Día: febrero 4, 2013

La falta de moral y la ética al desnudo

Posted on

 

Arthur Gónzalez

Ileana 2Los que acusan a otros de violaciones de los derechos humanos y aprueban condenas y medidas coercitivas contra Cuba, son los que menos moral y ética poseen, algo que se puso al descubierto reciente en los propios Estados Unidos.

Ahora le tocó el turno al senador de origen cubano y miembro destacado de la  mafia anticubana, Robert Bob Menéndez, aspirante a ocupar la plaza de la también mafiosa y furibunda anticubana Ileana Ros-Lehtinen, en el importante Comité de Relaciones Exteriores del Congreso norteamericano.

De acuerdo con informaciones divulgadas en los medios de prensa de los Estados Unidos, el senador Bob Menéndez utilizó su influencia para abogar por un trato comercial en la República Dominicana, que ayudó a un viejo amigo y generoso donante de finanzas para sus campañas políticas.

Según las noticias, agentes federales llevaron a cabo hace pocos días, una redada policial en las oficinas de ese amigo personal del Senador, donde al perecer encontraron fuertes y amplias evidencias de las actividades corruptas y violatorias de la ética profesional del citado congresista.

Cosas que pasan entre los norteamericanos de origen cubano, acostumbrados a ver y hacer lo mismo en la isla antes de 1959.

 

Para comprobarlo, solo basta con ir a la biblioteca y releer los diarios cubanos de esa época para darse cuenta de cómo era esa república, donde existía un lema que decía “tiburón se baña pero salpica”.

 

 

(Tomado del Blog Heraldo Cubano)

 

 

 

Contreras: En contra de Cuba no juego (II y Final)

Posted on

Fotos: Gabriel Dávalos

 

 

Por Carlos M. Álvarez

 

-Cuéntanos un poco de lo qué pasó en Nueva York?

-Un problema de estrategia. Cuando me cambiaron para Chicago yo tenía ocho ganados y tres perdidos, casi voy al juego de las estrellas. Quizás esperaban más de mí, pero en Chicago estuve mucho mejor. Estuve con Ozzie (Guillén). Creo que Joe Torres ha sido uno de los mejores managers que he tenido, pero de Ozzie me quedo con su chispa. Además, no hablo inglés. No hablo inglés ahora, después de diez años, y Ozzie habla español. Nos entendíamos bien.

-¿Es el mejor manager que has tenido?

-Bueno, el más grande que yo he tenido se llama Jorge Fuentes, es un sabio del beisbol.

-Tu novena ideal.

-Cátcher: Ariel Pestano. Ese es el mejor del mundo. Desgraciadamente lo dejaron fuera del Tercer Clásico.

-¿No estás de acuerdo?

-No estoy de acuerdo. Las figuras se respetan. Mi derecha para Víctor, ha hecho un trabajo increíble, pero yo llevo veinticuatro años tirando pelotas y Pestano es el cátcher de mi carrera.

-El equipo…

-En primera, Kindelán; en segunda, Pacheco; en el short, Germán Mesa; en tercera, Linares, que es el mejor de todos. No Alex Rodríguez, no otro. Linares no tiene nada que ver con nadie. Center field, Víctor Mesa; en el right, Lourdes Gourriel; y en el left, (Luis Giraldo) Casanova.

-Pitcher.

-Pedro Luis Lazo. Lázaro Valle es muy bueno, el Duque también, pero Lazo es el uno. Además, es mi hermano.

-Háblame de Lazo. Hace cuánto se conocen.

-Desde que empezamos en la Academia. A Lazo lo botaron de la EIDE porque tiraba flojo y después llegó a ser el pitcher más duro de Cuba. Fuimos compañeros de cuarto por doce años. Yo decía que dormía más con Lazo que con mi mujer. Salíamos de pase lunes y viernes, y el resto de la semana andábamos juntos. Me ayudó muchísimo.

-Y después…

-Después que yo salí no quise hablar con él. No quería que se buscara problemas, pero me mandó su teléfono y me dijo que tenía que llamarlo. Me siguió aconsejando. Lazo veía los juegos y me señalaba el codo arriba, cosas técnicas, soltar la bola un poco más abajo, en fin. Y ahora, desde que llegué, fue a buscarme, a verme.

-Tu equipo de Cuba es Pinar del Río. ¿Y de la MLB?

-He jugado con cuatro organizaciones. Los Yankees, Chicago, estuve tres meses en Colorado y luego Filadelfia. Prefiero Chicago, no solo porque haya ganado la World Series. Sino porque esa fue mi ciudad. Ese fue mi equipo, me dieron toda la confianza y allí tuve mis mejores resultados. Sí, definitivamente ese es mi equipo de las Grandes Ligas.

-Uno supone que ganar la Serie Mundial, ese momento, trae un cúmulo de imágenes, de sensaciones. ¿Apareció Cuba en tu cabeza?

-Cuando yo voy para la loma llevo a Cuba en mi corazón. Juego para mi gente, me preparo a diario para eso. La Serie Mundial ha sido, junto a la Olimpiada del 96´, lo más grande en mi carrera. Entonces recuerdo que estábamos en la parada con los aficionados de los Medias Blancas y Ozzie me pidió que hablara. Había dos millones de personas. No sabía inglés, pero la gente quería que yo hablara. Mandé un saludo a Cuba, a Pinar del Río y luego a Chicago.

-¿Cómo es la relación entre los cubanos de Grandes Ligas? ¿Cómo es la mística interna?

-Lo que nos diferencia entre nosotros es el nombre del equipo. Yo le puedo pitchear a Kendry (Morales) y aunque me dé un jonrón luego vamos a comer juntos.

-¿Qué razones te llevaron a marcharte de Cuba?

-Nunca tuve problemas, siempre me atendieron bien. Me fui por ambición deportiva. Quería probarme en el mejor beisbol, hacer carrera, intentarlo. Tiene su precio, claro. Dejé a mi familia detrás. Mi padre falleció en 2004, hice el velorio por teléfono. Estuve diez años sin entrar a mi casa, pero ya te digo, yo quería probarme.

-¿Lo pensaste mucho?

-Lo pensé bastante. Costó años, tiempo.

-¿Hasta cuándo piensas seguir activo?

-Hasta donde pueda. Esto es lo único que sé hacer. Pitchear y sembrar boniato. Cuando no pueda jugar, vengo para acá a sembrar boniato.

-¿Fuiste al Capitán San Luis?

-No fui porque Pinar estaba jugando en Mayabeque. Si hubiera play off, yo me habría quedado para verlos.

-¿Le darías entrevista a un medio cubano?

-A todo el que venga, me duele que no hayan venido. Me encanta hablar para los cubanos, si ese soy yo.

-De noche, solo, qué piensa Contreras de todo esto. De Cuba, Estados Unidos, la distancia, el exilio.

-Ahora mismo me levanto y me quedo así y me digo: “¡Wow!, estoy de regreso”. Me arrepiento, en verdad, de no haber probado antes. Llegué a Grandes Ligas con treinta y dos años. Si hubiese llegado más joven, quién sabe lo que habría hecho. Por otra parte, me siento bien conmigo. Puse un poco de mí en Pinar del Río, en Cuba. Fui a Olimpiadas, Centroamericanos, Panamericanos, Copas del Mundo, y también jugué dos Series Mundiales. Estoy tranquilo.

-¿Habrá regreso definitivo?

-Uno nunca sabe. Yo soy de aquí, esta es mi tierra. Los dominicanos terminan una temporada y regresan a su país. Todos los hacen. Pero sí, quiero volver. Esta es la casa que me hizo el viejo, mi casa, la casa de los Contreras.

 

(Tomado de OnCuba)

 

Contreras: “En contra de Cuba no juego” Parte I

 

Elecciones en Cuba, un contraste.

Posted on

Por el Gu@jiro de Cienfuegos.

 

Muy temprano asistir a votar a mi colegio electoral, quería ser el primero pero al llegar me di cuenta era como el décimo, ya que a esa hora habían ciudadanos esperando para ejercer el derecho al sufragio.

 

Cuando concluí la votación, comencé a pensar, y de ahí esta reflexión, que quisiera compartir con ustedes.

 

¿Por qué las elecciones en nuestra patria no son perfectas?, y me respondí que probablemente se debiera a:

 

•             Las urnas son custodiadas por niños y jóvenes adolescentes que celosamente con entereza y disciplina las custodian y no gendarmes armados hasta los dientes.

•             Los Diputados y Delegados a la Asamblea Nacional y Provinciales respectivamente, no eran de diferentes partidos, sino de uno solo: el pueblo.

•             En Cuba votan más de ocho millones de personas (somos 11 millones), y no aquellos escogidos dentro de un sistema electoral poco entendible, donde en realidad el voto popular no cuenta.

•             Los elegidos por el pueblo son personas comprometidas con el quehacer cotidiano de su país, y no para ganarse prebendas personales.

•             Los gastos públicos para las elecciones son modestos y no multimillonarios  que salen de los impuestos que paga la  población.

•             Los Diputados y Delegados electos no hacen campaña electoral vacía, porque representan a los electores que le escogieron para que les representaran.

•             Los diputados a la Asamblea Nacional no van a fajarse por intereses personales, regionales o lo que le llene el bolsillo en un futuro, sino que van a discutir para perfeccionar nuestro sistema social.

•             Ningún ente internacional “acompaña” nuestras elecciones. A veces los “acompañantes” no los dejan realizar esa misma misión en sus propios países.

 

Si en otros países, las elecciones son cuidadas por gendarmes armados hasta los dientes; donde participan en ocasiones más de diez partidos, a sabiendas que solamente dos serán los que se disputaran el poder; no votan de forma transparente todos los que tienen derecho al voto; la postulación es para ganarse prebendas personales e influencia; los gastos son multimillonarios; los elegidos no representan los intereses genuinos del pueblo y no se va al Parlamento para perfeccionar la gestión gubernamental en su conjunto; personas ajenas a nuestras realidades “fiscalizan” la soberanía de la nación . ¿De qué democracia se está hablando?

 

Entonces me dije, déjennos a nosotros con nuestra democracia, que perfectible, es la nuestra.

 

 

Exclusivo para KOKACUB@ por el Gu@jiro de Cienfuegos.