Día: enero 12, 2012

Accidente en Camagüey provoca seis muertes y una treintena de heridos

Posted on

pareSeis muertos y 30 heridos dejó este miércoles la colisión entre un contenedor de carga que cayó de un camión y un ómnibus en una carretera de la provincia de Camagüey, en el este de Cuba.

 

El choque ocurrió en la madrugada en la Carretera Central en el municipio de Florida, 530 km al este de La Habana, cuando el contenedor cayó del camión que lo transportaba, “al parecer por una maniobra indebida” de su conductor, e impactó al autobús.

Precisó que entre los seis fallecidos, todos hombres, se encontraba el chofer del ómnibus, y que de los 30 heridos, seis -cuatro hombres y dos mujeres- fueron internados en un hospital de Camagüey. Especialistas de la policía investigan las causas del accidente.

Con información de la AIN

Raúl sostiene encuentro con Presidente de Irán (+ Fotos)

Posted on

Raúl Castro se reúne con Ahmadinejad en La Habana. Foto: Ismael Francisco

Raúl Castro se reúne con Ahmadinejad en La Habana. Foto: Ismael Francisco

El General de Ejército Raúl Castro Ruz, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, recibió en la noche de ayer al Excelentísimo Señor Dr. Mahmoud Ahmadinejad, Presidente de la República Islámica de Irán, quien realiza una visita oficial a Cuba.

Durante el encuentro, los mandatarios intercambiaron sobre el excelente estado de las relaciones bilaterales y temas del ámbito internacional.

Raúl y Ahmadinejad ratificaron el compromiso de ambos países con la defensa de la paz, el Derecho Internacional y los principios de la Carta de las Naciones Unidas y con el derecho de todos los Estados al uso pacífico de la energía nuclear. Asimismo, reafirmaron su oposición a la aplicación de sanciones económicas unilaterales.

El distinguido visitante estuvo acompañado por el Excelentísimo Señor Dr. Ali Akbar Salehi, ministro de Relaciones Exteriores. Por la parte cubana, participó el canciller Bruno Rodríguez Parrilla.

Raúl Castro se reúne con Ahmadinejad en La Habana. Foto: Ismael FranciscoRaúl Castro se reúne con Ahmadinejad en La Habana. Foto: Ismael Francisco

Raúl Castro se reúne con Ahmadinejad en La Habana. Foto: Ismael FranciscoAhmadinejad en La Habana. Foto: Ismael Francisco

Raúl Castro se reúne con Ahmadinejad en La Habana. Foto: Ismael FranciscoCon el Vicepresidente cubano Esteban Lazo. Foto: Ismael Francisco

Ahmadinejad en La Habana. Foto: Ismael FranciscoAhmadinejad en La Habana. Foto: Ismael Francisco

Ahmadinejad en La Habana. Foto: Ismael FranciscoAhmadinejad en La Habana. Foto: Ismael Francisco

 Ahmadinejad en La Habana. Foto: Ismael FranciscoAhmadinejad en La Habana. Foto: Ismael Francisco

Ahmadinejad en La Habana. Foto: Ismael FranciscoAhmadinejad en La Habana. Foto: Ismael Francisco

Ahmadinejad en La Habana. Foto: Ismael Francisco

Ahmadinejad en La Habana. Foto: Ismael Francisco

Cubadebate

Presidente iraní reclama en La Habana un orden mundial más justo

Posted on

LA HABANA-CONFERENCIA MAGISTRAL-PRESIDENTE DE IRAN

Mahmud Ahmadinejad, Presidente de la República Islámica de Irán, abogó hoy en La Habana por un nuevo orden mundial más justo, equitativo y solidario, donde todos los seres humanos sean respetados por igual.

 

El dignatario recibió el título de Doctor Honoris Causa en Ciencias Políticas de la Universidad de La Habana, en el Aula Magna de la casa de altos estudios, en una ceremonia en la que insistió en la necesidad de hacer frente a la hegemonía de las potencias imperialistas con la unidad entre países.

Es indiscutible la decadencia del capitalismo, un sistema basado en la injusticia, la explotación de los recursos ajenos y el armamentismo, el cual ya se ve en un callejón sin salida en los escenarios político y económico, afirmó el mandatario iraní.

Durante una conferencia magistral en la institución habanera, Ahmadinejad exhortó a permanecer alerta ante un régimen que recurre a la violencia, el injerencismo y el genocidio con el objetivo de extender sus dominios y defender sus intereses.

Aseguró que la unidad es la única alternativa a seguir y aseguró que su nación estará junto a Cuba en la tarea impostergable de crear un nuevo futuro.

La ceremonia estuvo presidida, además, por Esteban Lazo Hernández, vicepresidente del Consejo de Estado y miembro del Buró Político del Partido Comunista de Cuba, y Gustavo Cobreiro, rector del centro educativo.

Mahmud Ahmadinejad, Presidente de la República Islámica de Irán, comenzó hoy una visita oficial a Cuba.

Como parte de su programa, el mandatario persa sostendrá conversaciones con el General de Ejército Raúl Castro, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros.

De La Habana, partirá el jueves hacia Ecuador, donde concluirá su gira latinoamericana.

Cuba y la República Islámica de Irán mantienen excelentes relaciones bilaterales y desarrollan importantes vínculos de cooperación en esferas como la energía, biotecnología y el comercio.

Con información de la AIN

 

 

Presidente de Irán llegó a Cuba haciendo una “V” de la victoria

Posted on

ahmadinejadEl presidente de Irán, Mahmud Ahmadinejad, llegó este miércoles a Cuba, tercera escala de su gira latinoamericana, haciendo una “V” de la victoria con los dedos, en medio de una creciente presión de Occidente por su programa atómico, agravada por el asesinato de un científico nuclear iraní.

El avión de Ahmadinejad aterrizó en el aeropuerto internacional José Martí de la capital cubana hacia el mediodía (17H00 GMT), comprobaron periodistas de la AFP.

El mandatario iraní fue recibido en el aeropuerto por el vicepresidente cubano Estaban Lazo, a quien saludó con un abrazo, e hizo varias veces una “V” de la victoria con los dedos.

Al descender del avión, fue saludado por dos niñas vestidas con atuendos típicos iraníes, que le entregaron flores.

Ahmadinejad se reunirá con el presidente Raúl Castro y dictará una conferencia en la Universidad de La Habana, según el programa oficial.

La tensión entre Irán y Occidente se elevó más este miércoles luego del asesinato del científico nuclear iraní Mostafa Ahmadi Roshan, al estallar una bomba magnética colocada en su automóvil al este de Teherán. El atentado fue atribuido por el gobierno iraní a Estados Unidos e Israel.

La Casa Blanca negó cualquier involucramiento en el hecho.

En las escalas previas de esta gira por cuatro países latinoamericanos, Ahmadinejad se reunió con el mandatario venezolano Hugo Chávez en Caracas y del nicaragüense Daniel Ortega en Managua.

Ahmadinejad viajará el jueves en la mañana hacia Ecuador, última etapa de su gira.

(Con información de EFE)

 

 

En The New York Times hoy: Entreguemos Guantánamo a Cuba

Posted on


nyimes-guantanamo1Ilustración publicada con este artículo en The New York Times

By JONATHAN M. HANSEN
Cambridge, Mass.
The New York Times
Traducido por Cubadebate

En los 10 años transcurridos desde que el campo de detención de Guantánamo se abrió al debate angustioso de si se cierra la instalación o se mantiene de forma permanente, se ha ocultado un fracaso más profundo que se remonta a más de un siglo e implica a todos los estadounidenses, y tiene que ver con nuestra continua ocupación del propio territorio de Guantánamo. Ya es hora de devolver este enclave imperialista a Cuba.

Desde el momento en que el gobierno de los Estados Unidos obligó a Cuba a arrendar la bahía de Guantánamo como una base naval para nosotros, en junio de 1901, la presencia de Estados Unidos ha sido más que una piedra en el zapato de Cuba. Ha servido para recordar al mundo la larga historia del militarismo intervencionista de Estados Unidos. Pocos gestos tendrían un efecto más saludable en el sofocante callejón sin salida de las relaciones cubano-estadounidenses, que la devolución de esta pieza codiciada de tierra.

Las circunstancias por las que los Estados Unidos llegaron a ocupar Guantánamo son tan preocupantes como su última década de actividad allí. En abril de 1898, las fuerzas estadounidenses intervinieron durante tres años en Cuba, en el momento en que los cubanos luchaban por su independencia y tenían esta guerra casi ganada, de modo que convirtieron la Guerra por la Independencia de Cuba en lo que los estadounidenses siguen la costumbre de llamar “Guerra Hispano-Americana”. Los funcionarios estadounidenses luego excluyeron al Ejército de Cuba en el armisticio y les negaron un lugar a Cuba en la conferencia de paz de París.

“Hay tanta ira natural y angustia en toda la isla”, comentó el general cubano Máximo Gómez en enero de 1899, después de la firma de la paz, “porque el pueblo no ha podido celebrar realmente el triunfo tras el fin del poder de los antiguos gobernantes.”

Curiosamente, la declaración de los Estados Unidos en torno a la guerra con España incluye la garantía de que Estados Unidos no buscó intervenir “la soberanía, jurisdicción o control” sobre Cuba y que su intención era “dejar el gobierno y el control de la isla a su pueblo.”

Pero después de la guerra, los imperativos estratégicos primaron sobre la independencia de Cuba. Los Estados Unidos querían el dominio de Cuba, junto con las bases navales desde las cuales lo ejerce.

Introdujeron al general Leonard Wood, a quien el presidente William McKinley había nombrado gobernador militar de Cuba, y con él las disposiciones que se conocieron como la Enmienda Platt. Dos de estas disposiciones fueron particularmente odiosas: una garantía de que los Estados Unidos ejercerían el derecho de intervenir a voluntad en los asuntos cubanos, y la otra, que instituía para siempre la venta o arrendamiento de estaciones navales. Juan Gualberto Gómez, delegado principal de la Convención Constituyente de Cuba, dijo que la Enmienda haría de los cubanos “un pueblo vasallo”.

Presagio de la crisis de los misiles cubanos, proféticamente Juan Gualberto advirtió que las bases extranjeras en suelo cubano sólo traerán para Cuba “conflictos que no saldrán de nuestra propias decisiones y en los que no tenemos ningún interés”.

Pero era una oferta que Cuba no podía rechazar, como Wood informó a los delegados. La alternativa a la Enmienda fue la continuación de la ocupación. Los cubanos recibieron el mensaje. “Hay, por supuesto, poco o nada de la verdadera independencia, que se fue de Cuba con la Enmienda Platt”, comentó Wood al sucesor de McKinley, Theodore Roosevelt, en octubre de 1901, poco después de que la Enmienda Platt fuera incorporada a la Constitución cubana. “Los cubanos más sensibles comprenden esto y sienten que lo único consistente ahora es buscar la anexión.”

Pero con Platt en su lugar, ¿quién necesitaba la anexión? Durante las próximas dos décadas, los Estados Unidos en repetidas ocasiones enviaron infantes de marina con sede en Guantánamo para “proteger sus intereses en Cuba” y la redistribución de tierras que habían sido bloqueadas. Entre 1900 y 1920, 44.000 norteamericanos se establecieron en Cuba, para impulsar la inversión de capital en la isla, que partió de unos 80 millones de dólares a un poco más de mil millones de dólares y llevó a un periodista a comentar que poco “a poco, la isla entera está pasando a manos de los ciudadanos estadounidenses”.

¿Cómo lucía esto desde la perspectiva de Cuba? Bueno, imagínese que al final de la Revolución Americana los franceses hubieran decidido permanecer aquí. Imagínese que los franceses se hubieran negado a permitir que Washington y su ejército asistieran a la tregua en Yorktown. Imagínese que negara en el Congreso Continental un asiento a los estadounidenses en el Tratado de París, que expropiaran los bienes de los ingleses, ocupado el puerto de Nueva York, enviara tropas para aplastar a los Shays y a otras rebeliones y luego emigrara a las colonias en masa, robándose lo más valioso de nuestras tierras.

Tal es el contexto en el que los Estados Unidos llegó a ocupar Guantánamo. Se trata de una historia excluida de los libros de texto estadounidenses y abandonados en los debates sobre el terrorismo, el derecho internacional y el alcance del poder ejecutivo. Pero es una historia conocida en Cuba (que motivó la Revolución de 1959) y en toda América Latina. Esto explica por qué Guantánamo sigue siendo un símbolo evidente de la hipocresía en todo el mundo. No hace falta siquiera hablar de la última década.

Si el presidente Obama reconoce esta historia y pone en marcha el proceso de devolución de Guantánamo a Cuba, podría comenzar a reparar los errores de los últimos 10 años que pesan sobre nosotros, por no hablar de cumplir con una promesa de campaña electoral. (Dada la intransigencia del Congreso, no hay mejor manera de cerrar el campo de detención que entregar ese territorio con la base naval incluida.) Rectificaría un agravio secular y sentaría las bases para nuevas relaciones con Cuba y con otros países en el hemisferio occidental y en todo el mundo. Por último, se enviaría un mensaje inequívoco de que la integridad, auto-control y transparencia no son una prueba de debilidad, sino los atributos indispensables de liderazgo en un mundo siempre cambiante.

Seguramente no hay manera más apropiada de observar este sombrío aniversario de hoy, que defender los principios que Guantánamo socavó hace más de un siglo.

*Jonathan M. Hansen, profesor de estudios sociales en Harvard, es el autor de “Guantánamo: Una Historia americana”

 

 

Comisión de DDHH pide cierre de la prisión de Guantánamo

Posted on

Una violación de los derechos humanos que acumula 10 añosUna violación de los derechos humanos que acumula 10 años

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos pidió este miércoles el cierre del campo de detención de Guantánamo al cumplirse diez años de que Estados Unidos ingresara al primer detenido tras lanzar su “guerra contar el terrorismo”. La Comisión, órgano autónomo de la Organización de Estados Americanos (OEA), criticó igualmente la provisión de detención indefinida sin juicio contenida en el último presupuesto de Defensa que aprobó el Congreso estadounidense el 31 de diciembre pasado.

“El Gobierno de Estados Unidos de América debe clausurar el centro de detención que opera en la base naval de Guantánamo sin más demora”, pidió la CIDH, que en marzo de 2002 ya emitió su primera recomendación sobre el campo.La CIDH pidió medidas cautelares en favor de dos prisioneros de Guantánamo, Omar Khadr en 2006 y Djamel Amezian en 2008.Esa petición obliga en principio al Estado miembro de la CIDH en cuestión a adoptar medidas de protección de los detenidos, y prevenir malos tratos o torturas.

La CIDH recordó en su comunicado que intentó en 2007 y 2011 visitar a los detenidos en el campo, pero que Estados Unidos se negó con el argumento de que solamente la Cruz Roja internacional tiene acceso a esos prisioneros.El presidente Barack Obama declaró pocas horas después de asumir el poder en Estados Unidos, en enero de 2009, que iba a cerrar la cárcel en el plazo de un año.Pero aún quedan 171 detenidos, de un total de 779 que pasaron por la prisión en la última década. Y el centro de reclusión sigue funcionando cuando el mandatario buscará en 2012 su reelección.

(con información de AFP)

 

 

Guantánamo: la doble afrenta

Posted on Actualizado enn

Prisioneros GuantánamoAgolpados en un archivo permanecen desde el Triunfo de la Revolución cubana los cheques magros e ignominiosos con que Estados Unidos pretende pagar el infinito arrendamiento, convertido en ilegal ocupación, de una porción significativa de la bahía y el territorio de Guantánamo.

Carente desde hace rato de importancia militar para EE.UU, la Base Naval de Guantánamo permanece como un puñal clavado en el corazón del territorio cubano y una afrenta a nuestra soberanía.

Desde hace exactamente 10 años, el enclave yanky se ha convertido en la más famosa prisión norteamericana. Cientos de reos llegaron hasta allí desde Afganistán, Pakistán u otras partes del mundo, aherrojados de las manos a la cintura, de la cintura a los tobillos y de estos al piso de los aviones que los trasladaron según han contado algunos de ellos. Los trajes anaranjados en que los enfundaron desde su arribo, se convirtieron en símbolos de la ignominia.

Amparado en el terror de una llamada “política antiterrorista”, Estados Unidos estructuró una prisión del horror. Golpizas, interrogatorios, música estridente, interminables, confinamientos solitarios prolongados, temperaturas gélidas y calor extremos, días de forzado insomnio sufrieron los reos en el enclave.

Por entre las jaulas o paredes de este campo de concentración moderno, de unos 115 kilómetros cuadrados, han pasado 779 personas de veintitrés países, y aún 171 permanecen en el lugar. Solo 4 de ellos han sido sometidos a Tribunales Militares, contradiciendo las normas del derecho internacional. Todos los demás han permanecido confinados por años sin acusación oficial alguna.

Desde que en el 2008 lanzó su candidatura presidencial Barack Obama discursó sobre el deseo de cerrar la prisión en la Base Naval de Guantánamo en el transcurso de un año después de su asunción. Un período completo de gobierno está a punto de transcurrir y el llamado Presidente del “cambio” no ha podido clausurar la cárcel escándalo, que refleja mejor que todo la esencia inhumana y despiadada del imperio.

Lejos de acabar con el terror, Obama aprobó hace unos meses un acta que legaliza el derecho de los militares norteamericanos a detener extrajudicialmente por períodos ilimitados a personas sospechosas de crímenes en cualquier parte del mundo. Todo un aporte del Nobel de la Paz a la justicia universal.

La doble afrenta de Estados Unidos en la ilegalmente ocupada Bahía de Guantánamo concita el casi unánime rechazo universal. Pero Washington sigue desconociendo el reclamo de la humanidad.

Cubadebate