Día: mayo 2, 2014

Los precios: ganar más y pagar menos

Posted on

Los precios en los agromercados son 3 o 4 veces superiores a los de los mercados mayoristas

La semana pasada fui al mercado mayorista “El Trigal” y volví a casa cargado de  comida y de asombro. Los precios de los productos agrícolas son vergonzosamente más baratos que en los agro-mercados, donde compran la mayoría de los cubanos.

Un racimo de platanitos cuesta $ 25 (U$D 1), un saco grande de pimientos $130, mientras que por un cajón repleto de tomates de primera calidad pagué $150. Esto es menos de la tercera parte de lo que valen en las tarimas de los mercados minoristas.

“El Trigal” está ubicado dentro de La Habana a pesar de lo cual el valor de los productos se triplica cuando llegan a los agros y lo hacen parejito, a cualquier tarima que acuda el cliente encontrará irremediablemente los mismos precios.

Es decir que el intermediario se lo vende al público ganando el doble que el campesino y el transportista juntos, a pesar de que son ellos quienes producen los alimentos y los trasladan del campo, a veces incluso desde otras provincias.

¿Precios por oferta y demanda?

El problema es que para la mayoría de los cubanos resulta imposible beneficiarse de los precios de los mercados mayoristas

Hoy no es la oferta de los productores ni la demanda de los consumidores lo que determina los precios de los alimentos agropecuarios sino la labor especulativa de los vendedores. ¿No es en esos casos cuando el Estado tendría que intervenir?.

Por el funcionamiento de los agros no se puede culpar a la economía de mercado porque estos son apenas una caricatura que remarca el peor de sus rasgos: un tráfico de alimentos donde se explota por igual al que trabaja y al consumidor.

Es cierto que cualquiera puede comprar en “El Trigal”, que a nadie se le impide el acceso, pero es una verdad a medias, la única forma de llegar es en automóvil y allí hay que adquirir los productos al por mayor, por sacos y cajas.

El General Libertador Máximo Gómez decía que los cubanos se quedan cortos o se pasan. Hoy el Estado ejerce un férreo control sobre algunos aspectos de la economía a la vez que deja en manos del mercado los precios del transporte y los alimentos.

El péndulo no tiene por qué irse al otro extremo, en el mundo existen experiencias de Estados fuertes conduciendo con éxito economías bastante más complejas. Y en Cuba sobran economistas que conocen estos ejemplos.

El Estado pasa de estipular el peso exacto que debe tener un plato de espaguetis a dejar libres los precios de los artículos de primer necesidad

La apertura de espacios al mercado es imprescindible pero también se necesitan reglas claras para la actividad comercial, que impidan la especulación y la usura, especialmente en todo lo que tenga que ver con la canasta básica de la población.

Podrían empezar por dar el ejemplo frenando en las tiendas estatales de divisas los constantes aumentos de precios en los alimentos de primera necesidad, subiéndole el valor a productos menos esenciales para la gente, como el ron, el tabaco o la cerveza.

Tampoco estaría mal intervenir de alguna forma en los mercados agropecuarios, para frenar la actividad especulativa, estableciendo precios justos para los productores, asequibles al bolsillo del consumidor y con ganancias razonables para los intermediarios.

En California han apostado por acercar los productores a la gente, recurren al sistema de ferias callejeras y se saltan las redes comerciales. Así se produce un acto mágico, los campesinos ganan más y los consumidores pagan menos.

 

Fuente: Cartas desde Cuba.

Ojos tristes (+Fotos de Animales)

Posted on Actualizado enn

Los monocromos y tristes retratos animales de Lukas Holas

 

Estas fotografías de animales salvajes son obra del checo Lukas Holas.
Lucas capta de forma original y equilibrada los detalles de sus expresiones.
Todas sus fotografías están tomadas en zoológicos en las mismas condiciones que un visitante más. Para lograr estos retratos ha tenido que trabajar en condiciones poco idóneas; sorteando cristales manchados, barrotes y al resto de visitantes.
El fotógrafo indica que sus imágenes no pretenden transmitir ningún mensaje; aunque viéndolas en conjunto nosotros creemos que contienen un halo de tristeza en los animales, quizá sea por vivir en cautividad.
En estas instantáneas puedes ver parte de su excelente trabajo.

 

 

 

 

 

 

 

Via: behance.net

Esposa de Gross ‘implora’ a Obama para que interceda por su esposo

Posted on

 

 <span class="cutline_leadin">Judy Gross </span>junto al abogado Peter J. Kahn en La Habana. Archivo.
Judy Gross junto al abogado Peter J. Kahn en La Habana. Archivo.

Javier Galeano / AP

La esposa del estadounidense Alan Gross, detenido en Cuba desde diciembre del 2009, imploró el jueves al presidente Barack Obama que intervenga para que La Habana autorice la liberación y retorno de su marido a Estados Unidos.

“Después de años de inactividad, estoy implorando al presidente Obama que intervenga personalmente en favor de Alan, para traerlo de retorno a casa, a nuestra familia”, expresó Judy Gross, de acuerdo con una nota divulgada por su equipo de abogados.

Gross, quien el viernes cumplirá 65 años, fue detenido por distribuir equipos de telecomunicaciones que el gobierno cubano consideró no comerciales, en momentos en que se desempeñaba como contratado por la Agencia Estadounidense de Ayuda al Desarrollo (USAID).

Desde el 2009 Gross, sus familiares y abogados piden reiteradamente que Obama asuma la iniciativa de buscar algún tipo de entendimiento con el gobierno cubano para obtener su liberación y retorno al país.

Este jueves, el abogado de Gross, Scott Gilbert, afirmó que “es el momento de que el presidente y su administración demuestren algún liderazgo y se implique con el gobierno de Cuba para obtener la liberación de Alan y el retorno a salvo con su familia”.

Gross mantuvo a inicios de abril una huelga de hambre de una semana después de conocer que la USAID había implementado en el 2010 una red social, llamada ‘ZunZuneo’, a pesar de saber que él había sido arrestado.

De acuerdo con Gilbert, Gross inició su huelga de hambre por considerar que la decisión de USAID de mantener su programa e implementar ZunZuneo había puesto en peligro su integridad física y complicado aún más su caso.

El gobierno cubano ha reiterado su interés en mantener negociaciones de alto nivel con Washington para tratar la situación de Gross, relacionándola a la de los tres agentes cubanos, de un grupo original de cinco, que cumplen pena en cárceles de Estados Unidos.

De acuerdo con La Habana, estos agentes tenían como misión infiltrarse entre los grupos radicales cubanos en Estados Unidos, pero fueron condenados por espionaje.

El abogado de Gross, Scott Gilbert, mantuvo el miércoles en La Habana una reunión de dos horas con el canciller Bruno Rodríguez, quien le habría expresado la disposición de su gobierno a dialogar con Washington sobre su caso, según el equipo de defensores.

Fuente:  El Nuevo Herald.