Día: marzo 11, 2013

Sacar la cara por el Estado

Posted on

 

Por Claudio Pelaez Sordo

Sacar la cara

Sacar la cara

Hace seis años aproximadamente, cuando llegaron los ómnibus Yutong al transporte público y sustituyeron a los conductores por las alcancías un terrible problema se le vino a la población capitalina encima: el vuelto. Al menos antes se le podía replicar al conductor el vuelto de los sesenta centavos si se pagaba con un peso, aunque esto no era garantía de obtenerlo.

En ocasiones los conductores decían que sacaran cuarenta centavos que no había vuelto y quien pagaba con un peso no lo recibía. A veces había que quedarse esperando cinco minutos para recibirlo pues se hacían los “chivos con tonteras” para no devolver los sesenta centavos.

A la llegada de los ómnibus chinos que arribaron con alcancía incluida el problema con los conductores quedó resuelto. Y como todo problema resuelto, dio origen a uno nuevo. No todos pagaban en la alcancía pues ya ni siquiera podían exigir el vuelto al chivo con tonteras.

Entonces hubo quienes comenzaron a acudir a los bancos a cambiar dinero cerrado por menudo para impedir que el pago del transporte se convirtiera en un problema para la economía doméstica. Pero no todos tienen el tiempo suficiente para ir al banco y esperar durante casi una hora para cambiar en menudo.

Hay quienes deben viajar en cinco ómnibus durante el día y si no fraccionan su dinero en monedas de veinte centavos tendrían que gastar cinco pesos diarios en vez de dos. Al mes pagarían 80 pesos de transporte público en vez de 40. Y a la china de la bemba colorá, como le dicen a la alcancía, no se le puede exigir el vuelto.

El conductor antes era el encargado de exigir el pago del transporte, pero después de su sustitución por la alcancía, el chofer ha tenido que volverse todo un hombre orquesta. Ya no solo debe tener sus sentidos puestos en la carretera sino también en aquellos que no pagan.

Una solución que hemos encontrado aquellos que viajamos en el transporte público cuando tenemos un peso cerrado es ponernos a vigilar a quien va a pagar el ómnibus con los cuarenta centavos exactos para pedirle que nos lo dé y echar un peso en la alcancía por los dos. A veces alguien generoso llega a decir que no eches los cuarenta centavos que él tiene un peso por los dos.

Son varias las alternativas que hoy existen para aliviar los estragos de la alcancía: desde colarse por la puerta de atrás hasta mostrarle al chofer un billete grande de diez o veinte pesos y rezar porque no tenga cambio y deje pasar, sino la cantidad de monedas de a peso que se colectan en un minuto pueden provocarle un hueco al bolsillo del pantalón. Sí, porque los choferes guardan las monedas de a peso y las de veinte centavos no.

Sin embargo hace días conocí la alternativa más ingeniosa de todas, que en algún momento pensé practicar si quedaba disponible en mi futuro trabajo o la universidad me iba mal. Y es la venta de monedas.

Un hombre tenía en una pequeña caja muchas monedas de veinte centavos y su pregón decía más o menos así: “Me das un peso y te doy ochenta centavos”. Y muchos eran los que recurrían a ese servicio que él ofrecía. Como  todos no tienen el tiempo de acudir a los bancos a cambiar en menudo, este hombre se ofrece voluntariamente y cobra veinte centavos por ello.

Un servicio que se agradece ante la inamovible alcancía que ha sido a fin de cuentas una opción necesaria del Estado para lograr pagar los ómnibus Yutong, pues antes entre conductor y chofer no llegaba todo el dinero que la población pagaba en el transporte público. Ahora tampoco, pero uno es menos que dos.

Solo espero que el ingenioso servicio que ofrece este cubano luchador no sea visto como una ilegalidad pues al final está resolviendo un problema creado por el Estado y al cual hasta hoy no se le ha dado respuesta. Y los ciudadanos están sacando la cara por el Estado.

 

Canje

Canje

¿No muerde?

 

Revolico Cubano

Posted on Actualizado enn

Aquí está la imagen que tanto esperábamos, aunque no está operativa (igual que el cable) esperamos con ansiedad su funcionamiento a pesar de que el nombre es diferente.

Una página esperada por todos, aunque no todos tendremos acceso.  Igual que pasa con la página prohibida en cuba. Pero nos las ingeniamos para descargar cuanto anuncio hayan subido para poder canjear, vender o comprar.

Al menos ya tenemos página situada en la isla de cuba.  Ufff al fin, parece que fue un gran sacrificio hacerla. ¿O nos dimos cuenta que necesitábamos una? … Bueno eso lo dirá el tiempo u otros amigos de la red.

También soy ambicioso y espero como Ecured,  tenerlo en los celulares cubanos.

Kokacub@

Las explicaciones que no necesito

Posted on

 


Leticia Martínez Hernández

 
No se cómo murió Chávez. A ciencia cierta casi nadie conoce los detalles de la enfermedad que lo arrebató de nuestros ojos. Y está bien que no se sepa. Está bien que ese dolor quede solo en el alma de quienes vivieron con él hasta el último suspiro, ese en el que según cuentan algunos continuaba aferrado a la vida, a Cristo.

 
Anoche dejé de querer saber. Anoche, cuando los médicos que tantos pactos hicieron con la vida, se cuadraron frente al ataúd que ahora preserva al paciente más amado, dejé de preguntarme por qué murió. El llanto de esos hombres y mujeres al pie del ataúd me confirmó que nada humana podía salvarlo. No quiero estar por un segundo en sus zapatos, en sus pieles, en sus almas, aunque me hubiera gustado tanto acompañarlos en esa apuesta por la vida. ¿Cómo se vive ahora con la inconformidad que desgarra?
No. No quiero explicaciones, no las necesito. No quiero saber los detalles de esta lucha contra el cáncer que duró casi dos años. No sé los nombres de estos médicos, no sé la especialidad que ejercen, no sé sus edades…Solo sé que anoche cuando Nicolás Maduro les daba gracia por tanto amor, cuando este hombre tan leal a su líder pedía vivas para Fidel y Raúl porque cuidaron a Chávez como al hijo que se niegan a entregar sin antes luchar hasta desfallecer, sentí estallar la Isla que llevo por corazón. El aplauso cerrado que recibieron allí de parte de todos los que aman a Chávez aún después de la muerte confirmó la gratitud.
En la Academia Militar de Fuerte Tiuna, en el silencio que guardaron por varios minutos frente al Comandante inerte, en esos rostros hecho dolor por la pérdida, en esas ojeras que delataron cansancio tras tanto tiempo de batalla a brazo partido contra la muerte, estaban las explicaciones que quería recibir.
Y es tanta la nobleza de esos seres humanos que cuando fueron a abrazar a la señora Elena Frías parecían estarle pidiendo perdón. ¿Será que no saben que el agradecimiento para ellos es eterno?

 

Fuente: Facebook

 

Perdimos nuestro mejor amigo

Posted on

Hugo Chávez durante una conferencia en Miraflores, el 14 de mayo de 2004.  Foto: AP

“Ni siquiera él mismo sospechaba cuán grande era”, afirma Fidel en este artículo. En la imagen, el Presidente Hugo Chávez durante una conferencia de prensa en Miraflores, el 14 de mayo de 2004. Foto: AP

El 5 de marzo, en horas de la tarde, falleció el mejor amigo que tuvo el pueblo cubano a lo largo de su historia. Una llamada por vía satelital comunicó la amarga noticia. El significado de la frase empleada era inconfundible. Aunque conocíamos el estado crítico de su salud, la noticia nos golpeó con fuerza. Recordaba las veces que bromeó conmigo diciendo que cuando ambos concluyéramos nuestra tarea revolucionaria, me invitaría a pasear por el río Arauca en territorio venezolano, que le hacía recordar el descanso que nunca tuvo.

Nos cabe el honor de haber compartido con el líder bolivariano los mismos ideales de justicia social y de apoyo a los explotados. Los pobres son los pobres en cualquier parte del mundo.

“Déme Venezuela en qué servirla: ella tiene en mí un hijo.”, proclamó el Héroe Nacional y Apóstol de nuestra independencia, José Martí, un viajero que sin limpiarse el polvo del camino, preguntó donde estaba la estatua de Bolívar.

Martí conoció el monstruo porque vivió en sus entrañas. ¿Es posible ignorar las profundas palabras que vertió en carta inconclusa a su amigo Manuel Mercado víspera de su caída en combate?: “…ya estoy todos los días en peligro de dar mi vida por mi país, y por mi deber —puesto que lo entiendo y tengo ánimos con que realizarlo— de impedir a tiempo con la independencia de Cuba que se extiendan por las Antillas los Estados Unidos y caigan, con esa fuerza más, sobre nuestras tierras de América. Cuanto hice hasta hoy, y haré, es para eso. En silencio ha tenido que ser, y como indirectamente, porque hay cosas que para lograrlas han de andar ocultas…”.

Habían transcurrido entonces 66 años desde que el Libertador Simón Bolívar escribió: “…los Estados Unidos parecen destinados por la Providencia para plagar la América de miserias a nombre de la Libertad”.

El 23 de enero de 1959, 22 días después del triunfo revolucionario en Cuba, visité Venezuela para agradecer a su pueblo, y al gobierno que asumió el poder tras la dictadura de Pérez Jiménez, el envío de 150 fusiles a fines de 1958. Dije entonces:

“…Venezuela es la patria de El Libertador, donde se concibió la idea de la unión de los pueblos de América. Luego, Venezuela debe ser el país líder de la unión de los pueblos de América; los cubanos respaldamos a nuestros hermanos de Venezuela.

“He hablado de estas ideas no porque me mueva ninguna ambición de tipo personal, ni siquiera ambición de gloria, porque, al fin y al cabo, la ambición de gloria no deja de ser una vanidad, y como dijo Martí: ‘Toda la gloria del mundo cabe en un grano de maíz.’”

“Así que, por tanto, al venir a hablarle así al pueblo de Venezuela, lo hago pensando honradamente y hondamente, que si queremos salvar a la América, si queremos salvar la libertad de cada una de nuestras sociedades, que, al fin y al cabo, son parte de una gran sociedad, que es la sociedad de Latinoamérica; si es que queremos salvar la revolución de Cuba, la revolución de Venezuela y la revolución de todos los países de nuestro continente, tenemos que acercarnos y tenemos que respaldarnos sólidamente, porque solos y divididos fracasamos.”

¡Eso dije aquel día y hoy, 54 años después, lo ratifico!

Debo solo incluir en aquella lista a los demás pueblos del mundo que durante más de medio siglo han sido víctimas de la explotación y el saqueo. Esa fue la lucha de Hugo Chávez.

Ni siquiera él mismo sospechaba cuán grande era.

¡Hasta la victoria siempre, inolvidable amigo!

Fidel Castro Ruz

Marzo 11 de 2013

12 y 35 a.m.

 

Aumentan las sospechas sobre la muerte de Chávez

Posted on

Aumentan las sospechas de que EE.UU. tuvo un papel clave en la muerte de Chávez

untitled

“¿Sería extraño que hubieran desarrollado una tecnología para inducir el cáncer y nadie lo sepa hasta ahora y se descubra esto dentro de 50 años?”, dijo el propio Chávez en 2011.

 

Mientras líderes y expertos creen que “el imperio” lo envenenó, documentos desclasificados recuerdan que el país estudió cómo matar a líderes de la Guerra Fría.

El mandatario de Bolivia, Evo Morales, afirmó este sábado que Chávez pudo ser envenenado por “el imperio” como parte de una estrategia para “derrotar Gobiernos que están contra el capitalismo”.

“El imperio tiene todos los instrumentos para planificar acciones, para derrotar Gobiernos y líderes de movimientos sociales que están contra el capitalismo”, señaló Morales, el último político en dejar de manifiesto que EE.UU. podría estar detrás del fallecimiento del líder venezolano.

También esta semana la abogada y escritora Eva Golinger insistió en RT en que existen evidencias concretas de que EE.UU. cuenta con la tecnología necesaria para haber podido atentar contra la vida de Chávez.

Incluso grupos de derechos civiles en EE.UU. presentaron hace unos días una solicitud, amparándose en la Ley de Libertad de Información, demandando datos vinculados con los planes de envenenar o asesinar al líder recientemente fallecido.

EE.UU, detrás de un arma de ataque “subversivo”

De acuerdo con información desclasificada obtenida por la agencia AP en 2007, el Ejército de EE.UU. estudió la posibilidad de utilizar venenos radioactivos para asesinar a “personas importantes” de la Guerra Fría, como líderes militares o civiles.

Entre sus planes se incluía el de trabajar en la creación de un “arma de ataque subversivo de individuos o grupos pequeños”.

Uno de los textos publicados entonces, que databa de 1948, destacaba además que un ataque letal contra una persona utilizando material radiactivo se debería hacer discretamente, es decir, de modo que fuera imposible rastrear la participación del Gobierno de EE.UU. “El origen de la munición, el hecho de que un ataque se ha hecho, y el tipo de ataque no debe ser determinable, si es posible”, afirmaba el documento. “La munición debe ser discreta y fácilmente transportable”, agregaba.

“Esta clase de municiones se proponía para el uso de agentes secretos o unidades subversivas en ataques letales contra grupos pequeños de individuos importantes, por ejemplo durante las reuniones de líderes civiles o militares”, aseguraban los documentos.

En 1976, el presidente Gerald R. Ford firmó una orden ejecutiva para prohibir explícitamente el asesinato de personalidades extranjeras por parte de agentes del Gobierno de EE.UU. Lo hizo en respuesta a las revelaciones de que la CIA había planeado en la década de 1960 el asesinato del presidente cubano Fidel Castro, incluso por envenenamiento.

Los documentos no aportan pruebas sobre si EE.UU. realmente usó un arma radiológica para asesinar a individuos de alto rango o incluso si de hecho la llegaron a crear. Sin embargo, los expertos insisten en que EE.UU. podría estar detrás del cáncer que acabó con la vida de Chávez.

Por su parte, el Gobierno venezolano también ha pedido una investigación sobre las circunstancias de la enfermedad de Chávez y específicamente sobre si fue envenenado o deliberadamente expuesto a los elementos causantes del cáncer.

Tomado de: RT