Mes: febrero 2013

La política.

Posted on Actualizado enn

 

Para Kokacub@ por el Guajiro de Cienfuegos.

 

Me dispuse en la mañana temprano a realizar un corto viaje a los predios de Alamar al este de nuestra capital. El viaje bastante bueno a pesar de las dificultades que aún tenemos en el transporte, pero pude ir sentado y bastante cómodo.

 

Ya de regreso, por la localidad de Berroa, toma el ómnibus un padre con su pequeño hijo de 10 años, el infante como todos los de su edad, muy intranquilo y juguetón, con un juguete inventado a la azar, que no era nada menos que una cinta de polietileno que quería ver volar por la ventanilla, se puso a mi lado y por supuesto le ayude en su aventura como otro muchacho más. Su padre, al principio un poco reacio al referido juego, pero al vernos a los dos divertirnos, se calmó.

 

Aquí empieza una interesante conversación con el niño, le pregunto ¿Qué estudias?, y muy solícito me dice que piano y que le gustaba mucho, seguidamente le pregunte y ¿Qué quisieras ser cuando seas grande? E inmediatamente me dice, pues el Rey de la Samba, ya que me gusta mucho ese género musical oriundo del Brasil, y ¿Qué más te gusta del Brasil?, dijo: me gusta mucho su flora y su fauna, sobre su fauna, ya que los pajaritos allá son muy lindos y de diversos colores.

 

A la altura de la asombrosa conversación  con el pequeñín, por su forma de decir con coherencia y dicción, así como con la convicción con la cual me hablaba, promuevo entonces conversación  con el padre, y este me refiere, que venía del trabajo y fue a buscar al niño al conservatorio, y que era un gran sacrificio para él, hacer eso tres veces a la semana. Le digo, ¿sacrificio?, pero seguro menos del que el estado hace para darle esa valiosa educación a tu lindo hijo, y el padre me dice, pero eso es política, y agrega que es lo menos que debe hacer el estado con sus ciudadanos, le digo entonces, no, creo que no hay nada político en lo que le digo, veamos: ¿Cuánto te costó la matricula en el conservatorio?, en las prácticas en ese instrumento costosísimo, ¿Cuánto pagas?, añadámosle la merienda escolar gratuita, el costo de los Profesores y además tengo entendido que esa carrera es por más de once años.

 

Por su lado el padre me riposta: si, pero en otros países la cosa es diferente, porque hay más recursos, le digo, tienes razón, y le pregunto: ¿Cuál es tu trabajo?, y me dice, soy obrero calificado de la construcción, y le digo ¿Tú crees que siendo tu obrero de la construcción en cualquier otro país del mundo pudieras darle esa enseñanza artística a tu niño?, y al respecto me contesta, oiga señor Usted vuelve al tema político y le digo, acaso las realidades que le estoy expresando provienen de un discurso político, o de una realidad tangible, por supuesto, no hubo respuestas a mi interrogante.

 

En eso le toca bajarse del ómnibus al padre y a su hijo, y me dice este, voy a pensar en lo que Usted me dijo, y le conteste, hágalo por el bien suyo y de su hijo, que podrá ser en este país un gran artista, e inmediatamente me despido del admirable niño, que me dio un abrazo muy cariñoso y me deseo buenas tardes.

 

Lección de democracia a lo gringo.

Posted on Actualizado enn

 Para Kokacub@ por el Gu@jiro de Cienfuegos.

 

 

El lunes 25 de febrero el portavoz del Departamento de Estado Patrick Ventrell, con relación a Cuba dijo: “cualquier cambio en el liderazgo será insuficiente mientras no tengan lugar “reformas democráticas fundamentales” . “Tomamos nota de lo sucedido, pero claramente un cambio en el liderazgo que carezca de las reformas democráticas fundamentales necesarias para darle a la gente la capacidad de escoger a sus líderes no constituirá un cambio fundamental para Cuba”, y finalmente sentenció “Estado Unidos sigue esperando el día en que el pueblo cubano logre la democracia, cuando tenga la oportunidad de elegir libremente a sus líderes en un proceso democrático y abierto, además de poder disfrutar de las libertades de expresión y asociación sin miedo a represalias”.

 

Yo quisiera saber si en Cuba:

 

•             Existen los partidos Demócrata y Republicano que lo que hacen es mantener el statu quo de los intereses del complejo militar industrial.

 

•             Las elecciones son multimillonarias y lo más importante es que no vota el pueblo mayoritariamente.

 

•             Existe un sistema eleccionario donde el llamado voto popular no decide.

 

•             El nivel de abstención es cada vez más elevado.

 

•             Existen lobbies, como maquinaria para imponer los intereses del capital, por encima del trabajador y la clase media.

 

•             Se apalea y disuelven de forma brutal las expresiones de democracia que manifiestan los ocupas Wall Street, las minorías negras y latinas.

 

•             Un sistema de ventas de armas cada más catastrófico, cual está corroyendo la sociedad.

 

•             Hace guerras genocidas para derrotar gobiernos como los casos más evidentes de Libia y  Honduras.

 

•             Y etcétera, porque no alcanzarían cuartillas para describirlo.

 

Y finalmente retomando sus propias palabras, le pregunto Mr.Ventrell: ¿Cuándo ustedes van a realizar reformas democráticas fundamentales?, ¿Cuándo van a elegir libremente a sus líderes en un proceso democrático y abierto? Y ¿Cuándo sus ciudadanos van a poder disfrutar de las libertades de expresión y asociación sin miedo a represalias?.

 

 

Es evidente Míster Ventrell, que Ud. lamentablemente no sabe lo que significa la palabra democracia.

 

 

 

 

 

 

La información que a la CIA le interesa

Posted on


cia
Por: Roberto G. Peralo

En mi adolescencia y juventud me apasionaba mucho la lectura relacionada con la historia de la segunda guerra mundial. Uno de los temas recurrentes era el papel que jugó la inteligencia y contrainteligencia en las operaciones militares de ambos bandos. A una conclusión llegué: cuando quieras saber por dónde te va a agredir el enemigo, averigua qué información de inteligencia está recopilando.

Leyendo el libro “Enemigo” de Raúl Capote agente de los servicios especial de la CIA, que resultó ser un doble agente porque siempre fue un revolucionario que jamás traicionó a su pueblo. Este nos revela cuáles eran las informaciones que los servicios de inteligencia de EEUU le pedían que obtuviera de la sociedad cubana.

Entre las tareas principales de Capote como agente de la CIA en el año 2007, fue enviar información y realizar análisis sobre la situación de los negocios extranjeros en la isla, a saber, principales inversionistas por países, leyes sobre la inversión extranjera y opiniones que podrían generar la entrada de capital norteamericano. Querían saber si el pueblo cubano conocía los Principios Arcos y si dominaban la forma en que los Estados Unidos habían manejado el tema de la inversión extranjera con relación a Sudáfrica.

El mensaje que querían transmitir al pueblo cubano es que supieran que la única forma que recibirían dinero norteamericano era si se realizan cambios democráticos. Un burdo chantaje.

En ese mismo año la CIA le orientó realizar una investigación sobre las llamadas popularmente “antenas” para la conexión a la Tv satelital y solicitó la siguiente información:

  • Cómo se fabrican las antenas, si hay muchas personas haciéndolas y cuánto cuestan.
  • Cómo entran a Cuba las partes que obtienen las señales (tarjetas y decodificadores).
  • Cómo se compran las claves y se introducen clandestinamente.
  • Capacidad tecnológica para mudar de televisión satelital para el servicio de Internet satelital.
  • Contactar con jóvenes estudiantes de computación, ingeniería electrónica, telecomunicaciones, etc.
  • Existen firmas extranjeras pirateando Tv satelital en el país? Si es así, ¿cómo y dónde pudieron obtenerla?
  • ¿Existen organizaciones o individuos que trabajen de forma independiente del gobierno que puedan abrir Internet para los ciudadanos? Si es así, ¿quiénes estarían en posición de establecer una terminal satelital y revender el acceso a Internet?
  • ¿Cuál sería la mejor vía para introducir en el país pequeñas laptops, equipos WiFi y equipos satelitales sin ser detectados y cuáles son las restricciones existentes?
  • Capacidad del gobierno para buscar y detectar el uso de terminales satelitales ilegales, redes WiFi y otros.
  • ¿Qué medidas locales se utilizan para esconder las antenas satelitales o de Internet?
  • En cuanto a las terminales satelitales ilegales detectadas por el gobierno, ¿cómo pudo encontrarlas? ¿Qué se puede hacer para disminuir esos riesgos?
  • ¿Cuál sería la mejor vía para adquirir dispositivos satelitales electrónicos, pequeños nodos de malla y pequeñas laptops y en manos de quién podría asegurarse ponerlas en servicio sin ser detectadas por el gobierno?
  •  ¿Cuál es el nivel de soporte técnico para proveer de forma clandestina un apoyo técnico para el montaje de antenas satelitales, redes inalámbricas y servicios de laptops?
  • ¿Tiene el gobierno capacidad de monitoreo para frecuencias sofisticadas de radio?

Parece que nos les bastó con la información que pidieron a Capote y enviaron a Cuba a dos personas. Costarricenses que realizaron un exhaustivo trabajo en la ciudad y fuera de ella. Entrevistaron a personas, subieron a las azoteas, vieron los equipos, hicieron fotos de ellos, hurgaron como verdaderos profesionales. Aquí en La Habana fingían ser un matrimonio decían ser académicos de una universidad en Costa Rica, eran jóvenes, muy poco conocedores de lo que ocurría en Cuba. Le plantearon a Capote que los jefes en Washington manejaban la idea de introducir en el país componentes esenciales para la fabricación de las “antenas’; de manera que se incrementara su uso.

Esta claro que el gobierno americano ve como una herramienta de agresión para desestabilizar nuestro país el uso de los medios de comunicación tanto la televisión como Internet. No por gusto destinan millones de dólares de su presupuesto para estos fines. Pero el contraataque del gobierno cubano no pude seguir siendo limitar el acceso a estas tecnologías. Tenemos que aprender a usarlas, educar a nuestro pueblo para que la asimilen y tengan una visión crítica y sepan desechar la cáscara de la pulpa.

La destitución de Felipe Pérez Roque y de Carlos Lage de sus respectivos puestos, de sus funciones y responsabilidades en el Estado, el Gobierno y el Partido, generó una solicitud constante de análisis de lo que estaba sucediendo en el país. La CIA llegó a solicitar un monitoreo diario de lo que pensaba la gente, un informe periódico (cada dos días) sobre los estados de opinión generados por la deposición de estas dos figuras. Tenían mucho interés en poseer el video que se les estaba proyectando a los militantes del PCC sobre el tema.

Querían conocer el impacto que estos cambios y otros que se producían en el aparato estatal tenían en la población, el grado de acuerdo y desacuerdo, el malestar por la salida del (a su entender) popular Felipe Pérez Roque entre un sector de la juventud. Sobre todo deseaban conocer las verdaderas razones de estos cambios que estimaban como una especie de lucha interna entre partidarios de Raúl y Fidel.

Orientaban investigar sobre figuras jóvenes con potencia para aspirar a cargos de importancia en el gobierno, personalidades de la cultura, que en un momento determinado pudieran desempeñar un rol de liderazgo en el país, dado su prestigio o popularidad.

Un tema por el que mostraron mucho interés fue la opinión que le merecería al pueblo un cambio de política del gobierno de los Estados Unidos hacia Cuba. La llegada de turistas norteamericanos, una flexibilización del embargo económico, etc. Qué pensaban los intelectuales sobre la Administración Obama, la opinión de las personas sobre la posible visita de relatores de Derechos Humanos a la isla.

Querían conocer la actitud de los estudiantes universitarios con respecto a los procesos que se estaban dando en Cuba, su  nivel de apoyo a la Revolución, saber sobre sus gustos y preferencias, libros que leen, tipo de cine que prefieren, actividades que realizan en sus ratos libres.

 La importancia de esta información puede apreciarse en la insistencia del uso de los jóvenes que, aprovechando su espíritu rebelde y constantes insatisfacciones, pueden desestabilizar la sociedad cubana. Será vital una unión intergeneracional, que la sociedad logre que los jóvenes asuman a fondo el proyecto socialista y participen de este debate. Se impone urgente un dialogo generacional, siendo conscientes de que los jóvenes se parecen más a su tiempo que a sus padres. Somos productos de nuestras circunstancias. Tengo conciencia de lo difícil que resulta el entorno actual. La realidad cubana es muy compleja y nuestros políticos y dirigentes tienen un gran reto por delante, pero me siento optimista.

 

Fuente: La Joven Cuba

La prensa cubana en disección (II)

Posted on Actualizado enn

adalberto roque-afp-getty images7 Tomado del Blog de Alberto Manuel León Pacheco, quien tomó este trabajo de Espacio Laical

Recomiendo leer antes la Primera Parte de este Post

Segunda parte del Dossier de espacio Laical “Propuestas para una refundación de la prensa cubana” con la participación del politólogo Esteban Morales, el Premio Nacional de Periodismo Luis Sexto, el investigador Jorge Gómez Barata, el periodista Justo Planas, el sociólogo Aurelio Alonso y el periodista y corresponsal de la BBC en Cuba, Fernando Ravsberg.

4- ¿Cuál es el resultado político, social y económico de este estado de cosas?

Esteban Morales. El principal y más peligroso resultado es la desconfianza en la veracidad de lo que se publica. El lector común ha perdido la confianza en la información tanto nacional como internacional que se brinda. Y lo más grave es que esta desconfianza no se circunscribe a la prensa, porque se identifica esta con el Gobierno y el Partido, que es quien la dirige, por lo que también afecta la credibilidad de estas instituciones.

Un dramático ejemplo ilustrativo de ese resultado es la desconfianza generada en la información internacional después de la debacle del socialismo en Europa. Recordemos que la URSS y los países socialistas eran presentados siempre en nuestra prensa como paraísos sobre la tierra. Sorpresivamente, la población conoció que existían problemas de los que nunca se les había informado y que dieron al traste con ese sistema.

Reflejo de esta desconfianza es la búsqueda de otras fuentes de información, sobre la cual, a pesar de las grandes limitaciones para el acceso a internet, no es posible ejercer un control efectivo. Es en ese escenario, que se crean las condiciones propicias para el surgimiento de los rumores o “bolas”, que aunque generalmente se culpa a elementos contrarrevolucionarios de haberlas originado, son precisamente las deficiencias informativas las que en la mayoría de los casos constituyen las causas de su origen.

Generalmente, las “bolas” magnifican los problemas existentes y en algunos casos se refieren a hechos o problemas inventados, pero en muchos casos, posteriormente son informados por la prensa, aunque con una connotación menor. Eso sirve para confirmar la veracidad de las “bolas”, lo que contribuye a aumentarlas.

La baja calidad de la información hace que esa prensa cada día esté más lejos de aquellos a los que supuestamente deben informar y tal vez, hasta orientar, lo que en la práctica, no estimula al lector. Me atrevería a decir, que está perdiendo poder, precisamente por la forma extemporánea, dogmática, inefectiva y equivocada con que está siendo conducida.

Otra consecuencia de la política informativa, es que el extranjero que se interesa en nuestra realidad, al no encontrarla en la prensa cubana, se desplaza también hacia los medios alternativos. Por lo cual, nuestra prensa continuamente pierde espacio y prestigio, también para informar sobre Cuba, más allá de nuestras fronteras, porque su política es “vender” externamente un país que no es el que realmente existe, ni el que conocen los que nos visitan y mucho menos, el que vivimos “los cubanos de a pie”. Leer el resto de esta entrada »

Miguel Díaz Canel, el traspaso generacional.

Posted on

Miguel Díaz Canel sucederá a Raúl Castro al frente del gobierno. Foto: Raquel PérezMiguel Díaz Canel sucederá a Raúl Castro al frente del gobierno.

“Mira ese es el secretario del partido en la provincia”, me dijo un amigo mientras me señalaba a un joven de unos 35 años que hacía cola en una pizzería de la ciudad de Santa Clara. Costaba identificarlo, llevaba el pelo largo y vestía pantalón corto y una camiseta.

Me contaron que se movía en bicicleta y que solo utilizaba el automóvil oficial cuando salía de la ciudad. Aseguran que algunos cuadros superiores del Partido Comunista no lo veían con buenos ojos y que le reclamaron que se vistiera y comportara como un Primer Secretario.

Yo andaba por allí para cubrir un Festival Nacional de Travestismo que se desarrollaría en el Mejunje, un centro cultural de Santa Clara en el que comparten espacio espectáculos de rock y de travestis, días del bolero, discoteca gay, galería de arte y centro de conciertos.

Eran años muy difíciles para este único santuario de la comunidad LGBT, un oasis en medio de la árida hostilidad homofóbica. Recuerdo que un funcionario se quejó porque en un reportaje sobre los travestis mencioné la relación del Che Guevara con esa ciudad.

Silverio, el hombre que fundó y dirige el Mejunje, me explica que el proyecto sobrevivió, entre otras cosas, gracias a que Miguel Díaz Canel soportó las presiones de arriba. “Por eso cuando le regalamos nuestro libro escribimos una dedicatoria que dice: Gracias por tu complicidad”.

Lo cierto es que mientras en La Habana la policía detenía a los “hombres vestidos de mujer” por escándalo público, en Santa Clara los travestis se paseaban por las calles, iban a la universidad y tenían incluso espectáculos sin que nadie los molestara.

La apertura cultural dio espacio a otros marginados, surgió un poderoso movimiento de “rockeros” y los amantes de los tatuajes eligieron la ciudad para hacer sus encuentros anuales. En Santa Clara lo “diferente” empezaba a dejar de ser un estigma.

Un sábado por la noche en el parque Vidal es una muestra de integración social, en los mismos bancos se sientan guajiros, abuelos boleristas, rockeros y travestis, mientras un par de policías contemplan la escena, inmutables, desde una esquina.

Miguel díaz canel, es el candidato de los líderes históricos.

Raúl Castro anunció la postulación con el apoyo de Fidel Castro. Foto: Raquel PérezRaúl Castro anunció la postulación con el apoyo de Fidel Castro.

De Villa Clara lo enviaron a la provincia de Holguín, una persona que trabajó con él cuenta que fue allí para reorganizarlo todo. Dicen que la corrupción era tal que parecía incontrolable y aseguran que lavó los trapos sucios de forma radical pero muy discreta.

Raúl Castro lo trae desde esa provincia para reformar la enseñanza superior, demasiado masiva, muy abstracta y poco vinculada a la economía del país. El reto fue enorme porque la tarea implicaba luchar contra ideas muy arraigadas en la sociedad.

Un profesor me cuenta que como Ministro de Educación Superior lo primero que hizo fue visitar la Universidad de La Habana para escuchar a los viejos catedráticos, que se quejaron porque llevaban años elaborando propuestas que muy pocos leían y nadie aplicaba.

Aseguran que tras la primera reunión pidió que algunos de esos mismos profesores lo instruyeran en el tema de la Educación Superior y, a partir de ese momento, se le veía llegar cada día, sobre la 6 de la tarde, como si fuera un simple alumno más.

Para nosotros, los periodistas, el trabajo será cuesta arriba porque no es muy amigo de hacer declaraciones a la prensa. Tiene un estilo de bajo perfil mediático que le permite moverse más libremente pero que a nosotros nos obligará a trabajar más.

Díaz Canel nace con la revolución y transita peldaño a peldaño la escalera del poder, apoyándose en una gestión eficiente de cada tarea que le encomiendan. Lejos de la capital desarrolla cualidades de liderazgo normales en quien tiene que arreglárselas solo.

Su nombramiento como segundo al mando lo acaba de potenciar como candidato del Partido Comunista para la presidencia en las próximas elecciones. Con ello el liderazgo histórico de la revolución dio un paso definitivo en el traspaso generacional.

Miguel Díaz Canel, el traspaso generacional.

 

 

Fuente: Cartas desde Cuba por Fernando Ravsberg

Mis candidatos a la presidencia de la UPEC

Posted on Actualizado enn

Por: 

 

Este es un post breve. Se acerca el Congreso de la UPEC y como probablemente se hagan elecciones, me anticipo y propongo a tres jóvenes periodistas que creo, seriamente, podrían desempeñar el cargo con total eficiencia y seriedad. Ellos son:
Leidy Torres AriasLeidy Torres. Villa Clara. Soñadora empedernida. Muchacha detallista. Amiga de cuanto periodista decente y bueno habita en Cuba. Le ha escrito a todas y a todos. Fiel comentarista de la blogosfera cubana. Periodista del periódico Vanguardia. Profesora de la universidad villaclareña. Lanza botellas al mar y celebra cumpleaños. Cronista. Admiradora y seguidora de Julio García Luis, Luis Sexto, Pepe Alejandro, la profe Miriam… y otros grandes.

 

 

 

daniel urbinoDaniel Urbino. Periodista de Trabajadores. Militante del Partido y secretario general de su Comité de Base de la UJC. Acumula 37 créditos en cursos y posgrados de superación política. Amigo de gente humilde (Atila, el chino….) y también comparte espacios festivos con sus compañeros de aula (Abdul, Lima, Pedro…).  Resuelve de todo. Siempre dispuesto a ayudar. Tiene secretaria, celular particular y licencia de conducción. Es serio en su trabajo y ejemplo ante los estudiantes de periodismo que han hecho prácticas en el periódico.

 

 

Karina MarrónKarina Marrón. Subdirectora del periódico “Ahora” en Holguín. Profesora universitaria. Líder espiritual y real en el piquete de “Blogueros guerrilleros”. Tiene una amplia trayectoria como dirigente estudiantil y política. Incuestionable capacidad de organización. Una persona de buenos sentimientos, humilde y con una sensibilidad para escribir impresionante. Se preocupa por su país y por su futuro. Critica las cosas mal hechas y se autocritica con la misma sinceridad.

En pocas palabras he intentado resumir las amplias biografías de estos tres jóvenes periodistas. Todo lo que he escrito de ellos es cierto. Creo que si mezclamos bien sus cualidades, daríamos con un presidente de la UPEC ideal. Con la responsabilidad de Karina, el empeño y los recursos de Urbino, y esa ternura que le pone Leidy a los cosas, todo saldría mucho mejor. Además, ninguno pasa los 30 años, algo difícil de encontrar entre los cuadros de esta organización. Estas son mis propuestas, ojalá salieran electos. Solo hay una dificultad y es que yo no soy miembro de la UPEC (que conste que es porque en mi trabajo no hay delegación de base, ellos no ha querido tramitarme de otra manera y yo no he insistido tanto tampoco) por tanto no puedo proponerlos a ninguno.

Tengo la esperanza de que alguno llegue aunque sea a vicepresidente, así quizás se agilicen mis papeles y pueda asistir de invitado al próximo congreso.

Fuente: Letra Joven

Departamento de Estado deniega reiteradamente los accesos consulares a René González, uno de Los Cinco

Posted on

DECLARACIÓN DEL MINREX

René González

René González

El Héroe de la República de Cuba, René González Sehwerert, ha sido objeto de una nueva arbitrariedad por parte del Gobierno de los Estados Unidos, que endurece las condiciones de su libertad supervisada y hace que estas se asemejan cada vez más a las de una prisión, con el propósito de seguirlo castigando después de tantos años de trato injusto y cruel.

Desde septiembre de 2012, el Departamento de Estado ha denegado todas las solicitudes de la Sección de Intereses de Cuba en Washington para que los funcionarios diplomáticos cubanos realicen visitas consulares a René, las cuales había autorizado permanentemente durante los 13 años en que estuvo encarcelado y en los primeros meses de su libertad supervisada, a su salida de prisión. Hasta ahora, nuestra Misión Diplomática en los Estados Unidos ha presentado al Departamento de Estado, infructuosamente, varias alternativas para continuar las visitas consulares regulares a René, las cuales han sido rechazadas.

Este hecho constituye una violación flagrante de las obligaciones del Gobierno de los Estados Unidos bajo la Convención de Viena sobre Relaciones Consulares de 1963, que ampara el derecho de René González a comunicarse libremente con los funcionarios de la Sección de Intereses de Cuba en Washington y de estos a hacer lo mismo y a visitarlo.

Esta decisión deliberada y cruel representa también un castigo adicional, que se suma a las ya estrictas condiciones de la libertad supervisada de René, a quien se le obliga a permanecer por otros tres años en los Estados Unidos, separado de su familia, tras haber cumplido hasta el último día su larga e injusta sanción.

Cuba denuncia enérgicamente esta decisión arbitraria de las autoridades de los Estados Unidos, que viola los derechos de René, a la vez que responsabiliza al gobierno norteamericano por la seguridad e integridad física del luchador antiterrorista.

Cuba no cesará de denunciar ante el mundo estos abusos y no cejará en sus esfuerzos para lograr el regreso a la Patria de René y de Gerardo Hernández Nordelo, Ramón Labañino Salazar, Antonio Guerrero Rodríguez y Fernando González Llort, encarcelados injustamente en los Estados Unidos por casi 15 años.

 

La Habana, 27 de febrero de 2013.

 

 

Fuente: Cubadebate

 

 

Subversión Político ideológica made in usa.

Posted on

http://ne1-attach.ymail.com/e1.f1229.mail.yahoo.com/ya/securedownload?mid=2%5f0%5f0%5f1%5f5678325%5fAP3TimIAARtbUS4ZWgzSgAhqFxs&pid=1.2&fid=Inbox&inline=1&appid=YahooMailNeo&cred=eWKhDd7Xrk9M1gzDWBp5QBUPP6vFNO.gV97F2fMWRIyQHwM-&ts=1361975777&partner=ymail&sig=PoUmeBoRycI_JIkRueN4NQ--

Por el Guajiro de Cienfuegos.

Cada año la Feria del Libro de la Habana nos sorprende con miles de títulos nuevos, ya sean extranjeros como nacionales, en esta edición el país invitado de honor lo fue La Republica de Angola; la cual trajo no solo la prolija obra de escritores de ese país, sino también diferentes manifestaciones de su bello arte, es por ello que cada año los cubanos nos damos cita en ese importante evento de la cultura, no ya tan nacional, sino también internacional para orgullo nuestro.

En mis manos tengo una obra que leí de un tirón, que por su acuciosa investigación del tema con el cual encabezo este post, es un material imprescindible para poder conocer como el imperialismo norteamericano gasta esfuerzos y recursos post guerra fría para tratar de derrocar gobiernos progresistas, no solo en américa latina, sino en el mundo entero donde no sean afines a sus intereses.

Merece señalamiento especial el caso Cuba en este empeño hegemónico que al decir en este libro: “Los mecanismos y artimañas de que se valen los imperialista para dividir y crear en el pueblo un nivel de inconformidad que ponga en peligro la permanencia de la Revolución y sus conquistas, a fin de que los cubanos hagan dejación de su soberanía y se plieguen al mandato de los Estados Unidos, son desnudados en este libro. Para llegar a conclusiones, sus autores analizan la manera en que estos instrumentos de subversión contribuyeron al derrumbe de los países socialistas de Europa del Este (las llamadas revoluciones de colores)…” Al estudiar esas experiencias y, en particular, el caso cubano, estas páginas no solo constituyen una alerta al lector común sobre los riesgos de subversión que se ciernen sobre el pueblo, sino que, además, adquieren un innegable valor para los luchadores antiimperialistas de todo el mundo”.

Agradecimiento especial merecen la Editora de Ciencias Sociales y los autores de este instructivo libro, el Dr. Néstor García Iturbe y el Profesor Osvaldo Felipe Sotolongo, que con su dedicación, y empeño, nos han entregado una obra de obligada referencia sobre este tema.

Les recomiendo su lectura.

 

 

 

 

Hablando con mami, clarito, clarito…

Posted on

raul-castro-miguel-diaz-canel 

Por Carlos Alberto Pérez

Cada día que pasa hablar con mami se me hace más que difícil. De recia vocación comunista mi madre a sus 68 eneros no aguanta la más mínima crítica al sistema, y peor que eso, defiende a ultranza hasta lo mal hecho, siempre y cuando se esconda tras ello el más mínimo símbolo de lo que para ella Revolución significa.

Yo, que fui militante de la UJC hasta mis 30 años y considero haberlo hecho lo mejor que pude, he llegado a ser para ella en ocasiones hasta ¨un medio gusano, un disidente¨.

Así como lo leen, mami no cree ni en quién ella misma parió, y aunque conoce bien a este que hoy la cita, cuando me pongo un poco intranquilo no me deja pasar una. Mucho menos acepta mis tempestivos arranques, pues generalmente vienen con una verborrea contemporánea a la que ella no está acostumbrada, y según puedo advertir, se le llegan hasta botar los ojos y casi inconscientemente detiene la respiración hasta que me escucha concluir mi frase en ristre. Según ella, cuando yo me envalentono mejor es no dejarme terminar. Y me pregunto: ¿Es así como mi madre pretende que los jóvenes de hoy seamos punteros en la defensa de la Revolución, expresando actitudes dignas de lástima como esa, y peor aún, renegando una vez más de la manzana en su cabeza?

Anoche sucedió nuevamente. Volvimos a chocar criterios, generaciones y visiones futuras. Cuba puede provocar todo eso y mucho más, incluso dentro de las más unidas familias. Pero esta vez sucedió de manera diferente, porque la disidente fue ella, aunque apuesto que su orgullo no le permitió siquiera darse cuenta. Y es que aferrada a la vieja escuela, mami, ni porque fue el mismísimo Raúl Castro quien lo dijo, está en desacuerdo con que los mandatos presidenciales sean limitados a dos períodos de 5 años. Así de aferrada y testaruda es mi vieja, y no la culpo, porque fue lo que vio y vivió durante toda su vida política.

Ahora que la generación histórica está cediendo el mando, a muchos les costará vislumbrar un liderazgo distinto a las figuras que desde niños conocimos en los cuadernos de historia, y evidentemente esto ya está causando algunos traumas. Por eso casi puedo entenderla.

Yo personalmente después de Raúl no veía a nadie capaz de echar palánte este país como realmente nos hace falta. Y disculpen mi ignorancia política, pero un día dije que prefería meterme a disidente de verdad antes de que Machado Ventura fuera mi presidente, y por suerte, eso ya nunca será posible. Seguiré siendo entonces un joven revolucionario, un rojo comunista.

 

Ahora el Parlamento eligió a Miguel Díaz Canel, que bastante mal me caía un tiempo atrás, pero confieso que mis razones eran eminentemente personales desde su época como Ministro de Educación Superior. En aquel momento derogó arbitrariamente los cambios de carrera de las SUM, y mi esposa siguiendo el procedimiento de cursos anteriores perdió un año de su carrera solamente porque el hombre de los ojos claros así lo dispuso.

La perreta Díaz Canel me duró hasta hace apenas unos pocos meses, cuando hablando con unos amigos me ilustraban sobre sus resultados como dirigente en las dos provincias que dirigió, y de lo querido que allí era por todos. Varias anécdotas de primera mano lograron hacerme sentir hasta un cierto grado de simpatía por el Dos. Y más temprano que tarde pude darme cuenta de lo errado que siempre estuve, y que la pasión me tuvo cegado todo este tiempo. Hoy, que reconozco mi error, le auguro el mejor de los caminos a mi próximo presidente.

Cierto es que, dirigente de vasta experiencia, conocido por su sobriedad, sencillez y cultura, así como objetividad al mando, por donde ha pasado el ahora primer vicepresidente de Cuba ha dejado una huella positiva que promete a la hora de dirigir un país. Dicen que siendo Primer Secretario del PCC en Villa Clara hacía colas en las pizzerías con short y chancletas para calibrar los servicios gastronómicos, y que pasaba las tardes disfrazado en las terminales intermunicipales tocando con la mano las tristes realidades que allí se viven.  Yo, desde que lo vi ascender como lo hizo hace unos años atrás, nunca dudé que lo estuvieran preparando como el futuro líder joven de la Revolución cubana, y este domingo Raúl y el Parlamento no me dejaron equivocarme.

Ojalá y Raúl pueda culminar su último mandato con mejores resultados que los alcanzados hasta el momento, y que alcance a ver por muchos años más el resultado de su obra continuada por el joven pero experimentado Díaz Canel. Cuba hoy más que nunca lo necesita, y aunque a mami le moleste, el cambio generacional quedó dictado desde este domingo, y ahora nos toca a nosotros trazarnos nuestro propio camino.

Como dijera alguna vez alguien que ahora grito por citar: ¨Gracias por el pasado, el futuro es nuestro¨.

 

 

Fuente: La Chiringa de Cuba.

 

 

 

Nuestro diputado Fidel Castro (+ Fidel)

Posted on

Y llegó Fidel. Quizás con pasos más lentos de lo que hace algún tiempo acostumbraba a tener. Pero el tiempo no perdona. Tampoco el paso desafiante de la vida, los años, el estrés, el agotamiento físico que a veces se oculta a fuerza de voluntad, amor y sacrificio, pues fuerzas mayores necesitan su presencia.

 
Pero ahí estaba, con su enorme capacidad de análisis, de revivir la historia, su modestia y su confianza en el futuro. Así compartió con los diputados que junto a él constituyeron el Parlamento cubano este domingo y eligieron a nuestro renovado Consejo de Estado.
Allí también retomó momentos únicos y definitivos en la Cuba revolucionaria de los últimos 54 años, transmitió enseñanzas, reflexionó, vivió la emoción de unos aplausos prolongados y merecidos que agradecían su sencillez, su sabiduría y la presencia del soldado eterno que levanta su voz con orgullo, aún desde la posición de un representante del pueblo, un diputado.
Nuevamente Fidel, quien nos dice todos los días que esta lucha es sobre todo, por las ideas.

 

 

Luces, cámara y un poder sin heridas de bala

Posted on

 

Por Claudio Pelaez Sordo Miguel Díaz-Canel

Si yo fuera director de cine escribiría urgentemente un guión, para una película futura, sobre la vida de un cortador profesional de caña que llegó a Presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular en Cuba. El protagonista llevaría por nombre Esteban Lazo Hernández. Y de más está decir que sería un filme basado en una historia real.

Historia real que tuvo su máxima expresión este domingo 24 de febrero cuando los 602 diputados presentes del Parlamento cubano eligieron a los máximos responsables del Consejo de Estado y al nuevo Presidente de la Asamblea.

De antemano ya se conocía que Ricardo Alarcón no saldría de presidente del Parlamento, pero una bola –como le decimos los cubanos a los rumores que andan por la calle- auguraba que sería Esteban Lazo el sustituto. Y así fue.

El negro de origen humilde, cortador de caña desde muy joven, obrero en el molino y secadero de arroz de Jovellanos, al decir del ratificado Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Raúl Castro Ruz, es el nuevo Presidente de la Asamblea. Para desvelo de algunos y consuelo de otros.

 

Y lo que sí resulta un gran desvelo –alentador por cierto- y pone a todos a la expectativa es que los hombres que recibieron balas sobre sus cuerpos en la guerra de guerrillas ceden espacio a quienes han crecido con la Revolución. Comienza a cobrar mayor protagonismo los nacidos al amparo de la Revolución, muestra de ello es que el 61.3 por ciento de los diputados nació después de su triunfo en 1959 y que el posible Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros en el 2018, Miguel Díaz Canel, tiene casi la edad de la Revolución.

Esa nueva generación sobre la cual empieza a caer el poder tiene el cometido de saldar las cuentas pendientes para una sociedad que se erigió como la más democrática del mundo, pero se quedó anquilosada a consignas. Y el no avanzar significó un retroceso.

Quienes comienzan a tener un poder cada vez mayor, resultado de sus méritos partidistas y ciudadanos, deben saber que la miel del poder intentará mostrarse cada vez más dulce. No se empalagarán quienes luchen por ideas justas y dejen a un lado la gloria y los honores.

Sin dudas, Cuba ha cambiado en sus últimos cinco años, más que en cinco décadas. Pero lo más curioso –y alentador también- es que los cambios no han venido a raíz de la muerte de ninguna de sus figuras históricas.

Estos, al fin, han cedido a los reclamos de un pueblo que más que la ley de emigración, o la venta y compra de casas, le interesa aún más, qué llevarse a la boca todos los días, que el profesor no falte en el aula de su hijo, ni que el médico se sienta sobreexplotado en su guardia nocturna.

 

La solución o no de estos problemas por la nueva generación que está llegando al poder, sin heridas de combate, a paso de ¿elefante?, pudiera ser otro argumento para un filme con un final perestroiko o martiano.

 

 

Fuente: Tremendo Explote

 

 

 

Recta dura y al centro a la prensa cubana

Posted on

La prensa cubana en disección (I)

Por Alberto Manuel León Pacheco

Aprovechando las posibilidades de este blog hoy quiero poner a su disposición un resumen del Dossier correspondiente al número uno del año 2013 ¨Propuestas para una refundación de la prensa cubana¨, que publicara la Revista católica Espacio Laical. En el mismo la revista reunió a varios intelectuales y periodistas cubanos y extranjeros para dar su opinión sobre la prensa cubana.

Una vez más el tema es tratado. Tal vez pueda parecer repetitivo y muchos podrán decir que ya todo está dicho y que no va a resolver nada tanta cháchara sobre el tema. El texto que les propongo resume de manera total las características de la prensa en Cuba, los factores que inciden en su desenvolvimiento y algunas propuestas para que cumpla su tarea de informar a pueblo cubano.

Como el texto original es muy amplio y como este es mi espacio solo les propongo un resumen (también amplio, pues me es difícil editarlo, las ideas planteadas son coherentes con las mías sobre el tema). En dicho dossier participaron: el politólogo Esteban Morales, el Premio Nacional de Periodismo Luis Sexto, el investigador Jorge Gómez Barata, el periodista Justo Planas, el sociólogo Aurelio Alonso y el periodista y corresponsal de la BBC en Cuba, Fernando Ravsberg.

Para todo el que desee conocer y estudiar la prensa de la isla este debe ser un referente importante, así que los invito a tomarse un tiempo y leer el texto, y desde su posición dar su comentario para hacer más completo el post.

1-¿Qué elementos caracterizan a la prensa cubana? ¿Sobre qué criterios se sostienen estas características que usted ha descrito?

Esteban Morales: Mucho se ha escrito y dicho sobre la prensa cubana y hay coincidencia en que no refleja, o lo hace de manera insuficiente, los problemas y las preocupaciones de la población, y en que sus enfoques son generalmente apologéticos, acríticos o insuficientemente críticos. Cuando critica, lo hace de manera evidentemente selectiva, dejando muchas cosas al margen, sin profundizar en las causas. Generalmente no aparecen en ella los verdaderos responsables de lo criticado, circunscribiéndose a aquellos funcionarios de menor rango.

No se presenta la realidad en todo su carácter contradictorio. Se dicen muchas verdades a medias y se deja de informar sobre asuntos que interesan a los lectores y que de algún modo estos se enteran. Tiene muy poco o casi nada que ver con lo que el ciudadano común comenta diariamente. Porque no es de nuestra prensa de donde lo obtiene. Se oculta, elude o desperdicia mucha información y se excluye la inmediatez. La prensa cubana apenas intercambia con la sociedad, supuestamente le informa, pero sin escuchar el rebote de la información, y si ese rebote es crítico, mucho menos. Lo anterior es resultado de que los periodistas, obligados corrientemente a quedar bien con los que dirigen los medios, edulcoran demasiado la realidad interna, buscando dentro de ella solo lo positivo y lo que supuestamente no hiera la sensibilidad de quienes los dirigen. Tal parece que más que informar al público, su interés mayor es agradar a aquellos que se afanan por presentar solo el rostro positivo del país.

 

 

La información internacional es incompleta y bastante parcializada. No se tratan los problemas existentes en aquellos países cuyos gobiernos son amigos de Cuba y solo se informan, y en ocasiones, se destacan y reiteran hasta el cansancio, los problemas existentes en los países cuyos gobiernos no lo son. En ese sentido, la prensa actúa casi solo como expresión de la posición y opiniones del gobierno y no como un medio para informar objetiva y críticamente sobre la realidad de fondo de los acontecimientos internacionales que nos afectan.

Si nos fijamos en las noticias internacionales de los noticieros televisivos, veremos que estos mantienen un esquema, que es el mismo todos los días y nada tiene que ver con el potencial noticioso que es posible extraer vía Internet de los medios informativos internacionales.

Lamentablemente nuestra prensa se sostiene sobre la base del monopolio de la información y la impunidad que esa situación le confiere. No se siente en la obligación de responder ante la opinión pública por sus deficiencias y por las críticas y reclamos que se le formulan.

Luis Sexto: Durante los años 60, 70, 80 y hasta principios de los 90, los periódicos y revistas fueron más abiertos, menos fiscalizados y sobre todo gobernaron su libertad hasta para decidir la publicación de textos conflictivos o cómo adecuar periodísticamente hasta una nota oficial. Recuerdo que, si hoy parece una hazaña publicar en la web algo contra la corrupción interna, Bohemia, por libre iniciativa, alertó de ese mal en 1990 en un artículo de opinión bajo el título de ¨Vivir como todos¨.

Hoy, en cambio, los medios impresos, incluso las secciones informativas de la radio y la televisión, son objeto de un mayor control por parte de lo que llamamos el aparato oficial. ¿A causa de actitudes y capacidades humanas, o por razones estructurales, o por imperativos de las circunstancias? Me parece que esas causas se convierten en concausas: todas intervienen. No podemos desconocer el papel de la falsa conciencia con que desde hace más de 20 años se juzga a la prensa. Todavía pesa en la ideología dominante la última etapa de Novedades de Moscú y la revista Sputnik, cuyos contenidos y lenguaje crítico estaban influidos por la Perestroika y la Glasnost. Por ello, pende como una amenaza el criterio de que la prensa soviética, sin control, colaboró en la caída de aquel socialismo que, a pesar de sus aciertos, según sabemos, tenía muy poco que ver con Marx y Lenin.

Hemos de tener en cuenta también que las fuentes de noticias permanecen cerradas, o casi renuentes a tolerar la presencia de periodistas. Posiblemente, ministerios y empresas no hayan recibido, para ello, una recomendación u orden explícita del Partido. Pero ministros y directores tienen poder en sus respectivos organismos, y pienso que el temor de estas estructuras a la prensa no sea político, sino pragmático: la prensa descubre, la prensa denuncia y hace públicos errores y erratas. Por ello, en algún momento de los últimos 15 o 20 años, la prensa, para entrar en ciertas fábricas o instituciones, ha tenido que contar con autorización, hasta del ministro. Incluso, algunos de cuantos hoy critican acérrimamente a la prensa, cuando ocuparon funciones oficiales dijeron lo mismo: ¨Eso no se puede publicar¨.

Sin embargo, tengo la certeza de que la prensa recibirá el espacio que le corresponde. No parece coherente haber aprobado resoluciones que apoyen políticamente el ejercicio de la crítica y el acceso de la información y que existan luego limitaciones impuestas desde los organismos políticos, además de los estatales. También influye el cambio generacional en la calidad de la prensa. Dicho un tanto sintéticamente, en un periódico han de coincidir tres generaciones: la que está a punto de terminar su vida profesional, la madura y la que comienza a ejercer el periodismo.

Jorge Gómez Barata: Como en cualquier lugar, la prensa en Cuba es parte de la estructura social, del sistema político y del contexto cultural. Por tanto, las evaluaciones deben remitirse a esos escenarios que en nuestro país se caracterizan por el control estatal centralizado, la dirección vertical y la homogeneidad ideológica; todo ello en una coyuntura de cambios y en el contexto de una plaza sitiada, cosa que no es una metáfora sino una realidad dramáticamente vigente.

La prensa en Cuba no es plural ni abierta porque así no es la sociedad en que existe, la cual establece idénticos cánones para todas las instituciones sociales. La diferencia radica en que, dado su significación para la conducción de la sociedad, en la prensa se procede con menos flexibilidad y tolerancia que en otras aéreas de la cultura, el cine o el sector académico. No debe obviarse el detalle de que la prensa revolucionaria cubana no fue siempre como es ahora. Los diarios Revolución, Noticias de Hoy, El Mundo, la revista Bohemia, así como los espacios informativos de la radio y la televisión, incluso el periódico Granma en su primera época, desempeñaron brillantemente su papel y acompañaron eficazmente los cambios que se realizaban. Todo cambió cuando se adoptó la experiencia soviética y se importó no solo su modelo económico, sino también la superestructura política, los criterios institucionales y las prácticas ideológicas vigentes allí. Aquel trasvase no dio lugar a una mutación progresiva, sino a un proceso anómalo mediante el cual se importaron diseños fallidos y malas prácticas. Así apareció en Cuba la prensa oficial, rectorada centralmente, que a la larga no fue un avance sino todo lo contrario.

Por razones conocidas, y en algunos casos explicables, asociadas a la necesidad de resistir para sobrevivir, la rectificación de aquellas situaciones se aplazó y luego se congeló. La prensa cubana quedó como detenida en el tiempo. En clave política es como si para ella los últimos 20 años no hubieran transcurrido.

El error de nuestra generación no fue aplicar una experiencia que creímos positiva, ni seguir un camino para la construcción del socialismo que estimamos exitoso, sino ignorar las evidencias de que habíamos errado al copiar del modo como se hizo. La culpa es mayor porque en los años 80, antes incluso de que se iniciara la Perestroika y la Glasnost, Fidel Castro se percató del error, particularmente con respecto al modelo económico, por lo cual convocó a la Rectificación de Errores y Tendencias Negativas. Inexplicablemente, las reflexiones de entonces no fueron acompañadas de análisis sobre otras esferas. Treinta años después de los llamados a la rectificación, y 20 del fin de la Unión Soviética, todavía la prensa cubana se gestiona con criterios que eran discutibles ya en la época de los bolcheviques. El exceso de control y el celo ideológico no han hecho mejor a la prensa cubana.

Justo Planas: Primero creo que es bueno aclarar que considero prensa cubana a toda aquella que realizan cubanos sobre Cuba o con la mira puesta en Cuba para lectores cubanos. No pienso que se limite a la prensa que se publica en la Isla, pues fuera de ella también existe una diáspora que necesita consumir informaciones y comentarios que se ajusten no solo a sus necesidades, sino a sus perspectivas; y hay medios que se proponen cumplir estos objetivos. Ignorarlo sería caer en las muy oportunas exclusiones que, tanto en la Isla como fuera de ella, realizan los medios de prensa cubanos, cada uno de ellos generalmente dispuestos a reconocer solo la parcela de realidad y pensamientos que mejor se les aviene, si bien permanecen muy atentos a lo que dice el Otro. La falta de pluralidad, la escasez de un diapasón de criterios y enfoques al interior de cada medio de prensa cubano no se restringe a la esfera política, sino que se extiende al periodismo deportivo, cultural, de salud no solo es una cuestión de contenido, tiene también una base formal.

En su libro Géneros de opinión, decía el fallecido decano de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana, Julio García Luis, que se debía luchar en dos sentidos: de un lado frente a la superficialidad y el liberalismo, muchas veces asociados a la ignorancia y a la falta de criterios sólidos; y del otro, frente al esquematismo, la machaconería y la repetición aburrida de citas, consignas y clisés, que tampoco prestan ningún servicio a la prensa o a la Revolución. En la mayoría de los casos, basta con argumentos sólidos para convencer al lector, no hace falta gritar. Ese periodismo exaltado, poco reflexivo, ha hecho estragos fuera y dentro de la Isla; se enfrenta al criterio ajeno como si de una guerra se tratara (oficialmente se cree que así es en efecto), e impide ver lo que tiene de sensato el discurso del contendiente. Se resume en lo siguiente: la prensa cubana no cree que existen múltiples verdades, cree en una sola Verdad.

Otra característica es que las intenciones de cualquier trabajo periodístico cubano son políticas, no importa que se escriba una crítica de ballet o una crónica sobre el día de los enamorados. Resulta difícil hacerle comprender a los colegas cubanos que debe existir también un periodismo lúdicro, de ocio. Un artículo de esos que aparecen en yahoo.es sobre el vestido que usó Shakira en su último concierto tiene ¡muy al fondo! un discurso político; sin embargo, en nuestros textos son los otros temas los que sirven de respaldo.

La prensa cubana de la Isla, afortunadamente, ha expurgado el sensacionalismo que tanto daño hace en otras naciones, si bien suele ser demasiado estricta con todo lo que le huela a banalidad. Nuestros periódicos (no tanto la radio y la televisión) realizan un uso encomiable del español, si se le compara los de otros países caribeños y latinoamericanos; pero, ojo, los periodistas cubanos no toleramos otro registro que no sea el formal, nos cuesta ser coloquiales y jamás escribiríamos una mala palabra como hacen los diarios españoles en ciertas columnas, sin cargo alguno de conciencia.

Con decir que el periodismo cubano pertenece a la tercera edad y va dirigido a la senectud, creo que lo digo todo. Porque su manera de acercarse al público, sus intereses noticiosos y su uso del idioma no se ajusta a nuestros tiempos, al ciudadano de hoy. Para comprobarlo, basta con ver las colas que se hacen en los estanquillos cada mañana, basta con fijarnos en los más fieles consumidores de noticieros de radio y televisión. La prensa está hecha a la medida de ese público.

Aurelio Alonso: Un tema que merece valoraciones críticas, las cuales tampoco han faltado. Pero cuando el dedo es puesto en la llaga, la censura hace su aparición. Hacia 1994 participé en el jurado de la segunda edición de la colección Los Pinos Nuevos y entre los títulos escogidos figuraba la versión resumida de un trabajo de diploma de una recién graduada en periodismo, bien argumentado, con testimonios críticos, un libro polémico, el cual, tras algunas discusiones, llegó a imprimirse con toda la selección que propusimos, para ser después hecho pulpa.

Es un ejemplo que me tocó vivir de manera directa. En todo caso, creo que dos elementos caracterizan una tendencia generalizada al hacerse juicios sobre el tema de la prensa en Cuba: uno es que extremar el inventario de errores y defectos es muy fácil porque las deficiencias de nuestra prensa son evidentes y recurrentes; el otro es que la cuenta de los problemas de la prensa se le suele pasar completa a los periodistas.

Los patrones informativos esperados del periodismo de la nueva sociedad, tenían que corresponderse con un cambio de valores. Pero en el plano informativo, el peso de la orientación y las restricciones impuestas desde las instancias de decisión política anula, en la práctica, todas las virtudes que querríamos ver extendidas en nuestra prensa: frescura de pensamiento, agilidad y claridad informativa, espontaneidad, carácter polémico, cuestionamiento crítico y, hasta por carambola, la veracidad, proclamada como consigna principal de una prensa revolucionaria. Porque al final, sin quererlo, podemos faltar también a la verdad tratando de salvar la espalda.

Para resumir, caracterizan a la prensa cubana de hoy la desinformación, la retención temerosa de lo que es noticia; el sometimiento vertical de los diarios (y otras publicaciones periódicas) a un criterio externo, oficial (el de una instancia del Partido, aunque igual daño haría que lo fuera de un ministerio u otra institución política); la falta de confrontación, el rechazo al disenso en la selección de lo publicado, la censura (cuando se dice simplemente eso no puede publicarse) y la autocensura (la deformación profesional de omitir todo lo que se presume que va a ser omitido); el desencanto profesional que me imagino debe sufrir gran parte de los periodistas en el ejercicio de realizar su misión de informar con el mayor provecho del público.

2- ¿Existe una política informativa en Cuba? ¿Quién diseña esa política y quién define lo que se publica?

Esteban Morales: Hay claramente una política informativa. El que los dos periódicos nacionales de circulación diaria tengan las mismas noticias, expresadas de casi idéntica forma y que el noticiero estelar de la televisión sea una copia casi exacta de esos periódicos, evidencia, por una parte, que existe esa política informativa y, por otra, la inflexibilidad de ella, que no permite aportes o variaciones a lo que se considera que deba ser informado.

Se repite constantemente por la radio, la televisión y la prensa escrita, un mismo esquema informativo. De modo que si usted ve la Revista de la Mañana en televisión y escucha la primera emisión mañanera de Radio Reloj, prácticamente se puede ahorrar la lectura del periódico. El noticiero televisivo de las ocho de la noche, es una versión resumida del transmitido al mediodía, que resulta ser el menos malo, principalmente por ser el más extenso.

El noticiero del cierre, es apenas una raquítica minuta del Noticiero Estelar de las ocho de la noche, que dura apenas media hora. Solo el periódico Trabajadores, semanalmente, refleja algunas cosas nuevas de interés. Juventud Rebelde es una inaceptable repetición del periódico Granma, sin apenas tratar ampliamente y a fondo los problemas e inquietudes de los jóvenes, a quienes supuestamente está dirigido.

No son los periodistas, ni siquiera la dirección de los distintos medios, los que trazan esa política y deciden lo que debe ser dicho y cómo debe decirse, los que debaten la estrategia ni deciden lo que se publica. Los periodistas no pueden influir en nada en su estrategia, ni siquiera a veces atreverse a dar sus opiniones. Solo obedecer. Y eso no lo digo yo, lo han dicho periodistas de los propios medios. La política informativa la traza un aparato político administrativo, que censura o permite qué se puede y qué no se puede publicar. Esa superestructura político-ideológica de mando, se comporta como rectora de la información y la orienta y dirige. Eso provoca que la prensa tenga la desventaja de carecer de voz propia y oído crítico, lo cual le impide desempeñar el papel que le corresponde.

Recientemente una gran parte del país, incluyendo La Habana, estuvo a oscuras y tuvimos que esperar varias horas para enterarnos de lo que estaba sucediendo. Eso ocurre porque, aunque estén lloviendo raíles de punta, nadie puede tomarse la iniciativa de informar si previamente no recibe la orden desde arriba. La programación deportiva está también sujeta a la misma política. No hace mucho, en una transmisión de los juegos de pelota del equipo de Cuba en México, cuando los narradores mexicanos comenzaron a hablar de los jugadores cubanos con éxito en las Grandes Ligas y se refirieron al Duque Hernández, se cortó la transmisión de la voz y el narrador cubano informó que había problemas de audio, y siguió él describiendo el juego.

Esto fue interpretado por los oyentes, como un acto deliberado para impedir que se siguiera hablando del tema. ¿Por qué la gente no podía saber qué pasaba con el Duque Hernández? ¿Por qué se transmiten los partidos de fútbol internacional y no se puede ver el béisbol de las Grandes Ligas, como desearían muchos cubanos, cualesquiera que sea su posición política?

Se trata de una prensa que más de 40 años después de haber asumido un esquema informativo, no lo ha abandonado, y se ha quedado desactualizada y a gran distancia de lo que el público de hoy, más instruido y culto, necesitaría recibir. Este esquema parte de dos premisas; una de que aquellos a los que va dirigida la información, son poco menos que ignorantes, no tienen capacidad de discernimiento y análisis y deben ser orientados. La otra, de que no tienen otra vía para informarse y solo conocerán lo que nuestra prensa le suministre, con los análisis que incluya. Ambas premisas son erróneas. La población cubana actual es mucho más instruida y culta que la de los años 60 y tiene suficiente cultura y perspicacia política para analizar la información que recibe.

No es posible pretender que el ciudadano vea, escuche o lea, solo aquello que está dentro de un esquema nacional de comprensión del mundo y de nuestra realidad, que no se sabe qué genio la formula. De manera directa o indirecta tiene acceso a otras fuentes de información, que en los años 60 no tenía, gracias a la computación, a los turistas que visitan nuestro país, a las relaciones con los familiares en el extranjero y a los viajes que hacen a otros países.

Luis Sexto: No creo que exista hoy, en la práctica, una política informativa. Al menos no existe como reguladora consecuente (.) Esos propósitos, evidentemente, integran una política. Habría, por tanto, que desterrar también las trabas que aún impiden aplicarla. Diría, incluso, que un artículo o un reportaje críticos no dañan al país; que un amplio universo informativo no lo daña. En cambio, lo perjudica la falta del artículo crítico o de la información. De ese déficit se aprovechan también cuantos satanizan al gobierno cubano.

La política informativa se ha decidido comúnmente en los congresos del Partido Comunista. Ahora bien, como hemos visto, la política se desvía, y donde se ha de abrir se cierra. Imaginar, sin embargo, que todos los días un funcionario del Partido visita a los medios para decir qué se publica y qué no puede publicarse resultaría un tanto simplista. Quizás, por ciertas evidencias, en algunos medios provinciales se actúe así, tan descarnadamente.

Los medios tienen un espacio para decidir sobre su forma y su contenido. Sería injusto afirmar que, actualmente, todo se consulta y que para todo se pide permiso. Se consulta, en efecto. Pero descontando asuntos estratégicos, existentes en cualquier país, el consejo editorial de un medio, al menos en los nacionales, decide qué y cómo se pública o se difunde, aunque la brecha se abre o se cierra dependiendo de qué se clasifique, políticamente, como estratégico.

En esa percepción, exacta o desmesurada, operan también las actitudes y las capacidades humanas. Como es evidente, no aprovechamos hoy, internamente, el espacio que nos dejan las regulaciones exógenas, más rígidas que nunca antes en las presentes circunstancias. Nadie ha prohibido el título sugerente, ni el lead interesante, ni el reportaje formalmente revelador, o el artículo que roce la realidad más profunda, aunque sea sugiriéndola.

Jorge Gómez Barata: No obstante la existencia o no de una política informativa me parece francamente irrelevante. Las políticas tienen derecho a existir; lo importante es que sean correctas, viables y permitan un desempeño eficiente del área que se trate. No se cuestiona hoy la política cultural, ni la que rige las relaciones con la religión, la Iglesia y los creyentes porque son básicamente correctas, inclusivas, permisivas y aperturistas.

En realidad lo que importa es que las políticas sean eficaces, coherentes y compatibles con las exigencias generales de una profesión cuyo desempeño requiere de márgenes de libertad. Es también importante que los operadores a cargo de la ejecución de las políticas dispongan de la calificación necesaria, no sólo para controlar que se cumplan las reglas sino para diseñar reglas apropiadas. Tal vez si hubiera una política informativa consensuada con periodistas y directivos, todo marcharía mejor.

Justo Planas: Claro. Es una política diseñada, al final de una larga cadena, por el gobierno de Cuba. Primero, los jefes de redacción son cuadros del Partido Comunista de Cuba (PCC); segundo, los directores de medios de prensa algunos de ellos ni siquiera periodistas o con una idea muy pobre de lo que es el periodismo reciben la asignación directamente del Comité Central; tercero, los medios de prensa están asociados a una institución rectora, generalmente política: Juventud Rebelde a la UJC, Trabajadores a la CTC. Con esta estructura, es difícil que un texto escape de las intenciones informativas oficiales de moda, aunque para mayor seguridad, antes de llegar a las manos de los lectores, cada trabajo al menos de la prensa escrita sigue una lista de ojos expertos en encontrar frases descarriadas o intenciones dobles. Los periodistas de a pie, puesto que son pueblo raso como cualquier lector, conocen al dedillo las aristas polémicas de la situación nacional, están generalmente muy al tanto de lo novedoso (o peligroso) que está sucediendo en las áreas que atienden; y negocian con sus jefes como pueden (aunque ganan uno de los salarios más bajos de los profesionales cubanos) la publicación de los textos malditos, que suelen ser los que más trabajo dan y muchas veces nadie les pide (porque no conviene) que los hagan. Por eso siempre me resulta chocante que ciertos políticos muy al tanto de la estructura mediática nacional, se refieran (demagógicamente) a las incapacidades de los periodistas cubanos, cuando en realidad se trata de incapacitaciones.

Aurelio Alonso: Por supuesto que existe; no solo una política informativa sino una bastante objetable por la excesiva regulación informativa desde el aparato ideológico del Partido sobre los órganos de prensa y el ejercicio del periodismo. Y aclaro que no es que piense que el Partido no tenga por qué involucrarse en el fenómeno mediático, sino que estoy convencido de que no es así que tiene que hacerlo. Yo diría que la política informativa cubana se basa en la interpretación más estrecha e impropia de la proverbial formulación de 1961: Dentro de la Revolución todo. Contra la Revolución nada. Aquella reflexión en la cual Fidel Castro redujo a su exacta expresión el sentido del término prohibitivo nada, precisando ningún derecho a destruir el sistema, con la amplitud que ofrecía afirmar dentro en lugar de limitar, al desechar el con, la legitimación de libertades a niveles estrictos de compromiso ideológico

La política informativa en vigor, sin embargo, parece haber estado dominada por otra lectura: una que busca el contra en cualquier disenso. Hasta tal punto que para que se produzca un signo de audacia periodística ha habido que esperar a que sea inducido, o incluso orientado, por las instancias de dirección política, normalmente por las más altas, o al menos que haya señales. La responsabilidad se convierte en la relación entre quién debe consultar y quién puede autorizar. La lista de los consultantes sería, por supuesto, la de los periodistas; y la de los que autorizan, un número reducido de escalones de la nomenclatura partidaria.

Los periodistas tienen muy poco espacio para decidir por sí mismos (los órganos para los cuales trabajan también), y en ocasiones se ven sometidos a un adocenamiento creativo impuesto por la imposibilidad de ejercer su oficio con la autonomía, la imaginación, la audacia y el sentido crítico indispensables. Por tal motivo, repito que considero superficial limitarse a definir el problema como deficiencia del ejercicio profesional, sin decir tampoco con ello que no haya periodismo malo. Y lo triste radica también en que, como contrasentido, la mediocridad puede ser evaluada por encima de la excelencia, en tanto se prioriza un rasero de obediencia.

3- ¿Qué propósitos proclaman quienes defienden ese estado de cosas?

Esteban Morales: No son muchos los que escriben ripostando las críticas que se hacen a la prensa cubana, pero los que lo hacen, proclaman defender a la Revolución del daño que haría el que se divulgaran informaciones críticas sobre nuestra realidad. Parten de que el bloqueo y la enemistad del gobierno de Estados Unidos y los grupos de cubanos de Miami que desean y actúan con el interés de derrocar al gobierno revolucionario, son suficientes argumentos para no divulgar nuestros problemas.

Pero esa política no puede justificarse con el bloqueo, con la histórica agresividad de la política norteamericana, ni con la pobreza que debemos estoicamente combatir y soportar. Porque eso es tener lástima de nosotros mismos. Justificaciones como esas, lejos de contribuir a solucionar los problemas, los agravan y ponen en manos de las personas menos adecuadas, y en ocasiones mal intencionados, la exposición y análisis de ellos.

Luis Sexto: Sin generalizar, ni exagerar, advierto que algunos funcionarios gustan del secretismo, del misterio. Esa actitud de actuar bajo un riguroso hermetismo es una construcción ideológica cuyo generador fue, en un principio, la guerra que los Estados Unidos libran contra la revolución y el socialismo. Por mucho tiempo el país ha necesitado guardar secretos. Y se comprende esa medida cautelar.

Pero si el secreto es una acción o reacción justificada ante la agresión, el secretismo es una manifestación de patología social. Esta última reacción integra la llamada vieja mentalidad. Pero aclaremos: aun en los mejores momentos de nuestra prensa, hubo criterios opuestos a darle excesiva libertad. Convengamos en que la prensa, tanto como la crítica, según Alfonso Reyes, es una insolencia de segundo grado. ¿Quién que haya sido periodista antes de 1990 no encontró una puerta cerrada, o una mirada hostil proveniente de una u otra persona?

Pero ello hoy podría considerarse normal si el profesional de la información pudiera tener alternativas. Antes de esa fecha las había. Valga un ejemplo personal. En 1994 o 1995, el ministro de Agricultura me negó una entrevista sobre las Cooperativas de Producción Agropecuaria (UBPC). No obstante, pude buscar otras fuentes, incluso no oficiales, para lo cual invertí más tiempo, pero conseguí la información de modo que el artículo apareció en Bohemia con el título de Ser o no ser autónomas, esa es la cuestión. Fue el primer texto publicado en la prensa que alertó sobre la burla burocrática de la autonomía en las UBPC.

Recientemente, el Ministerio de la Agricultura ratificó e instrumentó la aplicación de la autonomía, establecida también en la antigua ley, para estas cooperativas sobre tierras estatales. ¿Tardíamente? No sé; ese adverbio temporal puede ser engañoso. A mí me alegra más la rectificación que pasar cuenta al error ya superado. Creo, por otra parte, que al no parecerse al país en lo que informa u opina, la prensa pierde credibilidad, y con esta pierde capacidad para secundar las políticas sociales y económicas. Con una prensa restringida en su alcance editorial, las alfombras también podrían esconder acciones muy negativas. Para evitar la corrupción no bastan la Contraloría General y el control administrativo.

Jorge Gómez Barata: No se trata de ellos y de nosotros. No creo que dentro de la Revolución haya unos que defienden un estado de cosas y otros que se oponen. La cohesión todavía existe. El problema es más global y alude al proceso en su conjunto, a las estructuras sociales que están urgidas de una rectificación total. Nadie en su sano juicio puede creer que las instituciones cubanas son perfectas y no necesitan ser actualizadas. Lo que ocurre es que, en la definición de las prioridades, se ha preferido avanzar primero en la economía y luego en lo demás. El problema es que esa definición de las prioridades sea atinada.

Justo Planas: Imagino que los otros hayan respondido muy claramente esta verdad a gritos, por eso quisiera referirme al despropósito que esto implica, como todos conocen, la oficialidad de cualquier medio de prensa cubano, su vínculo institucional. No se pueden cuestionar ni discutir ciertos temas con el nivel de seriedad que exigen porque al instante la prensa internacional deduce de lo dicho una postura oficial. Por mucho que para el gobierno no implique conflicto alguno, y que le sea incluso de ayuda, la prensa nacional debe hacerse de la vista gorda ante ciertas noticias del mundo o ciertos retos del hoy cubano, para evitar el cotorreo de la prensa no cubana.

Aurelio Alonso: Yo diría que son seres humanos, revolucionarios marxistas, posiblemente sin tacha, que profesan una fe sin muchos matices, la cual responde a una visión equívoca de la responsabilidad política, entendida como facultad discrecional, y que toca principalmente a la prensa, aunque no solo a ella.

Los investidos de la competencia de decidir son considerados protectores de la pureza informativa, provistos de la capacidad de juzgar por encima de los que escriben. La idea de que no todas las cabezas están preparadas para todas las verdades, y que alguien tiene que dosificarlas es muy vieja en la Historia. Pero específicamente ahora se manifiesta como uno de los rasgos heredados de la lectura catequética del pensamiento marxista, a partir de que la revolución proletaria se convierte en fuente teórica del nuevo poder.

Se compensa con el argumento de que no se deben poner a la luz los defectos o los errores de la Revolución para evitar el uso que el enemigo puede hacer de ellos, limitando además a los que tienen que corregirlos con un peligroso espejismo conformista. Stalin hizo, tal vez, la mayor contribución a este modo de concebir las relaciones entre el ejercicio de la política y su relación con la prensa, aunque no conozco que uno sólo de los regímenes proclamados en el pasado siglo como socialistas no haya practicado un control riguroso y a menudo arbitrario de lo que se publica, y aplicado la censura sin vacilación. Mijaíl Gorbachov, presunto introductor de la transparencia informativa en su propuesta de reformas (glasnost), no vaciló en ocultar cuanto pudo a la opinión pública la tragedia de Chernóbil. Llegó a ser tan grave y nocivo el desastre del silencio y el ocultamiento como el del accidente en sí mismo.

 

 

Fuente: La Chiringa de Cuba

 

 

 

Juan de los Muertos y el Goya de la discordia

Posted on

 

 

Recientemente el filme cubano Juan de los Muertos se alzó con el premio Goya de mejor película iberoamericana del 2012. La noticia ha causado cierta polémica, y de ello le comentamos en el siguiente trabajo del periodista Eric Caraballoso Díaz:
 


Juan de los Muertos y el Goya de la discordia

Confieso que me gustaría verla de nuevo. Una vez o incluso dos, no bastan para calibrar del todo una película. Aún así –o tal vez por ello–, fue una verdadera sorpresa conocer que Juan de los Muertos, la película cubana de zombis dirigida por Alejandro Brugués, obtuvo el premio Goya como mejor película iberoamericana.

Diversas y encontradas reacciones ha generado esta noticia. Mientras unos congratulan a los ganadores y, por extensión, al cine hecho en la isla, otros se preguntan cómo ha sido posible y consideran la decisión de los Goyas como resultado de una soberana miopía en lo que al cine latinoamericano respecta. Y lo más curioso, todas esas reacciones han tenido lugar no fuera de Cuba sino dentro de ella.

Lo sensato, creo, es analizar el hecho con claridad, sin demasiados apasionamientos. Lo primero es que, como no he podido ver a sus contrincantes –la argentina Infancia clandestina, la paraguaya Siete cajas, y la mexicana Después de Lucía– no tengo elementos suficientes para establecer un juicio de valor. Así que puede que sí: que en opinión no mía –que a fin de cuentas sería la de una sola persona–, sino de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España, Juan de los Muertos haya sido en efecto la mejor película iberoamericana del año.

Lo segundo: ¿por qué muchos opinan, aún contradiciendo el criterio de los académicos españoles –que no por académicos y españoles tienen que estar necesariamente en lo correcto–, que esta película no merece ganar un galardón como el Goya? En ese mar de criterios parece haber de todo.

Están los que la estiman poco profunda, ligera, “menor” para un premio de esta naturaleza. Parece que abundan los que no imaginan que una comedia, de zombis por demás, pueda derrotar a un drama categórico, con explícitas y hasta densas honduras humanas. Pero, ya sabemos, el humor tiene también sus honduras.

Tampoco faltan los que, aun defendiendo la comedia como género, piensan que Juan de los Muertos apuesta por el estereotipo y por el chiste grueso y contextual, y da de lado al humor más “inteligente”. La inteligencia, sin embargo, encuentra muchas maneras de manifestarse, aún más desde la parodia y el estereotipo.

Y están también los que no le perdonan a la cinta su visión cáustica de la Cuba actual, los que opinan que ofrece una imagen distorsionada de la realidad de la isla y se ceba de los problemas existentes para lograr relevancia extra-artística. Pero este criterio, aunque tenga algo de cierto, es al final igualmente extra-artístico, y limita la posibilidad de todo realizador –en este caso Brugués– de mostrar en su obra el prisma de su subjetividad.

Extra-artístico es igualmente el criterio que margina el filme por no haber sido producido mayormente por el ICAIC (Instituto Cubano del Arte y la Industria Cinematográficas) y por demostrar las cotas de pujanza e irreverencia que pueden alcanzar las productoras cubanas independientes. Esa opinión es incluso contraproducente con los aires de democratización audiovisual que –si no impulsados al menos no restringidos por el propio ICAIC– soplan hoy en la isla.

Por mi parte, repito que la noticia me tomó por sorpresa, pero no por ello dejé de celebrar este nuevo triunfo del cine cubano. El Goya es un lauro prestigioso, de los que no se entregan a la ligera, y es, sin dudas, un espaldarazo para todo cineasta y para todo país.

Esta es la cuarta vez que Cuba se alza con el galardón en esta categoría y, aunque pensar en los antecedentes –antes lo consiguieron cintas de indiscutible valor como La Bella del Alambra, Fresa y chocolate y La vida es silbar– no cierra precisamente las puertas a la polémica, tampoco puede olvidarse que cada tiempo, sin desterrar la historia, establece sus propios paradigmas.

Pero por sí o por no, y antes de seguir avivando la discordia, confieso que me gustaría ver de nuevo Juan de los Muertos. Porque, como creo que ya dije, una vez o incluso dos, no bastan para calibrar del todo una película.

 

 

 

Tomado de FaceBookRadio Siboney

 

Ramonet: “En Cuba hay un gran movimiento bloguero” (+ video)

Posted on

Clodovaldo Hernández

Ignacio Ramonet. Foto Yessireé Blanco, Ciudad CCS

Ignacio Ramonet. Foto Yessireé Blanco, Ciudad CCS

—¿Cómo percibió usted las noticias sobre la el 4 de febrero de 1992?

—Yo conocía ya al país [Venezuela], venía desde principios de los 80, sabía lo que estaba pasando. Cuando ocurrió la rebelión del 4 de febrero, no me extrañó para nada porque yo había venido después de los acontecimientos de 1989 y había escrito un reportaje. Entendía perfectamente que aquello era consecuencia de la gran crisis que se venía gestando. Algo tenía que ocurrir en un país que había recibido ingresos equivalentes a tres planes Marshall en 20 años y tenía una estructura socioeconómica de tanta desigualdad: 80% de personas en la pobreza y una minoría dándose lujos babilónicos. Vine dos meses después de la rebelión y también escribí varios trabajos. En ninguno de ellos, por cierto, califiqué lo ocurrido como un golpe de Estado porque entendí que no lo fue. Recorrí varios barrios de Caracas y pude comprobar que Hugo Chávez era, de la noche a la mañana, la persona más popular de Venezuela. En esa visita me entrevisté con el entonces presidente Carlos Andrés Pérez, con el ministro de la Defensa, con varios generales, y salí convencido de que ni habían entendido ni lo que había ocurrido en 1989 ni tampoco lo que les acababa de pasar. Era evidente que estábamos en una República que había llegado al final de un ciclo.

—Entrando en el tema de la comunicación, usted vincula la crisis ética del periodismo con lo que llama “la agonía de los medios tradicionales”. ¿Son dos procesos paralelos o uno es causa el otro?

—Debo decir que no creo que haya habido una edad de oro del periodismo, una época o un lugar en los que se haya hecho todo correctamente, algo ejemplar que luego se haya perdido. No, históricamente, el periodismo, al menos el periodismo dominante, la gran prensa, ha dependido del poder económico y ha tenido que defender sus intereses; y también del poder político o de la interferencia política. En pocos casos hemos tenido la oportunidad de ver un periodismo que se enfrente a esos dos poderes. La excepción han sido los momentos en que, como dicen los mexicanos, “la revolución aún no ha degenerado en gobierno”. ¿Qué ocurre ahora en el mundo? Bueno, por una parte, los periódicos de papel se están extinguiendo y, por otra parte, hay una sobreabundancia de información que hace muy difícil distinguir lo cierto de lo falso.

—Lo que viene surgiendo como alternativa, las redes sociales, lo digital, tampoco ha demostrado ser confiable. ¿Hacia dónde vamos?

—No es que vamos, sino que ya estamos en una etapa de total incertidumbre. Tenemos que aprender a evaluar la fiabilidad de la información en estos tiempos. Facebook tiene menos de 10 años y Twitter, menos de seis. Aún no hemos aprendido a “bien circular” esa información. Los blogs tienen un poco más, pero se están creando 100 mil cada día, 36 millones al año. Tanta oferta de información genera un gran ruido, aunque no es muy diferente a un quiosco donde hay muchos periódicos y revistas.

—La industria cultural mundial y las grandes oligarquías mediáticas siempre han sabido absorber y domesticar los fenómenos contraculturales que surgen. ¿Eso va a pasar con las redes sociales?

—Eso es lo que está pasado, pero no lo vemos. ¿Quién saca el mayor provecho del gran desarrollo de las redes sociales? Las empresas como Facebook, Google o Twitter, que cotizan en la bolsa. Claro, no son los actores tradicionales de la industria cultural, como Time-Warner, Sony, MGM o Disney, pero son nuevos actores.

—Usted ha dicho que si José Martí viviera hoy sería bloguero. Los voceros de la derecha internacional denuncian que en Cuba se persigue a los blogueros. ¿Sería Martí un perseguido?

—Ja, ja, no, claro que no, porque hay blogueros cubanos revolucionarios, como Iroel Sánchez (http://lapupilainsomne.wordpress.com/), que también es Sánchez, pero no tiene nada que ver con la otra (Yoani Sánchez, opositora), y hay un gran movimiento bloguero. La semana próxima* habrá en La Habana un encuentro internacional de blogueros. El Congreso Mundial de Blogueros, que tiene sede en Brasil, es un movimiento progresista. Dije eso de Martí porque él fundó, cuando tenía 16 años, un periódico llamado El Diablo Cojuelo, a pesar de que unos días antes habían suprimido la libertad de imprenta en Cuba. Si un chico así creó un periódico, hoy en día hubiese sido bloguero para atacar al colonialismo y defender las ideas de emancipación, independencia y libertad.

—Según la frase de los mexicanos, en Venezuela la Revolución ya degeneró en gobierno… ¿cómo ve usted el periodismo de los medios gubernamentales o públicos?

—No, no, esa frase no vale para Venezuela porque acá la Revolución no ha terminado, ja, ja. El problema acá y en otros países que están en pleno proceso revolucionario es que esos medios están respondiendo a la permanente provocación de los medios privados. En consecuencia, no se puede hacer un juicio objetivo porque estamos en plena guerra mediática. Esa guerra no la han iniciado los medios revolucionarios o progresistas, sino los medios privados, de la reacción, golpistas. Por eso, los medios públicos no tienen aún algunas de las características que quisiéramos que tuviesen y que los propios periodistas progresistas quisieran tener, como una mayor distancia con respecto al Gobierno y un más agudo sentimiento crítico acerca de lo que ocurre. Pero en este momento la guerra no ha terminado, estamos en plena batalla. Cuando termine, los juzgaremos… Bueno, no cuando termine, cuando se haya ganado la guerra.

__________

Como el toro a la muleta

Ignacio Ramonet (Galicia, 1943), director de la publicación mensual francesa Le Monde Diplomatique, es doctor en Semiología e Historia de la cultura, profesor de Teoría de la Comunicación de la Universidad Denis-Diderot, de París y autor de más de 20 libros sobre temas de comunicación, industria cultural y globalización. Además, ha sido y sigue siendo, fundamentalmente, un reportero en ejercicio. Con esas credenciales, juzga uno de los más recientes escándalos mundiales del periodismo: la publicación de la foto de un hombre en un quirófano, por parte del diario El País, de España, periódico que dijo a sus lectores que se trataba del presidente Hugo Chávez.

“Lo que ocurre es que un periódico como El País, que pretende dar información objetiva sobre el mundo entero, cuando se trata Venezuela pierde toda su sangre fría, ataca como un toro a la muleta y basta con presentarle una foto que pueda ser hostil al proceso bolivariano o cualquier dato que ellos piensen que puede perjudicar a la Revolución venezolana, para que se precipiten y la publiquen, perdiendo todo sentido de la precaución”, dice.

Ramonet comenta que los mismos directivos de la redacción del diario madrileño admitieron que no sabían en qué momento fue tomada la foto. Y ese, periodísticamente, era un dato clave. “El presidente Chávez ha sido operado varias veces. Supongamos que esa foto hubiese sido tomada en 2011, durante la primera operación ¿qué importancia tendría ahora mismo?”, reflexiona. (Tomado de Ciudad CCS)

 

*Se refiere II Taller Internacional “Las redes sociales y lo medios alternativos, nuevos escenarios de la comunicación política en el ámbito digital”, efectuado en La Habana del 11 al 13 de febrero de 2013.

 

 

Fuente: La Pupila Insomne

 

 

EE.UU. lanza un sistema para espiar a los internautas y bloquear el pirateo en la web

Posted on

Los empresas de telecomunicaciones en los EE.UU. empiezan esta semana a espiar a los usuarios para buscar infractores de los derechos de autor.

EE.UU. lanza un sistema para espiar a los internautas y bloquear el pirateo en la web

Corbis Solis Barki

 

Copyright Alert System, conocido como el sistema de ‘seis advertencias‘ (‘six strikes’), criticado por los activistas para la libertad en internet y cuyo lanzamiento estaba previsto para finales del año pasado pero fue aplazado, ha entrado en la fase de cumplimiento.

Desde esta semana los principales proveedores estadounidenses -AT&T, Cablevision Systems, Comcast, Time Warner Cable y Verizon- identificarán las IP de los clientes sospechosos de transferencia ilegal de archivos y les advertirán sobre las inconveniencias de sus actos. Las primeras alertas serán meras advertencias, las siguientes dos obligarán al usuario a confirmar que recibió las alertas anteriores y entiende que comete actos ilegales, y con la quinta y la sexta irán aparejadas sanciones: los proveedores van a bajar la velocidad de conexión o redirigir el tráfico del cliente.

Los usuarios que quieran denunciar que no son culpables podrán apelar pagando 35 dólares. El dinero se les devolverá en caso de que se confirme su inocencia.

Los oficiales detrás del programa admiten que hay más probabilidad de que la medida influya en los que se descargan contenidos en alguna ocasión más que en los infractores ‘crónicos’. Jill Lesser, director ejecutivo del Centro de Información sobre Derechos de Autor (CCI, por sus siglas en inglés) que está detrás del programa, escribió en su blog que el programa “tiene como objetivo educar, no castigar, y dirigir a los usuarios a las alternativas legales”.

Fuente: RT Actualidad 

 

Uniformes militares podrán transmitir información

Posted on

Uniforme militar estadounidense

Un equipo de científicos estadounidenses ha desarrollado fibras microscópicas de oro que podrían ser tejidas en uniformes de combate del Ejército de EE.UU. y que potencialmente permitirían a los soldados comunicarse entre sí a través de su ropa.

“Son nuevos tipos de fibras que también son dispositivos”, dijo John Joannopoulos, uno de los científicos del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) que forman parte del equipo, citado por la revista científica ‘Wired’, en la que aparece la información sobre estos nuevos tejidos.Las fibras de oro, producto de años de investigación, todavía no pueden transmitir información, ya que según Joannopoulos, actualmente estas son “demasiado gruesas para un uniforme”. 

Sin embargo, los investigadores planean pasar los próximos 10 años probando y perfeccionando el concepto y el diseño. Aseguran que tratarán de convertir estas fibras en dispositivos funcionales que puedan, por ejemplo, detectar el calor.

Sería algo así como una herramienta para transmitir datos, informó Joannopoulos, que también es director del Instituto de Nanotecnologías del MIT.No se trataría de hablar y transmitir la voz de una persona a otra, aclaró. El uniforme, agregó, transmitiría información y permitiría saber el nombre del soldado, la hora que es y en caso de que haya sido víctima de un ataque, dónde ha sufrido heridas y cuál es la gravedad de las mismas. 

De momento, el equipo de Massachusetts ha creado una prenda utilizando fibras ficticias para demostrar que fibras similares pueden tejerse en prendas sin necesidad de dañarlas.

Estas fibras podrían suponer un paso importante hacia el futuro de los uniformes de combate y sus creadores no descartan que lleguen a emplearse en la fabricación de prendas que no sean para el Ejército.

(Con información de Russia Today)

Raúl Castro: “La mayor satisfacción es la tranquilidad y serena confianza que sentimos al ir entregando a las nuevas generaciones la responsabilidad de continuar construyendo el socialismo” (+ Fotos)

Posted on

Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.

Discurso pronunciado por el General de Ejército Raúl Castro Ruz, primer secretario del Comité Central del Partido y presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, en la clausura de la Sesión Constitutiva de la Asamblea Nacional del Poder Popular, en su Octava Legislatura, y del Consejo de Estado, celebrada en el Palacio de Convenciones de La Habana, el 24 de febrero de 2013.

Compañeras y compañeros:

En una fecha como hoy, el 24 de febrero de 1895, se reinició la lucha por la independencia con la fusión de los fogueados mambises de la primera guerra y los pinos nuevos, bajo el liderazgo del Partido Revolucionario Cubano y de Martí.

Me corresponde asumir nuevamente ante ustedes y todo nuestro pueblo el honor de presidir el Consejo de Estado y el Gobierno.

En este sentido, creo que no es ocioso reiterar lo afirmado dos veces en este Parlamento, cito: “A mí no me eligieron Presidente para restaurar el capitalismo en Cuba, ni para entregar la Revolución. Fui elegido para defender, mantener y continuar perfeccionando el socialismo, no para destruirlo”.

En concordancia con los acuerdos del 6to Congreso, será preciso armonizar los postulados de la Constitución de la República con los cambios asociados a la paulatina implementación de los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución.

Entre las modificaciones que nos proponemos introducir a la Constitución se encuentra la de limitar a un máximo de dos períodos consecutivos de cinco años el desempeño de los principales cargos del Estado y del Gobierno y establecer edades máximas para ocupar esas responsabilidades.

Al propio tiempo, no resulta saludable estar reformulando continuamente la Carta Magna de la Nación y comoquiera que efectuar una reforma constitucional nos tomará necesariamente un tiempo prudencial, ya que si bien algunas cuestiones pueden modificarse por el propio Parlamento, otras más importantes requieren además la ratificación por el voto favorable de la mayoría de los ciudadanos en referendo; deseo esclarecer que en mi caso, con independencia de la fecha en que se perfeccione la Constitución, este será el último mandato.

En esta sesión la Asamblea Nacional eligió al compañero Miguel Díaz Canel Bermúdez Primer Vicepresidente del Consejo de Estado y posteriormente aprobó su designación como Primer Vicepresidente del Consejo de Ministros.

Consideramos que en las circunstancias que vive el país y se ha visto obligado a desenvolverse durante más de medio siglo de Revolución, debe garantizarse en la cúspide del poder estatal y gubernamental la unidad ejecutiva frente a cualquier contingencia por la pérdida del máximo dirigente, de manera que se preserve, sin interrupciones de ningún tipo, la continuidad y estabilidad de la nación.

Esta decisión reviste particular trascendencia histórica porque representa un paso definitorio en la configuración de la dirección futura del país, mediante la transferencia paulatina y ordenada a las nuevas generaciones de los principales cargos, proceso que debemos concretar en un quinquenio y actuar en lo adelante de manera intencionada y previsora, a fin de  evitar que se nos repita la situación de no contar oportunamente con suficientes reservas de cuadros preparados para ocupar los puestos superiores del país y asegurar que el relevo de los dirigentes constituya un proceso natural y sistemático.

El compañero Díaz Canel no es un advenedizo ni un improvisado. Su trayectoria laboral acumula casi 30 años, comenzando en la base, en la profesión que estudió, y tras haber cumplido el Servicio Militar en unidades coheteriles antiaéreas de las FAR, impartió docencia en la Facultad de Ingeniería Eléctrica de la Universidad Central de Las Villas, donde se le propuso como cuadro profesional de la Unión de Jóvenes Comunistas y más adelante, considerando los resultados alcanzados, fue promovido al Partido, ascendiendo gradualmente a mayores responsabilidades, entre ellas, Primer Secretario del Comité Provincial en Villa Clara, por espacio de casi una década y después en Holguín durante seis años.

Es miembro del Comité Central del Partido desde 1991 y del Buró Político en el 2003. Cumplió misión internacionalista en Nicaragua. Es graduado del Colegio de Defensa Nacional.

En el año 2009 pasó a desempeñar funciones gubernamentales, primero como Ministro de Educación Superior y a partir del 2012, Vicepresidente del Consejo de Ministros a cargo de la atención de diferentes organismos vinculados a la educación, la ciencia, el deporte y la cultura. Por otra parte, participa semanalmente en la Comisión Económico Financiera del Gobierno y en la Comisión del Buró Político para el control de la implementación de los acuerdos del 6to Congreso.

Mención aparte merece la conducta de los compañeros Machado Ventura y Colomé Ibarra, quienes tuvieron la iniciativa de ofrecer sus cargos en el Consejo de Estado en favor de la promoción de la nueva generación.

En el caso de Machado Ventura, con excepcionales cualidades como dirigente y ser humano, modestia y consagración al trabajo, destacada trayectoria revolucionaria por cerca de 60 años, combatiente de la Sierra Maestra y fundador del Segundo Frente Oriental “Frank País”, donde creó y desarrolló 20 hospitales de campaña y 11 dispensarios distribuidos en zonas montañosas en toda la provincia de Guantánamo y en parte de las de Santiago de Cuba y Holguín que abarcaba este frente guerrillero. Participó en múltiples acciones combativas, siendo herido en una de ellas; partiendo también del prestigio, preparación, experiencia y la vitalidad que conserva, así como su capacidad real de continuar aportando en la dirección de decisivas actividades, la Asamblea Nacional lo eligió para ocupar una de las vicepresidencias del Consejo de Estado.

Asimismo, se mantiene como miembro del Consejo de Estado el compañero Abelardo Colomé Ibarra, quien desde muy joven se sumó a la lucha revolucionaria en su natal Santiago de Cuba, participando en la sublevación del 30 de noviembre de 1956, bajo las órdenes de Frank País, que lo seleccionó para integrar el primer refuerzo al naciente Ejército Rebelde en la Sierra Maestra.

Al igual que Machado Ventura es fundador del Segundo Frente Oriental “Frank País”, herido en dos ocasiones en combate contra las tropas de la tiranía, destacándose por su valor, lo que le mereció ascender desde soldado hasta el grado de Comandante.

Luego del triunfo de la Revolución ha ejecutado con éxito, humildad y lealtad las tareas encomendadas, entre las cuales debo resaltar el cumplimiento de delicadas misiones internacionalistas, posteriormente llevó a cabo el desarrollo de la siempre competente Contrainteligencia Militar, contribuyó de manera decisiva a la primera victoria sobre las fuerzas invasoras en Angola, al frente de la Misión Militar Cubana, de 1975 al 1977 y ha desempeñado, entre otros, los cargos de Viceministro Primero del Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias y Ministro del Interior.

La actitud de Machado Ventura y Colomé Ibarra no es casual ni debe sorprender a nadie, es una demostración concreta de su genuina fibra revolucionaria, en la que no hay cabida a la vanidad y el interés personal, ni mucho menos el aferramiento a cargo alguno. Esa es la esencia de la generación fundadora de esta Revolución. Así actuó Fidel hace cinco años, dando un ejemplo enaltecedor. Así confiamos que también sean las nuevas generaciones.

Al hablar de estos temas es oportuno recordar lo expresado por Fidel, hace exactamente 15 años, ante la Asamblea Nacional el 24 de febrero de 1998, en cuanto a la primera regla o rasgo que debe caracterizar a un cuadro revolucionario, cito: “No ambicionar nunca cargos, que los hombres lleguen a los cargos que les correspondan por sus méritos, por su trabajo, por sus virtudes, por su patriotismo…”.

El Consejo de Estado elegido en esta sesión de nuestro Parlamento es un reflejo de cómo comenzamos a hacer realidad los acuerdos del 6to Congreso del Partido en materia de la política de cuadros. De sus 31 miembros el 41,9 por ciento son mujeres y el 38,6 por ciento son negros y mestizos. La edad promedio es de 57 años y el 61.3 por ciento nació después del triunfo de la Revolución.

Ya son dos las vicepresidentas del Consejo de Estado y persistiremos en la voluntad de que siga creciendo la representación femenina en este órgano y en todas las instituciones del país.

De igual forma, la Asamblea Nacional fue renovada en un 67,26 por ciento, las mujeres elevaron su participación hasta el 48,86 por ciento y los negros y mestizos al 37.9. El 82,68 por ciento de nuestros diputados posee nivel superior de educación y la edad promedio es de 48 años.

De las 15 provincias del país, en 10 resultaron electas mujeres para presidir las Asambleas Provinciales del Poder Popular, el promedio de edad en estos cargos es de 47 años y todos poseen nivel universitario.

Estos datos corroboran la calidad del proceso electoral cubano y las potencialidades que tienen los órganos del Poder Popular y esta Asamblea como órgano supremo de poder del Estado, para ejecutar las importantes potestades fijadas en la Constitución.

Precisamente a esta legislatura le corresponde una fecunda e intensa labor legislativa en el fortalecimiento de nuestra institucionalidad, en especial de cara a la implementación de los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución, proceso que tiene la primera de las prioridades y en el cual, como expliqué en la pasada sesión de la Asamblea Nacional, nos comenzamos a adentrar en cuestiones de mayor alcance, complejidad y profundidad.

Nos llena de sano orgullo y satisfacción que el Parlamento cubano sea encabezado, a partir de hoy, por el compañero Esteban Lazo Hernández, miembro del Buró Político, un negro de origen humilde, cortador de caña desde muy joven, obrero en el molino y secadero de arroz de Jovellanos, municipio donde integró el Comité Municipal del Partido. Con enorme esfuerzo y sin abandonar sus responsabilidades partidistas obtuvo el título de Licenciado en Economía.

Posteriormente ocupó el cargo de Primer Secretario del Comité Provincial del PCC en Matanzas y luego en Santiago de Cuba y Ciudad de La Habana.

Lo mismo podemos decir en los casos de los nuevos vicepresidentes del Consejo de Estado, Díaz-Canel, de Mercedes López Acea, la eficiente primera secretaria del Partido en la capital y de Salvador Valdés Mesa, representante directo de la clase obrera, quien en su condición de miembro del Buró Político, pasará a atender a la Central de Trabajadores de Cuba (CTC), además de otras funciones que se le asignarán por la vía partidista.

Todos ellos surgieron del pueblo y como el resto de los miembros del Consejo de Estado constituyen un ejemplo fehaciente de cómo se han llevado a la práctica las palabras de Fidel el 16 de abril de 1961, en vísperas de la invasión mercenaria por Playa Girón, cuando dijo: “esta es la Revolución socialista y democrática de los humildes, por los humildes y para los humildes”. Hoy estamos demostrando que así lo seguirá siendo para siempre.

Es asimismo motivo de legítima felicidad contar con una juventud identificada con los valores éticos y los principios de justicia social, que está preparada en todos los sentidos, inclusive militarmente, para defender y mantener en alto las banderas de la Revolución y el Socialismo.

Ciertamente quienes tuvimos el honor de acompañar a Fidel en los inicios de la gesta revolucionaria y en la lucha insurreccional contra la tiranía, hemos tenido el privilegio, junto al pueblo heroico, de ver con nuestros propios ojos la obra consolidada de la Revolución; sin embargo la mayor satisfacción es la tranquilidad y serena confianza que sentimos al ir entregando a las nuevas generaciones la responsabilidad de continuar construyendo el socialismo y con ello asegurar la independencia y la soberanía nacional.

Lo hacemos teniendo definido por el Congreso del Partido el rumbo para actualizar el modelo económico cubano y alcanzar una sociedad socialista próspera y sostenible, una sociedad menos igualitaria, pero más justa, principios estos que sirven de fundamento para la conformación del programa de desarrollo hasta el año 2030, en fase de elaboración.

Ello será posible porque los Lineamientos de la Política Económica y Social son fruto, en primer lugar, de los amplios y democráticos intercambios con el pueblo, que los hizo suyos, reformulándose el 68 por ciento de la propuesta inicial como resultado de la consulta popular.

De la misma forma fueron respaldados por el Parlamento, en cuyas sesiones ordinarias se rinde cuenta, dos veces al año, sobre la marcha del plan de la economía y del proceso de implementación de los citados lineamientos.

Similar análisis se efectúa sistemáticamente en los plenos del Comité Central y de los comités provinciales y municipales del Partido, con la participación de dirigentes administrativos locales.

Estos métodos de consulta directa con la población que se han desarrollado en más de 50 años del proceso revolucionario y que proseguirán perfeccionándose antes, durante y después de adoptar las decisiones más trascendentales para el futuro del país, constituyen un factor adicional para la tranquilidad y esperanza hacia el futuro que experimentamos los integrantes de la dirección histórica de la Revolución, ya que además de fortalecer de manera permanente la unidad y apoyo del pueblo, garantizará rectificar oportunamente los errores que podamos cometer.

En Cuba nunca a nadie se le permitirá soslayar que tal y como expresa la Constitución en su artículo No. 3,cito: “la soberanía reside en el pueblo, del cual dimana todo el poder del Estado”.

En virtud de ello, previo a la celebración de los futuros congresos del Partido, deberá llevarse a cabo un proceso de consulta popular, cada vez más profundo y organizado, de modo que el Programa actualizado de la Revolución que se apruebe refleje siempre, en todos los asuntos vitales de la sociedad, la opinión de la población.

A aquellos que dentro o fuera del país, con buenas o malas intenciones, nos alientan a ir más rápido, les decimos que continuaremos sin prisa, pero sin pausa, con los pies y los oídos bien pegados a la tierra, sin terapias de choque contra el pueblo y sin dejar a ningún ciudadano desamparado, superando la barrera del inmovilismo y la mentalidad obsoleta en favor de desatar los nudos que frenan el desarrollo de las fuerzas productivas, o sea, el avance de la economía, como cimiento imprescindible para afianzar, entre otras esferas, los logros sociales de la Revolución en la educación, la salud pública, la cultura y el deporte, que debieran ser derechos humanos fundamentales y no un negocio particular.

Al mismo tiempo, nos proponemos mantener el enfrentamiento a las indisciplinas e ilegalidades de todo tipo, incluyendo el combate a las manifestaciones de corrupción que atentan contra las bases mismas  de nuestro sistema social, partiendo de que sin la conformación de un ambiente de ORDEN, DISCIPLINA Y EXIGENCIA en la sociedad, cualquier resultado será efímero. En la reunión de este Parlamento, en la primera quincena del mes de julio, trataremos a profundidad este bochornoso asunto de las indisciplinas e ilegalidades.

Pasando a temas de carácter internacional, no puedo dejar de mencionar que el pasado 28 de enero, en el 160 aniversario del natalicio de José Martí, Cuba asumió la Presidencia de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) y tendrá la responsabilidad de organizar en nuestro país su próxima Cumbre en el año 2014.

Este es un hecho de particular relevancia que reivindica la lucha del pueblo cubano por su soberanía y autodeterminación, demuestra cuánto han avanzado América Latina y el Caribe hacia la definitiva independencia y expone el aislamiento y fracaso de la política de bloqueo económico y mediático de  Estados Unidos contra nuestra nación.

La Presidencia Cubana de la CELAC actuará con prudencia y determinación para potenciar lo que nos une en el camino común de paz, desarrollo, justicia social, democracia con participación verdadera del pueblo, garantía para el ejercicio de TODOS los derechos humanos por TODAS las personas, soberanía sobre los recursos naturales y disminución de la desigualdad social y la pobreza.

Tendremos que cuidar nuestra unidad dentro de la diversidad e impedir que se nos divida. Sabemos que la consolidación de esta organización enfrentará recios obstáculos, derivados del injusto e insostenible orden internacional, la crisis económica global, la agresiva política de la OTAN, las amenazas y consecuencias de sus guerras no convencionales y el intento de un nuevo reparto del mundo; la existencia de enormes arsenales nucleares y novedosas armas, así como el cambio climático.

La inequidad en la distribución de la riqueza en el continente es la principal debilidad y a la vez el mayor desafío que enfrentamos. En la América Nuestra con más unidad, integración y justicia social, nada podrá detenernos.

Aprovecho la ocasión para reiterar, en nombre de esta Asamblea y del pueblo cubano, la felicitación al Presidente Rafael Correa y la Revolución Ciudadana, que él encabeza, por su resonante victoria electoral el pasado domingo.

Llegue al Presidente Hugo Chávez Frías el abrazo fraternal y deseos de recuperación de su salud. A la Revolución Bolivariana, al pueblo venezolano y a sus dirigentes ratificamos toda la solidaridad de esta Asamblea Nacional y de nuestros compatriotas.

A más de un mes de su entrada en vigor, las nuevas regulaciones migratorias están en completa aplicación sin contratiempos, con una favorable acogida por parte de la población y la abrumadora mayoría de la emigración cubana.

Proseguiremos demandando la liberación y el regreso a la Patria de nuestros Cinco Héroes, a quienes trasmitimos el fraterno saludo, reconocimiento y compromiso de este Parlamento y de todo el pueblo.

Para terminar mis palabras y sobre todo pensando en el porvenir de la Patria, creo que la mejor manera de hacerlo es con la brillante definición del concepto Revolución formulado por su Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, el 1º de mayo del año 2000 en la Plaza de la Revolución, cito:

“Revolución es sentido del momento histórico;

es cambiar todo lo que debe ser cambiado;

es igualdad y libertad plenas;

es ser tratado y tratar a los demás como seres humanos;

es emanciparnos por nosotros mismos y con nuestros propios esfuerzos;

es desafiar poderosas fuerzas dominantes dentro y fuera del ámbito social y nacional;

es defender valores en los que se cree al precio de cualquier sacrificio;

es modestia, desinterés, altruismo, solidaridad y heroísmo;

es luchar con audacia, inteligencia y realismo;

es no mentir jamás ni violar principios éticos;

es convicción profunda de que no existe fuerza en el mundo capaz de aplastar la fuerza de la verdad y las ideas.

Revolución es unidad, es independencia,

es luchar por nuestros sueños de justicia para Cuba y para el mundo, que es la base de nuestro patriotismo, nuestro socialismo y nuestro internacionalismo” (fin de la cita).

¡Que esta magistral definición sirva para siempre de guía a todas las generaciones de patriotas y revolucionarios cubanos!

Muchas gracias.

Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.

Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.

Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.

Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.

Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.

Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.

Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.

 

 

 

(Tomado de Cubadebate)

 

 

¿”Chapitas” en #Miami?

Posted on

Publicado por 

Yoani Sánchez en Brasil

Edmundo García /http://www.latardesemueve.com
El pasado martes 19 de febrero el congresista norteamericano Joe García, recientemente electo por el Distrito 26 de la Florida, apareció en el programa A Mano Limpia del miamense Canal 41 tratando de justificar los dislates de la bloguera Yoani Sánchez en Brasil cuando osó referirse con desidia a Los Cinco luchadores antiterroristas cubanos prisioneros en los Estados Unidos. A propósito de sus desaciertos, el legislador trató de justificarla con la falacia de que el gobierno norteamericano no debía llegar a un trato con el gobierno cubano sobre el caso de Alan Gross porque entonces ningún norteamericano podría andar por el mundo sin el temor de ser secuestrado.

Joe García sabe muy bien, y si no lo sabe es su trabajo informarse, que miles de norteamericanos visitan Cuba cada año y ninguno ha sufrido siquiera un intento de secuestro. En la Cuba revolucionaria no existe ni existirá el secuestro. Es inexplicable que una persona mínimamente inteligente tenga que recurrir a la mentira para complacer a los mismos que lo crucifican cada día, criticándolo lo mismo por el tipo de política que promueve que por el tipo de peinado que usa.

A Joe le consta que Los Cinco vinieron al sur de la Florida para prevenir ataques terroristas fraguados en organizaciones de la extrema derecha de Miami, precisamente porque quienes debieron vigilar y abortar esas operaciones no lo estaban haciendo. Los Cinco llegaron a Miami justamente en la época en que Jorge Mas Canosa, creador de la Fundación Nacional Cubano Americana y tutor político de Joe García, financiaba el terrorismo contra Cuba. Como lo hacía también Pepe Hernández, Director de la susodicha Fundación, amigo personal del representante que elogió por lo alto su elección. Estoy seguro que el congresista recuerda que miembros de la Fundación celebraron con una fiesta la injusta condena dictada contra Los Cinco, después que hicieron una intensa campaña propagandística y una gran presión para que no se cambiara la sede del juicio. Menos aún se le puede olvidar que la Fundación Nacional Cubano Americana, a la que él pertenecía, pagó una página completa en el Miami Herald donde se mentía abiertamente diciendo que las explosiones terrorista ocurridas en La Habana eran parte de una sublevación de miembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Cuba.

Volviendo a Alan Gross, Joe García debe estar informado que el propio subcontratista aceptó en el juicio su responsabilidad en la introducción de tecnología sofisticada en Cuba con el fin de promover un cambio de gobierno y no, como siguen diciendo algunos, para ayudar a conectarse a internet a la comunidad judía cubana que realmente no lo necesita porque recibe ayuda suficiente, legalizada, de organizaciones y judíos de varias partes del mundo. Todo esto lo ha reconocido también Judy Gross, esposa del subcontratista, quien por demás ha demandado a la DAI, la empresa que contrató a Alan Gross para que introdujera esa tecnología en Cuba y por lo que iba a cobrar, si las cosas se le hubieran dado como quería, una suma dehttp://lapupilainsomne.wordpress.com/2013/01/25/preguntas-con-respuestas-sobre-alan-gross-nuestro-hombre-en-la-habana-video/” target=”_blank”>aproximadamente 590,608 dólares.

No obstante y para mi sorpresa, el miércoles 20, horas después de haber disparatado en el Canal 41, el mismo Joe García dijo en la cadena UNIVISION, en la edición nacional del Noticiero de las 11.00 de la noche en reportaje de la periodista Lourdes del Río, precisamente luego de que Ileana Ros-Lehtinen se manifiesta en contra de un acuerdo entre Cuba y Estados Unidos sobre Los Cinco y Alan Gross, lo contrario de lo que le había dicho al Canal 41. Lo resumo en esta breve frase: “Estoy de acuerdo con la libertad de cualquier norteamericano en el mundo, por cualquier vía que sea”. Creo que así está mejor: algo, es algo.

El congresista García no puede salvar a Yoani Sánchez de sus desatinos. Solo puede salvarse ella misma si deja de mentir. No hay ninguna ironía en pedir la libertad de Los Cinco luchadores antiterroristas cubanos porque son inocentes. Yoani Sánchez debe pensar que en el mismo lugar donde se encontraba el joven Fabio di Celmo, muerto por un explosivo mandado a poner por Luis Posada Carriles, pudo encontrarse su hijo. No hay ironía ni hay principios políticos en Yoani Sánchez; ni solidez ideológica y aunque no quisiera ser hiriente tengo que decirlo: no hay tampoco inteligencia. Yoani no ha enseñado profundidad, ni seriedad, ni habilidad a la hora de contestar, ni fluidez de palabras, ni siquiera simpatía. Imagino lo que deben estar pensando quienes la fabricaron; supongo la frustración que les causa haber hecho una inversión tan cara por nada. Es como haber comprado un yate muy bonito en el almacén del astillero y luego contemplar cómo se hunde cuando lo tiran al agua.

 

Dicen que Yoani Sánchez hará una visita a Miami en abril donde el Miami Dade College le pondrá una Medalla Presidencial; también tendrá la oportunidad de recibir en sus propias manos la medalla “Héroes de la Libertad” que le otorgó el 21 de noviembre de 2009 el Consejo por la Libertad de Cuba (CLC), una de las organizaciones más recalcitrantes de Miami. Según dicen también, al paso que va, se ganará el título de “Chapitas”* en honor a todos los trujillistas que como Roberto Martín Pérez forman parte del CLC. Pero realmente qué importan tantas condecoraciones, a quién le importa en Cuba los títulos que gane Yoani Sánchez, a quién le importa en Cuba lo que pueda pensar el congresista norteamericano Joe García.

 

 

(Tomado de La Santa Mambisa)

 

 

Paradojas de la blogosfera cubana

Posted on

Iroel Sánchez

paradojasFernando Ravsberg en su blog Cartas desdeCuba, ha escrito un post con el título de una canción de Juan Luis Guerrra: “Buscando visa para un sueño“.

Ravsberg -aunque en mi opinión no es justo al equipararla con la decisión de las autoridades ecuatorianas de solicitar una Carta de invitación a los cubanos que deseen viajar a ese país- desenmascara la hipocresía de muchos gobiernos sobre la política migratoria cubana. El corresponsal de la emisora británica BBC en Cuba,  cuyo blog forma parte del sitio en español de esa corporación, cuestiona el trato preferencial a algún “opositor” por las embajadas en La Habana. Él contrasta “la facilidad y la rapidez con que estos disidentes logran sus visados en comparación con las trabas que le ponen las embajadas al resto de los ciudadanos cubanos, mucho más duras desde que La Habana abrió las puertas migratorias.”

Los párrafos finales del texto de Ravsberg  son muy ilustrativos en la denuncia de ese doble rasero:

Verdaderamente, los países que tanto reclamaron la libertad de viaje de los cubanos deberían colaborar ahora a que el ciudadano puede ejercer ese derecho. No se trata de que se les nieguen las visas a los disidentes sino de que también se las otorguen al resto.

La “comunidad internacional” debería decretar un año de gracia para que todos los cubanos que quieran obtengan sus visados. En el terreno migratorio ya Cuba se abrió al mundo, ahora solo falta que el mundo se abra a Cuba, tal y como propuso el Papa Juan Pablo II.

Entre todos EE.UU. es el país que tiene el mayor compromiso moral porque es el que más criticó las restricciones migratorias cubanas. Podría dar el ejemplo y entregar visados a todos aquellos que quieran visitar a los familiares que habitan en su territorio.

Pero lo cierto es que la ilusión de los cubanos se desinfla cada vez que llaman a un consulado preguntando por los requisitos necesarios para obtener un visado. Por primera vez comprenden que tras el muro que acaba de caer había uno mucho mayor.

En el mismo sentido escribió antes en su blog Desde mi ínsula el joven cubano Yohan González. Él hizo una crónica   titulada “Paradojas y privilegios“, centrada en el modo en que en la embajada de España en La Habana está aplicando nuevas restricciones a los cubanos que deseen viajar a ese país, mientras favorece a las personas que Ravsberg llama disidentes u opositores.

Yohan también ha reproducido en su blog dos textos sobre el cambio de rumbo de Eliécer Ávila, un personaje lanzado a la posteridad en su momento por Fernando Ravsberg desde la BBC.  Ávila cambió el camino a La Higuera en Bolivia -donde fue asesinado el Comandante Che Guevara-, lugar que había dicho pretendía visitar en cuanto pudiera salir de Cuba- por Suecia, base de operaciones de una de las redes pagadas por Estados Unidos en la subversión contra Cuba.

Los posts publicados por Yohan González hacen lo que Ravsberg llama “críticas burlescas” a Ávila. Uno se titula “Caraduras al aire“, firmado por Aurelio Pedroso, del sitio de MiamiProgreso semanal, y otro es un un post  del blog La joven Cuba, titulado sarcásticamente “Nota Oficial de la Embajada de Bolivia” que por su brevedad podemos poner acá íntegramente:

Un diplomático de la embajada boliviana se nos ha acercado en el II Taller Internacional de Redes Sociales y Medios Alternativos solicitando que difundamos lo siguiente:

“El monumento al Che sigue estando en Bolivia. Al parecer algunos interesados en visitarlo, erróneamente han ido a visitarlo a Europa”.

“Sus contrapartes, los blogueros pro gubernamentales, iniciaron una serie de críticas burlescas contra estos viajes de la disidencia. En sus post aparecen caricaturas de Eliécer vestido de vikingo, como si visitar Suecia implicara algún tipo de traición a la patria”, escribió Ravsberg sobre estas reacciones a los viajes de Eliécer Ávila, Yoani  Sánchez y la hija de Oswaldo Payá, y ha motivado la respuesta del caricaturista cubano Varela, residente en Miami. Varela afirma que el periodista de la BBC podría haber confundido una caricatura suya en que pinta a Ávila de “caballero manchego medieval” -dice es una alusión al Quijote metálico de Puerto Padre, poblado natal del viajero- como parte de un post de su autoría titulado  ‘la compar$a irrever$ible‘:

siento mucho el despiste de fernando con la indumentaria militar europea del medioevo que si ve el ingenioso hidalgo de picasso lo confundiria con erick el rojo. aunque cabe que yo esté equivocado y de hecho exista tal caricatura. pero por si, valga la aclaracion al reportero. sobre lo de bloguero pro gubernamental, todo ronin se define a favor de un feudo u otro de acuerdo a como interprete la batalla o quien pague mas. es el derecho de cada desempleado. fijense que fernando, siendo uruguayo, no currala para la federacion nacional de la carne en montevideo sino para el feudo ingles bbc world service, que tiene su castillo para latinoamerica: bbc mundo.

Más allá de la confusión gráfica, Fernando Ravsberg interpreta, abandonando por un instante  la sagacidad que lo caracteriza, las opinioness de blogueros cubanos sobre Ávila como una acusación de “traición a la patria”  cuando en todo caso lo estarían acusando de traición a sí mismo, porque  -según palabras del propio Ravsberg– Eliécer “no entendía que se le prohibiera visitar el sitio donde cayó el Che en Bolivia”.

Yohan González es trabajador de los Joven Club de Computación y Electrónica, él ha escrito   en respuesta a un comentario en su blog: “Bueno yo trabajo para el sector estatal. Soy un asalariado, como muchos en Cuba. Aunque por hablar en favor de Cuba y su verdad no recibo nada ni pido nada”; los autores de La Joven Cuba son, como es conocido, profesores de la Universidad de Matanzas que hacen su blog en condiciones bastante desventajosas; y no sé quién le paga a Varela, pero de los blogs citados acá el único que está vinculado a un medio gubernamental – la BBC británica- es el de Fernando Ravsberg que, sin embargo, llama a aquellos “publicistas” de las ”autoridades de gobierno”.

Hace algun tiempo, a propósito de un encuentro  de blogueros organizado precisamente porLa joven Cuba, la agencia AP me hizo una entrevista de la que finalmente publicó apenas dos líneas, allí abordé este tema de la gubernamentalidad en la blogosfera cubana.

Hay hechos y documentos que prueban que detrás de esos “independientes” está el gobierno más poderoso que ha existido jamás: el de Estados Unidos, pero los grandes medios no le dicen gubernamentales a ellos sino a quienes denuncian eso, que no es subjetividad si no un hecho probado: EE.UU. paga y organiza una red de personas en Cuba con una agenda generada en Washington, no es que haya una parte de la blogosfera cubana “que no es cercana al gobierno” [cubano], sino que es cercana al gobierno de los Estados Unidos, y digo más: es tan cercana que no podría existir sin su respaldo, como se vería si un día E.E.U.U. suspende esas “ayudas a la democracia en Cuba”.

Por el contrario, los que estarán en el encuentro de Matanzas son fruto de la evolución natural del uso de las redes sociales en Cuba. Por lo que he visto publicado allí habrá periodistas pero también estudiantes, intelectuales, profesores universitarios, promotores culturales, entre otros. Si miras sus blogs te vas a encontrar muchos acercamientos muy críticos a nuestra realidad. Cuando se habla de un bloguero egipcio no se aclara cuán cercano o lejano está del gobierno de ese país, ¿por qué si es cubano y no tiene a Estados Unidos detrás es sospechoso de oficialismo y gubernamentalidad? Yo a estos los llamaría “blogueros cubanos”, sin adjetivos, y a los otros les quitaría el “in” y los llamaría “blogueros dependientes” porque dependen, como esta Isla antes de 1959, de lo que se decide en la representación diplomática de EU en La Habana y sin esa dependencia no existirían.

[…]

Los hoteles en Cuba son propiedad -parcial o total- del gobierno, desde ellos se conectan personas que participan de la estrategia de “cambio de régimen” para la Isla organizada por E.E.U.U., que les da el dinero para hacerlo, ¿son una expresión oficial del gobierno de Estados Unidos o del de Cuba?¿Los que lo hacen desde embajadas occidentales en La Habana, son una expresión oficial de cuál gobierno?¿Y los que, pagando a la compañía estatal cubana de telecomunicaciones el impagable precio para cualquier cubano de un dólar el tuit, tuitean, con financiamiento también norteamericano, mentiras desde un celular, que después son reproducidas en la emisora gubernamental norteamericana Radio Martí, no expresan oficialmente una política? ¿A ellos ustedes les piden que legitimen como propio lo que dicen o muchas veces algunos de tus colegas se lanzan a repetir sin verificación cualquier absurdo que inventen?¿De verdad ellos sufren el control del gobierno cubano sobre Internet, pero pueden subir videos de una hora a YouTube?

Para más paradojas, a juzgar por sus comentarios, Yohan -de apenas 22 años-  y otros muchachos de su edad,  están ofendidos porque creen que con el tema del doble rasero migratorio de las embajadas en La Habana le dieron alante al bloguero contratado por laBBC en Cuba y nadie se los reconoce, e incluso llegan a decir que Ravsberg los plagió.

 

No creo se trate de un plagio, a mi me parece más una coincidencia, de lo que sí no caben dudas es que por más originales que sean Yohan y sus amigos siempre serán, para medios como la BBC, sólo “publicistas”. A eso están condenados mientras no sean lo suficientemente críticos con el gobierno cubano como para llamar la atención de la maquinaria que únicamente se fijará en ellos cuando les vea posibilidades de convertirse en nuevos Eliécer Ávila, publicistas pro gubernamentales de una autoridad extranjera.

 

 

(Tomado de La Pupila Insomne)

 

 

 

Los jubilados cubanos, los grandes perdedores

Posted on

Por: Fernando Ravsberg / febrero 22, 2013

Foto: Raquel Pérez

La crisis económica de los años 90 llevó a gran parte de la población cubana a la pobreza pero las reformas posteriores han permitido que diferentes sectores de la población mejoren su nivel de vida, por las más variadas vías y mecanismos.

Sin embargo, uno de los grupos que no ha logrado recuperarse de la crisis es el de los jubilados, cuyos retiros de U$D 15 mensuales no les permiten llegar a fin de mes. Por eso las calles de Cuba se han poblado de ancianos tratando de ganarse la vida.

Muy temprano en la mañana los kioscos se llenan de abuelos comprando periódicos para revender, mientras a la misma hora otros empiezan a asar el maní que ofrecerán en los semáforos y algunos se preparan para pasar el día cuidando automóviles.

La reducción de las subvenciones y el constante aumento de precios los obliga a seguir buscando el pan después de haberse jubilado. Cualquier cosa sirve, desde vender encendedores en la calle hasta recolectar latas vacías de cerveza y cartones.

Al que madruga…

Foto: Raquel Pérez

A Alcides Pérez de 76 años se le encuentra cada día, entre las 4 y 5 de la mañana en el poligráfico recogiendo periódicos y revistas para revender en la ciudad. “Yo soy jubilado y vendo periódicos porque la pensión es muy bajita”, nos dice sonriente.

Antes de jubilarse trabajaba como Jefe de Vigilancia del Ministerio de la Construcción. Nos explica que “el gobierno me da una cuota de periódicos y eso me sirve para ganar algo pero es poco” y agrega que está en la calle hasta que los vende todos, “uno se cansa pero hay que trabajar”.

Foto: Raquel Pérez

Apenas dejamos a Alcides en la puerta del Hotel Inglaterra, nos topamos con una señora que va revisando las papeleras del Boulevard San Rafael. “Yo recojo materia prima para Comunales”, nos explica Dagmaris González de 70 años.

Busca latas de refresco y de cerveza para vendérsela al Estado. “Con un saco lleno de latas aplastadas se gana 60 o 80 pesos (unos U$D 3) y se puede recoger en un día. No me siento muy bien pero gano $ 242 (U$D 10) de jubilación y eso no alcanza”.

La ayuda que no llega

Foto: Raquel Pérez

A pocos metros de Dagmaris, en un escalón de la puerta lateral del Gran Teatro de La Habana se sienta Luisa Bolaños vendiendo encendedores, “yo gano de retiro $200 pero me queda en $ 141 (menos de U$D 6) porque me descuentan por el refrigerador”.

“Tengo 68 años y debo mantener a mi madre de 98 años”, nos explica Luisa y agrega que “estoy pidiendo a Bienestar Social ayuda pero hace ya un año que la solicité y aún no he tenido respuesta. Dicen que hay que esperar a que investiguen”.

Foto: Raquel Pérez

Paro el automóvil a pocas cuadras, en el semáforo de Paseo del Prado y Malecón y otro anciano, José Romero, se acerca a mi ventanilla para ofrecerme maní.  “Yo vendo maní por necesidad sino no lo hiciera, es que la jubilación no alcanza”, me dice.

Antiguamente era administrador de una bodega (tienda de alimentos) y ahora empieza su jornada “a las 5 de la mañana, cuando comienzo a tostar el maní y sobre las 8 vengo para aquí, solo trabajo 3 o 4 horas para ganar lo diario, unos $50 (U$D 2).

El descanso

Foto: Raquel Pérez

De regreso a casa paso por el supermercado y me quedo conversando con Félix Batista, un señor de 76 años que cuida los automóviles, una actividad a la que se dedican bastantes jubilados. Durante su vida laboral fue jefe de inversiones de la industria deportiva de Cuba.

“Yo empecé aquí porque estoy retirado y la moneda no me daba. La gente da lo que quiera, $0.50 o $1, al mes saco unos $400 (U$D 17), con eso tengo un estándar de vida normal”, nos dice y asegura estar “agradecido de la revolución porque tengo otro trabajo más”.

En medio de esta situación, entre los ancianos la revolución sigue teniendo gran apoyo a pesar de que muchos viven en la pobreza. La mayoría de ellos conocieron el sistema anterior a 1959 y lo sufrieron porque pertenecían a los sectores más desfavorecidos.

 

Eran los más pobres, los que se beneficiaron de la reforma agraria, recibieron la propiedad de la casa que alquilaban y mandaron sus hijos a la universidad pero seguramente nunca se imaginaron que al final del camino no tendrían derecho al descanso.

 

 

(Tomado de Cartas desde Cuba)