Día: marzo 23, 2011

Nueva controversia entre oferta y demanda

Posted on


YUDY CASTRO MORALES
yudy@granma.cip.cu

Aunque las colas en las panaderías no son comparables con las que se sucedían hace poco más de un año, a varios consumidores aún les resulta complejo adquirir el pan liberado, ya sea en los establecimientos pertenecientes a las empresas provinciales de la Industria Alimentaria (EPIA), o en los subordinados a la Cadena Cubana del Pan.


Foto: José M. Correa

AUNQUE LAS COLAS EN LAS PANADERÍAS NO SON COMPARABLES CON LAS QUE SE SUCEDÍAN HACE POCO MÁS DE UN AÑO, A VARIOS CONSUMIDORES AÚN LES RESULTA COMPLEJO ADQUIRIR EL PAN LIBERADO.

Y es que a la oferta todavía insuficiente se adiciona la demanda creciente de los vendedores-elaboradores de alimentos, los cuales sumaban en la capital hasta el pasado 17 de marzo, 9 779 personas. Evidentemente, la solución no puede ser otra que incrementar los niveles productivos, con el fin de satisfacer todos los requerimientos.

Refieren los directivos de los organismos encargados de la elaboración del pan, que hoy está en marcha un proceso de crecimiento gradual y progresivo de los volúmenes, cuya evaluación diaria precisará de una estricta coherencia entre las necesidades reales del alimento, la capacidad y disponibilidad tecnológica y el respaldo de las materias primas.

Para ello, se han dispuesto financiamiento y recursos con tal de que los insumos para la elaboración del pan no falten, y se ejecutan las mejoras tecnológicas que requieren los establecimientos de la Empresa Cubana del Pan para elevar el aprovechamiento de la capacidad instalada.

En cifras globales, no solo para la capital del país, se prevé un crecimiento del 52 % de las ventas; o sea, de 58 a 89 mil toneladas de pan. El plan de este año prevé producir además un nivel igual de galleta de sal para su venta de forma liberada.

Pese a que las entregas permanecen por debajo de lo requerido y los milenarios problemas de calidad continúan suscitando cuestionamientos, de 8,8 toneladas de pan liberado vendidas en La Habana en el mes de enero, ya la EPIA contempla el expendio de unas 22 en marzo; entretanto la Cadena creció de 25 toneladas diarias al cierre del 2010 a 33 actualmente.

EMPEZAR POR LA PANADERÍA DEL BARRIO

Las panaderías pertenecientes a la Industria Alimentaria y supeditadas al Poder Popular en el municipio de La Habana del Este, área de mayor venta liberada en la capital, cerraron febrero con 53 toneladas, luego de producir 25 en el mes anterior.

Así lo confirma Carlos A. Santiso, director de la Unidad Básica de la Industria Alimentaria (UBIA) en el territorio, quien alude además, al rigor con que se han retomado las inspecciones a partir de los incrementos productivos, dada la peculiaridad de tener que vender en un mismo centro panes similares a disímiles precios: el de la canasta familiar y el liberado, se ha diseñado un sistema de control donde se establece la responsabilidad que tiene desde el maestro panadero hasta los directivos de cada nivel de dirección.

Pero más allá de los mecanismos de supervisión, el factor humano continúa marcando la diferencia. De ello da fe el colectivo de la unidad La Mocha, en el cual el administrador, los operarios y hasta el presidente del Consejo Popular aúnan esfuerzos para evitar la malversación y desvío de recursos.

También las 10 panaderías ubicadas en la Habana Vieja han elevado en 13 toneladas sus elaboraciones. No obstante, establecimientos como La Zaragoza, por ejemplo, de 3 000 pesos que ingresaba diariamente por las ventas liberadas, hoy apenas aporta unos 1 200.

Su administrador Oscar Roldán alega que la mayor demanda de esa localidad consiste en galletas, palitroques y bases de pizza.

Yamina Montero aclara que en un primer momento, con el objetivo de aumentar la productividad, se decidió concentrar las producciones en pan suave de 200 gramos (flautín) y de molde (400 gramos). Pero el reclamo de la población capitalina condujo a que se considere para este mes en curso la elaboración de tres toneladas de galletas y palitroques, cifra que debe garantizar, al menos, la presencia de esos surtidos en los lugares que habitualmente se expenden.

Nada justifica el déficit, y no debemos olvidar que satisfacer la demanda también implica ofertar lo que el consumidor prefiere.

Quizás por ello la panadería La Salud, situada en Centro Habana, de 300 flautines diarios, actualmente hace 1 000. Números que ilustran, según Ismel Torres, director de la UBIA en el territorio, por qué las 50 toneladas hechas en febrero casi triplican las del mes precedente.

Ojalá las cantidades marchen mano a mano con la realidad. Pero que nadie perciba este “incremento” como la solución definitiva e inmediata. En cuestiones de oferta y demanda aún la balanza está desequilibrada.

LA CADENA Y SUS ESLABONES

Como otro de los eslabones de este proceso, la Cadena Cubana del Pan también ha crecido en sus entregas en casi todas las provincias, aunque La Habana muestra la mayor variación del plan: de 9 223 toneladas en el año anterior a 9 505 en el 2011.

Gloria Rodríguez, directora de la Empresa, subraya que para ser consecuentes con los niveles planificados (aún insuficientes) es preciso rescatar la capacidad productiva de las panaderías, la cual ha cedido ante las roturas y la sobreexplotación del equipamiento.

Afortunadamente, ya están aprobados los recursos para acometer la reparación y reposición de algunos equipos. Asimismo la EPIA importará unas 17 000 tártaras (bandejas para hornear el pan) y un número considerable de piezas de repuesto, destinadas a los hornos de petróleo y gas.

Dentro de esta cadena de necesidades, sería oportuno evaluar sin dilación las capacidades de algunas empresas de Comercio y Gastronomía de elaborar determinados volúmenes de pan, con vistas a ofertarlos en sus establecimientos y liberando así ciertas cantidades para su expendio liberado; como por ejemplo, en el mercado de Variedades próximo a la célebre esquina de 23 y 12.

Y SI DE INSUMOS SE TRATA

Según María Victoria Rabelo, directora general de la Unión Molinera, existe la disponibilidad de materias primas para respaldar los incrementos concebidos.

“Solo hemos presentado dificultades con el abastecimiento de levadura, pues la Planta productora, situada en la provincia de Mayabeque y única de su tipo en el país, no pudo garantizar los volúmenes necesarios en los primeros meses a causa de problemas con el agua. Por ello acudimos a la importación de 150 toneladas, pero en estos momentos ya está restablecida la elaboración nacional”, sentencia Rabelo.

También la producción de harina de trigo marcha a buen ritmo, agrega. Solo algo preocupa a la especialista: el bajo uso de la harina integral en la panificación y sus derivados.

Muchos administradores, incluso directivos municipales o provinciales, se escudan en la ausencia de una demanda real. Sin embargo, en varios lugares existe un reclamo insatisfecho y en otros habrá que fomentar una cultura de consumo, por los beneficios económicos y a la salud.

Los productos integrales, entre otras ventajas, previenen el cáncer de colon y en términos financieros, por cada tonelada de harina integral, el país ahorra 50 CUC, respecto al costo de obtención de una tonelada de harina blanca.

Hoy la Cadena emplea harina integral en un 5 % de la producción de pan de corteza dura y se pretende extender al 10 % de los panes de corteza suave. A tono con el reordenamiento de las ventas liberadas, es obligatorio tener en el mostrador estas variedades, incluso la EPIA está urgida a incrementar sus elaboraciones.

Aunque un poco dilatadas en el tiempo, se han tomado varias medidas, cuya revisión y perfeccionamiento deberá continuar, hasta que el nexo entre oferta y demanda deje de ser, como hoy, encarnada controversia.

Aumentan los precios del trigo
Producto Precio de la Ton (USD)
Enero 2010 Marzo 2011
Trigo Europeo 252 382
Trigo Canadiense 266 453


(Tomado de Granma)

 

 

 

La computación y la contabilidad

Posted on


En la década de los 60 trabajé en el departamento económico de una fábrica, éramos tres compañeros incluyendo al jefe y en personal solo laboraba una compañera.

Había cientos de trabajadores que cobraban cada 15 días. Las nóminas se hacían a mano con todo el desglose de descuentos.

En el departamento existía solamente una máquina sumadora de Checoslovaquia marca Ascota con la cual se hacían todos los cálculos contables.

En la fábrica además, había almacenes con cientos de rubros incluyendo piezas terminadas, existían las cuentas por cobrar y por pagar, había control del gasto de combustible, control de los costos de producción, inventario de almacén, medios básicos, etc.

Cuando llegaba el cierre de la contabilidad a fin de mes, se hacía en dos jornadas de trabajo, y al día siguiente el contador principal que llevaba la contabilidad de esa fábrica y de otra de la misma empresa hacía entrega del balance y todo seguía su curso normal. Nunca vi extender ni un día la jornada laboral en el departamento de contabilidad para terminar el balance.

En los días actuales existen los medios de computación, se supone que todo sea más fácil y menos engorroso ya que las máquinas hacen los cálculos y viabilizan la redacción de los documentos necesarios. No es así, el que suponga eso, supone mal, ahora en un departamento económico existe cuatro veces más personal que los que se necesitaba en aquella década cuando se trabajaba a mano, y no habían computadoras.

En la actualidad para hacer el balance de la contabilidad del mes, el personal de un departamento económico de cualquier entidad, tiene que trabajar varios días fuera de la jornada laboral hasta la noche sin recibir ningún tipo de remuneración, no dan abasto las computadoras, documentos que se hacen en las máquinas también tienen que hacerse a mano, ¿para qué entonces las impresoras?

La cantidad de documentos sobre los buroes y otros en cajas seguro que garantizan, si se reciclara, el papel para un periódico.

En realidad no entiendo. He buscado alguna explicación por lo que he indagado con auditores de diferentes organismos incluyendo la fiscalía y la respuesta es sencilla: es lo que está establecido.

Si existiera una explicación convincente que no sea lo que está establecido, por favor quisiera conocerla o es que todo eso está burocráticamente establecido y hay que cambiarlo como todo lo que hay que cambiar según el concepto de Revolución del Comandante en Jefe.

Ahora que se quieren racionalizar plazas además de cambiar las estructuras inoperantes que existen, se deben analizar los sistemas de contabilidad y el uso de la computación, a fin de hacerle más satisfactorio y operativo el trabajo a esos compañeros.

Se han hecho uniones de empresas y se ha racionalizado personal en el departamento económico, pero como el sistema contable es el mismo, al cabo de poco tiempo se incrementa la plantilla del departamento con más compañeros que los que había con anterioridad.

La cosa no es racionalizar plazas si se mantiene el complejo engendro del sistema contable que se convierte en un suplicio para los trabajadores que lo realizan, si no, pregúntele a un económico.

Me parece que se han creado tantos controles burocráticos para tratar de evitar el robo que, como resultado, se ha logrado complejizar el trabajo del departamento económico hasta convertirlo en un martirio, y el robo no se elimina.

He conversado con económicos de entidades de diferentes sectores, hoteles, transporte, cadenas de tiendas, MINBAS, Academia de Ciencias, etc., todos están obstinados por lo complejo, difícil y burocrático que es el trabajo de un departamento de contabilidad. Cuando logran que los liberen del cargo la alegría se les refleja en el rostro y otros quisieran dejarlo pero, por otros beneficios como el tener un carro permanecen en el “suplicio”.

La computación no llegó para complejizar el trabajo sino para humanizarlo y hacerlo más fluyente y confiable; estamos en el momento preciso de cambiar ese engendro.

E. del Valle Martínez

 

(Tomado de Granma)

La bicicleta, un tema necesario

Posted on


El Proyecto de Lineamientos de la Política Económica y Social dirigido al VI Congreso de nuestro glorioso Partido, ha despertado muchas expectativas en cada ciudadano cubano y esencialmente en los que confiamos plenamente en la Revolución. Considero que ha sido profundo su análisis y discusión en cada sitio de la geografía cubana, donde todos hemos tenido la posibilidad de emitir nuestros criterios y contribuir a su enriquecimiento.

La apertura de estos importantes y democráticos espacios, fue el escenario que me inspiró a abordar el tema del tan sencillo pero imprescindible medio de transporte que es la bicicleta. No constituye un secreto el hecho de que un considerable porcentaje de la población, esencialmente dentro de la localidad de residencia, se transporta en su ciclo y en muchos casos, condicionado por limitaciones en las vías de acceso, resulta el único medio seguro de transportación. Además, muchas de esas personas son estudiantes o trabajadores que necesitan llegar puntuales a desempeñar su labor. En respuesta a la actual crisis económica, es esencial el incremento de la productividad y la eficiencia, pero para ello hay que aprovechar al máximo la jornada laboral. En correspondencia, la puntualidad de cada trabajador a su centro laboral es un factor determinante. Ahora solo queda preguntarnos: ¿Están creadas las condiciones para garantizar que al menos los trabajadores puedan adquirir piezas de repuesto, gomas y cámaras para su bicicleta?

Tal vez coincidan conmigo en que la respuesta a esta interrogante está explícita en el elevado nivel de insatisfacciones que escuchamos a diario. Ya no solo se aborda la insuficiente calidad de las gomas y su elevado precio, ahora se suma el déficit acentuado de las mismas. Estos problemas, en su conjunto, han abierto brechas a los revendedores ilícitos y a su vez han provocado que muchos ciudadanos hayan tenido que prescindir de su “imprescindible bicicleta”. Por todo lo expuesto, manifiesto la necesidad impostergable de que este tema sea valorado con la profundidad que requiere.

R. Expósito Pérez

 

 

(Tomado de Granma)

Ventas de tanques de agua con una diferencia de precio de casi mil pesos

Posted on


El pasado 21 de febrero compré un tanque para agua de 600 litros en el Centro comercial de San Agustín, La Lisa a un precio de 2 315,00 pesos. Cuando lo comenté con una compañera de trabajo me dijo que ella los había visto en La Habana del Este en $1 370,00 pesos. Pensé que eran más pequeños, pero me quedé con la duda y seguí indagando y pasé por la tienda Lisamar de mi propio municipio y ciertamente allí estaba el mismo tanque con la misma capacidad, pero el precio de venta era de 1 370,00 pesos.

Me dirigí a la Zona de Comercio y no tenían respuesta. Me personé en la Dirección de Comercio de La Lisa y allí me dijeron que ellos sabían de esa situación pero que habían venido con ese precio en la factura y que nos había tocado perder.

Esa respuesta me indignó, ¿de qué protección al consumidor se habla? ¿Tengo que quedarme de brazos cruzados y perder 945,00 pesos sin saber siquiera por qué el cambio de precio entre una unidad y otra?

N. Cabrera

(Tomado de Granma)

 

Control vs. recepción-distribución

Posted on


En estos momentos en que se están discutiendo las propuestas del Partido en la base, donde se analizan los criterios sobre el proyecto de Lineamientos que serán los aspectos que se tomarán en cuenta en el próximo VI Congreso del Partido, creo que en sentido general en la economía son aspectos imprescindibles e inviolables los principios contables, cosas que siempre han estado vigentes, pero que no se han cumplido en la mayoría de los casos, por poco apoyo de las direcciones de las empresas a la actividad económica, falta del personal contable o por motivos de indisciplinas que todos conocemos.

A los que nos hemos dedicado a esta actividad, nos alegran muchísimo estos nuevos aires de control que tanta falta han hecho siempre y por lo que hemos luchado y propuesto tantas veces, sin resultados positivos, pues los mismos conllevan mucha disciplina, además de un control riguroso y supervisar muy de cerca su erradicación.

Los resultados de las medidas dictadas requieren que se discutan en los Consejos de Dirección continuadamente, cosa que no ha ocurrido así en la mayoría de los casos, sin ánimo de generalizar, pues casi siempre se ven cuando otra auditoría los detecta nuevamente, faltando el ojo previsor para evitar que se repitan.

Cuántas pérdidas se producen por la violación de uno de los principales principios que es el causante de males como la incorrecta revisión en la recepción de los recursos, que se repiten también en la distribución, faltantes que se tapan por conveniencia de sujetos que sacan provecho de estos aspectos. Un buen jefe de almacén es el principal velador porque esto no ocurra, en años anteriores se proponían para estos cargos a los que menos nivel cultural tenían, o que por alguna invalidez física no podían seguir en determinado puesto de trabajo. También el bajo salario que desgraciadamente cobran los que tienen esta responsabilidad, que es un centro neurálgico de una empresa.

Existen recursos que requieren determinadas condiciones de almacenamiento y en lo que se debe tomar en cuenta que pueden vencerse por la fecha en que se propusieron, donde se viola esa fórmula vieja que dice que en estos casos se les deben dar salida tomando en cuenta su vencimiento, para cumplir aquella vieja norma de primero que entra, primero que sale.

Muchos de estos recursos pasan al mercado subterráneo, por llamarlo por un nombre, significan una pérdida para la economía, además de la corrupción que pueden originar.

En estos momentos en que se han dado pasos de una apertura del trabajo por cuenta propia, sobre todo para la gastronomía popular, está claro que sabemos que este mercado tiene fuentes de autoabastecimiento por la falta de control de las empresas, por lo que urge, a pesar de que quizás el Estado no tenga condiciones en estos momentos, hacer un esfuerzo por crear las empresas con precios mayoristas, porque de no hacerlo, se crearía un gran problema que afectarían los pasos que se están dando.

El pueblo agradece estos servicios, pero hay que definir con nombre y apellidos, qué se puede vender y qué no se puede, cuáles deben tener respaldo de vales y cuáles no, existe una gran interrogante con esto y los comerciantes serios están atentos e inseguros por la no determinación de este aspecto. La solución no es el acoso de los inspectores, la solución es eliminar esas ilegalidades que hemos creado durante años por no tomar la decisión de legalizar muchas cosas que están pendientes de solución y que ahora, por suerte, se están analizando y estamos seguros que en el VI Congreso del Partido se tomarán las medidas que requiere la economía a la que aspiramos. En vez de solicitar documentos de la mercancía adquirida, debemos duplicar los esfuerzos para evitar que salgan de nuestros almacenes y de las empresas que la generan.

Es necesario velar también por el incremento de las tasas que originalmente se impusieron, pues existen quejas de los que pusieron estos negocios, que se les aumentan a cada rato las mismas; de seguirse esta práctica, si es real, puede acabar con esta magnífica idea de la gastronomía popular, por lo que sería bueno que se aclarara la política a seguir y evitar los comentarios que se están creando. Son situaciones producto de que estas medidas son nuevas y se supone que se vayan adecuando y perfeccionando paulatinamente.

L. Rodríguez Blanco

 

(Tomado de Granma/cartas)

 

D’Morón vistió de barro a Pinar (+ Fotos)

Posted on

10 MARZO 2011

El suceso cultural de la semana fue, sin duda, las presentaciones de la compañía de teatro callejero D’Morón, que llenó con sus montajes, vestuarios y personajes, matizados en barro, diferentes espacios abiertos de la ciudad.

Con la obra “Medea de barro”, este consolidado grupo causó sensación los últimos días en la capital provincial, especialmente por la original versión de la obra de Eurípides, puesta en escena de Orlando Concepción y diseñada para su representación en la calle.

Distintas estatuas vivientes de barro, con la peculiar fusión de agua y tierra para maquillaje y escenografía, nutrieron la pieza teatral y recrearon personajes de la mitología griega.

Profundidad en la escenificación, dominio de la obra, elocuente interpretación de los personajes, magnífico uso de expresiones corporales le valieron palmas mayores de prensa y público para este conjunto de teatro avileño, que desde ya tiene las puertas abiertas para llegarse nuevamente a Pinar.

(Tomado de guerrillero.cu)

D’Morón de barro en PinarD’Morón de barro en Pinar

D’Morón de barro en PinarD’Morón de barro en Pinar

D’Morón de barro en PinarD’Morón de barro en Pinar

D’Morón de barro en PinarD’Morón de barro en Pinar

 

Un alto al fuego para recordar la Cuba que tenemos (+ Fotos)

Posted on Actualizado enn

20 MARZO 2011

Texto y fotos: Ismael Francisco
Tomado del blog FotoIsma

Mientras más guerras desatan los poderosos, más deseos tengo de la belleza mi país. Mientras más bombas lanzan los poderosos, más necesidad siento de compartir con Oriol, jefe de un proyecto cultural en las montañas de Cienfuegos (centro de la Isla), e ir a tomarme la presión a miles de metros de altura sobre el nivel del mar, o detener la marcha para tirarle una foto a la bandera que ondea sobre una escuelita rural.

Mientras más terror siembran los poderosos, con más emoción capturo esos momentos en que una puerca cuida su cría, al gallo canta, el turista leer en paz cerca del arroyo, la pionera desanda el trillo, el joven juega con el agua fría de la poseta de los enamorados. Mientras más aparece en las noticias el dolor que sufren otros pueblos por la ambición y la crueldad de los poderosos, más me gusta mi Cuba, esta en la que se escucha al guajiro a caballo tararear: ¨ Y alegreeee el jibarito va¨¨.

Un alto al fuego para recordar la Cuba que tenemos. Foto: Ismael Francisco
Un alto al fuego para recordar la Cuba que tenemos. Foto: Ismael Francisco
Un alto al fuego para recordar la Cuba que tenemos. Foto: Ismael Francisco
Un alto al fuego para recordar la Cuba que tenemos. Foto: Ismael Francisco

Un alto al fuego para recordar la Cuba que tenemos. Foto: Ismael Francisco
Un alto al fuego para recordar la Cuba que tenemos. Foto: Ismael Francisco 

Un alto al fuego para recordar la Cuba que tenemos. Foto: Ismael Francisco

Un alto al fuego para recordar la Cuba que tenemos. Foto: Ismael Francisco

Un alto al fuego para recordar la Cuba que tenemos. Foto: Ismael Francisco

Un alto al fuego para recordar la Cuba que tenemos. Foto: Ismael Francisco

Un alto al fuego para recordar la Cuba que tenemos. Foto: Ismael Francisco

Leer el resto de esta entrada »