Día: julio 23, 2012

Visiones sobre reformas arancelarias en Cuba

Posted on

aduana, cuba, reformas, cambios, aranceles, restricciones
Foto tomada de cubanet.org

Por la Chiringuera, especial para “La Chiringa de Cuba”

Un amigo me advirtió sobre los nuevos requisitos para la paquetería que entra a Cuba y con eso me puso a pensar en un tema para mí poco conocido, pues, por extraño que parezca, no tengo familia en el extranjero. Después la prensa nacional lo anunciaba oficialmente: nuevos aranceles de Aduana.

Claro, los medios internacionales hacía rato daban la noticia y con mucha más profusión. Incluso el blog Café Fuerte mostró la imagen de un ejemplar de la Gaceta de Cuba con las resoluciones aprobadas, mucho antes de que se hablara de ello enla Asamblea Nacional o de su publicación en el sitio web oficial de la Gaceta, algo que todavía no ha ocurrido.

El aumento del impuesto a los paquetes que entren a la Isla por cualquier vía, independientemente de su contenido y solo excluyendo las medicinas, es un duro golpe a quienes han hecho de la importación ycomercialización de ropas, zapatos y otros productos, un negocio bastante lucrativo sin pagar por ello nada al Estado; sin embargo no es la solución al problema.

Para mí se trata de botar, una vez más, el sofá por la ventana (pregunten a un cubano de qué se trata si no entienden la expresión). Quienes viven de eso no van a dejar de hacerlo, pagarán su impuesto en Aduana y luego otro para ejercer su negocio, si finalmente lo aprueban; pero qué harán, encarecerán más los precios, que ya hoy son exorbitantes. No estoy a favor de la especulación, pero las tiendas recaudadoras de divisa, que deberían ser la contrapartida estatal a este fenómeno, dejan todas las brechas para que estos revendedores tengan carta abierta y hasta la protección de la población que se beneficia. Sencillo, en las tiendas de divisas casi todo es feo, de mala calidad y además los precios son igualmente elevados; sin contar que en la tienda debes pagarlo al contado y en CUC, mientras que al revendedor le puedes pagar a plazos e incluso en moneda nacional.

Por otro lado, es un modo de que entren ala Islaproductos que como país no podemos importar debido al Bloqueo o cuya importación nos cuesta más cara en muchos casos. Quienes utilizan esta vía como negocio no dejarán de hacerlo, pero quienes la usan para traer artículos para mejorar su calidad de vida o la de su familia, tendrán que pensarlo mejor, pues tendrán que considerar este aumento de precios entre los costos de cada producto.

Como dije no tengo familia en el extranjero, pero sí conozco a gente que cumple misión internacionalista y muchos amigos que viven fuera y trabajan día y noche, se parten el lomo, para hacer cada uno de esos envíos; ellos sí se ven afectados. ¿Por qué el Estado tendría que preocuparse por alguien que se fue de Cuba? Primero porque siguen siendo cubanos y segundo, porque cada envío beneficia a alguien que sí está aquí dentro. No podremos borrar las muchas heridas que hay entre quienes se fueron y quienes se quedaron mientras sigamos apretando la soga, imponiendo más trabas, encareciendo la entrada al país, aunque sea de esta manera. Dicha resolución contempla incluso el pago en CUC de los bultos postales mayores de3 kg. Sin comentarios.

Tal vez esta medida tenga mucho sentido para alguien porque el país va a recaudar más dinero, lo que me pregunto es si la cantidad de dinero a recaudar vale el costo que tendrá en lo político, a partir del estado de opinión del pueblo; gente que quizá no tiene ninguna relación directa con la Aduana y no podrá entender de dónde salieron los nuevos precios, los nuevos pagos. Puede ser que estas ideas esbozadas en este post sean una declaración pública de mi ignorancia en estos temas, en ese caso espero que alguien más entendido me ayude a comprender.

La Mona Lisa, exhumada

Posted on

mona-lisaLas disputas sobre la identidad de la Mona Lisa, la cara más conocida de la pintura mundial, están a punto de dilucidarse. Durante las excavaciones en el sepulcro de un monasterio florentino fueron encontrados el cráneo y las partes del esqueleto femenino que pertenecen a Lisa Gherardini, conocida como ‘Mona Lisa’.

Los restos de Lisa Gheradini, buscados desde hace años por los investigadores, fueron exhumados bajo el convento de Santa Úrsula, en el centro de Florencia. Aunque solo una prueba de ADN permitirá atribuir la pertenencia de los restos, el hallazgo ya causó expectación.

El año pasado el Comité Nacional para la Valorización de los Bienes Históricos, Culturales y Ambientales había anunciado el inicio de la campaña de excavaciones arqueológicas en ese convento para tratar de identificar los restos de la mujer que posó para Da Vinci. Sin embargo, la excavación se detuvo hace un año por falta de fondos.

Los viejos documentos no engañaban: el cuerpo de la mujer de la misteriosa sonrisa había sido enterrado en una cripta a la que se accede a través de una puerta y una escalera. En la fosa hallaron una calavera femenina, junto a fragmentos de vértebras y costillas.

Próximamente se sabrá si los restos encontrados en Santa Úrsula pertenecen a Lisa Gherardini. Silvano Vinceti, quien encabeza el equipo de arqueólogos, no está seguro de que los huesos pertenezcan a un mismo individuo, por lo que se le extraerá ADN para compararlo con el de dos de sus hijos, enterrados en las proximidades.

Si verificaran su identidad, procederán a reconstruirle la cara. Vinceti explicó que con apoyo de las nuevas tecnologías será posible restablecer el rostro de la mujer de la sonrisa perturbadora.

Según los historiadores, Lisa Gherardini (1479-1542) fue una dama florentina que se casó con Francesco Bartolomeo del Giocondo, un próspero comerciante napolitano de sedas, amigo del padre de Leonardo.

De aquí procede su nombre. Su apellido de casada era del Giocondo. Tras la muerte de su marido, la mujer que se convirtió en monja. El mote de ‘Mona’ o ‘Monna’ sería un apócope de ‘Madonna’, expresión en italiano que quiere decir “mi señora”.

El convento de Santa Úrsula quedaba cerca de su casa y, tal como confirma un documento custodiado desde hace siglos en un archivo de Florencia, Lisa del Giocondo fue enterrada en el convento cuando falleció a los 63 años el 15 de julio de 1542.

(Tomado de Russia Today)

Aduana: Importación no comercial, aranceles y una explicación necesaria

Posted on

¿A qué responden las medidas?

¿En qué moneda se realizarán los pagos?

 

¿Hasta qué punto habrá flexibilización?

 

¿Quiénes se verán beneficiados?

¿Cuáles artículos quedan exentos de pago?

 

 

 

¿A qué responden las medidas? ¿En qué moneda se realizarán los pagos? ¿Hasta qué punto habrá flexibilización? ¿Quiénes se verán beneficiados? ¿Cuáles artículos quedan exentos de pago? Estas son algunas de las interrogantes recurrentes entre los foristas que navegan las web de la red nacional.

En respuesta a estas preguntas conversamos con autoridades aduanales, con el fin de propiciar una mayor comprensión de las Resoluciones No. 17 y 18 del Banco Central de Cuba (BCC), la Resolución No. 222 y 223 del Ministerio de Finanzas y Precios, así como la Resolución No. 122 de la Aduana General de la República; y el restablecimiento del decreto ley No. 22. Ellos afirman que estas medidas buscan fundamentalmente garantizar la estabilidad, agilidad y seguridad del tránsito de pasajeros por los aeropuertos cubanos.

Importación y exportación de monedas…

Desde el pasado 17 de marzo, se actualizaron las normativas que rigen la importación y exportación de moneda libremente convertible por residentes nacionales. Hasta ese momento, los cubanos naturales residentes permanentes, solo podían portar a su salida del país, cien pesos en moneda nacional (CUP) y doscientos en moneda libremente convertible (CUC); quedando prohibida la salida de dólares americanos (USD). Solo en algunos casos, previa autorización del BCC y portando el documento acreditativo, se podía exportar la moneda estadounidense o cualquier otra moneda libremente convertible.

Según las normativas jurídicas No. 17 y 18 del BCC, ahora, los pasajeros pueden llevar consigo hasta 5 mil dólares americanos o su equivalente en cualquier moneda libremente convertible (MLC), y hasta 2 mil pesos (CUP), con el objetivo de facilitar el pago de aranceles sobre el derecho de importación, a su regreso a la Isla. Quedando prohibida la exportación del CUC.

En el caso de que la suma de exportación exceda la cifra establecida, el BCC es la única entidad facultada para emitir un autorizo que corrobore la licitud del dinero. Por tal motivo, las autoridades aduanales resaltan la importancia de que los pasajeros con importaciones superiores a los 5 mil USD o su equivalente en MLC, realicen la Declaración de Aduana, dejando constancia previa del dinero ingresado, por si a su salida la cifra excede los cinco mil pesos permitidos por concepto de exportación, puedan demostrar que portaban esa suma al entrar al país.

Importación no comercial de alimentos…

En el 2008, debido a las pérdidas económicas causadas por huracanes, fue suspendido temporalmente, y como medida excepcional, el cobro de la importación de los alimentos establecidos como parte de las misceláneas en el Decreto Ley No. 22 de 1979 que regula los derechos de aduana para la importación de artículos no comerciales por pasajeros nacionales a su llegada al país.

La medida, restablecida el pasado 18 de junio, fue calificada por la Aduana General de la República como necesaria, ya que a su entrada al país, los pasajeros portaban cantidades excesivas de carga cuyo manejo provocaba demoras excesivas de los visitantes en el aeropuerto, convirtiéndo prácticamente a las instalaciones aeroportuaria en almacenes.

“La medida de retomar el cobro arancelario de los alimentos, tiene como principal objetivo brindar un mejor servicio en las terminales aeroportuarias. Esta medida favoreció el incremento de los bultos por pasajeros que en un momento fue necesario, pero ya en estos momentos estamos en condiciones de retomar dicho pago, pues nuestras terminales se convirtieron prácticamente en puntos de carga. Esto redundaba en un esfuerzo de nuestras esteras, mayor manipulación de equipajes y demoras prolongadas”, comenta José Luis Muñoz Toca, jefe de la aduana del aeropuerto Internacional José Martí.

El directivo apuntó que en estos momentos, restablecer la medida trae como resultado que los pasajeros vengan con menos equipajes, lo que ayuda a agilizar el proceso dentro de las terminales. “De esta manera, se aprecia un beneficio en el tiempo de estancia de los pasajeros en nuestros aeropuertos y se cumple con las normativas internacionales de que la permanencia de estos no debe exceder los 45 minutos”, agregó.

Imágen de la Terminal 2 del Aeropuerto Internacional José Martí antes del 18 de junio de 2012

Imagen del Aeropuerto Internacional José Martí Terminal 2 después del 18 de junio de 2012

Aranceles de artículos sin carácter comercial…

Sobre los aranceles de artículos sin carácter comercial, varios han sido los comentarios publicados en diferentes sitios Web de la red nacional (entre ellos Cubadebate). Uno de esos internautas sostiene que: los envíos de 3 kilos que serían los que están exentos de pagos serian mandar un blúmer y dos ajustadores, porque entre el envoltorio y el embalaje se va el resto del peso…

Sin embargo, las autoridades aduanales cubanas rebaten esa afirmación y agregan que la cantidad de prendas de vestir sostenidas en un paquete de 3 kilogramos varía en dependencia del tejido de la ropa. La Subdirectora en Técnicas Aduanales de la Aduana General de la República, Carmen Arias Suárez, afirma que según algunas pruebas realizadas en la Terminal 2 del Aeropuerto Internacional José Martí, 3 Kilogramos podrían componerse, por separado en: 59 Calzoncillos, 84 Blúmeres, 29 Blusas o 16 Vestidos. Asimismo aclaró que el volumen permitido de esas prendas es hasta 48 unidades en el caso de la ropa interior, y 40 para las blusas y vestidos.

Para completar los 3 kg se pueden combinar indistintamente los artículos considerados como misceláneas (calzado, confecciones, alimentos, artículos de aseo personal y del hogar, bisutería, lencería, perfumería y similares), teniendo en cuenta el principio de las cantidades reguladas por las normas aduanales. Junto a la funcionaria y especialistas aduanales constatamos lo anterior, al pesarse 48 pellizcos grandes, 15 hebillas de pelo, 63 felpas y 8 pellizcos medianos que de conjunto conforman una masa de 3 kg.

A partir del 2 de agosto, los naturales residentes en el país continuarán pagando en CUP la primera importación de cada año calendario (comprendido del 1ro de enero al 31 de diciembre). Las restantes importaciones, como se refleja en la Gaceta Oficial, se calcularán en CUC y se aportarán en CUP según la tasa de cambio vigente en el país.

Se mantiene la entrada libre de pago de 30 kg, divididos en 25 kg de efectos personales y 5 kg de mercancía por valor de hasta 50.99 pesos.

Estas resoluciones, según Arias Suárez, no buscan establecer diferencias, sino igualdad de posibilidades para los pasajeros con menos ingresos, y es una forma de combatir el uso de esta vía no comercial para el lucro personal.

La Aduana General de la República realiza una labor intensa para que los cubanos y los visitantes extranjeros, conozcan las disposiciones legales a las que se acogen y los derechos que los asisten. En estos momentos se preparan unos 200 mil tabloides con las nuevas resoluciones.

tabla-sobre-equivalentes-en-productos-a-los-3-kg-de-peso

(Tomado de Cubadebate)

Béisbol: Aprender de los errores.

Posted on


Por el Gu@jiro de Cienfuegos.

 

Cuando se trata de nuestra pasión nacional, todos tenemos criterios, y eso es bueno.

Al fin ganamos la semana beisbolera de Holanda, todos estamos felices, pero tuvimos pifias que son necesarias corregir.

¿Por qué llevamos una sola primera base y una segunda base improvisada?, esto nos costó indudablemente, en primer lugar porque el ¨Pito¨ Abreu estaba para sentarlo por su pobre rendimiento, al igual que Rudy.

 

Pienso que lo que sí brillo fue la dirección del equipo con Víctor Mesa a la cabeza, su juego versátil, atrevido, sacando exactamente a los lanzadores en el momento oportuno y no dejando respirar al contrario, es el beisbol que ya se ha estado perdiendo y debemos rescatar. Los actuales Directores de equipos deben aprender de esta enseñanza.

 

No le echemos la culpa solamente a que no tenemos topes internacionales, primero debemos mirarnos hacia adentro y preguntarnos: ¿Está bien concebida la actual serie nacional?, ¿Se ha estudiado adecuadamente el llamado beisbol moderno al que nos enfrentamos en el exterior? .

 

Por otro lado, no debemos dejar de mencionar a nuestros árbitros, que bien se merecen un lugar para que el espectáculo beisbolero brille, pero ¿Están los árbitros a la altura del beisbol que se juega hoy en el mundo?, ellos también requieren estar al día del beisbol internacional, y de esto ni se habla.

 

En fin, pongo en la mesa algunas interrogantes, sobre la que pienso debemos reflexionar. 

@twitturquino: un reto cumplido

Posted on

Aquí los dejo con las crónicas de Karina y un sin fin de amigos de la red.

kokacub@

El encuentro y el viaje (+Fotos)

Tengo todavía demasiado a flor de piel las emociones como para escribir el post que merece este viaje al Turquino. Confieso que viajé a Santiago con el dolor de los que no podrían estar, pero a medida en que se fue formando el grupo me fui convenciendo de que sería una empresa inolvidable.

 Johnny y Dianet en la yutong rumbo a Santiago

En la Universidad de Oriente nos acogieron con una sonrisa. A  ellos nuestro primer agradecimiento. Claro, Rodolfo y Camilo,  nuestros más intrépidos turquinautas, pues viajaron de la Habana  a Santiago de Cuba en camión soportando torrenciales aguaceros  y luego el frío de la madrugada con las ropas mojadas; bueno,  ellos, tuvieron que esperar un poquito por la hospitalidad,  porque a las 4 de la mañana era bien difícil que alguien les dijera  dónde estaban los cuartos en los que íbamos a descansar.

Después se nos unieron Betsy y Arnaldo, los matanceros que  habían llegado el día 10 y que junto a Chely y Carlos descubrieron  la ciudad mientras esperaban. Más tarde aparecieron los  camagüeyanos: Carmen Luisa, Yurislenia, Albertico, Rafa el  Turquinauta mayor y Ernesto, el chofer. Ya la tropa estaba casi a  la mitad.

Por los holguineros Elizabeth hacía de anfitriona mientras Dianet  llevaba a los muchachos de la Habana a gestionar su regreso y  Johnny y yo veíamos la guagua que nos trasladaría al campismo. Este es nuestro segundo agradecimiento, a los compañeros de transporte en Holguín y Santiago, que tan amablemente nos dieron la mano para hacer posible esta aventura.

En la noche la Casa de la Prensa de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC) en Santiago fue nuestro cuartel general y Lourdes Palau, su presidenta, nuestra hada madrina. Con ella contactamos a través de la UPEC de Holguín y rápido nos prepararon una excelente comida, se convirtieron en gestores de pasajes de retorno para las spirituanas Mary Romero y Yumey que llegaron sobre las 10 pm, y hasta en comité de recepción para los que llegaron en la noche en avión: Sheyla, Reinier y María Antonieta.

Esa primera noche en Santiago bailamos, tomamos helado, hicimos la primera reunión, sí porque las reuniones no podían faltar y era necesario ponerse de acuerdo en algunas cosas; y hasta hubo un grupito, autodenominadado pelotón suicida, que se quedó hasta media madrugada conversando, jugando, conversando.

La partida al día siguiente fue un tanto demorada y al final fue bueno, porque István, el tunero, llegó justo al momento de irnos.

Restos del Oquendo, buque de la escuadra del Almirante Servera

La carretera hacia La Mula, el campismo, es un espectáculo. Está en muy malas condiciones, pero hay que ver esa combinación de mar y montañas y a cada lado fragmentos de la historia de nuestro país, ya sea en los restos de un barco hundido en la guerra de 1898, los cementerios creados por los campesinos de la zona por la imposibilidad de acudir al médico, antes de 1959, y los monumentos de los combates de esas últimas guerras de liberación.

Por el camino varias canciones. Vieja y nueva trova se unieron a Buena Fe y hasta canciones infantiles y rancheras. “También me dijo un arriero, que no hay que llegar primero, si no hay que saber llegar”, cantábamos y todos reíamos, porque sin lugar a dudas emprender la escalada al Pico Turquino lleva esa filosofía. También hubo versiones como: “Hay quien va a la loma y no va al Turquino, y no va al Turquino, pero va a la loma. Hay quien tiene un blog y no escribe nada, y no escribe nada. Pero tiene un blog”. Así llegamos al campismo.

Allá nos esperaba una sorpresa. Un grupo de jóvenes trabajadores de la salina de Nuevitas, en Camagüey, hicieron entrada un poco después que nosotros y se convirtieron en nuestros compañeros y amigos. Hicieron el viaje sobre la cama de un camión al sol; 15 horas dando rueda conquistaron la admiración de todos, porque lo de menos era el viaje, sino la alegría con la que llegaron, las energías. Junto a ellos bailamos esa noche y no se quedó nadie sin dar cintura.

Del Turquino en los tiempos del cólera

Posted on

Por Rodolfo Romero Reyes

AGUA

Sin pasajes y a solo 24 horas de la cita en Santiago, estuvimos a punto de desistir. En nuestras casas los consejos habían sido muy claros: no se les ocurra tomar agua, que lo del cólera es algo serio. Teníamos el compromiso de llegar, éramos los únicos representantes de La Habana en la cita twitturquina, no podíamos hacer otra cosa que ir para La Coubre e intentar resolver.

Montamos en un camión que vociferaba a gritos: ¡Santiago! ¡Santiago! ¡Arriba, Santiago!Cuando casi estuvo lleno nos dijeron la primera mentira del viaje: en doce horas llegamos a la ciudad héroe. Seguramente pensaron: inexpertos e inocentes habaneros.

Desde que llegamos a Villa Clara empezó a llover. Entonces todos descubrimos que caía más agua dentro que fuera del camión. El aguacero duró aproximadamente 5 horas y tuvo cuatro intervalos escampados en los que pensamos, ilusamente, que el agua cesaría. Me cambié de pulóver en tres ocasiones porque el frío iba torturando mis pulmones.

Tenía toda la ropa de interior mojada y el pantalón de mezclilla pesaba una tonelada. Entonces recibí un sms de una amiga que, al saber que iba rumbo al Pico Turquino, me alertaba: Rodo, cuídate que dicen que por allá el tiempo está malo. Leí el mensaje en voz alta para mis nuevos compañeros de viaje. Un señor, que luego se quedaría en Las Tunas, no pudo evitar la expresión. ¡No jodas, malo, ni malo, malísimo está esto! Si es por mí ahora mismo le caigo a pedradas al camión y al camionero.

Cuando a las cuatro de la mañana despertamos al custodio de la Universidad de Oriente, éramos dos viajeros pasados por agua. Olvidamos los consejos familiares y calmamos la sed con la primera tubería que encontramos en uno de los baños. Estuvimos así, entripados, hasta las 9 de la mañana en que nos abrieron la habitación que serviría de hospedaje. ¿Hay agua?, preguntamos. Es que estamos locos por darnos un baño. -Sí, sí, dijo amablemente la señora, aquí nunca falta, dense una ducha que se ve que necesitan descansar. Cinco minutos después tocaron a nuestra puerta los holguineros para interrumpir nuestro brevísimo descanso.

TIERRA

Dos días después, cual guerrilleros cubanos en selva boliviana, empezamos el entrenamiento previo para subir el Turquino, o mejor dicho, el “Tarquino”, nombre original de la elevación en honor a uno de nuestros primeros pobladores.

Entre piedras y más piedras, seguimos el cauce del río La Mula, hasta llegar a los Morones. Nadamos, posamos para fotos aventureras, dejamos escapar chancletas río abajo y algunos –imprudentes- fuimos arrastrados por la corriente y golpeados en las grandes rocas.

Al día siguiente subimos a la cima del Pico. Nos acompañaban un grupo de salineros y radioaficionados camagüeyanos que con sus lemas improvisados hicieron más divertida la escalada. El desafío con la montaña siempre es un nuevo reto. Nos convencimos una vez más de que subir montañas hermana hombres. Rendimos tributo a José Martí y ante él nos comprometimos; no existía un mejor lugar.

Algunos cantamos, y para mi sorpresa muchas fueron canciones revolucionarias, de combate, de esperanza. Alguien recordó aquello que fue himno cuando el Tercer Congreso de los pioneros. “Y en la cima del Turquino, / he visto a mi Patria entera, / ahí empiezan los caminos / y ahí ondea mi bandera”.

De regreso el camino se hizo más áspero. El agua más escasa. Las manos más amigas. La tierra, más ardiente, más caliente, más santiaguera.

FUEGO

Primero, Camilo, mi hermano, quien después me aseguró que había estado en la mejor excursión de sus 24 años. Después, y para que nadie se ponga bravo, empezaré desde occidente, donde comenzó mi travesía.

Otra vez me encontré con Sheila y con su novio de Puerto Padre. Empezamos en Rotilla y terminamos ahora en el Turquino. Eran tres: los dos mencionados y una súper cámara fotográfica que nos arrancaba las carcajadas más impensables en los momentos más tensos y agotadores.

De Matanzas llegó Arnaldo, pachanguero y amigo, quien el último día y en su apuro dejó su toalla y se llevó las chancletas del Jonny, un pellizco de Dianet y un abridor de Camagüey. A su lado, iba Betsy, quien por segunda vez intentó subir a la cima. Esta vez se quedó en el Pico Cuba, pero no importa, dice que volverá otra vez.

Mary y Yumey, las espirituanas tenían la única cabaña con confort de todo el campismo La Mula. Cabaña que fue testigo de charlas románticas con custodios, olvido involuntario de cierto “tacacillo” y del roce obligatorio y colectivo contra una de las paredes del baño.

En Las Tunas descubrí que Elpido Valdés vivirá trescientos años, que ser padre es una vocación especial y que bajo ningún concepto podemos “encasquillarnos”.

De paso por la tierra de Agramonte soñé con el cariño más honesto, con la sonrisa más inspiradora y con la perseverancia más persistente que jamás hubiese conocido. Una triada femenina perfecta para subir, reír, dar chucho e incluso compartir una cerveza. También conversé con Albertico, con el chófer –de cuyo nombre no puedo acordarme- y con el Rafa. Con ellos aprendí que el periodismo es incansable, que manejar es un arte y que un funcionario del Partido puede reír, bailar, divertirse y subir 47 veces el Turquino.

La última escala de este viaje es en Holguín. Empezaré primero con los padres de Giovana: Carlos y Chely, explorador y cantante, firmeza y dulzura, amantes y amigos. Continuaré con Elizabeth, el gran enigma, a quien, luego de varias investigaciones, le descubrimos tres de sus secretos: 1) mantiene una dieta a base de maltas y galleticas cómicas, 2) utiliza una escoba para descender en las partes más agrestes de la montaña y 3) ella es quien actualiza el blog de Yoandry Fontana. Por último, me quedan tres expedicionarios más: Dianet, la niña grande, Karina, la joven soñadora y responsable, y El Jonny, el mejor logístico del Ejército Libertador.

Por supuesto no podía faltar una muchacha a la que besé por primera vez en la total oscuridad de la noche y con quien contemplé, discretamente y a su lado, todas las estrellas de la playa. Hoy debo confesar que le hice el amor en la orilla del río, escondidos de unas vacas, y que recorrí su cuerpo con mis más sinceras caricias. En este viaje al Turquino, me entregué en cuerpo y alma a una dama encantadora: la Sierra Maestra.

AIRE

Dicen que muchas cosas de las lleva el viento y llevados por el viento, o si lo prefieren por un vuelo de Aerocaribbean, regresamos de la gesta turquinera hasta la capital de todos los cubanos.

En lo personal, estos días se me fueron volando, pero yo también volé con ellos. Llegamos alto, bien alto, en un encuentro que superó las expectativas de muchos. Hablamos de muchos temas en espacios informales, conversamos de blogs, de la Moringa, del CFO, del Turquino en los tiempos del cólera, de nuestros miedos y sueños, de nuestras familias, del Che, de las escuelas y las hazañas de algunos en preescolar, de las ganas de hacer y fundar, de Cuba y del futuro.

Y todo esto lo hicimos sin cámaras transmitiendo on line, sin presiones de arriba, sin declaraciones que firmar o esclarecer, y sin ninguna cobertura mediática, más allá de nuestras propias bitácoras.

 

Respiré aires de amigos, aires martianos y revolucionarios, aires inolvidables que hoy me alientan a seguir camino, a tener un blog y a escribir un post que quizás, con suerte, no se lo lleve el viento.

 

 

(Tomado de Letra Joven)