Día: julio 9, 2013

Las 4 y 20: Sin protocolo, sin permisología… pero se aperturó la Blogosfera Cuba

Posted on

Sin protocolo, sin permisología… pero se aperturó la Blogosfera Cuba

No recuerdo la última vez que dormí tan poco. En tres días que son alrededor de 72 horas, yo apenas descansé unas 9. Mi cuerpo solo asimilaba cafeína y comida, pero se sostenía porque el alma se me llenó de alegría, sentimientos, amigos nuevos y viejos… del calor de una nueva familia que habla el mismo idioma, aunque no se haya visto nunca.

Y es que, otra vez, aquella gente sencilla que conocí en la Ciénagade Zapata se reunió. El lugar escogido, menos verde que el anterior, fue el Centro Martín Luther King (Muy buena elección Rodo) un lugar con una magia inexplicable que se describe solo si la vives.

A pesar de haber transitado los últimos kilómetros que me separaban de la capital sin aire acondicionado, en cuanto llegué una magia me envolvió. No me importaba el cansancio, el hambre… esos amigos nuevos que tantos deseos tenía de ver me esperaban y me inyectaron la energía que necesitaba y que tanta falta me hacía.

Tantas cosas queríamos decirnos que la madrugada se quedó corta. Ahí, entre sueño y hambre salió el término permisología o la ciencia que estudia lo de dar permisos, según interpretamos. Procedente de allá del lejano y cercano Holguín vino también el término aperturar y supimos del policía al que le preocupaba si persecutaba o no.

La mañana siguiente, la noche, la madrugada … nos regalaron emociones: gente nueva, letras digitales que tomaban forma y se mostraban tan humanos como sus líneas; un héroe sencillo que compartió con todos como viejos conocidos y explicó que para ser héroe solo se debe hacer el bien todos los días.

Hubo piernas que temblaron, corazones paralizados cuando vimos a René en vivo y a todo color. Yo no lo podía creer, no coordinaba ideas y para compartirlo llamé a mi madre, otra apasionada,para que sintiera lo mismo que yo.

Y se me acumularon las emociones cuando vi a su esposa. Ya iba a respirar y calmarme, pero en eso llegaron Alarcón (que nos regalará sorpresas muy pronto), José Pertierra, Willy Toledo, Edmundo García, Raúl Suarez.

Y también la profesora Elaine, quien nos ilustró sobre la realidad de la blogosfera cubana y sin muchos detalles, por eso de la piratería. Un panel integrado por Paquito, Iroel y Edmundo nos dieron varias aristas de una misma Cuba, nos contaron sobre sus realidades.

Los días se mezclaban con la noche, con la madrugada. Todos queríamos conocernos, otros consolidar la ya vieja amistad, algunos participar nada más y uno que otro comer y pasarla bien, pero todos, eso sí, queremos escribir desde nuestra visión sobre nuestra Cuba.

Aprendí, lloré, fui feliz de muchas maneras, me sentí en familia, encontré otra vez ese lugar al que ya pertenezco, bailé, recordé… Pero lo mejor fue que fui testigo del nacimiento oficial de Blogosfera Cuba.

Ahora seguro encontraremos personas que asegurarán que no teníamos permisología y nos persecutarán por ello, pero ya somos una familia difícil de separar a la cual nos une un sueño:escribir de Cuba.

http://las4y20.blogspot.com/2013/07/sin-protocolo-sin-permisologia-pero-se.html
via Facebook http://las4y20.blogspot.com/2013/07/sin-protocolo-sin-permisologia-pero-se.html

Pegaito a la tarima, con Blogosfera Cuba

Posted on Actualizado enn

FOTOS DE ROBERTO SUÁREZ

Edmundo García, de paso por La Habana y por el encuentro de blogueros, conversa con Roberto Peralo de La Joven Cuba. Atrás, estoy con el actor español Willy Toledo y Alejandro Cruz, Cubano1erPlano
Con Joel Suárez, del Centro Martin Luther King Jr. Atrás PaquitodeCuba
Vaya, coge tu Calle del Medio aquí…. Con István Ojeda y Claudio Peláez.
Escuchando a los ponentes

Momentos inolvidables en el CMLK: Primer encuentro de la BlogosferaCuba

Posted on

Por Rosa C. Báez

Saberme la más vieja entre todos los presentes, ya va siendo habitual en mis encuentros “blogueriles”… pero esta vez, ciertamente, lo que sabía no fue para nada lo que sentía esta bibliotecaria que cambió su sino por el de bloguera… Amén de ciertos juegos asociados a mameyes de los que sabiamente el instinto me hizo escapar a tiempo, les juro que todo el tiempo me sentí -y ellos me hicieron sentir- una más entre l@s jóvenes que de muchas partes del país se reunieron durante tres días en la Sala Lucius Walker, del Centro Memorial Martin Luther King, para coordinar esfuerzos en un proyecto colaborativo que reunirá, y de hecho ya reúne, a los blogueros cubanos. Blogueros que, siendo diversos, se encuentran unidos en una causa común que nos convoca: luchar por una Cuba mejor, participativa, coherente y cada vez más perfectible.

Cada día, al terminar la jornada de encuentros, nos reuníamos en círculo para compartir qué habíamos ganado, cuáles eran las mejores vivencias que habíamos aprehendido en el día, cuáles eran los momentos que no sentíamos “felices”… y así, con regocijo, descubríamos falencias y ganancias.

Debo confesar que esta vieja bloguera -por años acumulados y por los mismos bregando en este nuevo mundo virtual de las bitácoras- las carencias y errores del encuentro no podría listarlas porque realmente, todo lo ocurrido en esos tres días le pareció maravilloso: desde los careos intentando confeccionar nuestro particular “Nos pronunciamos” (recordando aquel fundacional mensaje de los Caimaneros) hasta las presentaciones y muy especialmente, los invitados que nos acompañaron en esos tres días…

 Algo que ya desesperaba por sentir fue el abrazo de René González, ese Hombre ya parte de la Historia… que nos convocó a continuar la lucha por la libertad de los Cinco, que nos habló de sus vivencias en este regreso definitivo a Cuba, que nos enseñó cuan humildes pueden ser los Grandes…

Muy especial para mí, por el abrazo con que me recibió y el agradecimiento inmerecido, fue el encuentro con la bloguera y profesora Elaine Díaz, que nos compartió vivencias y experiencias de “Deliberar en red: consenso y disenso en la blogosfera cubana”, trabajo que discutiera recientemente en LASA y que nos diera a todos una muestra fehaciente, matemáticamente diseñada, de que estamos del lado correcto en su mapa interactivo… Esperamos que  pronto se difundan en las redes estos resultados.

Luego, la presencia de figuras fundamentales para mí en este empeño, aquellos que me sirven de guía paradigmática y que tal vez algunos hayan aprendido ya que son tan blogueros, tan cubanos y tan sencillos como cualquiera de nosotros: y hablo de Rosa Miriam Elizalde, de Iroel Sánchez, de Enrique Ubieta (que, por cierto, está como Fidelito con su Caimán: no pierde oportunidad de compartirnos La Calle del Medio, de lo que me alegro porque nunca los alcanzo en los estanquillos!). ¿Y qué decir de mi entrañable vecino y amigo, Paquito el de Cuba, una de las personas que más admiro, de todas las que conocí en estos lares, ¡aunque me ataque con los comentaristas de sus espacios! ¿Y de mi querido Pepe Pertierra aunque sólo estuviera como espectador?

 Compartir con un Ricardo Alarcón, sencillo, maestro, elocuente en su sinceridad, en su amor por los Cinco, fue todo un hito para mí y estoy segura que para cada uno de los jóvenes que lo impulsaron a tomar decisiones que pronto compartiremos; fue realmente emotivo, pues aunque muchas veces coincidí con él en numerosos actos nunca me fue tan cercano y querido.

Tampoco puedo dejar de señalar -por la alegría de reencontrar al primero y la de finalmente conocer personalmente al otro- a Willy Toledo, actor y cineasta español, ese loco que resuena en el ciberespacio por venir a vivir en Cuba, entre cubanos, soñando su mismo sueño y a Edmundo García, con sus ciertas y a veces increíbles anécdotas del Miami por todos conocido, que nos movieron más de una vez a la sonrisa y a la carcajada más unánime.

 Los anfitriones, de lujo: Joel Suárez, con su manera desenfadada y sincera de ser, nos dio la bienvenida al Centro, y posteriormente, el Reverendo Raúl Suárez, Director del CMLK, con su decir suave, con ese amor al prójimo que deja traslucir su mirada, nos saludo con afecto y nos convocó a sumarnos a la lucha desde nuestra trinchera, por la Cuba que todos deseamos, llamándonos a la acción para lograrlo.

¿El resto? El resto fueron cada uno de los minutos que compartí con gente muy querida desde lo virtual y que me alegró conocer en lo real, en lo cotidiano: gente como Rafa, mi Turquinauta querido, o la Mariposa cubana, o como Alejo3399 -y todos los demás que conocí allí- o abrazar nuevamente a mi dulce Karina, a mis chicos de La Joven Cuba, a mi peleonero Yohan y a ese team formidable que nos llegó desde el Camagüey… especialmente a alguien de quien no había oído y a quien desde ya incluyo entre mis amigos: Mary, que nos entrega en vivo a su Fomento querido.

Minutos que empeñamos todos en construir, desde la blogosfera y en la blogosfera, un espacio de unión, de trabajo, de amistad: un rincón diverso y plural que muestre nuestras verdades y nuestros errores, pero con un espíritu constructivo, con muchas ganas de hacer, con mucho que defender no sólo en lo virtual si no también en lo cotidiano.

No hemos dicho la última palabra: mucho habrán de oír hablar, mucho habrán de leer sobre Blogosfera Cuba!!

 

Fuente: Polilla Cubana.

Astros apagados

Posted on

Astros apagados (+ comentarios)

Por Leydi Torres Arias

A Julio César (Camarero) y Mauricio, tan protagonistas de esta historia como yo.

Viajo todos los meses mediante la agencia Astro, de Ómnibus Nacionales, pero nunca -hasta este lunes 8 de julio de 2013- me habían secuestrado en una de esas Yutongs que andan y desandan la autopista nacional.

Sucedió pasado el mediodía. El chofer del ómnibus 1259 (chapa HWC 815) que cubre la ruta 39: Habana-Caibarién de las 10:35 a.m., decidió salirse de las normativas de su agencia y de paso, salirse también unos metros de la Autopista cuando pasó de largo el Conejito de Nueva Paz.

Yo iba en el asiento #1, por eso pude verificar que en su hoja de ruta (# 019111) no estaba establecida aquella parada. No ahí.

La puerta se abrió, y como todos pensamos que el desvío era a causa de algo que el señor al timón necesitaba recoger, nadie salió. El chofer al mando se paró, dijo que nos bajáramos, que en ese lugar (una suerte de rancho- paladar- particular ubicado a la entrada de la CCS Francisco Vegas Alemán en Mayabeque) íbamos a almorzar.

¡Vamos, debíamos ser demasiados ilusos para pensar que el chofe nos iba a regalar unos almuercitos! Evidentemente aquel hombre quería que consumiéramos en lo que –más evidentemente todavía- era el negocio de algún socio o al menos de algún conocido que le daba por ese “servicio” alguna comisión.

Protestas.

El Conejito –lugar establecido para que todos los ómnibus de esa agencia paren a almorzar- tiene diversas opciones (unas mejores que otras, pero opciones al fin y al cabo). Hay refrescos, dulces, panes, helado, cajas con comida… alimentos a diversos precios ya en moneda nacional o CUC. Sin embargo, nos llevaron –sin previo aviso, sin decirnos, sin consultarnos- a una paladar particular en medio de un campo. Los derechos de los que íbamos a bordo estaban siendo más aplastados que las ruedas a la carretera.

Un muchacho le pidió un número de teléfono donde poder llamar a quejarnos. El chofer dijo que podíamos confirmar en la Base, con un tal Yosvani, al 8774545. Yo pregunté por un teléfono público. No había. Miré en mi celular. No teníamos cobertura. ¡¡¿¿??!! No sé si el chofer quería que practicáramos telepatía…

Además aseguró que esa parada se había decidido el día anterior en una reunión que hubo en la agencia Astro.

Hasta ese momento yo soporté estoicamente el sol, el hambre y hasta la prepotencia del chofer, que utilizó su ventaja de timonel de nave para llevarnos a ese lugar. Pero cuando miré hacia la guagua una anciana permanecía sentada. Ella no tenía dinero suficiente para bajar a comprar alimentos en ese lugar.

A mi alrededor habían niños, y casi todos los que viajaban. Yo calmada, sin quebrantos de voz ni alteraciones, inicié lo que ha sido la primera gran discusión de mi vida.

Le pedí al chofer que me dijera su nombre porque, alegué, él había violentado además el protocolo de salida -cuando los choferes se identifican, nos desean buen viaje, nos dicen las paradas que haremos y el tiempo en cada una, así como la hora de llegada. Se negó, y cuando me vio anotar # de chapa y demás, le dije que soy periodista. Lo anuncié más que por asustar, para que supiera que iba a publicar algo al respecto.

El dueño de la paladar trató de interceder, algo alterado, y por las claras le dije que no me gritara, que aquel atropello era a causa del negocio entre él y los choferes para que no tuviéramos otra alternativa que comer algo ahí…

Los demás también se quejaban. La incomodidad de lo que estaba sucediendo era común. Unos explicaron que si los dos lugares (Conejito y paladar) están cercanos, no nos pueden privar de la opción, que era sensato que dejara en el Conejito a los que querían ir para allá y en la paladar a las 6 o 7 personas que ya estaban almorzando.

No entendía. El chofer dijo que el ómnibus traía GPS y no podía regresar la distancia que se había pasado. Anunció que o comíamos ahí o no comíamos, porque no iba a parar en más ningún lugar y faltaban más de 3 horas de viaje. En la guagua, sin moverse, permanecía la anciana.

Tal vez las circunstancias –ya decía Ortega y Gasset: “yo soy yo y mis circunstancias”- me subí a las escaleras del ómnibus en busca de un lugar más alto donde poder superar su prepotencia con una altura que no tengo. Por la anciana, por los niños, y por mis amigos diabéticos que pasaron por mi mente en ese momento, mentí por única vez.

Le dije –no dije, en verdad las palabras salieron como orden: “Fíjese bien lo que le voy a decir, yo además de periodista soy diabética, y me niego a comer algo en este lugar, así que ahora mismo yo voy a subir a sentarme y usted va a arrancar esta guagua no sé si al Conejito que acabamos de pasar o se va a apurar a llegar al de Aguada de Pasajeros, porque no me va a dar una hipoglicemia por su culpa”.

Los pasajeros, periodistas o no, diabéticos o no, subieron las escaleras detrás de mí.

Al chofer no le quedó más remedio que regresar. Cuando llegamos al Conejito, había cinco guaguas más de la agencia. Alguien se indignó: “Qué indisciplinados, ¿los demás choferes no fueron a la reunión de Astro?”, a lo que nuestro chofer, tembloroso, respondió que las rutas autorizadas para almorzar en aquella paladar eran la suya y Habana-Baracoa.

En el Conejito habían cinco ómnibus: Cienfuegos-Habana, un Flete a Santa Clara, Habana-Encrucijada, una alquilada para el Congreso Áreas Protegidas, con chapa de Santiago de Cuba, y… ¡Habana-Baracoa!

Mientras un joven buscó un inspector de transporte para poner la queja, yo me dirigí al chofer del ómnibus Habana-Baracoa (chapa HTU 812), quien con mucha amabilidad me escuchó y se asombró de lo sucedido porque… ni sabía de reuniones del día anterior, ni de almuerzos en paladares.
About these ads
Share this:

9 comentarios

en julio 9, 2013 a 12:48 pm | Responder Yaima Puig Meneses

Bravo hermanita ¡así se hace! No podemos permitir que pisoteen de tal manera nuestros derechos… ni nuestros bolsillos.

en julio 9, 2013 a 1:04 pm | Responder Leydi Torres Arias

Mira que hasta me acordé de ti en ese momento y no porque alguna de las dos sea diabética, sino por los datos de las cooperativas no agropecuarias, de la ANPP y de ámbito nacional que empecé a manejarle al chofer.

en julio 9, 2013 a 1:24 pm | Responder Alejandro

bravo Ley, muy bien hecho, estas son las cosas que no debemos permitir, un abrazo

en julio 9, 2013 a 1:30 pm | Responder Leydi Torres Arias

imagínate que el dueño del negocio le dijo al chofer: “no te preocupes, regresa, que yo llamo a allá y digo lo que pasó” (por lo del GPS) o sea, que tenía además contacto directo con el de la Base de Omnibus…. tremendo!!

en julio 9, 2013 a 1:27 pm | Responder Marissa

Es que en mi Cuba, esa que amo tanto ya no existe, se ha perdido el respeto y la profesionalidad, ya lo reconocia el general/presidente Raul Castro y que no es mas que el resultado de un sistema politico/economico y la manida idea del hombre nuevo.
En africa donde vivo hay periodo especial perenne y todos los valores que Raul criticaba(segun el por el periodo especial) aqui en africa, el lugar de todas las carencias,estan intactos.
Saludos.

en julio 9, 2013 a 1:33 pm | Responder Leydi Torres Arias

Este 7 de julio, en el discurso final de la ANNP, Raúl alertó sobre la necesidad de combatir la corrupción, de denunciar…y un día después este chofer decide hacer más caso a una supuesta reunión que tuvo en Astro, que a las palabras del presidente…increíble!

en julio 9, 2013 a 2:45 pm | Responder lamariposacubana

Ley, tremenda ocurrencia la tuya, pero bien hecho botellera!!!!

en julio 9, 2013 a 6:45 pm | Responder Alejandro

Y eso no es nada: lo que falta es para volverse loco!!!

en julio 9, 2013 a 7:34 pm | Responder Alejandro

No he estado en Cuba en los últimos 5 años, sin embargo en mis tiempos tbién pasaba. Lo más triste de todo es la impunidad.
Recuerdo que una vez un guaguero nos dejo botados a mi y dos compañeros màs de la Fcom un viernes a las 6.00 pm en la Virgen del Camino. Erámos estudiantes los tres y no teníamos el dinero suficiente para pagar cuanto aquel hijo de buena madre exigía. Nos faltaban unos pocos pesos, menos de diez y aún asi aquel sujeto nos cerrò las puertas de una guagua casi vacía…

http://botellasalmar.wordpress.com/2013/07/09/astros-apagados/
via Facebook http://botellasalmar.wordpress.com/2013/07/09/astros-apagados/

El revolucionario en su laberinto

Posted on Actualizado enn

El revolucionario en su laberinto

Por Claudio Pelaez Sordo

Madiba va a morir. Fidel Castro también. Los hombres que marcaron una época por sus acciones han llegado al siglo XXI solo para ser testigos de una sociedad que no es la que ellos quisieron. El único consuelo es el de estar en una sociedad mejor que la que ellos vivieron. Y hasta eso es cuestionable, pero quien escribe sí cree a este país mucho mejor que el vivido por Fidel cuando intentó transformar junto a sus amigos aquella realidad.

Transformar que significaba revolucionar, que significa ser revolucionario y asumirse como tal. Pero en aquellos años el término no estaba tan desgastado y descontextualizado como ahora. Estaba de moda, pero no todos lo usaban. Hoy todos lo usan y no está de moda. Y el hombre del siglo XXI no quiere esa etiqueta. Es más, no quiere etiquetas.

¿Por qué? Porque teme a las malas interpretaciones y está dispuesto a sacrificar, omitir, silenciar una palabra que no lleve a criterios erróneos y prejuiciados. Mas no sacrifica su espíritu. Porque un término tan gastado como revolucionario ya no dice lo que en su momento gritaba. Porque quiere salirse de la línea oficial y los documentos que han tenido una puesta en escena alejada de su letra. No quiere ser becario del pensamiento conservador, esquemático y dogmático de esos otros, incluso oportunistas, que se han asumido a ritmo de bombo y platillo.

El revolucionario de hoy, el que no se asume como tal, cree que este no es el momento para rectificar el concepto, enrumbarlo o ensancharlo. Prefiere dejar esa línea vacía para cuando el término se haya olvidado, regresar y completar el espacio vacío. Solo puede suceder que para ese regreso el espacio ya tenga una etiqueta que los criterios prejuiciados se encargaron de llenar. O que las etiquetas surgidas por el camino nunca lo dejen llegar a completar el pedazo de papel en blanco.

El revolucionario de hoy quiere ser tan revolucionario que no se califica. Quiere crear diálogo y en función de ello sacrifica el término. El revolucionario de hoy día vive, existe, pero nadie lo sabe. Mientras otros aprovechan la coyuntura para usurpar el término y decodificar aberrantemente su concepto. La generación de hoy nació sin el pecado original, pero peca, continúa pecando y eso la hace hereje, revolucionaria. El revolucionario de hoy día camina por un laberinto, por los mismos que anduvieron sus predecesores, tratando de encontrarse y sabiendo rectificar a tiempo sus errores.

Madiba va a morir. También Fidel Castro. Los más revolucionarios del siglo XX en praxis y etiqueta.

Los revolucionarios del siglo XXI, o mejor, los del siglo XXI, seremos esparcidos en cenizas, pero antes los revolucionarios del siglo XXII dirán: “A los revolucionarios que tuvieron miedo de asumirse como tal”.

http://tremen2explote.wordpress.com/2013/07/09/el-revolucionario-en-su-laberinto/#more-470
via Facebook http://tremen2explote.wordpress.com/2013/07/09/el-revolucionario-en-su-laberinto/#more-470

Grietas que amenazan a Cuba

Posted on

Grietas que amenazan a Cuba
Por: Luis Ernesto

Este tema no resulta agradable para nadie, pero me atengo al convencimiento de que el primer paso para superar un problema de manera efectiva es reconocer su existencia en toda la dimensión y hurgar en las causas y condiciones que han propiciado este fenómeno a lo largo de muchos años.

Imagino las noticias en los próximos días de la gran prensa internacional, especializada en denigrar a Cuba y someterla a un frenético escrutinio; ya nos hemos acostumbrado a vivir bajo el asedio y no debemos restringirnos a debatir con toda crudeza la realidad, si lo que nos motiva es el más firme propósito de rebasar el ambiente de indisciplina que se ha arraigado en nuestra sociedad y ocasiona daños morales y materiales nada despreciables.

Hemos percibido con dolor, a lo largo de los más de 20 años de período especial, el acrecentado deterioro de valores morales y cívicos, como la honestidad, la decencia, la vergüenza, el decoro, la honradez y la sensibilidad ante los problemas de los demás. Recordemos las palabras de Fidel en el Aula Magna de la Universidad de La Habana, el 17 de noviembre de 2005, cuando dijo que a esta Revolución no podría destruirla el enemigo, pero sí nosotros mismos y sería culpa nuestra, advirtió.

Así, una parte de la sociedad ha pasado a ver normal el robo al Estado. Se propagaron con relativa impunidad las construcciones ilegales, además en lugares indebidos, la ocupación no autorizada de viviendas, la comercialización ilícita de bienes y servicios, el incumplimiento de los horarios en los centros laborales, el hurto y sacrificio ilegal de ganado, la captura de especies marinas en peligro de extinción, el uso de artes masivas de pesca, la tala de recursos forestales, incluyendo en el magnífico Jardín Botánico de La Habana; el acaparamiento de productos deficitarios y su reventa a precios superiores, la participación en juegos al margen de la ley, las violaciones de precios, la aceptación de sobornos y prebendas, el asedio al turismo y la infracción de lo establecido en materia de seguridad informática.

Conductas, antes propias de la marginalidad, como gritar a viva voz en plena calle, el uso indiscriminado de palabras obscenas y la chabacanería al hablar, han venido incorporándose al actuar de no pocos ciudadanos, con independencia de su nivel educacional o edad.

Se ha afectado la percepción respecto al deber ciudadano ante lo mal hecho y se tolera como algo natural botar desechos en la vía; hacer necesidades fisiológicas en calles y parques; marcar y afear paredes de edificios o áreas urbanas; ingerir bebidas alcohólicas en lugares públicos inapropiadosy conducir vehículos en estado de embriaguez; el irrespeto al derecho de los vecinos no se enfrenta, florece la música alta que perjudica el descanso de las personas; prolifera impunemente la cría de cerdos en medio de las ciudades con el consiguiente riesgo a la salud del pueblo, se convive con el maltrato y la destrucción de parques, monumentos, árboles, jardines y áreas verdes; se vandaliza la telefonía pública, el tendido eléctrico y telefónico, alcantarillas y otros elementos de los acueductos, las señales del tránsito y las defensas metálicas de las carreteras.

Igualmente, se evade el pago del pasaje en el transporte estatal o se lo apropian algunos trabajadores del sector; grupos de muchachos lanzan piedras a trenes y vehículos automotores, una y otra vez en los mismos lugares; se ignoran las más elementales normas de caballerosidad y respeto hacia los ancianos, mujeres embarazadas, madres con niños pequeños e impedidos físicos. Todo esto sucede ante nuestras narices, sin concitar la repulsa y el enfrentamiento ciudadanos.

Lo mismo pasa en los diferentes niveles de enseñanza, donde los uniformes escolares se transforman al punto de no parecerlo, algunos profesores imparten clases incorrectamente vestidos y existen casos de maestros y familiares que participan en hechos de fraude académico.

Es sabido que el hogar y la escuela conforman el sagrado binomio de la formación del individuo en función de la sociedad y estos actos representan ya no solo un perjuicio social, sino gravesgrietas de carácter familiar y escolar.

Esas conductas en nuestras aulas son doblemente incompatibles, pues además de las indisciplinas en sí mismas, hay que tener presente que desde la infancia la familia y la escuela deben inculcar a los niños el respeto a las reglas de la sociedad.

Lo más sensible es el deterioro real y de imagen de la rectitud y los buenos modales del cubano. No puede aceptarse identificar vulgaridad con modernidad, ni chabacanería ni desfachatez con el progreso; vivir en sociedad conlleva, en primer lugar, asumir normas que preserven el respeto al derecho ajeno y la decencia. Por supuesto, nada de esto entra en contradicción con la típica alegría de los cubanos, que debemos preservar y desarrollar.

Fragmento de las palabras de Raúl en la primera Sesión Ordinaria de la VIII Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular, en el Palacio de Convenciones, el 7 de julio de 2013.

Mi visión: el llamado al combate está claro. Nos toca unir fuerzas y lanzar golpes precisos y con poderosa pegada. En ello radica, en gran medida, la preservación de la Revolución.

http://visiondesdecuba.com/2013/07/08/grietas-que-amenazan-a-cuba/
via Facebook http://visiondesdecuba.com/2013/07/08/grietas-que-amenazan-a-cuba/

Comunidad Blogosfera Cuba: nueva articulación de blogueros cubanos

Posted on

Comunidad Blogosfera Cuba: nueva articulación de blogueros cubanos

Por: Alejandro Ulloa

Contar la realidad de la isla ya no es el único objetivo de un extenso grupo de blogueros cubanos. Desde este domingo 7 de julio de 2013, la consolidación y definición de la “Comunidad Blogosfera Cuba” penetra en la realidad nacional como una nueva forma de participación social.

Mientras en el Palacio de las Convenciones la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP) realizaba sus primeras sesiones ordinarias, al mismo tiempo, durante tres días, el Centro Dr. Martin Luther King Jr. acogió a más de cuarenta blogueros de diferentes provincias en busca de concertar esfuerzos e intereses en “la visión compartida de una Cuba mejor”.

Más allá de las bitácoras, opiniones y agendas personales de sus integrantes, Blogosfera Cuba pretende articular espacios y acciones, dentro y fuera de las redes, donde el debate y la constante participación generen nuevos y mejorados contenidos de cara a la red así como el necesario impacto social.

El acceso a internet de un sector de la población, con mayoría de periodistas, hace que hoy los vacíos de la prensa cubana, las necesidades de expresión fuera de los límites tradicionales y la urgencia de agendas públicas más acordes a la realidad sean algunas de las marcas fundamentales de quienes asumen un blog.

Acorde a ello, las profesoras Elaine Díaz y Rosa Míriam Elizalde compartieron en sus talleres las nuevas formas de socialización que internet ha posibilitado en Cuba y cómo ello puede influir en la generación de una sociedad con otros códigos de funcionamiento y circulación de la información a través de nuevas redes de interacción.

A su vez, varias personalidades acompañaron este fin de semana a los blogueros en sus talleres y discusiones: René González, Ricardo Alarcón de Quesada, Edmundo García, y el actor español Willy Toledo intercambiaron visiones, preguntas y respuestas sobre la realidad cubana y las particularidades de bloguear en Cuba.

Sin embargo, y más allá de chistes de “evento de primer nivel”, el encuentro del fin de semana reunió a amigos que han escalado el Pico Turquino, que han visitado la Ciénaga de Zapata y organizado eventos como el TwittHab como el 2.0.

No es casualidad entonces que la amistad que los une provenga de proyectos compartidos de nación y que, como política principal de Blogosfera Cuba busquen la inclusión de la mayor cantidad de blogueros cubanos –dentro y fuera de Cuba– en un espacio plural, diverso, respetuoso de las individualidades, pero con intereses colectivos bien definidos.

Blogosfera Cuba tiene presencia en la mayor parte de las redes sociales y tecnológicamente sirve como una autopista de entrada a los diferentes blogs que han solicitado su inclusión.

Al finalizar una de las tardes de debates, las palabras del reverendo Raúl Suárez, Director del Centro Dr. Martin Luther King Jr. y diputado a la ANPP, conmovieron a todos cuando brindó incondicionalmente su ayuda y la de la institución que dirige porque “en esencia, luchamos por lo mismo, por construir en nuestra patria una sociedad cada vez más justa y cada vez más humana”.

En los próximos meses, Blogosfera Cuba tiene planificado ya su próximo encuentro “de guerrilla” y pretende unir y construir sobre las bases que acordaron seguir este fin de semana.

http://www.oncubamagazine.com/actualidad/comunidad-blogosfera-cuba-nueva-articulacion-de-blogueros-cubanos/
via Facebook http://www.oncubamagazine.com/actualidad/comunidad-blogosfera-cuba-nueva-articulacion-de-blogueros-cubanos/