La política.

Posted on Actualizado enn

 

Para Kokacub@ por el Guajiro de Cienfuegos.

 

Me dispuse en la mañana temprano a realizar un corto viaje a los predios de Alamar al este de nuestra capital. El viaje bastante bueno a pesar de las dificultades que aún tenemos en el transporte, pero pude ir sentado y bastante cómodo.

 

Ya de regreso, por la localidad de Berroa, toma el ómnibus un padre con su pequeño hijo de 10 años, el infante como todos los de su edad, muy intranquilo y juguetón, con un juguete inventado a la azar, que no era nada menos que una cinta de polietileno que quería ver volar por la ventanilla, se puso a mi lado y por supuesto le ayude en su aventura como otro muchacho más. Su padre, al principio un poco reacio al referido juego, pero al vernos a los dos divertirnos, se calmó.

 

Aquí empieza una interesante conversación con el niño, le pregunto ¿Qué estudias?, y muy solícito me dice que piano y que le gustaba mucho, seguidamente le pregunte y ¿Qué quisieras ser cuando seas grande? E inmediatamente me dice, pues el Rey de la Samba, ya que me gusta mucho ese género musical oriundo del Brasil, y ¿Qué más te gusta del Brasil?, dijo: me gusta mucho su flora y su fauna, sobre su fauna, ya que los pajaritos allá son muy lindos y de diversos colores.

 

A la altura de la asombrosa conversación  con el pequeñín, por su forma de decir con coherencia y dicción, así como con la convicción con la cual me hablaba, promuevo entonces conversación  con el padre, y este me refiere, que venía del trabajo y fue a buscar al niño al conservatorio, y que era un gran sacrificio para él, hacer eso tres veces a la semana. Le digo, ¿sacrificio?, pero seguro menos del que el estado hace para darle esa valiosa educación a tu lindo hijo, y el padre me dice, pero eso es política, y agrega que es lo menos que debe hacer el estado con sus ciudadanos, le digo entonces, no, creo que no hay nada político en lo que le digo, veamos: ¿Cuánto te costó la matricula en el conservatorio?, en las prácticas en ese instrumento costosísimo, ¿Cuánto pagas?, añadámosle la merienda escolar gratuita, el costo de los Profesores y además tengo entendido que esa carrera es por más de once años.

 

Por su lado el padre me riposta: si, pero en otros países la cosa es diferente, porque hay más recursos, le digo, tienes razón, y le pregunto: ¿Cuál es tu trabajo?, y me dice, soy obrero calificado de la construcción, y le digo ¿Tú crees que siendo tu obrero de la construcción en cualquier otro país del mundo pudieras darle esa enseñanza artística a tu niño?, y al respecto me contesta, oiga señor Usted vuelve al tema político y le digo, acaso las realidades que le estoy expresando provienen de un discurso político, o de una realidad tangible, por supuesto, no hubo respuestas a mi interrogante.

 

En eso le toca bajarse del ómnibus al padre y a su hijo, y me dice este, voy a pensar en lo que Usted me dijo, y le conteste, hágalo por el bien suyo y de su hijo, que podrá ser en este país un gran artista, e inmediatamente me despido del admirable niño, que me dio un abrazo muy cariñoso y me deseo buenas tardes.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s