas a cerrar la llave y boicotear la conectividad de Cuba con el mundo.

Por otro lado, en el momento que se utilice la infraestructura de empresas de este tipo, que han sido ampliamente denunciadas por Edward Snowden, Julian Assange y Chelsea Manning, como proveedoras de informaciones privadas de millones de ciudadanos a lo largo y ancho del planeta, Cuba deberá saber que los EE.UU. tendrán acceso al principal recurso construido a partir del triunfo de la Revolución: la cultura.

Más que datos de contactos, dónde viven, emails, etcétera; Facebook y Google van a proveer al imperio de un volumen incontable de datos (Big Data), que permitirá comprender por medio de parámetros numéricos la opinión, los gustos, lo que piensa y lo que deja de pensar el pueblo cubano. Será muy fácil, a partir de la recolección de este tipo de información, poder realizar acciones desestabilizadoras, como ya ocurre en otros países con gobiernos progresistas.

Esa es una forma de mantener subyugado al pueblo, a sus voluntades políticas. En un mundo donde la comunicación e información son al mismo tiempo un derecho, deben ser tomados también como un recurso inherente a la supervivencia de un Estado. Aún más un Estado tan transcendental a nivel mundial como Cuba. Darle acceso gratuito a Cuba a partir de empresas tan corruptas como Facebook y Google, es un premio simbólico que los norteamericanos quieren mostrar al mundo. Cuba no debería aceptarlo. Ni por tecnología, ni por cultura.

2- En caso de que no se hiciera esta conexión a través de una de esas compañías ¿podría Cuba mantener la soberanía en las comunicaciones digitales, teniendo en cuenta que, después de todo, los países de Latinoamérica se conectan por el nodo de Miami?

NS: Uno debe entender que hay una cuestión estratégica. Cuba está entrando a la internet, no se sabe muy bien cómo va a ser el patrón de uso, qué van a tener ellos de la tecnología. Siento que hay una gran oportunidad para desarrollar servicios cubanos que respondan mejor a las demandas y a las costumbres cubanas que servicios externos. Esa posibilidad puede llegar a ser limitada si no controlan su infraestructura, porque para Google puede ser preferible que el tráfico vaya a Miami.

El otro problema es que el control de las fibras permite crear políticas para defender la privacidad interna, como es el caso de responder de dónde viene el tráfico interno antes de salir al cable de Miami. Efectivamente, este tema es complejo para la libertad y soberanía de los pueblos, y requiere de desarrollo de aplicaciones locales.

PM: Sí, se podría mantener la soberanía dentro del territorio cubano, aunque sea acotada por la configuración internacional de las redes de telecomunicaciones. El riesgo principal de esa configuración se refiere a la posibilidad de una desconexión unilateral y al enorme margen de que disfruta Estados Unidos para interferir y espiar las conexiones internacionales en instalaciones situadas en su territorio. Pero ese riesgo se puede minimizar por lo que hace a los intercambios de información que tienen lugar dentro del territorio cubano, a condición de que la nación mantenga el control y la operación de las redes internas.

AC: América Latina no puede depender de los EE.UU. para conectarse. Hay que fijarse en la experiencia China, que mantiene su soberanía tecnológica. Por la posición geográfica de la Isla, así como su increíble potencial científico desarrollado, podrían convertirse en un centro de conectividad con América Latina y Europa, sin depender de los EE.UU.

3- Cuba es un país del Tercer Mundo que no cuenta con los recursos suficientes para desarrollar dicha infraestructura a corto plazo. ¿Cuál sería el mejor modelo para lograr ese desarrollo sin perder la soberanía? ¿Existe otro esquema en el que se pueda contar con inversión extranjera sin perder la independencia?

NS: El problema es siempre el mismo, ver el límite de lo que quieren las empresas extranjeras para poder invertir. Me parece muy inspirador el modelo chino. China dijo “nosotros tenemos un montón de personas que te proporcionan mano de obra barata, tú quieres implementar acá tus empresas; entonces tendrás que hacer una empresa china con el Estado chino”. En realidad, muchas empresas no vieron que ese acuerdo brindaba a los chinos 50% de participación de la propiedad intelectual de la empresa. Entonces ahí el intercambio era fuerza de trabajo barata contra propiedad intelectual, lo que le permitió después a China desarrollar clones de tecnología y absorberknow-how.

Para Cuba y toda América Latina uno de los negocios que habría que presentar es la opción de decir “no hay problema, trabajamos en conjunto, pero convengamos en que todos los equipamientos que van a meter a la Isla nos pertenecen a la mitad, o encontremos alguna otra fórmula que sea aceptable”, para que, si las compañías se van mañana, no se puedan llevar la infraestructura, y así se pueda garantizar la soberanía política.

También se debe tener un derecho a decir qué tecnologías se van a usar. Es importante tener un enfoque muy fuerte en la cuestión de la interoperabilidad; deben asegurarse que toda la tecnología que se introduzca en la instalación nueva sea interoperable, que cumpla con los estándares, que sea abierta, que cuente con garantías de acuerdo a los derechos internacionales del funcionamiento de interconexión. Eso permitirá que mañana se pueda cambiar de proveedor, asegurar otras tecnologías y que las reglas no tendrán círculos cerrados, sino se podrá extender de la manera que mejor funcione en ese momento.

El mundo de la tecnología y de las redes es muy cambiante, muy rápido; los costos están bajando vertiginosamente, sobre todo el material de fibra. Hay soluciones de software libre en comunicaciones, existen soluciones de 4G, completamente libres, usando tecnología de radio abierta y todo esto permite entrever en un futuro próximo la creación de esa red. De acuerdo a lo que Google está proponiendo, se podría hacer mucho con el software y hardwarelibre; incluso, el gobierno cubano puede pedirle a Google la liberación de mucha de su tecnología, una acción que pudiera ser coherente con la retórica de ambos.

PM: El argumento de la falta de recursos es cuestionable por el abaratamiento sostenido de los componentes físicos de las redes digitales. Un ejemplo es la tecnología inalámbrica (LTE, Wimax, etcétera), cuyos costos de instalación son mucho más reducidos que los tendidos alámbricos, sea de cobre o de fibra óptica. China ha desarrollado un modelo propio de Internet y podría explorarse la colaboración de ese país (gobierno y empresas) para desarrollar en Cuba un modelo similar. Pero el modelo más adecuado está por construir: es el de una red latinoamericana propia. Los procesos de integración regional impulsados en los últimos lustros dejaron pasar el momento ideal para un proyecto como el mencionado. La circunstancia actual, ante las dificultades de los gobiernos venezolano y brasileño y la derrota del kirchnerismo en Argentina, no es sin duda la óptima, pero no por ello se debe dejar de insistir en la pertinencia, la necesidad y hasta la urgencia de que América Latina cuente con una red digital soberana.

AC: Existen algunos países como China, Rusia e India que producen infraestructura tecnológica para esta interconexión y en lo político están mucho más alineados a los intereses del pueblo cubano. China es el gran financiador del mundo, creo que el camino es por ahí.

Fuente: Cachivache Media.

Obama en La Habana: Cuentas pendientes que impiden un acercamiento pleno

Posted on

 

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, viaja a Cuba de visita oficial entre el 20 y el 22 de marzo. Se trata de un hito histórico, ya que será el primer mandatario norteamericano que vaya a la isla en más de 80 años.

Esta visita será posible gracias a que, en diciembre de 2014, ambos países enterraron el hacha de guerra después de más de 50 años de enfrentamiento político e ideológico. Tras este avance, en julio de 2015 restablecieron sus relaciones diplomáticas de manera oficial. A partir de entonces, comenzó ‘el deshielo’ en otros apartados, como el turismo, la comunicación aérea y los sectores financiero y comercial. Además, Cuba ya no integra la lista de países que patrocinan el terrorismo.

Sin embargo, aún existen algunos obstáculos que impiden el acercamiento pleno entre La Habana y Washington, como el bloqueo económico de EE.UU. contra Cuba, el territorio de la base naval de Guantánamo o la ley de ‘pies secos, pies descalzos’.

En cualquier caso, la normalización completa no será posible mientras que las autoridades norteamericanas no eliminen, una por una, las leyes unilaterales que impiden el desarrollo económico de la isla.

“Cincuenta años de aislamiento de Cuba no han conseguido promover la democracia y nos han hecho retroceder en América Latina”.
Barack Obama, presidente de EE.UU.

Leyes anticubanas

Pese a la suavización del régimen de sanciones que ha comenzado el presidente Obama, aún quedan varias leyes importantes que forman parte del embargo unilateral de Estados Unidos contra Cuba, sin cuyo levantamiento será imposible alcanzar logros esenciales en el proceso de normalización.

Por ejemplo, en 1992 EE.UU. adoptó la llamada ley Torricelli que, además de establecer medidas para limitar el transporte marítimo a Cuba, prohibe el comercio con el país caribeño a las empresas subsidiarias de compañías estadounidenses establecidas en terceros países.

Esta iniciativa se reforzó con la ley Helms-Burton, aprobada el 12 de marzo de 1996 por el Congreso de EE.UU., supuestamente para lograr la libertad y la solidaridad democrática cubanas. Se trata de una norma que incluye sanciones adicionales contra empresas extranjeras que mantengan relaciones comerciales con Cuba. Como consecuencia de ello, los buques que transportan mercancías desde o hacia la isla no pueden entrar en los puertos estadounidenses. Al mismo tiempo, los norteamericanos dejaron de asignar dinero a las instituciones financieras internacionales que aportan fondos a Cuba y señalaron su “desacuerdo con la presencia de instalaciones de inteligencia rusas (base de Lourdes)” en el país caribeño.

El problema migratorio

El 2 de noviembre de 1966, EE. UU. aprobó la Ley de Ajuste, que estableció las reglas para que cualquier cubano que pise territorio estadounidense pueda solicitar la residencia permanente tras pasar un año en el país.

Esta política genera una gran indignación entre las autoridades de Cuba, porque estiman que estimula las salidas ilegales de sus ciudadanos y la inmigración clandestina.

Además, esta ley también ha provocado que cientos de personas murieran ahogadas al tratar de cruzar el estrecho de Florida.

Guantánamo

La base naval en la bahía de Guantánamo ha sido un eje de discordia entre La Habana y Washington desde la Revolución cubana de 1959. EE.UU. posee esas instalaciones desde 1903, cuando firmó un contrato bilateral de arrendamiento que estableció que solo puede cerrarse con un acuerdo entre ambas partes.

Los norteamericanos pagan 4.085 dólares anuales por el alquiler del recinto, un dinero que Cuba se niega a aceptar porque insisten en que los militares estadounidenses deben abandonar el lugar, pero la Casa Blanca hace oídos sordos a esta reclamación.

“Es imperativo que el Gobierno de EE.UU. elimine todas políticas del pasado que afectan al pueblo y a la nación cubana”.
Raúl Castro, presidente del Consejo de Estado de Cuba

El mes pasado, durante una audiencia en la Comisión de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes de EE.UU., su secretario de Estado, John Kerry, descartó que exista un plan para devolver el territorio de Guantánamo a Cuba y añadió que se opondría personalmente a cualquier propuesta en ese sentido.

Estas palabras coinciden con la opnión del portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, quien por esas fechas recordó que su país no considera esa opción e insistió en que “lo hemos reiterado muchas veces”.

Pese al plan de Obama para clausurar la prisión que albergan las instalaciones, EE.UU. desea mantener su base naval en la bahía de Guantánamo, según afirmó en febrero el secretario de Defensa norteamericano, Ashton Carter, porque “está situada en un lugar estratégico, nos pertenece desde hace tiempo y nos resulta importante”.

Reparaciones

El Gobierno cubano exige que Estados Unidos le indemnice por el daño económico generado por los más de 50 años de embargo económico contra la isla. Cuba vs. Bloqueo, el sitio del país caribeño que denuncia el bloqueo de EE.UU., presentó un informe de 2014 en la Asamblea General de la ONU en el que consideró que el perjuicio acumulado es superior a un trillón de dolares.

“Se adeuda a Cuba las indemnizaciones equivalentes a daños, que ascienden a cuantiosos millones de dólares”.
Fidel Castro, líder de la Revolución Cubana

Al mismo tiempo, diferentes empresas y particulares norteamericanos demandan recompensas por la expropiación de sus propiedades que realizó el Estado caribeño tras la Revolución cubana, que tenían un valor estimado de alrededor de 2.000 millones en dólares de 1960.

Injerencia democrática

El Gobierno cubano quiere que Washington reconozca su forma de “democracia participativa” y abandone sus programas subversivos encubiertos en la isla.

“La promoción de la democracia ha sido uno de los aspectos más polémicos en la política de EE.UU. hacia Cuba y uno de los más contraproducentes”, valoró el excoordinador de Inteligencia Nacional estadounidense para América Latina, Fulton Armstrong, entrevistado por Cubadebate.

A su vez, el periodista y analista de temas internacionales, Reynaldo Taladrid, identificó un peligro que puede dar al traste con todo lo que se ha avanzado entre los dos países en el terreno diplomático: “que se condicione lo que debe ser la normalización de relaciones entre dos estados independientes, soberanos y vecinos a que uno le imponga al otro cómo deben ser los asuntos internos de ese Estado”.

“Si la balanza se inclina mucho hacia el lado de imponer desde afuera un modelo político a Cuba, eso dificultaría y atrasaría todo, porque el Gobierno cubano se va a defender de esa intromisión en sus asuntos internos y, por lo menos, va a atrasar o congelar el proceso”, advirtió Taladrid, citado por Radio Internacional de China.

Fuente: RT Actualidad.

Pánfilo cuenta a RT los detalles de la viral conversación telefónica con @Potus

Posted on

El popular humorista cubano Luis Silva, quien interpreta al personaje de Pánfilo, ha revelado en exclusiva a RT que el mandatario estadounidense improvisó una parte del guion previamente elaborado.

7311

“El presidente Obama se tomó la licencia de salirse un poco del guion”, ha declarado el popular humorista cubano Luis Silva, quien interpreta al personaje de Pánfilo, en exclusiva para RT. Silva cuenta que después de que el presidente estadounidense enviara su parte de la conversación telefónica para ser posteriormente editada en Cuba, todo el equipo se sorprendió al ver que había agregado “no me digas, ¡qué bola!”.

El humorista revela que, al estar ya filmada la parte en la que conversa al otro lado de la línea con Obama, tuvieron que editar el vídeo y añadir en ‘off’ un “pues te digo, qué bolá” de Pánfilo como respuesta a la improvisación de Obama, y fue así cómo quedó en el vídeo difundido por la Embajada de EE.UU. en Cuba y publicado en la página web oficial de la Casa Blanca.

La Casa Blanca estuvo siempre al tanto de los detalles de cómo se iba a hacer la llamada y el guion. Siempre hubo una total transparencia en ese sentido

“La embajada de EE.UU. en Cuba me llama para informarme de esta idea que se tenía de concertar un encuentro entre el presidente Obama y Pánfilo y de manera general el programa ‘Vivir del cuento'”, explica Silva, añadiendo que cree que la idea existía desde hace tiempo debido a las recurrentes ocasiones en las que Pánfilo alude al mandatario estadounidense diciendo que le va a llamar o que le dieron su teléfono, pero siempre comunica.

“La Casa Blanca estuvo siempre al tanto de los detalles de cómo se iba a hacer la llamada y el guion. Siempre hubo una total transparencia en ese sentido”, añade.

Asimismo, Silva confiesa que, a pesar de estar muy contentos, no estaban “preparados para que de pronto las redes sociales se hayan disparado y estar ahora mismo en todos los periódicos del mundo”.

“Creo que lo más importante es el reconocimiento a este espacio, a siete años de mucho trabajo, de hacer un humor muy fino, un humor respetuoso, un humor que no tenga límites, que toque cualquier arista de la sociedad y de la vida cotidiana”, indica.

El presidente estadounidense y su familia han llegado a Cuba este domingo para una visita oficial de tres días, que forma parte de la normalización de las relaciones con el antiguo adversario de la época de la Guerra Fría. Se trata de una visita histórica, ya que es la primera de un jefe de Estado de ese país en más de 80 años. El único y último presidente de EE.UU. en el ejercicio del cargo que visitó la isla fue Calvin Coolidge en enero de 1928.

Fuente: RT Actualidad.

OSTRACISMO o ¿HASTA CUANDO? (+Correo del lector) #Cuba

Posted on

Recibo en la mañana esta nota de un lector habitual del blog  y que hoy quiere compartir su criterio con respecto al post del lunes 7 de marzo. Un post perderá su cubanía por las censuras de su Ministerio” 

Sin mas lo dejo e invito a que tengan el suyo.

Exclusivo para Julio César M. editor de Kokacuba.

 

Correo del Lector y profesor del Departamento de Ciencias Jurídicas

Muy buena tu entrada sobre el colimador, esta es mi respuesta:

A veces me pregunto donde queda el cumplimiento del PRINCIPIO DE LEGALIDAD establecido por las Leyes cubanas. ¿Lo conocerán las personas que ahora toman la decisión de “quitar por un bien” el colimador?. Creo que nuevamente estamos en presencia del llamado OSTRACISMO, sólo que esta vez de una forma más renovada y aparentemente inofensiva. ¿En un final, causa daño el colimador?¿ Por mostrar verdades que no sé por qué razón las esconde la televisión? ¿Comentarios duros? ¿ Realidades a esconder?. Siempre digo que la lucha interna del pueblo cubano contra el cambio de mentalidad ha sido más duro que miles de batallas juntas. ¿HASTA CUANDO? Hasta que nos demos cuenta que “la verdad” aunque se censure, sale a flote. Que con esas acciones sólo lograr que la POBLACIÓN desconozca cada vez más el verdadero significado de Democracia. Uno de los rasgos que caracteriza a todo Estado es el PODER POLÍTICO PÚBLICO, pero la cosa está en que ese PODER no se use en detrimento de la población y sí a favor. ¿Censuras por no pensar iguales? Estoy seguro que se ataca de forma directa uno de los elementos esenciales de todo ESTADO, LA POBLACIÓN.

¿Los que censuran hoy dominan el texto de la Constitución? ¿La han leído? Su artículo 53 es claro cuando afirma que se reconoce a los ciudadanos libertad de palabra y prensa conforme a los fines de la sociedad socialista.  ¿Ser precisos, claros y hablar sin rodeos es atentar contra los principios de la sociedad socialista? LOS QUE REALMENTE ATENTAN SON LOS QUE SIN CAUSA PRECISA CENSURAN.

Cabe preguntar: ¿Miedo? Cualquiera que sea la respuesta no cambiará el destino del colimador. PERO HA JUZGAR POR SU ACTITUD, BIEN LEJOS ESTÁN DE PONER EN ALTO EL TALENTO POLÍTICO DE LA NACIÓN.  La frase del siempre querido FIDEL toma de nuevo vigencia absoluta: LA HISTORIA ABSOLVERÁ LOS HECHOS.

Ahora, para completar esta obra de teatro y baje el telón, censuren también mi comentario, de todas formas otras plataformas lo harán notorio.

“O nosotros somos capaces de destruir con argumentos las ideas contrarias, o debemos dejar que se expresen”

Lic. Yuliesky Amador Echevarria

Departamento de Ciencias Jurídicas

Universidad de Artemisa

Un Blog perderá su cubanía por las censuras de su Ministerio. #Cuba #AsíEstamos

Posted on

Otro Blog se cierra o dejara de publicar en o desde Cuba porque la pelea es de león para mono (y el mono amarrao).  Siguen los aguaceros de funcionarios – políticos o cuadros como les gustan llamar acá – que hacen caso omiso al discurso del Presidente de la República, que en varios momentos se le ha escuchado decir que cada ciudadano debe criticar, señalar y corregir los males sociales. El discurso no parece ser para los funcionarios porque estos interpretan a su antojo.

Pues no es el único caso que escucho en menos de un mes de que quieren tronar a alguien por dar su opinión – a lo mejor es porque no es hijo de papá -. Lamento la noticia, pues el cambio es brusco, perder la condición de Cubava.cu, es perder autenticamente su cubanía. Tendrá que migrar a la plataforma tradicional de Wordpress.com para entonces expresarse.

Por esto y por otras tantas razones me solidarizo con Ruslán y con aquellos otros amigos que perdieron su blog en esta plataforma.

Julio César M. editor de Kokacuba.

 

Hasta aquí he llegado

Las peticiones de que estoy siendo objeto por parte de los funcionarios que vigilan la plataforma Cubava me obligan a tomar la decisión de dejar de escribir en este blog:

Hace un par de días recibí un mensaje en que se me informaba que algunos comentarios habían sido señalados por el Ministerio como problemáticos y que violaban las condiciones de uso de Cubava. Como no se puede discutir con el que tiene la pistola (como dice un buen amigo mío) y no tengo, además las ganas de hacerlo, he decidido recesar mi labor como bloguero.

Siempre he tratado, a mi juicio, de cumplir con lo establecido por Cubava y he exigido por su cumplimiento; curiosamente, para algunos nunca será suficiente… y una vez que estás en la lista, estás en la lista.

No los critico, porque cada cual tiene sus responsabilidades y las cumple como mejor le parece, según su raciocinio y convicciones. Pero si la continuación de este espacio exige que haga concesiones de principios – y diga diego donde dije digo, o elimine comentarios que en un momento aprobé, no por compartirlos, sino porque pensaba que en nada dañaban el prestigio de la Revolución y nuestros dirigentes y, por el contrario favorecían el debate al que nos ha llamado el Presidente de la República – entonces no puedo seguir con El Colimador y es mejor dejarlo ahora.

A Cubava le deseo la mejor de las suertes, siempre la he defendido y lo seguiré haciendo (nada cambiará eso); sólo lamento que poco a poco el espacio se vaya viendo reducido a la bobería farandulera y la genuflexión descabezada (si es que semejante cosa puede ser).

Los contenidos publicados permanecerán visibles hasta que el blog caduque por inactividad o la administración lo cierre por cualquier razón. Aunque tengo un impulso de eliminarlo ahora mismo no lo hago para que algunos no vayan hablando boberías y pensando lo que no es y porque, hay aquí entradas que no me pertenecen y sobre las que no tengo el derecho de tomar decisiones.

Gracias a todos los que me honraron con sus comentarios a lo largo de estos cinco años. Nos encontraremos por ahí.

Un gran abrazo, y ya vendrán mejores tiempos.

Ruslán Olivares Cúcalo

Tomado del Blog El Colimador.