En #Cuba: Otra arma contra el cáncer

Posted on

En Cuba: Otra arma contra el cáncer (+ Fotos y Video)

Nimotuzumab, foto tomada de InternetSus ojos son los de un guerrero que no se amedrenta en la batalla por superior que sea el enemigo al que se enfrenta. Lucha. Resiste. Mantiene la calma. No pierde la fe. Ayer la lucha en la Sierra Maestra por la independencia de su país; hoy, una batalla por su vida.

Desde hace unos meses, Ovidio Almendral es paciente del Instituto Nacional de Oncología y Radiobiología, en La Habana, y cada semana llega a ese centro de salud para tratarse con Nimotuzumab, un medicamento creado en el Centro de Inmunología Molecular (CIM), que controla el crecimiento de las células cancerígenas, y que ya muestra esperanzadores resultados.

Este hombre de 80 años, diagnosticado con una adenopatía cervical, metástasis de un carcinoma epidermoide de vías aéreas-digestivas superiores, comenta sentirse diferente luego de que se le combinara el Nimotuzumab con la radioterapia. “Yo me siento bien, normal. Lo único que me estoy sintiendo, por la radioterapia, es la sequedad en la boca. Tengo mi ánimo. Me mantengo perfecto.”

Para padecimientos similares al mencionado, el tratamiento más habitual es, en un primer momento, extirpar el tumor mediante cirugía; luego, la quimioterapia. Pero a Ovidio, por su edad y otras enfermedades que padece, no se le pudo hacer, explica el Doctor Elías García, Especialista en Oncología.

“Cuando analizamos esta situación tampoco era posible adicionar la quimioterapia al tratamiento de la radioterapia- acota el especialista- y decidimos adicionarle el Nimotuzumab a la radioterapia debido que de esta forma, se obtienen mejores resultados.”

En este sentido Gustavo Maragues y Norberto Maceo, diagnosticados con Adenocarcinoma Prostático y, como a Ovidio Almendral, también se les agregó a su tratamiento el Nimotuzumab. Hoy, ya sienten la mejoría.

“Yo estaba un poco exceptivo-confiesa Gustavo Maragues- pero en la medida que avanzo con los ciclos de quimioterapia más el Nimotuzumab, he notado que mi enfermedad no ha progresado, eso realmente es un aliento para uno seguir avanzando en la vida”.

Norberto Maceo dice que en un inicio perdió las fuerzas, “pero ya me siento otra vez algo de lo que era antes”, manifiesta sonriente.

Ovidio Almendral en la Sala Quimioterapia Ambulatoria. Foto: Analeida Puerto/Cubadebate

NIMOTUZUMAB CONTRA TUMORES DE ORIGEN EPITELIAL

Según la Organización Mundial de la Salud, en Cuba fallecen de cáncer unas 21 000 personas y se diagnostican más de 31 000 nuevos casos anualmente con esa enfermedad, constituyendo así la primera causa de muerte en el país desde 2012.

Por ello, varios son los esfuerzos encaminados para desarrollar tratamientos cada vez más efectivos contra ese padecimiento. De ahí que el Nimotuzumab o Cimaher, como también se le conoce, sea uno de ellos.

Kaleb León, Doctor en Ciencias y Director de Investigaciones y Desarrollo del CIM, explica que el Nimotuzumab es un anticuerpo monoclonal que reconoce el factor del crecimiento epidérmico y controla el desarrollo de las células cancerígenas, fundamentalmente en tumores de origen epitelial.

Por su parte, Ariamna Cuevas, Máster en Ciencias y Gerente del Nimotuzumab en el CIM, expone que ese fármaco “está registrado para cáncer de cabeza y cuello en estado avanzado, de esófago, y gliomas (tipo de cáncer cerebral en adultos y niños). También se encuentra en investigación en otro conjunto de localizaciones como pulmón, estómago, páncreas, cérvico-uterino, y próstata”.
Sobre cómo el Nimotuzumab modifica al organismo, el Doctor Elías García, manifiesta que es un medicamento muy seguro y de baja toxicidad comparado con sus homólogos en el mundo.

“Las personas que recibimos este medicamento podemos trabajar. Luego de haber sido expuestos al tratamiento puedes hacer una vida normal en el centro de trabajo, en la casa”, afirma el paciente Gustavo Maragues.

EXPERIENCIAS EN PINAR DEL RÍO Y MATANZAS

La Doctora Yamilka Sánchez, Jefa del Grupo de Oncología en Pinar del Río revela que en el Hospital Oncológico de esa provincia, III Congreso, está el caso de una joven de 31 años que debutó con un cáncer de cuello uterino infiltrante en el año 2010 con una recaída loco-regional en 2012.

“La paciente aún está viva después de haber recibido su línea de quimioterapia adicionada al Nimotuzumab, explica la especialista. En estos momentos la joven, a pesar de estar en progresión de la enfermedad, cuenta con muy buena calidad de vida.”

Por su parte, el Doctor Eduardo Santiesteban, especialista en Oncología de la provincia de Matanza, comenta sus experiencias con los pacientes con cáncer de pulmón, quienes luego de que se les aplicase la primera línea de quimioterapia presentaban un cuadro general deteriorado, han mejorado su calidad de vida luego de que se les adicionara el Nimotuzumab.

“Muchos de ellos llegaron con disnea y dolor torácico, y en la actualidad, se mantienen vivos con lesiones estables, es decir, con la lesión tumoral aún presentes en el pulmón, pero sin falta de aire y ni dolor, además hacen sus actividades diarias.”

En Cuba, desde la creación y aplicación del Nimotuzumab en 2002, anualmente se benefician entre 400 y 500 pacientes. “Nuestro objetivo es siempre tratar de beneficiar a la mayor cantidad de pacientes posibles y obtener en el menor tiempo que se pueda la evidencia, la confirmación que el producto es seguro y eficaz”, acota la Msc. Ariamna Cuevas.

La Doctora Yamilka Sánchez, asevera que contar con este producto en Cuba es un logro de la ciencia y la biotecnología de nuestro país. “Tenemos puesto en ello todas las esperanzas porque es un arma más contra este flagelo que es el cáncer”.

Centro de Inmunología Molecular. Foto: Analeida Puerto/Cubadebate

MÁS ALLÁ DE LAS FRONTERAS CUBANAS

El Nimotuzumab ha trascendido las fronteras de Cuba. En la actualidad está registrado en más de 20 países, fundamentalmente en América del Sur, África y Asia. De ahí que a escala mundial, haya sido utilizado en unas 47 mil personas.

Sobre el proceso de registro, Ariamna Cuevas, Gerente del Nimotuzumab en el CIM, comenta que es un asunto complejo, porque es necesario documentar todo el desarrollo del medicamento y luego presentárselo a la Agencia Regulatoria. “Además, con el agravante de que cada agencia regulatoria, en dependencia de su nivel de desarrollo, pide más o menos nivel de explicación”.

Como parte del proceso para registrar un medicamento está la realización de ensayos clínicos en esos países donde se pretende comercializar el producto.

Al respecto, el Doctor Kaleb León asevera: “Tenemos una red muy grande en diferentes países: en Alemania, en tumores de páncreas y gliomas. También hay ensayos clínicos actualmente en Japón, en diferentes localizaciones como pulmón, esófago. Existen además ensayos clínicos en Indonesia y en Brasil”.

Otras naciones en las que se desarrollan ensayos clínicos, aunque de manera muy insipiente son Canadá y Estados Unidos. Sin embargo, uno de los retos que tiene el CIM con el Nimotuzumab es lograr un registro en un país del primer mundo, acota Kaleb León, Director de Investigaciones y Desarrollo de ese Centro.

No obstante, hoy la ciencia cubana ha logrado penetrar en mercados de países desarrollados y en vías de desarrollo, por el conocimiento científico y el gran valor de sus investigaciones. “Eso es lo que hace que muestren interés hacia nosotros y los resultados están ahí en con el Nimotuzumab”, afirma Ariamna Cuevas.

Sin embargo, el Nimotuzumab no es el único medicamento del CIM que se ha registrado en Cuba y en otras naciones. Otros de los que ya se comercializan para tratamientos contra el cáncer son:

CIMAvax-EGF (vacuna terapéutica para el tratamiento del cáncer de pulmón de células no pequeñas en estadíos avanzados).

ior®EPOCIM o Eritropoyetina Humana Recombinante (para el tratamiento de la Anemia en pacientes oncológicos).

ior®LeukoCIM o FILGRASTIM (Factor estimulador de colonias granulocíticas (G-CSF) para el tratamiento de la Neutropenia).

VAXIRA® o racotumomab (vacuna terapéutica para el tratamiento de cáncer de pulmón de células no pequeñas en estadíos avanzados).

LOGROS Y RETOS

Cuando en 1994, Fidel Castro inauguraba el Centro de Inmunología Molecular dejaba como misión principal lograr ofrecer productos novedosos para la salud de los cubanos.

“Eso es una meta que va a permanecer con el CIM porque no es un lujo, es una promesa de salud para nuestro pueblo. Ha sido un reto para nosotros, comenta Ariamna Cuevas.

Pero los científicos de ese Centro, a punto de cumplir los 20 años de trabajo, no se han quedado en el punto de arrancada. Los avances han sido constantes. En la actualidad ya está terminada una segunda facilidad que está en operaciones. “Pero además, hay una nueva inversión que se encuentra bastante avanzada, y eso significa que hemos crecido”, manifiesta Cuevas.

Para Kaleb León, otro de los retos que tiene el CIM es el tecnológico. Las drogas biotecnológicas, no solo tienen un reto científico en su desarrollo, sino también regulatorio. “Esta es una industria muy regulada, de altos estándares de producción y control de calidad, que requiere de una tecnología muy grande a la hora de producir estos medicamentos, y es un reto para nuestro país poder pasar esos estándares”, concluye Kaleb.

CONFIANZA

Ovidio, Gustavo y Norberto se mantienen firmes porque saben que no están solos. A un lado, las enfermeras y médicos del Hospital Oncológico de La Habana; al otro, los científicos del Centro de Inmunología Molecular.

Por eso para Ovido Almendral conocer por dentro todo lo que brinda un hospital, es maravilloso, “y pensar que a nosotros, los que lo usamos, no nos cuesta nada”, dice. Mientras, Norberto no necesita decir con palabras lo que su rostro sonriente y confiado muestra.

Gustavo, por su parte, se siente agradecido por haber tenido acceso a un medicamento como el Nimotuzumab. “En ocasiones a nosotros no nos dicen, pero sabemos que es bien costoso, y tenerlo a nuestra disposición es muy importante para quienes padecemos de este tipo de enfermedad.”

“Eso es lo que le da fuerza a uno para quedarse cuando haga falta -comenta, con los ojos aguados, Ariamna Cuevas- hasta las 10, o hasta las 12 de la noche, o trabajar el sábado, el domingo; incluso, ir y cuidar esa obra, esa inversión, que significa tener un nuevo laboratorio y poder hacer más investigaciones. Eso es lo que alimenta el alma”.

Manos por la vida. Foto Analeida Puerto/Cubadebate

Hospital Oncológico de La Habana. Foto: Analeida Puerto/Cubadebate

Norberto y Gustavo, junto a otra paciente en la Sala de Quimioterapia Ambulatoria. Foto: Analeida Puerto/Cubadebate

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s