Día: febrero 19, 2015

Resumen de la propuesta de Bases y Prioridades de Informatización. #Cuba #TICSCuba (+PDF)

Posted on

Para aquellos amigos y otros que no pudieron visualizar el foro del taller y preguntaban por algún articulo o algo parecido, para los que querían un documento del I Taller Nacional de Informatización y Ciberseguridad,  acá les muestro lo que se esta cocinando por estos días.

Que empiece el debate y se caliente la red!!

KokaCub@


 

19.2.2015

RESUMEN DE LAS BASES Y PRIORIDADES PARA EL PERFECCIONAMIENTO DE LA INFORMATIZACIÓN DE LA SOCIEDAD EN CUBA.

Principios fundamentales

1. La defensa política y la ciberseguridad frente a las amenazas, los ataques y riesgos de todo tipo.

2. La sostenibilidad y soberanía tecnológica.

3. La preservación y el desarrollo del capital humano asociado a la actividad.

4. La informatización en función de desarrollar y modernizar coherentemente todas las esferas de la sociedad y apoyo a las prioridades del país.

5. La integración de la investigación, desarrollo e innovación con la producción y comercialización de productos y servicios.

6. La utilización y el acceso masivo de los ciudadanos a los servicios soportados sobre las TIC.

Ejes estratégicos

I. Capital Humano: Trabajar por satisfacer las necesidades de los especialistas que garantizan la sostenibilidad de las TIC, sobre la base de la superación profesional, el acceso a las tecnologías, el desarrollo del teletrabajo y el estímulo a los resultados, entre otros; priorizar el estudio de las TIC en la enseñanza de pregrado y postgrado; crear una organización social que agrupe los profesionales de las tecnologías de la informática y la comunicación.

II. Infraestructura y equipamiento: Impulsar la integración de los servicios de telefonía, televisión y datos utilizando las redes fijas y móviles; conformar una red nacional de centros de datos, garantizar la expansión constante de la infraestructura de telecomunicaciones que permita generalizar el uso de internet; impulsar el despliegue de la banda ancha en el país; incrementar la comercialización de equipamiento informático con precios asequibles e implementar programas de renovación tecnológica que favorezca la reducción de la obsolescencia.

III. Gobierno y comercio electrónico: Impulsar el desarrollo de soluciones informáticas que simplifiquen los procesos y trámites administrativos; fomentar los servicios en línea; desarrollar el comercio electrónico en el país; crear las bases legales, técnicas y organizativas que garanticen la plena autenticación de los ciudadanos en condiciones de seguridad.

IV. Contenidos, aplicaciones y servicios: Ampliar las capacidades y el uso de internet por la población; impulsar la incorporación de las TIC en los servicios a la población y en los sectores productivos del país; fomentar el desarrollo de soluciones informáticas propias y seguras, preferentemente en plataformas no propietarias, estimular la generación de contenidos; fortalecer la industria nacional de soluciones informáticas; establecer un sistema de certificación que garantice la calidad, seguridad e interoperabilidad de las aplicaciones informáticas.

V. Ciencia y Educación: Perfeccionar la vinculación de los centros de investigación – universidades y entidades productivas; actualizar los programas nacionales de educación para asimilar adecuadamente el desarrollo de las nuevas tecnologías; estimular el ingreso a carreras relacionadas a las ciencias básicas y las ingenierías.

VI. Economía, Modelo de Negocio y Sostenibilidad: Impulsar las exportaciones de servicios y productos informáticos; establecer modelos de negocios entre el operador de telecomunicaciones y los proveedores de servicios y aplicaciones que favorezcan la producción de contenidos; implementar política de precios de manera que favorezca el uso de la infraestructura y los servicios asociados a las TIC a partir de la utilización masiva por los ciudadanos; fomentar el desarrollo de la empresa estatal informática en armonía con las formas de gestión no estatales.

VII. Seguridad Tecnológica: Fortalecer la ciberseguridad y contrarrestar la actividad enemiga, delictiva y nociva con el empleo de las TIC; potenciar la protección de los sistemas tecnológicos; establecer e implementar políticas de Seguridad Tecnológica; desarrollar soluciones informáticas que garanticen la gestión de esta.

VIII. Marco Legal: Actualizar la legislación vigente; conformar el marco regulatorio que garantice impulsar, promover y desarrollar el uso de las TIC; actualizar las regulaciones referidas a la propiedad intelectual y el derecho de autor en aquellas materias vinculadas a las TIC.

IX. Cooperación Internacional: Potenciar la colaboración internacional; favorecer la participación de Cuba en mecanismos multilaterales que permita la adopción de estándares internacionales.

 

Prioridades de informatización.

Como parte del proceso de informatización se ha identificado la necesidad de establecer un Programa Rector de Informatización, que integre y armonice las principales prioridades. Se han identificado cinco categorías de soluciones y dentro de ella se ejemplifican algunas de las aplicaciones fundamentales:

1. Plataformas tecnológicas transversales: Soluciones de carácter nacional y transversal que propician el intercambio de información y datos de forma oportuna, segura y efectiva entre los sistemas y los usuarios finales.

1.1. Registros públicos oficiales.

1.2. Infraestructura de Llave Pública.

1.3. Distribución de código abierto.

1.4. Buscador Web Nacional.

1.5. Plataforma de cobros y pagos en línea.

1.6. Base de Datos del Ciudadano.

1.7. Sistemas de información geográfica (mapas y direcciones).

1.8. Plataforma de Integración de los Sistemas de Gestión de recursos (ERP).

1.9. Sistema de aplicaciones para el servicio de video conferencia y tele presencia.

2. Servicios para el ciudadano: Soluciones destinadas a brindar información de trámites y ofrecer servicios al ciudadano mediante el uso de las TIC.

2.1 Aplicaciones para la actividad de trámites y en general la prestación de los servicios públicos.

2.2 Aplicaciones de gobierno en línea.

2.3 Aplicaciones para el entorno de Internet, principalmente de comercio electrónico.

2.4 Servicios de información al ciudadano.

2.5 Soluciones para la industria del entretenimiento, incluidas las redes sociales.

2.6 Comercialización de los terminales de acceso.

3. Informatización de las organizaciones políticas, sociales y del gobierno: Soluciones encaminadas a mejorar la eficiencia en el funcionamiento de las estructuras estatales.

3.1 Aplicaciones para la actividad financiero – bancaria.

3.2 Aplicaciones para la actividad Jurídica.

3.3 Sistema de portales de información y dirección del Gobierno.

3.4 Sistema nacional de elecciones.

4. Informatización de sectores productivos y sociales de alto interés: Soluciones encaminadas a elevar la eficiencia en aquellas actividades claves desde el punto de vista productivo y social.

4.1 Sistema Integral de Gestión de la Salud Pública.

4.2 Plataformas de educación e información en línea.

4.3 Sistema de información cultural.

4.4 Servicios de consultas mediante envío de mensajes cortos.

4.5 Soluciones en función de los sectores estratégicos de la economía nacional.

5. Defensa, seguridad y orden interior: Se incluyen aquellas soluciones que representan necesidades e intereses para la defensa, seguridad y orden interior.


 

Documento PDF: Resumen de la propuesta de Bases y Prioridades de Informatización.pdf

Pagina y comentarios: MINCOM

FORO: Acceda al foro del Taller

 

Fuente: Ministerio de Comunicaciones.

 

 

Taller de Informatización: Se vale el optimismo (+ video)

Posted on

Taller-Informatización-3-580x385Precedido de una especie de fuego preventivo comenzó el Primer Taller Nacional de Informatización y Ciberseguridad. En la sesión plenaria del evento, a la cual asistieron miles de profesionales del sector, se presentaron las bases generales y principios de la propuesta de política integral para el perfeccionamiento de la informatización en la sociedad cubana. Un programa perfectible, sí, y al cual antes de conocerse ya estaba siendo objeto de críticas exigiéndole, creo, un imposible: complacer a todos.
(Acceda al foro del Taller)

Seguramente los expertos en el tema darán sus consideraciones, mas, siento como un punto de partida alentador las ideas escuchadas en el sentido de establecer sendas simultáneas que permitan no solo mejorar la infraestructura del país en materia de las info-comunicaciones y lograr un acceso cada vez más amplio de la ciudadanía a esa tecnología; también aspira a potenciar las facilidades del gobierno y comercio electrónicos y a elevar los niveles independencia tecnológica y de ciberseguridad.

“Hay mucho por hacer. Se ha trazado una ruta crítica que requiere de mucho trabajo y acciones paralelas. Es como cuando uno se está lavando la boca y al mismo tiempo poner a hacer el café”, me comentó uno de los asistentes mientras escuchábamos la exposición de Wilfredo González Vidal, viceministro de las Comunicaciones.

Y ciertamente el futuro plantea tareas colosales pues hoy la cantidad de usuarios cubanos con acceso a alguno de los recursos de la web apenas roza los tres millones y siete de cada 10 equipos informáticos en este Archipiélagos califica como obsoleto. De hecho Cuba tiene lugar 126 en la escala mundial en cuanto a las condiciones materiales según la Unión Internacional de las Telecomunicaciones (UIT).

Sin embargo la propia UIT ubicó a nuestro país en el puesto 44 al evaluar la calidad y cantidad de habilidades informáticas de la población de las diferentes naciones. Obviamente las bases de la política vista quieren corregir esa brecha y eso, pienso, debe ser apoyado por todos.

Otro asunto reiterado por varios de los ponentes fue la insistencia en no circunscribir los debates al tema de cuantas personas numéricamente puede acceder a Internet, sino de que lo hagan de una manera segura y con calidad también.

No creo que haya sido casual que este Taller ocurra poco después del anuncio estadounidense de ampliar la presencia de sus transnacionales en el ámbito doméstico como una vía de “influir” más en el país. Esos planes que ya están teniendo acciones concretas, son una oportunidad y un escenario complejo para la nación.

Oportunidad porque permitirán estrechar más rápidamente la brecha entre las habilidades informáticas y las capacidades materiales de aplicarlas; mientras que la complejidad está dada porque lidiamos en desventaja tecnológica frente un vecino que ha concebido con claridad y a largo plazo sus intenciones.

Si bien es evidente que el 17D catalizó todo (y hubiera sido suicida no hacerlo) obviamente el proceso de definición del sistema nacional de informática ya venía concibiéndose desde antes. Así lo atestiguan las menciones hechas a los acuerdos con Rusia y China para la transferencia de tecnología, la formación y superación de los especialistas e incluso el eventual establecimiento aquí de ensambladoras de tablets y teléfonos móviles.

El Taller ya estaba siendo blanco de una especia de “preparación artillera”. La profesora Milena Recio se adelantó advirtiendo que “la fragua y diseminación de una Infoutopía será viable solo en escenarios de mayor conectividad a Internet. Las prácticas comunicacionales que se deriven de este acceso deben partir de reconquistar y actualizar la noción de servicio público y deberán dejarse interpelar por el mandato popular. Una estrategia infocomunicacional debe atravesar todos los sectores y dominios de la vida nacional de forma transversal”.

Para logarlo dijo, es preciso que: “1)la comunicación se vuelva algo más que un vehículo para la mera acción reactiva y “concientizadora” en términos comunicacionales e ideopolíticos, 2) la información adquiera un valor primordial en todos los procesos de intercambio dentro del sistema social cubano, 3) ninguna política se defina al margen o a contrapelo o para contener los flujos informacionales en la sociedad, de modo que estos sean el soporte de un crecimiento colectivo sostenible, fundamentado en la soberanía nacional, colectiva e individual 4) cada persona, como sujeto social, sea portadora de una suerte de civismo informacional, y esté comprometida con la creación, la puesta en común y la crítica de la información como base del conocimiento, comprendido este como el más valioso y poderoso articulador de la vida social”

Otros de los cuestionamientos previos y que seguramente se incrementarán se mueven en el orden de la capacidad tomar parte que tengan al menos los partícipes directos en la implementación de un programa que influye en todos los ámbitos de la vida social contemporánea.

A la política propuesta podría objetársele por ejemplo el que esté dando por sentado que el único concepto de seguridad que existe el vinculado a la protección de la información de ataques externos; o sea el blindaje de las redes de los ataques externos o del objeto en sentido directo. Pero ¿y el sujeto? ¿Qué mecanismos se establecerán para proteger la seguridad de la información que la ciudadanía verterá en volúmenes cada vez más crecientes a la red? ¿A dónde podrán reclamar las personas si sienten que han sido vulnerados sus derechos a la privacidad o que su información sensible ha sido empleada con fines de lucro o para la comisión de un delito?

En fin que el debate apenas empieza. Mas, por encima de todas las críticas que merezca la política plateada. Es loable su intensión de darle un sentido y coherencia a la informatización impostergable de Cuba. Eso, creo, es razón suficiente para ser optimistas y participar, para expresarnos en el propósito de construir, no de destruir.

Tomado de Blogosfera Cuba