¿Una opción para la empresa cubana?

Posted on

 

El SMM no requiere que se realicen grandes inversiones para lograr el éxito

El SMM no requiere que se realicen grandes inversiones para lograr el éxito Tomado de Hubspot.com

El empleo de blogs corporativos y la presencia en redes sociales como Facebook y Twitter hacen posible un mayor acercamiento al público objetivo.

Ya no basta con dar la bienvenida al público que llega a un portal corporativo estático en la Web y presentarles un espléndido catálogo online con las mejores ofertas de la empresa. Informarles en sentido unidireccional sobre “quiénes somos” y “qué hacemos”, a la espera de que sus visitas silenciosas se conviertan luego en ventas, constituye una práctica insuficiente en la actualidad.

La filosofía de la Web 2.0, a la par del continuo avance tecnológico, ha revolucionado el entorno comunicativo empresarial e internacional a un ritmo vertiginoso. El receptor ha pasado a ocupar una posición sumamente participativa en el diálogo empresa-cliente, por lo que hoy se trata de interactuar, lograr la fidelidad de los usuarios y convertirlos en consumidores, mediante una presencia constante, activa y real en la Web.

Ventajas con un menor costo

El empleo de blogs corporativos y la presencia en redes sociales como Facebook y Twitter hacen posible un mayor acercamiento al público objetivo. La retroalimentación permanente se convierte en fuente de información acerca de sus necesidades, deseos y patrones de conducta. Al definir sus estrategias de marketing, las empresas no deben ser ignorar ajustes más precisos a las condiciones y demandas del mercado.

Estos servicios posibilitan, además, la creación de un sentido de comunidad y confianza en torno a la marca, dar a conocer las ventajas de sus productos y servicios, insertar publicidad, promociones, noticias relacionadas con sus actividades recientes o proyectos futuros, e incluso, poner a prueba nuevas ofertas obteniendo opiniones de clientes potenciales; pudiéndose evaluar la efectividad de estas acciones a través de las respuestas y reacciones de los usuarios.

Mediante estrategias de Social Media Marketing (SMM), la empresa debe enfocarse en ofrecer contenidos de valor para su audiencia. De esta forma, podrá ganar el interés de su público, atraer a clientes potenciales de su negocio, hacerles participar, lograr que se conviertan en seguidores y recomienden a sus contactos. Con la consecuente “viralidad”, el “boca a boca en Internet” sustituye al “boca a boca tradicional”: el efecto exponencial inherente a las redes sociales y los servicios de telefonía móvil permiten llegar a una gran cantidad de personas, rápidamente.

El SMM no requiere que se realicen grandes inversiones para lograr el éxito. Muchos de los medios al alcance de las empresas son gratuitos y otros, relativamente baratos. Esto ha llevado a que cada vez tenga mayor importancia lograr la diferenciación mediante el talento, las buenas iniciativas y la creatividad por encima de los recursos para invertir. Debido al enorme ahorro en costos, el SMM se ha mantenido estable durante tiempos de crisis y recesión, además de constituir una opción atractiva y provechosa para las pequeñas y medianas empresas.

Realidad cubana 2.0

En Cuba, estas tendencias están difundidas en espacios personales y medios oficiales de comunicación, pero no como una práctica empresarial generalizada. No obstante, puede apreciarse una incipiente incursión del sector privado en este tipo de escenario: pequeños negocios comienzan a dar sus primeros pasos en la implementación de estrategias de SMM, aunque todavía de forma más bien rudimentaria e insuficientemente concebida.

Las restricciones tecnológicas existentes en el país limitan la adquisición de mayores niveles de acceso a Internet. Por otra parte, el marco regulatorio estatal no permite que se desarrollen expresamente las prácticas asociadas a la Web 2.0. El Reglamento de Seguridad para las Tecnologías de la Información, contenido en la Resolución No. 127/2007 del Ministerio de la Informática y las Comunicaciones (MIC) establece – entre otras disposiciones – que “se prohíbe la colocación de páginas o sitios Web desde entidades estatales en servidores extranjeros que ofrecen estos servicios de forma gratuita”[1]. Estas cuestiones ilegalizan la creación de blogs de empresas estatales cubanas alojados en plataformas gratuitas como Blogger, Tumblr o WordPress, o la apertura de perfiles corporativos en Facebook o Twitter.

Convendría entonces tener en cuenta que lo importante es el concepto y no la herramienta: a partir de la filosofía de trabajo comprendida en la Web 2.0, las empresas cubanas –estatales o no– pudieran adaptar las mejores prácticas internacionales a su realidad económica, tecnológica, social, política y a su cultura empresarial, desarrollando sus propias redes, comunidades y aplicaciones.

Su generalización implicaría un mejor uso de las bondades que ofrece Internet, ya que las empresas cubanas que en la actualidad disponen de un acceso regular a sus servicios se limitan casi exclusivamente al desarrollo de una página web corporativa y al empleo del correo electrónico como única herramienta de comunicación online. El desconocimiento se convierte en un freno que impide aprovechar otras potencialidades.

Reviste gran importancia la adopción de esta filosofía comunicativa para las empresas exportadoras: teniendo en cuenta el gran potencial de comunicación y relación con distintos públicos a nivel internacional, contribuiría a dar a conocer a las marcas cubanas en nuevos mercados. Otras ventajas están relacionadas con el establecimiento de formas más dinámicas de cooperación interempresarial, la reducción de barreras de acceso a los mercados actuales y la posibilidad de explotar otros nuevos, influyendo indudablemente en los niveles de competitividad.

Aún dichas prácticas no forman parte de la cultura empresarial cubana, ni son consideradas como herramienta clave de comunicación comercial por empresas que pretenden escalar hacia posiciones exitosas en el mercado internacional. Realidad que será necesario revertir en los próximos años.


 

[1] Resolución No. 127 /2007 del MIC. Anexo: Reglamento de Seguridad para las Tecnologías de la Información. Capítulo III: Empleo conveniente y seguro de las Tecnologías de la Información. Sección Octava: Seguridad en Redes. Artículo 72.

 

 

(Tomado de Cubano 1er Plano)

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s