Día: agosto 22, 2013

¿La prensa en Cuba debe pedir permiso?

Posted on

¿La prensa en Cuba debe pedir permiso?

Autorizaciones y más autorizaciones: ¿hasta cuándo?

Al fin me pasó. Uno tiene que tener paciencia para conducir las cosas, pero la razón siempre es aconsejable ante la ira que produce la impotencia: ayer debí malgastar una hora de mi tiempo de trabajo esperando en una oficina a que los teléfonos adecuados respondieran que sí, que podía pasar a filmar en una unidad estatal de servicio a la población. Y además tuve que presionar.

Y todo porque yo, como periodista, “debo informar, coordinar con esa dirección provincial en qué fecha y lugar voy a hacer mi trabajo” –la televisión sufre estas cuestiones más que los demás medios, por lo de las imágenes. Porque todos los administradores tienen instrucciones claras de sus jefes de que la prensa no pasa si no es con autorización de ellos, ¡y hasta por escrito me la pidieron!

¿Acaso el Partido no tiene el poder que la Constitución le otorga en su artículo 5? ¿Acaso sus directrices son cosa de “acato pero no cumplo”? Porque bien clarito que lo dicen las orientaciones para la Eficacia Informativa de su Buró Político:

“… se hace cada vez más común encontrar lugares (no vinculados a la defensa, la seguridad y el orden interior, que obviamente requieren de un tratamiento diferenciado) donde ha sido prohibido o se hace muy difícil el acceso de la prensa porque se necesita autorización para ello de la máxima dirección del organismo, lo cual resulta lento, engorroso y poco práctico.”

Y ante esta situación,con un párrafo de por medio, aclara:

“Estos problemas tienen que ser encarados a partir de la comprensión de que la materialización del derecho de nuestro pueblo a la información pública es una obligación del Estado y una responsabilidad del Partido.”

(Este documento está emitido desde ¡¿2007?!)

Y después de tan claras disposiciones, yo me pregunto –y esta vez ni quiero responderme–: ¿se supone entonces que yo deba avisar, pedir autorización, y además subordinarme a los directivos de cualquier otra institución que no sea mi medio de prensa para filmar y hacer un trabajo periodístico?

Eso es ilógico. Es como: “oye, voy pa´allá; arregla las cosas, prepara el teatro y entrena a los actores, que el periodismo es pa´ bobos”.

Una cosa es programar y coordinar la visita a un lugar donde requieres entrevistados, prolongado tiempo de filmación, y cooperación: eso es respeto al tiempo ajeno, sentido de la responsabilidad.

Pero otra bien diferente es que yo deba hacer un recorrido por diferentes instituciones de un mismo organismo –peor si es para un reportaje crítico– y tenga que someterme a la autorización o no de un directivo, que encima de todo, puede “partirle las patas” –y lo hace– al subordinado que deje pasar a la prensa sin su consentimiento…

Debo aclarar que tuve que hablar en persona con ese directivo para al fin filmar. Soportar comparaciones con lo que parece ser una cúpula del periodismo televisivo en Cuba. Y su “no tenemos nada en contra de la prensa” o “no se trata que no los dejemos filmar” me valen bien poco si tengo que pedir permiso.

A veces parece mentira que un congreso de la UPEC como el de julio haya ocurrido. Y yo que sigo gritando: ¿dónde está el apoyo a la prensa?; ¿pa´ cuándo piensan tener las regulaciones legales necesarias para nuestro amparo?

Sin embargo, en mi recorrido pude constatar otra y muy diferente realidad: los cuentapropistas, los “privados”, abren paso a las cámaras sin mucha muela. Y vengan cuando quieran, y, ah, si hubieran venido antes que había más gente, y para lo que necesiten…

¿Acaso diferencias de intereses entre estatales y privados?

Siempre que salgo a trabajar con una cámara le repito una y mil veces a mi equipo que a nosotros no nos puede parar nadie; que somos los ojos del pueblo y el pueblo es quien manda.

El “al fin me pasó” del principio no es que lo deseara, al contrario, me encantaría que las cosas fueran como deben ser, pero estas peleas son buenas, se necesitan echar.

Un administrativo o directivo, cuando limita, imposibilita o burocratiza el trabajo de la prensa, venda arbitrariamente los ojos de la nación, del pueblo. Y el pueblo tiene que ver, que oír, que leer, porque es el único poder irrevocable, el único dueño de todo… o 50 años de Revolución estarían tirados al caño de la desidia.

El pueblo, la prensa del pueblo no debe pedir permiso.

PD: mi negativa a mencionar el organismo en cuestión no se debe a temores… es algo más: es que también me niego a acciones puntuales, a cocotazos personalizados, a escarmientos: el problema es mucho más grande que un directivo, que un administrativo acatando las órdenes de su jefe; el problema es sistémico y sistémicamente debe solucionarse. Talar las ramas de un árbol no lo secan ni lo destruyen: hay que ir a la raíz.

http://esquinasdecuba.com/2013/08/22/la-prensa-en-cuba-debe-pedir-permiso/
via Facebook http://esquinasdecuba.com/2013/08/22/la-prensa-en-cuba-debe-pedir-permiso/

Chrome 29, con mejoras en sugerencias personalizadas y posibilidad de restablecer el perfil

Posted on

Si eres usuario de Chrome, te interesará saber que ya ha salido la versión 29 para Windows, Linux, Mac y Android, que igual ya estás usando en estos momentos. Dentro de la rama de escritorio, la novedad más destacada se encuentra en las mejoras de las sugerencias personalizadas a través de Omnibox, que te permitirá obtener sugerencias más relevantes en función de los sitios visitados recientemente, con lo que a mayor periodo de uso, mejores sugerencias, en relación a si has comenzado a usar Chrome recientemente.

Interesante también es la nueva opción que te permite restablecer tu perfil en Chrome, eso sí, manteniendo los temas, aplicaciones y favoritos, aunque eliminando el resto de elementos, de manera que si tienes muchas extensiones y tienes problemas, por ejemplo, esta opción te dejará tu perfil limpio. Para ello, tendrás que ir al icono del cajón, en la parte superior derecha, ir a configuración, hacer click en mostrar configuración avanzada, y hacer click en el botón de resetear configuración del navegador.

Otras novedades en la rama de escritorio son la inclusión de nuevas aplicaciones, nuevas extensiones de API, así como las ya tradicionales mejoras en estabilidad y correcciones de errores, entre otros cambios que se pueden consultar tras este enlace. Resaltar que en la versión para Mac, ya se añade soporte para las notificaciones enriquecidas.

Respecto a la versión de Chrome para Android, la misma ya soporta WebRTC, que como muchos ya sabréis, permite el establecimiento de las comunicaciones en vídeo entre usuarios en tiempo real a través de los navegadores, sin necesidad de instalar software adicional, pudiendo incluso compartir archivos. Será cuestión de tiempo que la nueva versión esté disponible para todos los usuarios a través de Google Play.

En cualquier caso, cada versión supone un avance más en sí mismo que merece la pena probar.

Vía: Anuncio oficial

Cuando Washington aprieta en Miami se acaba la guapería

Posted on

Edmundo García (www.latardesemueve.com)

Miami_448_338Es escandaloso pero interesante ver cómo la prensa de Miami, cuando cree que tiene lo que llama una victoria mediática en algún tema, entra en una especie de exhibicionismo poniéndolo en portada, ilustrándolo con fotos coloridas y desplegando enormes titulares. Y cuando el evento noticioso que han tratado de manipular no les pinta bien o se les vira al revés, tratan de desmayarlo o, como decía Francisco González Aruca, lo ocultan en una esquina o en una página de interior. Mientras más cerca de los obituarios, mejor.

Déjenme aclarar que lo que estos medios llaman “victoria mediática” es que su manipulación noticiosa se convierta en “política”; algo muy lejos de lo real porque la política no se hace leyendo la prensa miamense o pensando lo que esta prensa va a decir. A no ser que se considere “política” a las declaraciones y fotos que logran sacarle a algunos representantes locales, siempre disponibles para el teatro.

En Miami hubo una gran alharaca durante casi un mes con lo de los cubanos que estaban en las Bahamas en un centro de detención de inmigrantes; se publicó en primera página un centenar de boberías relacionadas con esto. Pero lo que salió a relucir entre domingo y lunes, que era realmente importante, lo trataron de esconder. El Nuevo Herald se decidió a sacarlo, pero bien discreto, camuflado entre otras informaciones.

El domingo 18 el Ministro de Exteriores y Servicios Públicos de Bahamas Fred Mitchell desmintió y rechazó el video sobre supuestos maltratos a inmigrantes en su país. La verdad que desde el principio de toda esta saga televisiva noté algunos detalles de manipulación en dicho video. No obstante, la congresista Ileana Ros-Lehtinen siguió repitiendo que el video sí era cierto y que a ella el Departamento de Estado le había dicho y prometido cosas; pero lo cierto es que todavía no se ha visto ninguna declaración oficial del Departamento de Estado sobre sus “conversaciones” con Ros-Lehtinen.

Todo se limita a comentarios, llamadas telefónicas y mensajes de texto de los interesados en el problema. Por cierto, la propia Ileana Ros-Lehtinen compareció en CNN Latino la mañana de ayer martes en Miami y reconoció que en cuanto al otorgamiento de refugio en los Estados Unidos de algunos de los cubanos en Bahamas, no era verdad que ella tuviera una comunicación afirmativa del Departamento de Estado.

Por el contrario, la única declaración oficial del Departamento de Estado norteamericano que hemos conocido es la que se produce después que el Ministro de Exteriores de Bahamas Fred Mitchell anuncia que diplomáticos bahamenses en Miami han sido amenazados, junto con amenazas a la integridad física (inmobiliaria) del Consulado,  recomendando a los ciudadanos de su país en Miami que tomaran precauciones al concurrir a la sede. Es solo entonces cuando Estados Unidos responde oficialmente que se toma estas declaraciones del Ministro Mitchell en serio.

Yo creo que por lo menos debe haber una investigación sobre tales amenazas. Y lo considero así tomando en cuenta el historial de la persona que ha estado protagonizando todo este espectáculo, que es Ramón Saúl Sánchez, o Ramón Sánchez, o Sánchez Rizo, como se le conoce y recuerda en varios círculos de Miami. Porque este individuo, que ahora se nos presenta como el Gandhi cubano de Miami, como un gran pacifista, estuvo ligado a la organización violenta Omega 7 y varios connotados terroristas de Miami; algunos de los cuales todavía guardan prisión, como es el caso de Eduardo Arocena. Voy a detenerme un momento en este punto, y les pido licencia para citar algunas cosas en inglés y en extenso, porque las circunstancias lo requieren.

El 30 de diciembre de 1983 el periodista Jim McGee publica en el Miami Herald un artículo titulado “New breed of anti-Castro militant moves to Miami” donde resume las características generales de lo que llama una nueva oleada de terroristas contrarrevolucionarios de origen cubano (McGee todavía les decía “presuntos”), que identifica por sus nombres. Además de las investigaciones del periodista, los datos tienen la confirmación del oficial del FBI Stanley Klein, quien dirigía el programa de contra terrorismo del FBI en el área.

Entre los personajes controlados por causa del terrorismo se nombran en el artículo a Eduardo Arocena, por entonces con 40 años y operador de una firma importadora; Pedro Remón, de 38 años y vendedor de camiones; Guillermo Novo, de 44 años y ejecutivo de publicidad y Ramón Sánchez, con 32 años y co propietario de un servicio de alarmas de seguridad en Miami. Dice el artículo que en base a declaraciones de Arocena las autoridades federales hicieron constar en documentos judiciales que Sánchez construyó una bomba que fue colocada debajo de la limusina de un diplomático cubano en 1980. Arocena también dijo al FBI que Sánchez proporcionó explosivos a otro miembro de Omega 7. (“Federal officials have alleged in court documents, based on statements by Arocena, that Sanchez built a bomb that was placed beneath the limousine of a Cuban diplomat in 1980. Arocena has also told the FBI that Sanchez provided explosives to another Omega 7 suspect. Like Remon, Sanchez is a member of OPLC.”)

El 15 de diciembre de 1983, Jim McGee había publicado otro artículo en el Miami Herald titulado “FBI agents, police stub toes in terrorism investigations”, donde empezaba quejándose de que el terrorismo en Miami casi siempre quedaba impune (“In Miami, terrorism almost always goes unpunished.”), y señala que Ramón Sánchez se mantiene en prisión por cosas que debería aclarar sobre la organización violenta Omega 7.

En este artículo no trato de hacer historia; una historia que también incluye muertes inocentes, como la de Carlos Muñiz Varela, recordado en fecha reciente, o la del diplomático cubano Félix García-Rodríguez, miembro de la misión cubana en la ONU, vilmente asesinado en septiembre de 1980 en Queens, New York, en su propio auto (con matrícula diplomática) precisamente por miembros de Omega 7. Un hecho cruel condenado enérgicamente por la comunidad diplomática internacional, y particularmente por Edmund Muskie, entonces Secretario de Estado del Presidente Jimmy Carter.

Solo quería usar algunos datos que demostraran que tanto la preocupación del Ministro de Exteriores de Bahamas Fred Mitchell respecto a la seguridad del Consulado en Miami, como la declaración del Departamento de Estado de Estados Unidos de que se toma en serio la preocupación de Ministro bahamense, están más que fundamentadas atendiendo al historial de violencia que tiene el personaje que ha protagonizado este espectáculo mediático, amenazando infructuosamente las relaciones entre varios países, y la agenda de trabajo de varios congresistas federales que han caído el juego.

Después que el problema se puso serio, con la intervención de las autoridades de Bahamas y Estados Unidos a alto nivel, Ramón Saúl Sánchez se mandó a correr y aclaró a El Nuevo Herald que él no tiene nada que ver con eso, que él no ha amenazado a nadie y que además es un amigo. Esto fue lo que le declaró Sánchez a la periodista María Pérez para su artículo del pasado lunes 19 de agosto: “Rechazamos categóricamente cualquier tipo de conducta. No fue ningún miembro de Democracia ni de ningún simpatizante. Jamás haríamos una cosa como esa. Bahamas es un país amigo”. Un país amigo cuando han insultado a sus autoridades, cuando han llamado a un boicot al turismo y los viajes hacia esas islas.

Es lo que siempre pasa: cuando Washington DC aprieta en Miami se acaba la guapería y los violentos bajan la cabeza. Hasta prometieron irse del lugar donde habían acampado frente al Consulado de Bahamas, en el que tenían permiso para quedarse durante todo un mes, según dijo Ramón Saúl Sánchez en su programa “Desafío” de la estación radial La Poderosa de Miami.

Vamos a ver a dónde llega toda esta farsa con la entrada en escena del ex embajador de Panamá en la OEA Guillermo Cochez, amigo de Roger Noriega, y la cobertura en El Nuevo Herald por los taquígrafos Antonio María Delgado y Juan Tamayo. Una fauna de politiqueros y propagandistas de papel, radio y televisión que jamás se descompleta.

 

Fuente: La Pupila Insomne.

Ya podemos incrustar actualizaciones de Facebook en nuestra web

Posted on

 

Embed Post

En el pasado mes de Julio, ya os comentamos que Facebook estaba implementando una nueva característica por la cual los editores de medios digitales podían integrar actualizaciones de estado públicas de Facebook en sus propios espacios digitales, estando limitado por aquel entonces a una serie de editores concretos. Facebook ha publicado hace escasas horas la posibilidad de que cualquier usuario pueda ahora integrar actualizaciones de estado públicas en sus propios espacios, ya que esta característica llega a todos. Eso sí, a tener en cuenta por los propios usuarios de que si no desean ver sus actualizaciones de estado en otros espacios, deberían mirar sus configuraciones de privacidad, con el fin de que cualquier otro usuario no pueda tener acceso al código para integrarlo en terceros sitios.

Al igual que los mensajes integrados en Twitter, las actualizaciones de estado integradas en sitios web de terceros, permitirán a sus visitantes interactuar con los contenidos como si estuvieran directamente interactuando dentro de Facebook, incluso con los vídeos, incluidos los de Instagram. Esta característica también es desde ahora compatible ahora con los dispositivos móviles, permitiendo igualmente a los usuarios interactuar con las actualizaciones de estado integradas en sitios de terceros desde sus propios dispositivos móviles.

Para conocer si una actualización de estado es integrable, tan sólo hay que irse al icono del desplegable que aparece en la parte superior derecha de cualquier publicación al ponerse encima de la misma, clickearla, y ver si pone Insertar Publicación, por la cual, dándole a está opción, ofrecerá el código necesario y como quedaría el iframe en cualquier sitio donde se integre como vista previa.

Si bien, cualquier código HTML se puede integrar en distintos sitios web, para WordPress existe un plugin que facilita la integración de las propias actualizaciones de estado con tan sólo incluir la URL permanente de los mismos.

Vía: Anuncio en el blog de desarrolladores de Facebook

 

Abogados solicitarán perdón total para Bradley Manning

Posted on

 

El equipo de abogados que defendió a Bradley Manning confirmó hoy que pedirá la semana próxima al presidente Barack Obama el indulto total para el soldado estadounidense.
Abogados solicitarán perdón total para Bradley ManningManning fue condenado el miércoles a 35 años de prisión pero según fuentes judiciales, es elegible para libertad condicional y podría salir de la cárcel en un tercio de ese tiempo.

Sabemos que nuestra posibilidad de éxito ante Obama es casi nula, pero ya hemos redactado una formulación oficial de perdón para enviarla a la Casa Blanca, explicó el jurista David Coombs.

Manning aseguró en su propia solicitud de indulgencia que cuando decidió revelar información clasificada lo hizo en realidad por amor a su país y a su pueblo, y sin perder el sentido del deber a que estaba obligado como militar.

El medio digital WikiLeaks proclamó una victoria estratégica la conclusión del juicio contra el soldado norteamericano, quien podría salir de prisión en siete años.

Después de una corte marcial de 20 meses, el jurado militar solo deliberó durante cuatro minutos para dictar sentencia contra el joven de 25 años, que además fue expulsado deshonrosamente del Ejército.

Manning había sido acusado de una veintena de cargos relacionados con la difusión de miles de documentos secretos del gobierno federal, archivos diplomáticos confidenciales y datos clasificados del Pentágono.

No obstante, juristas consultados por WikiLeaks explicaron que bajo las leyes castrenses de Estados Unidos el analista informático es elegible para libertad condicional cuando cumpla la tercera parte de su condena.

A tenor de que Manning ya sirvió una pena de tres años y medio, más 112 días (fue apresado en mayo de 2010), todo ese tiempo es deducible del veredicto final.

WikiLeaks recordó que el Departamento de Defensa quebró varias normas al mantener al reo en confinamiento solitario durante nueve meses, por ende y en teoría, el extécnico militar pudiera estar de nuevo en la calle a los 32 años de edad.

Activistas del grupo de apoyo Bradley Manning Support Network dijeron que el fallo de la jueza Denise Lind representó una derrota para los fiscales gubernamentales, quienes pedían al menos 60 años de encierro para Manning.

 

Fuente: Girón.cu

 

El “Caso Taringa” y la protección de los autores y creadores

Posted on

 

20130822-135216.jpgCon la reciente resolución de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, donde se rechazó el recurso interpuesto por los procesados en el “caso Taringa” contra el auto de elevación a juicio oral, se reavivó en las redes sociales y en diversos medios periodísticos el debate sobre internet y los derechos de propiedad intelectual.

La causa penal que se sigue contra los directivos del sitio “Taringa!” cuenta ya con el procesamiento de los imputados, confirmada el 29 de abril de 2011 por la Sala VI de la Cámara Nacional de Apelaciones en Criminal y Correccional, como partícipes necesarios del delito previsto en el artículo 72 inciso “a” de la ley 11.723 (cometido en 29 oportunidades). También confirmó el embargo dispuesto por el juez de grado sobre su dinero y/o bienes hasta alcanzar la suma de $200.000 (pesos doscientos mil).

En la causa se imputó a los dos procesados Matías y Hernán Botbol, en su carácter de propietarios de la firma “Wiroos S.R.L.” que contrata el servicio de hosting del portal web http://www.taringa.net, ofrecer a usuarios anónimos la posibilidad de compartir y descargar gratuitamente archivos cuyo contenido se encuentra protegido por derechos de autor, garantizando con ello la reproducción ilícita del material.

Uno de los fundamentos fue que “…el funcionamiento como biblioteca de hipervínculos justifica la existencia de la página que tiene un ingreso masivo de usuarios, mediante el cual percibe un rédito económico con la venta de publicidad, la que en el negocio informático se abarata o encarece en función de la mayor cantidad de visitas que recibe…” y “….ha permitido que personas, aún no identificadas, publicaran links para descargar ilegítimamente las obras descriptas por los denunciantes… sin que la maniobra fuera evitada por la administración del sitio de los imputados, facilitando con ello las copias cuestionadas..”.

 

Contra el criterio de primera instancia apelaron los imputados y en su defensa los demandados argumentaron que “las obras literarias no están almacenadas en la página, sino en el sitio rapidshare, cuyos servidores están localizados fuera del territorio nacional, por lo que no puede aplicarse al caso la ley penal argentina”.

En la resolución se argumentó que “más allá de que los links desde los cuales se habrían descargado las obras reproducidas ilegalmente (rapidshare.com, 4shared.com y mediafire.com) están efectivamente fuera del país, los del dominio taringa.net desde donde se ofrecía su descarga (kui.wiroos.com.ar y lanark.wiroos.com) y cuyos titulares serían los imputados, registran domicilio en la República Argentina”.

A su vez, se coincidió con el criterio del a quo en cuanto a que la conducta antijurídica de los demandados constituye una acción comisiva consistente en “facilitar los medios para que los usuarios pudieran compartir y descargar gratuitamente archivos que contenían obras sin las respectivas autorizaciones de sus autores”, extremo que es reconocido por el propio impugnante.

Así las cosas, la causa se encuentra en condiciones de que se fije fecha para el debate oral y público.

Con respecto a la causa concreta, lo único que vamos a observar es lo siguiente: por el principio legal de inocencia, los procesados son inocentes hasta que se dicte una sentencia condenándolos y pase en autoridad de cosa juzgada. Por lo tanto, y siendo trabajo del Tribunal Oral ahora determinar la existencia de delito y la culpabilidad de los procesados, si se diera así el caso, lo único que resta por hacer es esperar la decisión judicial.

Lo que genera este caso es la renovación del debate sobre qué pasa con la protección de los derechos de autor en esta era de avances tecnológicos imparables, donde cualquiera, desde cualquier lugar del mundo, puede poner a disposición del resto de la humanidad diversos contenidos.

Las posiciones y los argumentos son de los más variados. Tenemos quienes sostienen que el conocimiento es un patrimonio de la humanidad y no puede ni debe ser coartado de ninguna forma. Otros, más morigerados, reconocen que el autor de una obra, sea literaria, de música, programas informáticos, etc, tiene derechos patrimoniales sobre su creación, al menos durante un mínimo de tiempo. Este es un tema importante, ya que las legislaciones universales no son unánimes al respecto, y los tiempos de protección varían. En el otro extremo están los defensores a ultranza de los derechos de autor, y en el medio también encontramos a quienes vislumbran que parte de la problemática no pasa por el reconocimiento y la protección de la autoría de la obra, sino por la posibilidad de explotación de la misma. En definitiva, en algunos casos la defensa del derecho de autor pasa a representar la defensa de las ganancias económicas por una obra, y no siempre esto está directamente vinculado con las ganancias percibidas por el autor de la misma.

Otra de las posiciones extremas es la de quienes consideran que cualquier tipo de protección de copyright es un avasallamiento a la libertad de expresión y que inhibe en muchos casos el acto creativo en sí mismo.

El debate está planteado y hay que abrirlo a las distintas posiciones. El Derecho siempre, y necesariamente, viene atrás de los cambios sociales. Las nuevas tecnologías de la información y la comunicación imponen cambios vertiginosos que nos obligan a repensar permanentemente los conceptos. Entre el conocimiento y los intereses de las editoriales, las discográficas y las empresas creadoras de software, por poner sólo tres ejemplos, está el derecho inalienable del autor de una obra a ser reconocido por su creación y a disfrutar de los beneficios que la misma puede depararle. La forma y la medida responderá a principios más profundos, que están vinculados a cuestiones tan filosóficas como la forma de percibir el mundo, la postura económico-política, la generosidad a la hora de compartir lo creado con el mundo y los beneficios que una obra puede brindar a la humanidad.

El debate está planteado y es absolutamente necesario. Cada posición debe escucharse porque, seguramente, de cada una de ellas tenemos cosas para pensar y aprender.

Inés Tornabene

Fuente: Sigue al conejo blanco.