Día: diciembre 20, 2011

Twitter suspende la cuenta de un periodista y trata #occupy como spam

Posted on


twitter-spamMiguel Jorge
Alt1040

Ocurrió el domingo por la mañana. El famoso periodista y blogger de Business Insider, David Seaman (@d_seaman), se encontró con su cuenta suspendida en Twitter. Sin previo aviso, su cuenta estaba bloqueada junto a un mensaje de la plataforma: “Usted no puede tuitear más. Ahora tiene 0 seguidores. Sus Tweets son molestos para los usuarios“. La razón:hablar demasiado de Occupy Wall Street y de la NDAAbajo los hashtag #NDAA y #OWS. Al parecer la plataforma tomó su “cobertura” como spam.

Seaman se defendió a través de su espacio en Business Insider. No sólo actuaba como periodista y blogger desde que comenzara el movimiento, sino que su cobertura en Estados Unidos ha sido una de las más seguidas por seguidores y simpatizantes en todo el mundo con el movimiento Occupy.

Seaman entonces pasó al ataque y escribió una entrada en la publicación bajo el título de “Bienvenidos a la Policía de los Estados Unidos de América, patrocinados por Twitter”. En la misma fue actualizando cada paso que daba ante lo que parecía una censura nunca vista hasta ahora por Twitter con la libertad de expresión:

Si mis Tweets son “molestos para los usuarios”, si no se aprecian, es tan fácil como aplicar el “unfollow”. Así que ¿por qué me han suspendido por realizar una cobertura sobre dos noticias tan graves y ofrecer mi punto de vista? No estaba acosando a los usuarios. No estaba realizando spam. No estaba vendiendo afiliados ni enlaces porno o cualquier basura que debe tener una rápida suspensión. (en cambio yo si he recibido spam varias veces, curioso que a ellos no se les suspende y a mí sí).

Seaman pasó entonces a escribirle a Evan Williams, uno de los co-fundadores de Twitter, además de ponerse en contacto con varios periodistas de tecnología con la esperanza de obtener respuestas. El periodista simplemente pedía la reactivación de su cuenta. Junto a Seaman, otro grupo de bloggers que habían estado utilizando los mismos hashtags también eran bloqueados en sus cuentas.

Pasadas las horas, Business Insider se puso en contacto con el departamento de Twitter de relaciones públicas para que le explicaran los motivos del cese de la cuenta. Desde la plataforma se les explicó que se ofrecerían más detalles.

A última del día de ayer, la red restauraba su cuenta con el siguiente mensaje:

Hola, Twitter cuenta con sistemas automatizados para encontrar y eliminar spam, por desgracia, parece que su cuenta se enredó en uno de estos grupos de spam. La cuenta está restaurada. Disculpe las molestias. Tenga en cuenta que puede tomar una hora o más la restauración de sus followers y following a la normalidad.

Como aclaración, su cuenta había sido suspendida dos veces. La primera se debió a una serie de mensajes duplicados que realizó, una característica que Twitter intenta asegurarse de que se utiliza según lo previsto y no para abusar de ella. El uso de estas características, enviando a un grupo de usuarios de manera no solicitada o flagrante, se considera un abuso de su uso y por lo tanto la suspensión de la cuenta. La segunda suspensión se debió a un error en el que estamos trabajando.

Cuanto menos parece raro que Twitter haya comenzado a tomar el movimiento Occupy como “spam”. Puede ser que tanto Seaman como el resto de bloggers que comenzaron a ver sus cuentas bloqueadas se tratara de un error. Twitter ha sido parte fundamental en las disturbios de Irán en el 2009, en la propia Primavera Árabe o incluso en el caso contra los informantes de WikiLeaks cuando el gobierno de Estados Unidos solicitó información sobre ellos.

En todos estos casos existe una diferencia, se trataba de situaciones cuyo origen se encontraba fuera del país. Ocuppy y la controvertida NDAA, la Ley de Autorización de la Defensa Nacional, son dos situaciones convulsas en Estados Unidos, por lo que no sería descabellado pensar que el gobierno de Estados Unidos trata de silenciar la cobertura que se le da en las redes sociales.

El propio Seaman termina su ultima actualización en el diario con un mensaje lleno de ironía. Tras restaurarle la cuenta Twitter y explicarle la plataforma que se debía a los fuertes sistemas automatizados anti-spam, al hombre le llegó un primer mensaje donde se le mencionaba junto a otros cuatro usuarios. Se le informaba de que había conseguido una Xbox 360 de regalo. El algoritmo anti-spam quizá necesita unos ajustes.

http://alt1040.com/2011/12/twitter-suspende-la-cuenta-de-un-periodista-al-tratar-occupy-como-spam

 

 

 

Se queman reliquias de la época de Napoleón durante disturbios en El Cairo

Posted on

Foto: AFPFoto: AFP

Durante los disturbios de los últimos días en El Cairo resultó quemado casi por completo el edificio del Instituto Científico de Egipto. Algunos de los documentos destruidos procedían de la época de la expedición francesa de Napoleón Bonaparte a Egipto (1798-1801).

El edificio del Instituto de Ciencia sufrió el sábado los impactos de bombas incendiarias. Voluntarios ayudaron a salvar unos 30.000 libros del total de 196.000 que había en la biblioteca del centro. Entre las miles de piezas únicas quedó reducida a cenizas la ‘Descripción de Egipto’, que encargó Napoleón a un grupo de científicos durante su campaña por el Nilo.

El ministro de Cultura de Egipto, Abdel Hamid, calificó el incendio de “una catástrofe para la ciencia” y anunció que trabajará con especialistas en la restauración de las obras afectadas, aunque las posibilidades de recuperar la ‘Description de L’Egypte’ son nulas.

Entre las causas posibles del fuego se nombra un incendio premeditado. El Instituto se encuentra cerca de la Cámara Alta del Parlamento egipcio, contra el cual los rebeldes lanzaron cócteles Mólotov.

Un portavoz de la Asociación para la Conservación del Patrimonio Cultural, Hagag Ibrahim, declaró a la cadena Al Arabiya que el instituto fue sometido a “la invasión tártara” y comparó a los vándalos con los mongoles, que quemaron las bibliotecas en Bagdad en 1258.

Según Ibrahim, la invasión al Instituto de Egipto da a organizaciones tales como la UNESCO un motivo para intervenir. Sentenció que las organizaciones internacionales podrían tomar bajo su control la herencia histórica y cultural de Egipto.

Ibrahim propuso a Francia que asuma esta iniciativa y agregó que Egipto podría ser excluido de las organizaciones internacionales culturales si los incidentes de este tipo no cesan.

Después del incendio muchos ciudadanos de El Cairo acudieron al lugar para ayudar a los empleados del instituto a quitar los escombros, tratando de salvar por lo menos una parte de los documentos que se guardaban en el edificio.

(Con información de RT)

 

 

Príncipe saudita compra una parte de Twitter

Posted on


TwitterEl príncipe saudita Alwaleed bin Talal y su empresa de inversiones Kingdom Holdinginformaron este lunes que adquirirán una participación accionaria en la red social Twitter.

El anuncio, que sacudió el mercado, se da tras meses de negociaciones. Con la inversión, que será de 300 millones de dólares, el jeque obtendrá una “participación estratégica” en Twitter, según precisó la firma con sede en Riad. No se aclaró aún cuál será la porción accionaria del príncipe en la red social.

Alwaleed, sobrino del monarca saudí, aseguró que el acuerdo refleja un interés “en promover empresas ascendentes con impacto global”. Cabe recordar que Twitter, que cuenta con más de 100 millones de usuarios activos, jugó un rol protagónico en la Primavera Arabe de este año.

“Creemos que los medios sociales de comunicación cambiarán fundamentalmente el panorama de los medios informativos en los próximos años”, dijo en una declaración Ahmed Halawani, director general de banca privada e inversiones internacionales de KHC. “Twitter capturará y capitalizará esta tendencia positiva”, agregó.

El vocero de Twitter, Matt Graves, confirmó la inversión pero no pudo aportar más detalles. Alwaleed posee el 95% de KHC, uno de los principales accionistas de Citigroup Inc., Apple Inc. y el imperio de Rupert Murdoch, News Corp.

(Tomado de Clarín)

 

 

 

Utilizan un gas mortal contra manifestantes en “Primavera Árabe”

Posted on


combined-tactical-systemsPor Cam McGrath

Una toxina misteriosa se mezcló en las densas nubes de gas lacrimógeno utilizadas en los últimos meses por las fuerzas de seguridad de varios países de Medio Oriente para sofocar las protestas antigubernamentales, denuncian activistas.

“Me sentí débil y mareado durante varios días, y mis manos no dejaban de temblar”, recordó el egipcio Mahmoud Hassan, un ejecutivo de marketing que en noviembre estuvo hospitalizado luego de inhalar gas lacrimógeno lanzado contra una protesta en la que participó contra el régimen militar en El Cairo.

El gas que se usó contra los manifestantes fue muchas veces más fuerte que el empleado por las fuerzas de seguridad durante el levantamiento de 18 días que derrocó en febrero al régimen de Hosni Mubarak (1981-2011), señaló.

“Esto no era gas lacrimógeno, era algo más. Quemaba la piel y los pulmones, y todos caímos al suelo temblando incontrolablemente”, relató Hassan.

Se sospecha que un gas similar causó las muertes de por lo menos ocho civiles en Bahrein desde febrero. En Yemen, varios médicos reportaron que manifestantes contra el gobierno que estuvieron expuestos a lo que parecía ser gas lacrimógeno llegaron a los hospitales móviles estando paralizados, inconscientes o con convulsiones.

Los tratamientos que reciben habitualmente las personas expuestas al gas lacrimógeno no tuvieron ningún efecto.

“Estamos viendo síntomas en los nervios de los pacientes, no en sus sistemas respiratorios. Estoy 90 por ciento seguro de que lo que usaron fue gas nervioso y no gas lacrimógeno”, dijo en marzo el médico Sami Zaid, del Hospital de Ciencia y Tecnología de Sanaa.

El gas lacrimógeno convencional es un polvo blanco compuesto de cloro benzilideno malonitrilo, comúnmente conocido como CS.

Este producto químico fue desarrollado para controlar a las multitudes en los años 50, demostrando ser un irritante más poderoso pero menos tóxico que la cloroacetofenona (CN), a la que había sustituido ampliamente.

No está claro si los numerosos informes sobre gas tóxico involucran a un fabricante o compuesto químico o a muchos. Pero los síntomas observados, ya sea en El Cairo o en Sanaa, son muy similares: una fuerte sensación de quemadura en la piel y en los pulmones, náuseas, parálisis, convulsiones y, en algunos casos, incluso la muerte.

Las latas de gas lacrimógeno recuperadas de sitios de ciudades árabes donde hubo manifestaciones en ostentan las marcas de distintas empresas.

La mayoría de los envases encontrados cerca de la Plaza Tahrir de El Cairo tenían el sello de fabricación de Combined Tactical Systems (CTS), una firma estadounidense que produce irritantes químicos y municiones de humo para fuerzas militares y policiales de todo el mundo.

Otras latas de CS portaban los logos de los estadounidenses Federal Laboratories y de la fábrica británica de armas Chemring Defence.

“Pensamos que las latas de CTS están causando estos extraños síntomas” reportados en Egipto, dijo Sherif Azer, de la Organización Egipcia de Derechos Humanos.

“Pero también encontramos algunas latas sin ninguna marca”, agregó. En contraste, la mayoría de las latas recuperadas en Bahrein ostentan la firma de la empresa estadounidense NonLethal Technologies.

Federal Laboratories, CTS, Chemring y la compañía francesa de seguridad SAE Alsetex también suministraron gas lacrimógeno a ese estado del Golfo en los últimos años. CTS es uno de los principales proveedores del gobierno yemení en materia de agentes de control de disturbios.

Los activistas por los derechos humanos que investigan las denuncias analizan varias teorías. Una es que la sustancia usada contra los manifestantes d e la región fue la dibenzoxazepina (CR), cuyo efecto lacrimógeno es 10 veces más potente que el CS. Produce efectos similares a este, pero también causa un intenso dolor en la piel y las membranas expuestas, que se vuelve más severo cuando se mezcla con agua.

Esta forma altamente persistente de gas lacrimógeno fue usada por las fuerzas israelíes para sofocar manifestaciones en los territorios palestinos. También la emplearon las fuerzas estadounidenses contra los combatientes enemigos, pero la mantuvieron apartada del uso civil debido a sus propiedades carcinógenas.

Aunque varias personas relataron haber visto latas usadas de gas lacrimógeno marcadas como CR en Egipto y Bahrein, periodistas y activistas por los derechos humanos que investigan el tema no lograron verificar sus denuncias.

“Solamente vimos latas que decían CS, pero no podemos descartar que algunas hayan sido mal etiquetadas o alteradas para aumentar su potencia”, planteó Azer.

Otra acusación común es que las fuerzas de seguridad usan gas lacrimógeno vencido.

El gas CS tiene una vida útil de tres a cinco años, pero activistas en Bahrein y Egipto publicaron fotografías de latas usadas con fechas de producción que databan de más de una década atrás. Según ellos, con el tiempo el CS se desintegra y sus componentes químicos forman peligrosas sustancias derivadas.

Una preocupación es que en las latas de gas vencido se concentre malononitrilo. Cuando se lo calienta, este polvo ácido se degrada en cianuro de hidrógeno, un gas altamente tóxico, el mismo usado con efecto letal en la Alemania nazi.

Fuentes médicas señalan que los síntomas del envenenamiento con cianuro incluyen debilidad, náuseas y dificultades respiratorias. Las concentraciones más altas pueden causar pérdida de conciencia, seguida por convulsiones, temblores y apnea. Menos de un gramo de cianuro es mortal.

El neurólogo Ramez Moustafa, de la Universidad Ain Shams de El Cairo, observó el mes pasado  muchos de estos síntomas durante sus visitas a hospitales móviles ubicados en la Plaza Tahrir.

“Mis colegas y yo vimos casos en que el gas lacrimógeno causaba convulsiones y movimientos involuntarios”, dijo Moustafa a IPS.

“Aun en altas concentraciones, el gas lacrimógeno común no (afecta el) sistema nervioso. Según algunos informes, algunas personas fallecieron” por los ataques que les causó el gas, añadió.

Sin embargo, Kamran Loghman, expresidente de Zarc International, un fabricante de aspersores químicos no letales con sede en el occidental estado estadounidense de California, sostuvo que el gas lacrimógeno por lo general pierde efectividad y a veces ni siquiera logra despedir humo cuando expira, y que no se convierte en otro producto.

Según él, lo más probable es que los síntomas observados sean consecuencia de una exposición excesiva.

Desde que se inició la Primavera Árabe, las fuerzas de seguridad intensificaron el uso de gas lacrimógeno para contrarrestar la creciente tolerancia de los manifestantes a ese irritante químico, ya sea debido a una reiterada exposición o a medios físicos como máscaras antigás y gafas protectoras.

Algunos vídeos muestran a la policía antidisturbios reprimiendo manifestaciones con gas lacrimógeno, a menudo en espacios reducidos.

Dosis mayores de este gas pueden someter a un individuo a una concentración intolerable. En este sentido, algunos estudios señalan que, tras una exposición prolongada o intensa, el cuerpo humano metaboliza el gas CS como un cianuro mortal. Hasta ahora, los análisis de laboratorio no han arrojado conclusiones firmes.

Funcionarios del Ministerio de Salud de Egipto declararon que las latas de gas lacrimógeno que analizaron no contenían toxinas mortales. Análisis independientes presumen que el material utilizado en El Cairo contenía una mezcla de 2,5 por ciento de cianuro de bromo y arsénico, aunque esto no pudo verificarse.

(Con información de IPS)