Mes: noviembre 2014

Despertar. #Camagüey2014

Posted on

Hace muchos años, cuando comencé los Camilitos, me dijeron que ser militar no era un medio de vida, sino un sentido de la vida. Ser bloguero tiene mucho que ver con eso. No hace falta un millón, con un solo me gusta eres rico.

En este último encuentro entendí que los blogueros han crecido. Tal vez ahora digan menos, pero escuchan más. Han compendido que pueden mover el mundo, el tiempo, el espacio…….. porque:

Te despiertas en tu casa en Camagüey y mientras te cepillas los dientes, lees a Mayra García, la activa pinareña. O te despiertas en el medio del monte y te cepillas los dientes, al lado de Mayra.

Te despietas en tu casa y recuerdas haber soñado con tus amigos de la capital. O te despiertas en una litera y a tu lado está el Koka, Camilo, Rodo y el Charlie Melián de la capital del Caribe.

Te despiertas en tu casa y recuerdas haber soñado con el paraiso y 42 vírgenes vestales. O te despiertas en un ballenato con 42 rederos sociales.

Te despiertas en tu casa y recuerdas haber soñado con una hermosa muchacha nadando en una isla deshabitada. O te despiertas en una isla deshabitada, náufrago, sin agua, sin comida. Pero a tu lado está…

La esposa más hermosa que ojos humanos hayan visto.

 

Tomado del blog: Gelen por Cuba.

El derecho ciudadano de quejarse….. y bien. #Asíestamos #Cuba

Posted on Actualizado enn

https://i2.wp.com/manuelgross.bligoo.com/media/users/0/872/images/public/191/complain_people.jpg Vivir con una burocracia es uno de los males más recientes del milenio, pero el derecho a hacer es del ciudadano, que siempre toma el camino más corto y el de menos problemas. La población se ha acostumbrado, en la mayoría de los casos, a dejar todo como está o no importarle el reclamo de sus derechos, ven cualquier asunto como una infeliz pérdida de tiempo. “¡Sabes cuantas veces me he quejado y no ha pasado nada? Llega el momento en que te agotas o te agotan y de los infartos no siempre uno se recupera.” Es un comentario que se escucha en cualquier parte. Me pregunto ¿tenemos derecho a rendirnos de hacer nuestras quejas? ¿Queremos cambiar un sistema y nos cansamos de hacer tantos señalamientos? Si te cansas la burocracia vence. Espero que en ese centro de trabajo hayan tomados medidas disciplinarias por su propio bien y del ciudadano en cuestión. El derecho ciudadano suele perderse por tomar caminos cortos, la periodista optó por el camino más largo pues también es otro de sus derechos. Quejarse … y bien. Julio C. M. editor del blog Kokacub@

A quejarse a la dirección

Mayra García CardenteyMayra García Cardentey Con la actitud desafiante y un dedo pulgar que incitaba a la trifulca, sonsacó aquella interlocutora con semejante frase: «Si no te gusta, protesta. Las quejas al delegado».

Recrear la escena y el lugar resultan, por demás, un contexto trillado y repetitivo: un mal servicio, y la correspondiente exigencia de derechos por parte del cliente. El hecho queda multiplicado en varios espacios: restaurantes, cafeterías, servicios de transporte, instalaciones variadas…Pocos quedan exentos de verse ante un fenómeno de este tipo. Lo que en realidad consterna es semejante actitud de quien debe procurar una postura ética y de prestancia. Por supuesto, y sobra decir, que protesté, con la autoridad competente, ante quien debía tomar las decisiones. «En la oficina del director», como incitó, belicosa, la vulgar empleada. Al mejunje de la situación se unió una frase de mi acompañante que, sin quererlo, confabuló con la reprochable postura: «A la mayoría ni nos escuchan. No importa que patalees; todo queda igual». Pero de casos y cosas está hecho el mundo… y Cuba también. En medio de una sociedad con todos y para el bien de todos, respuestas como la de la empleada deben ser irrepetibles o al menos bien reprensibles. La mayor de las responsabilidades la tenemos nosotros mismos. En ocasiones soportamos, pasivamente, los malos tratos, cuestionables servicios, actitudes denigrantes… La necesidad nos ha hecho parir hijos machos, y algunos se conforman con la corriente: «Para qué las quejas, si poco se resuelve». Y te sirven menos del gramaje, y te irrespetan en la guagua, y te dan el refresco caliente, y te cobran de más, y te maltratan en un servicio que es una conquista de la Revolución, como si solo se tuvieran deberes y nulos derechos que exigir, cual si los productos y prestancias no fueran bien pagados ya sea por bolsillo propio o presupuesto estatal, que sale igual de las arcas del pueblo. A la sazón, están los administradores que apañan a los malos empleados, los directivos que «salvan» las polémicas formas de sus subordinados, y algunos ciudadanos no confían, no discuten y optan por la actitud de los tres monos sabios (no ver, no oír… callar) La población asume, por momentos, una posición de tranquila resignación,  ante la transgresión de sus haberes, inamovible ante la violación de derechos ganados con mucho sudor. Ante tal arraigo perverso de no tomar trabajo en requerir respuestas, inclusive, los que «claudican» y alzan la voz, son ubicados por veces en esa «desagradable especie» de los «protestones», los ridículos, los buscaproblemas. Tal parece, bajo tales eventos, que reclamar lo merecido es herejía. Los oportunistas también tienen lo suyo, y aprovechan la premura, la carencia, la necesidad de las personas, y las instan desafiantes a la queja, cuando incluso hay momentos que «es eso o nada». Todavía recuerdo, entonces, aquella frase malsana e irrespetuosa de la empleada, que incitaba, cual trabajadora inmune, a protestar «si me daba la gana». No sé si la mitad de las veces valga la pena, si las respuestas serán las adecuadas o si las medidas oportunas, pero yo, me quejo… y bien. Fuente: Juventud Rebelde.

LAS SORPRESAS CAMAGUEYANAS. #Camagüey2014

Posted on Actualizado enn

Monumento Ignacio Agramonte. Foto: Julio C. M.
Monumento Ignacio Agramonte. Foto: Julio C. M.

Por: julio C. M. Editor del Blog Kokacub@

La Tuni (María Antonieta, Nube de Alivio), como los amigos la conocen, es de esas emprendedoras cubanas que cuando se proponen algo cumplen (y se pasan). Había tenido el privilegio de cabalgar junto a ella y su tropa de seguidores en encuentros anteriores, para su suerte, contaba con un ejército de amigos leales (blogueros al fin), por lo que las tareas se las repartieron y las complicidades no faltaron, de ahí, salieron las incontables maravillas que tuvimos. A pesar de que no me gustan las sorpresas, las disfrute todas. Pero amen de todo, tuve más de las que imagine tener. Para nadie era un secreto que los coordinadores nos estaban preparando algunas; Camagüey en si misma era una de las grandes, algunos nunca habíamos visitado esta provincia. A nuestra llegada a la terminal de ómnibus nos estaba recibiendo Rauly (Reflexión de Raul) con una caballería dispuesta a cargar con nuestras mochilas, traía dos autos del periódico “Adelante” solo para recibir a los primeros cinco aventureros; entre ellos venia la mismísima directora; una de las almas más fuertes y distintiva que conocí al inicio del día. Pero la “sorpresa extra” que tuve esa mañana fue el sabroso café que nos trajo Raulito, pues fue hecho por su abuelita bien temprano pensando en nosotros, para que describir ese café mañanero. Al llegar al periódico (primera casa que nos abrió las puertas), soltamos nuestros bultos y seguimos tomando más café de la abuelita de todos, pero en Camagüey sentarse no era una opción para los recién llegados, así le llegaba el turno a Yurislenia (Ala y Raíz) quien nos contó con la mayor naturalidad los aspectos esenciales en el mini-recorrido que dimos como toda una historiadora. En realidad cada habitante de esa provincia conoce bien las historias de cada parque o iglesia, lo que los dignifica como personas cultas. Otras de las casas que no podía faltar en la visita era la solemne casa de la UPEC de Camagüey; realmente es pequeña en espacio, pero los que trabajan en ella la hacen majestuosa, se respira amor y letras dentro de la misma, y todo se debe a la capitanía de Yuldis Márquez Díaz; Presidenta de esa unión, que nos llenó de atenciones todo el tiempo. Ya entrada la tarde, en el periódico local estaba recibiendo otra de las sorpresas extras, y era una de las personas que más quería conocer, se trataba de Rebeca Loredo; una protagonista llena de amor y ternura que a cada rato leía en el blog de Carmen Luisa (Mariposa). Las cadenas de incontables maravillas sucedían una tras otra, siempre con una sonrisa de los conspiradores; satisfacción que compartía junto a ellos, pues todo lo que estaba bien planificado se materializaba. El Paseo por el casco histórico, la aparición del Kike en plena calle (estaba trabando), el encuentro entre periodistas y blogueros , el apagón inesperado del Turquinauta, la fiesta en la casa de la trova, la visita de Jorge Luis Tapia Fonseca; primer Secretario del PCC de la Provincia (maximo colaborador de la Guerrilla), el café en la casa de AHS, el encuentro con Jorgito, la sabrosa miel en casa del guajiro Ortelio y su esposa, el helado Copellia del avioncito (helado de verdad!!), las casas de campañas, el hoyo de Bonet, los cocodrilos, el bembé, el paseo en barco a los ballenatos y el atardecer en nuevitas, la playa de Santa Lucia, el hotelito de la facultad de ciencias médicas, la suma de blogueros nuevos, el ómnibus K, y Camagüey. Hay veces que el universo conspira en tu ayuda y todo sale a pedir de boca, pero todo se dio gracias al esfuerzo y motivación de la tropa agramontina. A cada rato la Tuni me avisaba que había más sorpresas, todo lo era hasta lo que no aparecía, fíjense que por si faltaba algo, una de las extras fue el haberme encontrado a Jorge Enrique Jerez Belisario (JorgitoXCuba) en la terminal rumbo a La Habana para partir hacia Alemania, me le acerque, di las buenas noches y le entregue mi última tarjetica de presentación (solo tenía 2), me sonrió y asintió en agradecimiento contestándome “no te vayas, yo quiero darte la mía”, así fue como obtuve otra de las sorpresas inesperadas. En el regreso me preguntaba, ¿Habrá sido obra de Tuni?, pero como ya había dicho, el universo a veces conspira a tu favor y te regala sorpresas extras.

Miel en casa del guajiro Ortelio y su esposa. Foto: Carlos E. Escalona Marti
Miel en casa del guajiro Ortelio y su esposa. Foto: Carlos E. Escalona Marti
Guerrilla de Blogueros Camagüey 2014. Foto: Carlos E. Escalona Marti
Guerrilla de Blogueros Camagüey 2014. Foto: Carlos E. Escalona Marti
Paseo en barco a los ballenatos. Foto: Carlos E. Escalona Marti
Paseo en barco a los ballenatos. Foto: Carlos E. Escalona Marti
Cocodrilario. Foto: Carlos E. Escalona Marti
Cocodrilario. Foto: Carlos E. Escalona Marti
Playa Santa Lucia. Foto: Carlos E. Escalona Marti
Playa Santa Lucia. Foto: Carlos E. Escalona Marti
Guerrilla de Blogueros Camagüey 2014. Foto: Carlos E. Escalona Marti
Guerrilla de Blogueros Camagüey 2014. Foto: Carlos E. Escalona Marti

El vuelo de las gaviotas (+Fotos) #Camagüey2014

Posted on Actualizado enn

 

Las gaviotas revoletean sobre el mar. Alzan el vuelo. Baten sus alas contra el viento. Bajan en contrapicado en busca de algún pez. Algunas se mantienen sobrevolando. Otras descansan sobre los viejos pilotes que quizás sirvieron para amarrar barcos en un muelle ya desaparecido. Otras caminan sobre la orilla del risco.  El escenario: Playa Santa Lucía, en Camagüey.

Las gaviotas adornan esta playa. El paisaje natural lo convierten más pintoresco y armonioso. Quizás el escritor norteamericano Ernest Hemingway cuando recorría en su yate El pilar estas aguas vio gaviotas. Quizás las gaviotas lo acompañaron en sus correrías de caza o pesca o en su búsqueda de submarinos alemanes durante la II Guerra Mundial. Quizás las gaviotas lo inspiraron a escribir su novela autobiográfica Islas en el Golfo.

Quizás yo también descubrí gaviotas. Seguí sus pasos, su vuelo. Quizás yo quise volar con sus alas y ellas me enseñaron que se puede volar sin alas. (Texto: Lis García. Fotos: István Ojeda)

Tomado de: La Cachaza.

Bloguras de un encuentro I. #Camagüey2014

Posted on

– Mirar al Camagüey a través de otros ojos

Camagüey de noche

Foto: Otilio Rivero Delgado

Ahora que el dolor del cuerpo se disipa, que puedo “reposar” después de varios días de locura y coordinaciones, de llamadas y menudos que no alcanzan, de hacer todo y de todo porque los guerrilleros sintieran que el Camagüey, ese que tanto queremos, es también su casa; ahora antes de que las rutinas me tomen, escribo.

Apenas anoche muy tarde pude sacar de la tarjeta de la cámara las fotos que había tomado, y ver las de otras carpetas que El Jony y Mary me facilitaron antes de que la güagüa parara por última vez, para mi, frente a la entrada del hotelito de Ciencias Médicas.

Anoche descubrí en las imágenes que tomaron Lili, Magda, Rafelito y Mary a otra ciudad. Algunas de las instantáneas me mostraban edificios, lugarsitos que tuve que hacer pausa para identificarlos. ¿Y esto dónde es…?, dije en varias ocasiones. A Luisi que estaba a mi lado le ocurrió igual.

Por estos días disfrutaré leer los post que nacerán y nacieron del encuentro, de esas miradas pluralísimas, de las cosas que cada uno se llevó de mi tierra. Me daré el gusto de mirar al Camagüey a través de otros ojos.

!Claro también compartiré mis historias!.

Tomado de: Ala y Raiz.

Camagüey: Más allá de sombreros y pastores. #Camagüey2014

Posted on Actualizado enn

Camagüey
Camagüey

Camagüey parece una provincia infinita que impresiona y hasta sobrecoge por su tamaño; con sus llanuras, montañas y montes en apariencia interminables, a veces escondidos otras inesperados. Eso hace del territorio agramontino uno de los tramos más recordados por los viajeros de la Carretera Central. Quizás cuatro días no hayan sido suficientes para conocerla en toda su inmensidad. Sin embargo sería ingrato decir que los lugares y las personas vistos allí no dejaron una marca indeleble en nuestra Guerrilla de Blogueros.

El orgullo del camagüeyano… ¡y las camagüeyanas! es más que conocido y ellos se precian demostrándolo en cualquier oportunidad, hasta por ahí circula algún que otro chistecito al respecto. Pero en honor la verdad su vanagloria tiene bases sólidas en la antigüedad de su casco histórico, la solemnidad de sus iglesias, la socorrida frase de uno de sus tantos hijos ilustres, el poeta nacional Nicolás Guillén y el heroísmo de figuras como Ignacio Agramonte que no necesitan presentación.

Yami y Ortelio, el amor lo puede todo..
Yami y Ortelio, el amor lo puede todo..

Pero si estremecedoras son las hazañas pretéritas de El Mayor, también lo son las de Ortelio y Yami. Ellos viven el placer la creación, no divina, sino salida de un esfuerzo que encontró en el amor las fuerzas suficientes para tornar el infierno de un basurero en un pedazo de tierra rebosante de vida.

Tal vez por eso no tuve fuerzas para probar lo que gustosamente nos ofrecieron durante nuestra visita, era como si al hacerlo profanar unos manjares cultivados con tanto sudor. Afortunadamente el resto de la Guerilla no me hizo caso para deleite de los anfitriones. Preferí quedarme con olor a tierra mojada y conocer a “Tomeguín” y “Pantera” la yunta de bueyes que surcaba el conuco donde en unos meses crecerán los tomates.

Bahia de Nuevitas
Bahia de Nuevitas

Me llevo en mi morral de los recuerdos el cielo estrellado en Limones Tuabaquey, sus trillos silenciosos y hasta con su historia pues en el Paso de los Paredones se batieron mambises y españoles allá por 1869. Allí, en medio de tanta naturaleza, eran una anomalía, casi un sacrilegio, la música de Calle 13 o una lección de  Scrabble.

Las aprieto bien fuerte para cuidarla de los malos augurios a la alegría infantil de ser un piloto de avión, maquinista de un tren en el Lago de los Sueños, o uno de los “conquistadores” de un cayo en medio de la bahía de Nuevitas. También, a la satisfacción de haber escuchado a quien lo necesitaba, sin que esa persona supiera, hasta ahora, que el apoyo fue mutuo.

En el bolsillo invisible de mi pecho va la fe de que juntos podemos seguir haciendo mucho porque seguimos queriéndonos aunque no siempre estemos de acuerdo en todo.

Tomado de: Cuba Izquierda.

Blogueros del país se encuentran en Camagüey. (+Comentarios) #Camagüey2014

Posted on

Este grupo de amigos, como suelen llamarse, encuentran en su «guerrilla» la manera de difundir la verdad sobre Cuba y de otras causas justas como la de los Cinco Héroes cubanos

Yahily Hernández Porto
yahily@juventudrebelde.cu
13 de Noviembre del 2014 21:06:23 CDT

CAMAGÜEY.— Jóvenes blogueros de varias regiones del país intercambian con sus homólogos camagüeyanos, como parte de las iniciativas de este numeroso grupo de internautas, quienes andan en guerrilla unida conociendo Cuba.

En la cita agramontina, que tiene por sede el Complejo Audiovisual Sala Nuevo Mundo, ubicado en el corazón histórico de esta urbe, participan integrantes de ese movimiento de Santiago de Cuba, Guantánamo, Holguín, Las Tunas, Matanzas, Pinar del Río, La Habana y Camagüey.

«Fue el twitazo de Karina Marrón quien nos unió y nos propuso escalar el Pico Turquino años atrás», recordó Carmen Luisa Hernández, periodista del semanario Adelante, de esta ciudad.

Desde entonces —agregó— hemos sumado amigos y unido voluntades a esta gran familia espontánea, con muchos deseos de hacer cosas en la red de redes, «porque somos un empeño que se consolida», insistió.

En esta primera jornada compartieron sobre la importancia de preservar este proyecto, imprescindible en el contexto actual del auge de las nuevas tecnologías de la comunicación y recordaron sus primeros pasos como guerrilleros.

Como parte del proyecto han «invadido» el Pico Turquino, en Santiago de Cuba; El Nicho, en Cienfuegos; La Cienaga de Zapata, en Matanzas; Topes de Collantes, en Sancti Spíritus; Viñales, en Pinar del Río; el centro Martín Luther King, en la Habana, y actualmente a esta ciudad patrimonial, que los acogerá hasta el próximo domingo 16.

A este gran movimiento de bloqueros lo mueve el motor de la solidaridad, la amistad y la hermandad entre quienes desean compartir las maravillas históricas y naturales del país, afirmó la periodista y actual directora de la revista universitaria Alma Mater, Mayra García Cardentey.

También participan quienes prefieren conocerse e interactuar entre colegas, porque no se conforman con un diálogo a distancia, como manifiesto María Antonieta Colunga, reportera camagüeyana.

El grupo de amigos, como suelen llamarse, encuentran en su guerrilla la manera de difundir la verdad sobre Cuba y de otras causas justas como la de los Cinco Héroes cubanos, tres de ellos aún presos en cárceles de Estados Unidos.

«Pensar los procesos que actualmente implican a los bloqueros ha sido proyección del grupo, que busca crecer también en su quehacer dentro de las redes sociales, en nuestros blogs, que han sido elaborados desde una mirada muy personal, con los gustos y preferencias de sus creadores», apuntó Julio César, creador de Kokacub@.

Rafael González Escalona razonó que permanecer entre los bloqueros del país le ha representado el espacio para reafirmar su identidad como cubano. «Para preservar todo el amplio legado de quienes diariamente escribimos en la red de redes nació la idea de crear la revista digital de la comunidad bloguera del país, la cual compila los trabajos de mayor repercusión, y que por lo efímero de su permanencia y visualidad en las redes sociales pueden pasar inadvertidos».

El desafío de esta guerrilla esta en mantener, enriquecer y extender esa publicación a todos los bloqueros cubanos, lo que implica una fuerte búsqueda digital, reflexionó González Escalona, creador del blog Microwave.

Marian Velásquez, quien dio vida a Un pedacito de mar, aseguró que la principal condición para mantener esta labor, devenida responsabilidad individual, es el amor por lo que se hace, independientemente de la tecnología con la que se cuente.

En tanto Disamis Arcia Muñoz, autora de Supon, subrayó que la guerrilla se consolida intentando encontrar en su quehacer una unidad temática que ha dibujado a Cuba como espacio de vida.

  • Normas
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio
  1. 1

    pepe – 14 de Noviembre del 2014 3:55:23 CDTCreo que en este grupo deberían estar incluídos todos los blogueros, independientemente de cuál sea su visión personal sobre la actualidad de nuestro País. El intercambio de distintos puntos de vista eserá siempre muy útil para llegar a un enfoque más realista, independientemente de cuál sea el asunto reflejado en sus opiniones. Además, creo que las discusiones deben estar libres de epítetos, calificaciones e insultos, basándose sólamente en argumentos para defender la opinión de cada cual.

  2. 2

    LABALA – 14 de Noviembre del 2014 11:55:55 CDTAfortunados todos….

  3. 3

    Raquel – 14 de Noviembre del 2014 15:31:28 CDTYo estuve un ratico con ellos y los vi dialogar libremente, son una tropa joven, inteligente y comprometida con lo que hacen, y lo hacen por amor, es lo mejor de todo.

  4. 4

    Marcos – 14 de Noviembre del 2014 19:54:11 CDTYo diría “Un grupo de blogueros del país” ahí no están todos, no es ni el 10% de los blogueros cubanos. Saludos

  5. 5

    yahily hernández porto – 15 de Noviembre del 2014 18:55:48 CDTEstimados lectores, quien le escribe es Yahily Hernández Porto, autora del trabajo. Debo comentarle que realmente el intercambio fue desde la realidad, experiencia, vivida por cada bloguero que estaban en el encuentro. Y es que este ha sido el objetivo principal del grupo; que todos los blogueros estén en la guerrilla, pero realmente la guerrilla es espontanea, incluso los guerrilleros se unen convocados desde la espontaneidad. Lanzan la idea de reunirse en una provincia determinada; a través de las redes, y desde ese momento se desata un indescriptible número de ideas; actividades, y la guerrilla a través de sus propios recursos van al fin del mundo. Lo que vi es un numeroso grupo de jóvenes atados por la amistad y el deseo de hacer cosas con mucha voluntad. Incluso muchos blogueros no están en ese intercambio en Camagüey, porque decidieron no hacerlo; participa todo el que lo desee. Incluso comienzan a mandarse giros, porque todos los gatos son cubiertos con lo que reúnen. Cada quien pone lo que pude, y el anfitrión con ese presupuesto organiza el encuentro. Como ya dije es una tropa que en ella solo media el deseo de mirarse las caras, tocarse, reír, contarse las historias vividas entre ellos, y desde hace un tiempo, también de manera espontanea se proponen cosas como estas, la que viven en Camagüey. No escuché epítetos, Pepe, sino anécdotas cargadas de sentimientos muy reveladoras, que muestran que todo lo que se desee en la vida, con empeño; unidad, se puede hacer. Actualmente; o desde siempre, el grupo se propone sumar a todos los bloqueros, pero igual el que desee ir a una provincia, intercambio, cita…siempre lo hará por voluntad propia. El que dese incorporarse a la blogalidad, más allá si es o no periodista, lo puede hacer, porque en Camagüey se unieron, y en estos momentos ha recorrido regiones como Nuevitas, y Sierra de Cubitas, … . Los bloqueros cubanos, la guerrilla, llegaron para quedarse. Esto es una realidad palpable, y que seguirá mientras existan la era de las nuevas tecnologías, y esa era en el mundo también llegó para quedarse, en todo caso; desarrollarse. Por ejemplo lo de la revista fue una idea que nació en las redes de redes y se materializó. Gustó, dio resultado la idea y ahora se proponen mantenerla. Lo mismo ocurre con las líneas temáticas, que también son pensadas desde esa cotidianidad. Gracias a todos por escribir, y que bueno que estén en contacto con Juventud Rebelde, es valiosos cada criterio que ustedes aporten. Yahily Hernández Porto.

Tomado de: Juventud Rebelde.

En tierras del tinajón. #Camagüey2014

Posted on

Tesoros con historiaAhora guardo mis tesoros; los que me dejaron las tierras camagüeyanas. Primero, la amistad plagada de nubes, raíces, mariposas, deportes, reflexiones a las 4 y 20.

Luego me quedan los recuerdos del panal de abejas, del níspero, la risa de los juegos donde el asesino y el policía no dan pie con bola en las decisiones, y por ello hubo muchos inocentes muertos en combate.

Después de 10 horas y un frío que hacía temblar la voz, nos recibieron el turquinauta y la mariposa. Creo que los matanceros tienen su despiste de nacimiento, tuvimos que caminar dos cuadras más y yo rezando para que la mochila no cayera en desgracia: más arruinada no podía estar. Escaleras arriba, nos quedamos en el quinto piso, con agua caliente, ventilador y sin televisor: ninguna de las tres cosas las esperaba.

Se suponía que este viaje era para respirar otros aires y a la vez reflexionar. Ideas para valorar el estado de la blogosfera en Cuba, en intentar sumar más personas al grupo, en saber no pasar del idealismo, ni el oficialismo.

En algo si estábamos seguros, cada uno tenía una bitácora para utilizarla a su antojo y que solo el amor haría florecerla de pensamiento. Ahora las palabras salen de mi arruinada mochila y observo mis otros tesoros y las historias por contar; esas que este encuentro entre amigos; nos dejó un halito de esperanza.

El enigma de la muerte de Ignacio Agramonte, las ganas de progresar a pesar de los pocos recursos de Ortelio el campesino o del basurero del Lago de los sueños, los caracoles de los Balllenatos de la bahía de bolsa de Nuevitas, la natura de Santa Lucía, el diente de cocodrilo del centro de conservación del Cocodrilus Acutus, y la piedra de carbono, tan negra que guarda la noche, del rio Máximo.

Camagüey fue algo más que tomar agua de tinajón.

 

Tomado de: La Cubanita.

El Blog de un espía cubano. bueno eso dicen de nuestro héroe @Rene4the5 #Freethefive

Posted on

Bienvenido a la redReneGonzalez. @rene4the

Kokacub@

Por qué me enredo en la red

Rene Gonzalez computadora

(Read english version)

Este post constituye mi presentación en el mundo de la blogosfera. Para él he contado con la gentileza de personas que me han precedido en este campo. No todos comparten el mismo pensamiento, pero les une el deseo de una Cuba mejor y una honestidad intelectual que respeto. También les une el apoyo a la causa de los Cinco. En este punto representan a millones de personas tanto en Cuba como en el resto del mundo.

He querido que este cuestionario responda a algunas de las interrogantes de esos millones de personas. Aspiro a que con el desarrollo del blog vayan apareciendo más respuestas, incluso para muchos otros que no conocen del caso o que conociéndolo, por razones diversas, no están hoy del lado de los Cinco.

Creo sinceramente en la verdad como valor. Creo que acceder a ella beneficia a todos, aun los que se rehúsen a escucharla. Confío en que se abrirá paso a través de esta bitácora.

1. Por Acerca de Cuba y Blogs Cubanos:  Josephcalvet

Cuando se abre un blog se tiene presente por qué se hace, qué se desea compartir. En tu caso, René, qué pretendes con el blog. Mucha suerte y seguro que será muy bien acogido.

Obviamente, todo lo que me mueve tiene relación con la causa de mis hermanos presos. Espero que el blog sea una contribución a la ruptura del muro de silencio que se ha tendido sobre el caso. Se trata de un juicio largo y complejo, viciado por la venganza y fragmentariamente divulgado. En mis contactos con las personas me doy cuenta de que esa fragmentación se refleja en el conocimiento sobre sus pormenores.

El blog ofrece una oportunidad de que la historia sea abordada directamente por nosotros Cinco, utilizando un formato que permite el diálogo personal, fluido y permanente con quienes deseen aproximarse a ella. Aspiro a una contraposición respetuosa de los diversos abordajes al caso y a través de ella a esclarecer los puntos oscuros del mismo. Espero que este formato sirva para extender el conocimiento del tema a audiencias que si bien no tienen que ser de izquierda, por un sentido de justicia elemental pudieran rechazar la burda revancha que motivó a los fiscales. Este rechazo desde fuera de la izquierda ya se ha dado, y si no se ha replicado más es precisamente debido a la poca exposición de las personas al proceso.

En ese sentido, el blog será también un repositorio de documentación original sobre el juicio y su zaga, de modo que el que lo desee pueda usarlo como referencia y –al decir de un amigo- “sacar sus propias conclusiones”.

2. Por La Joven Cuba: Harold, Osmany y Roberto.

En el proceso de cambios que atraviesa el país la blogosfera cubana participa activamente, según su opinión: ¿Resulta legítimo que medios alternativos como los blogs cubran los silencios que deja la prensa nacional? ¿Existen límites para la crítica en un bloguero revolucionario?

Creo que lo que legitima a un blog es el ser una manifestación de un derecho natural: El derecho a expresarse. Es normal y legítimo que si la prensa deja silencios estos sean llenados por otras manifestaciones de la expresión, y los blogs serán una de ellas; pero aun cuando se invente la prensa sin silencios –y este blog busca precisamente llenar uno de los más ensordecedores que pueda concebirse, erigido alrededor del caso de los Cinco- las personas seguirán ejerciendo el derecho legítimo a expresarse ya sea a través de blogs o de cualquier otra manera. Claro, luego estará la opinión del lector en cuanto a la legitimidad o no de lo que expresa el blog, pero eso es otra historia.

Yo pienso que el límite a la crítica en un bloguero revolucionario debe de ser autoimpuesto a partir de su sentido de la responsabilidad; lo que plantea sobre ese bloguero un reto más elevado que el que enfrentaría otro bloguero no comprometido con los fenómenos sociales. Las aseveraciones tienen impacto en el mundo real; y ese impacto debe de ser medido en todo lo posible por quien las va a emitir desde el compromiso con la suerte de sus semejantes. La verdad, la objetividad y el rigor son valores intrínsecamente revolucionarios y límite suficiente para el ejercicio de la crítica por quien lo sea.

3. Por La Pupila Insomne: Iroel Sánchez.

Desde que leí en la prensa fragmentos del diario que escribiste durante el juicio contra ti y tus compañeros, me impresionó tu facilidad para redactar de manera atractiva, con una gran capacidad de síntesis, aguda observación y el empleo hábil de recursos como la ironía. Pero hace alrededor de un año, en un encuentro con blogueros cubanos, en que evidenciaste un conocimiento profundo del fenómeno de los blogs en Cuba, dijiste “la blogosfera es una vocación, yo no tengo esa vocación” ¿Qué ha cambiado en ti, o en las circunstancias, para que te hayas decidido a dar este paso y abrir un blog? 

Gracias por los elogios, que espero merecer. En realidad lo único que cambió fue que me reuní con ustedes. Todo lo demás sigue igual.

Desde luego, compartía con ustedes el concepto de que hay que ir dando la batalla también en las redes, y de que es un campo como cualquier otro que no hay por qué ceder al adversario. Sólo que ustedes me convencieron de que yo debía de participar personalmente en él y eso fue lo que hice.

No sé si algún día desarrollaré la vocación por la blogosfera. Entre mis vocaciones está la de revolucionario, y como tal la del ejercicio del debate. Por lo pronto lo que me impulsa es la lealtad hacia mis tres hermanos injustamente presos y la urgencia de hacer algo para poner fin a tal injusticia. Entretanto, me alegra que haya tantos cubanos talentosos que tengan esa disposición. Ellos son los precursores de una blogosfera que espero algún día, bajo mejores condiciones, pueda aportar un rico y profundo contenido a unas redes que bien lo necesitan.

4- Por Paquito el de Cuba: Francisco Rodríguez Cruz.

Todavía retenido en los Estados Unidos después de salir de prisión, nos sorprendiste con tu apoyo a quienes en Cuba hacemos activismo por los derechos de lesbianas, gays, bisexuales y trans, y fue tu participación en la Jornada Cubana contra la Homofobia una de tus primeras actividades públicas al regresar de manera definitiva a tu patria. ¿Cómo la blogosfera te permitió estar al tanto de las nuevas luchas revolucionarias en nuestro país y en qué medida piensas que este nuevo blog tuyo pueda contribuir a combinar la justa causa de la libertad de los Cinco con otras tantas aspiraciones de nuestra juventud y nuestro pueblo?

Aún en prisión pudimos tener cierto contacto con la blogosfera a través de los compañeros de la Sección de Intereses en Washington, que nos proveyeron sistemáticamente de contenidos diversos generados en ella. Así entramos en contacto con una pluralidad de opiniones que no habíamos experimentado en la época en que vivíamos en la isla. Luego aprovechamos la libertad supervisada para conectarnos y palpar “en vivo” esa pluralidad; reflejo natural de una realidad que demanda cambios más profundos de los que demandábamos entonces.

La causa de los Cinco y las aspiraciones de nuestra juventud y de nuestro pueblo están ligadas por su justicia inherente, más allá de la existencia de este blog. Nuestro pueblo y sus jóvenes nos manifiestan un cariño que sólo puede ser respondido por la adhesión con que nosotros decidimos un día arriesgarlo todo por ellos, y por el compromiso hacia todos en que ese cariño nos pone en lo adelante. Tan justo es luchar por la libertad de los Cinco como por la construcción de esa sociedad con todos y para el bien de todos que aspiramos heredar a nuestros hijos. No se pueden separar ambas causas.

Creo que esa comunión se manifestará espontáneamente en los intercambios que se produzcan en el blog; y aunque no debo de pecar de presuntuoso sería bueno si en alguna medida tales intercambios contribuyen al debate abierto y plural que necesitamos en el camino a la materialización de esas aspiraciones a que haces referencia.

5- Por Yadira Escobar:  Yadira Escobar:

René González, usted nació en los Estados Unidos, pero por razones particulares se vio en la necesidad de renunciar a su ciudadanía. También se relacionó e hizo amigos dentro de la comunidad cubano-americana. Es una comunidad donde viven muchos que rechazan el terrorismo, y que aunque no comparten los valores de la Revolución cubana, conservan lazos sentimentales con su país de origen ¿Cree usted que a pesar de las diferencias ideológicas vale la pena una gestión de acercamiento cultural con vistas a una reconciliación entre cubanos en el área política? 

Como bien dices dejé buenos amigos en la comunidad cubano-americana. También una familia que se portó muy bien conmigo, y que puso a un lado sus preferencias políticas para apoyarme cuando más lo necesité. Cada uno ha respetado los criterios políticos del otro sin necesidad de que intervenga un proceso de reconciliación, dado que nunca medió un conflicto personal entre nosotros.

Por eso me pregunto si el quid de la solución a nuestras separaciones radica en verdad en una reconciliación, o si es que reside en el fin de la política de agresiones contra Cuba desde el gobierno norteamericano. ¿Qué pasará cuando todos a ambos lados del Estrecho de la Florida dejemos de ser rehenes de tal política? Quizá en lugar de reconciliación lo que veremos será, en la inmensa mayoría de los casos, un reencuentro. Al menos eso es lo que ha demostrado la práctica. Por lo pronto, esa política sigue condicionando actitudes y conductas en ambas orillas que me atrevería a decir son impuestas por esa circunstancia, pero no resistirían la normalización de relaciones entre los dos países. Son comportamientos que se irían desvaneciendo porque hemos sido forzados por una política deliberada a sostenerlos.

Por el mismo hecho de ser anormales, las circunstancias actuales tienen que desaparecer. Quienes se resisten a ese inevitable ven un peligro en el intercambio cultural, y lo combaten como pueden. Los que queremos que esas condiciones desaparezcan creemos que es válido el intercambio, y pensamos que es un buen paso en la consecución de la normalización de relaciones. Una vez levantado ese obstáculo se producirá ese proceso que –repito- en mi opinión para la abrumadora suma de los cubanos en ambas orillas será no una reconciliación sino un reencuentro. Claro, habrá casos particulares de rencores –justificados o no- y también quienes con más o menos razón se sienten victimizados por eventos desarrollados en estos años, pero estamos hablando del impacto que para el cubano promedio tendría en ambas orillas un cambio en la situación.

Desde luego, se refinarán las mañas del gobierno norteamericano para conquistarnos mediante otras formas bajo las nuevas circunstancias. No se puede ser ingenuo en eso, y quienes defendemos el proyecto revolucionario tenemos que lograr que sea ese proyecto el que defina las condiciones de tal reencuentro. Pero esto no significa que haya que rehuir el reto. Yo apuesto por la normalización, y creo que el intercambio cultural tiene un papel positivo que jugar en ella. De hecho lo está jugando, a juzgar por las reacciones de quienes se le oponen.

6- Por El Adversario CubanoRaul Capote.

¿Cómo piensas se inserte tu bitácora en la blogosfera cubana en medio del debate de ideas que generan los cambios en el modelo económico cubano?

Aunque no es el propósito primario de esta bitácora el insertarse en un debate de ideas de naturaleza más amplia que la idea que la anima, por lógica es de esperar que la participación de los foristas haga derivar ciertos intercambios hacia el tema. Quizá uno que otro post se aventure al abordaje de los cambios en el modelo económico, por las implicaciones que tiene para todos y el lógico interés que para cualquier revolucionario despiertan.

No se puede obviar que alrededor de esos cambios se gestan también proyectos de restauración capitalista. La gama de posiciones tanto desde la Revolución como desde la contrarrevolución es muy amplia. Es imposible que un blog comprometido con la construcción del socialismo se pueda sustraer a la discusión de dichos temas.

Dando eso por descontado, lo que resta es tratar de que el blog juegue un papel constructivo en relación a la realidad en que se insertarán mis tres hermanos presos una vez que hayamos logrado traerlos de vuelta a casa.

7- Por Cartas desde Cuba: Fernando Ravsberg.

La distancia a veces nos engaña y tendemos a idealizar lo que amamos. Al llegar a Cuba te habrás encontrado con corrupción, ineficiencia, falta de productividad, una burocracia de fábula y un duro bloqueo interno. ¿Cómo fue tu choque con la realidad?

Bueno, la distancia desde Miami tiene otra connotación. Allí engaña la prensa para hacerte creer que lo que amamos dejó de existir. De hecho, se requiere de un considerable esfuerzo para encontrar esa realidad aprisionada entre la idealización que te  acompaña y la propaganda perversa de los medios.

Tanto los familiares en sus visitas a la cárcel, como los compañeros de la Sección de Intereses en Washington, me fueron revelando no solo la realidad cubana sino también la diversidad de interpretaciones que de ella han derivado. De modo que yo no utilizaría la palabra “choque”. Tal vez mejor decir que un abordaje. No he encontrado muchas cosas que me sorprendan, de lo que me alegro.

Aplicando una perspectiva dialéctica y acudiendo a Lenin, la historia avanza dos pasos y retrocede uno. No se puede ignorar lo que significó para Cuba la humillante rendición incondicional de los soviéticos. Casi se puede decir que el mundo retrocedió dos pasos. Falta por ver si logramos avanzar tres. Por lo pronto, regresamos a un universo en que prima la corrupción –comenzando por la de los más elementales valores-, en que la productividad y la eficiencia de un polo se erigen sobre la miseria de otro, en que la burocracia ya había sentado cátedra y el bloqueo yanqui se ha extremado. Aspirar a que el mundo sufriera esa reversión y esta pequeña islita siguiera siendo igual era ilusorio. No se puede construir el socialismo en una burbuja.

Yo creo que al final es una etapa interesante para estar en Cuba y participar de su proceso político. En la cárcel aprendes que se puede crecer a la sombra de las peores circunstancias, y eso también es aplicable a un pueblo que despierta a un entorno nuevo y más agresivo, aun cuando ese cambio ha inducido retrocesos. También ha promovido avances como la superación de dogmas, una pluralidad de visiones que es saludable y un debate que vale la pena estimular.

Ahora se trata -parafraseando ese aforismo que algunos atribuyen a la madre África- de encontrar el valor para cambiar lo que puede ser cambiado, la serenidad para aceptar lo que no puede ser cambiado, y la sabiduría para distinguir entre ambas cosas.

Con ese espíritu asumo este abordaje de la situación cubana.

7- Por La isla Desconocida: Enrique Ubieta.

René, los superhéroes norteamericanos (ya sean del “tipo” de Superman o de Rambo) son inimitables y expresan un poder superior. Elpidio Valdés, en cambio, se apoya en la valentía, la inteligencia y la picardía. ¿Esas construcciones se corresponden con un concepto y un paradigma de héroes que se asocia, respectivamente, a cada proyecto de nación? ¿Cómo describirías el paradigma cubano del héroe?

Obviamente no es lo  mismo construir un imperio que levantar sobre una nación de la periferia neocolonial un proyecto de estado soberano. Los héroes ficticios –y los ejemplos que pones tanto de uno como de otro proyecto lo son- al final terminan representando lo que cada uno de esos diseños ha tomado de su historia real para representar al héroe; a lo que se suma en el caso del establishment norteamericano el extravío histórico como herramienta de alienación y adormecimiento. Sería mucho pedirles que asumieran como héroes a hombres como Nat Turner o John Brown. Para ellos es más eficaz glorificar a Custer o a Roosevelt, cuya heroicidad en la vida real tiene tanto de ficticio como la humanidad de los paradigmas suyos a que haces referencia. Al final los héroes son construidos –o seleccionados- a imagen y semejanza de quienes rigen la comunidad que representan. Es difícil imaginarse una sociedad en que el presidente pueda hacer el ridículo que hizo Bush al aterrizar en un portaaviones para proclamar la supuesta victoria en un conflicto, sin que hubiera consecuencias políticas. Hay algo de alienación colectiva en eso que requiere de un “trabajo de mesa” multigeneracional; incluyendo la narrativa de la que resultan caricaturas como Supermán o como Rambo.

Elpidio Valdés representa a ese sencillo mambí que hasta que la guerra se lo impuso probablemente era ajeno a su propia valentía. Fue ese cubano, lo mismo soldado como general, que terminada la guerra se regresaba a su conuco y seguía labrando la tierra. Es el mismo guajiro que luego protagonizara en la Sierra una hazaña militar asombrosa; pero también el cubano que en la paz se fue a alfabetizar o se movilizaba buena parte del año hacia la zafra. A diferencia del ciudadano común que observa boquiabierto cómo Spiderman le resuelve el problema con “los malos” nuestro héroe es el ciudadano común mismo, escribiendo la historia como protagonista de un proceso de emancipación colectiva, pero también individual en cada miembro de ese colectivo.

Ese es mi paradigma de héroe: El ciudadano común, consciente de su mortalidad y de la vulnerabilidad de su condición humana para quien la conducta que lo enaltece implica un sacrificio, pero sin otras pretensiones lo acepta como costo por hacer sencillamente lo correcto.

 

Tomado del Blog de Rene Gonzalez: Rene 4 the 5.