Las escaleras de Odessa

Posted on

Pie de foto: lo que en Cuba llamamos política de cuadros puede ser una escalera larga y tortuosa

Por: Harold Cárdenas Lema / jovencuba

No voy a hablar de cine, aunque Eisenstein me motive por varias razones, voy a comentarles sobre algo muy importante para todos nosotros, aquello que los cubanos conocemos como política de cuadros.

Uno de los puntos débiles que provocaron la caída del campo socialista europeo fueron precisamente los dirigentes y la incorrecta selección de estos, así que de más está decir lo prioritario que es para nosotros este punto. Cuba tiene sus particularidades, no es lo mismo un representante público al servicio del capitalismo que en un país socialista.

Una vez se me ocurrió mencionar la frase carrera política en una conversación con un amigo dirigente, me corrigió al instante, no se trata de una carrera por alcanzar un premio sino de cumplir las misiones que les son encomendadas, me gustó oír eso, solo espero que todos ellos piensen así.

Me preocupan varias cosas sobre el tema, la primera sería los niveles por los que tiene que atravesar un cuadro para ser promovido en su labor, es cierto que hay que demostrar ser eficiente en el cargo actual y tener la experiencia necesaria (tampoco se pueden omitir pasos necesarios en la formación de los dirigentes). Mientras mayor es la responsabilidad más importante es que se respete esto, pero es que en ocasiones las personas perduran en sus posiciones sin tener posibilidad de demostrar sus habilidades en mayores empeños.

En el caso de las organizaciones juveniles la cosa es peor, porque en la dirección de estas a menudo están compañeros que no son precisamente jóvenes, aunque estos cargos sean de mucha importancia y no podamos tener al frente de estos a personas demasiado jóvenes por la falta de experiencia, hay que buscar un equilibrio que aún no existe.

Esta situación es negativa por dos razones, se limita mucho la identificación de los jóvenes con sus representantes si estos no son ni siquiera de su generación, y en segundo lugar, se están limitando también las posibilidades de estos compañeros, que pudieran estar ayudando en mayores empeños.

Los enquistamientos en los cargos también explican el porqué del paso tortuoso en la escalera de dirección y es un asunto a tratar, pero como ya Raúl aclaró lo del límite de años para los directivos en sus obligaciones y animó a aquellos que no estuvieran en condiciones a entregar su cargo voluntariamente, espero que sea cosa del pasado.

En fin, me limito a plasmar opiniones muy breves sobre este tema, si tuviera que hacer un balance diría que estamos en muchas mejores condiciones que años atrás para mejorar la política de cuadros, hoy en día se reconoce esto como un problema, ese es el primer paso hacia la mejoría.

 

(Tomado de La Joven Cuba)

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s