Día: marzo 27, 2012

La calidad y “el respeto al pueblo”

Posted on

Lo cierto es que en cuanto al tema de la calidad aún queda mucho por resolver, incluso si se trata del mercado interno
Lo cierto es que en cuanto al tema de la calidad aún queda mucho por resolver, incluso si se trata del mercado interno Jorge Luis Baños – IPS
A propósito de marcas y precios.

Después de una larga e interminable cola en la famosa heladería Coppelia de La Habana, quizá usted -como yo-, haya intentado recuperar sin éxito el sabor extraviado de aquellos helados de su juventud o su ya lejana infancia. Una época en que todos reconocíamos las excelencias del “mejor helado del mundo”, a riesgo de parecer chovinistas y sin campañas publicitarias para convencernos.

Porque a pesar de haber vivido tanto tiempo de espaldas al mercado y bastante ajenos a la publicidad comercial, al parecer resulta incuestionable la tendencia a relacionar el nombre de un producto con sus características distintivas, lo que hasta cierto punto condiciona las expectativas del consumidor y en parte explica el efectivo uso de las marcas comerciales. No es extraño entonces que nuestra obstinada memoria se empeñe en recobrar el sabor perdido del helado Coppelia en la triste mediocridad del Varadero, cada vez que visitamos la famosa heladería.

El tema vuelve a la actualidad a propósito de un reportaje difundido por la televisión cubana, realizado en la mismísima fábrica del otrora célebre helado, donde se explican algunas de las causas que hacen prácticamente imposible mantener sus antiguos niveles de producción y calidad: el déficit de materia prima y sus altos costos en el mercado internacional.

Sin ir más lejos, en la elaboración del helado de coco antes se usaba la leche extraída de esa fruta, pero ni siquiera ese ingrediente se encuentra disponible, y en ocasiones hasta se ha tenido que utilizar azúcar importada para no interrumpir la producción.

El reportaje no se cuestiona por qué faltan todas esas cosas que, como las frutas o la propia leche (por no hablar del azúcar), podrían producirse en Cuba en cantidad suficiente para abastecer a la población y proveer además a la industria alimenticia, aunque sí deja claro que en su lugar se utilizan sustitutos que, entre otros factores, son los responsables de la innegable diferencia de calidad entre este producto elaborado por la misma fábrica Coppelia y comercializado en pesos cubanos en la conocida heladería habanera, y aquel que muchos conservamos con tanto agrado en nuestra memoria gustativa y ahora se reserva al mercado en pesos convertibles.

En el mundo moderno resulta tan difícil alcanzar el reconocimiento y el éxito de cualquier marca comercial, que son los propios fabricantes y las empresas comercializadoras los primeros interesados en velar por la calidad de sus producciones y proteger la imagen de un sello que en determinado momento logró ser reconocido y aceptado por los consumidores. Sin ir más lejos, una de las mayores garantías para asegurar la competitividad de los rones y tabacos cubanos destinados a la exportación es precisamente su calidad. Descuidarla podría comprometer la imagen del producto con la consiguiente pérdida de clientes y el descrédito de la marca. ¿Por qué entonces aceptar como un hecho natural la baja calidad de algunas producciones destinadas al mercado interno?

Tal vez ello se debe en gran parte a que ese requerimiento no resulta tan imperioso en nuestro caso, debido a que la oferta siempre se ha mantenido por debajo de la demanda y poco importa si el helado es Varadero o Coppelia, pues se venderá de cualquier forma con independencia de su calidad. Y como apuntaba una de las personas entrevistadas para el reportaje televisivo, haciendo gala de cierta resignada “filosofía” de consumidor a prueba de continuas escaseces: “es barato y es lo que tenemos”.

¿Y dónde queda entonces aquella frase, que ahora parece demodé, sobre el “respeto al consumidor”? Vaya usted a saber, pues con marcas comerciales o sin ellas, los altibajos en la calidad de nuestras producciones alimenticias no se limita a los helados.

Durante los años 1980, tras varias décadas en que prácticamente sólo era posible adquirir los alimentos normados a través de la libreta de abastecimientos, el estado fomentó por primera vez un mercado paralelo de venta liberada a mayores precios. Así reaparecieron la leche, los huevos, el pollo, la mantequilla y hasta un tipo de jamón que el ingenio popular bautizó como “plástico”, para diferenciarlo de aquel otro cuya textura, olor y sabor original había sido conservado por muchas personas en su memoria gustativa.

Algo parecido ocurrió después con el famoso picadillo “enriquecido” con soya, y que por muy sano y nutritivo que fuera, difícilmente podría sustituir en el imaginario popular al “verdadero” picadillo de res, ese elaborado con la llamada carne “de segunda”, y que preparado en recetas como el conocido “picadillo a la habanera”, con sus correspondientes aceitunas, forma parte incuestionable de la cocina tradicional cubana.

Aunque algo hemos avanzado desde aquellos “perros sin tripas” de dos décadas atrás, el problema de la calidad se extiende a otros productos que incluso no son tan baratos y hasta se venden en pesos cubanos convertibles (CUC), con la carga que ello representa para los bolsillos cubanos, ahora que la libreta ha quedado reducida a la mínima expresión.

Para comprobarlo solo hay que visitar los establecimientos que comercializan embutidos, salados y ahumados. Es bastante difícil encontrar dos jamones del tipo “vicking” iguales o de la misma calidad -aunque la libra nunca costará menos de 30 pesos MN-, y otro tanto sucede con las mortadelas, salchichones y jamonadas.

Sobre los chorizos y las morcillas ni hablar. Tanto si se toman como referencia los embutidos criollos elaborados en la desaparecida fábrica “El Miño”, enclavada en uno de los barrios capitalinos, o los embutidos españoles comercializados alguna vez en la red de tiendas recaudadoras de divisas, la diferencia es tan decepcionante que tal vez los actuales fabricantes de chorizos y embutidos cubanos deberían aclarar en la etiqueta que cualquier parecido con el original es pura coincidencia, como advierten ciertas películas de ficción inspiradas en hechos reales.

Ya ve usted, así como hay helados y helados…, hay chorizos y chorizos. Lo cierto es que en cuanto al tema de la calidad aún queda mucho por resolver, incluso si se trata del mercado interno y más aún cuando se encuentran implicadas determinadas marcas comerciales de reconocido prestigio. El respeto elemental hacia el consumidor supone un compromiso que en ningún caso debería ser ignorado, aún en aquellos productos que carecen de marcas, y especialmente en aquellos que ya vienen “marcados” por sus elevados precios.

 (Tomado de IPS/La esquina de Padura)

Raúl en bienvenida al Papa: “Defendemos nuestra cultura y la enriquecemos con el aporte de las ideas más avanzadas”

Posted on

Raúl Castro

“Vengo a Cuba” y el nombre del presidente cubano entre los temas del momento en Twitter durante la llegada del Sumo Pontífice a la Isla.

Santidad:

Cuba lo recibe con afecto y respeto y se siente honrada con su presencia. Encontrará aquí a un pueblo solidario e instruido que se ha propuesto alcanzar toda la justicia y ha hecho grandes sacrificios.

De Martí aprendimos a rendir culto a la dignidad plena del hombre y heredamos la fraterna fórmula que seguimos hasta hoy: “con todos y para el bien de todos”.

Cintio Vitier, insigne intelectual y cristiano, escribió que “el verdadero rostro de la Patria… es el rostro de la justicia y de la libertad” y que “la Nación no tiene otra alternativa: o es independiente o deja de ser en absoluto”.

La potencia más poderosa que ha conocido la Historia ha intentado despojarnos, infructuosamente, del derecho a la libertad, a la paz y a la justicia. Con virtud patriótica y principios éticos el pueblo cubano ha hecho tenaz resistencia, sabiendo que ejercemos también un derecho legítimo cuando seguimos nuestro propio camino, defendemos nuestra cultura y la enriquecemos con el aporte de las ideas más avanzadas.

Sin razón, a Cuba se le calumnia, pero nosotros confiamos en que la verdad, de la que jamás nos apartamos, siempre se abre paso.

Catorce años después que el Papa Juan Pablo II nos visitara, el bloqueo económico, político y mediático contra Cuba persiste e, incluso, se ha endurecido en el sector financiero. Como aparece en el memorando norteamericano del 6 de abril de 1960, desclasificado décadas después, su objetivo sigue siendo (cito)      “… causar hambre, desesperación y el derrocamiento del gobierno”.

Sin embargo, la Nación ha seguido, invariablemente, cambiando todo lo que deba ser cambiado, conforme a las más altas aspiraciones del pueblo cubano y con la libre participación de este en las decisiones trascendentales de nuestra sociedad, incluidas las económicas y sociales que en casi todo el mundo son patrimonio de estrechas élites políticas y financieras.

Varias generaciones de compatriotas se han unido en la lucha por elevados ideales y nobles objetivos. Hemos enfrentado carencias, pero nunca faltado al deber de compartir con los que tienen menos.

Sólo como demostración de cuánto se podría hacer si prevaleciera la solidaridad, menciono que en la última década, con la ayuda de Cuba se han preparado decenas de miles de médicos de otros países, se ha devuelto o mejorado la visión a 2,2 millones de personas de bajos ingresos y se ha contribuido a enseñar a leer y escribir a 5,8 millones de analfabetos. Puedo asegurarle que, dentro de las modestas posibilidades de que disponemos, nuestra cooperación internacional continuará.

Santidad:

Conmemoramos el IV Centenario del hallazgo y la presencia de la imagen de la Virgen de la Caridad del Cobre, que lleva bordado en su manto el escudo nacional.

La reciente peregrinación de la Virgen por todo el país, unió a nuestro pueblo, creyentes y no creyentes, en un acontecimiento de gran significado.

Le aguardan Santiago de Cuba, que ha sido protagonista de gloriosos episodios en la historia de luchas de los cubanos por su definitiva independencia y también el poblado del Cobre, donde la Corona española tuvo que conceder la libertad a los esclavos sublevados en las minas, ochenta años antes de la abolición de tan infame institución en nuestro país.

Nos satisfacen  las estrechas relaciones entre la Santa Sede y Cuba, que se han desarrollado sin interrupción durante setenta y seis años, siempre basadas en el respeto mutuo y en la coincidencia en asuntos vitales para la Humanidad.

Nuestro gobierno y la Iglesia Católica, Apostólica y Romana en Cuba mantenemos buenas relaciones.

La Constitución cubana consagra y garantiza la plena libertad religiosa de todos los ciudadanos y, sobre esa base, el gobierno guarda buenas relaciones con todas las religiones e instituciones religiosas en nuestro país.

Santidad:

Hace casi veinte años que Fidel sorprendió a muchos al proclamar que “una importante especie biológica está en riesgo de desaparecer por la rápida y progresiva liquidación de sus condiciones naturales de vida: el hombre” concluyó.

Hay crecientes amenazas a la paz y la existencia de enormes arsenales nucleares es otro grave peligro para el ser humano. El agua o los alimentos serán, después de los hidrocarburos, la causa de las próximas guerras de despojo. Con los recursos que se dedican a producir mortíferas armas, podría eliminarse la pobreza. El desarrollo vertiginoso de la ciencia y la tecnología no se encuentra al servicio de la solución de los grandes problemas que aquejan a los seres humanos. Frecuentemente sirven para crear reflejos condicionados o para manipular a la opinión pública. Las finanzas son un poder opresivo.

En vez de la solidaridad, se generaliza una crisis sistémica, provocada por el consumo irracional en las sociedades opulentas. Una ínfima parte de la población acumula enormes riquezas mientras crecen los pobres, los hambrientos, los enfermos sin atención y los desamparados.

En el mundo industrializado, los “indignados” no soportan más la injusticia y, especialmente entre los jóvenes, crece la desconfianza en modelos sociales e ideologías que destruyen los valores espirituales y producen exclusión y egoísmo.

Es cierto que la crisis global tiene también una dimensión moral y que prevalece la falta de conexión entre los gobiernos y los ciudadanos a los que dicen servir. La corrupción de la política y la falta de verdadera democracia son males de nuestro tiempo.

En estos y otros temas apreciamos coincidencia con sus ideas.

Frente a tantos desafíos, Nuestra América se une en su soberanía e intenta una integración más solidaria para hacer realidad el sueño bicentenario de sus Próceres.

Su Santidad podrá dirigirse a un pueblo de convicciones profundas que le escuchará atento y respetuoso.

En nombre de la Nación, le doy la más calurosa bienvenida. (Tomado de Cubadebate)

Muchas gracias.

Turismo en Cuba: Se mueve…a pesar de la crisis mundial

Posted on

POR VLADIA RUBIO

El turismo en Cuba ha seguido un ritmo ascendente a pesar de los vientos en contra de la crisis mundial y el pasado año creció en un 7,3 por ciento con más de 2,7 millones de visitantes, aseguró esta mañana el viceministro primero del Ministerio de Turismo, Alexis Trujillo, en conferencia ofrecida en la Sala de Prensa capitalina para la cobertura de la visita del Papa.

Del año 1990 a la fecha, el número de visitantes se elevó a un ritmo de 19,5 por ciento, y ello es debido, entre otras acciones, también al aumento en las inversiones que repercutió en un crecimiento de 5,6 en el número de habitaciones.

Durante el pasado año crecieron los ingresos por el turismo en un 11,9 por ciento y en los que va de 2012 alcanzan un 12,2 por ciento.

El 2011, refirió Trujillo, estuvo marcado por la estrategia de diversificar nuestro turismo desarrollando nuevos mercados, como el ruso y el argentino Uno de los caminos que recibe especial énfasis este año es el de diversificar el turismo desplegando a la vez la actividad hotelera y extrahotelera.

Dentro de esta última, y partiendo de la premisa de que Cuba no es solo sol y playa, se encuentra en proyecto el montaje de parque temáticos, así como el buceo y la náutica, entre otros.

El mayor impulso a la actividad extrahotelera parte de considerar la potencialidad que tiene la Mayor de las Antillas en la riqueza de su historia, cultura, patrimonio y naturaleza. Asimismo, se encuentra en distintas fases de negociación la conformación de 13 campos de golf, asociados al desarrollo inmobiliario

En cuanto al desarrollo propiamente hotelero, existe un marcado interés, declaró el directivo, en aquellos lugares asociados a los circuitos y recorridos, lo cual ha tenido también importante crecimiento dentro del turismo cubano.

Dijo que continuarán este año las inversiones estimulando ejecutar inversiones con capital propio y mixto, y se prevé hasta el 2020 la construcción de unas 25 mil nuevas habitaciones en la Isla.

 

 

 

(Tomado de Cubano1erPlano)

 

 

 

 

TIRAR LA PRIMERA PIEDRA

Posted on

BarataJorge Gómez Barata 

Publicación Original en Cubano1er.Plano

No se necesita ser papa para creer que: “…La ideología marxista en la forma en que fue aplicada ya no corresponde a la realidad”; ni es preciso emular a Carlos Marx para saber que el cristianismo nunca aportó todas las respuestas a los grandes problemas sociales como tampoco lo hizo ninguna corriente de pensamiento; no porque fueran fallidas sino porque la historia no funciona con arreglo a doctrina alguna, sino que más bien ocurre lo contrario.

Más de dos mil años antes de que los sistemas de ideas seculares, como el liberalismo y el marxismo intentaran fundar sistemas políticos y ejercer el poder a partir de doctrinas económicas, jurídicas y políticas, las grandes religiones procuraron hacerlo aplicando los preceptos de la fe inspirados en textos considerados sagrados, entre ellos: Antiguo y Nuevo Testamento, la Torá y el Talmud, el Corán y otros. Aquellos intentos fallidos están descritos en tablas de arcilla, papiros, pergaminos, libros de historia, investigaciones científicas, ensayos y documentos de la Iglesia.

Desde que, alrededor del año 772, el papa Adriano I estableció el poder temporal, es decir el poder político real de la Iglesia sobre determinados territorios, que luego se constituirían en los Estados Pontificios (752-1870), los papas, por sí mismos o en connivencia con reyes y príncipes gobernaron en Europa.

Para hablar sólo de occidente, como parte del ejercicio de aquel poder, la Iglesia católica se asoció al estrato político para mediante alianzas explicitas o de modo directo, gobernar. De la necesidad de homologar las jerarquías eclesiásticas con las temporales surgió la figura de los “príncipes de la Iglesia.” La denominación de “sacros” o sagrados de los imperios romanos, germánico, carolingio y otros no fueron adornos retóricos sino evidencias del papel que en ellos desempeñaba la Iglesia.

Desde 1095 hasta alrededor de 1270 los papas, en alianza con príncipes y monarcas fueron los inspiradores y organizadores de las Cruzadas, grandes expediciones militares encaminadas a establecer el poder cristiano sobre el Oriente Cercano, entonces conocido como Tierra Santa, el papel de las órdenes religiosas en aquellos eventos dan fe del rol de la Iglesia en operaciones políticas y de conquista “non sanctas”.

Otro ejemplo de la vinculación del clero con el poder fueron las Bulas Alejandrinas (1493), mercedes concedidas por el papa Alejandro VI a los reyes católicos de España que en realidad fueron licencias para la ocupación y la anexión del Nuevo Mundo y que sirvieron de base al Tratado de Tordesillas, primer acuerdo político global y primer reparto del mundo entre España y Portugal bajo la mirada aprobadora del papa.

En Iberoamérica los vínculos de la Iglesia con la conquista, luego con las oligarquías y las burguesías nativas y el protagonismo desde posiciones conservadoras y contrarrevolucionarias de las jerarquías católicas en cuanto evento político ha tenido lugar en la región en lo últimos quinientos años, son antológicos.

En la segunda mitad del siglo XIX cuando la maduración de las revoluciones sociales europeas y norteamericana consumaron la separación de la Iglesia y el Estado, hecho asociado al repudio de la clase obrera al capitalismo salvaje, se desataron amplios movimientos políticos, como resultado de la cual apareció el marxismo, que pisó la escena como adversario del capital, no de la fe ni de la Iglesia.

En las circunstancias creadas en Europa a partir de 1845 en adelante, cuando además del marxismo aparecieron los sindicatos, el movimiento obrero y los partidos políticos de izquierda, la Iglesia regida entonces por Vicenzo Gioacchino, León XIII, papa entre 1878 y 1903, reaccionó auspiciando el movimiento de los laicos cristianos que se expresó en la organización de partidos políticos, sindicatos, organizaciones juveniles y femeninas inspirados en la Doctrina Social de la Iglesia, luego conocidos como social y demócrata cristianos.

En aquel contexto, León XIII dio a conocer la encíclica Rerum Novarum, hasta hoy el más importante documento de política social de la Iglesia Católica que, si bien confronta al marxismo por la posición atea y anticlerical de algunos de sus representantes, también cargó contra los excesos de liberalismo y del mercado, igualmente refractarios al clero.

A los hechos políticos de la época se suma la tradicional posición conservadora de la Iglesia que hasta el mismo siglo XIX rechazó las novedades científicas. No hay nada especial en la reacción de la curia ante las doctrinas económicas y los postulados filosóficos de Marx; antes fueron silenciados y castigados, entre otros muchos: Girolano Savonarola, Nicolás Copérnico, Miguel Servet, Giordano Bruno y Galileo Galilei condenados no por confrontar la fe sino por contradecir los dogmas. En la misma época de Marx y de León XIII, Darwin, hombre de fe, fue excomulgado no por su posición contraria a Dios sino por su ciencia.

Aunque se trata de una dialéctica demasiado complicada para ser simplificada en unas líneas, los procesos civilizatorios no se ajustan a los preceptos de los sistemas filosóficos o teológicos o a las teorías mundanas, sino a la inversa. Hoy día se sabe que es errónea la tendencia a convertir la teología cristiana, islámica, sintoísta, hindú o budista o las tesis filosóficas, las doctrinas económicas en programas políticos, pretensión en la cual han errado faraones, papas, emires y ayatolas, los burgueses e incluso los marxistas que en este asunto no tiraron la primera piedra.

En fecha reciente el profesor Nicolás Ríos, uno de los laicos cubanos que fundaron el Partido Liberación Radical, el primero de inspiración cristiana en la Isla, recordó que en el Encuentro Eclesial Cubano de 1986, por cierto época que coincidió con el Proceso de Rectificación de Errores liderado por Fidel Castro, la Iglesia cubana tomó distancia del diferendo entre marxismo y cristianismo por considerarlo un debate filosófico y un virtual “diálogo de expertos”; posición compartida por el Estado cubano y por el Partido Comunista que incluso abrió su filas a los creyentes.

Por otra parte, los sectores avanzados de la izquierda socialista, incluyendo militantes cubanos han examinado desde diversos ángulos y criticado exhaustivamente las deformaciones introducidas en el marxismo, entre ellas el haberlo plagado de dogmas convirtiéndolo en una virtual religión de Estado, terreno en el cual resulta difícil añadir algo sustantivo. En sentido estricto, excepto en los ámbitos académicos, el debate aludido por Benedicto XVI está trascendido. Allá nos vemos.

Cuba: ¿eliminación de doble moneda a la vista?

Posted on


dinerocubanoPor Emilio Morales*, en Cubano1erPlano

El gobierno de Raúl Castro acaba de poner en vigor tres resoluciones del Banco Central de Cuba para establecer un control más riguroso sobre las finanzas del país.

Las nuevas regulaciones van dirigidas a controlar y establecer los límites del flujo de entrada y salida de capital en moneda libremente convertible (MLC) por parte de personas naturales, controlar el fraude empresarial, y regular la exportación del peso cubano (CUP) y el peso convertible (CUC).

¿Que hay en realidad detrás de estas medidas?

La economía cubana está obligada a un cambio estructural de su modelo económico. Para ello, se dan una serie de pasos que poco a poco han ido transformando la realidad empresarial del país. Las finanzas y el control de los recursos financieros también requieren serias y profundas modificaciones para poder corresponder a los requerimientos del nuevo modelo económico.

Al parecer, estas resoluciones constituyen las primeras medidas que permitiirán establecer las bases necesarias para eliminar la enquistada dualidad de moneda que hoy impera en la economía cubana.

Control sofisticado

La Resolución 17/2012 que acaba de implementarse busca regular la importación y exportación de capital en dólares estadounidenses por parte de personas naturales,  estableciendo un limite de $5,000 dólares, o el equivalente en cualquier otra MLC o  instrumento de pago utilizado en la banca internacional. Anteriormente la cantidad de MLC en

efectivo que podía entrarse al país era libre y la cantidad a exportar tenía que ser autorizada por el Banco Central de Cuba (BCC).

Las condiciones del mercado cubano han cambiado en los últimos dos años. A partir de la apertura al sector privado en 181 modalidades, así como la liberación de la compraventa de autos y casas, se ha producido un movimiento de capital desde el exterior con el fin de facilitar las inversiones en miles de pequeños negocios y en el naciente mercado inmobiliario de la isla. Un grupo de estos inversionistas exitosos ya comienzan a repatriar sus ganancias hacia el lugar de origen del capital.

Este flujo de entrada y salida de dinero es de carácter totalmente familiar, por lo que no está controlado directamente por las instituciones financieras del gobierno.
Desde que Cuba despenalizó la tenencia de divisas en 1993, la constante ha sido la aparición de mecanismos para captar la mayor cantidad de moneda dura posible. Así se creó el CUC y se eliminó la circulación del dólar años atrás. Con semejantes fines también se establecieron las casas de cambio conocidas como CADECAS.

Vigilancia sobre el dinero

En las condiciones actuales, por ejemplo, ¿cómo podría un cubano sacar del país $40,000 dólares que obtuvo por la venta de su casa?

La nueva regulación plantea que quien quiera exportar cualquier cantidad superior a los $5,000 dólares, deberá tramitarse por las vías bancarias correspondientes.

Según la resolución, “el Banco Central de Cuba podrá autorizar a las personas naturales que soliciten exportar sumas superiores a la establecida, previa presentación por el interesado de documentos que acrediten su licita adquisición”. El documento agrega que la Secretaría del BCC tramitará las solicitudes de exportación en un plazo de siete días, y comunicará al interesado y a la Aduana General de la Republica el otorgamiento o denegación de la autorización.

Otra de las resoluciones emitidas este lunes -la 19/2012- constituye una rigurosa medida de control, diseñada para disminuir y eliminar el fraude financiero y la corrupción que hoy ateneza el sector empresarial cubano.

La nueva ley establece que todas las entidades estatales y sociedades mercantiles de capital ciento por ciento cubanas tienen que reportar trimestralmente los estados de sus cuentas bancarias. Para ello, emitirán un certificado expedido por el jefe máximo y el contador de la institución.

De pesos cubanos y pesos convertibles

El banco sancionará a los incumplidores con suspender los servicios bancarios, que solo podrán reanudarse una vez que el jefe máximo del organismo sea informado por escrito de las medidas tomadas por la entidad incumplidora para evitar futuras irregularidades. Si transcurridos tres meses la entidad no reporta las medidas tomadas, se procederá a cerrar sus cuentas bancarias, acreditando los saldos existentes al presupuesto del Estado (si se trata de pesos cubanos) o a la Cuenta de Financiamiento Central, en caso de operarse en CUC o MLC.

La medida,  también va dirigida a controlar las nuevas relaciones comerciales entre el sector estatal y el emergente sector privado, y evitar que estos vínculos se transformen en otro foco de corrupción.

Por último, la Resolución 18/2012 se refiere a la actualización de las normas que rigen la exportación y exportación de pesos cubanos (CUP) y los pesos convertibles (CUC) por los ciudadanos cubanos y los ciudadanos extranjeros con residencia permanente en el país.

La disposición permite a las personas naturales la exportación e importación de sumas que no excedan los 2,000 CUP, y prohíbe la exportación de CUC.

¿Qué se busca con esto? ¿Evitar que el mercado negro se controle fuera de las fronteras nacionales? ¿O evitar una devaluación de la moneda ante una sorpresiva vuelta de la tasa de cambio actual?

Los próximos meses dirán la ultima palabra.

Una decisión impostergable

Cada día que pasa, se hace más impostergable la eliminación de la doble moneda. Pero para ello, el régimen tendría que tomar medidas audaces que pueden destapar la caja de Pandora, y la situación actual lo que amerita es cautela para permitir la gobernabilidad sin salidas descontroladas o traumáticas.

En primer lugar, tendría que eliminarse toda venta de productos subsidiados, es decir, la cada vez más exigua libreta de racionamiento, así como los subsidios en pagos de electricidad, teléfono, agua y gas.

Quedarían luego los subsidios relacionados con la salud (venta de medicamentos y servicios médicos) y la educación, rubros políticamente sensibles y que requieren de tratamiento especial para poder adaptar a los ciudadanos a un cambio de mentalidad.

Pero para impulsar estas acciones, el gobierno tiene que elevar el poder adquisitivo de la población. Esto es, en suma, incrementar los salarios de los trabajadores, reducir la tasa de cambio actual del peso cubano respecto al dólar (1×24) y disminuir los porcentajes de impuestos que las cadenas cubanas le gravan a los productos.

Callejón sin salida

El paquete de modificaciones también tiene que contemplar, a mediano plazo, un verdadero estímulo a la agricultura, y el desarrollo de un sistema privado de distribución que permita el flujo eficiente de los pagos y la transportación de las producciones agrícolas.

Al mismo tiempo, deberá estimular el desarrollo de la mediana y pequeña empresas, echando a un lado la idea reduccionista de que una “pequeña empresa” es una barbería o un timbiriche para vender alimentos. Lo que reclama la realidad es impulsar el desarrollo de medianos y pequeños empresarios con un alto componente tecnológico.

Y en ese paquete no puede faltar el incentivo para las exportaciones y las inversiones extranjeras. La recuperación de la industria azucarera, el desarrollo de la industria petrolera y la expansión del procesamiento de níquel son tres sectores que a plena capacidad generarían grandes dividendos como rubros exportables.

Coordinar estas acciones al unísono es la única fórmula posible para garantizar una transición ordenada y eficiente de la economía cubana hacia una sola moneda. Lo demás es continuar en el callejón sin salida que podrá superarse sólo con resoluciones bancarias de ocasión.

* Economista cubano. Ex jefe de planeación estratégica de mercadotecnia en la corporación CIMEX y autor de los libros Cuba: ¿tránsito silencioso al capitalismo? y Marketing without Advertising, Brand Preference and Consumer Choice in Cuba. Es presidente de Havana Consulting Group, en Miami.

(Tomado de Cubano1erPlano)

Piedra vs. La bala de #YoaniFraude

Posted on

piedra

auto

_________________________________________________________

Fotos de autos con impactos de bala

Auto-baleado

alcalde-barinas3.jpg.520.360.thumb

F-4-ASALTO-CARRO-BALEADO-ACAPULCO-IRZA1

Pequeña diferencia no???

(Tomado de Cubano1erplano)

Para los que dicen que no hay “Bloqueo”

Posted on

DUENDESITOEL DUENDE.

Traducido del Mas  Allá  Por  Max Lesnik.

Para los que dicen que no  hay “Bloqueo”.

No son  pocos  en Estados Unidos – entre  ellos  algunos  importantes medios de comunicación  y  políticos  de la extrema  derecha- los  que dicen que  no existe  un  verdadero Bloqueo  contra Cuba  por  parte  de Estados Unidos, tal como  se  viene implementando  a  través de  la  llamada” Ley de  Embargo  Comercial  decretada  por  el Congreso norteamericano  hace más  de  medio siglo. Según su  argumento  el pequeño país  caribeño  puede  tener  relaciones  comerciales normales con  el  resto  de todos  los  países  del  mundo y  por  lo tanto  Cuba puede  comprar y  vender  al  resto  de las naciones  del  planeta sin que tales  relaciones   de  comercio, puedan ser afectadas  por  el poderoso  coloso  del  norte.

Tal argumento  es  falaz  pero lo dicen  y  los  repiten  a diario, tanto  los  llamados  “Disidentes” de  la  isla  como  aquellos  que  desde el exterior, en  una franca   posición  de  extrema  derecha  casi fascista,  se  oponen  a  un  cambio  de  política de  Estados  Unidos hacia  Cuba  que abriría el camino  para  unas  relaciones normales  entre  Washington  y  La Habana.

La mejor manera  de demostrar  una  mentira  es  presentando  como  argumento  en contra,   lo  que dice  un  adversario   declarado como  es  el caso  del  diario  español   “El País”, un  periódico  que no  pierde  oportunidad  para  desacreditar a  Cuba y  denostar  al  gobierno  cubano  cada vez  que  se  le  presenta  la  ocasión.

Vamos  hoy  a  utilizar  todo  el  espacio  de  El  Duende para  reproducir una  información  publicada en  la mañana  de hoy  por el  diario madrileño “El País”  en la  que  se  demuestra  a  las  claras,  de  manera más que evidente,  que  el  Bloqueo contra   Cuba  por  parte  de  Estados Unidos  está  tan  vigente  hoy,  como  cuando  lo  impuso  el  gobierno  norteamericano  medio siglo  atrás  con  la intención  de   hacer  imposible  el  desarrollo  de  la  economía cubana.

Dice  así  el  reportaje  de  El  País  publicado  en  la mañana  de  hoy, calzado  con  la  firma  de  los periodistas R. Muñoz  y   M.  Jiménez.

“Estados Unidos quiere mantener a toda costa alejadas a las empresas españolas de Cuba. La vigilancia de la SEC (Securities and Exchange Commission), el regulador de los mercados, es asfixiante. Repsol y BBVA ya sufrieron recientemente este acoso. El último episodio tiene como protagonista a Telefónica. La SEC ha remitido una carta al presidente de la firma, César Alierta, en la que le pide explicaciones sobre los activos, los intereses y los negocios que mantiene la multinacional española en la isla caribeña.

El organismo, en una carta fechada el pasado 29 de noviembre, le recuerda al grupo que ya le advirtió dos años atrás sobre su presencia en Cuba, a través de filiales como Telefónica Data Cuba, un país considerado como “patrocinador del terrorismo” y sujeto a sanciones económicas por el Departamento de Estado.

Telefónica no ha tardado en reaccionar. En una misiva remitida a la SEC el pasado 30 de diciembre, confirma la liquidación de su filial Telefónica Data Cuba el 28 de septiembre de 2005 y afirma que no tiene ninguna inversión en la isla ni planes de tenerla. Únicamente, en su calidad de mayor operador de Latinoamérica, y en el curso de su negocio, tiene relaciones institucionales y contactos con compañías y gobiernos de la región, “incluyendo Cuba”.

En el anexo a la carta, sujeto en su mayor parte a compromiso de confidencialidad, Telefónica reconoce que ha mantenido contactos relacionados “con la venta de [confidencial] Empresa de Telecomunicaciones de Cuba” (ETECSA), controlada por el Gobierno pero “no se llegó a ningún acuerdo y actualmente no tenemos ningún plan para llevar a cabo esta o cualquier otra oportunidad de inversión en Cuba”, aclara la operadora.

El grupo reconoce también que algunas filiales en España y Latinoamérica han firmado acuerdos de roaming (interconexión) con proveedores de telecomunicaciones en Cuba. “Además, Telefónica Internacional ha estudiado potenciales oportunidades de negocios en Cuba y mantenido contactos de vez en cuando”.

Así, a comienzos de 2009, Telefónica estableció contactos preliminares sobre algún servicio de ETECSA, que la misiva considera información confidencial, aunque no se llegó a ningún acuerdo y las negociaciones fueron abandonadas. También han tenido lugar conversaciones con autoridades cubanas para el tendido de cable submarino, un proyecto que, señala, está congelado y a la espera de la luz verde de EE UU.

La presión de la SEC a empresas españolas para que dejen de hacer negocios con países que considera enemigos como Cuba, Irán o Sudán no es nueva. Washington ha hecho un marcaje permanente sobre la presencia española en la isla, un acoso que los documentos obtenidos por Wikileaks dejaron al descubierto. Al BBVA le reclamó simplemente porque el banco declaraba en su informe anual que tenía uno de sus más de 100.000 empleados en Cuba.

La Embajada de EE UU en Madrid remite periódicamente al Departamento de Estado informes sobre las inversiones españolas en Cuba. En su lista negra de empresas que serían susceptibles de ser sancionadas figuran firmas turísticas como Sol MeliáIberostar,BarcelóRiu o NH Hoteles, pero también compañías de otros sectores como AgbarAltadisFreixenetRepsol o Iberia hasta un total de 25 compañías. EE UU ha evitado por ahora imponer sanciones, aunque llegó a planteárselo tras la vuelta de los socialistas al Gobierno y el cambio de la política española hacia la isla. Solo la pertenencia de España a la UE evitó que prosperase la idea de tomar represalias”.

Hasta  aquí  el  reportaje  del  diario  anticubano  “El País” de  Madrid, que con su titular de primera plana que  dice  : “Estados  Unidos pide  explicaciones a  Telefónica por su interés en  Cuba”,  demuestra  a  las  claras  que el Bloqueo  norteamericano  a  Cuba  sigue  en  pie y haciendo  daño  al  pueblo  cubano.  ¿Que no hay  Bloqueo  contra  Cuba?  Quien  prueba  que  si  existe el  Bloqueo  contra  Cuba y que  la  Ley del  Embargo  norteamericano  está  tan vigente  como  cuando  fue  aprobada  por  el  Congreso  de  Estados  Unidos  en  el año 1962 ,  es el diario  “El País”  de  Madrid .  De manera  que  “a  confesión  de  parte,  relevo  de  pruebas  por  nuestra parte”.

(Tomado de Cubano1plano)