LOS MONOPOLIOS NO SON BUENOS EN NINGÚN SISTEMA.

Posted on

imagesLa presente misiva la recibí del entrañable colega y amigo: DR. ROBERTO DOMÍNGUEZ HERNÁNDEZ, quien con su proverbial modestia me insta a escribir un artículo al respecto, considerando mis facultades literarias superiores a las de él, opinión que no comparto para nada. Después de leerlo y comprobar la justeza y actualidad de su contenido, escrito de forma muy coherente y esclarecedora, decidí enviarlo tal y como lo redactó su autor y solo me tomé la libertad de ponerle el título.

La Habana, 27 de abril de 2014

“Año 55 de la Revolución”

 

Dr. Nelson Páez del Amo

 

Querido amigo:

Puesto que he leído, con verdadera satisfacción, los comentarios que publicas en Cubanos1erPlano junto a otras estocadas intelectuales, me animo a comentarte algo que está ocurriendo en el momento actual y que a mi juicio merece atención.

Nuestra prensa ha divulgado ampliamente las dificultades que confronta ETECSA en la operación de la telefonía móvil con el envío de mensajes cortos (SMS) y las propias llamadas que se realizan por esta vía a partir del incremento de algunos servicios de correo electrónico (Nauta)y ciertas ofertas de pago adelantado en nuestro país.

Lo real es que la demanda superó las posibilidades técnicas de la empresa y al producirse un incremento de llamadas y mensajes el sistema ha colapsado.

Hoy, los que poseen ese servicio están sometidos al riesgo de hacer una llamada a otro teléfono móvil y recibir un mensaje de la contestadora automática donde le informa que el “teléfono está apagado” o “fuera del área de cobertura” cuando esto no es cierto.

Otro problema es que los mensajes cortos (SMS), muy utilizados por los usuarios por ser más baratos que las llamadas, pueden tardar en llegar, dentro de la capital, doce o veinte horas o sencillamente, no llegar. ¡Sin embargo se cobran!

Es precisamente ahí donde quiero llegar.

Nuestro Presidente ha llamado a la honradez, transparencia, justicia y equidad en las acciones. Estas y otras alertas hemos escuchado de la dirección del país con agrado y esperanza sin embargo, contemplamos con preocupación que muchas entidades hacen caso omiso de tales exhortaciones encaminadas a mejorar –no digo perfeccionar- nuestra sociedad socialista.

La empresa ETECSA cobra 40 CUC por una línea de telefonía móvil (30 de la línea y 10 de un prepago inicial), además de ello, cada mes el usuario está obligado a pagar un mínimo de 5 CUC para mantener activo el servicio y si no paga en dos meses, pierde la línea.

De tales cotizaciones se desprenden varios análisis. El primero es que los precios están muy lejos de ser accesibles a la población media cubana, el segundo es que tales precios obligan a la empresa a brindar un servicio de calidad.

La inconformidad que quiero plantear en este momento transita por dos vías: la primera ¿no pudieron prever los especialistas de ETECSA el brusco incremento de la demanda mediante estudios previos de mercado y factibilidad y garantizar la infraestructura necesaria como lo haría cualquier empresa que se respete en el mundo? La segunda: ¿por qué la empresa, que solo brinda excusas por los medios masivos de comunicación, no establece de inmediato una disminución de los precios de sus servicios en consonancia con la baja calidad de éstos.

La justicia ha sido un estandarte de nuestra sociedad. No solo la justicia para Cuba sino para la humanidad, con la vocación internacionalista que la revolución desarrolló en la inmensa mayoría de nuestro pueblo. En la lucha por esa justicia social hemos vivido y trabajado desde hace muchos años aquellos que abrazamos, de corazón, el proyecto revolucionario.

Lo preocupante es que, para algunos, los conceptos de justicia y equidad social se constriñen al derecho a la salud y la educación ¡y no es así!

Los ciudadanos tenemos el derecho de ser respetados en todos los órdenes, incluyendo por aquellos que juegan a ser empresarios en aras de cumplir los acuerdos del VI Congreso del Partido.

Tratamientos desiguales a fenómenos distintos es la base de la equidad. Si los servicios se deterioran los precios tienen que bajar. De igual manera que si un trabajador, de la esfera que sea, trabaja mal deberá ganar menos.

Considero este un tema trascendente, no solo por el hecho en sí mismo, sino por el significado que tiene en el plano conceptual.

Espero haberte motivado.

Un abrazo fraterno y el compromiso de seguir trabajando por la felicidad de nuestro país.

Dr. Roberto Domínguez Hdez.

Dr.Ciencias

 

Fuente: Cubano 1er Plano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s