10 juegos eróticos para amenizar el día a día #LunesdeYaSabesQue

Posted on

¿Tantos años en pareja han disminuido tus retozos bajo las sábanas? No te preocupes. Basta un poco de imaginación y algunas ideas de juegos pícaros para reavivar la llama de la pasión y poner algo de picante a tus noches de cariño

Juegos de rol: el médico y la enfermera

1. Juegos de rol: el médico y la enfermera

Este tipo de juegos siempre resultan sensuales. Para jugar a los médicos tampoco hay que gastarse un dineral en disfraces: con una blusa blanca basta. La idea consiste en convencer (o incluso “obligar”) al otro a mantener relaciones sexuales. Uno puede interpretar el papel de médico y el otro de paciente. Se escoge el personaje, se prepara un poco la escena y se deja volar la imaginación. Ten en cuenta que el disfraz te ayudará a meterte en la piel del personaje.

 

El juego de las preguntas íntimas

2. El juego de las preguntas íntimas
Desnudos bajo las sábanas, la luz apagada. Entre besos castos y abrazos, empiezas a hacer preguntas seductoras e íntimas sobre sus fantasías sexuales, sus posturas favoritas… En la intimidad que proporciona la oscuridad, las lenguas se desatan y nos atrevemos a desvelar nuestras fantasías, lo que hará subir la temperatura de inmediato. Pero atención, ¡evita las preguntas trampa! 

El masaje

3. El masaje

El masaje puede ser algo supersensual y puede ser un preliminar perfecto. En versión soft, le das un masaje en todo el cuerpo haciendo especial hincapié en las zonas más erógenas. En versión más picante: masaje corporal. Os untáis el cuerpo con aceite y os masajeáis mutuamente con la ayuda del cuerpo, sin manos. Lo mejor de todo, el primer paso, cuando os untáis de aceite, ¡la temperatura de la habitación sube enseguida!

 Lectura de una novela erótica

4. Lectura de una novela erótica

Después del éxito de las novelas eróticas, como por ejemplo la saga de 50 Sombras de Grey, no te será difícil encontrar algún relato con pasajes subidos de tono. Crea el ambiente perfecto: apaga la luz, enciende algunas velas, estiraos desnudos el uno junto al otro y empieza a leer en voz alta las páginas seleccionadas, siempre con voz suave y sensual (cuidado con no caer en lo cómico). Versión más picante: cada uno interpreta a un personaje del pasaje elegido y se imita el contacto carnal entre los protagonistas.

 

Beso, atrevimiento, verdad

5. Beso, atrevimiento, verdad

Ese juego de adolescentes es una idea excelente para añadir un toque picante a nuestras noches. Por supuesto, esta versión es más pícara, con preguntas íntimas sobre las posturas preferidas y fantasías sexuales y, en lugar de prendas, se paga con actos sexuales. Si temes no tener suficiente imaginación, no te preocupes. Existen muchas aplicaciones para smartphones, tipo Obligations, que se encargan de hacer las preguntas y establecer los castigos.

 

Adivina, adivinanza…

6. Adivina, adivinanza…

Un juego que exige un mínimo de preparación de antemano, pero que es infalible para subir la temperatura. Cada uno recopila una serie de objetos distintos que el otro deberá descubrir a ciegas. Para que el juego sea divertido, opta por cosas sensuales que estimulen los sentidos: una pluma, un cubito de hielo, un trozo de tela suave, algodón, una pelota flexible… Después, reunidos en vuestra intimidad, desnúdate, véndale los ojos y déjate llevar mientras le masajeas con los objetos que has escogido.

 

Picnic en la cama

7. Picnic en la cama

El sexo y ciertos manjares combinan a la perfección. ¿Qué hay más excitante que encontrarte con tu pareja desnuda en la cama y con los ojos vendados mientras tratas de reconocer ciertos sabores en el calor de la habitación? Para subir la temperatura varios grados, se deben escoger muy bien los alimentos con poder erótico: crema chantilly sobre una fresa, chocolate caliente y plátano, helados… La forma en que estos alimentos llegan a la boca también es importante: un poco de helado en la yema de los dedos, unas gotitas de champán en los labios…

 

El strip póker

8. El strip póker

El gran clásico de los juegos eróticos. La pareja debe empezar a jugar con el mismo número de prendas puestas y, a medida que se pierden partidas, la ropa va desapareciendo. Una vez desnudos, se puede continuar el juego y en lugar de pagar con prenda se paga con acciones sensuales, por ejemplo. 

¡30 segundos y ya!

9. ¡30 segundos y ya!

¡Un juego que aumenta la presión! Cada uno dispone de 30 segundos para dar el máximo placer al otro e intentar que alcance el orgasmo. Podría decirse que es misión imposible… el primer round. Después de varios asaltos de excitación máxima, ya verás qué ocurre… Cuando seas tú quien recibe el placer, no puedes hacer nada, ni decir nada para dar indicaciones. ¡Solo preocúpate de disfrutar! 

Dados eróticos

10. Dados eróticos

Un juego sencillo para el que solo se necesitan dos dados. Haz una lista de 12 cosas que te gustaría que te hicieran: 2 a un beso húmedo; 3 a una felación; 4 a una caricia en el pecho… Medita bien la lista antes de lanzarte al juego y trata de encontrar ideas bien picantes. Y, si te falta imaginación, puedes bajarte aplicaciones de dados eróticos.

 

 

Fuente: Yahoo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s