Día: abril 10, 2012

Es una burla lo de los revendedores

Posted on

 Granma

Me remito a la sección con el objetivo de apoyar la opinión de que los revendedores no son cuentapropistas, pienso que revenden lo que se vende en las tiendas fruto del sudor de personas que trabajan, es una burla, así como para los trabajadores que llegan a las tiendas necesitados de estos productos y no pueden obtenerlos porque ya se los llevaron los revendedores, llamados ahora cuentapropistas, entonces tienes que salir de las tiendas a comprarlos a precios muy superiores. Se debe establecer una diferencia entre estas dos palabras que son bien distintas porque el trabajador por cuenta propia vive del sudor de su trabajo y el revendedor vive del sudor de los que trabajan, lo más decepcionante para nuestro pueblo es que esta burla pareciera autorizada.

I. Delgado Cruz

Granma

Una calle de hoteles llena de huecos

Posted on

Granma

Vivo en Playa, específicamente en Miramar y como a muchos otros me duele ver que una de las calles más turísticas de la Habana, se deteriora cada día más, me refiero a la Avenida 3ra. de playa, a la que ya no le cabe un hueco más, sobre todo en la zona de los hoteles, desde la calle 60 hasta 110, es un hueco y si llegamos a 112 en época de lluvia, es una laguna.

Puede parecer exagerado mi planteamiento, pero los que viajan como yo por esta calle saben de lo que hablo, pero estoy seguro que los responsables de su reparación viajan también por ella y tienen que pasar el laberinto de sus huecos, baches, zanjas, etc.

Digo que es una de las calles más turística de La Habana, por la cantidad de centros de este tipo que en ella se encuentran: Acuario Nacional, Mercado 3ra. y 70, Hotel Panorama, Hotel Neptuno, Hotel Tritón, Hotel Meliá Habana (cinco estrellas), Centro de Negocios, Hotel Comodoro, Casa Central de las FAR y otros círculos, Residencial La Giraldilla, un Centro Comercial en 110, Carpa Trompo Loco, Parque de Recreación La Isla del Coco y La Giraldilla. Todos estos lugares utilizan como vía principal la Avenida 3ra., y la mayoría aportan al presupuesto nacional en divisa.

Ello sin contar que todas las guaguas de turismo, de los centros de trabajo y del transporte público que usan esta calle, así como los autos de alquiler, taxis y almendrones, lo que provoca un gran deterioro a estos equipos, algo que a la economía del país le debe doler. Los ómnibus del transporte público que circulan por esta calle, el 90 % lo hacen muy sobrecargados de pasaje, y si a esto le suman los baches, nos quedamos sin ómnibus.

Sería importante que el gobierno le preste atención a esta calle, es una de las imágenes de nuestro país, que está bloqueado, que es subdesarrollado, pero que no tiene que mostrar ese aspecto deplorable, precisamente por encontarse en una zona de hoteles y del centro de negocios.

No dejo de reconocer que existen aéreas llenas de parches en la calle, muestra de que se ha querido resolver la situación, pero a mi juicio ahora es peor, creo que la real solución es levantar todo el asfalto por lo menos desde la calle 60, hasta 110 y repararlas completamente.

Viajando en un almendrón que hacía maravillas para pasar la esquina de 70 y 3ra., para no chocar con los que vienen de frente, el chofer dijo una frase que me dio fuerzas para este comentario: Parece mentira que esta sea una de las calles que más dinero aporta (por los lugares antes mencionados) y que no puedan cogerse cuatro pesos para arreglarla.

Es cierto que tenemos mucho por arreglar, pero la única calle en la capital que tiene cinco grandes hoteles (incluyendo un cinco estrellas, repito, un hotel cinco estrellas en una calle llena de huecos) y el más grande Centro de Negocios del país, debería tener un poco de prioridad.

A. Alarcón Arrechea

Granma

Sobre los créditos bancarios: ¿se puede o no se puede?

Posted on

Granma

Los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución aprobados en el Sexto Congreso de nuestro Partido indicaron establecer los mecanismos y condiciones imprescindibles que garanticen la agilidad en el otorgamiento de créditos y en correspondencia con ello, en fecha 16 de noviembre del 2011, fue promulgado el Decreto Ley 289 de los ‘’Créditos a las Personas Naturales y Otros Servicios Bancarios’’ y en fecha 18 del propio mes y año el Banco Central de Cuba dictó la Resolución No. 99/2011; instrumento jurídico, el primero, que entró en vigor en fecha 20 de diciembre del propio año; ofreciéndose la posibilidad a cualquier persona natural a su solicitud con los fines previstos en la propia norma y que la misma le sea tramitada, al margen de la decisión final, a partir del análisis de riesgo que realicen la institución financiera.

En consecuencia con lo anterior y con el objetivo de presentar mi solicitud como aspirante a que se me otorgara un crédito con destino a la compra de materiales y/o al pago de servicio de mano de obra para realizar acciones constructivas de reparación, mantenimiento y ampliación en la vivienda de la cual soy propietario, me dirigí a la Agencia del Banco Metropolitano sita en la calle Juan Delgado, esquina a Lacret, Santos Suárez, municipio de Diez de Octubre, La Habana, donde fui atendido por la compañera encargada de este trámite, quien me hizo entrega de tres planillas para su llenado y acreditación de los haberes devengados en los últimos 12 meses por mi centro de trabajo; lo que fue realizado y el jueves 18 de febrero retorné a la referida agencia bancaria para presentar mis planillas e iniciar el trámite del financiamiento pretendido y para mi sorpresa, mi solicitud fue rechazada de plano y mediante una breve explicación se me informó que la orientación que tenían era que esos casos no se podían aceptar, dado que mi solicitud de crédito era elevada ($ 70 000) y que la garantía ofrecida (un automóvil) no estaba aún implementada dentro del sistema bancario.

Salí de la institución financiera con muchas dudas, a las cuales la funcionaria que me atendió no pudo ofrecer respuesta, salvo encogerse de hombros ante mis interrogantes y por ello pregunto.

1.- ¿Por qué la institución financiera sita en la calle Juan Delgado esquina a Lacret, Santos Suárez, Diez de Octubre, viola el Decreto Ley aprobado por el Consejo de Estado rechazando de plano mi solicitud, sin someterla al análisis de las autoridades bancarias correspondientes?

2.- ¿Por qué la institución financiera indicada señala que mi solicitud de crédito es alta si en el Decreto Ley 289 no se establece límite máximo para el otorgamiento de los mismos, con destino a la compra de materiales de la construcción y/o pago del servicio de mano de obra?

3.- ¿Por qué razón, se me plantea que al no existir el procedimiento interno mi automóvil no puede constituir una garantía, dada en prenda, para la concesión del crédito, cuando perfectamente es posible de acuerdo con la legislación civil vigente?

4.- ¿Por qué si el Decreto Ley No. 289/2011 entró en vigor el 20 de diciembre del 2011 y se considera por el BCC que resulta necesario un procedimiento para constituir las garantías de las personas naturales frente a la solicitud de créditos no se ha realizado, si la norma legal no le ofrece tiempo para ello? De ser necesario tal procedimiento, ¿por qué no se informa debidamente a la población de que no se tramitarán solicitudes de esa naturaleza?

5.- ¿Por qué, si soy un trabajador estable, con promedio salarial de más de $ 1 200 mensuales, que ofrece como codeudor solidario a su esposa igualmente trabajadora y como prenda, en garantía un automóvil Lada, en perfecto estado técnico-mecánico, no puedo ser valorado para acceder a esa facilidad bancaria?

6.- ¿Por qué se plantea que solamente me pueden recibir la solicitud de crédito si ofrezco en garantía una cuenta bancaria por lo menos con la mitad del valor del financiamiento solicitado, cuando la ley no establece esa condición? Aspecto este que no tiene mucho sentido, ya que si tengo una cuenta bancaria no tengo una real necesidad de que se me otorgue financiamiento.

M. Espinosa Jiménez

Granma

La especulación está dictando tipos de herramientas que debemos utilizar para subordinar el mercado a la planificación

Posted on

Granma

 Existen varias premisas que a nuestro entender deben ser punto de partida o basamento en el combate contra la especulación que se viene denunciando en la circulación mercantil. La especulación de bienes de consumo en nuestro país, está lanzando mensajes acerca de cómo el Gobierno debe monitorear las tendencias del mercado. La planificación debe aportar las herramientas que haga efectiva las políticas que en materia de mercado se tracen para ajustar el Modelo Económico al contexto socio-económico de la transición socialista en el siglo XXI.

Para enfrentar lo más eficazmente posible las tendencias del mercado, proponemos tener en cuenta determinadas premisas y son las siguientes:

* La red de tiendas e instituciones recaudadoras de divisas no están diseñadas para subsidiar productos de primera necesidad, ni para subsidiar personas económicamente vulnerables. No está contenida en sus misiones. Las empresas del comercio minorista recaudadoras de divisas no están diseñadas para hacer funciones estatales.

* Cuando los niveles de precios minoristas fijados a los bienes de consumo crean las causas y condiciones para que los especuladores los adquieran y puedan “comercializarlos” a un precio superior, el país está perdiendo la oportunidad de contar con recursos financieros para financiar obras sociales o efectuar reinversiones en objetivos económicos de mucho mayor alcance y justicia que cuando lo hace un especulador. Un ejemplo es el caso de los culeros desechables.

* Es una torpeza imperdonable el no rectificar inmediatamente la entrega de los culeros a 8,75 CUC para que otros individualistamente se beneficien con los jugosos márgenes al venderlos hasta 6,25 CUC más caros. Esto es “trabajar para el inglés”.

En referencia a la queja contra los revendedores, tema recurrente en nuestra prensa nacional, somos de la opinión que ha faltado la integralidad en la implementación de Lineamientos tales como el 01 que tiene un contenido muy abarcador en materia del ¿cómo? se lleva a feliz término en medio de tantas contradicciones. En relación con la organización del comercio, el cuenta propismo, el desarrollo organizacional estatal, la gestión urbana y local, la aparición de los nuevos sujetos en la economía y la elevación de la calidad de vida de la población, en este Lineamiento nosotros visibilizamos, los siguientes elementos claves:

1.”La planificación socialista como vía principal de la dirección”. Para esto hay que estudiar la demanda; hay que estudiar el comportamiento y las tendencias del mercado; hay que tener la información precisa y oportuna de los comportamientos de los sujetos en el mercado; hay que diseñar, monitorear o maniobrar con una tremenda intencionalidad los precios, las cantidades de mercancías puestas en circulación, las estructuras de los surtidos, etcétera.

2.”La planificación debe transformarse en sus aspectos metodológicos, organizativos y de control”. Para esto hay que contar con instituciones que investiguen todos los fenómenos del mercado y brinden la información requerida a los sujetos, sobre todo a los estatales que están llamados a influir sobre el mismo, con la complejidad de que las entidades tienen que ser sustentables y sostenibles. Esto quiere decir que se requiere de una institución para la Demanda Interna. Y ya una vez en la historia de la Cuba revolucionaria existió un Instituto de la Demanda Interna con especialistas y estudiosos de la materia, con emisiones periódicas de información especializada en la temática.

3. “La planificación tendrá en cuenta el mercado influyendo sobre el mismo”. Es el papel regulador al que nunca debe renunciar el Gobierno para poder multiplicar los efectos de las medidas y de la implementación de los Lineamientos. Porque si vamos a tener mercado es para convivir realmente con sus características y normas. No debemos quedarnos en el umbral.

No debemos olvidar que los mecanismos de descentralización de la planificación y las decisiones hacia las empresas deben propiciar que estas se hagan cargo de sus propias vidas económicas y cuenten con fondos a sus niveles para llevar a cabo el desarrollo de las mismas: inversiones, reparaciones, mejoramiento de la imagen corporativa, estimulación, planes para la conciliación laboral-familiar, entre otras medidas puestas de “moda” en determinados países desarrollados, autodenominados abanderados de los derechos por la equidad de género. Estos fondos para el desarrollo se conforman también de estas estratagemas de la mercadotecnia.

En cuanto a dichas estratagemas y ya que las quejas provienen en buena medida del municipio de Centro Habana, podemos agregar que este es uno de los municipios más necesitados de utilizar las fortalezas del comercio que posee para desarrollar su localidad. Los Impuestos para el Desarrollo Local y el desarrollo corporativo de las entidades radicadas en este municipio son garantes del desarrollo urbano endógeno que puede traducirse en más viviendas, más reparaciones de inmuebles, mejores Redes Técnicas, más empleos, etc. No olvidar que en materia de implementación de un modelo público para la Gestión Urbana y el Desarrollo Integral, este municipio tiene una asignatura pendiente.

Los especuladores y los cuentapropistas no especuladores son los sensores del mercado. Ellos mismos nos van emitiendo información sobre sus tendencias, tanto en los surtidos como en los precios, las preferencias, los rechazos, los flujos de mercancías, el nivel de agregación de valores en los nuevos productos, la efectividad en la sustitución de importaciones, etc. El asunto de fondo en su núcleo más esencial no lo clasificamos como de técnica económica, sino de política económica.

No es posible colocar un inspector al lado de cada especulador/a potencial o en activo, pero sí es posible agregar a la necesaria vigilancia los mecanismos económicos y sus descentralizaciones para socializar las acciones correctoras. Inclusive que hagan a cada trabajador/a del comercio estatal, aliado/a estratégico/a de su entidad y no del especulador.

I. D Castañeda Pérez
G. Rubio Mejías

Granma

¿Ya no hay convenios de recogida de materia prima con los CDR?

Posted on

Granma

He podido observar en el reportaje de ese diario con el título “Un negocio redondo y muchas mentes cuadradas”, significativos incumplimientos de varias empresas con la recuperación de materias primas, según lo legislado en la Ley 1288 de 1975, contratado con la Unión de Empresas de Recuperación de Materias Primas y que hasta la fecha no se han cumplido dichos acuerdos, tanto por parte de la UERMP, como por las empresas incumplidoras, pues para eso existen las salas de lo Económico de los Tribunales Populares.

Mi inquietud es si la UERMP tiene firmados contratos para la recuperación de la materia prima con los CDR, pues por lo menos en mi región ya no se recogen por los CDR; yo recuerdo que en las décadas de los 60 y 70, todos los meses se escogía un domingo para la recuperación de esas materias. En el ejecutivo del CDR existía un compañero, con varios activistas, para la recogida, se acumulaban en una vivienda y al otro día iba el camión a recogerlas y era significativa la cantidad de materia prima que se recogía, y eso ya no existe en los CDR, desconozco los motivos por los cuales los CDR ya no tienen eso como tarea para la emulación, ¿o es que pasa igual que las empresas incumplidoras que señalaron en el periódico?

O. Pérez García

Granma

Punto de venta de materiales, corrupción y desvío

Posted on

 El 30 de marzo del presente año, en el punto de venta de materiales de la construcción a la entrada de la ciudad de Sagua la Grande, provincia de Villa Clara, en horas de la tarde entró una rastra cargada de acero, que desde el mes de diciembre no entraba en el municipio, y ¿qué sucedió?, solo las tres primeras personas de la cola que habían dormido en ese lugar la noche anterior pudieron acceder a la compra del acero.

¿Qué fue lo insólito?, el resto del material fue comprado por personas que no estaban en la cola y tenían la posibilidad de ofrecer hasta 500 pesos, como expresó desvergonzadamente uno de los compradores, que gritó a los presentes en la puerta del establecimiento, porque no le permitían la salida al camión, “que él había pagado 500 pesos allá dentro para comprar la cabilla”.

Como se puede comprender, este pueblo en su mayoría somos trabajadores, incluso algunos, teniendo el crédito que ofrece el Estado, no pueden acceder a comprar materiales pagándolos al precio de la especulación. Lo más triste es que los propios directivos y trabajadores de este centro son los que facilitan y se hacen partícipes de ese hecho tan criticado, rechazado y objeto de análisis profundo en el Sexto Congreso del Partido y en la propia Conferencia Nacional realizada en enero, donde Raúl ha declarado una guerra abierta contra la corrupción y el fraude.

Agregamos a la situación del acero, lo que sucede con el resto de los materiales, por ejemplo, el bloque, rebajado a cuatro y seis pesos, ellos lo venden un peso por encima de su precio.

Cuando llega el material al punto y el usuario se dispone a comprar, le responden: “ya todo está vendido”. ¿Cuál es la vía?: el que tiene posibilidad de dinero lo solicita y se lo llevan hasta la puerta de su casa. ¿Cuál es entonces la posibilidad de esta parte del pueblo que depende de un salario y de un crédito?

Es muy desalentador, también, que en ese punto se presentaron, a solicitud de la población inconforme, dos jeep de la policía y la situación no fue ni medianamente resuelta, se personó un funcionario de la Empresa de Comercio y fue incapaz, por su gestión, de aplacar la situación de la población, ni tampoco de accionar, junto al administrador del establecimiento, para dar una respuesta esclarecedora a esta gravísima situación.

Es preciso aclarar que hace aproximadamente un mes fue sustituido el administrador anterior por esas mismas irregularidades, pero… los problemas se mantienen y se acrecientan.

Todas las personas que necesitamos construir o reparar, incluidas las que se les está descontando el crédito y no han podido hacer uso de ese dinero, necesitamos una solución a nuestro problema.

M. C. Mariño Benítez

(Tomado de Granma)

“Y sin embargo” un filme apto para todos (+Fotos y Videoclip)

Posted on


Texto: Marianela Dufflar
Fotos: Eduardo Rodríguez Ortega

Hoy tendrá lugar a las 8.30 de la noche, en el Cine Charles Chaplin de La Habana, la premier del filme “Y sin embargo”, ópera prima del realizador Rudy Mora.

Cubadebate les regala a sus lectores, gracias a la cortesía del director del filme, el video clip “Río, Río”, tema de Silvio Rodríguez, versionado por el músico Juan Carlos Rivero, que promociona la puesta de la película “Y sin embargo…”, dirigida por Rudy Mora y con la actuación de destacados actores y actrices cubanas y los niños de La Colmenita

En la película que ha creado grandes expectativas actúan integrantes de la compañía de teatro infantil “La Colmenita” y reconocidos actores como Laura de la Uz, Larisa Vega, Manuel Porto, Fernando Hechavarría, Eslinda Núñez, Osvaldo Doimeadios y Adria Santana, así como una breve presentación del trovador Silvio Rodríguez.

La película podrá apreciarse a partir del 12 de abril en todas las salas de cine y video en la isla.

Y SIN EMBARGO....

Olo Tamayo (Olito) encarna a Lapatún en “Y sin embargo…” Foto: Eduardo Rodríguez Ortega

Y SIN EMBARGO 2.....

La actriz Laura de la Uz. Foto: Eduardo Rodríguez Ortega

Y SIN EMBARGO 3...

Foto: Eduardo Rodríguez Ortega

Y SIN EMBARGO 4....

Foto: Eduardo Rodríguez Ortega

y sin embargo...5

Foto: Eduardo Rodríguez Ortega

y sin embargo 6...

Al centro, Ángel Alderete, director de fotografía. Foto: Eduardo Rodríguez Ortega

y sin embargo 7...

Foto: Eduardo Rodríguez Ortega

y sin embargo 8....

Foto: Eduardo Rodríguez Ortega

y sin embargo 9....

Eslinda Núñez y el director Rudy Mora. Foto: Eduardo Rodríguez Ortega

y sin embargo 10...

Rudy Mora en un momento de la filmación. Foto: Eduardo Rodríguez Ortega

y sin embargo 11...

Foto: Eduardo Rodríguez Ortega

y sin embargo 12...

Manuel Porto y Rudy Mora. Foto: Eduardo Rodríguez Ortega

y sin embargo 13...

Rudy Mora y Silvio Rodríguez. Foto: Eduardo Rodríguez Ortega

y sin embargo 14...

Foto: Eduardo Rodríguez Ortega

y sin embargo 15...

Foto: Eduardo Rodríguez Ortega

y sin embargo 16...

Foto: Eduardo Rodríguez Ortega

(Tomado de Cubadebate)