Dormir fresco cuando el calor aprieta, ¡sí, se puede! 10 consejos para lograrlo

Posted on Actualizado enn

La clave para un buen descanso está en la temperatura corporal, si no logramos desprendernos del calor de nuestro cuerpo, nos costará mucho conciliar el sueño.

Estas son las medidas que debes tomar para combatir el calor y dormir a pierna suelta toda la noche.

1. Mantén tu cuarto a oscuras el mayor tiempo posible. Es la mejor manera de evitar el calor excesivo en las habitaciones. Si los rayos del sol inciden directamente sobre tu habitación, se irá calentando progresivamente.

Baja las persianas durante las horas de mayor calor, pero no hasta abajo del todo. Abre la ventana y deja las rendijas de las persianas abiertas para que entre aire del exterior.

2. Mete las sábanas en la nevera. Dobla las sábanas, mételas en una bolsa de plástico y déjalas en la nevera durante las horas previas al sueño en la nevera. Sácalas una hora antes de irte a la cama. Puedes hacer lo mismo con el pijama.

3. No te acuestes desnudo. Dormir sin pijama no te hará estar más fresquito. De hecho, dormir sin ropa impide que se evapore la humedad entre el cuerpo y la superficie en la que se descansa provocando una mayor sensación de calor.

Las prendas de licra y otros tejidos sintéticos no permiten que la piel transpire y se suda más. Un pijama de algodón es lo más recomendable.

4. Dúchate con agua templada. El agua a esa temperatura ayuda a tener una sensación de frescura más duradera. Es importante que respetes esta norma: el agua tiene que estar tibia, no demasiado fría (ni muy caliente) porque el cuerpo generará calor.

5. Coloca las muñecas bajo el chorro de agua fría durante un minuto. Las manos tienen una gran cantidad de venas. Meterlas en agua es una manera eficaz de enfriar la sangre, que al mismo tiempo ayuda a refrescar todo el cuerpo.

6. Mantén los pies frescos; el calor entra por estas extremidades. Hay quien aconseja mojar unos calcetines, escurrirlos muy bien y ponérselos cuando todavía estén húmedos, no mojados. Si esto te resulta desagradable, lávate los pies antes de dormir o mántenlos fuera de la cama.

7. Cena ligero. En verano se recomienda tomar alimentos ricos en agua como las frutas y las verduras. Un gazpacho o una ensalada siempre sientan bien. Evita a toda costa las grasas saturadas y carnes rojas, necesitan mucha agua para su digestión y el cuerpo tiende a deshidratarse.

8.Usa bien el aire acondicionado, y si no tienes coloca un ventilador en la habitación que refresque el ambiente. Dirige el ventilador hacia las ventanas para impedir que entre el bochorno o coloca un recipiente lleno de hielo o de agua muy fría delante de las aspas para que el aire sea más fresco. Una sábana mojada colgando de las ventanas también ayuda.

Si consigues que el aire te dé (de refilón) en la cara mucho mejor, ya que las mejillas pueden llegar a liberar gran parte del calor acumulado por el cuerpo. Eso sí, no debes colocarlo frente a ti sino de forma indirecta.

Recuerda que la temperatura óptima para dormir oscila entre los 20 y 22 grados, por lo que nunca debes poner el aire acondicionado a una temperatura inferior.

9. Duerme de lado (y a ras del suelo), con esta postura se consigue que una menor superficie de nuestro cuerpo esté en contacto con las sábanas.

10. Si tu casa tiene varias plantas, ve pensando en trasladarte al piso inferior o al sótano. Cuanto más abajo mejor, ya que las plantas inferiores suelen ser los lugares más frescos de una vivienda puesto que el aire caliente tiende a ascender.

Fuente: Yahoo!.

2 comentarios sobre “Dormir fresco cuando el calor aprieta, ¡sí, se puede! 10 consejos para lograrlo

    camarero escribió:
    julio 6, 2015 en 9:53 pm

    y en la número 10 yo diría mejor que los espacios inferiores tienen menos exposición al sol… de principio y como más elemental tienen la cubierta “ocupada”, eso da una ventaja sobre los espacios superiores aunque la ventilación puede hacer cambiar la relación, no es absoluto… otra manera es poner macetas en el piso exterior si es de otro material… las plantas dan sombra y hay un área al menos que es de tierra y barro…

    aleidartemisa escribió:
    julio 7, 2015 en 10:57 pm

    Un baño tibio antes de ir a la cama para mí es suficiente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s