La vida y la tele en mi barrio

Posted on

Esta vez la reunión de mi bario no fue tan unánime

“Tengo 68 años y a mí me da lo mismo un escándalo que un homenaje, este pueblo necesita que lo respeten”, así empezó una de mis vecinas sus reclamos durante la rendición de cuentas del representante municipal de mi barrio.

Fue un preámbulo adecuado para lo que venía detrás, “los precios del agro mercado, que ahora es cooperativa, son inalcanzables y uno encuentra en la basura lo que se les pudre, prefieren botarlo antes que bajarlo de precio”, dijo la mujer indignada.

Pero el malestar no solo es contra los trabajadores por cuenta propia, mi vecina agregó que también “los productos de aseo personal hay que salir a buscarlos por todo el reparto porque si hay jabón en un lugar la pasta de dientes aparece en otro”.

La mujer echaba chispas cuando aseguró que “el periódico Tribuna de La Habana dice que la distribución de los productos de aseo personal es normal y está en tiempo”, gritando que no escriben más que “mentiras, solo mentiras”.

Finalmente informó que las autoridades de Salud Pública “cerraron la clínica dental del reparto y ya la están desmantelando sin consultar con nadie”, agregando que 3 médicos le habían dicho que a ellos “no los dejaron ni hablar”.

En mi barrio y en otros del país la recogida de basura es un grave problema

El delegado municipal respondió que ese cierre se corresponde con la racionalización de los recursos de Salud Pública pero la sra. insistó en que se están tomando medidas que afectan a la gente sin consultar al pueblo.

Quedó tan poco convencida con las respuestas del representante que terminó diciendo que “posiblemente esta va a ser la última reunión de rendición de cuentas a la que yo asista”, al comprender que de nada sirve discutir aquí.

Otros se quejaron del trabajo de los servicios de limpieza, de los focos epidémicos que producen las heces fecales que periódicamente se riegan por la calle o de la ineficiencia de las bodegas del Estado que abren a la hora que les place.

Así anda mi barrio

Oír lo que se dice en una reunión como esta podría servir para tomarle el pulso al país y los malestares que afectan a la gente: los precios de los alimentos, la escasez de productos de primera necesidad y los recortes en los beneficios sociales.

Los precios de la comida son una preocupación del barrio

En la reunión participaban apenas 28 de un centenar de vecinos invitados, ni siquiera estaban todas las familias representadas y, a juzgar por lo que declararon algunos, en las próximas habrá aún menos asistentes.

El desinterés es la consecuencia lógica de tantos años de gestión sin resultados y preguntas sin respuestas, aunque en teoría los delegados del Poder Popular, representantes electos en los barrios, son la máxima autoridad local.

Es la estructura político administrativa más cercana a la población, que debería funcionar como doble polea, para resolver los problemas cotidianos de la gente de su comunidad y trasladar las orientaciones gubernamentales a sus electores.

En realidad, salvo honrosas excepciones, ellos no tienen poder ni capacidad de gestión. Cualquier funcionario político, dirigente administrativo o un simple gerente empresarial incide más sobre la vida de los vecinos que el delegado que los representa.

Los comercios del barrio recibieron también fuerte críticas

Cada rendición de cuentas en mi barrio sirve para que el delegado, que es un vecino más de la comunidad, se excuse diciendo que hizo todas las gestiones que se le encomendaron aunque haya logrado muy escasos resultados.

Después vuelve a aguantar el chaparrón, apunta otra vez las mismas demandas y algunas nuevas y se prepara para volver a la carga en su tiempo libre porque ellos no son políticos profesionales ni reciben remuneración, tienen que trabajar igual que los demás.

Y el ciclo se repite cada año con menos gente presente en las reuniones. Claro que a lo mejor esto solo sucede en mi barrio y en el resto del país las cosas van viento en popa, tal y como lo muestra el noticiero nacional de la televisión.

 

Fuente: Cartas desde Cuba.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s