Decomisada Virgen de la Caridad

Posted on

Tremendo Explote

Por Claudio Pelaez Sordo

Hasta Ciego de Ávila Luis Manuel Alcántara Otero había vivido una experiencia “mágica”. Me cuenta que quienes lo veían en la carretera se le acercaban para ofrecerle agua, jugo, frutas, incluso hasta dinero explícitamente para él y no para la Virgen de la Caridad. “Iba ya casi por la mitad del camino, me faltaba poco para llegar a Santiago de Cuba”.

Narra Manuel que al llegar a Falcón, preguntó dónde podía pasar la noche y que a la media de hora de encontrar donde pernoctar, casi la mitad del pueblo estaba allí para ofrecerle aguacate, jugos y todo lo que aparecía de comida en aquel batey. Tal parecía que Luis Manuel era un encomendado de la Virgen de la Caridad.

“Una experiencia mágica” así interrumpe cada pasaje que cuenta y es imposible no notarle su tono alegre con lo vivido.

Ver la entrada original 316 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s