Judy Gross: “un golpe devastador para Alan y nuestra familia”

Posted on

LA HABANA. Esto declaró a la prensa la esposa del contratista estadounidense Alan Gross,  cuya madre ha muerto hoy a los 92 años en Texas, a causa de un cáncer de pulmón.

“Me preocupa que ahora Alan vaya a renunciar a toda esperanza de volver a casa y hacer algo drástico. Seguramente, debe haber algo que el presidente Obama pueda hacer para asegurar la liberación inmediata de Alan”, dijo la señora Gross.

Su esposo, quien permanece preso en Cuba desde diciembre de 2009, y fue condenado a 15 años por actividades de subversión contra el Estado cubano, no pudo ver a su madre por última vez: ni el gobierno de Cuba dió su permiso para que viajara, ni el de Estados Unidos ha intentando, que se sepa, un diálogo en pos de negociar su liberación, a pesar de las reiteradas invitaciones que ha hecho públicamente La Habana.

En abril pasado Gross comenzó una huelga de hambre durante más de una semana. A su término, declaró que “otras protestas ocurrirán”, sin especificar la fecha ni la modalidad de las mismas.

“El 2 de mayo cumplo 65 años y será mi último cumpleaños aquí”, comunicó Gross por aquellos días, desde su celda en La Habana.

El periodista Peter  Kornbluh, testimonió una conversación con Gross en 2013 que retrató su “volátil estado mental”.

Mostraba “motivaciones irracionales para hacer ejercicios. Lo cual, admitió, era parte de un estratégico y aparentemente suicida plan de salida. Cuando le pregunté si estaba incrementando sus reservas para hacer una huelga de hambre, me dijo que no. En su lugar, miró hacia una puerta que separaba nuestra sala de reuniones del corredor exterior y señaló que era  endeble. Cuando señalé que había guardias bien armados al otro lado, declaró con una loca bravata: “No temo a nadie y Dios libre a la persona que se enfrente a eso. Soy una bomba de tiempo… tick, tick, tick hace el reloj”.

Alan Gross sigue a la deriva. La muerte de su madre ahora, lejos, podría recordar a las autoridades de ambos gobiernos que vale la pena intentar una solución, antes de que vuelva a ser demasiado tarde.

Fuente: Progreso Semanal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s