Conquistando un sueño

Posted on

Por Leidy Martinez

_269905600[1]

Somos muchos los que nos encontramos muy lejos del lugar que nos vio nacer, cargando como único equipaje un montón de sueños y la promesa de una vida más placentera.

El pasado se convierte en nuestro único tesoro , las miles de añoranzas  suelen ser todo lo que tenemos para ponernos en pie cada día y la promesa de que lucharíamos por convertirnos en hombres de bien se transforma en nuestra religión .

Son incontables los días  que despertamos con la terrible sensación de estar lejos de nuestra madre, aun cuando ella nos haya besado en la mañana, pues no solo extrañamos a esa que nos tuvo en su vientre, sino a nuestra tierra, esa que nos prestó su suelo para que corriéramos y creciéramos. Ella no es perfecta, como todo en este mundo tiene cosas buenas y malas, por eso un día la abandonamos buscando un sitio el cual nos diera mejores opciones para vivir.

Un día marchamos aun sabiendo que dejábamos atrás parte de nuestra historia y sin ella jamás estaríamos completos. Siempre queda en la otra orilla, al otro lado de la frontera o en otro continente algo nuestro que nos incita a regresar. Un día lo haremos, quizás, más el día de hoy nos exige que luchemos en el lugar que estamos y en él triunfemos. La sociedad nos exige que respetemos sus reglas aun cuando no las entendamos y con ellas ganemos.

Yo pensé quizás no podría conquistar este nuevo mundo, tuve miedo perderme en al cambio y no ser jamás ni de aquí  ni de allá, cuando esa duda pasó por mi mente, de la historia se elevó una mujer y me dijo:

Yo como tú, marche de mi país y dirigí el destino de una de las naciones más importantes del mundo. Yo  fui Catalina La Grande y si lo hice tú también puedes.

En ese momento recordé su historia como muchas otras que había escuchado en algún momento, sin nunca detenerme a pensar en que nuestras coincidencias muestran que toda las vidas estas enlazadas entre si y somos parte de una misma fuerza que gira y da vuelta sin detenerse ni cambiar, todos aunque separados por siglos somos iguales.

Recordé que ella nació en Pomerania, se casó con Pedro III de Rusia y se convirtió en la Emperatriz de Rusia. Claro ella como todos actuó en algún momento de forma herrada en algunos aspectos, pero yo no soy nadie para juzgarla.

En ese momento ella solo trajo a mí la respuesta que yo necesitaba. Como mismo ella domino un país que no era el suyo, yo y tú que marchamos, un día, del lugar que nos vio nacer podemos conquistar el mundo en el que hoy estamos, para ello solo debes comprometerte con tu nueva vida , debes agradecer esta nueva oportunidad y sentir que con ella naciste otra vez. Debes seguir las nuevas reglas. Para ello debes aceptar que tú puedes, debes reconocer que si algún humano hizo algo tu podrás, debes aceptar que todos tenemos las mismas posibilidades solo que algunos hemos decidido luchar por nuestros sueños y convertir las ausencias en puntos de apoyo que nos permitan seguir adelante.

Si estas lejos de tu casa es porque un día marchaste creyendo que algo grande podías alcanzar en otro lugar. Fue porque en el horizonte viste un sitio en cual podrías con tu esfuerzos construir la vida de tus sueños. Ahora que estas aquí debes tratar que valga la pena, has que las ausencias y el sacrificio de carecer de las cosas que nacieron junto a ti tengan sentido.

Recuerda que en un pasado cuando estos días que hoy vives formaban parte de un futuro el cual querías conquistar viviste muchos días de tu vida deseando correr por caminos lejanos y te prometiste que si lograbas hacerlo podrías triunfar en la vida. Cuando eso sucede pregúntate si hoy estando aquí haces todo para conseguirlo.

Permitir que las nostalgias nos invadan sería muy fácil, solo tendríamos que dejarnos llevar por los recuerdos y encontrar en ellos todo lo que hoy nos falta. Podríamos comenzar con nuestra familia, nuestra comida hasta llegar al olor de la tierra mojada, todos sabemos que esto solo nos llevaría a una profunda depresión y ansias de regresar. Haciéndonos olvidar los motivos por los cuales tomamos la difícil decisión de reinventarnos, para resurgir en otro lugar y con otra vida. Hoy aquí al otro lado intentamos convencernos que lo que dejamos atrás no era tan malo, aun cuando sabemos que en un momento fueron estos los motivos que nos hicieron marchar de casa.

La vida es un continuo camino, un juego de ganancias y renuncias, de inversiones y premios de abstinencias y excesos. Pensar en lo que no tenemos solo es una opción cuando estamos seguro que vamos a luchar por conseguirlo, recordar lo que dejamos atrás y nunca regresará es una tortura, esto nos ata al pasado y nos impide disfrutar el presente mientras mutila las posibilidades de un futuro feliz.

Si marchaste un día, si escogiste otro lugar diferente al que te vio nacer y hoy sientes que en el quieres vivir asegúrate de hacer todo lo que debes. Nunca pienses que vivir fuera de tus aguas es nadar contra la corriente, recuerda que el mundo es un todo y nosotros lo somos en él. Piensa que las fronteras las  hemos creado los hombres en nuestro afán de conquista, recuerda que el mundo lo rigen leyes las cuales se escapan del control de los hombres y las puedes utilizar en tu favor. Recuerda que Catalina fue emperatriz de Rusia y tú que naciste en algún país, no importa cual, podrás triunfar en el sitio donde hoy te encuentras, solo debes creer que tú puedes y luchar cada día para conseguirlo.

 

Fuente: El Blog de Leidys Martinez.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s