La calidad y “el respeto al pueblo”

Posted on

Lo cierto es que en cuanto al tema de la calidad aún queda mucho por resolver, incluso si se trata del mercado interno
Lo cierto es que en cuanto al tema de la calidad aún queda mucho por resolver, incluso si se trata del mercado interno Jorge Luis Baños – IPS
A propósito de marcas y precios.

Después de una larga e interminable cola en la famosa heladería Coppelia de La Habana, quizá usted -como yo-, haya intentado recuperar sin éxito el sabor extraviado de aquellos helados de su juventud o su ya lejana infancia. Una época en que todos reconocíamos las excelencias del “mejor helado del mundo”, a riesgo de parecer chovinistas y sin campañas publicitarias para convencernos.

Porque a pesar de haber vivido tanto tiempo de espaldas al mercado y bastante ajenos a la publicidad comercial, al parecer resulta incuestionable la tendencia a relacionar el nombre de un producto con sus características distintivas, lo que hasta cierto punto condiciona las expectativas del consumidor y en parte explica el efectivo uso de las marcas comerciales. No es extraño entonces que nuestra obstinada memoria se empeñe en recobrar el sabor perdido del helado Coppelia en la triste mediocridad del Varadero, cada vez que visitamos la famosa heladería.

El tema vuelve a la actualidad a propósito de un reportaje difundido por la televisión cubana, realizado en la mismísima fábrica del otrora célebre helado, donde se explican algunas de las causas que hacen prácticamente imposible mantener sus antiguos niveles de producción y calidad: el déficit de materia prima y sus altos costos en el mercado internacional.

Sin ir más lejos, en la elaboración del helado de coco antes se usaba la leche extraída de esa fruta, pero ni siquiera ese ingrediente se encuentra disponible, y en ocasiones hasta se ha tenido que utilizar azúcar importada para no interrumpir la producción.

El reportaje no se cuestiona por qué faltan todas esas cosas que, como las frutas o la propia leche (por no hablar del azúcar), podrían producirse en Cuba en cantidad suficiente para abastecer a la población y proveer además a la industria alimenticia, aunque sí deja claro que en su lugar se utilizan sustitutos que, entre otros factores, son los responsables de la innegable diferencia de calidad entre este producto elaborado por la misma fábrica Coppelia y comercializado en pesos cubanos en la conocida heladería habanera, y aquel que muchos conservamos con tanto agrado en nuestra memoria gustativa y ahora se reserva al mercado en pesos convertibles.

En el mundo moderno resulta tan difícil alcanzar el reconocimiento y el éxito de cualquier marca comercial, que son los propios fabricantes y las empresas comercializadoras los primeros interesados en velar por la calidad de sus producciones y proteger la imagen de un sello que en determinado momento logró ser reconocido y aceptado por los consumidores. Sin ir más lejos, una de las mayores garantías para asegurar la competitividad de los rones y tabacos cubanos destinados a la exportación es precisamente su calidad. Descuidarla podría comprometer la imagen del producto con la consiguiente pérdida de clientes y el descrédito de la marca. ¿Por qué entonces aceptar como un hecho natural la baja calidad de algunas producciones destinadas al mercado interno?

Tal vez ello se debe en gran parte a que ese requerimiento no resulta tan imperioso en nuestro caso, debido a que la oferta siempre se ha mantenido por debajo de la demanda y poco importa si el helado es Varadero o Coppelia, pues se venderá de cualquier forma con independencia de su calidad. Y como apuntaba una de las personas entrevistadas para el reportaje televisivo, haciendo gala de cierta resignada “filosofía” de consumidor a prueba de continuas escaseces: “es barato y es lo que tenemos”.

¿Y dónde queda entonces aquella frase, que ahora parece demodé, sobre el “respeto al consumidor”? Vaya usted a saber, pues con marcas comerciales o sin ellas, los altibajos en la calidad de nuestras producciones alimenticias no se limita a los helados.

Durante los años 1980, tras varias décadas en que prácticamente sólo era posible adquirir los alimentos normados a través de la libreta de abastecimientos, el estado fomentó por primera vez un mercado paralelo de venta liberada a mayores precios. Así reaparecieron la leche, los huevos, el pollo, la mantequilla y hasta un tipo de jamón que el ingenio popular bautizó como “plástico”, para diferenciarlo de aquel otro cuya textura, olor y sabor original había sido conservado por muchas personas en su memoria gustativa.

Algo parecido ocurrió después con el famoso picadillo “enriquecido” con soya, y que por muy sano y nutritivo que fuera, difícilmente podría sustituir en el imaginario popular al “verdadero” picadillo de res, ese elaborado con la llamada carne “de segunda”, y que preparado en recetas como el conocido “picadillo a la habanera”, con sus correspondientes aceitunas, forma parte incuestionable de la cocina tradicional cubana.

Aunque algo hemos avanzado desde aquellos “perros sin tripas” de dos décadas atrás, el problema de la calidad se extiende a otros productos que incluso no son tan baratos y hasta se venden en pesos cubanos convertibles (CUC), con la carga que ello representa para los bolsillos cubanos, ahora que la libreta ha quedado reducida a la mínima expresión.

Para comprobarlo solo hay que visitar los establecimientos que comercializan embutidos, salados y ahumados. Es bastante difícil encontrar dos jamones del tipo “vicking” iguales o de la misma calidad -aunque la libra nunca costará menos de 30 pesos MN-, y otro tanto sucede con las mortadelas, salchichones y jamonadas.

Sobre los chorizos y las morcillas ni hablar. Tanto si se toman como referencia los embutidos criollos elaborados en la desaparecida fábrica “El Miño”, enclavada en uno de los barrios capitalinos, o los embutidos españoles comercializados alguna vez en la red de tiendas recaudadoras de divisas, la diferencia es tan decepcionante que tal vez los actuales fabricantes de chorizos y embutidos cubanos deberían aclarar en la etiqueta que cualquier parecido con el original es pura coincidencia, como advierten ciertas películas de ficción inspiradas en hechos reales.

Ya ve usted, así como hay helados y helados…, hay chorizos y chorizos. Lo cierto es que en cuanto al tema de la calidad aún queda mucho por resolver, incluso si se trata del mercado interno y más aún cuando se encuentran implicadas determinadas marcas comerciales de reconocido prestigio. El respeto elemental hacia el consumidor supone un compromiso que en ningún caso debería ser ignorado, aún en aquellos productos que carecen de marcas, y especialmente en aquellos que ya vienen “marcados” por sus elevados precios.

 (Tomado de IPS/La esquina de Padura)

10 comentarios sobre “La calidad y “el respeto al pueblo”

    diablo 3 beta key escribió:
    abril 29, 2012 en 12:49 pm

    Hey there! I know this is somewhat off topic but I was wondering which blog platform are you using for this site? I’m getting sick and tired of WordPress because I’ve had issues with hackers and I’m looking at alternatives for another platform. I would be great if you could point me in the direction of a good platform.

    Incalzire in pardoseala escribió:
    noviembre 2, 2012 en 10:10 pm

    I know this if off topic but I’m looking into starting my own blog and was wondering what all is needed to get set up? I’m assuming having a blog like yours would cost a pretty penny? I’m not very web savvy so I’m not 100% positive. Any tips or advice would be greatly appreciated. Kudos

    dominio escribió:
    noviembre 19, 2012 en 4:28 am

    Wonderful work! This is the kind of info that should be shared around the net. Shame on Google for now not positioning this submit upper! Come on over and visit my web site . Thank you =)

    registrazione domini escribió:
    noviembre 19, 2012 en 10:20 am

    Great ¡V I should definitely pronounce, impressed with your web site. I had no trouble navigating through all the tabs as well as related info ended up being truly easy to do to access. I recently found what I hoped for before you know it at all. Reasonably unusual. Is likely to appreciate it for those who add forums or anything, site theme . a tones way for your client to communicate. Nice task..

    webdesign escribió:
    noviembre 20, 2012 en 5:01 pm

    Nice post. I was checking constantly this blog and I’m impressed! Extremely useful info particularly the last part 🙂 I care for such information a lot. I was looking for this particular info for a very long time. Thank you and best of luck.

    viagra escribió:
    diciembre 24, 2012 en 3:45 pm

    I am just writing to let you be aware of of the notable experience my princess experienced reading your webblog. She figured out plenty of details, including how it is like to have an ideal helping character to get many others very easily completely grasp certain tortuous subject areas. You undoubtedly exceeded people’s expected results. Thanks for imparting those helpful, trusted, educational not to mention fun thoughts on that topic to Sandra.

    Cialis escribió:
    enero 8, 2013 en 10:49 am

    Oh my goodness! an amazing article dude. Thank you However I am experiencing issue with ur rss . Don’t know why Unable to subscribe to it. Is there anyone getting identical rss problem? Anyone who knows kindly respond. Thnkx

    Burton Haynes escribió:
    junio 28, 2013 en 7:45 pm

    Nice blog here! Also your web site loads up very fast! What host are you using? Can I get your affiliate link to your host? I wish my web site loaded up as fast as yours lol

    apartment interior design escribió:
    julio 17, 2013 en 12:31 am

    Would you be interested in exchanging links?

    itsconvenient.com escribió:
    julio 17, 2013 en 1:26 pm

    you have a great blog here! would you like to make some invite posts on my blog?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s