Día: junio 17, 2015

El caso Nolberto llega al cine

Posted on

Carlos Melián. Foto: Cortesía del entrevistado
Carlos Melián. Foto: Cortesía del entrevistado

El joven cineasta cubano, Carlos Melián, prepara su primer largometraje tras haber participado en varias ediciones de la muestra de jóvenes realizadores, con obras des­tacables y arriesgadas como  5 minutos, Reunión de padres y Pizza de jamón.

“El caso Nolberto llegó a mí porque quería hacer un filme que le gustara a mi papá, es decir una pe­lícula donde sucedieran cosas, proyectada más bien hacia un espectador medio. Por otra parte siempre he sido aficionado a la novela negra de Raymond Chandler y Dashiel Ham­met, a ese héroe de-sencartonado, que creo está muy cercano a mí y a la realidad cubana actual. Quería diseñar un personaje que sobre todo siempre estuviese en una posición ética hacia su entorno, y en ese sentido el género noir tiene mucho potencial”, afirma este pe­riodista y realizador desde su ciudad natal, San­tiago de Cuba.

—¿Puedes adelantarnos el argumento de la película?

—Se trata de un investigador institucional, expolicía, al que le en­cargan encontrar a una mujer que se tenía como trabajadora intachable, y que ha desaparecido. Nol­berto, mi investigador, en un acto de fe, confía en que ella no se ha ido de la ciudad como los demás, y no está equivocado, solo que en la marcha de la película va encontrando que no era tan buena como pensaba. Pero tan poco era esencialmente mala. Ahora mismo el pro­­yecto está en fase de desarrollo y reescritura del guion gracias a un apoyo recibido en la Sección Ha­cien­do Cine de la 14 Muestra Joven del Icaic.

—Realizar el primer largometraje es una decisión muy importante en la carrera de cualquier cineasta. ¿Qué te impulsó a dar ese paso?

—Luego de Pizza de jamón pen­sé que el formato de corto no me permitía desarrollar toda la complejidad que necesitaba. En una película me gusta más indagar en el alma del personaje, que decir algo que ya sé. Las cosas que ya sabemos son muy cerradas, muy pobres, prefiero lo que no conozco. Indagar en aquella película, por ejemplo, me costó que no me quedara como corto ni como largo, y al final tuve que sacrificar material y se sintieron esas carencias. En general el corto dejó de serme atractivo.

—¿Qué crees que haya aportado realmente a tu formación la muestra de jóvenes realizadores?

—Buena parte de lo que soy ha sido gracias a la Muestra y me gusta defenderla por eso. No soy graduado de cine de ninguna de las escuelas y facultades cubanas, así que este fue el espacio que tuve para ver, hacer contactos, aprender a conformar proyectos y a soñar con que podría dedicarme a esto aun siendo de provincia y desde provincia.

—¿Qué significa ser hoy un cineasta joven en Santiago de Cuba?

—En Santiago de Cuba hay mu­cho desconocimiento sobre las disciplinas que rodean al audiovisual específicamente hablando de cortos y largos de ficción, y de documental también. Entre las otras artes los realizadores somos minoría entre la minoría. Creo que incluso en la misma TV local se manifiesta la carencia de una Facultad de las Ar­tes de los Medios de Comu­ni­cación. En mi caso siempre he necesitado de profesionales que he traído de La Habana, porque el mundo actual exige elaborar productos competitivos que revelen calidad técnica, y que puedan recuperar, al menos, la inversión hecha. Me preocupa establecer siempre un enfoque responsable hacia la profesión, buscando que sea sostenible, algo que está a tono con los propios lineamientos que Cuba se impone ahora. Creo que hace falta incentivar la cultura de la realización en todo el país, el imaginario de esas zonas, es un patrimonio que está virgen, sin voceros portadores. Santiago, en este caso, es una ciudad muy interesante, con mucho potencial.

—¿Percibes diferencias entre ha­­cer cine en el oriente cubano y la capital?

—Hay una diferencia bastante interesante. El audiovisual que se hace en provincias es más libre y diverso en cuanto a los temas. His­torias que son inimaginables, por ejemplo, entre los jóvenes realizadores de la capital. Muchas de las historias que cuenta, por ejemplo, el Movimiento Au­diovisual de Nuevitas, Camagüey, tiene que ver con historias que se cuentan en esas propias comunidades. En Villa Clara hay otro brote de realizadores, pero de animación. En Puerto Padre, Las Tunas, vive uno de los mejores animadores que tiene Cuba ahora mismo, Marcos Menéndez, con premios y reconocimientos internacionales. A veces aun cuando el resultado final es muy pobre, los filmes de provincia tienen fuerza, personalidad. Esto me parece un comportamiento social muy interesante, por una parte revela desatención institucional, pero por otra revela libertad, creatividad.

—¿Para cuándo crees que estará listo El caso Nolberto?

—El guion está bastante adelantado. En general creo que será una batalla dura hacerla. Primero porque la quiero hacer en Santiago, y eso no será fácil, hay que enamorar a funcionarios tanto de aquí como de allá que se van a ver ante una situación nueva. En segunda porque necesito fondos para hacerla y con mi distancia de la capital será difícil acceder a ellos. En tanto es necesario hacerla en Santiago porque es sobre un hombre que no quiere abandonar su ciudad. La emigración de profesionales es una sangría que el interior del país sufre mucho más. Este proyecto, la creación de puestos laborales que creará, será nuestra forma de responder a este fenómeno, así que es mu­cho más que una película.

 

Fuente: Granma.

Terroríficos mapas de la #NASA: la Tierra sin agua y Catastróficas consecuencias en el cambio climático

Posted on

Los acuíferos subterráneos más grandes del mundo, que son fuente de agua dulce para cientos de millones de personas, se están agotando a un ritmo alarmante, según nuevos datos proporcionados por satélites de la NASA. Un mapa de la agencia muestra cómo el planeta se está quedando sin agua.

Se estima que 21 de los 37 acuíferos subterráneos más grandes del mundo, que se ubican en regiones que van desde la India y China hasta EE.UU. y Francia, han pasado sus puntos de inflexión de sostenibilidad, informa ‘The Washington Post‘. Según científicos de la NASA, esto significa que fue extraída más agua de la fue repuesta durante el período de estudio que duró una década, desde 2003 hasta 2013.

Los datos de satélites de la NASA conformaron la primera evaluación detallada para demostrar que los principales acuíferos realmente están dando batalla para mantener el ritmo de las demandas de la agricultura, las poblaciones en crecimiento, y de industrias como la minería. “La situación es bastante crítica”, afirma Jay Famiglietti, científico de la NASA. Según él, los problemas con el agua subterránea se ven agravados por el calentamiento global.

Los acuíferos subterráneos suministran el 35% del agua utilizada por los seres humanos en todo el mundo. Los más problemáticos se encuentran en regiones pobres y densamente pobladas, como en el noroeste de la India, Pakistán y el norte de África.

El acuífero del mundo que presenta más dificultades —que está sufriendo un agotamiento rápido con poco o ningún signo de reabastecimiento— es el Acuífero Árabe, una fuente de agua utilizada por más de 60 millones de personas. Le siguen la cuenca del Indo en la India y Pakistán, y la cuenca del Murzuk-Djado en Libia y Níger.

Fuente: RT Actualidad.

 

Catastróficas consecuencias en el mundo por el cambio climático

La NASA ha lanzado nuevos datos que predicen la temperatura y las precipitaciones, lo que permite a los científicos estimar las consecuencias del cambio climático para diferentes pueblos y ciudades. Un impactante mapa publicado por la agencia muestra grandes áreas que en julio de 2100 superarán los 45 °C.

Nuevos datos publicados por científicos de la NASA revelan cómo los patrones de temperatura y de las precipitaciones de todo el mundo pueden cambiar para el año 2100. Utilizando predicciones del cambio climático basadas en el aumento de los niveles de dióxido de carbono, los datos muestran lo que puede ocurrir con el clima en distintos pueblos y ciudades, informa ‘The Daily Mail‘.

En ese sentido, parece que para finales de siglo, el mundo podría ser un lugar mucho más caliente. En julio de 2100, los niveles de dióxido de carbono en la atmósfera alcanzarán 935 partes por millón (ppm). Para comparar, a principios de este año los niveles de dióxido de carbono alcanzaron 400 partes por millón.

Y si a finales de siglo el dióxido de carbono en la atmósfera aumentara más del doble, gran parte de África, América del Sur y la India tendrán que soportar temperaturas máximas promedio de más de 45 °C. Las temperaturas de verano en Jerusalén, Nueva York, Los Ángeles y Bombay también podrían alcanzar estos niveles. Por su parte, Londres podría experimentar temperaturas medias de 20 °C y en julio, París podría tener temperaturas promedio de 30 °C.

Fuente: RT Actualidad.