Novedades en la vía (+Fotos)

Posted on

 

ANA MARÍA DOMÍNGUEZ CRUZ / CUBAHORA

 

https://i1.wp.com/www.juventudrebelde.cu/file/img/fotografia/2009/12/2132-fotografia-g.jpg
El nuevo código se incluyen las multas de advertencias o notificaciones solo preventivas, una de las experiencias de la práctica internacional incorporadas en esta ocasión. (Autor: Marcelino Vázquez Hernández/AIN)
¿Qué significa, más allá de estadísticas y gráficos, que la primera causa de muerte entre uno a 19 años en nuestro país sean los accidentes de tránsito? Vidas truncadas, fuerza laboral perdida, desgracias familiares, pensamos. Responsabilidad, conciencia, disciplina, cultura vial …son algunos de los términos —ausentes— que se desgajan además de la respuesta a esa interrogante.

Significa que, lejos de predicciones supersticiosas o casualidades fatales, cada uno de nosotros ha dejado escapar la posibilidad real de revertir esa realidad. La mayoría de las veces, porque la hemos dejado en manos de los conductores sin que nos hayamos detenido a pensar en cuánto ha podido modificarse desde nuestro rol como pasajeros o simples peatones.

https://i1.wp.com/www.cubadebate.cu/wp-content/uploads/2010/03/accidente-en-consolacion-del-sur-580x386.jpg

Precisamente con la intención de involucrar a todos los usuarios de la vía en la necesidad de reducir, no solo las cifras, sino también las oscuras pinceladas que nublan un futuro con tales augurios, Cuba promovió una modificación del antiguo Código de Vialidad y Tránsito —conocido como Ley 60—, la cual fue aprobada a finales del 2010.

La Ley 109, Código de Seguridad Vial, puesta en vigor ya desde el pasado 16 de marzo, forma parte de las medidas y estrategias que nuestro país desarrolla e implementará como defensor activo de la proclamación del Decenio Mundial de Seguridad Vial por parte de la Asamblea General de las Naciones Unidas para el período comprendido entre el 2011 y el 2020.

Se trata de incrementar el rigor en algunas de las medidas existentes; ampliar el diapasón conceptual de algunos aspectos; perfeccionar las normas de seguridad vial, concepto este último más elaborado y propiciar una labor educativa más intensa, ejemplo de lo cual lo constituyen las bondades que la nueva legislación le ofrece a los conductores así como la exigencia de asistir a cursos de educación vial antes de optar por la licencia de conducción.

Ahora hay que “apretarse los cinturones” mucho más en lo concerniente a la ingestión de bebidas alcohólicas, uno de los indicadores de mayor incidencia en la ocurrencia de accidentes a nivel nacional, por lo cual se le exige tasa cero de alcoholemia a los choferes profesionales y a los choferes noveles, referidos estos últimos a aquellos que son titulares de una licencia de conducción con una experiencia de dos años.

Surgen nuevas medidas de carácter restrictivo entre las que pudieran mencionarse las relacionadas con las competencias de velocidad o la circulación de vehículos de tracción animal en horas de la noche sin las condiciones de iluminación adecuadas, conductas que conllevan al decomiso del vehículo además del pago de la multa.

Las cuantías de las notificaciones son mayores en comparación con la ley anterior y surgen algunas con límites específicos en caso de mal estacionamiento del vehículo, su traslado y estancia en un depósito hasta su recogida así como para los pasajeros y peatones, anteriormente enajenados de cualquier tipo de sanción al no llevar cinturón de seguridad o casco de seguridad y caminar fuera de las aceras, respectivamente.

Sin embargo, más allá de “apretar el gatillo”, el nuevo Código con su enfoque educativo-preventivo estimula un sistema de bonificación y de disposiciones complementarias que le permiten al conductor reducir su sanción e incluso evitar la suspensión o cancelación de su licencia de conducción mediante exámenes teóricos. Se le une a ello la multa o notificación preventiva que el agente policial puede imponer de acuerdo con la gravedad de la infracción cometida y que no conlleva acumulación de puntos.

Aunque la ley 109 tuvo entre sus motivaciones la necesidad de reaccionar ante la modernización y recuperación del transporte, el aumento de la circulación de autos y peatones, las condiciones actuales de nuestra infraestructura vial y el panorama internacional, no cabe duda de que estas y otras de sus novedades se sustentan en la urgencia de disminuir los índices de accidentalidad en el país, prioridad que debe ser de todos, ¿no?

Consulte además

Nuevo código de vialidad en Cuba
Gaceta Oficial No. 40 (Ordinaria) del 17 de Septiembre de 2010. Incluye la Ley Número 109 Código de Seguridad Vial_ PDF

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s