Día: agosto 29, 2013

El ‘déjà vu’ sirio

Posted on

Estar en contra de un bombardeo de la OTAN o una invasión estadounidense no significa que se defienda al régimen de Asad

Por: Pascual Serrano

Todo parece indicar que EEUU bombardeará Siria en los próximos días, es lo que los medios y la diplomacia denomina eufemísticamente “intervenir”. Para empezar debemos aclarar que tenemos la humildad de reconocer que, aunque parece indiscutible que hubo una masacre por armas químicas, no sabemos quiénes fueron los responsables. Es por ello que la ONU envía inspectores a la zona. Ignorado esto podemos presentar algunas deducciones lógicas. La primera de ellas es el principio establecido en el Derecho Romano y utilizado en criminalística de “cui prodest” (¿quién se beneficia?). Desde hace semanas, en la agenda de las potencias occidentales y sus adláteres árabes están las acusaciones contra el gobierno sirio por el uso de armas prohibidas, lo más absurdo que podría hacer ese gobierno sería asesinar un millar de civiles, incluidos niños, en un barrio que no forma parte del frente y poner en bandeja la justificación de una intervención militar de EEUU o de la OTAN. Es decir, la respuesta de “a quien beneficia” la masacre por agentes químicos es los partidarios de esa intervención militar contra Siria.

Lo siguiente que hemos comprobado es la rápida difusión de la noticia señalando la autoría del gobierno sirio. Tan rápida que el día 21 los medios internacionales estaban informando de una masacre de 650 personas por parte del ejército sirio utilizando como fuente informativa un tuit de la oposición siria. Nada más. No se me ocurre ningún agente social que pueda conseguir ser titular mundial con un tuit.

Inmediatamente, los gobiernos que han mostrado su apoyo a los rebeldes sirios comienzan a exigir la presencia de los inspectores en la zona para confirmar el ataque y determinar sus responsables, y acusan al gobierno sirio de no colaborar. Sin embargo, cuatro días después ese gobierno está autorizando la presencia de los inspectores y dotándoles de escolta para desplazarse a la zona. Cuando se dirigen al terreno, estos inspectores sufren un tiroteo. De nuevo el gobierno es acusado de la responsabilidad de los disparos de francotiradores al convoy. Sería un cosa curiosa que un bando escolte a unos inspectores de la ONU y al mismo tiempo les disparara. A continuación, los mismos que exigían la presencia de inspectores dicen que ya es tarde, que no necesitan a los inspectores. Sin esperar a las conclusiones del equipo de investigadores de Naciones Unidas, el secretario de Defensa estadounidense, Chuck Hagel, dice que ya tienen la información de inteligencia que demostrará que “no fueron los rebeldes y que el Gobierno sirio fue el responsable”.

De nada sirve que el gobierno sirio lo niegue, o que Médicos sin Fronteras afirme que “no puede establecer la autoría del ataque”. La información del gobierno sirio, difundida por la televisión nacional de ese país, asegurando que el ejército allanó el día 24 un depósito de los opositores armados en Jobar, localidad de la periferia de Damasco, en donde halló varios barriles de agentes tóxicos con la inscripción hecho en Arabia Saudita, además de máscaras antigás y pastillas para neutralizar los efectos por la exposición a dichos químicos, sólo fue recogida por Prensa Latina.

El gobierno que más muertes ha provocado en la historia por armas atómicas (Hiroshima y Nagasaki) y por armas químicas (agente naranja en Vietnam) es el que se presenta como protector mundial de los daños por esas armas. El gobierno que inició una guerra de Iraq, que todavía continúa, justificada por unas armas de destrucción masiva que no existían, ahora propone hacer lo mismo por unas armas químicas fundadas en las mismas pruebas. La sensación de déjà vu con la invasión de Iraq es inevitable. Entonces pidieron inspectores y cuando se encontraban en el terreno les obligaron a salir precipitadamente porque comenzaban a bombardear.

Son los mismos gobiernos que se escudaron en una resolución de la ONU para proteger a los libios y terminaron bombardeando el convoy del presidente para que una horda de mercenarios lo linchara y colgara el vídeo en internet. Es la misma OTAN que bombardeó Yugoslavia sin autorización del Consejo de Seguridad argumentando una limpieza étnica que los forenses demostraron falsa y que, una vez más, lo volverá a hacer en Siria sin importarle la legislación internacional. Los mismos países que invadieron Afganistán para liberar a las mujeres de los talibanes y hoy siguen siendo lapidadas y el país aumentando su récord de producción de opio, corrupción y pobreza.

A todas esas personas bienintencionadas que dicen que no podemos permanecer impasibles ante la masacre de cientos de civiles en Siria hemos de explicarles que esos libertadores que esgrimen el derecho de proteger, la defensa de los derechos humanos y la implantación de la democracia cargan con demasiados antecedentes para que podamos creer en sus buenas intenciones.

Como señala Jean Bricmont (Imperialismo humanitario. El uso de los Derechos Humanos para vender la guerra, El Viejo Topo, 2008), asistimos a que gran parte del discurso ético de la izquierda considera la necesidad de exportar la democracia y los derechos humanos echando mano de las intervenciones militares del primer mundo, y califican de relativistas morales e indiferentes al sufrimiento ajeno a quienes critican esas injerencias. De forma que es precisamente esa izquierda la que inventa e interioriza “la ideología de la guerra humanitaria como un mecanismo de legitimación”. Es un error plantear que existen gobiernos buenos -que pueden invadir- y malos -que merecen ser invadidos y derrocados-. No olvidemos que si aceptamos esa opción, la invasión legítima, en el fondo, estamos autorizando la del fuerte sobre el débil. ¿Acaso invadirá Brasil (tan democrático como EEUU) a Iraq para instaurar la democracia? ¿Aceptaríamos que el Líbano bombardeara con carácter preventivo a Israel? Recordemos que ha sido atacado alguna vez por ese país, estaría muy fundado su ataque preventivo.

Olvidan también que el poder siempre se ha presentado como altruista. Decir que se bombardea Yugoslavia para impedir una limpieza étnica, se invade Afganistán para defender los derechos de las mujeres, se ocupa Iraq para llevar la democracia y liberar al país de un dictador o se ataca Siria para derrocar a un tirano no difiere mucho del discurso de la Santa Alianza para enfrentar las ideas de la Ilustración que inspiraron la Revolución Francesa, o del de Hitler que justificó su invasión de los Sudestes checoslovacos para defender a la minoría alemana. Parece que esa izquierda de fervor internacionalista humanitario olvida que, ya en los tiempos más recientes, el intervencionismo extranjero occidental, que viene a ser lo mismo que decir el estadounidense, es el que apoyó en Indonesia a Suharto frente a Sukarno, a los dictadores guatemaltecos frente a Arbentz, a Somoza frente a los sandinistas, a los generales brasileños contra Goulart, a Pinochet frente a Allende, al apartheid frente a Mandela, al Sha contra Mossadegh y a los golpistas venezolanos contra Chávez. Si de intervenir para proteger y salvar vidas se trata, bastaría con “bombardear” muchos países de África con tetra briks de leche en lugar de bombas de racimo.

Tampoco es que estemos defendiendo a talibanes, a Sadam, a Gadafi ni Al Assad. Estar en contra de un bombardeo de la OTAN o una invasión estadounidense no requiere de un pronunciado rechazo expreso a esos regímenes para que no se interprete que se defienden, el asunto que debemos plantearnos es la violación de la legislación internacional por parte de una potencia invasora, y las mentiras en las que se escudan para justificarla.

 

Fuente: El Diario / ZONA CRÍTICA.

Las tapaderas de la CIA ¡Conózcalas! (+Listado)

Posted on Actualizado enn

 
A continuación publicamos el listado de más de 500 agencias, fundaciones y empresas que son parte de la Central Intelligence Agency¹s (CIA) y trabajan con ella en el área de la información y acción contra los pueblos y sus organizaciones políticas y sociales.
LISTADO DE AGENCIAS DE LA CIA* A *

AALC, see Afro-American Labor Center

Acrus Technology

ADEP, see Popular Democratic Action

Advertising Center, Inc.

Aerojet General Corporation

Aero Service Corp. of Philadelphia

AFME, see American Friends of the Middle East

“African Report”

African-American Institute

Afro-American Labor Center (AALC) of

American Federation of Labor/Congress of Industrial Organization

(AFL/CIO)

Agencia Orbe Latinoamericano

Agency for International Development (AID)

Agribusiness Development, Inc.

AIFLD, see American Institute for Free Labor Development

Air America Air Asia Co., Ltd.

Air Proprietary Company

All Ceylon Youth Council Movement

Alliance for Anti-totalitarian Education

America Fore Insurance Group

American Academy for Girls

American Association of the Middle East

American Chamber of Commerce

American Committee for Liberation from Bolshevism, Inc.

American Committee for the Liberation of the People of Russia

American Committee for the International Commission of Jurists

American Economic Foundation

American Federation for Fundemental Research

American Federation of Labor/Congress of Industrial Organization

(AFL/CIO)

American Federation of State, County and Municipal Employees (AFSCME)

American Foundation for the Middle East

American Friends of the Middle East

American Friends of the Russian Freedom

American Friends Service Committee

American Fund for Czechoslovak Refugees

American Fund For Free Jurists

American Geographic Society

American Historical Society

American Institute for Free Labor Development (AIFLD)

American Machine & Foundry

American Mutual Insurance Company

American Newspaper Guild

American Newspaper Publishers

Association American Oriental Society

American Political Science Association

American Red Cross

American Research Center in Egypt, Inc.

American Society of African Culture

American Institute of Cairo

American University – Special Operations Research Office

Ames Research Center

M.D. Anderson Foundation

ANSA (Italian Wire Service)

Antell, Wright & Nagel

Anti-Communist Christian Front

Anti-Communist Liberation Movement

Anti-Totalitarian Board of Solidarity with the People of Vietnam

Anti-Totalitarian Youth movement

Appalachian Fund

Arabian-American Oil Company

Area Tourist Association

Ashland Oil and Refining Company

Asia Foundation

Association of American Geographers

Association of Computing Machinery

Association of Friends of Venezuela

Association of Preparatory Students

Assoziation ungarischer Studenten in Nordamerika

“Atlantic Journals and Constitution”

Atomics, Physics & Science Fund, Inc.

Atwater Research Program in North Africa

* B *

David, Josephine & Winfield Baird Foundation, Inc.

Bank of America

Bank of California

Bank of Lisle

Bankers Trust Company

Baylor University

Beacon Fund (West)

Berliner Verein (West)

Berliner Verein zur Forderung der Bildungshilfe in Entwicklungslandern

(West)

Berliner Verein zur Forderung der Publizistik in Entwicklungslandern

Blythe & Company, Inc.

Boeing Company

Boni, Watkins, Jason & Company

Borden Trust Bories Trust

Boy Scouts of America

Brazilian Institute for Democratic Action (IBAD)

Broad and High Foundation

Brook Club

Brotherhood of Railway, Airline and Steamship Clerks, Freight

Handlers, Express and Station Employees

J. Frederick Brown Foundation

Burgerkomitee fur Au Benpolitik (SS)

Bulgarisches Nationales Zentrum

Burndy Corporation

Butte Pipe Line Company

* C *

Cahill, Gordon, Reindel & Ohl

Cahill & Wilinski

California Shipbuilding Corporation

Campfire Girls

CARE, see Committee for American Relief Everywhere

Caribean Marine Area Corporation

(Caramar) James Carlisle Trust

Carnegie Foundation

John Carroll University

Catherwood Foundation

Catholic Labor Foundation

Catholic University Youth Organization

CBS Television Network

CEDOC, see Catholic Labor Center

(CRESS) Center for Strategic Studies

Center of Studies and Social Action

(CEAS) CEOSL, see Ecuadorean Confederation of Free Trade Union Organizations

Chesapeake Foundation

Chicago College of Arts and Sciences

Citizens State Bank of Wausau

Civil Air Transport (CAT)

Clothing and Textiles Workers Union COG, see Guayana Workers Confederation

Colt’s Patent Fire Arms Company

Columbia Broadcasting System (CBS)

Columbia University

Columbian Financial Development Company

Combate

“EL Commercio” Com. Suisse d’Aide aux Patrgrols

Committee for American Relief (CARE)

Committee for Correspondance

Committee for Free Albania

Committee for Liberty of Peoples

Communications Workers of America (CWA)

Confederation for an Independent Poland

Conference of the Atlantic

Community Congress for Cultural Freedom

Continental Airlines Corporation

Continental Press

Cooperative League of America

Coordinating Committee of Free Trade Unionists of Ecuador

Coordinating Secretariat of National Unions of Students (cosec), see International Student Conference (ISC)

Cornell University

Cosden Petroleum Corporation

Council on Economic and Cultural Affairs, Inc.

Council of Foreign Relations

Cox, Langford, Stoddard & Cutler

CRC, see Cuban Revolutionary Council

CROCLE, see Regional Confederation of Ecuadorean

Coastal Trade Unions Cross, Murphy and Smith

Crossroads of Africa

Crusade for Freedom

CSU, see Urugayan Labor Conference

CTM, see Mexican Worker Confederation

Cuban Portland Cement Company

Cuban Revolutionary Council (CRC, Cuban Exile)

Cummings and Seller

Curtis Publishing Company

CUT, see Uruguayan Confederation of Workers

* D *

Daddario & Burns

Debevoise, Plimpton, Lyons & Gates (West)

Deutscher Kunstlerbund

Dominion Rubber Company

Double Chek Corporation

DRE, see Revolutionary Student Directorate in Exile Leer el resto de esta entrada »